Dudas de fe de una lectora, que pide ayuda

Ayer la lectora Angélica pidió ayuda en un comentario a un antiguo post del blog: “Qué hacer cuando uno tiene dudas de fe”:

“¡Hola!
“Resulta que yo soy una mujer de fe desde pequeña, y mis padres son muy allegados a la Iglesia. Pero últimamente se han comportado de una manera fanática religiosa y esto me ha hecho dudar de mi fe.

¿Cómo una persona tan allegada a Dios puede ser tan escoriosa con su hija? Entonces siento que me he alejado de la iglesia por eso, actualmente se me hace ya todo falso y fanático. Que mis padres como dicen comunmente: se dan golpes de pecho, comen santos y ….

“Nuestro sacerdote no tiene tiempo para escucharnos, asi que no puedo hablar con él. ¿A quién puedo acudir? Estoy perdiendo mi fe y mi creencia en la Iglesia :( ¡Ojo! Sigo creyendo en Dios! :( ¡¡¡ayuda!!!

——————————————

El Evangelio del VII domingo de tiempo ordinario [20.2.11]: le ofrece a Angélica una respuesta a su primera pregunta, al recordarnos las palabras del Señor: “Sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto” (Mt. 5, 48). No nos dice el Señor que el mero hecho de hacernos Sus discípulos nos haga perfectos enseguida, sino que pongamos de nuestra parte para imitar a Dios, que sí es perfecto. Tenemos la responsabilidad de cuidar de nuestras propias almas tratando a todos con caridad, hasta a los que por algún malentendido podríamos pensar nos han hecho algún daño (en el caso de Angélica, sus padres).

Y no siempre nos hacen otros tanto daño como nos pudiéramos imaginar. Seguro que al futuro S. Agustín no le hizo ni pizca de gracia que su madre Sta. Mónica le echara de casa cuando él se unió a una secta maniquea. Pero, esto dice ese Doctor de la Iglesia años después, agradeciendo a Dios el don de la fe que le concedió por medio de su madre:

“Vos, Señor, usando conmigo de vuestra paternal benignidad, desde lo alto del cielo extendisteis vuestra mano poderosa y sacasteis a mi alma de una profundidad tan oscura y tenebrosa como ésta, habiendo mi madre, vuestra sierva fiel, derramado delante de Vos más lágrimas por mí que las otras madres por la muerte corporal de sus hijos. Porque con la fe y espíritu que Vos le habíais dado, veía ella la muerte de mi alma.

“Mas Vos, Señor, os dignasteis oír sus oraciones; Vos os dignasteis oírla y no despreciasteis sus lágrimas, que copiosamente corrían de sus ojos, hasta regar con ellas la tierra en todos los sitios en que se ponía a hacer oración por mí en presencia de vuestra divina Majestad, que se dignó oírla y atender a su llanto y oración. Porque, ¿de dónde sino de Vos le había de venir aquel sueño que tuvo, con el cual la consolasteis tanto que me permitió vivir en su compañía, comer a su mesa y habitar en su casa, lo que antes no había querido consentir por lo mucho que ella aborrecía y detestaba los errores y blasfemias de mi secta?

“Un día, pues, estando dormida, soñó que estaba puesta de pie sobre una regla de madera, y que se le acercó un joven gallardo y resplandeciente con rostro alegre y risueño, estando ella muy afligida y traspasada de pena, el cual le preguntó la causa de su aflicción y tristeza, y de tantas lágrimas como derramaba todos los días, no para saberlo de su boca, sino para tomar de aquí ocasión de instruirla y enseñarla, como suele suceder en tales sueños. Ella le respondió que era mi perdición lo que la hacía llorar, y él le mandó entonces y le amonestó (para que viviese más segura en este punto) que reflexionase con atención y viese que donde ella estaba, allí mismo estaba yo también. Luego que oyó esto miró con atención y me vio estar junto a sí en la misma regla.

“¿De dónde le vino este consuelo sino de aquella suma bondad con que atendíais a los gemidos de su corazón? ¡Oh!, ¡cuán bueno sois, Dios y Señor mío todopoderoso, que de tal suerte cuidáis de cada uno de nosotros, como si fuera el único de quien cuidáis, y de tal modo cuidáis de todos como de cada uno de por sí! (“Confesiones” [separación en párrafos mía])

——————————————–

Angélica se considera “una mujer de fe desde pequeña”, y algo habrá tenido que ver en ello que haya recibido la fe por medio del Bautismo, gracias a la fe de sus padres y de sus padrinos, sean las que sean las debilidades de éstos como seres humanos.

La fiesta que la Iglesia celebra hoy, la Cátedra de S. Pedro, nos recuerda que Dios es el que obra en nuestras vidas para perfeccionarnos, el que elige a los débiles para llevar a cabo Su Misión, como hizo con Simón, que llegó a ser S. Pedro. También entre los apóstoles encontramos a Santiago y Juan, a quienes el Señor llamaba “hijos del trueno” (Mc. 3, 17) por su temperamento, y a quienes reprendió cuando quisieron hacer llover fuego del cielo para consumir a unas ciudades que no les recibieron (ver Lc. 9, 54-55). Esos apóstoles “inmediatamente dejaron las redes” (Mt. 4, 20) al oír la llamada del Señor, pero no se hicieron perfectos al instante.

Como criaturas, sólo somos “como barro en la mano del alfarero” (Jeremías 18, 6), que nos forma con gran esmero a lo largo de nuestras vidas para que se pueda cumplir lo que dijo por medio del profeta Zacarías: “los purificaré como se purifica la plata, los probaré como se prueba el oro” (13, 9).

Pero, la Iglesia es santa y fuerte por la gracia de Dios, aunque sus miembros no lo seamos en todo momento. En las vidas de santos como los apóstoles y Sta. Mónica y S. Agustín, vemos lo dispuesto que está Dios a ayudar a cada uno a superar sus imperfecciones humanas, y lo hace por medio de la Santa Iglesia que fundó el mismo Señor, ya que dispuso que ella fuera la administradora de toda gracia necesaria para nuestra salvación.

