Los mejores regalos para la Primera Comunión

Jesucristo promete en el Evangelio del VI domingo de Pascua [05.05.13] [Todavía era esa semana cuando se redactó el post]: “El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él” (Jn. 14, 23). De forma particular se cumple esa promesa en nuestras almas cuando recibimos la Santa Comunión.

Por eso, el día de la Primera Comunión es uno de gran gozo para los bautizados y para sus parientes y amigos, que quizá se pregunten lo que sería el mejor regalo para tal ocasión, sobre todo ante la gran variedad disponible: rosarios, crucifijos, Biblias, libros religiosos, medallas, imágenes, etc.

Si el que recibe su Primera Comunión se ha formado bien en la fe, lo más probable es que no necesite nada de eso, a pesar de lo comendable que serían como regalos. Ya tendría algún crucifijo en su hogar para recordarle el Amor de Dios, alguna imagen de su Ssma. Madre, la Virgen María, algún rosario que haya estado rezando ya, una Biblia católica en el hogar cuyas historias le serían muy familiares por haberlas oído en Misas dominicales, algún libro de oraciones que ya ha estado aprendiendo… En fin, que ya habría emprendido un camino espiritual animado a desear de todo corazón recibir a Dios Todopoderoso en la Eucaristía.

Pues entonces, ¿qué sería un buen regalo? Sabemos que el mejor regalo para la Primera Comunión es Dios mismo, Quien se da con Amor Infinito. Por eso, el mejor regalo que los parientes y amigos de los que van a hacer su Primera Comunión podrían ofrecerles es comprometerse a hacer todo lo posible para que ese hijo o hija de Dios Le pueda seguir recibiendo en gracia con Dios (ayuda mucho la confesión sacramental regular) y con frecuencia (al menos cada domingo y día de precepto).

Añadamos a eso estos consejos que ofrece S. Juan de Ávila(1517-1569), doctor de la Iglesia cuya fiesta es el 10 de mayo:

Breve regla de vida cristiana

1) “tener dos ratos buenos entre día y noche diputados para oración. El de la mañana, para pensar en el misterio de la pasión; y el de la noche, para acordarse de la muerte”
2) “trabaje por traer siempre su memoria en algún buen pensamiento, porque el demonio le halle siempre ocupado, y ande siempre con una memoria que Dios le mira, trabajando de andar siempre compuesto con reverencia delante tan gran Señor, gozándose de que su Majestad sea en sí mismo tan lleno de gloria como es.”
3) “trabaje de confesar y comulgar a menudo
4)asiente en su corazón muy fijo que si al cielo quiere ir, que ha de pasar muchos trabajos, y que ha de ser escarnecido y perseguido de muchos, conforme a aquel dicho de nuestro Redentor: Si a mí persiguieron, a vosotros perseguirán; para que, estando así armado, no le aparten de sus buenos ejercicios”
5)ponga siempre sus ojos en sus faltas, y deje de mirar las ajenas, conforme aquel dicho de nuestro Señor: Hipócrita, ¿por qué miras la paja en el ojo de tu hermano, y no consideras tú la viga que tienes atravesada en el tuyo?
6) “trabaje lo más que pudiere por hacer alguna caridad cada día a algún prójimo, acordándose de aquella sentencia del Redemptor que dice: En esto conocerán todos si sois mis discípulos, si os amáredes unos a otros. Y conforme a esto debe también tener memoria cada día de rogar a Dios por la Iglesia, que con tanta costa redimió.”
7)pida siempre a Dios perseverancia, acordándose del dicho de nuestro Redemptor, que el que perseverare hasta el fin será salvo.”
8)en todas sus obras busque la gloria de Dios, y no su consuelo ni su provecho, para que, aunque se halle seca su alma y desconsolada, no por eso deje sus santos ejercicios, con que Dios se glorifica y se sirve.”
9)huiga muy de raíz toda compañía que no le trajere provecho, porque de ella sale todo el mal que a nuestra ánima lastima.”
10) “de tal manera obre bien, que ponga sus ojos y confianza en los merecimientos de Jesucristo, no mirando a lo que hace, sino a la muerte y pasión del Redentor, porque sin él todo es poco lo que hacemos.” (Preliminares, “Audi Filia”)

No menospreciemos esos consejos para mantenernos en gracia con Dios, ya que esto es fundamental para la unión con Dios, lo cual se puede apreciar en el cuidado que el Señor tuvo de ello con Su creatura más perfecta, la Ssma. Virgen María, como nos indica el Bto. Cardenal Newman [“Meditaciones sobre la Letanía de Loreto para el mes de mayo” (enlace en inglés, traducción mía)]:

[La gracia] es el principio de conexión entre Dios y el hombre. Adán en el Paraíso pudo haber tenido conocimiento, y habilidades, y muchas virtudes; pero estos dones no le unieron a su Creador. Fue la santidad lo que le unió, ya que fue dicho por S. Pablo: ‘Sin santidad ningún hombre verá a Dios.’

