Una reacción creyente a las palabras atribuidas al Papa Francisco

Una reacción creyente

No puedo menos que pensar que el mismo Papa está, obviamente, de acuerdo con lo que aquí aportamos.

Sin duda, la entrevista es mucho más, y tiene cosas realmente valiosas.

—————————————————–

Dice Scalfari:

“El Papa entra y me da la mano, nos sentamos. El Papa sonríe y me dice: “Alguno de mis colaboradores que lo conoce me ha dicho que usted intentará convertirme".

Es un chiste le respondo. También mis amigos piensan que usted querrá convertirme.

Sonríe de nuevo y responde: “El proselitismo es una solemne tontería, no tiene sentido. Es necesario conocerse, escucharse y hacer crecer el conocimiento del mundo que nos rodea. A mí me pasa que después de un encuentro quiero tener otro porque nacen nuevas ideas y se descubren nuevas necesidades. Esto es importante, conocerse, escuchar, ampliar el cerco de los pensamientos. El mundo está lleno de caminos que se acercan y alejan, pero lo importante es que lleven hacia el “Bien".”

—————————————————–

En realidad nunca pude obtener una definición clara de “proselitismo”. En todo caso, sé que como cristianos debemos evangelizar y buscar, sí, ser humildes instrumentos de la conversión de los demás, ante todo con nuestra propia conversión, la oración, la penitencia, el ayuno, el testimonio de vida, y también con la palabra. Debemos querer la conversión de los demás, por amor a ellos, buscando la salvación de sus almas. Es claro que el que convierte es Dios.

En cuanto a los caminos, justamente, lo importante es que lleven al Bien. No todos lo hacen, seguramente.

Por otra parte, el Santo Padre practica bastante bien esto que acabamos de decir, en la misma entrevista:

“¿Usted se siente tocado por la gracia?”

“Esto no puede saberlo nadie. La gracia no forma parte de la conciencia, es la cantidad de luz que tenemos en el alma, no la de sabiduría o de razón. También usted, sin su conocimiento, puede ser tocado por la gracia".

“¿Sin fe? ¿sin creer?”

“La gracia está relacionada con el alma".

“Yo no creo en el alma.”

“No cree pero la tiene".

“Santidad, se ha dicho que usted no tiene intención de convertirme y creo que no lo conseguiría.”

“Esto no se sabe, pero no tengo ninguna intención".

Sin duda, las últimas cuatro palabras parece que necesitan ser interpretadas, a la luz de las inmediatamente anteriores.

Entiendo además que según la teología católica la gracia actual, es decir, las mociones divinas, distintas de la gracia santificante, pueden actuar incluso sobre el no creyente, precisamente para llevarlo a la fe.

En cuanto a la fe, es condición de la salvación según la Escritura y la tradición católica, como dice la Carta a los Hebreos 11,6: “Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan.”

—————————————————–

En otra parte dice también el Papa según el texto español:

“Quien no es tocado por la gracia puede ser una persona sin mancha y sin miedo, como se dice, pero no será nunca como una persona a la que la gracia ha tocado.”

Aquí es posible que el traductor no haya visto que se trata de una frase hecha, como si dijéramos “persona sin miedo y sin tacha".

Obviamente, “sin mancha” no es posible que sea un ser humano, después del pecado original, sin la gracia de Dios.

—————————————————–

Dice Scalfari:

“Usted, Santidad, ya lo escribió en la carta que me mandó. La conciencia es autónoma, dijo, y cada uno debe obedecer a la propia conciencia. Creo que esta es una de las frases más valientes dichas por un Papa.”

Contesta el Papa:

“Y lo repito. Cada uno tiene su propia idea del Bien y del Mal y debe elegir seguir el Bien y combatir el Mal como él lo concibe. Bastaría eso para cambiar el mundo".

Bueno, que hay que obedecer a la conciencia, sin duda, pero también, el primer deber de la conciencia es formarse en la verdad objetiva sobre el bien y el mal. Si no se cumple con ese deber, uno es culpable tanto si obedece como si desobedece a su conciencia.

Por eso, “autónoma”, sí, respecto de los demás seres humanos, pero no respecto de Dios y su ley.

Y en cuanto al bien y el mal, debe matizarse, ¿no? Hitler y Stalin tenían su propia idea del bien y del mal, siguieron lo que entendían que era el bien y combatieron lo que entendían que era el mal, y efectivamente, cambiaron el mundo. Sólo que para peor, piensan muchos.

Es importante, a la luz de estos ejemplos tan elocuentes, que nuestras ideas del bien y del mal sean correctas, verdaderas.

—————————————————–

Sigue el diálogo:

“La teología de la liberación, que el Papa Wojtyla excomulgó, estaba bastante presente en América Latina.”

“Sí, muchos de sus exponentes eran argentinos".

“¿Usted piensa que fue justo que el Papa la combatiese?”

“Ciertamente daban un seguimiento político a su teología, pero muchos de ellos eran creyentes y con un alto concepto de humanidad".

—————————————————–

Ante todo, no se puede excomulgar a una teología, pues la comunión eclesial la forman las personas, los bautizados, que por tanto son los únicos excomulgables, no lo quiera Dios.

Las teologías pueden ser condenadas por heréticas, cosa que si no me equivoco tampoco sucedió con la teología de la liberación, si bien se señalaron errores suyos gravemente incompatibles con la fe católica.

De hecho, no hubo excomuniones por el tema “teología de la liberación”, cuando si las hubiera habido, a muchos nos habrían parecido totalmente justas.

Agreguemos a esto que las formas más conocidas e influyentes de “teología de la liberación” no es que necesiten agregar un “seguimiento político” para ser negativas para la fe católica, sino que son políticas en sí mismas, y de mal modo, pues colocan en el centro la “lucha de clases” marxista y la aplican no solamente a la sociedad civil sino a la misma Iglesia. Terminan reduciendo la fe a la “praxis” revolucionaria marxista.

Fue justo, sin duda, que Juan Pablo II la combatiese.

—————————————————–

Dice el Papa:

“San Pablo fue el que puso los puntos cardinales de nuestra religión y de nuestro credo. No se puede ser un cristiano consciente sin San Pablo. Tradujo la predicación de Cristo a una estructura doctrinaria que, ya sea con las actualizaciones de una inmensa cantidad de pensadores, teólogos, pastores de almas, resistió y resiste después de dos mil años. Después Agustín, Benito, Tomás e Ignacio. Y naturalmente Francisco. ¿Debo explicarle el porqué?”

Hay que decir con toda sencillez que los puntos cardinales de nuestra religión y de nuestro Credo los puso Nuestro Señor Jesucristo, Hijo de Dios, sobre la base de lo que Dios reveló en el Antiguo Testamento y en la misma Creación.

—————————————————–

¿Y la política?

“¿Por qué me lo pregunta? Ya le he dicho que la Iglesia no se ocupará de política".

Bien, la Iglesia no puede hacer política partidaria. Pero la política como búsqueda del bien común siempre ha sido reivindicada por los Papas como un ámbito legítimo de la actividad de la Iglesia como tal. De hecho lo dice, en cierto modo, el mismo Papa algo después:

“La Iglesia no irá nunca más allá de expresar y defender sus valores, al menos hasta que yo esté aquí".

Sólo que nos hubiese gustado más que se dijese que la Iglesia iba a defender los valores humanos básicos y elementales, no “sus” valores, precisamente, porque el derecho a la vida, por ejemplo, no es una propiedad de la Iglesia, sino algo inherente a la naturaleza humana como tal.

Y de hecho, así lo hace el Papa:

“Seguramente. Personalmente pienso que el llamado capitalismo salvaje no hace sino volver más fuertes a los fuertes, más débiles a los débiles y más excluidos a los excluidos. Hace falta gran libertad, ninguna discriminación, nada de demagogia y mucho amor. Hacen falta reglas de comportamiento y también, si fuera necesario, intervenciones directas del Estado para corregir las desigualdades más intolerables".

Repetimos que no estuvimos presentes en la entrevista así que trabajamos exclusivamente sobre versiones de prensa.

—————————————————–

“Pero no siempre ha sido así la Iglesia.”

“No, casi nunca ha sido así. Muy a menudo, la Iglesia como institución ha sido dominada por el temporalismo y muchos miembros y altos exponentes católicos tienen todavía esta forma de pensar.”

Bueno, eso se llama “cortar ancho”. En 2000 años de historia de la Iglesia seguramente debe haber habido algo más que pura deleznabilidad, mezquindad, politiquería, y no solamente por el lado de los santos como Santo Domingo o San Francisco o Santa Catalina de Siena, sino “incluso” por parte de la jerarquía eclesiástica.

—————————————————–

Dice el Papa:

“Yo creo en Dios, no en un Dios católico; no existe un Dios católico, existe Dios. Y creo en Jesucristo, su Encarnación. Jesús es mi maestro, mi pastor, pero Dios, el Padre, Abba, es la luz y el Creador. Este es mi Ser. ¿le parece que estamos muy lejos?".

