No son todo flores en este mundo

“Si queremos guardar la más bella de todas las virtudes, que es la castidad, hemos de saber que ella es una rosa que solamente florece entre espinas; y, por consiguiente, sólo la hallaremos, como todas las demás virtudes, en una persona mortificada.” (S. Juan Vianney, Sermón sobre la penitencia).

Una “Rosa” muy conocida por sus extremas mortificaciones fueSta. Rosa de Lima (1586-1617), cuyo nombre de pila era “Isabel”, pero por su gran hermosura física le llamaban “Rosa”. A pesar de su belleza [ver retrato], ella vivió tomando muy en serio las palabras del Señor en el Evangelio del XX Domingo de Tiempo Ordinario: “La carne no sirve de nada” (Jn. 6, 63). Comprendió muy bien lo que dijo S. Pablo: “Si viviereis según la carne, moriréis; mas si con el espíritu mortificáis las obras de la carne, viviréis.” (Rm 8,13).

Revela esta santa peruviana que el Señor le dijo:

«Que todos sepan que la tribulación va seguida de la gracia; que todos se convenzan que sin el peso de la aflicción no se puede llegar a la cima de la gracia; que todos comprendan que la medida de los carismas aumenta en proporción con el incremento de las fatigas. Guárdense los hombres de pecar y de equivocarse: ésta es la única escala del paraíso, y sin la cruz no se encuentra el camino de subir al cielo».

¿Cómo hizo tan atractiva la penitencia esta santa, la primera en ser proclamada patrona del Perú(1669), del Nuevo Mundo y de Filipinas (1670) antes de su canonización (1671)? En menos de 50 años fue declarada santa para la Iglesia Universal, a pesar de haber vivido muchos años en una pequeña ermita que se puede ver en este vídeo de la casa de sus padres:

El letrero ante su ermita, en casa de sus padres, dice:

Esta ermita la edificó Santa Rosa con sus propias manos ayudada por su hermano Fernando.
Aquí hacía oración y fue visitada muchas veces por el Niño Jesús.
Aquí alternaba sus cánticos con un misterioso ruiseñor.
Desde aquí oía y veía las Misas que se celebraban en otros templos de la ciudad.”

Parece todo un paraíso esa ermita con esa descripción, pero era en realidad un lugar de penitencias muy estrictas. No hay mención de las labores manuales que hacía la santa allí para ayudar a mantener a su familia, el horror humano que tenía al principio de pasar noches allí entre insectos y otras criaturas nocturnas, los ayunos, el frío y el calor. Habría que añadir además la frecuente sequía espiritual que padecía con paciencia, incomprendida por otros y sus confesores, que le habían dado permiso para vivir en su ermita. No decía a la ligera esta santa:

«Escuchad, pueblos, escuchad todos. Por mandato del Señor, con las mismas palabras de su boca, os exhorto. No podemos alcanzar la gracia, si no soportamos la aflicción; es necesario unir trabajos y fatigas para alcanzar la íntima participación en la naturaleza divina, la gloria de los hijos de Dios y la perfecta felicidad del espíritu».

Si estudiamos la iconografía de la santa, como la presenta muy bien este vídeo sobre su vida, todo parece idílico:

Pero, como diría Sta. Teresa de Jesús: “Creer que admite [Dios] a Su amistad a gente regalada y sin trabajos es disparate” (“Camino de perfección”,18,2). La corona de rosas recuerda una guirnalda de flores que su madre le hizo ponerse sobre la cabeza para lucirla. Pero, bajo las flores se clavó las horquillas como penitencia contra la vanidad. Llevó una cinta de plata con 3 hileras de 33 puntas de clavos.