[…] y por lo tanto la primera obra de la bondad de Dios hacia nosotros en el Evangelio es el sacarnos de nuestro estado de falta de santidad por medio del sacramento del Bautismo, y por la gracia concedida entonces a nosotros reabrir las comunicaciones, por tanto tiempo cerradas, entre el alma y el Cielo.

[…] Pero Él comenzo Su gran obra [en la Ssma. Virgen María] antes de que naciera; antes de que ella pudiera pensar, hablar, u obrar, haciéndola santa, y por lo tanto, mientras sobre la tierra, una ciudadana del Cielo. ‘Tota pulchra es, Maria!’ Nada de la deformidad del pecado fue nunca suya. […] María de esta forma se asemeja a su Divino Hijo, esto es, que mientras Él, siendo Dios, es separado por la santidad de todas las creaturas, también es ella separada de todos los Santos y Ángeles como ‘llena de gracia’.”

Por cierto, el Manual de Indulgencias de la Penitenciaría Apostólica (1986) nos dice que la Iglesia Católica también concede por la Misericordia de Dios un gran regalo para ayudar a mantenernos en gracia con Dios: “Tanto a los fieles cristianos que por primera vez se acercan a la sagrada comunión como a los que piadosamente los acompañan se les concede indulgencia plenaria.” (42), bajo las condiciones usuales indicadas en las “Normas sobre las indulgencias” [Si no se cumplen las condiciones, la indulgencia es parcial]:

“20. § 1. Para ser capaz de lucrar indulgencias, es necesario estar bautizado, no excomulgado, en estado de gracia por lo menos al final de las obras prescritas.

“23. § 1. Para ganar una indulgencia plenaria, además de la exclusión de todo afecto a cualquier pecado, incluso venial, se requiere la ejecución de la obra enriquecida con indulgencia y el cumplimiento de tres condiciones, que son: la confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice.”

No caba duda al leer esas normas de la importancia de la santidad para poder gozar de Dios mismo en el Cielo. Ssma. Virgen María, ruega por nosotros para que apreciemos el gran don de la Eucaristía y lleguemos a ser tan santos como desee el Señor.

[Fotos del post de Wikimedia Commons]


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Hay algún regalo de Primera Comunión que conserva con particular agradecimiento? ¿Qué aconsejaría a los que van a recibir su Primera Comunión?

Siguiente post – Ntra. Sra. de Fátima – “el perdón de los pecados” (Lc. 24, 47)

10 comentarios

  
Gregory
Hice la primera comunión en el año 1983 y el mejor regalo que recibí y aun conservo fue una Biblia contada a los niños, la lei muchas veces me gustaba mucho fue mi primera Biblia, en lo personal recomendaria algo parecido. Las recomendaciones de San Juan de Avila son excelentes recomendario posters con mensajes parecidos que nos recuerden al Señor y su amor todos los días.

-------------------------

Gregory, creo que recibimos la Primera Comunión el mismo año. Uno de los regalos que conservo es una imagen de las estaciones del Vía Crucis alrededor de un crucifijo, con una imagen de la Virgen Dolorosa. Me lo regaló el sacerdote que me dió la Primera Comunión y se lo voy a regalar a mi hijo, que acaba de recibir su Primera Comunión hoy.

Lo que recomienda S. Juan de Ávila es bueno para todos, no solo los que van a recibir su Primera Comunión. Es muy recomendable el resto de la obra "Audi Filia" (enlace en el post). Gracias por sus recomendaciones sobre el regalo de Comunión y S. Juan de Ávila.
12/05/13 5:58 PM
  
Lorca León Cayasso
me gusta mucho tu blog. muy útil.

--------------

Lorca León Cayasso, le agradezco su apoyo del blog, que también encuentro útil gracias a la alta calidad de los comentarios que dejan los lectores.
12/05/13 6:07 PM
  
AntonioFM
Yo soy voluntario en AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA, Fundación Pontificia, y en ella veo que hacen unos " cofres de Primera Comunión" que contienen un libro : con pasajes de la Biblia, " Dios habla a sus hijos" ( se edita en 140 idiomas). Un " Mi primer misal" ; un simpático DVD con dibujos animados y canciones con el Hermano Ceferino como protagonista. Un libro de como rezar el Rosario junto con un rosario. Una cruz de madera y una cinta-pulsera con los 10 mandamientos.

