¿Ha dicho el Papa Benedicto XVI que no existe el Purgatorio?

En una carta que remonta a la época de los primeros cristianos, el Papa S. Clemente I (Papa entre los años 93-101) tercer sucesor de S. Pedro, exhorta a los corintios:

“El rebaño debe vivir en paz bajo la obediencia y tutela de los presbíteros y los miembros del Cuerpo de Cristo no deben estar separados de su cabeza. Abandonemos, pues, las investigaciones hueras y vanas y sigamos el canon venerable y glorioso de nuestra tradición.”

En la Iglesia Católica, los Papas ejercen la suma autoridad respecto a materias de fe cuando hablan desde la Cátedra de S. Pedro como Vicarios de Cristo en el mundo. No es de extrañar, entonces, que sean blancos de tergiversaciones mediáticas que acaben confundiendo a los fieles respecto a temas como la cuestión por la cual escribe un lector, José:

“[…]resulta que hace algunos días escuchó mi hermana en las noticias que según un reportaje el Papa Benedicto XVI había dicho que el purgatorio no existe o que él decretaba que ya no existiera. No recuerdo las palabras precisas y quisiera saber si eso es cierto.”

Posiblemente ese rumor origina en la declaración del Cardenal Joseph Ratzinger: “El limbo no ha sido nunca definido como verdad de fe”, como puede leer en “Benedicto XVI y el Purgatorio” en apologeticacatolica.org. Quizá hubo confusión entre “el limbo”, que se refiere a un lugar en el que se encuentran los que fallecen sin haber cometido ningún pecado personal y sin haber sido bautizados y el Purgatorio, cuya existencia es dogma de fe, como se puede leer en este enlace.

Además, puede leer la opinión del Papa Benedicto XVI sobre el Purgatorio en sus propias palabras en este fragmento del “Encuentro del Papa con los párrocos y el clero de Roma” (7 de febrero, 2008):

”Actualmente se suele pensar: qué es el pecado, Dios es grande, nos conoce, así que el pecado no cuenta, al final Dios será bueno con todos. Es una bella esperanza. Pero existe la justicia y existe la verdadera culpa. Quienes han destruido al hombre y la tierra no pueden sentarse de inmediato en la mesa de Dios junto a las víctimas. Dios crea justicia. Debemos tenerlo presente. Por ello me parecía importante escribir este texto también [en “Spe Salvi”, ver a continuación] sobre el purgatorio , que para mí es una verdad tan obvia, tan evidente y también tan necesaria y consoladora, que no puede faltar.”

——————-

Fragmento de la Carta Encíclica “Spe Salvi” (30.11.2007) del Papa Benedicto XVI

“46. […] En gran parte de los hombres –eso podemos suponer– queda en lo más profundo de su ser una última apertura interior a la verdad, al amor, a Dios. Pero en las opciones concretas de la vida, esta apertura se ha empañado con nuevos compromisos con el mal; hay mucha suciedad que recubre la pureza, de la que, sin embargo, queda la sed y que, a pesar de todo, rebrota una vez más desde el fondo de la inmundicia y está presente en el alma. ¿Qué sucede con estas personas cuando comparecen ante el Juez? Toda la suciedad que ha acumulado en su vida, ¿se hará de repente irrelevante? […][Cita a S. Pablo en 1 Corintios:] ‘Encima de este cimiento [Jesucristo] edifican con oro, plata y piedras preciosas, o con madera, heno o paja. Lo que ha hecho cada uno saldrá a la luz; el día del juicio lo manifestará, porque ese día despuntará con fuego y el fuego pondrá a prueba la calidad de cada construcción. Aquel, cuya obra, construida sobre el cimiento, resista, recibirá la recompensa, mientras que aquel cuya obra quede abrasada sufrirá el daño. No obstante, él quedará a salvo, pero como quien pasa a través del fuego’ (3,12-15). “En todo caso, en este texto se muestra con nitidez que la salvación de los hombres puede tener diversas formas; que algunas de las cosas construidas pueden consumirse totalmente; que para salvarse es necesario atravesar el «fuego» en primera persona para llegar a ser definitivamente capaces de Dios y poder tomar parte en la mesa del banquete nupcial eterno.

“47. Algunos teólogos recientes piensan que el fuego que arde, y que a la vez salva, es Cristo mismo, el Juez y Salvador. El encuentro con Él es el acto decisivo del Juicio. Ante su mirada, toda falsedad se deshace. Es el encuentro con Él lo que, quemándonos, nos transforma y nos libera para llegar a ser verdaderamente nosotros mismos. En ese momento, todo lo que se ha construido durante la vida puede manifestarse como paja seca, vacua fanfarronería, y derrumbarse. Pero en el dolor de este encuentro, en el cual lo impuro y malsano de nuestro ser se nos presenta con toda claridad, está la salvación. Su mirada, el toque de su corazón, nos cura a través de una transformación, ciertamente dolorosa, «como a través del fuego». Pero es un dolor bienaventurado, en el cual el poder santo de su amor nos penetra como una llama, permitiéndonos ser por fin totalmente nosotros mismos y, con ello, totalmente de Dios.

————————————–

Ya en este mundo podemos comenzar a expiar nuestros pecados con la penitencia, en preparación de nuestro gran encuentro con el Señor. El Evangelio de la Solemnidad de Cristo Rey [21.11.2010] recuerda que el letrero sobre el Señor en la cruz indicaba: “Éste es el rey de los judíos” (Lc. 23, 38), pero Jesucristo es también Rey del Universo, y debe reinar en nuestros corazones. Nos anima el Papa S. Clemente I a convertirnos de corazón hacia Él: “Fijemos con atención nuestra mirada en la sangre de Cristo, y reconozcamos cuán preciosa ha sido a los ojos de Dios, su Padre, pues, derramada por nuestra salvación, alcanzó la gracia de la penitencia para todo el mundo.” (“Carta a los Corintios”)

No expresa ese Padre de la Iglesia que estemos libres de toda responsabilidad gracias a la Pasión del Señor, sino que debemos imitarle a Jesucristo siguiendo el camino del sacrificio.

La encarnación de Dios en Cristo ha unido uno con otra –juicio y gracia– de tal modo que la justicia se establece con firmeza: todos nosotros esperamos nuestra salvación «con temor y temblor» (Fil 2,12). No obstante, la gracia nos permite a todos esperar y encaminarnos llenos de confianza al encuentro con el Juez, que conocemos como nuestro «abogado», parakletos (cf. 1 Jn 2,1).” (“Spe Salvi”, 47)

Recemos con confianza, pues, al Señor por las almas en el Purgatorio, que experimentan allí tanto la Justicia como la Misericordia del Señor.