Sus extremas mortificaciones exteriores estaban unidas a gran motificación interior para evitar la vanagloria. Por obediencia a sus confesores permaneció laica (era dominica terciaria) y aceptó que le llamaran “Rosa”, nombre que no le gustó hasta que a los 25 años se consagró a la Virgen María con ese nombre. Pero, practicaba también mortificaciones que están al alcance de todos. Diría S. Francisco de Sales:

“[. . . ] quiero decir que sufras con paciencia aquellas ligeras injurias, leves incomodidades y pérdidas de poca consideración que ocurren cada día, pues aprovechando con amor y dilección estas ocasioncillas, conquistarás enteramente su corazón y le harás del todo tuyo [al Señor]” (Introducción a la vida devota,3,35)

Según Sta. Rosa de Lima, esa es la mejor recompensa:

”¡Ojalá todos los mortales conocieran el gran valor de la divina gracia, su belleza, su nobleza, su infinito precio, lo inmenso de los tesoros que alberga, cuántas riquezas, gozos y deleites! Sin duda alguna, se entregarían, con suma diligencia, a la búsqueda de las penas y aflicciones. Por doquiera en el mundo, antepondrían a la fortuna las molestias, las enfermedades y los padecimientos, incomparable tesoro de la gracia. Tal es la retribución y el fruto final de la paciencia. Nadie se quejaría de sus cruces y sufrimientos, si conociera cuál es la balanza con que los hombres han de ser medidos.”


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué otros ejemplos puede dar de que no todo son flores en este mundo aunque otros lo pinten así? ¿A qué otros santos mortificados (no hay ninguno que no lo sea) se les asocia con flores?

Mañana: S. Bartolomé – “¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?” (Jn. 6, 52)

14 comentarios

  
Odet
Holaa ML.me ha gustado mucho el segundo vídeo,el de las imágenes de la santa,no sabía nada de ella,excepto lo que he leido aquí,mira un santo que siempre se representa con flores es S.Antonio de Padua.Saludos.
24/08/09 10:24 PM
  
Norberto
ML
A Theresita "Después de mi muerte, haré caer una lluvia de rosas."
Una pequeña corrección gramatical,en español el tiempo verbal (es) concuerda sobre el predicado (flores),luego deb sustituirse es por son,perdona por la intrusión.
24/08/09 11:11 PM
  
María Lourdes
Odet, el primer vídeo lo puse para que se viera la ermita de la santa, aunque creo que es difícil darse cuenta de lo pequeña que es. No hay suficiente espacio en esa ermita para dormir acostada, por ejemplo. La santa era muy popular en vida por sus obras caritativas y amabilidad con todos, aunque casi nadie comprendía su forma de vida.

En el enlace en el nombre de la santa encontrará más información sobre ella.

A S. Antonio de Padua se le suele representar con un lirio, símbolo de pureza. También aparece esa flor con otros santos por la misma razón, como S. José. Pero, los santos no guardaron esa pureza casta con facilidad, sino que lucharon heróicamente para conservarla por amor de Dios, algo que no se capta bien al ver los lirios en la iconografía de los santos. Saludos.
24/08/09 11:54 PM
  
María Lourdes
Norberto, gracias por mencionar a Sta. Teresita de Lisieux. Ni ella ni S. Pio de Pietrelcina, otro santo asociado con rosas (se dice que uno ve o huele rosas cuando recibe un favor de él), consiguieron esas rosas de favores que esparcen por el mundo facilmente. Al contrario, me parece que la santidad de vida que llevaron con grandes mortificaciones y sufrimientos (físicos y espirituales) a veces queda olvidada entre flores. En mi opinión, los que profesan verdadera devoción a esos santos deberían buscar imitar sus virtudes por la penitencia más que los favores celestiales.

Gracias por la corrección. ¿Sería entonces correcto: "No son todo flores"?
25/08/09 12:01 AM
  
Norberto
"No son todo flores..." es lo correcto.
25/08/09 12:06 AM
  
María Lourdes
Norberto, ¡muchas gracias por todo!
25/08/09 12:13 AM
  
fan
María Lourdes, llevo muchos años felicitando a una amiga con ese nombre y es ahora gracias a usted cuando conozco la vida de esta santa.

En la vida diaria podemos encontrarnos con muchas espinas en la relación con otras personas: decepciones, desaires e injusticias que nos pueden llevar a la angustia, situaciones que pueden hacernos duros y vengativos o por el contrario convertirnos en personas alertas sobre las necesidades de los demás y más conscientes para relativizar lo que considerábamos como el fin del mundo.
25/08/09 12:43 AM
  
María Lourdes
Fan, me alegro que sacó provecho de la información. Sta. Rosa de Lima es una de la primeras santas cuya vida me contó alguien de pequeña. Fue una monja en un convento que visitaba mi familia en España la que en muchas visitas me contaba algo sobre algún santo. ¡Qué recuerdos más entrañables!

