Algunas advertencias sobre el demonio (Mc. 1, 27)

Según el lector Ignacio, Satanás o Diablo se refieren a la misma persona, siendo el primero de origen semítico y la segunda una traducción griega, y significan “Tentador”; era el angel caído, la antigua serpiente o el dragón mencionado en el Apocalipsis. En tiempos de Jesús se les atribuían a los espíritus malignos las dolencias físicas inexplicables como la sordera, la mudez, los ataques epilépticos, etc., aunque no están asociados a esas dolencias en el Evangelio de S. Juan. Aun así, no cabe duda que el Señor tenía un gran poder sobre los demonios.

Nos dice el Evangelio del 5o. domingo de Tiempo Ordinario sobre los demonios que:“éstos le obedecen” (Mc. 1, 27) al Señor. Los fariseos explicaban eso diciendo que Jesús curaba “por el poder de Beelzebul, príncipe de los demonios” (Mt. 12, 24). Les respondió Jesucristo: “Si Satanás arroja a Satanás, está dividido contra sí; ¿cómo, pues, subsistirá su reino?…Mas si yo arrojo a los demonios con el espíritu de Dios, entonces es que ha llegado a vosotros el reino de Dios” (Mt. 12, 28). Algunos piensan que “Beelzebul” significa “Señor de las moscas”, asociándole con la muerte y la putrefacción, los cuales venció Jesús con Su Resurrección.

El Señor nos quiere ayudar con estas advertencias:

[Complete las citas con estas palabras: A) el ayuno, B) culto, C) la mentira, D) reposo, E) la tentación]:

1) “Él es homicida desde el principio y no se mantuvo en la verdad, porque la verdad no estaba en él. Cuando habla _____, habla de lo suyo propio, porque él es mentiroso y padre de la mentira.” (Jn, 8, 44)
2) “Apártate, Satanás, porque escrito está: ‘Al Señor tu Dios adorarás y a Él solo darás _____’” (Mt. 4, 10)
3) “Cuando un espíritu impuro sale de un hombre, recorre los lugares áridos buscando ______, y no hallándolo, se dice: ‘Volveré a la casa de donde salí; y viniendo, la encuentra barrida y aderezada. Entonces va y toma otros siete espíritus peores que él, y, entrando, habitan allí, y vienen a ser las postrimerías de aquel hombre peores que los principios” (Lc. 11, 24-26)
4) “Velad y orad para que no accedáis a _____; el espíritu está pronto, pero la carne es flaca.” (Mt. 26, 41)
5) “Esta raza de demonios no puede ser lanzada sino por la oración y ______” (Mt. 17, 21) [Solución]

—————————————————————————————————————————————————————————–

Más advertencias espirituales sobre el demonio por S. Josemaría Escrivá [Fuente: www.escrivaobras.org]

1) “El demonio pretende extender, a ambiciones humanas, esa actitud que debe reservarse sólo a Dios: promete una vida fácil a quien se postra ante él, ante los ídolos. (Es Cristo que pasa, 61)
2) “Si hay montes, obstáculos, incomprensiones, trapisondas, que satanás quiere y el Señor permite, has de tener fe, fe con obras, fe con sacrificio, fe con humildad.” (Forja, 256)
3) “El enemigo de Dios y del hombre, Satanás, no se da por vencido, no descansa. Y nos asedia, incluso cuando el alma arde encendida en el amor a Dios. Sabe que entonces la caída es más difícil, pero que —si consigue que la criatura ofenda a su Señor, aunque sea en poco— podrá lanzar sobre aquella conciencia la grave tentación de la desesperanza.” (Amigos de Dios, 303)

4) Debo preveniros ante una asechanza, que no desdeña en emplear Satanás —¡ése no se toma vacaciones!—, para arrancarnos la paz. Quizá en algún instante se insinúa la duda, la tentación de pensar que se retrocede lamentablemente, o de que apenas se avanza; hasta cobra fuerza el convencimiento de que, no obstante el empeño por mejorar, se empeora. Os aseguro que, de ordinario, ese juicio pesimista refleja sólo una falsa ilusión, un engaño que conviene rechazar. Suele suceder, en esos casos, que el alma se torna más atenta, la conciencia más fina, el amor más exigente; o bien, ocurre que la acción de la gracia ilumina con más intensidad, y saltan a los ojos tantos detalles que en una penumbra pasarían inadvertidos. Sea lo que fuere, hemos de examinar atentamente esas inquietudes, porque el Señor, con su luz, nos pide más humildad o más generosidad. Acordaos de que la Providencia de Dios nos conduce sin pausas, y no escatima su auxilio —con milagros portentosos y con milagros menudos— para sacar adelante a sus hijos.

