InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categoría: .... 1) S. Mateo

2.09.11

El peligro de la incertidumbre

En tiempos del Señor no había coches, ni faros de coches, o sea que mucho menos existía la expresión tan común en inglés que compara a los indecisos a un ciervo ante los faros de un coche (que acaba atropellado porque le paraliza la sorpresa del momento). No es precisamente una imagen grata ni linda de esa mansa creatura, pero en la vida espiritual se corre el riesgo de asemejarnos más a ese ciervo que al ciervo tan estimado en los salmos bíblicos.

Y no es que la indecisión sea en sí algo malo, como explica S. Antonio María Zaccaria en una carta a dos compañeros (4 de enero, 1931) [de donde son el resto de las citas del santo en este post]:

“Bien es verdad, queridos, que Dios ha creado el espíritu del hombre voluble e inconstante para que no se mantenga en el mal; y también, para que una vez alcanzado un bien, no se detenga en él, sino que pase a uno más grande, y de éste a otro mayor; de manera que, pasando progresivamente de una a otra virtud, logre alcanzar la cumbre de la perfección.”

Éste, según el santo, es el gran problema de la indecisión:

Leer más... »

1.09.11

Manteniendo vivo el hogar cristiano

Leyendo esta descripción del hogar cristiano hecho por el Bto. Juan Pablo II en 1979, uno podría pensar que es un ideal pasado de moda en el mundo moderno:

El hogar cristiano debe ser la primera escuela de la fe, donde la gracia bautismal se abre al conocimiento y amor de Dios, de Jesucristo, de la Virgen, y donde progresivamente se va ahondando en la vivencia de las verdades cristianas, hechas norma de conducta para padres e hijos.” (“Aloc. a los obispos de Argentina”, 28.10.1979).

Hoy en día, si uno hace caso a lo que se transmite en muchos medios de comunicación, no hay “norma de conducta para padres e hijos” excepto el hacer lo que le dé a uno la gana (aunque en eso no hay novedad). Vivir los valores de la fe en la familia no es tan idílico en práctica, como se ha dado cuenta una comentarista del blog, Alicia, que no deseaba que sus hijos asistieran a la catequesis de Primera Comunión.

Leer más... »

22.02.11

Dudas de fe de una lectora, que pide ayuda

Ayer la lectora Angélica pidió ayuda en un comentario a un antiguo post del blog: “Qué hacer cuando uno tiene dudas de fe”:

“¡Hola!
“Resulta que yo soy una mujer de fe desde pequeña, y mis padres son muy allegados a la Iglesia. Pero últimamente se han comportado de una manera fanática religiosa y esto me ha hecho dudar de mi fe.

¿Cómo una persona tan allegada a Dios puede ser tan escoriosa con su hija? Entonces siento que me he alejado de la iglesia por eso, actualmente se me hace ya todo falso y fanático. Que mis padres como dicen comunmente: se dan golpes de pecho, comen santos y ….

“Nuestro sacerdote no tiene tiempo para escucharnos, asi que no puedo hablar con él. ¿A quién puedo acudir? Estoy perdiendo mi fe y mi creencia en la Iglesia :( ¡Ojo! Sigo creyendo en Dios! :( ¡¡¡ayuda!!!

Leer más... »

24.01.11

¿Cómo era la casulla del Capellán de la Virgen?

Ayer fue la fiesta de S. Ildefonso (606-667)o de S. Eugenio, alumno de S. Isidoro, y en España Patrono de Toledo y de Zamora (donde se conservan sus restos). Como Arzobispo de Toledo, defendía la Virginidad Perpetua de la Ssma. Virgen María y se ofrecía a ella como su siervo para mejor servir a Dios.

También logró que se celebrara el 18 de diciembre una fiesta en honor a la Ssma. Virgen María, bajo la advocación de la Expectación del Parto, conocida también como la Virgen de la O y la Virgen de la Esperanza. Cuando S. Ildefonso entró en la catedral de Toledo para celebrar esa fiesta, la Ssma. Virgen se dignó aparecerse al santo rodeada de ángeles y sentada sobre su cátedra. Además, ella le regaló una casulla para usar en fiestas marianas, diciéndole: “Tú eres mi capellán y fiel notario. Recibe esta casulla la cual mi Hijo te envía de su tesorería.”

Leer más... »

5.11.09

Funerales chinos: tradición, ataúdes colgantes y cremación

Un sacerdote chino explicó a mi familia para el funeral católico de mi madre (que fue en los EE.UU.) que ciertas tradiciones funerarias chinas eran permisibles siempre que se hicieran con la debida intención. Por ejemplo, tras la Misa fúnebre se repartieron monedas de chocolate a los asistentes, combinando la costumbre de repartir monedas (símbolo de prosperidad continua) y algo dulce (para consolar a los asistentes), no con la superstición de que si no se hiciera traería mala suerte a los asistentes y a la familia, sino como recuerdo de que la muerte no es el punto final de nuestra existencia, ya que Cristo pagó por nosotros con su vida.

En la casa, para recordar el aniversario del fallecimiento, se dejan frutas ante la imagen del difunto y se encienden velas, saludando con tres inclinaciones de la cabeza antes de rezar por el difunto. No se adora al difunto ni se cree que se da de comer a los difuntos para que no se conviertan en fantasmas o traigan mala suerte, como piensan bastantes en China. Las frutas en una familia católica china indican cariño y recuerdo del difunto en la vida de la familia, como un detalle de que no se les olvida.

Las inclinaciones de cabeza se permiten ya que es práctica eomún en China saludar a otros con respeto, especialmente a los que son mayores en edad que uno, con una sola inclinación de la cabeza. Las velas animan la oración por los difuntos, que en familias católicas se hace con oraciones de la Iglesia. Se concluye la oración con tres inclinaciones de cabeza de nuevo, otra muestra de respeto, como una despedida.

Leer más... »