10 cosas que llenan el culto vacío

En el Evangelio del XXII Domingo de Tiempo Ordinario, Jesucristo recuerda a los fariseos un pasaje del libro del profeta Isaías en la que Dios lamenta que: “El culto que me dan está vacío” (Mc. 7, 7).

Los fariseos no cumplían los mandamientos de Dios para observar tradiciones humanas. Como las cosas de este mundo no son nada ante el Señor, si llenamos nuestra mente y corazón de ellas, nos encontraremos ante el Señor con las manos vacías de lo que importa.

Nada mejor para darnos cuenta de ello que meditar que la muerte “arranca el fruto de nuestro trabajo. Pero cuando trabajamos de cara a la vida eterna, el fruto de nuestro trabajo permanece.”(27) Por eso recomienda el Papa S. Gregorio Magno(540-604): “Fijad vuestro amor en el amor de las cosas que perduran” (6)


Si nos llenamos de estas 10 cosas recogidas de los escritos de ese Doctor de la Iglesia, nuestro culto ante el Señor no estará vacío:


1) Alegría

Intentemos servir al Señor con alegría teniendo en cuenta que “Perdemos la alegría verdadera por el deleite de las cosas temporales.” (2)


2) Deseo de las cosas celestiales

Nos tenemos que vaciar del mundo para poder llenarnos de amor por las cosas del Reino de Dios, como nos indica la parábola de la perla preciosa:

“el alma abandona todo cuanto había adquirido, derrama todo cuanto había congregado, se enardece con el amor de las cosas celestiales, no tiene placer en las cosas terrenas y considera como deforme todo lo que le parecía bello en la tierra, porque sólo brilla en el alma el resplandor de aquella perla preciosa. Acerca de este amor dice Salomón: El amor es fuerte como la muerte (11)


3) Gran intensidad de amor al olvidarse uno de sí mismo

S. Gregorio elogia “Los santos deseos” de Sta. María Magdalena:

“la intensidad del amor que ardía en el corazón de aquella mujer, que no se apartaba del sepulcro, aunque los discípulos se habían marchado de allí. Buscaba al que no había hallado, lo buscaba llorando y, encendida en el fuego de su amor, ardía en deseos de aquel a quien pensaba que se lo habían llevado.” (25)

“Sólo ama de verdad a Dios quien no se acuerda de sí mismo” (38). En cambio, “el alma, cuando no aspira con ardor a lo más alto, se derrama perezosa por los bajos deseos; y por lo mismo que se dispensa de someterse a disciplina, se derrama en deseos de placeres.” (Regla Pastoral).

————————————————-


4) El Espíritu Santo

Nos llenaremos más del Espíritu Santo cuanto más cooperemos con Él:

“El Espíritu Santo se apareció bajo la forma de paloma y de fuego; porque a todos los que llena, los hace sencillos y los anima a obrar; los hace sencillos con la pureza, y los anima con la emulación; pues a Dios no puede serle grata la sencillez sin celo, ni el celo sin sencillez.” (30)

Para no ocultar el talento del Señor, explica S. Gregorio, hace falta“penetrar en la inteligencia de lo que han oido mediante la meditación” (CA). Por ejemplo: “(El Bautista) […] escuchaba en su interior la voz de la verdad para manifestar al exterior lo que oía.” (20) No se puede oír bien esa voz si uno no está en gracia con Dios.


5) Otras almas

Recomienda el santo: “si os dirigís a Dios procurad no ir solos” (4), “Pues para el Señor trabajan quienes buscan no su propia ganancia, sino la del Señor […]; los que se desvelan por ganar almas y se dan prisa por llevar a otros a la viña.” (19)


6) Buenos ejemplos de virtudes

“Nosotros tenemos las antorchas encendidas en nuestras manos cuando, con las buenas obras, damos a nuestros prójimos buenos ejemplos.” (CA). No nos presentemos ante el Señor sin esas antorchas.