[…] Si la situación de lucha es connatural a la criatura humana, procuremos cumplir nuestras obligaciones con tenacidad, rezando y trabajando con buena voluntad, con rectitud de intención, con la mirada puesta en lo que Dios quiere. Así se colmarán nuestras ansias de Amor, y progresaremos en la marcha hacia la santidad, aunque al terminar la jornada comprobemos que todavía nos queda por recorrer mucha distancia.

Renovad cada mañana, con un serviam! decidido —¡te serviré, Señor!
—, el propósito de no ceder, de no caer en la pereza o en la desidia, de afrontar los quehaceres con más esperanza, con más optimismo, bien persuadidos de que si en alguna escaramuza salimos vencidos podremos superar ese bache con un acto de amor sincero. (Amigos de Dios, 217)

Hasta los demonios se sienten forzados a obedecer al Señor. ¿Y nosotros? ¿Qué hacemos con nuestra libre voluntad? Ese será el tema para el artículo de mañana.

Arcángel San Miguel, defiéndenos en la batalla.

Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]: ¿Sabe algunas otras advertencias de santos sobre el demonio?

Mañana: Renuncia a Satanás - “expulsando los demonios” (Mc. 1, 39)

14 comentarios

  
Noby
ML
El tentador sigue fiel a su propósito,suscitando el mal aquí y allá,pero HA SIDO VENCIDO."Dónde está muerte tu victoria,dónde tu aguijón".
08/02/09 9:56 AM
  
Francisco
Satanás ha conseguido pasar desapercibido. Por eso campa a sus anchas por el mundo. Se pone en duda la existencia de Dios pero se ignora la existencia del demonio. Hay que leer las Cartas del diabl a su sobrino, que escribió C.S. Lewis para darnos cuenta dela astucia demoniaca: pasar desapercibido. El problema del mal, que tanto nos hace padecer, no se plantea. Le echamosla culpa a unas cosas u otras, pero no nos examinamos a nosotros mismos para comprobar como estamos esclavizados por el demonio que atiza nuestros apetitos, nuestra pereza, nuestra sensualidad, nuestro odio, etc. etc.
08/02/09 10:53 AM
  
María Lourdes
Noby, esto dijo S. Agustín: "El diablo tiene un cierto poder; sin embargo, las mas de las veces quiere hacer daño y no puede porque este poder esta bajo otro poder [. . . ], ya que Quien da facultad al tentador, da también su misericordia al que es tentado. Ha limitado al diablo los permisos de tentar "

El Santo Cura de Ars, S. Juan Vianney, y S. Pío de Pietrelcina sufrieron ataques físicos del demonio por muchos años y los dos recordaban que el demonio es como un perro furioso atado por una cadena que no muerde a no ser que alguien se acerca.
"Refiérese en la vida de San Antonio que Dios le hizo ver el mundo sembrado de lazos que el demonio tenía preparados para hacer caer a los hombres en pecado. Quedó de ello tan sorprendido que su cuerpo temblaba como la hoja de un árbol, y dirigiéndose a Dios le dijo: "Señor, ¿quién podre escapar de tantos lazos?" Y oyó una voz que le dijo: "Antonio, el que sea humilde; pues Dios da a los humildes la gracia necesaria para que puedan resistir a las tentaciones; mientras permite que el demonio se divierta con los orgullosos, los cuales caerán en pecado en cuanto sobrevenga la ocasión. Mas a las personas humildes el demonio no se atreve a atacarlas" (S. Juan Vianney, sermón sobre la humildad)


"Ánimo y no temas la ira de Lucifer. Recordad siempre: que es una buen señal cuando el enemigo se agita y ruge alrededor vuestro, ya que esto demuestra que él no está dentro de ti". (S. Pío de Pietrelcina) No descontemos tampoco la ayuda de la Santísima Virgen María y nuestro Ángel Custodio.
08/02/09 1:19 PM
  