[Fotos de Wikimedia Commons: Papa Benedicto XVI (Paulina Grebowiec) y mosaico de Basilica de S. Clemente en Roma]


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: La creencia en la existencia del Purgatorio, ¿afecta en algo la vida de los católicos? ¿Qué le ayuda a determinar la veracidad de reportajes sobre temas religiosos en los medios de comunicación?

Siguiente post – S. Andrés Dung-Lac y 116 Compañeros Mártires – “se burlaban de él” (Lc. 23, 36)

31 comentarios

Hola Lourdes :)

La verdad es que no he hablado hace mucho tiempo sobre el purgatorio. Seguramente, porque esta verdad de Fe se está disolviendo en nuestro subconsciente lentamente y la mayoría de los católicos lo tienen bastante olvidado.

Para mi el purgatorio es importante y no precisamente por miedo a tener que pasar por allí. Más bien todo lo contrario. Sé que mi naturaleza no es perfecta y que mis imperfecciones me impedirán el acceso al paraíso.

Dios es justo ... pero también es misericordioso. Para quienes aspiramos a llegar a disfrutar de la vida eterna, el purgatorio es la fragua en la cual nuestra naturaleza se templará y se rectificará por completo el pecado original. Dios es grande!

Solo aspiro a no perder nunca la Fe en Dios y que esta Fe y mi raquítica voluntad, sean suficientes para entrar en el purgatorio. Nuestra Fe es esperanza. Esperanza que es, espera con sentido.

Que Dios le bendiga Lourdes :)

---------------------------------------

Miserere mei Domine, su blog está lleno de reflexiones e imágenes muy bellas y espero que trate de nuevo el tema del purgatorio allí. Mientras tanto, le agradezco lo que comparte aquí.

Sta. Catalina de Génova es conocida por su "Tratado sobre el Purgatorio", donde habla sobre el Purgatorio como un lugar donde las almas sufren por su deseo de ver a Dios pero también un lugar donde las almas están contentas porque su salvación está asegurada y porque sólo desean hacer la voluntad de Dios.

Cito a esa santa en estos dos antiguos posts sobre el Purgatorio: "¿Por qué al asistir a funerales suele la gente "canonizar" a los difuntos?" y "¿Sabía que hay un museo de las almas del Purgatorio?".

Me encanta cómo el Papa Benedicto XVI, gran teólogo que es, describe el Purgatorio. Un saludo.
23/11/10 11:02 PM
  
JSC
El Dogma de la existencia del Purgatorio es un regalo de la Misericordia de Dios. Nadie, absolutamente nadie entra en el Cielo sin haber purgado el último de sus pecados. En la confesión sacramental Cristo nos borra la culpa pero no la pena -que se purifica en el Purgatorio-. Por eso es mejor purificar en vida meritoriamente que en la otra vida sin mérito alguno, aunque tengamos el Cielo asegurado. Los pecados de la carne se purifican con gran sufrimiento por un alma espiritual que ya no tiene cuerpo. Así que: ¡a mortificarse, a hacer penitencias y ayunos y a negarse a sí mismos! Todo sea por darle la mayor Gloria a Dios y estar en Su presencia lo antes y más cerca posible. En el Cielo hay mucho que hacer, muchisimo más de lo que imaginamos, según dice el mismo Jesús, claro. Hemos de rezar por los difuntos y ofrecer sacrificios y sufragios por ellos, al igual que ceder nuestras indulgencias en su favor, pues ellos poco pueden hacer ya para aliviar su estado. Es la Iglesia Militante que ayuda a la Purgante y suplica intercesión a la Triunfante. Sólo somos una Iglesia.
Bueno, me hago un lío pero SÍ, me tomo muy en serio en el día a día el tema del purgatorio.
¡No tengamos miedo a ser santos! Y no lo dije yo ... je, je ... (JPII, BXVI, ... la Santísima Virgen,...)
Ah!, y los documentos de la CTI (Comisión Teológica Internacional) no son Magisterio de la Iglesia, aunque tengan su interés. A ver cuando emiten un documento sobre la Parusía o el Final de los Últimos Tiempos, ¿a qué están esperando? Que si el Limbo -que es el seno de la Virgen Madre-, etc,.. (Y me callo)

GRACIAS Mª Lourdes por abrir este Blog a Cristo de par en par. Basta ya de silencios!

-------------------------------

JSC, es buena práctica, como dice, procurar hacer lo posible para ganar indulgencias por las almas del purgatorio, tal y como indica la Iglesia, administradora de tesoros espirituales por voluntad de Dios. Dejo de nuevo un enlace al "Manual de Indulgencias" (1986), por si inspira a alguien comenzar alguna obra piadosa en beneficio de esas almas.

Gracias por mencionar que los documentos de la CTI no son parte del Magisterio de la Iglesia. Por los que no supieran a qué se refiere, aclaro que fue la CTI que tocó el tema del limbo respecto a los niños. Pero, como indicó el entonces Cardenal Ratzinger, el limbo no es dogma de fe, aunque se promovía la idea como apoyo de algo muy importante en la fe católica: la necesidad del bautismo.

El Señor y este portal son los que hacen posible este espacio. Aprecio que haya estado contribuyendo sus comentarios. Un saludo.
24/11/10 1:38 AM
  
Ricardo de Argentina
El problema principal acerca de la doctrina del purgatorio entiendo que es la lamentable costumbre, seguramente movida por piadosas intenciones o por afán acomodaticio, de canonizar a todos los recién fallecidos. "¡Ya está con Dios!" "¡Ya goza de la vida eterna!" , "YA ha llegado al Cielo".
Y esto dicho por infinidad de sacerdotes, especialmente en los funerales.

Esto es un grave error, porque no discierne entre lo que es una legítima esperanza (que se vaya al Cielo, adonde yo también quiero llegar), con la realidad, sólo conocida por Dios, que para estos menesteres no necesita ni de "profetas", ni de consejeros ni de mensajeros comedidos.

Como consecuencia de este error, no sólo que se cierran las puertas del Purgatorio sino también las del mismísimo Infierno. En cambio la predicación correcta en estos casos, hecha hoy por un número reducido de buenos sacerdotes y antaño por todos, ponía especial énfasis en la necesidad de orar y pedir misas por el alma del difunto, porque con toda probabilidad estaría pasando en el Purgatorio momentos más terribles que todos los que pasó en su vida.

