Las ventajas de tener una Confraternidad de Madres Cristianas en la parroquia

El 1 de mayo de 1850, Louise Josson de Bilhem, la mujer de un oficial de la corte francesa, fundó la Confraternidad de Madres Cristianas (una organización católica) [enlace en inglés], que obtuvo la aprobación de obispos y se ha extendido por todo el mundo. Hoy en día existen seis Archiconfraternidades de Madres Cristianas en Paris (Francia), Roma (Italia), Regensburg o Ratisbona (Alemania), Cracovia (Polonia), Einsiedeln (Suiza) y Pittsburgh (EE.UU.).

A pesar de haber participado en actividades parroquiales a lo largo de los años, he sido muy reticente a unirme a organizaciones parroquiales y nunca lo había hecho, quizá por la frecuencia con la que me he estado mudando, quizá por tardar en discernir si esa fuera la Voluntad del Señor. Pero, cuando se reestableció una Confraternidad de Madres Cristianas el año pasado en una parroquia local, decidí unirme y no me arrepiento nada de haberlo hecho. Todo lo contrario, recomiendo de todo corazón que se establezcan más Confraternidades de Madres Cristianas por todo el mundo.

El propósito de la Confraternidad es la formación cristiana de los hijos, y por lo tanto une a todas las mujeres cristianas (solteras, casadas o viudas) que deseen ayudarse mutuamente a alcanzar esa meta. Se establecen unas cuantas reuniones a lo largo del año en las cuales las madres rezan juntas, hablan sobre cuestiones de interés a las madres (disciplina de los hijos, actividades de adviento para niños…) y oyen una charla espiritual del sacerdote que dirige el grupo. También hay reuniones informales en las que las familias se reunen para que los niños jueguen juntos y los padres se conozcan.

La Iglesia concede indulgencia plenaria bajo las usuales condiciones a los miembros en ciertas ocasiones, como en la fiesta de la Patrona, Ntra. Sra. de los Dolores (cuya fiesta se celebra hoy), y los miembros participan de las oraciones y méritos de los demás miembros. También se puede ganar indulgencia parcial al rezar la corta oración diaria por los hijos, al asistir a charlas espirituales de la Confraternidad, y por cada buena obra hecha según el objetivo y las reglas de la Confraternidad (corregir cristianamente a los hijos, por ejemplo). Se ofrecen Misas por los miembros mensualmente y al fallecer algún miembro, por ejemplo.

Cada Confraternidad puede subdividirse en diversos grupos por los cuales se ofrece servicio a otras madres y a la parroquia: actividades mensuales para niños en la parroquia, cadena de oración por las intenciones especiales de los miembros, ayuda espiritual para madres embarazadas (y ayuda temporal cuando se necesite), comidas para las familias de quienes acaban de dar a luz, etc.

Los beneficios espirituales y sociales para las madres resultan en la mejora en la educación cristiana de los niños y mayor involucración de las familias en la parroquia.

————————————————

Bajo el patronazgo de Ntra. Sra. de los Dolores, las madres de la Confraternidad de Madres Cristianas, gozan de la intercesión de esta Ssma. Madre, pero también aprenden a meditar la Voluntad de Dios, según su estado de vida. S. Roberto Belarmino ofrece una reflexión sobre esta Ssma. Madre Dolorosa que es muy pertinente a los padres:

Los padres cristianos deben amar a sus hijos, pero de tal manera que el amor a sus hijos no debe interferir con su amor a Dios. Esta es la doctrina que presenta nuestro Señor en el Evangelio: «El que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí» (Mt. 10, 37). Fue en obediencia a esta ley que nuestra Señora estuvo de pie junto a la Cruz viviendo ella misma una intensa agonía, aunque con gran firmeza de ánimo.