Sin duda, Dios no es católico. Pero también es verdad que el único Dios verdadero, el único que hay, el que creó todas las cosas, a todos los creyentes y a todos los ateos, es el que predica la fe católica, y el de las otras religiones lo es sólo en la medida en que no contradice al primero.

A la luz de esa fe católica, toda la Trinidad es luz y Creadora, por tanto, también el Hijo hecho hombre, Jesucristo Nuestro Señor, es Creador, porque es Dios, como el Padre y el Espíritu Santo.

—————————————————–

El Credo de Scalfari:

“El Ser es un tejido de energía. Energía caótica pero indestructible y en eterno caos. De esa energía emergen las formas cuando la energía llega al punto de explosión. Las formas tienen sus leyes, sus campos magnéticos, sus elementos químicos, que se combinan casualmente, evolucionan, finalmente se apagan pero su energía no se destruye. El hombre es probablemente el único animal dotado de pensamiento, al menos en nuestro planeta y sistema solar. He dicho que está animado por instintos y deseos pero añado que tiene dentro de sí una resonancia, un eco, una vocación de caos.”

Hay que reconocer que se adapta bastante bien a nuestro tiempo, el más caótico en los últimos 2000 años. De todos modos, no parece que las explosiones del caos sean lo más indicado para producir el orden que vemos en el Universo.

¿Las leyes de las formas también surgieron casualmente? ¿Y las leyes que gobiernan los resultados de las combinaciones azarosas?

Y encima aparece de pronto el pensamiento humano, el cual al parecer lleva a Scalfari a esa particular visión de la realidad. ¿Será de fiar un pensamiento que es fruto azaroso de las explosiones del caos? No parece probable, al menos.

Ahora que sí, la vocación de caos, en el hombre, desde el pecado original, es un hecho, y en nuestro tiempo, repetimos, ese dogma se vuelve casi palpable.

—————————————————–

“Vosotros los cristianos sois una minoría ahora. Incluso en Italia, que se define como el jardín del Papa, los católicos practicantes están, según algunos sondeos, entre el 8 y el 15%. Los católicos que dicen serlo pero que de hecho lo son poco son un 20%. En el mundo existe un billón de católicos y con las otras Iglesias cristianas superan el billón y medio, pero el planeta tiene entre 6 y 7 mil millones de personas. Son muchos ciertamente, especialmente en África y en América Latina, pero siguen siendo minoría.”

“Lo hemos sido siempre pero este no es el tema que nos ocupa.”

Sin duda, comparados con la población mundial, los cristianos hemos sido siempre minoría. Pero no olvidar que durante unos mil años toda Europa, prácticamente, fue católica.

—————————————————–

“En la carta que le escribí recuerdo haberle dicho que aunque nuestra especie termine, no terminará la luz de Dios que en ese punto invadirá todas las almas y será todo en todos".

“Sí, lo recuerdo bien, dijo “toda la luz será en todas las almas", lo que, si puedo permitirme decir, da más una imagen de inmanencia que de trascendencia.”

Es su versión de lo que supuestamente dijo el Papa. Lo de “todas las almas” se puede entender bien, porque también en los condenados se hará la luz sobre su justa condenación.

Lo que se debe excluir es la “salvación de todos” que va contra el dicho del Señor en el Evangelio: “Irán éstos al castigo eterno”.

—————————————————–

“Creo que el amor por el poder temporal es todavía muy fuerte entre los muros vaticanos y en la estructura institucional de toda la Iglesia. Creo que la Institución predomina sobre la Iglesia pobre y misionera que usted quiere.”

“Las cosas están así, de hecho, y en este tema no se hacen milagros. Le recuerdo que también Francisco en su época tuvo que negociar largamente con la jerarquía romana y con el Papa para que se reconociesen las reglas de su orden. Al final obtuvo la aprobación pero con profundos cambios y compromisos".

El poder temporal de la Iglesia hoy… ¿existe eso? ¿Cuando a los únicos que se puede insultar pública e impunemente es a los católicos y a la Iglesia misma? ¿Será que Scalfari confunde “amor por el poder temporal” con “ortodoxia”? ¿Cuando habla de “institución”, estará pensando en el dogma de fe? No sabemos.

En cuanto a San Francisco, gracias a Dios que Roma pudo promover un ordenamiento en la orden franciscana que la hizo posible, teniendo en cuenta que el carisma personal de San Francisco es muy probablemente irrepetible.

—————————————————–

“¿Usted deberá seguir el mismo camino?”

“No soy Francisco de Asís, ni tengo su fuerza y su santidad. Pero soy el obispo de Roma y el Papa de la catolicidad. He decidido como primera cosa nombrar a un grupo de ocho cardenales que constituyan mi consejo. No cortesanos sino personas sabias y animadas por mis mismos sentimientos. Este es el inicio de esa Iglesia con una organización no vertical sino horizontal. Cuando el cardenal Martini hablaba poniendo el acento en los Concilios y en los Sínodos, sabía que largo y difícil fue el camino que hay que recorrer en esa dirección. Con prudencia, pero con firmeza y tenacidad".

Es curioso que desde la cúspide eclesial se nos hable de horizontalidad y desde el llano pidamos la verticalidad. Paradoja pura. La verticalidad es esencial al cristianismo, porque nuestra fe viene de Dios, y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Para eso tuvo que “anonadarse a sí mismo” y “tomar la forma de siervo”, movimiento claramente “descendente”, sin dejar de ser Dios.

Los Concilios y Sínodos son importantes, pero no sustituyen al Sucesor de Pedro, sin cuya aprobación al menos tácita no son nada en la Iglesia.

—————————————————–

Sobre San Pablo y San Agustín, dice el Papa:

“Escribió muchos libros y el que me parece más revelador de su intimidad intelectual y espiritual son las “Confesiones"; contienen algunas manifestaciones de misticismo pero no es, como opinan muchos, el continuador de Pablo. Incluso, diría que vio la fe y la Iglesia de una forma profundamente distinta a la de Pablo, quizás porque pasaron cuatro siglos entre uno y otro".”

Sin duda, hay diferencias entre ambos campeones de la fe católica, ante todo, uno es un Apóstol, un órgano de la Palabra de Dios, mientras que el otro es un Padre de la Iglesia y un teólogo.

Pero justamente, el mismo San Agustín se sentía particularmente cercano a San Pablo en su defensa de la gracia frente a los pelagianos, análoga a la defensa que el mismo San Pablo hizo de la fe y de la gracia de Dios ante el legalismo de los judaizantes. La doctrina del pecado original en San Agustín es claro que se apoya fuertemente en San Pablo.

—————————————————–

Es interesante el relato de la apostasía de Scalfari:

“Santidad, ¿me permite contarle algo sobre mi formación cultural? Fui educado por una madre muy católica. Con 12 años gané un concurso de catecismo entre todas las parroquias de Roma y recibí un premio del Vicariado, comulgaba el primer viernes de cada mes, en fin, practicaba la liturgia y creía. Pero todo cambió cuando entré en el Liceo. Leí, entre otros textos de filosofía que estudiábamos, el “Discurso del Método” de Descartes, y me afectó mucho la frase que hoy se ha convertido en un icono: “Pienso, luego existo", el yo se convirtió en la base de la existencia humana, la sede autónoma del pensamiento.”

Aquí no dice que haya tenido alguna formación filosófica católica antes de renegar de la fe. Tal vez sí, tal vez no. El caso es que volvemos inevitablemente a nuestro “leit – motiv”: ¡¡ vuelta a Santo Tomás !! Una juventud creyente formada en un sólido tomismo, a nivel filosófico y teológico, tiene menos probabilidades, sin duda, de naufragar en la fe por la lectura de los filósofos modernos, que ciertamente, son deletéros para la mente católica.

40 comentarios

  
Jose Ignacio de España
Muchas gracias Néstor por su comentario.
Completamente de acuerdo.
Un saludo

02/10/13 4:45 PM
  
Leonardo
Impecable, Néstor. Hacía mucha falta. Saludos desde Montevideo para todos.
02/10/13 5:05 PM
  
Serloc
Gracias.
02/10/13 5:33 PM
  
Beatriz
Acertadas y necesarias aclaraciones. Es un deber de conciencia.
02/10/13 7:17 PM
  
Juan Argento
Benedicto XVI, homilia en la misa de inauguracion de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en el santuario de Aparecida, Brasil, 13 de mayo de 2007:

---

La Iglesia no hace proselitismo. Crece mucho más por "atracción": como Cristo "atrae a todos a sí" con la fuerza de su amor, que culminó en el sacrificio de la cruz, así la Iglesia cumple su misión en la medida en que, asociada a Cristo, realiza su obra conformándose en espíritu y concretamente con la caridad de su Señor.