El peor mal del mundo es el pecado, que nos aleja de Dios y que es algo que nadie (ni el mismísimo demonio) nos puede forzar a hacer sin nuestro consentimiento. Pero, el demonio sí puede atormentarnos, sembrando dudas como las que enfrenta Angélica. A veces la presencia del mal “sólo puede salir con oración” (Mc. 9, 29), como explicó el Señor tras expulsar un demonio (algo que sus discípulos no habían podido hacer). Ntra. Ssma. Madre, la Virgen María, es una gran intercesora nuestra.

Por la oración acudimos y nos confiamos al que nos ama más que nadie: a los brazos de nuestro Dios Padre Todopoderoso, que sabe mejor que nadie lo que necesitamos y que proveerá los sacerdotes y las personas más adecuadas para ayudarnos por el camino, aunque en algún momento dado lo dudemos.

“El sol ilumina al mismo tiempo los cedros y cada florecilla, como si estuviera sola en la tierra; nuestro Señor se interesa también por cada alma en particular, como si no existieran otras iguales.” (Sta. Teresa de Lisieux, “Manuscritos autobiográficos”).

[Fotos de Wikimedia Commons: Cuadro de Sta. Mónica (Giovanni Dall’Orto) / girasol (bohringer friedrich)]

Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué consejo le puede ofrecer a Angélica para superar sus dudas de fe? Por caridad, ¿podría rezar por ella y por otros en situaciones parecidas?

Siguiente post – Disciplina – “no hagáis frente al que os agravia” (Mt. 5, 39)

29 comentarios

  
orante
sencillamente, todos somos pecadores, inluso los mayores creyentes, inluso el propio Papa (por eso tiene confesor). así que no debe extrñarse ni asustarse (nda te turbe nsda te espante... de sata teresa de jesus). Todos, todos somos capaces de hacer el mayor bien pero también el mayor mal (incluso asesinar, torturar...)todos. Porque nuestra naturaleza está dañada por el pecado. lo mejor es rezar intensamente y pedir al señor por intercesión y méritos de la santísima virgen maría la conversión auténtica, que esos corazones endurecidos acaben respondiendo realmente a la fe que dicen profesar.

--------------------------------------------

Orante, muchísimas gracias por haber dejado su comentario para Angélica (a quien mandé un enlace al post). Como sólo el Señor puede leer nuestros corazones y almas, hacemos bien en dejar en Sus manos a nuestro prójimo, rogándole a Dios ante todo por nuestra propia conversión. Haciéndonos más santos podremos ayudar mejor al prójimo. Un saludo.
22/02/11 8:47 PM
  
susi
Hola Angélica: la fe es un don de Dios, así que lo primero es que le pidas a Él que te la conserve.
Segundo, casi toda la gente, antes o después, pasa por momentos en los que duda. Si en vez de acudir al Señor, lo abandona, no sabe si podrá volver alguna vez más adelante o no. Si se agarra a Él con confianza, Dios no la va a soltar de su mano.
Por último: pídele ayuda a la Virgen, que es la persona que más fe tuvo del mundo, nuestra Madre y especialmente , la TUYA.
Un beso muy fuerte para ella y por supuesto, mis oraciones.

---------------------------

Susi, espero que su comentario le anime a Angélica a mantenerse fiel al Señor, en gracia con Dios, a pesar de sus dudas. Ayuda mucho el sentirse uno acompañado por el camino, pero hasta cuando nos falte el sentimiento, no nos faltará nunca la ayuda divina, como tan bien recuerda. Un saludo.
22/02/11 9:40 PM
  
Nova
Muy buenas, María Lourdes. Yo le aconsejo a Angélica que no se escandalice cuando compruebe que los católicos no somos perfectos y también tenemos defectos. Si ve en sus padres algo que no le agrada, lo que debe hacer es rezar por ellos, pero no perder la fe.

Entre otras cosas, porque Jesús sí es perfecto y Su Amor por Angélica, infinito; lo demostró con creces en la Cruz. No hay excusa que justifique el abandonar a Jesús y la pena que Su Sagrado Corazón experimentaría por el abandono de Angélica sería inmensa.

Angélica, cimente usted su fe en Cristo y no desfallecerá nunca. Él es el corazón de la Iglesia y de la fe cristiana. Y, además, tenemos a la Virgen, nuesra Madre Santísima...

------------------------

Nova, muchas gracias por haber dejado su comentario. Con el paso del tiempo se ve mejor los puntos de vista de otros que han recorrido más camino que nosotros. Cada uno se encuentra espiritualmente en algún lugar diferente de otros en el camino que el Señor con todo cariño y amor nos ha puesto por delante. Hay niños santos y hay personas que se convierten en su lecho de muerte.

Sta. Teresita de Lisieux lo veía todo como un pradero hermoso de flores diferentes, cada alma como una flor con su propia hermosura, que se desarrolla en su tiempo. Así hizo lucir Dios a un S. Pedro de lo que otros parecía sólo un Simón pescador y a un S. Pablo de Saulo, perseguidor de cristianos. ¡Bendito sea el Señor!
22/02/11 10:32 PM
  
Miserere mei Domine
Para muchos cristianos sentirse incluidos en una comunidad es un problema y le cristianismo sin comunidad tiende a apagarse. Se por experiencia propia que no es fácil encontrarse a gusto donde Dios ha dispuesto que vivamos nuestra Fe. Le diría que hasta es normal lo que le sucede a Angélica y que no se sienta extraña al verse en esa situación.

Le recomendaría que buscara una comunidad acogedora donde integrarse y vivir su Fe, pero sé que las dificultades son muchas. ¿Dónde llamar a la puerta?¿Quién te contesta? Las dudas e incertidumbres se agolpan.