[…] mas allá de toda duda, nuestra Bienaventurada Señora cargó una pesadísima cruz, y soportó un dolor conmovedor, de la espada de dolor que atravesó su alma, pero se mantuvo de pie junto a la Cruz como verdadero modelo de paciencia, y contempló todos los sufrimientos de su Hijo sin manifestar signo alguno de impaciencia, porque buscó el honor y la gloria de Dios más que la gratificación de su amor materno.” (“Sobre las 7 palabras pronunciadas por Cristo en la Cruz”, Cap. XI)

Si el rey en la parábola de Jesús, según el Evangelio del XXIV Domingo de Tiempo Ordinario [11.09.2011], se compadeció tanto de las súplicas de su siervo que acabó: “perdonándole la deuda” (Mt. 18, 27), más aún se compadecerá de nosotros nuestro Divino Rey Jesucristo si Su Ssma. Madre, que tanto padeció al pie de la cruz, intercede por nosotros. Recemos, pues, con S. Alfonso de Ligorio:

Oración a la Virgen para Alcanzar una Buena Muerte

María, dulce refugio de los pecadores,
cuando mi alma esté para dejar este mundo,
Madre mía, por el dolor que sentiste
asistiendo a vuestro Hijo que moría en la cruz,
asísteme también con tu misericordia.

Arroja lejos de mí a los enemigos infernales
y ven a recibir mi alma
y presentarla al Juez eterno.
No me abandones, Reina mía.
Tú, después de Jesús, has de ser
quien me reconforte en aquel trance.
Ruega a tu amado Hijo que me conceda,
por su bondad, morir abrazado a sus pies
y entregar mi alma
dentro de sus santas llagas
, diciendo:
Jesús y María, os doy el corazón y el alma mía.
(“Las Glorias de María”)

[Foto de vidriera en Wikimedia Commons de Eugenio Hansen, OFS]


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Hay una Confraternidad de Madres Cristianas en su parroquia o una organización parecida? Si no lo hay, ¿le parecería una buena idea que se estableciera una en su parroquia?

Siguiente post – S. Cipriano / “agarrándolo, lo estrangulaba” (Mt. 18, 28)

7 comentarios

  
rojobilbao
Vista desde al ótpica española, donde la vida parroquial está en muchos casos moribunda grupos así me parecen una gran idea, siempre que sean "combativas" esto es infatigables luchadoras por la formación de la familia incluso contra el criterio del párroco cuando no concuerda con el Magisterio de la Iglesia. Cuando no deja de ser una reunión de comadres que apenas ayudan con la catequesis, no dejan de ser sino una expresión de la sociología cristiana imperante.

------------------------

Rojobilbao, según lo que he visto en la parroquia a la que voy y lo que leo que hacen las madres de la Confraternidad en otros grupos, las reuniones han dado fruto mutuo a las familias y al párroco. El sacerdote que dirige la Confraternidad debe haber sido aprobado por el obispo para hacerlo, o sea que en todo se muestra una unidad a la Iglesia.

Las reuniones (que en mi parroquia son breves pero productivas) son una oportunidad para que el párroco informe a las madres sobre el Magisterio de la Iglesia y prácticas de devoción conformes a la Iglesia y formas de alentar la fe en sus familias. Mientras, ellas toman la oportunidad para apoyar a los sacerdotes y a la parroquia según su estado de vida, organizando actividades que atraen a las familias a la Iglesia después de Misa, por ejemplo. Es un apoyo espiritual y también en el intento de formar en la verdadera fe católica a los hijos.

Cada Confraternidad ayuda a organizar bajo el liderazgo del párroco lo que su propia parroquia necesita, o sea que de la catequesis doméstica se extiende la labor a la catequesis parroquial si es necesario (ya que eso corresponde a la misión de formar a los hijos). Un saludo.
16/09/11 7:48 AM
  
Odet
Me parece muy buena idea M.Lourdes,no había escuchado lo de la confraternidad nunca,este mes se jubila en la parroquia nuestro sacerdote,la verdad es que se lo merece(ha cumplido 85 años)y seguro que habrá cambios en octubre con la llegada del nuevo párroco.
Por lo que he leído no teneis un día fijo de reunión(semanal,mensual..)y por ultimo ¿no hay un viernes de Dolores antes de S.Santa?que diferencia hay con el de ayer?gracias de antemano y saludos María.

