¿Cuándo se llega demasiado tarde a Misa?

S. Juan Bautista (s. I) indicó a sus discípulos que Jesucristo era el “Cordero de Dios” y demostró lo que S. Pedro expresó en el Evangelio del XXI Domingo de Tiempo Ordinario: “Tú tienes palabras de vida eterna” (Jn. 6, 68), al querer que el Señor creciera y su propia predicación disminuyera ante los hombres, y efectivamente murió antes que el Señor, dando testimonio de su fe.

¿Nos creemos también que el Señor tiene “palabras de vida eterna”? ¿Le damos suficiente importancia a la Liturgia de la Palabra de la Misa?

————————————

Hay quienes se preguntan si uno debe llegar a tiempo para oír el Evangelio en una Misa para cumplir el precepto dominical o para poder comulgar, como hace esta persona en la sección de Preguntas y Respuestas de EWTN (pregunta y respuesta traducida del inglés):

Recibiendo la Eucaristía

Pregunta del 2.7.2003:

He hecho esta pregunta a muchos sacerdotes, y siempre he recibido una respuesta diferente. Si uno llega tarde a Misa, ¿no debería esa persona no recibir la Comunión? ¿Y hay un momento en la Misa que es un cierto punto límite después del cual uno no debería de recibir la Comunión? He visto a gente entrar justo antes de la Comunión y comulgar. Me han dicho que uno tiene que llegar a tiempo para oír el Evangelio. También me han dicho que tengo que estar presente para el Rito Penitencial. ¿Cuál es la verdad? Muchas gracias por su tiempo.


Respuesta del P. John Trigilio del 19.7.2003:

“No hay un ‘punto límite mágico’ per se. Si uno llega tarde a Misa sin poder evitarlo, por ninguna culpa de su parte, entonces si llega después del Evangelio pero antes de la Consagración, puede recibir la Sagrada Comunión. Pero, si llegan después de la Consagración, no han asistido a Misa y si es domingo, no han cumplido su obligación. Sería pecaminoso tener intención de llegar tarde (después del Evangelio pero antes de la Consagración) o llegar tarde por pereza, procrastinación, etc. Si uno se demora por enfermedad, mal tiempo, tráfico, etc., entonces hay poca o ninguna culpabilidad.

Alguien que regularmente y por rutina llega tarde a Misa, aunque sea antes del Evangelio, pero que cada domingo o sábado por la tarde se pierde la Oración Inicial, el Rito Penitencial, y la primera mitad de las lecturas es culpable de pereza espiritual (acedia o pereza) y pueden con facilidad ser culpables de irreverencia, especialmente si pueden llegar a tiempo a su trabajo y a otros eventos, pero a pesar de eso parecen tratar sólo a la Misa con informalidad.”


Otras respuestas obtenidas
por una búsqueda en el mismo sitio indican que no hay una regla canónica que indique que se pueda o no llegar tarde a Misa. La Iglesia nos pide: “Oír Misa entera los domingos y demás fiestas de precepto” (Catecismo, n. 2042)Se espera que los fieles asistan a una Misa completa, llegando antes del sacerdote y saliendo después del sacerdote. Se dejan los motivos de llegar tarde o salir pronto a la conciencia de la persona, que debería poder discernir si su motivo es verdaderamente urgente o no. Sólo se puede recibir la Comunión una segunda vez ese día si uno asiste a dos Misas enteras. El P. Robert J. Levis indica en esta respuesta que podría ser un pecado mortal si uno llega tarde “con el espíritu de desobediencia u hostilidad a las órdenes de la Iglesia” (traducción del inglés).

—————————————

La parte más importante de la Misa es la Consagración, pero en la Misa nos nutre el Señor con Su Palabra además de con Su Cuerpo y Sangre. Si “…una Misa encierra todos los frutos, todas las gracias y todos los tesoros que el Hijo de Dios repartió en su Esposa la Santa Iglesia por medio del cruento sacrificio de la cruz“, como dice Sto. Tomás de Aquino, y en ella asistimos a ese mismo sacrificio de modo incruento, ¿cómo no poner todo el esfuerzo posible para no perdernos ni un sólo momento?