Hay personas que antes que alejarse de la Iglesia, buscan alternativas mientras no se encuentran esa comunidad. En internet existen pequeñas comunidades que intentan ser apoyo en esos momentos de perdida y desorientación. La comunión de los Santos está para esto :) utilicémosla.

La misma página de Infocatólica se puede considerar una comunidad, aunque tal vez sea demasiado dispersa para conseguir cercanía.

Mientras no sabe dónde encontrar apoyo cercano, yo le recomendaría a Angélica que se sumergiera en blog del Padre Javier Sánchez: http://corazoneucaristicodejesus.blogspot.com/
Allí se está creado un espacio acogedor y cercano en el que se sentirá cómoda. Puede plantear sus dudas en común o escribirle al Padre Javier directamente. Es una persona cercana.

De todas formas, la oración en estos casos es imprescindible. Dios se nos regala por medio de la oración y nos oye con todo su Amor. Rogar a Dios es imprescindible.


Que Dios les bendiga, especialmente a Angélica y a María Lourdes.

----------------------------

Miserere mei Domine, gracias por esa recomendación del blog del P. Javier y por sus oraciones.

Me parece una buena señal que Angélica se esté preguntando a quién acudir porque oraciones así que nacen de lo más profundo de nuestro corazón no dejan de ser contestadas por el Señor, Cuyo Sagrado Corazón, traspasado por nosotros, sigue compadeciéndose de nosotros. Lo digo también por propia experiencia. A veces se tarda días, meses, años en discernir la respuesta del Señor, pero Él es fiel como ninguno y no defrauda las esperanzas de los que Le buscan.



22/02/11 10:34 PM
  
Odet
Es normal lo que le pasa a Angelica,los santos tambien tuvieron su "noche oscura" como San Juan de la Cruz y la beata Teresa de Calcuta,pero luego esa Fe regresa FORTALECIDA.
Deduzco por sus palabras que le cansa la piedad de sus padres,pero ellos solo desean agradar al Señor y mantenerte alejada del pecado.San Agustin se lamentaba en un bello poema de conocer tarde al Señor,hasta que Este extinguió su ceguera,que no nos pase a nosotros,como dice Jesucristo en( Mt7,7-12)
"Pedid y se os dará,buscad y hallareis,llamad y se os abrirá".Que Dios te acompañe Angelica.

-----------------------------

Odet, ¡qué cita más buena ha dejado! ¡Qué importante es perseverar!

Muchos santos pasaron por la "noche oscura" sin dejar de añorar y desear al Señor, sin dejar de permanecer fieles a la Iglesia, en cuyo seno esperaron y encontraron a su Amado. También muchos santos pidieron al Señor algún apoyo humano para llevar a cabo la misión que encomendaba a cada uno en particular según su estado de vida. No es de extrañar que se vea en las vidas de los santos amistades y relaciones santas entre ellos. S. Francisco de Sales señalaba en "Introducción a la vida devota" que los que estamos en el mundo tenemos particular necesidad de formar amistades que nos apoyen en nuestro camino espiritual. Gracias a Dios, nunca nos faltará lo necesario. Un saludo.
22/02/11 10:59 PM
  
Marco
Querida Lourdes:
Nuestra hermana parece estar sufriendo más bien una "crisis" de fe, un momento de crecimiento, de maduración. Si su fe fuera suficiente, no se habría alterado por la presunta "deriva fanática" de sus padres. Mantener la paz, orar, pedir la fe al Espíritu Santo, paciencia. Si como dice, no ha perdido la fe en Dios, que tenga confianza en que Dios le dará lo que necesita en estos momentos. Dios la bendiga a ella, a sus padres, a ti, Lourdes y a vosotros, hermanos lectores.
Saludos!

------------------------------------

Marco, en el siguiente post (y probablemente a lo largo de la Cuaresma, Dios mediante) trataré un poco ese "fanatismo" de los padres.

De pequeña oía de mis padres que les comprendería mejor de mayor, y años después, como madre, me doy cuenta de que así es. Las relaciones entre padres e hijos están llenas de malentendidos. Lo veo a diario como madre y me acuerdo de malentendidos que tuve con mis padres. Pero, la Caridad lo cubre todo y ayuda a sobrellevar lo que no se entiende, hasta que nos ilumine mejor el Señor.

Muchas gracias por sus oraciones por todos los que pasamos por aquí. ¡Saludos!
22/02/11 11:23 PM
  
Norberto
Cuando la fe tiene intermediarios llega un momento en que se exige, por la propia dinámica de la fe, una personalización individual, porque no da Dios, ese don más que para nuestra propia riqueza personal, Él quiere amarnos uno a uno.
Ppor eso, es normal y frecuente que, cuando nos quedamos sin paraguas, notemos, cuando llueve, que nos estamos mojando, eso produce sorpresa pues no se había experimentado hasta ese momento, sin embargo, así como el niño ha de caerse algunas veces mientras aprende a andar, así el creyente ha de estar a solas con Dios, para conectar con su Amor y no perderlo nunca.

No es la fe asunto de padres buenos/malos, sacerdotes perfectos/imperfectos, Iglesia santa/pecadora, sino de Dios y yo.

ML, wellcome home, again.


--------------------------------------

Norberto, me gusta la imagen del paraguas. A veces se siente uno que "when it rains, it pours" [¿quizás en español: "cuando llueve, es a cántaros"?].

Esa relación que menciona de "Dios y yo" queda clara en el mandamiento del Señor de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. El amor de Dios naturalmente lleva a uno a amar al prójimo y buscar su bien, pero por amor de Dios. Cuando uno está en gracia con Dios, la fuente de todo bien, puede hacer mucho más bien espiritual a su prójimo que cuando no lo está. Un saludo.
23/02/11 11:50 AM
  
Vicente
ante dudas de fe, pregunte a un buen sacerdote, estudie el Catecismo de la Iglesia Católica y rece.