---

Hago esta cita no para argumentar que lo que dijo Francisco haya sido correcto y/o conveniente. Simplemente muestro que tiene un precedente en esta afirmacion de Benedicto XVI que, a diferencia de la entrevista, tiene caracter magisterial, si bien obviamente no infalible.

Que Francisco tenia en mente esta afirmacion de Benedicto XVI durante la entrevista es indudable, porque el viernes 27 de septiembre, o sea el viernes pasado, dijo lo siguiente a los participantes en el Congreso Internacional de Catequesis:

---

Catequista es una vocación: “ser catequista”, ésta es la vocación, no trabajar como catequista. ¡Cuidado!, no he dicho «hacer» de catequista, sino «serlo», porque incluye la vida. Se guía al encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio. Recuerden lo que nos dijo Benedicto XVI: “La Iglesia no crece por proselitismo. Crece por atracción”. Y lo que atrae es el testimonio. Ser catequista significa dar testimonio de la fe; ser coherente en la propia vida. Y esto no es fácil. ¡No es fácil! Ayudamos, guiamos al encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio. Me gusta recordar lo que San Francisco de Asís decía a sus frailes: “Predicad siempre el Evangelio y, si fuese necesario, también con las palabras”. Las palabras vienen… pero antes el testimonio: que la gente vea en vuestra vida el Evangelio, que pueda leer el Evangelio. Y «ser» catequistas requiere amor, amor cada vez más intenso a Cristo, amor a su pueblo santo.

---

02/10/13 8:29 PM
  
Alejandro Holzmann
San Ignacio de Loyola enseña que «Se ha de presuponer que todo buen cristiano ha de ser más pronto a salvar la proposición del prójimo, que a condenarla; y si no la puede salvar, inquiera cómo la entiende, y, si mal la entiende, corríjale con amor; y si no basta, busque todos los medios convenientes para que, bien entendiéndola, se salve.» (EE, 22)

Esta regla debe observarse muy especialmente cuando se trata del Santo Padre. No se trata de ser ingenuo y ver blanco lo que es negro, no. Se trata simplemente de gobernar la caridad y la verdad por la virtud de la prudencia.
02/10/13 9:44 PM
  
CISNEROS
Me han sorprendido gratamente las contestaciones y argumentos que expone el Papa. Dice casi todo lo contrario a lo que están trasmitiendo algunos medios de comunicación.
Como cualquier institución todo es mejorable y en sus estructuras de gobierno sin duda harán falta cambios al igual que los Gobiernos reestructuran sus departamentos racionalizando su funcionamiento; pero de ahí a afirmar que el Papa dice que no se haga proselitismo,que la Curia es el cáncer del papado, y todas las barbaridades que se están poniendo en boca del Sumo Pontífice va un trecho.
Habla en la entrevista de la teología de la liberación y deja muy clara su postura de que una cosa es la preocupación por los pobres y otra muy distinta es sustituir el cristianismo por marxismo. Así mismo le contesta al periodista italiano que duda del poder que hoy tiene la Iglesia tal como este periodista entiende, pues confunde firmeza en la doctrina y en lo que Dios ha revelado con poder.
El problema otra vez más no es lo que el Papa dice si no lo que se interpreta fuera de contexto y con titulares cortados e hilvanados como el periódico de turno le conviene.
02/10/13 11:49 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Felicitaciones, Néstor.
Siempre es bueno aportar otras luces al magisterio supremo, respetándolo, ahuyentando malas interpretaciones y como S. Bernardo y Catalina de Siena lo hicieron con otros papas, exponer con humildad lo que se puede aclarar, también al actual.
03/10/13 12:46 AM
  
Daniel Iglesias
Muchas gracias, Néstor.
Tus reflexiones son muy atinadas y oportunas.

En cuanto al proselitismo, hace algún tiempo leí un trabajo muy sólido del P. Ocáriz (creo que es el Vicario General del Opus Dei). Él distingue entre la noción tradicional de proselitismo, que se confunde con la de misión o evangelización y la noción moderna de proselitismo que hace de éste algo malo o condenable: el buscar nuevos miembros para nuestra religión por motivos mundanos, no auténticamente religiosos.
03/10/13 1:13 AM
  
Beatriz
Sobre el proselitismo hay un completo articulo de mons. Ocariz:
www.opusdei.es/art.php?p=19778
Creo que tambien es importante aclarar que hay un proselitismo positivo relacionado con la mision de la Iglesia. En Hechos 6,5 dice que uno de los primeros siete diaconos es "Nicolas PROSELITO de Antioquia"
03/10/13 1:59 AM
  
lucas
El Papa quiere hacerse entender y creo que lo hace con claridad con las personas interesadas en la sustancia de las cosas y no en los accidentes.
Los obsesionados con la forma se centrarán en lo periférico, come lo muestra este artículo, y mientras tanto la vida les pasa por al lado y la gente sigue buscando un Dios vivo que les colme el alma. El Papa es mucho más sabio e inteligente que los puritanos de la gramática, el lenguaje y la "clara y distinta" exposicion de la fe para un mundo que ya no contiene a los interlocutores a quienes busca dirigirse. Formación tomista... genial.. ¿¿¿para dialogar cómo y con quiénenes????
03/10/13 8:52 AM
  
lucas
Parece que frente a la persona que está sangrando seguimos preguntándole si tiene el colésterol alto.... que lástima....
Seguimos sin entende que papa Francisco se ha dado cuenta de la realidad y de la urgencia de este nuestro mundo.
03/10/13 9:34 AM
  
Antonio
Esto que dice el prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe se lo he dicho yo muchas veces, pero usted parece no querer enterarse. Esto es lo que piensa la Iglesia Católica al respecto y no lo que usted ha escrito (lo que usted quiere que piense):

"La teología de la Liberación sana nunca ha sido condenada, sino ha sido un elemento legítimo de la teología católica. La teología tiene que dar una respuesta a una situación, sobre todo en América Latina, donde tantos hombres viven por debajo de la dignidad humana, no tienen nada que comer o dar a comer a sus hijos, sin una formación escolar o un trabajo. La situación es muy mala. Por eso el Santo Padre Francisco también ha dicho que la Iglesia es responsable del hombre como cuerpo, como ser social. Tenemos la DSI, desde hace tiempo, pero también esta Teología que se ha desarrollado después de la Gaudium et Spes y del Vaticano II, ha adquirido clara legitimidad. El magisterio ha denunciado unas formas o ideas que no iban con la teología católica, pero Gustavo Gutiérrez nunca cayó en esta trampa de un cierto marxismo o en la lucha de clases. Los hombres de Jesucristo deben superar las guerras sociales, las guerras con las armas, entre tribus. También en España, todos tienen que entenderse como españoles a pesar de tener una cultura en Cataluña, el País Vasco o en Castilla. Todos los países en Europa tienen diferentes culturas: esto enriquece en sí mismo. Pero es inútil dividir una nación. Creemos en Pentecostés, todos los hombres de diferentes culturas y lenguas... Como Iglesia tenemos que ser ejemplos, modelo de esta forma de vivir de los hombres juntos a pesar de las diferencias en todas las dimensiones de la vida humana. Estas diferencias son adecuadas a la voluntad de Dios, y tenemos que vivir juntos. Un cuerpo en Jesucristo. Muchos carismas del Espíritu Santo."

----------------------------------

En el libro de Gustavo Gutiérrez "Teología de la liberación", que es el clásico absoluto de todo este movimiento, a lo sumo se apunta a lograr un marxismo "autóctono", original, (por ejemplo, cita de Fidel Castro en la nota 43 del cap. 6) y a separar el método marxista de análisis de la realidad de la filosofía marxista atea y materialista (por ejemplo, referencias a Althusser en la nota 45 del mismo capítulo). Esto fue lo que dio origen a todo el asunto. Otra teología de la liberación distinta de ésta ha sido y es históricamente irrelevante.

La Instrucción "Libertatis Nuntius" señala que, obviamente, es imposible separar el análisis marxista de la historia y de la sociedad de sus postulados materialistas y ateos.

Hablemos en plata, como se dice. La "teología de la liberación" prácticamente ya no existe. Sólo quedan algunos sexagenarios o de más edad que recuerdan los buenos tiempos del conflicto entre los dos bloques, cuando ellos no peinaban cana alguna.

Esas cosas sonaban más o menos verosímiles cuando uno de los dos grandes poderes imperiales hacía de la causa de los pobres y la justicia social su bandera preferida. Ahora da risa el sólo pensar que Maduro o Evo Morales serían el apoyo real, histórico, de una empresa semejante.

La moda de los pobres ya pasó. Ahora el tema es el género, el aborto, la homosexualidad. Y en eso están los "teólogos de la liberación" de otrora.

Nadie habla más, en serio, de los pobres. Los partidos de izquierda, menos que nadie. Perdido el apoyo de la implosionada URSS, han buscado el sostén de las fundaciones Rockefeller, Ford, etc., y a cambio se han convertido en "izquierda pélvica", como todos sabemos.