Perdernos la Palabra de Dios en el Evangelio en raras ocasiones (por razones excepcionales) debería de confirmar la regla de un gran deseo (y esfuerzo) de asistir a Misas completas por Amor de Dios. Los intereses de Dios deberían de crecer en nuestras vidas mientras que nuestros intereses mundanos deberían de disminuir, especialmente cuando se trata del Santo Sacrificio de la Misa.


Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Por qué razones fuera de su control ha llegado tarde a Misa alguna vez? ¿Qué opinión tiene de que no haya normas canónicas específicamente sobre llegar tarde a Misa?

Mañana: Preguntas hechas a Jesús - “Los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús” (Mc. 7, 5)

47 comentarios

  
Ana
a mi me habían enseñado que si no se llegaba al ofertorio no se oia Misa. alguna vez he llegado tarde entre semana porque no llegaba. Los domingos nunca. Lourdes: Que dios le premie el bien que hace con este blog
30/08/09 12:08 AM
  
Amfortas
María Lourdes, lo de "sólo se puede recibir una segunda vez ese día si uno asiste a dos Misas enteras", se refiere a la comunión, ¿no?

Sobre llegar tarde a misa (sobre todo tratándose de la dominical) supongo que también ocurre por falta de fe.
30/08/09 12:57 AM
  
David
Hola hermanos.

Respondiendo:
¿Por qué razones fuera de su control ha llegado tarde a Misa alguna vez?

Pues fuera de mi control, creo que el tráfico, el aparcamiento, que estuviera cerrada la Iglesia y tuviera que ir a otra sin mucho tiempo.
Pero en verdad creo que casi siempre ha sido por razones no válidas. Si no he encontrado aparcamiento, lo más seguro es que sea porque no salí con tiempo suficiente para buscarlo. Si hay tráfico, igual. Son cosas que hay que cambiar. Para ello serviría leer más sobre la Eucaristía, de manera que nos concienciemos (creo que se escribe así :D ) del porqué llegar con tiempo.

Respondiendo:
¿Qué opinión tiene de que no haya normas canónicas específicamente sobre llegar tarde a Misa?

Pues la verdad no sé la razón del porqué no hay una norma canónica al respecto.
Lo último que supe es que en días de precepto hay que escuchar por lo menos desde el Evangelio (incluido éste, claro) para cumplir el precepto.

Un abrazo en Cristo y María.
30/08/09 4:12 AM
  
Raúl
Yo siempre he escuchado desde pequeño que había que llegar por lo menos antes del Evangelio. De hecho, una de las cosas que nos preguntaban en el colegio al día siguiente para comprobar si habíamos asistido a misa o no era por el Evangelio del domingo...

Personalmente me parece un poco lamentable ver a gente entrando constantemente de una iglesia una vez comenzada la misa. Creo que la gente no tiene verdadera idea de lo que es y lo que significa.

Yo intento llegar siempre antes de que haya empezado la celebración. Si llego y el sacerdote ya ha empezado a hablar, ya me siento mal.

Aprovecho para volver a felicitarle y darle la enhorabuena por su blog y por el inmenso trabajo que está realizando, María Lourdes.

Que Dios se lo pague.

Un abrazo.
30/08/09 12:55 PM
  
asun
A mí me enseñaron lo mismo que a Ana: que si no llegabas antes del ofertorio no habías oido misa. Se supone que si habías llegado un poco tarde había sido por fuerza mayor, no deliberadamente. Pero aún así si había pasado el ofertorio, no te servía la misa.
Pensaba que eso estaba reglado así, y lo que estáis diciendo los demás me coge por sorpresa.
30/08/09 1:13 PM
  