------------------------------------

Vicente, conozco a alguien que me dijo que se alejó de la fe porque un sacerdote no tuvo tiempo para hablar con él un día. En mi opinión, en ese caso fue más bien una excusa, porque esa persona podría haber insistido pero no lo hizo; también podría haber buscado al Señor por medio del Sacramento de la Reconciliación con otro sacerdote, pero tampoco lo hizo; podría haber estudiado (como tan bien sugiere), pero tampoco lo hizo; podría haber rezado ante el Santísimo Sacramento, pero tampoco lo hizo...

Lo más conveniente para él fue culparle a un sacerdote que en un momento en particular no pudo atenderle enseguida. Pensó lo peor de ese sacerdote y se cerró él mismo a la gracia de Dios al darse por vencido ante el menor obstáculo. En el caso de Angélica, me alegro mucho de que esté buscando ayuda en la situación que enfrenta. Gracias por haber dejado sus consejos. Un saludo.
23/02/11 11:53 AM
  
Norberto
ML

Sin embargo, ¡qué poco le dejamos hacer a Dios!, queremos hacerlo todo nosotros. En el caso de Angélica, basta que rece el Padrenuestro para reparar en que Él siempre está esperando, y no se cansa nunca de esperar, aunque lleguemos a la cita, muy, muy tarde.

La traducción es buena.

------------------------------

Norberto, lo que dice es un buen consejo para Angélica, pero también para las "Martas" como yo que andamos tan afanadas en el mundo, que hasta cuando deseamos ser como "Marías" a los pies del Señor nos encontramos diciéndole al Señor lo que queremos que Él haga, mientras "sólo una cosa es necesaria y María ha elegido la mejor parte". Aun así, no le falta a Marta el cariño del Señor.
23/02/11 12:42 PM
  
Flavia
Interesantísimos como siempre los post de María Lourdes. He leído las respuestas y, francamente, estoy de acuerdo con todas, porque me parecen, además de válidas, escritas desde el corazón.

Aquí va mi opinión por si le sirve de algo a Angélica y me baso en la experiencia de mi propia vida.

Angélica, el ejemplo de otros no siempre nos ayuda en nuestro camino hacia Dios. Incluso dentro de la propia Iglesia, a pesar de ser la Iglesia de Cristo, encontrarás cosas que podrían decepcionarte. Por eso, a la hora de apoyarte en lo más sólido, acude directamente a Jesús, el Hijo de Dios. Lee y relee el Evangelio, con calma, saboreándolo, y verás cómo encuentras en Jesús la Verdad plena, la Roca que no falla nunca. Él será tu fuerza, tus respuesta, tu meta. Posiblemente... Él te esta´esperando tras estas decepciones que sufres. ¡ Verás qué inmensa alegría cuando te abraces con Él !

-------------------------------------

Flavia, ¡cuánta sabiduría en lo que dice! Hace un par de meses me dijo un sacerdote que la meta de cada uno no es ser como ningún santo, sino como Cristo; Él es Dios, y Dios es muy sencillo. Muchas gracias por haber compartido su opinión. Un saludo.
23/02/11 12:42 PM
  
Norberto
Marta, digo Mª Lourdes, todo lo que se hace en el nombre del Señor es santo y santificador, aunque, muchas veces, muchos días, no dé tiempo, apenas, que a rezar un Avemaría.

lo importante que diría "mi Theresita", es lo que hay en el corazón, aunque la tarea parezca dispersarnos, Dios habita en nosotros, "hasta en los pucheros" que diría Sª Teresa.

El reproche del Señor a Marta no es por haber hecho las tareas de la casa, sino porque confía en agradarle por eso, y, no por darle su corazón. Así me lo han explicado, al menos.


---------------------------------

Norberto, muchas gracias por compartir lo que le han explicado sobre eso. Me queda más claro también. :)
23/02/11 1:31 PM
  
vicente
busque un buen sacerdote hasta que lo encuentre.

----------------------

Vicente, sí, los sacerdotes son una gran bendición de Dios. Gracias por recalcar la gran ayuda que Dios en Su Bondad nos ofrece por medio de ellos.
23/02/11 1:33 PM
  
Ana B.
A mí Dios me "rescató" poquito a poco, casi sin que yo misma me diera cuenta, poniendo ayudas en mi camino. Por ejemplo, tres sacerdotes que me aclararon las ideas, sin que yo lo hubiera buscado específicamente. O esta web en la que un día entré por casualidad y desde entonces leo a diario. La gente de mi parroquia, que me acogió con calidez. Y más detalles; seguro que ni siquiera tengo conciencia de todos. Cuento lo que me ayudó, por si sirve de algo, aunque las circunstancias quizá no sean las mismas. Muy concretamente, creo que estos blogs y los comentarios de los lectores pueden hacer mucho bien. Y aprovecho para dar las gracias, pues sin duda les debo mucho a todos ustedes.

-----------------

Ana B., muchas gracias por compartir su testimonio de lo que le ayuda a vivir su fe. La generosidad del Señor es insuperable. Le agradezco también su apoyo del portal y espero que siga contribuyendo. Un saludo.
23/02/11 5:11 PM
  
María
Buenas noches María Lourdes , me alegro mucho de que estes de vuelta en el blog, con tus bonitos comentarios.
Me gustaria poder ayudar a Angélica ,no sé si mi comentario le podrá ayudar.....pero sí le puedo decir lo que Yo en su situación haría.
Habla con tus padres, diles lo que opinas de su comportamiento contigo y el daño que te estan haciendo y lo que esto está influyendo en tu Fe .
Dialogar y hablar las cosas , y recapacitar por ambas partes ,
Yo creo,que es lo mejor y REZAR...REZAR...mucho para que Dios os ayude y os ilumine para arreglar la situación entre vosotros.