El presidente uruguayo, Mujica, guerrillero tupamaro en sus años mozos, acaba de ir a Nueva York a entrevistarse con Soros y con Rockefeller, para mostrarles que cumple las instrucciones de legalizar el cultivo de la marihuana en nuestro país. Ha firmado la ley de aborto, de "matrimonio" gay, etc., todo en fiel cumplimiento de las directivas que proceden del Population Council, el Council on Foreign Relations, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, etc.

¡Hasta un nativo del barrio La Teja, Montevideo, cuya familia es amiga del ex-presidente Vázquez, compañero de Mujica, figura entre el personal domiciliario de David Rockefeller, según nos enteramos por los informativos a consecuencia de la visita de Mujica a dicho benefactor!

Un dato para españoles: en el 2002 se reúne la "Comisión Trilateral" creada por David Rockefeller (es repetitivo, lo sé, pero qué le voy a hacer?) para coordinar intereses de EE.UU., Europa y Japón. La lista de asistentes tal como viene en Internet incluye a Trinidad Jiménez, del Partido Socialista, Madrid. Además de Madeleine Albright, Kissinger, representantes de los Rothschild, ex directores de la CÍA, gente de JP Morgan, Enron, Chase Manhattan, etc.

Hace tiempo que los poderosos se dieron cuenta de que el problema no es la pobreza, sino los pobres. Es simple: si no hay pobres, no hay pobreza. Fácil, sencillo. Si se evita que nazcan pobres, o incluso, si una vez lamentablemente nacidos se siguen consejos más avanzados como los que ya diera Malthus en su tiempo, el problema entra en vías de solución.

Y parece que la izquierda vio allí la oportunidad de una histórica coincidencia. Leonardo Boff, por ejemplo, tal vez el más "estelar" de los teólogos de la liberación, terminó integrando el Consejo de la Carta de la Tierra donde la figura directiva es Steven Rockefeller, profesor de historia de las religiones.

Casualidad, por supuesto. La ecología como argumento para reducir la población (pobre) contaminante (no son las fábricas norteamericanas y europeas las que contaminan), sustituir los diez mandamientos con la Carta elaborada por Gorbachev (otra casualidad, liquidador de la URSS en el pasaje a la etapa de la "globalización"), y ahí el nuevo panteísmo de Boff, preocupado por liberar a la Madre Tierra del género humano (así lo dijo), encaja admirablemente.

Por las dudas, también Paulo Freire (ex-"Pedagogía del oprimido", citado también por Gutiérrez en su libro) integró ese mismo Consejo poco antes de morir. Hasta Mercedes Sosa (Partido Comunista al menos durante buena parte de su vida) parece que estuvo.

Por eso las "clases" en "lucha" ahora no son más los obreros (¿se acuerdan de los obreros?), sino que el sujeto oprimido y revolucionario es ahora la mujer (pero tampoco, porque hablar de "mujer" al final es "esencialismo"), el homosexual, el transexual, y estoy esperando el momento en que se reconozca al pedófilo su justo derecho a figurar entre las minorías discriminadas por el Occidente patriarcal y machista.

El progresismo apunta a un Nuevo Orden Mundial en el cual gobernarán los empresarios y los banqueros. Ya dijo Kissinger, hombre de la nómina de los Rockefeller, que eso es altamente preferible a los decadentes políticos que tenemos. Todo va a encajar admirablemente, porque resulta que estos empresarios y banqueros son de izquierda, oh maravilla.

Como ya lo dijo el primer Rockefeller de la dinastía, "la competencia es pecado". El "neoliberalismo" es un cuento que nos venden a los del Sur para tengamos de qué discutir y estemos entretenidos, amén de poder vendernos de todo, claro. Lo que ellos quieren es el monopolio, y han comprendido, parece, que el monopolio estatal es mucho más perfecto que el privado (si al mismo tiempo el Estado es una empresa privada). Por tanto, ¡son socialistas! La tesis con que David Rockefeller culminó sus estudios, allá por la mitad del siglo XX, fue sobre los socialistas "fabianos" ingleses.

La unión del mundo se quiere lograr por la imposición del relativismo universal, hermosa contradicción "in terminis". Es necesario para eso una "religión global" estilo "melting pot" en la cual se viertan los contenidos de los distintos credos, y luego de revolver bien, se obtenga la pasta grisácea y pegajosa apta para la demolición mental del poco pensamiento que quede en el planeta. El ideal es el rebaño uniformemente relativista (otra bella "contradictio in terminis") que pueda ser dócilmente conducido a golpes de telebasura.

El mismo Aldous Huxley reconoció allá por los 60 que cuando escribió "Un mundo feliz" en los treinta estaba plasmando los pensamientos de la "élite" de su tiempo.

Para eso es imprescindible que seamos pocos. Un planeta limpio, pulcro, deshabitado y obediente, en manos de la gente correcta.

De las pocas desagradables dificultades que persisten obstinadamente una es la Iglesia Católica, siempre tan "atrasada" y poco "aggiornada" (otra serían posiblemente los países islámicos). Por eso, para el único fin práctico que puede servir hoy la "teología de la liberación", a pesar de esos arcaísmos de los "pobres" y la "justicia", es para aumentar la confusión doctrinal entre los fieles, en busca del siempre perseguido y nunca logrado objetivo de liquidar al catolicismo.

Claro, también está el sueño del pibe, por el cual hasta los ateos que promueven estas cosas rezan todas las noches antes de dormir: que la Iglesia convertida al relativismo se coloque como el Departamento Religioso de ese Nuevo Orden Mundial, a fin de lograr la perfecta obediencia y felicidad del rebaño. La disolución doctrinal y dogmática es lógico que es un requisito previo, y ahí sirve cualquier cosa, teología de la liberación incluida.

Es decir, Internet existe, usémosla y aprendamos la historia del siglo XX.

Saludos cordiales.
03/10/13 10:44 AM
  
Jose
8 comentarios favorables, felicitaciones y admiración, para Nestor Martinez, por habernos traducido lo que en verdad quiso decir el papa Francisco.
Cual es pues la diferencia entre moderar y censurar..?
No he visto otra opinión posible, respetuosa pero distinta y me consta que la hay.

---------------------------

En este tema tan particular y delicado, llega a ser preferible publicar elogios al autor, y no otros comentarios que, bienintencionados y hasta compartibles, sin embargo pueden tener efectos que el blogger no pretende.

Saludos cordiales.
03/10/13 12:41 PM
  
Antonio
Todo eso que dice es muy revelador de su propia ideología. Pero no tiene nada que ver con lo que enseña la Iglesia sobre la teología de la liberación. Le tenía por católico.

-----------------------------------

Los hechos históricos no son ideología, aunque la ideología sí puede aconsejar como conveniente la ignorancia de la historia. Sobre lo que dice la Iglesia de la "teología de la liberación", ver por ejemplo estos pasajes de "Libertatis Nuntius":

"1. Las posiciones presentadas aquí se encuentran a veces tal cual en algunos escritos de los « teólogos de la liberación ». En otros, proceden lógicamente de sus premisas. Por otra parte, en ellas se basan algunas prácticas litúrgicas, como por ejemplo « la Eucaristía » transformada en celebración del pueblo en lucha, aunque quienes participan en estas prácticas no sean plenamente conscientes de ello. Uno se encuentra pues delante de un verdadero sistema, aun cuando algunos duden de seguir la lógica hasta el final. Este sistema como tal es una perversión del mensaje cristiano tal como Dios lo ha confiado a su Iglesia. Así, pues, este mensaje se encuentra cuestionado en su globalidad por las « teologías de la liberación ».

2. Lo que estas « teologías de la liberación » han acogido como un principio, no es el hecho de las estratificaciones sociales con las desigualdades e injusticias que se les agregan, sino la teoría de la lucha de clases como ley estructural fundamental de la historia. Se saca la conclusión de que la lucha de clases entendida así divide a la Iglesia y que en función de ella hay que juzgar las realidades eclesiales. También se pretende que es mantener, con mala fe, una ilusión engañosa el afirmar que el amor, en su universalidad, puede vencer lo que constituye la ley estructural primera de la sociedad capitalista.

3. En esta concepción, la lucha de clases es el motor de la historia. La historia llega a ser así una noción central. Se afirmará que Dios se hace historia. Se añadirá que no hay más que una sola historia, en la cual no hay que distinguir ya entre historia de la salvación e historia profana. Mantener la distinción sería caer en el « dualismo ». Semejantes afirmaciones reflejan un inmanentismo historicista. Por esto se tiende a identificar el Reino de Dios y su devenir con el movimiento de la liberación humana, y a hacer de la historia misma el sujeto de su propio desarrollo como proceso de la autorredención del hombre a través de la lucha de clases. Esta identificación está en oposición con la fe de la Iglesia, tal como la ha recordado el Concilio Vaticano II[23].