------------------------

Odet, como cada Confraternidad se organiza según las necesidades de los miembros, en la mía nos reunimos brevemente una vez al mes a una hora fija conveniente para las madres y el párroco, pero las reuniones comienzan en octubre ya que septiembre con la vuelta de la escuela se hace difícil para muchas, y en mayo la reunión es una peregrinación en familia a un santuario mariano local. En junio, julio y agosto, las reuniones son informales, en algún parque donde los niños pueden jugar juntos. Tenemos un sitio web y una lista de madres, por la cual nos mantenemos en contacto y nos apuntamos para ayudar con diversas obras caritativas.

Según tengo entendido, el viernes de Dolores antes de Semana Santa ya no se celebra en todas las parroquias en el nuevo calendario de la Iglesia, sino que por toda la Iglesia se continúa a celebrar los Dolores de la Ssma. Virgen María el 15 de septiembre.

Les deseo a su párroco y a su futuro párroco todo lo mejor.

16/09/11 10:16 AM
  
susi
Coincido en los comentarios anteriores sobre el desconocimiento de esta Confraternidad, cuyos fines son realmente buenos buenos.
Sí que sería interesante que hubiese algo así en mi parroquia, pero no lo hay.
Es muy buena la oración a la Virgen para tener una buena muerte. Además, en la Salve le decimos que es "abogada nuestra" y un buen abogado hace todo lo posible por salvar a su defendido. Pero, es que, además, el Juez también está tan de parte nuestra que no dudó en que su propio Hijo muriera en la cruz para salvarnos. Eso sí, tenemos que poner de nuestra parte. Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti.

-------------------------------

Susi, esta Confraternidad está bastante extendida en los EE.UU. gracias a los franciscanos capuchinos que lo trajeron a este país. Pero, no he podido encontrar mucha información en español por Internet, o sea que supongo que es más desconocida en países hispanohablantes.

Lo último que comenta me recuerda que para salvarse, los padres deben de poner de su parte también para la salvación de los hijos que Dios puso bajo su cuidado. Muchos santos advierten que descuidar la formación de los hijos es descuidar la propia salvación. Un saludo.
16/09/11 5:44 PM
  
José Luis
Bendito sea Dios,

María Lourdes, desconozco si hay una comunidad como la que refieres, pero si no la hay, puede ser una comunidad más, y que con el tiempo, la Iglesia puede dar su aprobación.

Esta reflexión que compartes, es algo que debe extenderse por todo el mundo, madres cristianas que se reúnen el tiempo que determinen para la oración y la Eucaristía, bueno es también tener un buen director espiritual, que se digne ayudar. Si algunos pone dificultades, no hay que rendirse, que Dios ya concederá a algún sacerdote, u obispo, que trabaje por esta santa causa. Mejor que sea obispo, pero si es complicado, lo comience un sacerdote muy entregado a los intereses de nuestro Señor Jesucristo´. Usted con otras madres, ya que es el Señor quien te ha concedido esta piadosa inspiración, podéis comenzar a hacer reuniones.

Tenga en cuenta, hermana, que todos los que han iniciado una fundación por ejemplo, han tenido que superar obstáculos, incomprensiones, muchas dificultades, pero perseveraron en lo que Dios había puesto en sus corazones.

Imitar a la Santísima Madre de Dios en su oración, recogimiento, humildad, y todas las virtudes cristianas.

Y a todos los demás que leemos estas edificantes reflexiones, pidámosle con humildad al Señor que esta nueva causa hacia la santidad, siga adelante. Pues estas son intenciones muy santas que complacen a los Sagrados Corazones de Jesús y María Santísima.

Dices bien, hermana María, «Bajo el patronazgo de Nuestra Señora de los Dolores»

Pues no renuncies a ello, para que sea la Santísima Virgen María, quien la llevará a muy buen término para gloria de Dios Padre, y que la Iglesia Católica la protegerá como una obra más de Dios.