Un Afectuoso Saludo.

----------------------------------

María, gracias por haber compartido sus pensamientos de nuevo en el blog. Es verdad que dialogando muchas veces se puede aclarar malentendidos, sobre todo si se hace con prudencia, buscando y esperando con paciencia el momento más oportuno para hacerlo, sin dejar de demostrar que uno todavía ama a los que tienen un punto de vista diferente. Saludos.
23/02/11 10:31 PM
  
hellen viviana
yo pienso que si tu crees en DIOS no vas a mirar a tu alrededor sperando que otros crean para q tu fe se fortalesca mas... eso no es de una persona q se siente cerca de el... cuando sientes la presencia de DIOS.. eres tu misma.. en lugar q otros te hagan cambiar de rumbo.. tu lo vas hacer.. x la misma seguridad q sientes de ti y de tu fe!!! vas a contagiarlos con ti actitud!! vamos!!! levantate si stas triste.. io se q cuando nuestros padres nos tratan mal es totalmente decepcionante... hsta da coraje.. y muxo!! pro son nuestros padres.. los q DIOS nos dio!!! aa y lo mas importante.. si crees en EL.. no crees en las imagenes.. asi dice su palabra.. no creer en imagenes... o es EL o son las imagenes.. tu decides.. no es necesario hacer lo q el cura o el pastor nos mande si es q lo que dice contradice la BIBLIA.. no nos dejemos engañar.. leamos la biblia.. por medio de ella DIOS nos habla.. cuidate.. y cualkier cosa me puedes escribir a mi correo.. [...]

-------------------------

Hellen Viviana, le agradezco que se haya tomado el tiempo para ofrecerse a ayudar a Angélica. No publiqué su correo electrónico, pero si Angélica lo desea, se lo daré.

Quisiera aclarar que la Iglesia Católica no se basa sólo en la Biblia, sino también en la Tradición de la Iglesia y el Magisterio de la Iglesia para la interpretación de las Sagradas Escrituras, como explica en este enlace el "Catecismo de la Iglesia Católica". En esta página de Corazones.org encontrará más información sobre lo que la Iglesia Católica enseña sobre las imágenes y por qué no las prohibe. Aparte de eso, recomiendo "Para Salvarte" del P. Jorge Loring s.j., que ofrece muy buenas explicaciones sobre la fe católica. Un saludo y siento mucho la tardanza en publicar su comentario.
24/02/11 5:00 PM
  
José Manuel Campos Gallardo
Nada nuevo que no hayan dicho ya los hermanos. En mi experiencia, las incomprensiones con los padres surgen por malentendidos, muchas veces por mi culpa. Lo importante es no aislarse uno, no verlos como extraños, ya que como padres que son, te aman y se sienten unidos a ti. Por tanto uno debe intentar comprenderlos. Por otro lado, la relación de ellos con Cristo y la que tenga yo ha de ser personal. Nada me puede apartar de mi amor a Cristo, ni siquiera algún mal ejemplo o malentendido ni ningún escándalo incluso de personas que creía fieles a Cristo. Por mi relación de amor personal con Cristo y María conmigo todo lo puedo comprender y perdonar. Fíjate en el pobre Jesús en Getsemaní y en el Calvario, que se sintió incomprendido y abandonado por sus mismos apóstoles. Me ofrezco a Dios no sólo como testigo suyo externo, sino también participando de sus sentimientos de dolor, testígo y víctima yo también de todas las incomprensiones. Y me doy cuenta que amar a Dios sobre todas las cosas puede significar que haya personas queridas que no me comprendan, no me traten como Jesús, o que yo mismo no me comprendo y no sé qué me está pasando o qué he hecho mal, si algo hice mal. Pero incluso sin saber por qué no dudo en aferrarme incondicionalmente a Cristo y nadie, ni mis padres, me podrán apartar de Él.
En Cristo a veces se pueden dar juntos sufrimiento y amor, dolor y consuelo. No dude usted, Angélica, su sufrimiento no es inútil, si desde su dolor y con lágrimas se afirma, se agarra más fuerte a Cristo. Y no dude nunca de las dudas se disiparán pasarán cuando llega el consuelo, pero el amor de Dios por nosotros es eterno.

--------------------

José manuel Campos Gallardo, su maravilloso comentario me recuerda esta promesa del Señor:
"En verdad os digo que no hay nadie que haya dejado casa, hermanos o hermanas, madre o padre, o hijos o campos por mí y por el Evangelio, que no reciba en este mundo cien veces más en casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y campos, con persecuciones; y, en el siglo venidero, la vida eterna." (Mc. 10, 29-30)
No anima el Señor a que no cumplamos el IV Mandamiento de honrar a nuestros padres, sino a tener en cuenta siempre que Dios es quien más importa en nuestras vidas. Por amor a Él amamos a otros, aunque parezca que nos dificulten el avance espiritual.

Siento mucho que haya tardado tanto en publicar su comentario. Espero que siga aportando sus pensamientos al blog. Un saludo.
25/02/11 2:17 AM
  
Marta
Con todo lo dicho no sé qué más añadir a parte de mis oraciones... Sencillamente decir que yo también tengo mis crisis de Fe periódicas... A veces me alejo un poco de Dios, de repente se me antoja algo teórico y lejano, pero me refugio en recordar todas las veces que Le he sentido ahí, a mi lado, vivo, cercano, REAL...

Revivo esos momentos y me dan la fuerza para seguir haciendo Su Voluntad aún en los momentos en que mi voluntad no lo desea y mi mente no lo comprende...

Quizá pueda dedicar un poco más de tiempo del habitual a la oración, como han dicho todos (un retiro, unas horas a solas ante el Sagrario...). A mi las Vigilias nocturnas me llegan especialmente al corazón, porque son momentos en los que parece que el mundo se para, con sus tensiones y sus agobios, y en la oscuridad de la noche se amortiguan los sentidos y se tiene que mirar con el corazón mismo.