4. En esta línea, algunos llegan hasta el límite de identificar a Dios y la historia, y a definir la fe como « fidelidad a la historia », lo cual significa fidelidad comprometida en una práctica política conforme a la concepción del devenir de la humanidad concebido como un mesianismo puramente temporal.

5. En consecuencia, la fe, la esperanza y la caridad reciben un nuevo contenido: ellas son « fidelidad a la historia », « confianza en el futuro », « opción por los pobres »: que es como negarlas en su realidad teologal.

6. De esta nueva concepción se sigue inevitablemente una politización radical de las afirmaciones de la fe y de los juicios teológicos. Ya no se trata solamente de atraer la atención sobre las consecuencias e incidencias políticas de las verdades de fe, las que serían respetadas ante todo por su valor trascendente. Se trata más bien de la subordinación de toda afirmación de la fe o de la teología a un criterio político dependiente de la teoría de la lucha de clases, motor de la historia.

7. En consecuencia, se presenta la entrada en la lucha de clases como una exigencia de la caridad como tal; se denuncia como una actitud estática y contraria al amor a los pobres la voluntad de amar desde ahora a todo hombre, cualquiera que sea su pertenencia de clase, y de ir a su encuentro por los caminos no violentos del diálogo y de la persuasión. Si se afirma que el hombre no debe ser objeto de odio, se afirma igualmente que en virtud de su pertenencia objetiva al mundo de los ricos, él es ante todo un enemigo de clase que hay que combatir. Consecuentemente la universalidad del amor al prójimo y la fraternidad llegan a ser un principio escatológico, válido sólo para el « hombre nuevo » que surgirá de la revolución victoriosa.

8. En cuanto a la Iglesia, se tiende a ver en ella sólo una realidad interior de la historia, que obedece también a las leyes que se suponen dirigen el devenir histórico en su inmanencia. Esta reducción vacía la realidad específica de la Iglesia, don de la gracia de Dios y misterio de fe. Igualmente, se niega que tenga todavía sentido la participación en la misma Mesa eucarística de cristianos que por otra parte pertenecen a clases opuestas.

9. En su significación positiva, la Iglesia de los pobres significa la preferencia, no exclusiva, dada a los pobres, según todas las formas de miseria humana, ya que ellos son los preferidos de Dios. La expresión significa también la toma de conciencia de las exigencias de la pobreza evangélica en nuestro tiempo, por parte de la Iglesia, –como comunión y como institución– así como por parte de sus miembros.

10. Pero las « teologías de la liberación », que tienen el mérito de haber valorado los grandes textos de los Profetas y del Evangelio sobre la defensa de los pobres, conducen a un amalgama ruinosa entre el pobre de la Escritura y el proletariado de Marx. Por ello el sentido cristiano del pobre se pervierte y el combate por los derechos de los pobres se transforma en combate de clase en la perspectiva ideológica de la lucha de clases. La Iglesia de los pobres significa así una Iglesia de clase, que ha tomado conciencia de las necesidades de la lucha revolucionaria como etapa hacia la liberación y que celebra esta liberación en su liturgia.

11. Es necesario hacer una observación análoga respecto a la expresión Iglesia del pueblo. Desde el punto de vista pastoral, se puede entender por ésta los destinatarios prioritarios de la evangelización, aquellos hacia los cuales, en virtud de su condición, se dirige ante todo el amor pastoral de la Iglesia. Se puede también referir a la Iglesia como « pueblo de Dios », es decir, como el pueblo de la Nueva Alianza sellada en Cristo[24].

12. Pero las « teologías de la liberación », de las que hablamos, entienden por Iglesia del pueblo una Iglesia de clase, la Iglesia del pueblo oprimido que hay que « concientizar » en vista de la lucha liberadora organizada. El pueblo así entendido llega a ser también para algunos, objeto de la fe.

13. A partir de tal concepción de la Iglesia del pueblo, se desarrolla una crítica de las estructuras mismas de la Iglesia. No se trata solamente de una corrección fraternal respecto a los pastores de la Iglesia cuyo comportamiento no refleja el espíritu evangélico de servicio y se une a signos anacrónicos de autoridad que escandalizan a los pobres. Se trata de poner en duda la estructura sacramental y jerárquica de la Iglesia, tal como la ha querido el Señor. Se denuncia la jerarquía y el Magisterio como representantes objetivos de la clase dominante que es necesario combatir. Teológicamente, esta posición vuelve a decir que el pueblo es la fuente de los ministerios y que se puede dotar de ministros a elección propia, según las necesidades de su misión revolucionaria histórica."
03/10/13 3:35 PM
  
luis
Néstor, tu comentario sobre la Teología de la Liberación vale lo que un post.
Felicitaciones, y sabes que no las regalo.

------------------------------

Bueno, gracias! Fue sin querer :)

Saludos cordiales.
03/10/13 6:44 PM
  
Leonardo
Néstor:

El "consejo de oro" que el Sr. Boff da a la Iglesia, en la persona del Papa, es justamente este, le pide que procure una Religión Global, en la cual el Papa sea a lo sumo un representante, en fin, un memorial de Jesús, que era tan bueno.

Y también, efectivamente, la teología de la liberación traslada su centro desde los pobres a otros "excluidos".

-------------------------

Hermoso, realmente. Hay un artículo de Boff en un libro de autores varios editado por un miembro del ¡Club de Roma!, aquel de "los límites del crecimiento", allá por los 70. Club de Roma que en un informe posterior, años después, sacó la famosa frase: "El enemigo es la humanidad" (!!!). No falta allí el trabajo de otro autor sobre el problema demográfico, claro.

Saludos cordiales.
03/10/13 7:21 PM
  
Néstor
Ya que estamos, la película "2012" es muy ilustrativa de cierta forma de pensar actual. Un inmenso maremoto elimina a la gran mayoría de la población mundial (resuelto el problema demográfico). En medio de la catástrofe, el Cristo del Corcovado se viene abajo, mientras en las calles de Brasil la gente se mata por la comida, y la cúpula de San Pedro cae sobre el Papa y los cardenales reunidos (resuelto el problema del catolicismo, que sólo ha servido para producir latinos pobres y en gran número). Una pequeña élite de privilegiados se salva en unos superbarcos de acero pagando grandes cantidades de dólares por un pasaje (selección del anglosajón más apto). Al final, los barcos desembarcan en África, cuando empiezan a retirarse las aguas, para reintroducir a la humanidad en la historia a partir del grupo correcto de personas, con mucho espacio y ningún pobre. Entre los que descienden del barco en la escena final, hay un par de monjes budistas o de los "hare krishna", probable símbolo de la nueva "religión global" (sueño del pibe).

Saludos cordiales.
03/10/13 7:50 PM
  
Beatriz
Nestor, digo lo mismo que luis, tu respuesta sobre la teologia de la liberacion no puede desperdiciarse. Me das permiso para publicarlo en mi blog?
Por cierto, Soros, Rockefeller, y muchos milmillonarios son socialistas y, me parece, masones. Hay relacion entre la masoneria y el socialismo y aunque nadie nos crea hay que denunciarlo por todos los medios posibles. El elogio de Rockefeller a la actual China comunista no tiene desperdicio, y es que asi nos quieren tener, un estado dictatorial que nos aplaste, nosotros trabajando para ellos por un plato de arroz diario y abortando si concebimos mas de un hijo. Asi controlan la natalidad, no tienen competencia, se hacen cada vez mas millonarios, y dominan el mundo.

--------------------------------------

Se puede usar sin problemas. Exacto. Eso lo escribió David Rockefeller en el New York Times, creo, en 1973, al volver de su viaje a Pekín, tras el cual el Chase Manhattan, su banco, fue hecho primer corresponsal en EE.UU. del Banco Nacional de China. Al poco tiempo murió Mao, y Deng Xiaoping introdujo la política de "un solo hijo por familia", al año siguiente de firmar un acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Tras lo cual China fue admitida como socio de la IPFF. El Fondo de Población de las Naciones Unidas perdió el aporte de EE.UU. cada vez que subía un gobierno republicano (Reagan, Bush), porque apoya activamente la política demográfica china que incluye abortos, y había una ley en EE.UU. que impedía financiar algo que implicase abortos ("Global Gag Rule" o "política de la ciudad de México", le decían). Por su parte los demócratas Clinton y Obama la derogaron, así que ahora no hay problema.

Saludos cordiales.
03/10/13 9:09 PM
  
Néstor
Algunos datos sobre el “Club de Roma”, en una publicación del cual Leonardo Boff, que también tiene en el sitio web de “Koinonía” artículos sobre el “calentamiento global”, publica un trabajo “teo-ecológico”.

1.963 Alexander King realiza un informe para la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo de la ONU, sobre la reforma educativa. King propone reorientar la educación hacia estrechos y pragmáticos requerimientos sociales.

1.972 MEADOWS, et.al.: "Los límites del crecimiento". Informe al Club de Roma preparado por expertos del MIT. Se debe imponer a los matrimonios la obligación de no tener más de dos hijos.