Atilano
Querida Lourdes: Te agradezco que hayas tocado esta importante cuestión en tu blog. Pero sería una lástima que sirviera más para confundir que para aclarar, y corres el riesgo al no dar un criterio más preciso y además por mezclar tres cuestiones diferentes, a saber: qué parte de la Misa hace falta oír 1) para cumplir el precepto dominical; 2) para poder comulgar (en día laborable), y 3) para comulgar por segunda vez. Por favor, intenta responderlas por separado, y si no hay un criterio taxativo dar al menos una orientación.
30/08/09 1:31 PM
  
odet
Hola,pues yo normalmente llego con un poco de antelación,así me dá tiempo de saludar al párroco,luego rezo un poco en mi banco,y ya comienza,yo preferiría no asistir antes que escuchar media Misa.Como anecdota os cuento que el día de la 1ºComunion de mi hija,llegué antes que el cura y el sacristán,de hecho tuve que esperar a que me abrieran la puerta ja ja,(es que en la de mi sobrino no pude entrar de lo llena)y dije :esto no me vuelve a pasar.Saludos.
30/08/09 3:16 PM
Normalmente intento ajustar la salida de casa para llegar al menos un cuarto de hora de antes. La realidad es que esta costumbre me permite llegar siempre antes de comenzar. A veces a los justo y otros con 20 minutos holgura.

Muy rara vez llego después de iniciada la misa, ya que eso significa quedarme fuera de la iglesia oyendo la misa por la megafonía, de pié, aguantando calor, frío o lluvia. Al menos compensa que compartes las incomodidades con varias decenas de compañeros de tardanza. :)

Saludos y bendiciones del Señor.
30/08/09 3:51 PM
  
José Mª
Hace ya varios años, creo que en la catedral de Viena, al comenzar la misa, cerraron unas verjas interiores que nos libraron de los turistas, los curiosos... y de los que llegaban tarde. Recuerdo que pensé que se debería extender el sistema.
Un cordial saludo,
30/08/09 4:31 PM
  
Inmaculada
La verdad es que me he quedado perpleja ante la pregunta: ¿Cuándo se llega demasiado tarde a misa?
Nunca me la había planteado por el simple motivo de que, si es algo que realmente me interesa, ya saldré yo con el tiempo suficiente para llegar con alguna antelación. Siempre es bueno prepararse dentro de la iglesia, delate del sagrario, para empezar la misa con una buena disposición del corazón.
30/08/09 6:48 PM
  
Manuel
Mª Lourdes

¡¡¡Cuantas veces habremos discutido este tema mi mujer y yo¡¡¡. La culpa es mía y siempre voy justo de tiempo a los sitios, aunque suelo llegar antes del Evangelio. En fin, muchas gracias por el artículo, intentaré disciplinar mi pereza.
30/08/09 8:06 PM
  
ugl1820
María Lourdes,

Creo que la respuesta está meridianamente clara. El mandamiento de la Santa Madre Iglesia nos dice que debemos OIR MISA ENTERA (...).

En la catedral de mi ciudad, una vez que salen los sacerdotes en procesión para celebrar la Eucaristía, se cierran las puertas de la capilla, para que no molesten ni turistas ni tardíos.

Lo de llegar tarde es cuestión de interés. Si uno acude a algo en lo que está interesado ,normalmente lo hace con tiempo. ¡Cuánto más cuando se trata de ir a rendir culto al Señor!

+ Bendiciones
31/08/09 9:45 AM
  
Luis López
Alguna vez llegué después de la lectura del Evangelio, y mi conclusión fue no considerar que cumplía el precepto dominical en esa Eucaristía. En ese caso, me quedo hasta el final por respeto al Señor (sin comulgar), pero a continuación me aseguro de poder oír luego una Misa entera. Si aquella fue la última Misa, o si ya por las horas no puedo acudir a otra Iglesia, reflexiono sobre el por qué de mi tardanza y si observo que ha sido por negligencia mía, acudo al Sacramento de la Confesión. Y en todo caso, el Lunes (o el día siguiente si el anterior era de precepto), me haya o no confesado, oigo entera una Misa.
31/08/09 11:43 AM
  