¡Un fuerte abrazo con mis oraciones!

---------------------

Marta, lo que dice en su comentario me ayuda a hacer un examen de conciencia porque me recuerda tantas veces en las que el Señor me acompañó en momentos difíciles y me fuerza a pensar en cómo mejorar lo que Le ofrezco al que más me ama. Muchas gracias de todo corazón y perdón por haber tardado en publicar su comentario.
25/02/11 2:13 PM
  
anarico
Salte a la vista que ésta chiquita tiene un puntito de pundonor y honradez intelectual, que es como decir honradez espiritual y claro, el "banquete de idolatría y superstición en que vive no lo puede soportar.

Y la verdad es que, la cuestión es muy sencilla, tan sencilla, que decía nuestra santa que "Dios también entre pucheros"; pero hinchados hasta los tuétanos de sandeces, barbaridades, mentiras bonitas... etc, etc.... es imposible ver un poquito de luz. Necesariamente, se hace necesario ponerse a "dieta de chorradas y si es posible eliminarlas totalmente, que sin duda es la mejor. Y aprender directamente de los grandes maestros como hemos dicho tantas veces en este mismo blog.

Lo primero que hay que saber es que la fe entra en principio por el oído, y tras los ejercicios de Amor a Dios un día alcanzaremos la Fe, La Esperanza, y la Caridad, que sin duda es lo más de lo más y lo contiene todo junto.

¿Qué es ejercitarse en amor a Dios? Pues lo único que hacia María desde mucho antes de que se le presentara el Arcángel Anunciador. Santa Teresita lo dice muy clarito: "sólo tenemos que pensar en Él"; y esto se puede hacer incluso entre pucheros, ¿verdad? Pues eso, así.

Puede resultarnos, tal vez, al principio trabajoso, elevar los ojos como nos enseña San Juan de la Cruz en su "Subida al Monte Carmelo", sobre todo a las mujeres, me parece a mí; pero podemos empezar por considerar (pensar) en la Infinita Bondad de Dios, que es fácil de pensar, y no hay en esto ninguna controversia intelectual posible, ya que sabemos por fe (transmitida por nuestros mayores experimentados) y sin calentarnos la cabecita: que si es infinita sólo puede ser de Dios. Y... EJERCITARNOS. En principio amar es pensar en el amado, Luego, etc etc...


-----------------------------------

Anarico, quizás porque cueste a las mujeres elevar los ojos, el Señor se ha dignado a elevar a grandes alturas a las más "insignificantes" a los ojos del mundo, a las más humildes, que reconocían que todo lo recibían del Señor. :) Y nos ha dejado buenos ejemplos en su comentario: la Ssma. Virgen María que supera a todas las creaturas y otras santas como Sta. Teresa de Jesús.

Cada persona debe poner de su parte para dejar al Señor obrar en su alma y en sus vidas, cada uno según su estado en vida, según la Voluntad del Señor. Un saludo, y muchas gracias por haber dejado su comentario.
26/02/11 9:02 PM
  
María
Para Angélica .

lA Santísima Virgen manifestó a Santa Brígida, que concedía 7 GRACIAS a quienes diariamente LE HONRASEN considerando Sus Lágrimas y Dolores, con 7 Avemarias.;

1º PONDRÉ PAZ EN SUS FAMILIAS
2ºSeran Iluminados en los Divinos Misterios.
3ºLES CONSOLARÉ EN SUS PENASy acompañaré en sus trabajos.
4ºLes daré cuanto me pidan, con tal que "NO"se opongan a la voluntad adorable de Mi DIVINO HIJO y A LA SANTIFICACIÓN DE SUS " ALMAS"
5º lES DEFENDERÉ EN LOS COMBATES ESPIRITUALES CON EL enemigo " Infernal", Y PROTEGERÉ EN TODOS LOS INSTANTES DE SU VIDA.

6º Les Asistiré visiblemente en el momento de su muerte ; verán el rostro de su MADRE.

7º He conseguido de MI DIVINO HIJO, que los que propaguen esta devoción (a Mis Lágrimas y Dolores ) Sean trasladados de esta vida terrenal a LA ELICIDAD ETERNA DIRECTAMENTE, pues seran BORRADOS Todos los Pecados, y MI HIJO Y YO seremos "Su Eterna consolación y alegría "


Afectuosamente María

-------------------------------

María, ¡qué buen consejo ha dejado!

Tengo una estampa de la Virgen Dolorosa recomendando la devoción que comparte, pero reconozco que no todos los días he rezado esas 7 Avemarías meditando los dolores de la Ssma. Virgen María. Su comentario me anima a volver a comenzar esta bella devoción.

En este post incluí un video que ayuda a meditar el "Vía Matris" que menciona. Un saludo y muchas gracias por haber dejado su comentario para Angélica.
27/02/11 12:31 PM
  
Gregory
Creo que la gran mayoria de los problemas familiares se deben a malos entendidos, los padres de nuestra aiga y hermana Angélica no actuan por maldad pero deben revisar cuanto hay de cristiano en su actuar de cada día como viven su entrega y relación con el Señor todos somos testigos y lo que hagamos o no es testimonio o por el contrario antitestimonio. Por otro lado angélica debe entender que no existen ni cursos ni seminarios para ser padres los errores se cometen tal como nosotros lo podemos hacer pidamos a Dios Padre especialmente Angélica porque les de luz y sabiduria para entenderse cada vez más.

----------------------------

Gregory, lo que dice me recuerda un anuncio publicitario en los EE.UU. de hace años en la que se decía que los niños no nacen con instrucciones. Como madre, me encantaría que hubiera un "manual de instrucciones" que si se siguiera a la letra haría que fuera una madre perfecta para los hijos que el Señor puso bajo mi cuidado. Pero, Dios en Su Divina Providencia dispuso que los padres y los hijos nos santificáramos unos a otros... aunque sea una labor que dure toda nuestra vida en este mundo. Un saludo.
27/02/11 11:43 PM
  
María
María Lordes, si me permites dejaré unas palabras en mi comentario...