Con su importe -30 euros en mano y 35 por correo- se paga material catequético para niños del Tercer Mundo ( ahora por ejemplo 80.000 ejemplares en urdu para los cristianos perseguidos en Pakistán)
AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA está en Madrid ( tel 91 725 92 12), Barcelona ( tel 93 237 37 63 ) y Valencia (tel 96 011 22 84) y en la página web
www.ayudaalaiglesianecesitada.org


-----------------------------

AntonioFM, muchas gracias por esa recomendación para ayudar a otros al comprar el regalo. Añado que regalos tan buenos deben ser acompañados por la demostración de la fe de los que lo regalan. Aumenta el valor del regalo si uno puede recordar que esa persona le enseñó a rezar ese Rosario y que rezaron juntos, si leyeron juntos los libros, si van juntos a Misa, etc. Espero que así sea para los que reciban el regalo que ha recomendado.

12/05/13 6:48 PM
  
DavidQ
Mi regalo de Primera Comunión me lo dieron mucho antes de recibirla. Eramos amigos del padre y él veía que yo me quedaba con la curiosidad de qué cosa era eso que los grandes comían y yo no. Una noche, al salir de Misa, nos llevó a su casa, sacó de un escritorio una hostia sin consagrar y me la dio, explicándome que eso era, pero que en ésta no estaba Jesús y en las otras sí (más o menos, no recuerdo las palabras textuales).

El día de la Primera Comunión no hubo fiesta. No éramos "pobres", lo que se entiende pobres, pero tampoco nos sobraba el dinero y mi papá muy correctamente entendió que no hacía falta sarao para celebrar lo que ya era una fiesta por sí misma. Las fotos, sí, obligatorias. Por alguna razón mi papá siempre las tomaba con el sol a su espalda y allí salgo yo haciendo muecas, tratando de abrir los ojos, con la candela y ese adorno de tela que se prende en la manga del saco que no sé cómo se llama, heredado de mis hermanos mayores, igual que el saco y los pantalones.

A los que hacen su Primera Comunión les recomiendo que hagan la segunda. Y la tercera. Y la cuarta. Y así hasta que toque la última, primero Dios en su lecho de muerte. Porque por eso se llama "primera".

-------------------------------

DavidQ, lo que comenta sobre el sacerdote amigo de su familia me trae recuerdos del sacerdote de quien recibí mi Primera Comunión, un sacerdote muy amigo de mi padre. Mi padre le invitó a visitarnos regularmente para responder a mis preguntas antes de mi Primera Comunión. Imagínese la sorpresa del sacerdote cuando vio que había preparado una muy larga lista de preguntas para hacerle. ¡Qué paciencia la de ese sacerdote! :)

Me parece maravilloso lo que recomienda. Hoy mi primogénito recibió su Primera Comunión y en la homilía el sacerdote habló sobre cómo todos deberíamos de recibir cada Comunión como si fuera la primera vez, la última vez y la única vez. Dijo que si así se hiciera, se cambiaría el mundo.

Celebramos con una simple comida en familia con mis suegros y la madrina de mi hijo [los que pudieron venir ya que vivimos bastante lejos de mis parientes por el puesto de mi esposo]. Gracias por haber compartido su experiencia.
12/05/13 8:40 PM
  
Alf_3
Doña María Lourdes. La información sobre las Indulgencias me hace recapacitar que, excepto en InfoCatólica, hace años que no las oigo mencionar, ni siquiera en los templos. Estamos olvidando estas Gracias tan extraordinarias. Habría que hacerlas recordar. Gracias por recordármelas.

---------------

Alf_3, de nada, pero me sorprende lo que dice, ya que siendo éste el Año de la Fe, hay lugares locales designados como destinos de peregrinación para ganar indulgencias por todo el mundo. En mi archidiócesis imprimieron folletos para repartir por las parroquias y he visto en boletines parroquiales menciones de tales indulgencias para animar a los fieiles a visitar esos sitios de peregrinación. Es buena práctica declarar al Señor cada día la intención de ganar todas las indulgencias posibles para uno mismo o las almas del purgatorio. Un saludo.
12/05/13 10:15 PM
  
Odet
Felicidades a una personita que pronto va a hacer su primera comunión.
El mejor regalo sería crecer en un hogar cristiano, es muy entrañable este video que visioné hace un par de dias, envio enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=WmMPc_xZJfA

--------------------------

Odet, muchas gracias por la felicitación y por el vídeo. :) Me recuerda a uno de los niños que recibió su Primera Comunión con mi hijo ayer. Ese niño ha estado sirviendo como monaguillo en Misas a lo largo de este pasado año. Desde muy pequeño vió a su padre servir como monaguillo y ha estado pidiendo serlo también, insistiendo tanto que por fin le dejó el párroco hacerlo. ¡Qué maravilloso sería si llegara a ser sacerdote algún día! No se puede descontar la importancia de que los padres eduquen a sus hijos en la fe desde su infancia. Un saludo.
13/05/13 3:30 PM
  