ciudadano
Qué opinión tiene de que no haya normas canónicas específicamente sobre llegar tarde a Misa?
En mi opinión no son necesarias.
El hecho de asistir puntualmente a misa en toda su duración es una cuestión de amor a Dios, respeto al lugar y al resto de los asistentes, por tanto es una cuestión de educación.
No valoro los retrasos debidos a situaciones imponderables, sin embargo los debidos a aparcamiento, trasportes y demás, son valorables y por tanto dependerá del interés de cada uno.
En mi opinión el tiempo mínimo que se debería de dedicar a la misa es desde antes de que el sacerdote entre en el presbiterio hasta que sale del mismo. Lo adecuado sería estar unos minutos antes a fin de rezar siquiera una oración de salutación al Señor, y salir unos minutos después del fin de la misa, para hacer uno tiempo de compañia al Señor.
Está claro que los dias de diario el tiempo es más limitado, sin embargo tambien las celebraciones suelen ser algo más breves en el tiempo.
En definitiva la asistencia a misa no debería ser un tema de cumplimiento, pues se puede convertir en un "cumplo y miento"
31/08/09 12:21 PM
  
María Lourdes
A todos, siento mucho la tardanza en responder. El fin de semana mi familia y yo nos quedamos con una amiga que resultó no tener Internet y su familia, a quienes visitamos, tampoco lo tenían. Les agradezco mucho su paciencia.
31/08/09 1:53 PM
  
María Lourdes
Ana, a mí también me enseñaron lo mismo que a usted (y a Raúl y a Asún por lo que comentan), pero por las respuestas que he encontrado parece ser que hoy en día se resalta más la importancia de la Consagración, de no llegar tarde a la Misa, pero si en caso de llegar tarde, que no se pierda uno el ofertorio y todo lo que lo sigue.

Me parece maravilloso que no llegue tarde los domingos, especialmente porque sé que viene de una familia numerosa (con sólo dos hijos ya me resulta difícil...). Muchas gracias por sus oraciones, ya que el Señor es el que saca provecho de todo.
31/08/09 2:04 PM
  
María Lourdes
Amfortas, sí, me refiero a recibir la Comunión. Lo añadiré al post. La fuente de esa información es una respuesta del P. Levis (enlace en el post).

Gracias por la corrección y también por identificar una razón por la cual podría llegar tarde la gente. En el fondo, uno tendría que preguntarse su motivo por ir a Misa.
31/08/09 2:10 PM
  
María Lourdes
David, también de pequeña oí que había que oír el Evangelio y por eso me sorprendieron las respuestas que encontré en EWTN de que ese ya no era siempre el caso.

Lo del aparcamiento me pasó este verano cuando llegamos a la iglesia para lo que fue una Misa en la que se celebraba la Confirmación. A veces mi familia y yo podemos ir a otra Misa más tarde, pero no siempre.
31/08/09 2:21 PM
  
María Lourdes
Raúl, de pequeña, en la clase de religión, el sacerdote que la daba en la escuela nos preguntaba lo mismo en cada lección. Eso me forzó a prestar más atención al Evangelio y a acordarme de lo que se dijo tanto en el Evangelio como en la homilía a lo largo de la semana (algo que por lo visto me ha influido a largo plazo).

Cuando llego tarde con mi familia nos quedamos en el vestíbulo hasta que la gente se levanta para el Evangelio para causar menos distracción a la gente. Eso es otra cosa que me enseñaron de pequeña. Desde que tengo hijos aprecio más aún los esfuerzos de mis padres de llevarnos a sus cinco hijos a Misa todos los domingos, aunque no siempre llegábamos antes de la procesión de entrada.

Muchas gracias por sus amables palabras.
31/08/09 2:33 PM
  
María Lourdes
Asún, la misma sorpresa me llevé al investigar un poco el tema, pero no por eso pondré menos esfuerzo en llegar a tiempo a Misa. Por diversas razones (puente cerrado inesperadamente, por ejemplo) no tengo siempre éxito. Un saludo.
31/08/09 2:38 PM
  
María Lourdes
Atilano, tiene toda la razón. Respecto al precepto dominical, aunque se manda a los fieles asistir a Misa entera, no hay obligación de comulgar excepto: "recibir al menos una vez al año la Eucaristía, si es posible en tiempo pascual (cf ⇒ CIC, can. 920), preparados por el sacramento de la Reconciliación." (Catecismo de la Iglesia Católica, 1389) Aunque uno no pueda comulgar por no estar en gracia con Dios, por ejemplo, todavía tiene que cumplir el precepto dominical.