Palabras que, como dijo la Divina Madre, a la misma Santa Brígida, que "NO" se le pudieron Jamás olvidar....
La Divina Madre veía a JESÚS lleno de Dolor por todas partes; Quería Consolarle, MAS NO PODÍA...Y lo que Más" Pena le daba...era el ver, que ELLA Misma, con Su Presencia y Dolor Aumentaba las congojas de Su HIJO.
lA Misma pena...dice San Bernardo, " Que llenaba el CORAZÓN DE MARÍA...., REBOSABA PARA AMARGAR EL CORAZÓN DE JESÚS.
Antes bien, dice San Bernarso, que JESÚS padecia en la Cruz " Más" por compasión de "SU MADRE" ...que por Sus mismos Dolores.
Y si por Ventura " en aquel Mar de Dolores, entró algún CONSUELO en MARÍA...Este Era...el Saber que por Medio de Sus Dolores " NOS LLEVABA A LA SALUD ETERNA ", COMO EL Mismo JESÚS, LO REVELÓ a Santa Brígida....: " María," MI MADRE", por la Compasión y Caridad , llegó a Ser MADRE DE TODOS EN LOS CIELOS Y EN LA Tierra



------------------------

María, muchas gracias por compartir esas citas de las Revelaciones a Sta. Brígida y de S. Bernardo. Admiro mucho que la Ssma. Virgen María, ante tanto sufrimiento, no fuera sólo Madre Dolorosa, sino también Ntra. Sra. de la Esperanza (como se le representa en algunos sitios esperando la Resurrección del Señor).

S. Alfonso de Ligorio también escribió maravillosamente sobre los Dolores de la Virgen María en "Las glorias de María", sobre todo en la Segunda Parte de ese libro. No por nada es ella Refugio de los pecadores, Consoladora de los afligidos y Auxilio de los cristianos, como dicen las Letanías de Loreto. Esta Madre del Buen Consejo siempre está atenta a nuestras necesidades. Un saludo.
28/02/11 4:20 PM
  
anarico
María, además de a la virgen María y a nuestra santa, también he mencionado a Santa Teresita, pero parece que con las "prisas", te has olvidado. Como tú sabes, los hombres y las mujeres no somos iguales, y para cada cual, es más fácil una cosa que otra. Y por si acaso, debes saber que yo no tengo nada en contra de las mujeres, sino todo lo contrario: tengo preferencia por éllas como nuestro Señor.

Por otra parte quiero decirte, que me parece que Dios siempre está obrando en nosotros, como no puede ser de otra manera, ya que "en Él vivimos etc, etc.." Pero de lo que se trata, cuando hablamos de religión, es de que NOSOTROS TENGAMOS CONSCIENCIA DE LO QUE NOS PASA", y como actúa en nosotros. Es decir, se trata de que nuestra consciencia recorra el territorio del alma y se conozca. Así que estimada, yo pienso que nada de pasividad: ejercicio y pasión. Espiritual y divina, por supuesto.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!



------------------------

Anarico, le agradezco la aclaración a su comentario. Bastantes años nos llevamos leyendo y nos entendemos, pero así queda todo más claro. :)

Tiene razón sobre cómo tenemos que poner de nuestra parte y abrir nuestros corazones a la gracia que nos ofrece el Señor. ¡Cuántas veces nos exhorta el Señor en los Evangelios a que busquemos el Reino de los Cielos y seamos buena tierra para la Semilla de Dios! ¡Feliz Navidad también!
28/02/11 4:32 PM
  
Javier Ortega
Dudas, dudas; todos tenemos dudas.
Dudamos de nuestras esposas, de nuestros maridos, de nuestros jefes, de los hijos, de los amigos. Si dudamos de lo que vemos, ¿no vamos a dudar de lo que no vemos?.
No nos toca a nosotros juzgar a nadie.
Ora por ti, para que te quite la viga de tu ojo y después ora por tus padres para que les desaparezca ese fanatismo que dices que tienen.

Que vaya bien.
Saludos.

------------------------------

Javier Ortega, muchas gracias por haber dejado su comentario y siento mucho haber tardado tanto en publicarlo. Que la Caridad nos guie a todos para que Dios aumente en nuestras vidas, y nosotros mengüemos. Un saludo.
01/03/11 8:57 AM
  
Gregory
Desde hace tiempo en la misa pido al Señor por la madres que pronto van a estrenarse en esa que algunos han llamado: "La verdadera profesión más antigua del mundo" para que asuman con alegria esta don que viene y que lo asuman con responsabilidad y dedicación. Nunca me cansare de hacerlo.

-------------------------

Gregory, ¡qué intención más preciosa! Que por esas oraciones y por los méritos del Señor y de la Ssma. Virgen María y de todos los santos nos conceda el Señor a todas las madres que alcancemos la santidad que Dios desea de nosotras. Muchas gracias por compartir su intención de Misa.
01/03/11 10:32 PM
  
manuel
Me gustaría decir a Angélica que es frecuente sufrir por los Padres, o por los hermanos, por tu esposa, por tus hijos; muchas veces, si hubiera que buscar un responsable de ese sufrimiento, los responsable seríamos nosotros; pero otras muchas no es así. A veces un Padre no es todo lo cercano y cariñoso que quisieras o la vida te aparta de tus hermanos, o tus hijos se separan de tus creencias y de tus esperanzas y deseos en la vida. Otras veces es uno mismo el que falla gravemente.