7) La caridad al socorrer las necesidades ajenas

“Todo el que tiene el don de la caridad, percibe además otros dones. Mas el que no tiene el don de la caridad, pierde aun aquellos dones que parecía haber percibido. De aquí que sea necesario, hermanos míos, que en todas vuestras acciones tratéis de conservar la caridad” (9). Así describe a uno que da culto vacío: “Entra, pues, a las bodas sin el vestido nupcial quien cree en la Iglesia, pero no tiene caridad” (CA). Por eso, “Para que los hombres encuentren algo en su mano después de la muerte, deben poner antes de ella sus bienes en manos de los necesitados” (CA).

——————————————————


8) Dar todo a Dios

“El Reino de Dios no tiene precio, y sin embargo cuesta exactamente lo que tengas […]. A Pedro y a Andrés les costó el abandono de una barca y de unas redes; a la viuda le costó dos moneditas de plata (cfr. Lc 21,2); a otro, un vaso de agua fresca (cfr. Mt 10,42) […] abandonaron hasta el deseo de poseer.” (5)


9) Rectitud de intención

“…también los réprobos ostentan buenas obras como los elegidos; pero sólo vienen con aceite al encuentro del esposo aquellos que buscan (para Dios) en su interior la gloria de las obras que han hecho externamente” (12)

10) Humildad

“Aun las buenas acciones carecen de valor cuando no están sazonadas por la virtud de la humildad. Las más grandes, practicadas con soberbia, en vez de ensalzar, rebajan. El que acopia virtudes sin humildad arroja polvo al viento, y donde parece que obra provechosamente, allí incurre en la más lastimosa ceguera. Por lo tanto, hermanos míos, mantened en todas vuestras obras la humildad […]” (7)

———————————————————

[En el texto: “CA”=”Catena Aurea de Sto. Tomás de Aquino” y los números tras las citas indican el número de la homilía sobre los Evangelios del santo. Fuente: “Antología” de Francisco Fernández-Carvajal] http://www.clerus.org/bibliaclerusonline/es/ef.htm

Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]: ¿Le parece particularmente fácil o difícil llenarse de alguna de esas cosas? ¿Qué importancia tiene que nuestro culto no esté vacío?

Mañana: Sta. Rosa de Viterbo – “Escuchad y entended todos” (Mc. 7, 14)

10 comentarios

  
guillermo
Me parece dificilísimo, y no sé quien está más loco si Dios, mi Señor , por proponermelo o yo por aceptar el desafio. Pero me encanta que sea así el "asunto". Nunca se me había propuesto nada igual. Además me sospecho que Él sabe el trabajo que me cuesta , vamos que no voy a poder, ¿ o sí ?.Vaya materia que ha elegido el Señor para su promesa del Reino, una calamidad . Y sin embargo..."Sencillo, desprendido, audaz, ..." ¿Habrá algo más contrario a mi naturaleza? Y , sin embargo...Una vez que descubres que amas, que Le vas amando con un Amor que se va pareciendo al suyo, ya todo, tu naturaleza, cómo eres, todo te da igual, saltas por encima de todo, te pones delante suyo convencido de que ,tarde o temprano, contemplarás Su rostro.Tozudo como un comerciante a la puerta de su negocio, tozudo como el pueblo de Israel. Sí, dificil. Pero el Amor debe ser , efectivamente, muy complicado, pero " tan fuerte como la muerte". Jesús dice que más.
05/09/09 9:23 AM
  
Laurel
Estimado Guillermo:

El camino puede parecer difícil pero hay una forma de facilitarlo. Si no te da el corazón o la cabeza para tener presentes los diez puntos (como me pasa a mí), fíjate en uno sólo, pero ojo, en uno que te va a traer todos los demás de los que habla Mª Lourdes: El punto 7, la Caridad. La Caridad es la fuente de todas las virtudes: Si uno ama, si ama de verdad al prójimo, ¿Acaso no será por fuerza humilde? Deseará ensalzar a Dios y al prójimo al que ama, no a sí mismo. ¿No usará sus bienes para el amor, y de este modo lo dará todo a Dios? ¿No tratará de compartir de corazón el tesoro que posee con otras almas? ¿No será alegre? Pues hay más alegría en dar que en recibir, en amar que en ser egoísta. El camino puede parecer difícil, pero la Caridad, junto con la Fe y la Esperanza, es una brújula que siempre nos indica la dirección correcta y nos acaba proporcionando las demás virtudes. Reciba un cordial saludo
05/09/09 10:56 AM
  
María Lourdes
Guillermo, al compartir en su poético comentario una reflexión tan reveladora de la decisión que toma de seguir al Señor con amor y confianza, me anima mucho en mis propios tientos por el camino.