Blog católico:
http://salvacionenlaiglesiacatolica.blogspot.com/

-----------------

José Luis, esta Confraternidad ya goza de la aprobación de la Iglesia. Sólo se puede comenzar donde el Obispo lo aprueba y nombra a un sacerdote como director. La Confraternidad a la que me uní fue aprobada hace mucho tiempo pero no se había estado reuniendo y sólo el año pasado encontraron los archivos de la aprobación y el párroco decidió tramitar la continuación de la Confraternidad en la parroquia. Me parece una verdadera bendición de Dios.

Por cierto, gracias por el enlace que ha dejado, que tiene algo que ver con el siguiente post.

16/09/11 7:55 PM
  
Flavia
¡ Qué alegría se siente al leer noticias así !

Me siento plenamente solidaria con ustedes, María Lourdes, pues aunque no soy madre físicamente sí tengo obligación de serlo espiritualmente por mi consagración. Eso de las comidas organizadas para las familias de las madres que deban descansar por haber dado a luz recientemente, me parece una idea tan preciosa que, desde luego, me ofrecería para fregar los platos si fuera necesario.

Las parroquias por aquí... pues en fin, no digo nada para no generalizar, pero rojobilbao hace unas puntualizaciones arriba y estoy de acuerdo con ellas.

De verdad, gracias por noticias como esta, ayudan y animan. En mi parroquia no hay esto, pero es que, por desgracia, tampoco hay casi niños...

---------------------

Flavia, imagínese mi alegría al enterarme de que podía unirme a esa confraternidad. :) Hay mujeres que se han unido, sin tener hijos y hasta con hijos adultos. Nos ayudamos unas a otras y me parece que algo así sería muy bueno ver en muchas parroquias.

Conozco a bastantes personas que se han alejado de la fe católica al tener hijos [suele ser al contrario - tener hijos suele hacer que las madres piensen en volver a la Iglesia] porque me decían que las parroquias protestantes ofrecían más beneficios para las madres, mientras que las parroquias católicas les marginaban al no parecer acoger a niños pequeños en las Misas, por ejemplo. Bueno, sabemos que si uno piensa así se está perdiendo las verdaderas razones por las cuales uno debería ir a Misa, pero cabe decir que eso indica que hay una verdadera necesidad de que existan grupos como esa Confraternidad.

Hay un dicho popular en inglés: "It takes a village to raise a child", lo cual se podría traducir a que hace falta todo un pueblo para criar un niño, que un padre no forma a ningún niño por su cuenta. S. Francisco de Sales solía resaltar la importancia de que los laicos se apoyaran en su peregrinaje por este mundo. ¡Cuánta razón tiene este santo!
16/09/11 9:50 PM
  
María Lourdes
Recuerdo a los comentaristas que en este blog católico no se publicarán comentarios que falten de respeto a la doctrina de la Iglesia Católica.
11/03/12 4:19 AM
  
Estela Vargas García
Me parece que es una idea extraordinaria que tuvieramos una comunidad de madres se necesita mucha ayuda para las mujeres porque solteras o casadas se necesita unirse en oración para sacar adelante una familiay la madre es por lo general la que guia a la familia hacia la iglesia. Oremos todos por que se empiece a llevar a cabo y se ganeralice en las iglesias.En mi parroquia Santiago Apostol de Coatzacoalcos,Ver en México estan haciendo una gran labor los sacerdotes por los jovenes y niños es una alegria inmensa verlos saltar y reir alabando a nuestro Señor y si se iniciara una confraternidad asi para las madres seria perfecto por que a muchas nos cuesta trabajo separarnos de nuestros hijos cuando se van a los retiros y congresos pero si unidas quedaramos en oración nuestra felicidad seria completa.

----------------

Estela Vargas García, muchas gracias por haber compartido la maravillosa labor de los sacerdotes en su parroquia. Da gusto oír que los jóvenes en su parroquia alaban al Señor con tanta alegría. Espero que pronto se establezca una Confraternidad de Madres Cristianas en su parroquia, o al menos un grupo para las madres, aunque no esté oficialmente vinculado a la mencionada Confraternidad. Un saludo desde los EE.UU.
15/06/12 9:05 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.