"Las perspectivas resultaron muy negativas. Como consecuencia de la disminución de los recursos naturales, hacia el año 2000 se produciría una grave crisis en las producciones industrial y agrícola que invertirían el sentido de su evolución. Con algún retardo la población alcanzaría un máximo histórico a partir del cual disminuiría rápidamente. Hacia el año 2100 se estaría alcanzando un estado estacionario con producciones industrial y agrícola per cápita muy inferiores a las existentes al principio del siglo XX, y con la población humana en decadencia.

El equipo del MIT introdujo entonces modificaciones en los supuestos iniciales para estudiar cómo podría ser modificado ese resultado final. El supuesto de que las reservas mundiales de recursos quedasen multiplicadas por dos o por cinco tan sólo significaba un retraso de apenas diez o veinticinco años en el desencadenamiento final de la crisis. Esta vendría acompañada de tasas de contaminación mucho más altas y la mortandad consiguiente reduciría la población humana incluso a niveles inferiores a los de la secuencia tipo. La introducción de controles sobre el uso de recursos, la producción de contaminantes y la natalidad, tampoco conseguirían impedir el colapso final.

La única modificación de los datos introducidos en el ordenador que conseguía eliminar la crisis consistía en la igualación inmediata de las tasas de natalidad y mortalidad en todo el mundo, la detención del proceso de acumulación de capital y el destino de todas las inversiones exclusivamente a la renovación del capital existente, modernizándolo para un uso más ahorrador de recursos y menos contaminante. Pero ese frenazo brusco en el crecimiento de la población y del capital debía producirse, según los autores, inmediatamente, antes del año 1985."

1.977 LAZLO, Erwin: "Objetivos para la humanidad", Informe al Club de Roma. La población sostenible ideal del planeta está entre 500 y 1000 millones de personas.

1.991 KING, Alexander y SCHNEIDER, Bertrand: "La primera revolución mundial". Informe del Consejo al Club de Roma (Plaza y Janés Editores, Barcelona, 1991).

"En la búsqueda de un nuevo enemigo común que nos una, encontramos la idea de que la contaminación, la amenaza del calentamiento de la Tierra, la escasez de agua, el hambre y otras cosas por el estilo cumplirán adecuadamente el papel. En su totalidad y en sus interacciones, estos fenómenos constituyen una amenaza común que exige la solidaridad de todos los pueblos. Pero al designarlas como el enemigo, caemos en la trampa contra la que ya hemos advertido, es decir, tomar los síntomas como causas. Todos estos peligros vienen causados por la intervención humana, y sólo pueden ser vencidos mediante un cambio en las actitudes y en el comportamiento. El verdadero enemigo es, pues, la propia Humanidad." (p. 121)

Saludos cordiales.
03/10/13 9:52 PM
  
Luis Fernando
Antonio
Esto que dice el prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe se lo he dicho yo muchas veces. Esto es lo que piensa la Iglesia Católica al respecto y no lo que usted ha escrito

---

LF:
Hombre... ¿qué le diría yo?
Mejor que se lo diga un tal Benedicto XVI, que creo que sirve para entender algo de lo que la Iglesia Católica ha pensado al respecto. En el avión que le llevaba a un viaje a Brasil en mayo del 2007 dijo que la teología de la liberación era un "fácil Milenarismo, que creyó mejorar las condiciones de vida con la revolución". Dijo también que las tesis de la teología de la liberación "eran erróneas, pero esto ya lo saben todos" (nota mía: se ve que no todos). Y eso sí, luego opinó que "el cambio de la situación política en América Latina ha propiciado también el cambio sustancial de la doctrina que predica" la TL.

Si se ha producido dicho cambio sustancial, cosa que desconozco, pues lo mismo habrá que empezar a llamar a la TL de otra manera, para distingirla de la genuina TL que era lo que el Papa dijo que era.

Ahora bien, si usted, Antonio, cree que el Papa Benedicto XVI se equivocaba y, como Néstor, no era muy católico hablando de estas vainas, pues nada. Yo tengo la sensación de que él estaba más cercano a la verdad de lo que pueda decir este u otro prefecto de la CDF -si es que en verdad las tesis se contraponen o contradicen-, incluso aunque haya sido nombrado precisamente por ese Papa.

Pero es solo una sensación. No se vaya a creer que la cosa pasa de ahí. Total, soy un simple ignorante de casi todo lo relacionado con este asunto... menos de las consecuencias evidentes y constatables de los efectos de la TL en relación al avance del protestantismo evangélico y las sectas en Iberoamérica. De eso sí sé. Bastante.
03/10/13 11:25 PM
  
Luis Fernando
Por cierto, de malicioso que soy, he llegado a la conclusión de que cuando Benedicto XVI dijo que "el cambio de la situación política en América Latina ha propiciado también el cambio sustancial de la doctrina que predica" la TL, es porque tenía en mente a Chávez y compañía. Y claro, como le ha dicho Nestor "da risa el sólo pensar que Maduro o Evo Morales serían el apoyo real, histórico, de una empresa semejante".

Risa no. Carcajada acompañada de un hipo imparable.
03/10/13 11:31 PM
  
Leonardo
Néstor. Si el control de la población fuese una garantía para el mejoramiento social, nuestro país, con una población sumamente controlada, que crece muy poco, sin ninguna posibilidad de superpoblación, ni ahora, ni dentro de cien años, al parecer, no estaría sufriendo la regresión que está sufriendo en varios planos, el educativo, por ejemplo. No se estarían dando crecientes procesos de marginación social y empobrecimiento cultural. Resulta que hoy en Uruguay es muy caro vivir, alimentarse, pagar los servicios, para educarse bien, sobre todo a nivel primario y secundario, es cada vez más perentorio huir de la Enseñanza Pública... etcétera. En otras palabras, podemos ser pocos, y pobres. No hay problema. Pocos, pobres y con marihuana legal, agrego. Un mundo feliz, al que no le falta ni su "soma". Y que nadie se queje de lo caro, porque se enoja el Ministro. Ah, otro sí digo: un país bastante pacífico en general, donde alcanza con que muchos estén convencidos de que estamos en el paraíso... pero veamos: no es que se dice que los precios aquí son más caros porque el mercado es más chico, y entonces producir lo que sea sale más caro? Entonces, en qué quedamos? Qué le espera a un mundo más reducido? Ser en definitiva más pobres, y pagarlo todo más caro, porque el mercado es menor? Estoy sumido en profundas cavilaciones... ;-))
04/10/13 5:06 AM
  
Antonio
Luis Fernando, L'osservatore Romano ha hecho ver a sus lectores lo que muchas veces no se ha podido o no se ha querido ver: que la teología de la liberación posee aspectos positivos. Y que la entrevista sostenida por Gustavo Gutiérrez con el Papa, no sería un golpe de timón de Francisco, ni una postura del papa en contra de sus antecesores, sino que la teología de la liberación habría superado ya las «enfermedades de adolescencia», y se pondría de manifiesto que nunca hubo una condena a la totalidad de la TL, sino una llamada a expurgar sus errores allí donde se encuentren.

Yo sí creo que no hay contradicción entre el pensamiento de Benedicto XVI y el de Müller ( salvo que Ratzinger hubiera perdido su sabiduría y clarividencia cuando lo nombró, cosa que dudo muchísimo.

------------------------------------

Bien, yo preguntaría: ¿cuál teología de la liberación, qué autores, qué libros?

Veamos lo que dice Clodovis Boff, el hermano de Leonardo, nada menos:

"El intento realizado por Clodovis Boff, que tenía como núcleo un cambio radical en el “estatuto epistemológico” de este modo de hacer teología, al proponer la revelación de Dios en Jesucristo como nuevo “eje teológico” fundamental, y ya no “el pobre” como piedra angular, motivó rápidamente la réplica de su hermano Leonardo Boff. De hecho, la crítica de Clodovis era contundente, pues identificaba los errores que hacían de esa teología una teoría “carente de consistencia epistemológica”.

El artículo de respuesta, publicado por Leonardo Boff pocos meses después se titulaba “Pelos pobres, contra a estreiteza do método” (Por los pobres, contra la estrechez del método). Boff señalaba allí su absoluto rechazo a la nueva tesis de su hermano y la calificaba como “equivocada, teológicamente errónea y pastoralmente dañosa” y le atribuía “el riesgo de condenar a la Iglesia y a la teología a la irrelevancia histórica y a la esterilidad pastoral”. Pero el pensamiento de Leonardo Boff es bastante conocido.

Lo que recientemente ha puesto en el escenario a Clodovis Boff es la entrevista citada al inicio, pues en ella el teólogo revela cuán pronunciado es el giro tomado en su pensamiento a partir del camino “de retorno” emprendido hace unos años. En ella, defiende al Papa dimisionario en términos muy claros, al señalar que “es una caricatura” haber identificado a Benedicto XVI como el gran enemigo de esta corriente teológica.