Ojalá los católicos fuéramos santos, pero la verdad es que somos pecadores. Aceptar esa realidad y saber que nosotros mismos y los que nos rodean pecamos, incluso gravemente, para mi, es aceptar la esencia del cristianismo. Cristo no vino para los sanos, sino para los enfermos: como tus padres, como tu, como yo. Esto incluye, también, a los sacerdotes y religiosos, también ellos se equivocan y también pecan, a veces gravemente.

Todo esto lo digo porque en la vida es frecuente sufrir decepciones, pero no debes dejar que estas decepciones acaben con lo positivo que hay en ti. Quizás querrías que tus padres te apoyaran en algo que no pueden (quzás porque su fe se lo impida). También es importante aceptar eso, aunque pueda distanciarte de ellos. Y también es importante (muy difícil, por experiencia propia te lo digo) perdonar: perdonarte y perdonarles.

Un ejemplo para los padres con hijos que se apartan de sus creencias puede ser Santa Mónica (madre de San Agustín), sin dejar jamás de querer a su hijo y sin renunciar a verlo por el buen camino.

-----------------------

Manuel, oí hace poco una charla grabada que encontré al salir de una capilla, sobre la ira y el perdón (más detalles en un futuro post), en la que se recomendaba no tomar decisiones mientras uno está de mal humor porque nuestra visión de las cosas no está muy clara en esos momentos.

Hace poco también me di cuenta de que a veces, pensando en mi infancia o juventud, me acordaba de cosas negativas, pero que también había muchas cosas positivas en las que no me había fijado porque las había colocado a la sombra de lo negativo. No dejaban de ser positivas y también momentos que me formaron con alegría, pero las había dejado al fondo al traer a primer plano lo negativo.

Sí, como dice, es muy importante aceptar y ofrecer el perdón en nuestras vidas. Que el Espíritu Santo, Amor de Dios, nos guíe a Su Luz. Un saludo.
02/03/11 9:26 PM
  
OSSMAR VIDAL
DIOS TIENE PODER A VECES CUANDO UNO PASA TIEMPOS ASÌ ES QUE HA DEJADO DE HACER ORACION.... HAY QUE SEGUIR ORANDO PARA DIOS NOS HABLE AL CORAZON.......LA PALABRA BENDITA D DIOS DICE. PIDAN Y SE LES DARA (MAT. 7-7) TAMBIEN DICE TODO LO QUE PIDAN EN ORACION CON TAL QUE CREA CUENTEN QUE YA LO HAN RECIBIDO. (MATEO 21,22)....

---------------------

Ossmar Vidal, la oración debe ser como el aire que respiramos: tan frecuente que todo lo afecta, de tal forma que si nos falta nos damos cuenta enseguida. Muchas gracias por recordarnos nuestra necesidad de confiar en la Providencia Divina por medio de la oración. Un saludo.
12/03/11 12:31 AM
  
María
Cuenta Santa Teresita.... que en una ocasión, se hallaba en el lavadero del Monasterio frente a una hermana que , lavando los pañuelos, la salpicaba con agua sucia a cada momento.
Su primer impulso fué alejarse de ella limpiandose la cara, para demostrar así a la hermana, que le haría un gran favor quedandose quieta ;
Pero pensandolo bien , se dió cuenta que rehusaba el tesoro que ofrecían tan generosamente y se guardó muy bien de traslucir su fastidio;
Por el contrario, se esforzó del todo en desear recibir mayor cantidad de agua sucia, de tal manera.... que al cabo de un rato, llegó incluso a tomarle el gusto a aquel sitio afortunado, donde repartian gratuitamente tantas riquezas que ofrecerle al SEÑOR..".aunque sean cosas muy pequeñitas"....bien envueltas en el Amor y la Paciencia.

Saludos

----------------------

María, ¡qué hermosa anécdota! No es sólo bella, sino también práctica. Procuraré tenerlo en cuenta y espero que también haga bien a otros leerla. Muchas gracias por haberla compartido y siento mucho que haya tardado tanto en publicar tanto su comentario como otros que lo preceden. Un saludo.
12/03/11 10:12 PM
  
SONY
Me parece excelente el comentario de "Miserere Mei Domine" porque en efecto, cuando estás en comunidad reavivas esa fe y ese acercamiento a Dios y a la religión. Existen muchos grupos dentro de la Iglesia: los Adoradores Nocturnos, la Vela Perpetua, las Hijas de María, Renovación en el Espíritu Santo, la Tercera Órden Franciscana, Focolare, entre muchos otros.

Yo también te recomiendo acudir a alguno de éstos, al menos una vez por semana, y vas a aver cómo tu fe se renueva. No dejese que el malo gane.

¡Saludos!


------------------------

Sony, edité su interesante comentario para que se pudiera leer mejor, ya que había dejado todo el texto en mayúsculas.

Gracias por sus recomendaciones y por haber dejado algunos ejemplos de grupos en la Iglesia Católica.

Por cierto, el comentarista Miserere Mei Domine que menciona tiene un blog excelente: "Misterio Cristiano", que también le recomiendo. Un saludo, y perdón por haber tardado tanto en publicar su comentario.
11/05/11 5:10 PM
  
Diana
Hola
Lo cierto es que a mi me pasa algo parecido . Y cuando uno llega a esta situacion siente que nada de lo que dicen o hacen es suficiente si consigues levantarte dime como porfis

-------------------------

Diana, confiemos en el Amor Infinito de Dios por nosotros. Él nos busca en todo momento, aunque no Le percibamos, y sabe lo que es mejor para nosotros. Por medio de los Sacramentos de la Iglesia se hace presente en nuestras vidas y nos ayuda a perseverar. La clave es que nos confesemos sacramentalmente y también Le recibamos al Señor en la Eucaristía con frecuencia para así no dejar de cogerle la mano al Señor. Él siempre nos extiende Su ayuda y nos espera con más Amor que nadie. Seamos fieles a Él y Dios no se dejará ganar en generosidad. Un saludo.
17/11/11 12:36 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.