---------------------------------

Ricardo de Argentina, pues la verdad es que he oído en bastantes homilías sobre el Purgatorio y hasta conozco sacerdotes que recuerdan a la gente que asiste a responsorios y a funerales que deberían no sólo rezar por el alma del difunto, sino también hacer lo posible para llegar ellos mismos al Cielo.

Según Sta. Catalina de Génova, en su "Tratado sobre el Purgatorio", en ese estado se experimenta un sufrimiento mayor porque es espiritual, no hay distracciones, y se comprende mucho mejor la ofensa a Dios que son los pecados Pero, al mismo tiempo, también saben que están salvados, que no pueden condenarse ya. En cambio, nosotros podemos caer en cualquier momento.

Sta. Bernadette, al ser preguntada sobre la promesa de la Virgen María de llevarle al Cielo, respondió con sencillez: "Sólo si me porto bien", y expresó preocupación por cómo tras su muerte otros podrían pensar que ella estuviera en el Cielo y no rezarían por ella para salir del Purgatorio. Gracias por recordarnos la importancia de rezar por las almas en el Purgatorio. Un saludo.
24/11/10 3:38 AM
  
rojobilbao
El único problema que pudiera plantearse con el purgatorio es que sea algo transitorio, no existiendo tiempo tras la muerte. Pero como concepto es claro y bueno,pues nadie que no esté perfectamente vestido para la boda debe entrar en el convite.

Respecto al limbo,que nunca haya sido declarado verdad de fe, no significa que no sea una realidad,pues ¿qué ocurre con aquellos bebés no bautizados y sin haber cometido pecado alguno? El pecado original o existe y tiene consecuencia o no existe o no se nos "asigna"en el momento del nacimiento, sino más tarde.

------------------------------

Rojobilbao, me imagino que no existiría el tiempo como en este mundo, pero sí habría el tiempo que quisiera el Señor en Su eternidad.

Sta. Teresa de Jesús decía que si fuera la voluntad de Dios, con gusto se quedaría en el Purgatorio hasta que se vaciase, con tal de que se salvaran otras almas... tal era su celo por la salvación de las almas y su generosidad.

En el enlace al foro de apologeticacatolica.org se puede leer esto a continuación del fragmento del Papa Benedicto XVI sobre el limbo:
"[...]Se trataba de una tesis secundaria al servicio de una verdad que es absolutamente primaria para la fe: la importancia del bautismo. Por decirlo con las mismas palabras de Jesús a Nicodemo: «En verdad, en verdad te digo que quien no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de los cielos» (Jn 3,5). Puede abandonarse el concepto del «limbo» si parece necesario (por lo demás, los mismos teólogos que lo mantenían afirmaban al mismo tiempo que los padres podían evitarlo para sus hijos con el deseo de su bautismo y con la oración); pero que no se renuncie a la preocupación subyacente. El bautismo nunca ha sido para la fe algo meramente accesorio, y ni ahora ni nunca podrá ser considerado como tal».
Un saludo.
24/11/10 6:51 AM
  
Luis López
Creo que todo el error viene de confundir el "limbo" con el "purgatorio". Yo también me he encontrado con cristianos -y practicantes- que me han dicho que "el Papa se ha cargado (sic) el Purgatorio". Sorpresa mayúscula para ellos fue cuando les expliqué que el Purgatorio no podía ser abrogado por nadie por cuanto es un dogma de fe, mientras que el "limbo" -que era a lo que sin duda se referían- no era más que una proposición teológica (y a mi juicio absurda, basta leer Lc. 18, 15-17) pero que debido a la autoridad de algunos Padres como San Agustín, seguía ahí como punto doctrinal controvertido.

Lo que sí es cierto que debemos replantear el concepto de Purgatorio, entre otras cuestiones porque una vez muertos ya no existe el tiempo, y esa purificación -a mi juicio imprescindible para poder estar con Jesús en la Gloria- no creo que pueda explicarse como almas sufrientes en el fuego durante x tiempo, como se ha explicado desde siempre. Como bien ha explicado el Papa, remitiéndose a teólogos modernos, ese fuego purificador posiblemente sea el mismo Cristo, el único que "quita el pecado del mundo"

------------------------------

Luis López, gracias por el interesante comentario que ha dejado. Es verdad que sólo porque un santo (y hasta Doctor de la Iglesia en el caso de S. Agustín) haya dicho algo, eso no significa que sea una verdad infalible (que se reserva a Papas hablando desde la Cátedra de S. Pedro sobre nuestra fe).

Creo que un ejemplo de ese replanteamiento del tiempo en la Eternidad es que años atrás solía haber oraciones a las cuales se concedía indulgencias de "x tiempo", y eso ya no tiene vigor en la Iglesia. Ahora se habla de indulgencia parcial o plenaria. La palabra "fuego" no significa sólo un "fuego físico", sino también un ardor interior, como el amor. Me gustaría pensar en ese "fuego" como esto último. Un saludo.
24/11/10 9:40 AM
  
Odet
Precisamente la escritora María Vallejo-Nagera ha publicado un libro llamado:Entre el cielo y la Tierra (historias curiosas del Purgatorio).
Suelo irme a la FUENTE cuando escucho una noticia,porque hay varios canales en España que cuando hablan de religion en el fondo pretenden quitarte la fe,(dando noticias torcidas como esta que comenta el lector Jose)o bien ridiculizando a la Iglesia,que de eso vemos mucho por aquí,pero el Espiritu Santo sopla donde quiere y a veces consiguen (estos medios)el efecto contrario.Digo lo mismo que JSC,gracias María por poder hablar de estas cosas.

--------------------------------

Odet, no he leído ese libro que menciona, pero me parece muy interesante el tema que trata.