“Más bien –explica– defendió el proyecto esencial de la Teología de la Liberación y el compromiso con los pobres como consecuencia de la Fe”. El Papa Ratzinger, según Boff, “afirmó la supremacía de la liberación espiritual, perenne, sobre la liberación social, que es histórica”. Lamentablemente, “las corrientes hegemónicas en la Teología de la Liberación no comprendieron esta distinción y ello hizo que muchas veces la teología degenerase en ideología”.

Además, de manera más general, Boff expresa su aprecio por el pontificado del Papa alemán, mientras identifica lo que considera uno de los mayores problemas en ciertas corrientes teológicas actuales: “La mayor parte de las críticas internas le vinieron de sectores de la Iglesia que se han dejado colonizar por el espíritu de la modernidad hegemónica y que no admiten más la centralidad de Dios en la vida. Elevan la opinión personal como criterio último de la verdad”.

Clodovis Boff no titubea al abjurar de su pasada asunción a ciertos aspectos del pensamiento de Karl Rahner, definiéndola como una “fase superada”. “Estaba fascinado con el progreso de los valores del mundo moderno, pero al mismo tiempo notaba que la modernidad se secularizaba cada vez más […] Los teólogos de la liberación han cultivado una admiración ingenua por la Teología de la Liberación”.

El teólogo brasileño recuerda cuando en los años 70 se le retiró la licencia para enseñar en la Pontificia Universidad de Río de Janeiro. El entonces colaborador del Arzobispo, el Cardenal Eugenio Araujo de Sales, el teólogo Karl Rommer, buscó en aquella ocasión a Clodovis Boff, y él mismo cuenta lo que le dijo: “Clodovis, estás equivocado. No basta hacer el bien para ser cristiano. La confesión de la fe es esencial”. “Tenía razón”, afirma Boff luego de 40 años.

Al reportero, que le pregunta en qué momento comenzó a ser crítico de la Teología de la Liberación, Boff responde mientras acepta sin abajes que estaba en el error: “Tuve siempre clara la importancia de poner a Cristo como fundamento de toda la teología. En el discurso hegemónico de la Teología de la Liberación, notaba que esta fe en Cristo era puesta en un segundo plano. Pero reaccionaba de manera condescendiente. ‘Con el tiempo esto se corregirá’, pensaba interiormente. Me equivoqué”."
04/10/13 1:15 PM
  
Néstor
Noticias sobre las últimas actividades de Leonardo Boff. Extractamos algunos párrafos de la Declaración que veremos, que contiene otros que también suscribiríamos. El problema es la matriz mental de conjunto, que aparece en algunas partes específicas.

No pongo los "links", pero se puede encontrar fácilmente pegando alguna frase del texto en el buscador de Google.

------------------------------------------

“El teólogo de la liberación, filósofo, escritor, profesor, y ecologista brasileño, Leonardo Boff, presentó al pueblo nicaragüense la Declaración Universal del Bien Común de la Tierra y de la Humanidad, durante una actividad en Casa de los Pueblos, Managua.

La actividad fue encabezada por el comandante Daniel Ortega Saavedra, presidente de Nicaragua, y asistieron además, la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera, Rosario Murillo, el ex presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Padre Miguel D'Escoto, y el científico, Jaime Incer Barquero.

Boff es uno de los fundadores de la Teología de la Liberación, junto con Gustavo Gutiérrez Merino.

(…)

CONSIDERANDO que Tierra y Humanidad son parte de un vasto universo en evolución y que poseen el mismo destino, amenazado de destrucción por la irresponsabilidad y por la falta de cuidado de los seres humanos, y que la Tierra forma con la Humanidad una única entidad, compleja y sagrada, como queda claro cuando se la ve desde el espacio exterior, y que, además, la Tierra es viva y se comporta como un único sistema autorregulado formado por componentes físicos, químicos, biológicos y humanos que la hacen propicia a la producción y reproducción de la vida y que por esto es nuestra Gran Madre y nuestro Hogar común. Tomando en cuenta que la Madre Tierra es compuesta por el conjunto de los ecosistemas en los cuales generó una multiplicidad magnífica de formas de vida, todas interdependientes y complementarias, formando la gran comunidad de vida, y que existe un lazo de parentesco entre todos los seres vivos porque todos son portadores del mismo código genético de base que funda la unidad sagrada de la vida en sus múltiplas formas y que, por lo tanto, la Humanidad es parte de la comunidad de vida y el momento de conciencia y de inteligencia de la propia Tierra haciendo que el ser humano, hombre y mujer, sea la misma Tierra que habla, piensa, siente, ama, cuida y venera.

El Bien Común de la Tierra y de la Humanidad pide que entendamos la Tierra como viva y sujeto de dignidad. No puede ser apropiada de forma individual por nadie, ni hecha mercancía, ni sufrir agresión sistemática por ningún modo de producción. Pertenece comunitariamente a todos los que la habitan y al conjunto de los ecosistemas.

(…)

La misión de los seres humanos es cuidar y proteger la Tierra y la Humanidad como herencias recibidas del universo.

(…)

III. El Bien Común de la Madre Tierra y de la Humanidad exige la erradicación de la pobreza como un imperativo humanitario, ético, social, ambiental y espiritual.

(…)

V. Pertenece al Bien Común de la Tierra y de la Humanidad la equidad de género, la superación de todo tipo de discriminación, la protección de los niños y niñas contra toda violencia y la seguridad social de todos aquellos que no pueden mantenerse por su propia cuenta.

(…)

Artículo 13

Pertenecen al Bien Común de la Humanidad y de la Madre Tierra la multiplicidad de las culturas y de las lenguas, los diferentes pueblos, los monumentos, las artes, la música, las ciencias, las técnicas, las filosofías, la sabiduría popular, las tradiciones éticas, los caminos espirituales y las religiones.

(…)

Artículo 21

Pertenece al Bien Común de la Humanidad y de la Madre Tierra la convicción de que una Energía amorosa subyace a todo el universo, sustenta a cada uno de los seres y puede ser invocada, acogida y venerada.

---------------------------------------------

Se trata de una antropología no cristiana, en la que la humanidad se funde panteísticamente con la Tierra, de la cual viene a ser solamente la “conciencia”. La Tierra por tanto viene a ser en realidad el único sujeto viviente, y por tanto, el único sujeto de derechos.

El fin del hombre no es “servir y amar a Dios en esta vida y gozarle eternamente en la otra” ni “la gloria de Dios”, que según San Ireneo es “el hombre viviente”, al mismo tiempo que “la vida del hombre es ver a Dios”, sino cuidar la tierra y la humanidad, o sea, a sí mismo, en fidelidad al “universo” que le ha dejado todo eso en herencia.

Habría que preguntar a los campesinos qué piensan de esa negación del derecho a la propiedad privada de la tierra, en nombre de la cual Stalin en su momento emprendió la eliminación de miles o millones de campesinos rusos (Kulaks). En eso Boff sigue fiel a su inspiración marxista original.

Aparece por ahí la necesidad de “erradicar la pobreza”, frase peligrosa en estos tiempos en que se trata de reducir drásticamente la población pobre del planeta.

En consonancia con eso, aparece también la “equidad de género”, bandera bajo la cual los mismos que quieren “erradicar la pobreza” promueven la anticoncepción, el aborto y la homosexualidad.

El “calentamiento global”, que muchos dicen que hace más de una década que no aumenta, para desesperación de los que promueven la alarma ecológica, es ahora caballo de batalla de Boff, que ha pasado de mirar a la URSS o a Cuba, parece, a mirar al Club de Roma y cosas semejantes (Carta de la Tierra, Steven Rockefeller, Al Gore, etc.).

Parece claro que Boff ha abandonado la fe cristiana, ahora que promueve la centralidad de la Tierra y no del ser humano, y ve como positiva en sí misma la multiplicidad de religiones.

Aparece finalmente una “energía” de rasgos personales, que a primera vista podría resultar parecida al Dios bíblico. Pero recordemos que la Tierra es un ser vivo.

Por la misma razón, todo el Universo puede ser un ser vivo y esta “energía” no sería sino una especie de “alma del mundo” en sentido panteísta.

No olvidar que ya en Teilhard de Chardin había dificultades para distinguir entre Dios y el mundo en evolución, y que la humanidad aparecía como el momento en que el Universo, y más concretamente, la Tierra, toma conciencia de sí misma.

Aclara un poco más esta noticia de Aciprensa:

----------------------------------------------

BRASILIA, 23 Oct. 12 / 10:11 am (ACI/EWTN Noticias).- Leonardo Boff, considerado uno de los principales propulsores de la teología marxista de la liberación (TML), pidió reinterpretar el cristianismo para ayudar a la "Madre Tierra" que "está crucificada y es tarea nuestra bajarla de allí, como lo hemos hecho durante décadas con los pobres".