María Lourdes
Francisco, gracias por su reflexión y por recomendar "Las cartas del diablo a su sobrino" por C.S. Lewis. Su comentario me recuerda esta cita de S. Juan de la Cruz, que también es pertinente al artículo:
"Ningún poder humano puede ser comparado con el suyo y sólo el poder divino lo puede vencer y tan sólo la luz divina puede desenmascarar sus artimañas. El alma que hubiera de vencer la fuerza del demonio no lo podrá conseguir sin oración ni podrá entender sus engaños sin mortificación y sin humildad." (Cántico espiritual)
También trataré el tema de la autocrítica en el siguiente artículo. Un saludo.
08/02/09 1:23 PM
  
Foix
Hay una frase de Pio XII sobre el demonio que siempre tengo presente: "La mejor treta de Satanás es hacernos creer que no existe". En estos tiempos parece que muchos se han convencido de ello. Desgraciadamente pues de este modo el Gran Homicida puede trabajar a gusto.

Respecto al evangelio que aludes en tu comentario es claro que los demonios obedecen a Jesús por una sola razón y muy clara: ellos sí saben que Jesús es el Hijo de Dios, claro que lo saben, y de ahí procede que le obedezcan y -además- que callen la identidad de Jesús.
08/02/09 6:31 PM
  
María Lourdes
Foix, gracias por su interesante reflexión. No me había fijado en que los demonios también tenían cierto interés en callar la identidad de Jesús.

Me parece admirable que ese "Gran Homicida" de almas nos pueda hacer tanto daño espiritual sin que apenas nos demos cuenta porque estamos distraídos y ocupados por cosas del mundo y no nuestra salvación, porque no nos acordamos del adversario que tenemos. Además, aunque tengamos la conciencia de que hacemos el mal cuando lo hacemos, no solemos tener una clara idea del daño que eso nos hace a nosotros y a los demás.

S. Padre Pío de Pietrelcina solía decir: "Si el pobre mundo pudiera ver la belleza del alma sin pecado, todos los pecadores, todos los incrédulos se convertirían al instante." ¿Cómo se verán entonces nuestras almas en pecado? Muchos santos que lo vieron se espantaban, pero nosotros solemos vivir a gusto, como si no sólo el demonio, sino también el pecado, no fuera gran cosa.
09/02/09 12:49 PM
  
Paco
Como curiosidad te diré que en Madrid, en el Parque del Retiro, tenemos la única estatua del demonio que hay en el mundo (que yo sepa): el llamado "monumento al ángel caído". No es algo de lo que se pueda estar orgulloso, pero tampoco está mal que una escultura nos recuerde que el demonio existe, enlazando con el comentario de Foix.

Un abrazo,
Paco.
09/02/09 7:29 PM
  
María Lourdes
Paco, muchas gracias por la información. ¡Tantas veces que he jugado de pequeña en el Retiro con mi familia o en excursiones escolares y nunca me fijé en esa curiosa estatua!

Tras leer su comentario busqué más información sobre esa estatua y leí en Wikipedia.org que fue creada por Ricardo Bellver en 1877, inspirado por un pasaje de "Paraiso perdido" de Milton:
"Por su orgullo cae arrojado del cielo con toda su hueste de ángeles rebeldes para no volver a él jamás. Agita en derredor sus miradas, y blasfemo las fija en el empíreo, reflejándose en ellas el dolor más hondo, la consternación más grande, la soberbia más funesta y el odio más obstinado".
Ganó una exposición de arte en Madrid y fue expuesta en la Exposición Universal de París en 1878. Unas curiosidades son que en el lugar que ocupa solía haber una ermita de San Antonio Abad en tiempos de los Austrias y está a una altura exacta de 666m sobre el nivel del mar en Alicante (algo que no sabían cuando la pusieron allí), aunque no fue creada como homenaje al demonio.
09/02/09 9:31 PM
  
Paco
No sabía lo de los 666m de altitud. ¡Qué casualidad! Aunque en aquella época ya se medían las altitudes, parece que las mediciones no tenían la exactitud que tienen ahora.

No me extraña que no se diera cuenta del monumento. Yo tampoco lo supe hasta que me lo dijeron. La estatua no parece muy "diabólica". He buscado en Wikipedia la vida y obra de Ricardo Bellver y veo que tiene muchas obras de temática religiosa, incluyendo los sepulcros de dos obispos, por lo que no parece un escultor muy "satánico".