Respecto a los medios, he visto que es difícil convencer a la gente de que alguna de sus fuentes favoritos de información (como el New York Times o el BBC, por ejemplo) pueden expresar prejuicios de los periodistas y editores contra la Iglesia Católica. Parecen ser tan profesionales sobre ciertas cosas y tan lejos de la verdad respecto otras. El Arzobispo Timothy Dolan (de Nueva York), no deja de enfrentarse al "New York Times", por ejemplo. Un saludo.
24/11/10 11:57 AM
  
Odet
La Iglesia ha honrado la memoria de los difuntos y ha ofrecido sufragios en su favor, en particular el Sacrificio Eucarístico (cf DS 856) para que, una vez purificados, puedan llegar a la visión beatífica de Dios. La Iglesia también recomienda las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos.
http://la-buhardilla-de-jeronimo.blogspot.com/2009/08/las-almas-del-purgatorio.html

---------------------------------------

Odet, muchas gracias por el enlace!
24/11/10 3:12 PM
  
JSC
Un alma purgante no goza de la Eternidad Celestial todavía y aunque su naturaleza es espiritual, sigue estando sometida a la ligadura del tiempo material y en cierta manera a la ligadura de la fuerza de la gravedad y sus consecuencias. Se está purificando como el oro. No es broma que las almas purguen unos días, años o cientos o miles de ellos. Ni es broma que sientan el crepitar de las llamas que se hunden en el Averno, hacia el centro de la Tierra. Saben que arriba está el Cielo, y aunque asegurado, no pueden alcanzarlo todavía, ni quieren, hasta que llegue el momento, que llega. Las hay que sólo se librarán del Purgatorio al Fin del Mundo y del Tiempo, en la Resurrección Final. Dentro de muchos, pero muchos años, miles, ...
Y lo que queda claro es que el que purga en esta vida no purga en la otra y alcanza "antes" -en el tiempo- la visión beatífica con Dios. Pero no termina ahí todo. El mundo de Dios no es estático sino creativo e interviene cuando quiere en el Tiempo, el maravilloso lienzo de la Creación, visible e invisible. Y queda tanto por hacer ... (digo yo)
Invito a todos a aspirar al Cielo purgando todo lo que se pueda en esta vida. No digo como Santa Rosa de Lima o el Santo Padre Pío, pero ... ¿por qué no?
¡Uf, es un tema que da para mucho y creo que hay un margen muy vivo en el que se puede hablar de él sin resvalar en la herejía, al menos voluntariamente!

Gracias MªLourdes por su paciencia con este pobre ignorante. Saludos from SPAIN, la tierra de los contrastes en la Fe, como dice el Santo Padre.

---------------------------

JSC, como indica Luis Lopez, hoy en dia no se piensa del Purgatorio como un lugar fisico dentro de la Tierra, por ejemplo, sino mas bien como un estado espiritual.

Nadie nace sabiendo, pero es maravilloso poder aprender algo nuevo cada dia. Se un poco sobre diversos temas, pero me queda todo por profundizar. Por cierto, naci en Espana, desde donde escribe usted. :)
24/11/10 3:41 PM
  
olmos
Creo que el que dio la noticia andaba muy despistado, Mª Lourdes. Benedicto XVI nunca ha cuestionado la existencia del Purgatorio. Más bien al contrario.

Lo que sí aprobó, en el año 2007, fue el documento “La esperanza de salvación para los niños que mueren sin el bautismo”, preparado por la Comisión Teológica Internacional y que supera el concepto del LIMBO (no del Purgatorio).
Se trata de un documento (no magisterial) cuya conclusión confirma que los niños sin uso de razón que mueren sin ser bautizados tienen abiertas las puertas del Paraíso.
No se trata de algo revolucionario, por otra parte. El CIC no menciona el Limbo (en cambio, sí habla del Cielo, el Infierno y el Purgatorio),y la creencia en el Limbo se desarrolló en una época algo tardía, desde el siglo XIII nada menos. No antes.

Pero vamos, de cuestionar el Purgatorio, nada de nada. La formación de los periodistas deja mucho que desear.

-----------------------------------

Olmos, le agradezco mucho lo que clarifica. Seguro que le sera util al lector Jose para explicar la cuestion a su hermana. Un saludo y muchas gracias de nuevo.
24/11/10 3:59 PM
  
Vicente
en el Catecismo de la Iglesia Católica se puede leer lo referido al purgatorio, cielo e infierno.
Por las almas del purgatorio debemos rezar y ofrecer sufragios y santas misas.

----------------

Vicente, muchas gracias por recomendar el Catecismo. Aquí dejo un enlace a la sección sobre el Purgatorio. Muy buena también la recomendación de las Misas por los difuntos. ¡Gracias!
24/11/10 5:30 PM
  
Norberto
Como ya acaba el mes de los Novísimos, sugiero que los pocos días que faltan para Adviento tengamos un recuerdo orante y de súplica por las almas del Purgatorio, aprovechando el Memento de Difuntos en la Misa,o cualquier otra ocasión.

Es una forma de vivir la Comunión de los Santos.

-----------------------

Norberto, ¡y que se conserve esa buena práctica de recordar a las almas del Purgatorio a lo largo del año! :)
24/11/10 7:57 PM
  
susi
Es raro el día que no rece varias veces por las benditas ánimas del purgatorio, ofrezca algún sacrificio o las encomiende especialmente en la Santa Misa.SOn mis hermanas, necesitadas de un empujoncito para subir al cielo, tal y como nos enseña la doctrina sobre la Comunión de los santos.
EL libro del que habla Odet lo leí y me gustó, aunque a veces me daba miedo, pues habla de que a algunas personas se les aparecen las almas para pedir oraciones, misas, etc. De noche se me ponían los pelos de punta de pensarlo. Menos mal que a mí no se me ha aparecido nadie..:))

-------------------------------

Susi, mis hijos se preguntan mucho sobre los fantasmas, las almas de los que han fallecido. Me consuela pensar que si se aparecen, lo hacen con permiso del Señor, para el bien de todos. Pidamos por todas las almas en el Purgatorio, como dice que hace, aunque no se nos aparezcan, para que podamos verles en el Cielo algún día.
24/11/10 9:22 PM
  
Nery Lopez
Me puede alguien decir en que parte del nuevo testamento Jesus o los apostoles se refieren al purgatorio? No dice Efecios 2:8 que la salvacion es por fe y no por obras? Respecto al infierno, a ese lugar van los que dudan de la salvacion por fe en la expiacion de pecados a traves del sacrificio de Cristo en la cruz. Si la salkvacion depende de mis obras entonces para que sufrio y murio Cristo en su pasion y muerte en la cruz. No hubiese sido necesario todo ese sufrimiento pues al final mi salvacion me la gano yo con mis obras y en el purgatorio mientras todas oran por mi para que me salve??? ¿Mi salvacion entonces es algo que dependi de mi y de todos los hombres y no de la fe en el sacrificio en el coredro de Dios que quita el pecado del miundo???? Ese dogma no biblico del purgatorio pone el sacrificio de Cristo como algo inutil e innecesario, esto no puede ser asi. Juan 3:16 sice claramente, "por que de tal manera amo Dios al mundo que envio a su hijo unigenito para que todo aquel que crea en EL no se pierda y tenga vida eterna"


------------------------

Nery Lopez, le agradezco su interés en el tema y que haya dejado su comentario. Le recomiendo que se lea la información en este enlace: http://www.corazones.org/diccionario/purgatorio.htm, donde tratan más a fondo el tema del purgatorio y dan respuesta a las dudas que menciona en su comentario. Un saludo, y siento mucho la tardanza en contestarle.
06/12/10 5:18 PM
  
raul morfin basulto
para la iglesia catolica existe o no existe el purgatorio sin alardear si o no

----------------------

Raúl Morfin Basulto, sí, la existencia del purgatorio es dogma de fe para los católicos. Gracias por su interés en el tema y siento que haya tardado tanto en contestarle.
28/12/10 9:53 PM
  
Arturo de Chile
Creo que no se valoró suficientemente el comentario de "Ricardo de Argentina".