A) Precepto dominical

Sin causa justificada, según el P. Miguel Ángel Fuentes, I.V.E. en "El teólogo responde":
"1) No cumple el precepto quien omite la consagración (por ejemplo saliendo fuera) aunque esté presente todo el tiempo antes y el todo el tiempo después.

2) El que llega después del ofertorio.

3) El que llega a la lectura del Evangelio y además se vas inmediatamente después de la comunión."

B) Para poder comulgar en día laborable se espera que a no ser que uno esté incapacitado por enfermedad para ir a la iglesia, se reciba ordinariamente la Comunión en una Misa. Del Catecismo:
"1388 Es conforme al sentido mismo de la Eucaristía que los fieles, con las debidas disposiciones (cf ⇒ CIC, can. 916), comulguen cuando participan en la misa (cf ⇒ CIC, can 917.
La Misa sigue siendo una Misa en día laborable, y aunque no hay obligación de comulgar o precepto de asistir a Misa, se podría esperar que las condiciones mencionadas para cumplir el precepto dominical ayudarían a discernir si uno podría recibir la Comunión.

C) Para comulgar una segunda vez. Según el Catecismo de la Iglesia Católica (enlace en parte B):
"Los fieles, en el mismo día, pueden recibir la Santísima Eucaristía sólo una segunda vez: Cf Pontificia Commissio Codici Iuris Canonici Authentice Interpretando, Responsa ad proposita dubia, 1: AAS 76 (1984) 746): "Se recomienda especialmente la participación más perfecta en la misa, recibiendo los fieles, después de la comunión del sacerdote, del mismo sacrificio, el cuerpo del Señor" (SC 55)."
Del Código de Derecho Canónico:
"917 Quien ya ha recibido la santísima Eucaristía, puede recibirla otra vez el mismo día solamente dentro de la celebración eucarística en la que participe, quedando a salvo lo que prescribe el ⇒ c. 921 § 2. [peligro de muerte].
Espero que eso ayude algo. Gracias por proponer esa clarificación. Un saludo.
31/08/09 3:17 PM
  
María Lourdes
Odet, gracias por la anécdota. El mismo empeño deberíamos mostrar para asegurarnos de poder asistir a Misas enteras. Me lo digo para esforzarme más en el futuro. Es el mismo Señor Dios el que nos espera. Un saludo.
31/08/09 3:24 PM
  
María Lourdes
Miserere mei Domine, recuerdo días en que me propuse no llegar tarde preparándonos (a mis hijos y a mí) media hora antes, sin éxito. Por eso decidí prepararnos una hora antes la siguiente vez, y sorprendentemente tuve menos éxito aún. :) Confío en que en esas ocasiones en las que nada parece ir según los planes, que el Señor lee nuestros corazones y el amor y esfuerzo que ponemos en ir a su encuentro. Gracias por compartir su experiencia.
31/08/09 3:34 PM
  
María Lourdes
Jose María, alguien me comentó sobre una iglesia en la que el sacerdote cerraba la puerta de la iglesia antes de comenzar la procesión y la abría cuando salía tras la Misa. Lo hizo algún tiempo. Me parece interesante que haya otro lugar en que se hiciera eso. Me parecería buena idea, excepto que ahora como madre se me ocurren bastantes razones por las cuales no me parece bueno que se haga en todas las iglesias. Saludos.
31/08/09 3:41 PM
  
María Lourdes
Inmaculada, gracias por señalar la importancia de llegar a tiempo y hasta pronto, para ayudarnos a prepararnos debidamente para el gran acontecimiento que debe ser en nuestras vidas recibir al Señor en la Comunión. Las prisas no ayudan el recogimiento (lo sé por experiencia). Un saludo.
31/08/09 3:45 PM
  
