24.09.18

(513) Evangelización de América. 49, México. Jesuitas ensanchadores de México (III). Pimería

 

 Familia pima, Pimería, Sonora

–Seguro que a fines del siglo XVII, cuando fueron evangelizados, eran distintos.

–Sí, seguro: muy diferentes. El Evangelio y la civilización cristiana, es decir, Cristo, verifican, liberan, dignifican al ser humano, personas, familias  y pueblos.

5.–Misión de Pimería

Al noroeste de México, la Alta Pimería comprende el norte de Sonora y el Sur de Arizona, y es tierra fértil y clima templado. Todos los indios de esa región, pimas, sobaspapabotas y tepo­cas, a fines del XVII, vivían todavía comple­tamente al margen de México, la Nueva España.

Leer más... »

20.09.18

(512) Evangelización de América. 48, México. Jesuitas ensanchadores de México (II). Tarahumara

 Mujer tarahumara

–O sea que casi todos los tarahumara viven en el estado de Chihuahua.

–Un 90 %, y son muy tenaces en mantener sus tradiciones.

4.–Misión de Tarahumara

Al norte de México, al sudeste de Chihuahua se halla la región de los indios tarahumaras o rarámuri, palabra que significa «el de los pies ligeros». Aún hoy día son los tarahumaras uno de los grupos indígenas de México más caracterizados. A comienzos del XVII estos indios morenos y fuertes vestían taparrabos, faja de colores y ancha cinta en la cabeza para sujetar los largos cabellos, y eran –como todavía lo son hoy– extraordinarios andarines y corredores. Buenos cazadores y pescadores, diestros con el arco y las flechas, y eran también habilísimos en el uso de la honda. Sus flechas venenosas inspiraban gran temor a los pueblos vecinos.

Leer más... »

16.09.18

(511) Evangelización de América. 47, México. Jesuitas ensanchadores de México (I): Sinaloa, Chínipas, Tepehuanes

Via Crucis

–Esos sí que eran misioneros evangelizadores.

–Lo eran al estilo de Jesucristo, San Pablo, San Martín de Tours, San Bonifacio, San Francisco de Javier, Santo Toribio de Mogrovejo, San Pedro Claver, Beato Junípero Serra… 

–Providencial llegada de los jesuitas a México (1572)

La primera evangelización de la Nueva España, iniciada por francisca­nos (1524), dominicos (1526) y agustinos (1533), tiene durante los primeros cincuenta años una rapidísima expansión. Como vimos (166)(((  mmm   ))), ya en 1570, unos 150 centros misioneros de las tres órdenes iluminan evangélicamente la mayor parte de la actual nación mexicana. Eso trae consigo que la atención pastoral de las inmensas regiones ya cristianizadas reduce sus fuerzas misioneras para em­prender nuevas conquistas espirituales.

Leer más... »

8.09.18

(510) Así estamos. Oculta soberbia, lujuria manifiesta

–Según dicen, el triunfalismo postconciliar fue enorme, y lleno de soberbia.

–Fue indescriptible. Muchos se pusieron en el lugar de Dios: «he aquí que hago nuevas todas las cosas» (Ap 21,5). La soberbia llevó a las herejías, y éstas a la lujuria. 

* * *

Imaginen ustedes un cristiano que, siendo homosexual, 1) aspira al sacerdocio y entra al Seminario como zorro en gallinero; 2) recibe el sacramento del Orden sagrado sin problemas de conciencia; 3) consigue el nombramiento de Obispo, a pesar de que se había hecho un experimentado depredador sexual, especializado en seminaristas y sacerdotes jóvenes; y 4) procura y acepta la condición de Cardenal de la Santa Madre Iglesia… ¿Parece increíble, no es cierto? Pues dantur casus.

No voy a tratar en este artículo de esta figura presunta, sino de la situación de una Iglesia que hace posible durante medio siglo casos como éste.

Leer más... »

29.08.18

(509) Herodes, encubridores y el martirio de San Juan Bautista

Carlo Dolci, 1665

–«Yo de todo eso no tenía ni idea».

– «Pues yo me enteré cuando salió en la prensa».

 

El Martirio de san Juan Bautista, 29 de agosto

«Señor, Dios nuestro, tú has querido que San Juan Bautista fuese el precursor del nacimiento y de la muerte de tu Hijo… Así como murió mártir de la verdad y de la justicia, luchemos nosotros valerosamente por la confesión de nuestra fe» (colecta, Misa). Del nacimiento: Juan nace de una anciana, Jesús de una doncella virginal, ambos por obra del Espíritu Santo. De la muerte: Juan muere por dar testimonio de la verdad ante Herodes, afirmando la ley de Dios: «no te es lícito tener la mujer de tu hermano» (Mc 6,17).

Leer más... »