Para reconsiderarlo, y enfocar desde otro ángulo el PURGATORIO, creemos aportar con el siguiente comentario al homileta de evangeli.net del evangelio de fecha 29 de Abril de 2010.
"Son los nuestros los tiempos de la agitación, el nerviosismo y el estrés. Tiempos en que el Padre de la mentira ha inficionado las inteligencias de los hombres haciéndoles llamar al bien mal y al mal bien, dando luz por oscuridad y oscuridad por luz, sembrando en sus almas la duda y el escepticismo que agostan en ellas todo brote de esperanza en un horizonte de plenitud que el mundo con sus halagos no sabe ni puede dar". (HOMILETA)


¡Qué bien que el que comenta nos recuerda el mal, tan "olvidado" que se encuentra en los ultimos treinta o cuarenta años por la Iglesia".

Con razón escribe Juan Pablo II en ese libro notable "Cruzando el umbral de la esperanza" que quien lo interroga -algo irónicamente sin duda- de "si todavía existe el infierno y el purgatorio", -"tiene razón, se han perdido esas prédicas que llevaban a tanta gente a caer de rodillas ante el confesionario"- nos dice Juan Pablo II. Admitiendo a continuación que aquellas prédicas en que el sacerdote recordaba a los feligreses "no te olvides que te presentarás" con todo lo que has hecho, no hecho, pensado (...) "hasta tus pensamientos más íntimos(...)" frente al tribunal de Dios; eran buenas, necesarias.

Ahora sólo se habla de "la misericordia". ¿Y del castigo qué?
¿Qué valor tiene la misericordia si no se existe -y se teme- su opuesto?

Se nos dice -por la Iglesia-: "debemos actuar por el amor, no por temor al castigo". ¡Claro que sí!, si no estuviera el tentador al acecho para engañarnos de mil modos diferentes, ello sería el camino perfecto. Pero resulta que el combate -de que habla Gaudium et Spes- entre las fuerzas del mal y del bien es tan estrecho y denodado que muchas conciencias -muy confundidas, como dice el comentarista,- ya ni siquiera saben distinguir claramente entre el bien y el mal. O afirman: "¡Dios todo lo perdona!" Entonces no se esfuerzan en ser buenos.

Además, el "temor y temblor" (temor de Dios) ayuda a -repetidamente- volver a revisar nuestra conciencia y así perfeccionarnos más y más.

Tan majaderamente ha insistido la Iglesia en "la misericordia", que ocurre como cuando a un niño se le hacen demasiados regalos. Ya lo que le regalen no es apreciado. Está lleno de ellos. ¡La misericordia no es apreciada!

Así, es necesario decir concretamente y sin ambages aquello que merece castigo porque es malo, diferenciándolo de lo que es bueno, y que agrada a Dios. Entonces, lentamente, volverá la gente a clamar por la misericordia. (Y A VALORARLA COMO CORRESPONDE)


----------------------

Arturo de Chile, le agradezco que haya dejado un comentario tan interesante y pertinente. En mi experiencia, también hay sacerdotes que recuerdan con frecuencia la existencia del demonio, del infierno, y de las consecuencias del pecado mortal. Y mucha falta nos hace, como dice, recordarlo y pedirle ayuda al Señor para no caer en tentación. Muchas gracias de nuevo por su aporte del blog y perdón por no haber publicado su comentario enseguida.
12/01/11 7:00 PM
  
john Aguirre
confien en nuestra Madre del cielo ella nos librara del fuego del infierno, ella pide penitencia y ayuno una vez por semana !hagamoslo con amor! recemos ademas el rosario todos los dias meditado no al apuro asi de sencillo, la oracion es un ARMA PODEROSA
!QUIEN COMO DIOS!

-----------------------------------

John Aguirre, que la verdadera devoción a la Ssma. Virgen María nos lleve a imitar sus virtudes para asemejarnos más al Señor. La Iglesia Católica también pide que los fieles hagamos sacrificio todos los viernes, aunque se recalca más en la Cuaresma. Le agradezco mucho que haya recordado la importancia de rezar el Rosario. S. Alfonso de Ligorio solía decir que del rezo del Rosario dependía su salvación, al insistir en rezarlo todos los días. Muchas gracias por haber dejado su comentario y siento mucho haber tardado tanto en publicarlo.
17/01/11 7:02 PM
  
Fernanda
No creo en el purgatorio, ni en el infierno.Quien se inventó los dogmas? quien me garantiza que es verdad? el Papa? hum...Seré juzgada por lo que creo, el amor la vida digna y la justicia.

------------------------

Fernanda, los católicos tenemos obligación de creer los dogmas de fe católicos que establece la Santa Madre Iglesia basándose en la Biblia y en la tradición que se remonta a tiempos de los primeros cristianos, además del Magisterio de la Iglesia.

Si uno es católico, es normal que crea en la doctrina de la Iglesia, por amor de Dios y para permanecer fiel a Él, que Se reveló por medio de Jesucristo y estableció a la Iglesia Católica como administradora de las gracias necesarias para la salvación de las almas. Que el Señor se apiade de todos nosotros cuando nos llame de este mundo.

Gracias por haber compartido sus pensamientos, y siento que no le haya contestado hasta ahora.
21/02/11 4:53 AM
  
Fernanda
Me gustó el comentario sobre todo eso de "tenemos la obligación".

Lo otro "estableció a la Iglesia Católica como administradora de las gracias necesarias para la salvación de las almas"; pensaba que Jesús vino para todos y todas, que el principio era el amor y no los dogmas.

Es muy similar al mensaje de las iglesias evángelicas, fuera de ellas no hay salvación.