Un abrazo,
Paco.
10/02/09 10:21 AM
  
Jesus
Hablar del demonio, diablo, tentador, satanás..etc, es un tama del que deberíamos extremecernos, lejos de considerarle como algo físico, ese ser monstruoso que se nos representa con un enorme triodente, dos cuernos sobre su cabeza u una larga cola, digo, por encima de todo eso, deberíamos representarlocomo "la semilla del mal" que sembramos en nuestro corazón, semilla que va creciendo hasta apoderarse de nosotros, con lo cual habríamos abandolado la Gracia de Dios, nos habríamos despojado de ella, pués el mal..el tentador..el diablo, se habrían apoderado de todo nuestro ser, es facil,comprender que de esta forma, estaríamos ya irremisiblemente condenados hacia el dolor eterno cuando llegase el "último día", sin posibilidad de poder congraciarse con Dios al quedar despojados de el, arrojándole de lo mas intimo de nuestro ser. Solo el rechazo a caer en la tentación del pecado, del mal, al que, como débiles mortales que somos, solemos caer con frecuencia, así como el arrepentimiento sincero, aférrándose a Diós en nuestos momentos de debilidad, con fé, uniéndonos confiadamente en el por el amor, no solo a Diós sino también a nuestros semejantes, y con nuestras buenas obras, por supuesto, podremos expulsar esa "semilla del mal", que si no la arrancamos de cuajo, se va extendiendo como la cizaña en nuestros corazones hasta apoderarse de nosotros, y como no, de nuestras almas. Asi pués, no dejamos que el mal se instale en nosotros, derrotémoslo, y vivamos permanentemente en gracia con Diós, merece la pena.
10/02/09 1:48 PM
  
María Lourdes
Jesús, gracias por la interesante reflexión sobre los efectos que siembra el demonio en nuestras vidas.

La iconografía del demonio origina en la descripción en el Apocalipsis del dragón que esperaba con rabia devorar al Hijo de "una mujer envuelta en el sol..."(la Ssma. Virgen María): "un dragón de color de fuego, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y sobre las cabezas siete coronas. Con su cola arrastró la tercera perte de los astros del cielo y los arrojó a la tierra" (Apocalipsis 12, 3-4).

Después de ser arrojado del cielo: "Se enfureció el dragón contra la mujer y se fue a hacer la guerra contra el resto de su descendencia, contra los que guardan los preceptos de Dios y tienen el testimonio de Jesús" (Apocalipsis 12, 17). Le podemos derrotar si nos mantenemos fiel a Jesucristo, que le arrojó del Cielo y nos advirtió con la parábola de la cizaña al que se refiere.
11/02/09 11:32 AM
  
María Lourdes
Paco, gracias por la información sobre el escultor. Un saludo.
11/02/09 11:35 AM
  
María Lourdes
Recuerdo a los que deseen comentar que en este blog católico no se permiten nicks que falten de respeto al Señor. Esos comentarios no serán publicados. Agradezco por adelantado la cooperación de todos.
19/08/10 3:51 PM
  
VGB
La biblia dice que Jesucristo después de su muerte física descendió al infierno y le quito la llave al diablo, asimismo dice que Satanás esta alrededor nuestro como león rugiente para tentarnos..; y los religiosos en su mayoría dicen que Satanás y el diablo son las mismas persona. Lo que podría significar que: Nuestro Salvador Jesucristo fue quien lo dejo salir del infierno al diablo, o que también esta serpiente antigua tiene poder para estar en varias partes al mismo tiempo; contradiciendo en extremo la palabra de DIOS, incluyendo a: Ap 12: 9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Ap 20: 2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años. Si no conocen a la cabeza del engaño “como van a conocer a sus seguidores”: Espíritus, fantasma y demonios; que según Job 4: 7-21 son distintos seres.

----------------------------

VGB, cuando la Iglesia proclama que Jesucristo "descendió a los infiernos", no se refiere al lugar donde están los demonios, sino donde los justos que fallecieron antes del Señor esperaban para entrar en el Cielo. Puede leer más sobre eso en un enlace ("Cristo descendió a los infiernos")en esta página sobre el infierno: http://www.corazones.org/diccionario/diccionario_2012/infierno.htm. Aquí puede encontrar información sobre lo que la Iglesia Católica enseña sobre el demonio: http://www.corazones.org/diccionario/diccionario_2012/demonio.htm. Gracias por haber dejado su comentario.
05/05/13 10:35 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.