María Lourdes
Manuel, sonreí leyendo su comentario porque mi esposo y yo también hemos hablado sobre el tema. En inglés hay una expresión: "It's a three-ring circus" ("Es un circo con tres pistas", creo que sería en español) que es cómo describimos nuestros intentos de llegar a Misa a tiempo. No es una imagen muy espiritual o recomendable, pero sí es la pura realidad algunos días. En cambio, algunos días hemos llegado media hora antes porque no hay altercance. :) Gracias por compartir su experiencia.
31/08/09 3:53 PM
  
María Lourdes
Ugl1820, su experiencia (como la de José María) con el cierre de las puertas me impresiona bastante. En las pequeñas iglesias a las que asisto a Misa no hay problema de turistas, pero supongo que sería una gran distracción en una catedral. ¡Bastante me distraigo ya sin ellos! Pero un gesto así sí que le hace a uno pensar sobre la importancia de la Misa, de oírla entera.
31/08/09 4:01 PM
  
María Lourdes
Luis López, su comentario muestra cierta sensibilidad por agradar al Señor que en mi opinión no todos comparten ni comprenden. Si se debe la tardanza a algo excepcional fuera de nuestro control, parece ser que se cumple el precepto dominical y se permite la Comunión. Otra cosa es llegar tarde aposta regularmente, que no es su caso por lo que comenta. Un saludo.
31/08/09 4:12 PM
  
luis
El principio general, en materia de preceptos eclesiásticos, es que no obligan en caso de grave necesidad o de gran incómodo. Si no puedo cumplir íntegra o parcialmente el precepto por razones ajenas a mi voluntad, no peco. Si me quedo cuidando a un enfermo (y no hay quien me suplante), no peco. El sábado está para el hombre.
Se peca mortalmente contra un precepto cuando hay voluntad deliberada de no cumplirlo, o cuando no se lo cumple por desprecio a la Iglesia, Esposa de Cristo.
31/08/09 4:21 PM
  
María Lourdes
Ciudadano, como dice, es verdad que esto debe ser más cuestión de amor y de generosidad al que se nos da tan desinteresadamente, pero también me preguntaba lo que sería más correcto hacer en diferentes situaciones según la Iglesia, que parece dejar las excusas de llegar tarde a Misa a la conciencia de cada uno. Por cierto, no conocía la expresión "cumplo y miento" :) Gracias por su comentario.
31/08/09 4:22 PM
  
María Lourdes
Luis, si alguien llega tarde a Misa siempre para causar escándalo y con intenciones de mostrar su desprecio, como dice, uno también debería de preguntarse por qué se molesta en ir pero no para dejar de hacerlo, sino para empezar a hacerlo con más ganas por buenas razones.

Hay quienes creen que a los hijos menores de edad no se les debería de llevar a Misa si no quieren, pero los padres tienen obligación de formar a sus hijos en la fe y de llevarles a Misa mientras están bajo su cuidado. Si hay leyes contra la negligencia física, se debería de comprender que se puede cometer negligencia espiritual. Claro que uno se esfuerza para que tomen interés y no vayan de mala gana, pero no creo que un padre debe rendirse ante la más mínima resistencia del hijo. Un saludo.
31/08/09 4:32 PM
  
luis
De acuerdo contigo Lourdes. A los hijos muy muy menores hay que llevarlos a Misa, en lo posible maniatados y amordazados. ;)
31/08/09 7:10 PM
  
María Lourdes
Luis, pues nunca he visto ninguno así en ninguna iglesia católica ni mucho menos llevo a los míos de esa forma. :) Claro que agradecería sugerencias prácticas factibles para poder llegar antes a Misa con mis dos pequeñines. ¡Menos mal que mi esposo es muy paciente y no lo tengo que hacer todo yo misma!