---------------------------------------

Fernanda, gracias por haber dejado su comentario. Le recomiendo este post del blog: "¿Qué significa que 'no hay salvación fuera de la Iglesia'?", para el punto de vista católico del tema que comenta. Un saludo.
19/05/11 3:27 PM
  
far colombia
si existe el purgatorio como lugar de PURIFICACION , LA PREGUNTA ES, ¿ ES TAN ESCASA LO PURO DE LA SANGRE DEL CORDERO QUE NECESITE DE UNA ULTIMA AYUDITA?????????????Y CON RESPECTO A LA LAS DOGMAS DE UNA IGLESIA YO PREFIERO CREER EN LA PALABRA DE DIOS COMO MANUAL DE INSTRUCCIONES PARA MI VIDA ESPIRITUAL, BIEN CLARO LO DICE ES LA PALABRA DE DIOS OK PENSEMOS UN POCO EN HEBREOS 9:27-28

-----------------------------------

Far Colombia, al contrario de los sacrificios de animales del Antiguo Testamento, que se repetían, el Sacrificio del Señor sobre la Cruz no necesita ser repetido, sino que el Señor ofrece continuamente a Dios en cada Santa Misa, por ejemplo, el mismo Sacrificio por la humanidad. Dios nos ha dado la libre voluntad para aceptar el don de la Redención o para rechazarla. Nos ha abierto el Cielo, pero por nuestros pecados podemos apartamos de Dios. De allí que Jesucristo explicara en muchas de sus parábolas que habría un juicio en el que se separaría a los justos de los infieles.

Al Sacrificio de Jesucristo debemos unir nuestros propios sacrificios, como indicó el Señor al decir: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame." (Mc. 8, 34) S. Pablo comprendió que los cristianos estamos llamados a formar parte del Cuerpo de Cristo, sufriendo como la Cabeza, que es Cristo: "Ahora me alegro por los padecimientos que soporto por vosotros, y completo en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo, en favor de su Cuerpo, que es la Iglesia."

El Señor concedió a Su Iglesia no sólo las Sagradas Escrituras, sino también la Tradición de los Apóstoles, como son los escritos de S. Pedro y S. Pablo, por ejemplo. Tanto las Escrituras como la Tradición son interpretadas, por voluntad de Dios, por el Magisterio de la Iglesia para el bien de los fieles. ¡Alabado sea el Señor!
09/06/11 4:38 AM
  
MAIKOL
La Palabra de Dios en Apoc. 21, 27a nos dice que al cielo no entrará nada manchado.
A los que acogemos con respeto y amor la bendita Palabra de Dios, Cristo Jesús nos dice: "Ustedes ya están limpios, la Palabra que les he dirijido los ha purificado". (Juan 15, 3)
San Pablo, un hombre considerado el mas esforzado de los santos, dijo: "No creo haber conseguido ya la meta ni me considero perfecto, sino que prosigo mi carrera hasta alcanzar a Cristo Jesús, que ya me dió alcance". (Fil.3, 12).

Por la cita del Apocalipsis y por la cita de Filipenses, creo en el purgatorio. Porque "un cristiano"que se considere puro y sin mancha"
es un cristiano que está lejos de su realidad humana tan propensa al pecado.

Yo prefiero ponerme en las manos del Señor y sea El quien decida si al final de mi vida me dá una buena limpiada en el Purgatorio o si de una vez me ve apto para entrar a su Reino.Solo El sabe si en verdad acogí su Santa Palabra y me limpió o si al escucharle, lo mío solo fué emocionalismo.

Leo 1a. Carta Corintios 3, 1-15 y lo que veo es una discusión sobre la forma de trabajar de cada apóstol, a no dividir la iglesia por andar siguiendo hombres y como en el día del Juicio Final, nuestras obras serán juzgadas. En todo esto, no veo la figura de un purgatorio, que anteceda al juicio final.
Para el caso del Purgatorio, prefiero la cita de San Mateo 5, 25

--------------------------

Maikol, le agradezco que haya compartido su reflexión sobre el tema. También me parece muy pertinente la cita de S. Mateo 5, 25. El Señor nos limpia espiritualmente a lo largo de nuestra vida por medio de los Sacramentos de la Iglesia, pero hace falta que pongamos de nuestra parte para mantenernos en gracia con Dios. Aunque todos los apóstoles habían vivido con el Señor y oído sus enseñanzas, Jesucristo pudo decir antes de la Última Cena al lavarles los pies: "vosotros estáis limpios, pero no todos." (Jn. 15, 3).

Nos advierte Jeuscristo:"No todo el que me diga: 'Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.'" (Mt. 7, 21). Debemos procurar cumplir los Mandamientos de Dios para demostrar nuestro Amor de Dios, dispuestos a sufrir lo que Dios quiera. Así tendremos una idea de si decimos que amamos a Dios por nuestro propio placer o porque de verdad amamos a Dios sobre todas las cosas.

En el post, 1 Corintios 3 es citado por el Papa Benedicto XVI, que como Sucesor de Pedro tiene gran autoridad para interpretar las Sagradas Escrituras. En "Spe Salvi" considera que el pasaje puede ser referente al Purgatorio. Un saludo y muchas gracias por su aporte al blog.

25/06/11 7:03 PM
  
maria
La verdad es que la Biblia no habla del Purgatorio.
Por eso no existe. Todos los católicos debemos saber que el Infierno sí existe. Por favor unámonos como Iglesia para derrotar el demonio. Hagamos lo que a Dios le agrada y recuerden que todo lo del mundo a Él no le agrada. Empecemos a leer la Biblia en compañía de nuestros hijos. Por favor hagamos algo, porque vamos derecho al Infierno. No más idolatría. Solo a Dios debemos adorar amar sobre todas las cosas.

-----------------

María, desde luego que es una buena recomendación leer la Biblia (claro que estoy recomendado la versión católica) con los hijos, pero siempre a la luz del Magisterio de la Iglesia, que nos ayuda a interpretar correctamente las Sagradas Escrituras. Así se podrá comprobar que la existencia del infierno es dogma de fe, pero que también lo es la existencia del Purgatorio, con fundamento bíblico.