Son los recuerdos de personas bondadosas como esa Hermana y sobre todo de personas que de hacerme mal pasaron a hacerme bien que me animan también a tener esperanza en esas espinas que comenta. Las rosas tienen espinas, pero las espinas pueden tener rosas también, rosas que el Señor hace florecer por nuestra fe.

Cuando empecé a trabajar en un lugar tras graduarme de la universidad, me encontré que unas personas me hacían muy difícil la vida en ese puesto. Años después, cuando me iba a mudar por el puesto de mi esposo, fueron precisamente esas dos personas las que más bondadosas se mostraron conmigo y más me ayudaron. Se puede aprender algo bueno de todos, hasta de las personas que no nos caen bien en cierto momento. Un saludo.
25/08/09 2:12 PM
  
susi
Creo que Santa Isabel de Portugal, que era Reina, llevaba una vida muy mortificada y caritativa, a pesar de la oposición de su marido. Un día, iba a llevar pan a los pobres y él la sorprendió. Ella estiró el manto que quedaba recogido en su regazo y los panes se convirtieron en flores y así él no le pudo reñir.
25/08/09 6:01 PM
  
María Lourdes
Susi, esa anécdota de Sta. Isabel de Portugal es como la que se cuenta de su pariente Sta. Isabel de Hungría, por quien le dieron su nombre. De nuevo, las flores aparecen al mostrar esas santas su virtud en la dificultad. El Señor premió a esas santas por hacer lo que costaba.

Las rosas también se asocian con apariciones de la Ssma. Virgen María como en Guadalupe, cuando S. Juan Diego recogió rosas de Castilla en su manto en pleno invierno y se las mostró al obispo como prueba. Al dejarlas caer, se descubrió la impresión de la figura de la Virgen sobre su manto.

Al aparecerse Nuestra Madre en Lourdes, mostró una rosa dorada sobre cada pie descalzo, que se piensa representa la virtud de su humildad. Los favores divinos recaen sobre los que con humildad obedecen el mandamiento del Señor de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como uno mismo, de amarnos como Él nos amó. Gracias por su comentario.
25/08/09 6:14 PM
  
Ana
Un sacerdote dijo una vez que era correcto: no hay rosa sin espinas pero que también al encontrar una espina que buscásemos la rosa
25/08/09 11:04 PM
  
María Lourdes
Ana, esto que acabo de leer en "El diálogo" de Sta. Catalina de Siena pone en labios del Señor una explicación de por qué les es tan fácil a los santos buscar y encontrar esa rosa y tan difícil a otros:
"Te he dicho que sólo la voluntad es la fuente del sufrimiento. Y porque mis siervos se despojan de su propia voluntad y se visten en la mía, no sienten pena en el sufrimiento sino que me sienten en sus almas por la gracia y están satisfechos.

Sin mí nunca podrían estar satisfechos aunque poseyeran todo el mundo, por ser las cosas creadas menos que la persona humana. Fueron creados por vosotros, no vosotros por ellos, y por lo tanto no pueden nunca satisfaceros. Sólo Yo puedo satisfaceros. Estas almas miserables, entonces, atrapadas en tal ceguera, están siempre trabajando pero nunca satisfechos. Desean lo que no pueden tener porque no me lo piden, aunque Yo podría satisfacrles."
Dificultades tendremos todos en esta vida, pero con fe nos apenarán menos porque encontraremos la voluntad y la bondad de Dios en todo. Un saludo.
25/08/09 11:47 PM
  
juana
Qu bueno me alegro por todo
12/10/09 10:02 PM
  
María Lourdes
Juana, gracias por pasar por aquí. Veo que en su sitio hay fotos muy hermosas de flores. Durante el tiempo de Pascua este año, desde comienzos de mayo, incluí una imagen de una flor diferente en cada post, incluyendo el significado de cada una y relacionándola con el post. Quizás le interesen. Un saludo.
13/10/09 6:23 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.