Oí una vez a la Madre Angelica comentar en EWTN algo parecido sobre cómo el Señor se busca discípulos diciéndole a la gente que van a llorar y sufrir por el camino estrecho... ¿no es eso maravilloso? Dice que eso no parece que animaría a nadie, pero que ese es el verdadero camino.

El Señor tiene su forma de consolarnos cuando más desanimados nos sintamos y de hacerlo con el Espíritu Santo encendiéndonos por dentro cuando parece que no tenemos nada. No es cuestión de vaciarnos por vaciarnos, sino de vaciarnos para poder llenarnos de cosas buenas que ofrecer a Dios como talentos que hemos recibido de Su Generosidad. Muchas gracias por su comentario.
05/09/09 12:39 PM
  
María Lourdes
Laurel, me parece que justamente dividí los puntos según el mandamiento de amar a Dios con todo nuestro corazón (la primera parte), con todo nuestra mente (la segunda) y con toda nuestra alma. Con un mandamiento de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo, lo resume bien el Señor, pero más aún cuando nos pide amar como Él nos ha amado. Contemplando cómo nos ama, todo lo demás será más fácil y nuestro culto "por Él, con Él y en Él" llenará nuestras vidas de agradecimiento. Un saludo.
05/09/09 12:50 PM
  
azahar
Muy bonito el comentario de Guillermo. Hermoso.

¡Y es tan verdad! El reto que nos propone el Señor y el que nos proponemos por Él es tan difícil pero, a la vez, tan maravilloso.

Es maravilloso porque es el Camino verdadero, el que nos aporta la mayor felicidad. Y nuestra mayor satisfacción considerar que pasito a pasito, con nuestras caídas, combatiendo nuestras tentaciones y limpiando nuestros pecados, queremos llegar a Él. Y su Amor por nosotros, nuestro amor por Él, nos da fuerzas. Aún en los momentos más desesperados sientes su compañía. Nunca estás sólo, nunca.
05/09/09 1:39 PM
  
Laurel
Qué cierto que contemplar cómo Dios nos ama nos debe llenar de agradecimiento, Mª Lourdes. reciba un cordial saludo
05/09/09 5:30 PM
  
guillermo
Gracias .
05/09/09 10:49 PM
  
María Lourdes
Laurel y Guillermo, gracias por pasar de nuevo por aquí. Espero que estén pasando un buen fin de semana. Un saludo.
05/09/09 11:53 PM
  
Camino Iriarte
Muchas gracias, María Lourdes, lectura pausada y festiva para el fin de semana. Alegría y humildad, deseo de las cosas celestiales. "Hay trampa" en las propuestas, como dicen los niños: las cosas propuestas para "llenar" el culto, las alcanzamos deseándolas y pidiéndolas. El mismo Dios se ocupa de dárnoslas, claro está que siempre que no resistamos al Espíritu Santo. Pero de eso ya has hablado otras veces ¿verdad?
06/09/09 10:22 AM
  
María Lourdes
Camino Iriarte, quizás será que a los niños de corazón les revela más el Señor porque se sienten más necesitados de Dios. Un sacerdote le contó a S. Gregorio Magno sobre las conversiones en Inglaterra y le respondió el santo diciendole entre otras cosas:
"Para demostrar que no es la sabiduría humana, sino su propio poder el que convierte al mundo, eligió Dios como predicadores suyos a hombres incultos, y lo mismo ha hecho en Inglaterra, realizando obras grandes por medio de instrumentos débiles. Ante este don divino hay, hermano carísimo, mucho de qué alegrarse [la conversión de otrs] y mucho de qué temer [perdernos por la vanagloria]."
Me alegro mucho de volver a leerle. Un saludo.
06/09/09 1:18 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.