Le recomiendo este enlace: http://www.corazones.org/diccionario/diccionario_2012/purgatorio.htm. Allí encontrará las citas bíblicas referentes al purgatorio [Véase sección "Fundamento bíblico" en el enlace que le he dejado] explicadas según el Catecismo de la Iglesia Católica (que también es citado, con citas bíblicas, en el enlace dado). Espero que encuentre útil la información en el enlace, y siento mucho que haya tardado tanto en publicar su comentario.
20/01/12 2:14 AM
  
Alejandra Paz
Me he puesto a invesigar mucho acerca de este tema, pues es algo que me importa demasiado ya que se trata de donde voy a pasar el resto de mi eternidad, sin embargo, me he percatado de que todas las citas biblicas que han mencionado son textos sacados del contexto, pero ya leyendo todos los capitulo e incluso consultando el griego original las citas ya no habla del purgatorio, se refieren a otros temas. Lo único similar que he encontrado es que existe un infierno y un lago de fuego que está en el infierno, y que al lago de fuego aun no ha sido lanzado nadie, hasta el dia del juicio, que será despues de la segunda venida de Jesús. Pero no menciona que existe un purgatorio despues de la muerte donde las almas son purificadas y que podemos rezar por ellas para que salgan más rápido de ese lugar. Al contrario, algo muy importante de lo que me di cuenta leyendo la biblia, fue que Jesus vino al mundo para librar de ese sufrimiento eterno a todos los que lo recibieran en sus corazones y creyeran que murió y resucito de los muertos, que es el único savador, mediador y camino hacia el padre, y QUE ESTA OPORTUNIDAD ES EN VIDA una vez muerto, ya nada puede hacerse. Me sorprendí bastante al darme cuenta de que lo que dice la palabra de Dios es muy diferente a lo que siempre he creído, creo que vale la pena leerla y no solo sacar textos del contexto y malinterpretarlos sino estudiar la biblia, profundizar en ella, tomando herramientas como diccionarios biblicos, acudir al hebreo original, estudiar la historia universal y de Israel para poder comprender mejor las escrituras. Saludos.

---------------------------

Alejandra Paz, el Purgatorio no es eterno, sino que tras el Juicio Final habrá solo Cielo o Infierno.

Conviene leer las Sagradas Escrituras a la luz del Magisterio de la Iglesia Católica que Jesucristo estableció. Le recomiendo que lea la versión católica de la Biblia ya que Lutero, por ejemplo, quitó ciertos libros de las Sagradas Escrituras a su antojo, sabiendo que en algunos se refiere al Purgatorio y también al sufragio ofrecido por los difuntos.

Puede encontrar más información sobre el fundamento bíblico del Purgatorio en este enlace: http://www.corazones.org/diccionario/diccionario_2012/purgatorio.htm. Siento la tardanza en publicar su comentario.
30/04/12 6:31 PM
  
julio
en que parte de la Biblia Católica se menciona el -
"PURGATORIO".Yo creo en un DIOS bueno y misericordioso-
no en un Dios castigador que desde el comienzo,expulsa
castiga,destruye,y condena a la humanidad aún después de
muertos.Limbo,purgatorio,infierno;¿cuando parará?Por que,
no leen a San Pablo "carta a los Gálatas" en especial
gál 3,1-14. ó Lucas 23,33-43.Con el miedo se domina con el mito se engaña,todavía hay cristianos que no creen en "la evolución" que también es obra de DIOS,que usando las leyes de la física,
química,y biología "creo cuanto existe".O Por el contrario hay que pensar como Schopenhauer:"si al mun-
do lo hizo un demonio,tenemos derecho a increparlo
mientras le mostramos su creación:¿como te atreviste a
interrumpir el sagrado reposo de la nada tan solo para
hacer brotar semejante cantidad de penas y angustias"?




------------------------

Julio, Dios, siendo perfecto, es tanto justo como misericordioso y Jesucristo mismo nos revela que sí existe el infierno. La Iglesia Católica no considera el infierno un lugar físico, sino el estado de apartamiento de Dios. Según tengo entendido, Dios en su misericordia no va a forzar al hombre a estar con Él por toda la eternidad si no quiere. Es el hombre el que tiene la libertad de decidir si desea estar con Dios o no. Si comete pecado mortal sin arrepentirse a pesar de todas las oportunidades ofrecidas por Dios, está eligiendo separarse de Dios. Por medio del pecado entran en el mundo las penas y sufrimientos que menciona, pero Dios hasta del mal saca bien y nos ha redimido por Su Hijo Jesucristo para que tras el paso por este mundo temporal podamos gozar de la felicidad eterna si así lo elegimos por nuestras acciones. No hay más que ver a Jesucristo muriendo por nosotros sobre la Cruz para comprobar tanto la Justicia como la Misericordia Divina. Los mitos no son hechos históricos, mientras que la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo sí lo son.

La Iglesia Católica no está en contra de la "evolución natural" como forma por la que Dios actúa en el mundo si la evidencia apunta hacia ella. No es contrario a la fe pensar que Dios hubiera decidido que se cambiara la creación por medio de tales procesos si así deseara. Lo que es contrario a la fe es que se observen esos procesos y se piense que funcionan por sí mismos, sin Dios, y por lo tanto Dios no existe. Eso es contrario a la fe.

Respecto al fundamento bíblico del Purgatorio a la luz del Magisterio de la Iglesia Católica, podrá encontrar más información aquí: http://www.corazones.org/diccionario/diccionario_2012/purgatorio.htm. Siento mucho haber tardado tanto en publicar su comentario.




05/09/12 1:08 AM
  
julio
ya lo envié y no me contestaron.

-----------------

Julio, siento mucho de nuevo que haya tardado tanto en publicar su comentario, en gran parte debido a que mis obligaciones como madre de familia no me permiten dedicarme al blog tanto como me gustaría. Espero que lo comprenda y le agradezco su paciencia.
05/09/12 10:15 PM
  
nelson
tanta gente k no le gusta a pegarse a la biblia por seguir un dogma de la iglesia ,no es mas acaso la palabra de dios k cualquier creencia lejos de la santa bibli?? he leido kien dice k hay k pedir a la virgen,,cuando jesus dice k el es el camino la verdad y la y nadie llega al padre si no por el.y en ningun otro hay salvacion k en jesus ,m cansaria citando toda la biblia ,,,hasta k esten en el purgatorio se van a dar cuenta k no existe tal cosa pro ya va a ser demasiado tarde


-------------

Nelson, como la Biblia puede interpretarse de muchas formas, conviene leerla a la luz del Magisterio de la Iglesia Católica que Jesucristo fundó. Le recomiendo este enlace en la que se explica con fundamentos bíblicos cómo participan la Ssma. Virgen María y los santos en la mediación única de Jesucristo ante Dios Padre:
http://www.corazones.org/diccionario/mediador.htm
En el siguiente enlace encontrará también los fundamentos bíblicos de la existencia del Purgatorio: http://www.corazones.org/diccionario/diccionario_2012/purgatorio.htm
Gracias por haber dejado su comentario y siento la tardanza en publicarlo.
19/11/12 4:58 AM
  
JESHUA
Si fue cierto que lo ha dicho, aquí se cumple una profecía de los últimos tiempos, que es el antipapa quien crea la confusión. Prepárense que entonces esta señal como otros mensajes marianos a los profetas de estos tiempos que está todo cumpliéndose. Preparémonos para la batalla del ejército de Jesús y de María. [...] Dios los bendiga. Dios nos da a conocer todas estas cosas y pocos son quienes lo escuchan.