Odet
Hace un par de meses tuvimos la suerte en nuestra diócesis de recibir las reliquias de San Juan de Ávila http://www.reporterosjerez.com/2013/03/02/las-reliquias-de-san-juan-de-avila-llegan-a-jerez/
Era un gran predicador, creo que fue San Juan Grande quien se convirtió al escucharlo predicar.
María no importa que la celebración de la comunión haya sido sencilla, yo creo que es mejor, pues se disfruta más de la familia y del hogar y no le quita importancia al acto litúrgico que se ha celebrado :)

----------------

Odet, espero que haya tenido la oportunidad de venerar esas reliquias. S. Juan de Dios fue quien al oirle predicar a S. Juan de Ávila cambió tan drásticamente de vida que la gente pensó que se había vuelto loco, pero S. Juan de Ávila le aconsejó espiritualmente y pudo encaminarle hacia la santidad.

Sé que años después apenas me acordaré de la comida en familia, pero no olvidaré fácilmente la sonrisa de mi hijo al echarme una mirada y al abrazarme tras su Primera Confesión ni tampoco la emoción de verle recibir al Señor y de cómo pasamos un ratito juntos solo él y yo hablando poco antes de que se acostara... cosillas que conmueven el corazón de una madre... "sin quitarle importancia al acto litúrgico", como dice.
13/05/13 9:40 PM
  
susi
Un buen regalo es el ejemplo de vida cristiana de los mayores que acompañan al que comulga. Que recen por su perseverancia en las buenas obras y que lo encomienden a la intercesión de la Santísima Virgen.


--------------------------

Susi, sí, es muy importante esa perseverancia. No se puede considerar la Primera Comunión como el fin de la formación y camino espiritual. Uno tiene que tener eso en cuenta al elegir un regalo que dure toda la vida y su recomendación es muy buena. Gracias también por recordarnos que Ntra. Ssma. Madre vela por nosotros por medio de su intercesión. ¡Qué importante recordar la presencia de esta Madre del Cielo a quien tanto tenemos que agradecer!
13/05/13 10:09 PM
  
José Luis
Si un niño, una niña recibe con la máxima dignidad su Primera Comunión, lo cual sí pueden hacerlo, nunca se apartará de la Iglesia Católica, será alma de oración, encontrará sus delicias ante el Santísimo en el Sagrario.

Por el contrario, si se recibe indignamente la Primera Comunión, las que hagan, que lo harán de tarde en tarde, algunas veces cometerá sacrilegio, se apartará de la Iglesia Católica, y será un mal, incluso en su propio ambiente, familiar o no. Se de un caso, que después de un niño después de comulgar, cayó en la tentación de responder a una provocación de un vecino. Y hoy día, no está muy animado a darse de corazón a Dios. Pero hubo otro niño aquel mismo día que también había comulgado, que no cayó en la provocación, ni respondió al violento con violencia. Pues tuvo conciencia de a quién había recibido en la Sagrada Comunión. Se mantuvo en todo tiempo en la presencia de Dios, que le dio fortaleza para vencer la tentación.

Conviene que cada catequista se interese por la doctrina del Concilio Vaticano II, que habla sobre la preparación que deben tener. Pues no ayuda el catequista a los niños, si se comporta por ejemplo, con irreverencias ante el Santísimo. Si un catequista, una catequista no se hace respetar, los niños todo lo que quieran, irán creciendo en superficialidad, no respetarán al Santísimo. No conviene que sucedan estas cosas tan triste, pues Cristo sufre.

---------------------------------------

José Luis, estoy muy de acuerdo en la importancia de la disposición interior. Pero, también confío en la eficacia de la Confesión Sacramental bien hecha para mantenernos en el buen camino a pesar de nuestras caídas. Ambos Sacramentos de la Confesión y de la Eucaristía, mano a mano, son grandes armas para defendernos del demonio en nuestro peregrinaje por el mundo. Muchas gracias por haber compartido esa anécdota de los niños en su comentario.
20/05/13 5:00 PM
  
MERCEDES
La mayor alegría de mi Primera Comunión, es que el Niño Jesús se sentaría en mi corazón y esto me llenaba de tal gozo que no se pensaba en fiesta.Fué a las siete de la mañana en la basílica del Señor de las Milagros en Buga,Colombia.1955
Pero mis padres si me tenían una gran fiesta.Se celebró en la tarde, en la iglesia que estaba en construcción en el barrio mas pobre y los invitados fueron estos niños pobres a los cuales les llevabamos regalos. Mis padres no eran ricos, pues vivían del trabajo de sus manos, pero ahorraron para poder llevar estos regalos a niños mas necesitados que nosotros. Y fue realmete algo maravilloso.

--------------------

Mercedes, se nota por ese regalo que el Señor sí fue Huesped de Honor ese día, como debería de ser. Muchas gracias por haber compartido esa conmovedora experiencia.
24/05/13 7:17 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.