A lo que me refiero es que a veces no les entran ganas de ir, pero se les hace ir, igual que aunque no les entren ganas de ir a la escuela algún día se les sigue llevando porque sabemos que les hace bien. Es mejor seguir yendo a Misa aunque llegue uno un poco tarde por la circunstancia que sea que no ir.
31/08/09 9:23 PM
  
Amfortas
Por mi experiencia personal diría que es muy importante que los niños estén habituados a ir a misa antes de la Primera Comunión. Evidentemente, de cuando iban de muy pequeños, el día de mañana, se van a acordar poco o nada, pero a medida que el niño crece adquiere una vivencia de la fe, de una intensidad que difícilmente se tiene luego de mayor, por carecer de esa mirada limpia de la niñez. Al menos ésa es mi experiencia y supongo que puede ser una buena base para todos en la que apoyarse el día de mañana.

Gracias María Lourdes, por la paciencia que se ha tomado en las respuestas.
01/09/09 1:46 PM
  
María Lourdes
Amfortas, gracias por pasar por aquí de nuevo.

Conozco personas que desde que sus padres dejaron de llevarles a Misa empezaron a perder la fe con mayor rapidez y se han alejado de la Iglesia. Recibir los sacramentos regularmente es una necesidad para nuestras almas y no un mandamiento arbitrario.

Por cierto, me ha gustado el enlace que dejó al foro Católicos por el mundo. Un saludo.
01/09/09 4:17 PM
  
noel gm
q are si llego tarde a misa

---------------------------------------

Noel Gm, cuando llego tarde a Misa procuro entrar en la parte de la iglesia donde se está celebrando la Misa cuando otros están de pie, para no distraer mucho a otros. Pido perdón al Señor, que lee nuestros corazones y sabe si el llegar tarde fue debido a negligencia o a algo fuera de mi control. Si es Misa dominical o de día de precepto y llego después del Evangelio, procuro asistir a otra Misa ese día si es posible, ya que no oí Misa entera y por lo tanto no cumplí el precepto dominical. Hago además la resolución de no volver a llegar tarde a tan importante celebración como es la Santa Misa, pensando en lo que podría hacer para llegar antes la próxima vez. Muchas gracias por dejar su comentario, y siento que haya tardado tanto en contestarle.
26/08/12 6:06 PM
  
Sergio Mesén
hago la consulta. Saliendo de mi trabajo, en ocasiones comienzo a escuchar por una emisora de radio la Santa Misa muy atentamente y de manera ferviente; esto, a veces incluyendo la consagración, ¿si llego antes de comunión, puedo participar de ella?

---

Luis Fernando:

Sí, sin duda puede.
06/09/13 8:12 PM
  
Martica C.
la misa entre semana, inicia a las 6:30 p.m.y la salida del trabajo es a las 6:30 p.m. mientras se llega al parqueo y se supera el tráfico en todo lo posible se encuentra ese amor ardiente por recibir la sagrada comunión. En una catequesis del Opus Dai, respondieron a esta inquietud, que no obstante haber llegado incluso despues de la Consagración SE PODIA RECIBIR LA COMUNION, siempre y cuando no fuera misa de precepto.

es descabellado este concepto?
12/03/14 4:23 PM
  
ALICIA ESTHER SÁNCHEZ DE CABARCAS,,
Debía haber un criterio unificado sobre este tema que se desprendiera del Derecho Canónico...La Iglesia nos pide "Oír misa entera todos los domingos y fiestas de guardar bajo pecado mortal,...luego, si uno de estos días no escucho la misa entera, por supuesto no debo comulgar por haber caído en pecado, con la salvedad de esos motivos urgentes que quedan a la conciencia del fiel cristiano..."Hasta aquí está claro.Pero qué pasa los días ordinarios? Si llego a misa después del Evangelio? Comulgo o no? Gracias...
25/05/14 4:40 PM
  
Virginia Martínez
A mi me enseño mi madre que se debe llegar temprano y que inicia la eucaristía en el momento del canto de entrada y termina con el canto final, pero que si el retraso es involuntarios uno puede participar...en mi parroquia un sacerdote cerro los portones a la hora que inicia la misa...sera para educar, pero el no sabe que paso, salí de casa dejar un esposo alcohólico y la delincuencia... Y llegamos con mis hijas 5 minutos tarde...y yo recién operada....por favor pido oración para este sacerdote radical...
20/07/14 9:40 AM
  