-----------

Jeshua, no se incluyen sus recomendadas búsquedas porque prefiero que en este blog católico se recomienden mensajes y visiones aprobadas por la Iglesia Católica, respecto a revelaciones privadas, ya que éstas en sí no son necesarias para nuestra salvación. Jesucristo, por medio de los Evangelios, ya nos advierte que estemos siempre preparados para comparecer ante Dios. Le agradezco que haya dejado su comentario y siento que no lo haya podido publicar enseguida. Muchas gracias también por sus oraciones.
13/01/13 11:51 PM
  
Heriberto
De todos los comentarios, solo estoy de acuerdo con Nery Lopez; Aun hay esperanza para todo aquel que esta entre los vivos, pues mejor es perro vivo que leon muerto.
Porque los que viven saben que han de morir,pero los muertos nada saben, ni tienen mas recompensa. Su memoria cae en el olvido. ECLESIASTES 9:4-5

Por desconocimiento de las sagradas escrituras, caemos en manos del engano; Si conquistamos el perdon de Jesus, estaremos con El en el paraiso eternamente; Pero si morimos confiando en doctrinas de hombres, iremos eternamente al infierno.

---------------------

Heriberto, ya que puede haber tantas interpretaciones de las Sagradas Escrituras, conviene leerlas a la luz del Magisterio de la Iglesia Católica fundada por Jesucristo. Aquí encontrará más información sobre el Magisterio de la Iglesia y cómo no es mera doctrina humana: http://www.corazones.org/diccionario/magisterio.htm. Gracias por haber dejado su comentario.
12/03/13 8:09 PM
  
ANTONIO VÍCTOR D. P.
Los que ignoran la Santa Biblia pueden negar el Purgatorio. No se dan cuenta que fue escrito miles de años atrás y, en Apocalipsis, claramente dice que nada manchado o impuro entrará al Reino de los Cielos. Todos tenemos pecados que los hemos cometido libremente. Hemos ofendido a Dios, por lo tanto es una bendición para todos uqe podamos ir al Purgatorio. Todos tenemos que ir si deseamos o podemos salvarnos. Quien va al Purgatorio está en camino al Cielo. Los demasiados malos, apóstatas, herejes, ateos, asesinos, etc. irán de frente al fuego eterno que fue preparado para el diablo y sus seguidores, ya que los blasfemos jamás tendrán paz ahí. En el lago de fuego eterna será el crujir de dientes y llorar eternamente. Pensemos en esta realidad. Como decía un gran sabio de la física y la química, que si jugamos a las cartas y apostamos por el Cielo, ganaremos si después de la muerte realmente resucitamos para la gloria eterna que nos prometió insistentemente Jesús a través de sus apóstoles. Obedezcamos a la Santa Iglesia que es única, universal y fue fundada por Jesús en la persona de Pedro. Estas cosas son indiscutibles. Si alguien duda, por favor revise las Sagradas Escrituras o consulte con un sacerdote, que es el único ministro de Jesús en la tierra. Nunca es tarde. - Dios y la Santísima Virgen les bendiga a ustedes y sus familiares - Gracias.

----------------
Antonio Víctor D.P., gracias por haber dejado su comentario. Aclaro que la Iglesia enseña que seremos juzgados personalmente cuando muramos, según los pecados que tengamos en ese momento. Si uno muere en pecado mortal y por lo tanto no en gracia con Dios, no podrá entrar en el Cielo. Si uno muere en pecado venial o sin haber purgado lo suficiente los pecados cometidos en vida, pero todavía en gracia con Dios, tendrá la oportunidad de purgarse de esas faltas antes de entrar en el Cielo. Si uno muere sin pecado alguno y habiendo purgado todo lo debido sus pecados, podrá entrar inmediatamente al Cielo al morir.

Por eso, se recomienda que uno se confiese sacramentalmente en cuanto antes posible tras cometer un pecado mortal. La Confesión Sacramental bien hecha absuelve nuestros pecados. Además, la Iglesia, como administradora de toda gracia necesaria para la salvación por la potestad concedida a ella por Jesucristo, da plena oportunidad para ganar indulgencias plenarias bajo las usuales condiciones.

Gracias por haber dejado su comentario y sobre todo por sus oraciones.
19/03/13 1:47 AM
  
Ivan
Discilpen mi ignofancoa, si el purgatorio es para purificar lo impuro, según leí, como hizo el ladrón de la cruz para saltarse ese paso, Jesús le aseguro que ese mismo día estaría con él en el paraiso, aun cuándo él mismo reconoció que era totalmente indigno (ladrón), se puede saltar el purgatorio como lo hizo él? Hay alguna manera?

Por otra parte si todos podemos purificarnos en el purgatorio entonces el infierno para que se hizo? no existe o esta vacío? Creo que nadie tomaría esa opción, gracias


----


Respuesta de Luis Fernando Pérez:
El fuego del infierno es para castigo. El del purgatorio para purificación. No es lo mismo.

El buen ladrón en la cruz se convirtió a Cristo justo antes de morir. No necesitaba ya purificación alguna.
27/09/16 2:31 AM
  
JAIRO BETANCOURT
Si Dios es Misericordia y ya nuestro Señor Jesucristo expió nuestros pecados en la cruz, el purgatorio ya no existe?
En el caso de los sicarios y los asesinos en serie como Garavito, Dios ya les tiene compasión y no les juzga si en la tierra ya han sanado y reparado sus errores?
Somos los humanos cualquiera de las identidades religiosas que se tenga, salvos precisamente por la Misericordia de Dios? acaso Dios en su trono va a juzgar sólo a favor de lo que dicen ser católicos romanos, Ortodoxos o Anglicanos?
Agradezco orientaciones....
21/11/16 5:05 PM
  
beatriz
pues sera el sereno hay que ser personas humildes y tener fe en jesucristo
el dijo yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al padre sino por mi juan 14:6
23/03/18 1:26 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.