Andres
La Misa es la celebración litúrgica por excelencia de los hijos con Dios Padre por medio de Jesucristo,cabeza de su Iglesia que somos todos nosotros, en el Espíritu Santo. Nos reunimos pRa Celwbrar a Dios Uno u Trino. A lo largo de la celebración esta siempre presente Todo Dios. La Misa es un todo compuesto de dos partes indivisible e inseparables: la Mesa de la Palabra y la Mesa del Pan (Eucaristía). Cuando se nos pide oír misa completa, la Iglesia, Madre y Guía de Fe, nos introduce en la importancia de la unidad e indivisibilidad de la Liturgia porque de ambas emana la gracia, misericordia y amor de Dios que esta presente y a quien celebramos. El nos convoca, nos reúne y une a si, por el misterio de su palabra que busca encarnarse en nosotros, y el misterio de su cuerpo, sangre, alma y divinidad con la que habitará en nosotros. Cuando se ama se desea estar primero, temprano y siempre. A veces no se puede y eso Dios lo sabe y lo comprende pero sin el subjetivismo de "llego cuando puedo" que es la medida del asalariado y no del hijo. En la tradición de la iglesia, "mesa servida, Misa completa": la Mesa de la Palabra esta servida con el Evangelio y la Mesa de la Eucaristía lo esta con la Consagración de las Especies. Misa completa hace referencia a cuanto menos hacer el esfuerzo de llegar al evangelio y participar íntegramente de la Mesa del Pan. Después del Evangelio no tiene validez la Misa para el precepto Dominical(aplicable a toda Misa). En cuanto a Comulgar habiendo llegado tarde a Misa, es necesario hacer el esfuerzo de llegar antes de la consagración como señala el Catecismo de la Iglesia. Siempre existen excepciones porque la Moral Cristiana es la del Amor. Esas excepciones las hace el Párroco a quien podemos consultar para orientar un recto juicio e intención y no caer en el subjetivismo que antes indiqué. Espero que sea útil para ustedes. Un saludo afectuoso en Cristo y María.
04/01/15 12:02 AM
  
Alberto Leon Santiago
La Eucarístia es la esencia de nuestra Iglesia... es la fuente de donde brota la sabia que "alimenta nuestra alma" y vivifica todo nuestro ser... ¡Dtb, Paz y Bien!
10/02/15 10:57 AM
  
claudia
si uno llega tarde a misa y no escucha la palabra un puede comulgar
22/07/16 5:48 PM
  
Ange
No alcancé al principio. Llegué al iniciar las lecturas porque mi mamá necesitaba tomar agua y el sacerdote pasa la primera parte corriendo. Tal vez debía bajar antes del carro pero me dio un poco de pereza, esto fue el sábado de tarde y ya el domingo quise pero necesitaba hacer compras para la semana. La verdad gasto muchísimo dinero recorriendo la ciudad tratando de llegar a Misa temprano y buscar sacerdote para confesión. En otros lugares dicen que si no es entera no se cumple y para mi cumplir el precepto significa siempre un dolor de cabeza porque no tengo carro
propio. No se si estoy o no en pecado mortal y nunca nadie me puede ayudar verdaderamente.
07/11/16 2:36 AM
  
norma toro
La eucaristía goza de dos partes mesa de la palabra y mesa eucarística cuyo centró del la primera mesa es el S.evangelio y la segunda mesa su centró es el momento de la transustanciación Pero las dos partes conforman un todo.y si llegó tarde al trabajó tengo problemas con mi jefe y si llegó tarde a la eucaristía de mostraría poca fe eucarística y mi rey lo notaría
20/11/16 10:47 PM
  
Marita
¿se puede comulgar si se llega tarde a una misa ferial?
12/04/17 4:41 AM
  
Luis Castillo
Porque el sacerdote nos espera cerca de la puerta, luego de la procession de salida, es solo para estrechar la mano?, recibir algún comentario? o solo por cortesía, si en caso tenemos algo que aclarar?. Yo ocasionalmente solo le estrecho la mano y le digo Gracias. Algo mas espera el? Gracias
01/10/19 1:58 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.