Boff, quien hace algunos años abandonó el sacerdocio, se casó, y se alejó de la Iglesia Católica para convertirse en lo que él llama un "ecoteólogo de matriz católica" dedicado a escribir libros de ecología y cocina, aseguró que "el grito de la tierra es el grito de los pobres y el grito de los pobres es el grito de la tierra, nuestra Madre Tierra".

En el marco del Congreso Continental de Teología, que se realizó en Brasil del 7 al 11 de octubre con la intención de equiparar el Concilio Vaticano II con la teología marxista de la liberación, Leonardo Boff aseguró que la "marca registrada" de la TML es "la opción por los pobres, contra la miseria y la opresión".

"Dentro de esa opción por los pobres hay que meter al gran pobre que es la Madre Tierra, que es Pachamama, es la Magna Mater, es la Tonantzin, es la Gaia, es el gran pobre devastado y oprimido", aseguró.

Para Boff, "este organismo que llamamos tierra y del que somos parte" puede, en cualquier momento, "expulsarnos como si fuéramos células cancerígenas".

Según el "ecoteólogo", la "Madre Tierra" estaría preparando un nuevo ser capaz de "soportar el espíritu", que no sería otro que un calamar gigante.

----------------------------------

Sic. Habría que verificar esa referencia, que de ser cierta ya nos transportaría al plano de la hilaridad compulsiva, por un lado, y de la psicoterapia, por otro.

Impresionante: parece que es verdad. Cito otro sitio web:

“Recordó al biólogo Théodore Monod (+), para sostener que la Madre Tierra ya tiene al candidato para sustituir a la especie humana con otra especie, dotada de estructura anatómica notablemente perfeccionada, con un sofisticado sistema nervioso, con doble memoria, capaz de recibir al “espíritu”. Se trata nada más y nada menos que del calamar. (sic) Se puede verificar la ponencia reseñada en “Adista” No.42, del 24 de noviembre de 2012.”

“Lo más espeluznante de todo esto, es que fue ovacionado por los asistentes, lo que revela verdaderamente la locura a la que han llegado. Boff, pobre víctima de la “persecución”, teólogo “serio”, que aborda temas de “importancia”, nos ha salido con una fantasía propia de las “Veinte mil leguas de viaje submarino” de Julio Verne. Entre la fantasía de la “noosfera” de Teilhard de Chardin S.J. (tomada de Vernadsky) y Julio Verne, ya hizo Boff el negocio del año con su fanfárrica novela ponencia. La comparación que hacen de Boff con Paulo Coehlo es acertada.”

(…)

“Es grave que digan esas fantasías y fanfarronerías, más grave es que en el Congreso Continental de Brasil, estuvieron presentes 18 obispos. De Brasil: diez titulares, tres eméritos y tres anglicanos; uno de Chile y uno de México.”

----------------------------------------

"Citando a otro conocido promotor de la teología marxista de la liberación, sancionado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, Jon Sobrino, Leonardo Boff subrayó que "la tierra esta crucificada, hay que bajarla de la Cruz, hay que resucitarla y eso es la tarea de una eco-teología de la liberación".

"La teología de la liberación nació escuchando y explicando el grito de los pobres, pero no solo los pobre gritan, gritan las aguas, gritan los arboles, gritan los animales, gritan los vientos, la tierra grita", dijo.

Según Boff, "el universo es autoconciente, tiene propósito", y la Tierra "ha comenzado a pensar, sentir y amar".

El ex franciscano dijo que a Dios Trinitario debe entenderse como "la gran energía fundamental", y que trinidad significa "comunión y relaciones inclusivas de todos con todos".

Boff pidió también que se revise el concepto de Revelación, afirmando que se dieron muchas manifestaciones de Dios en la historia, por lo que debe dejarse de buscar "hacer cristianos a los otros".

"Dios llega siempre antes de los misioneros y siempre actúa antes que los misioneros", señaló.

Para el defensor de la TML, el cristianismo, más allá de los "márgenes estrechos del catolicismo actual", podrá sobrevivir si se reformula y entra en armonía con la "Madre Tierra".

Entre los participantes en el evento también se encontraron el sacerdote peruano Gustavo Gutiérrez, considerando el padre de la teología marxista de la liberación, Jon Sobrino, y el Obispo de Jales (Brasil), Luiz Demétrio Valentini.”

-------------------------------------

En otros sitios de Internet se dice que el Obispo Valentini es conocido por las críticas que ha formulado a los Obispos brasileños que se han opuesto al programa abortista de Dilma Rousseff y está su foto hablando en un homenaje que le ha promovido la masonería brasileña.

¿Algo más?

Saludos cordiales.
04/10/13 3:36 PM
  
Néstor
No hay caso, más sobre lo mismo, en Aciprensa.

"REDACCIÓN CENTRAL, 06 Oct. 12 / 10:30 am (ACI).- Desde este domingo 7 hasta el jueves 11 de octubre se realizará en una universidad jesuita de Brasil un Congreso Continental de Teología que equipara el Concilio Vaticano II con la teología marxista de la liberación (TML). En el evento participarán teólogos y pensadores sancionados por la Iglesia por difundir ideas contrarias a la doctrina católica.

El Congreso se llevará a cabo en el centro de estudios Unisinos de los jesuitas en São Leopoldo (Brasil). La presentación del evento señala que "el año 2012 será un año muy significativo para la Iglesia en América Latina y el Caribe: son los 50 años de la inauguración del Concilio Vaticano II, celebrada por el Papa Juan XXIII, y los 40 años de publicación del libro Teología de la Liberación. Perspectivas, de Gustavo Gutiérrez".

Los organizadores equiparan el libro de Gutiérrez con el Concilio Vaticano II –el evento eclesial más importante del siglo XX– al señalar que "en el marco de estos dos acontecimientos que marcan a la Iglesia en general, particularmente en América Latina, surge la propuesta de un Congreso Continental de Teología".

"La finalidad del Congreso Continental es sobre todo mirar hacia el futuro, un congreso prospectivo, que se pregunte sobre los desafíos y tareas futuras de la teología en América Latina, desde nuestro nuevo contexto cultural, social, político, económico, ecológico, religioso y eclesial, globalizado y excluyente", indican.

Entre las instituciones participantes están conocidas entidades eclesiales partidarias de la TML como la agencia brasileña Adital, la Asociación de Teólogos de México, la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR), la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia (dirigída por jesuitas entre los que está el Padre Carlos Novoa que apoya públicamente la despenalización del aborto ante el silencio de sus superiores), la Red Teológico-Pastoral de Guatemala y la Sociedad de Teología y Ciencias de la Religión (SOTER) de Brasil.

El Congreso contará con la presencia del teólogo español Andrés Torres Queiruga, cuyas obras han sido recientemente consideradas por la Conferencia Episcopal Española como incompatibles con la doctrina de la Iglesia.

Otro de los participantes en el evento es Leonardo Boff, considerado uno de los principales propulsores de la TML, quien hace algunos años abandonó el sacerdocio, se casó, y se alejó de la Iglesia Católica para convertirse en lo que él llama un "ecoteólogo de matriz católica" dedicado a escribir libros de ecología y cocina.

Jon Sobrino, sacerdote jesuita y líder entre los teólogos marxistas, también hará parte del evento pese a que sus ideas "no están en conformidad con la doctrina de la Iglesia", según dictaminó la Congregación para la Doctrina de la Fe en el año 2007 a través de una notificación.

El Obispo de Jales (Brasil), Luiz Demétrio Valentini, que apoyó abiertamente la candidatura de la abortista Dilma Rouseff a la presidencia de Brasil y que criticó a un obispo por defender el derecho a la vida durante toda la campaña electoral, también asistirá.

La teóloga María del Pilar Aquino, que ha calificado al pontificado del hoy Beato Papa Juan Pablo II como autoritario, centralista, conservador e imperialista, dirigirá una ponencia sobre "Teología y Espiritualidad liberadora".

El jesuita español y radicado en Bolivia, Víctor Codina, que en un escrito consideró a la Iglesia Católica como una anciana, miope, sorda y con Alzheimer, dictará la conferencia "Las Iglesias en el Continente 50 años después del Vaticano II: cuestiones pendientes".

Raúl Fornet Betancourt, filósofo que sostiene que para la realización de la "opción por los pobres" difundida por los teólogos marxistas de la liberación es necesaria una opción "por otro mundo, y por otra Iglesia y por otro cristianismo", participará con la ponencia "Nuevos sujetos e interculturalidad".

Una conferencia abierta será dirigida por el sacerdote dominico Gustavo Gutiérrez, considerando el padre de la teología marxista de la liberación, el 9 de octubre.

La realización del evento ha merecido la desaprobación pública y explícita de la Diócesis de Ciudad del Este (Paraguay) encabezada por Mons. Rogelio Livieres. En un texto publicado el viernes 5 de octubre afirman que esta diócesis "se une a la preocupación de la Santa Sede ante el Congreso Continental de Teología a realizarse entre el 7 al 11 de octubre en Brasil".

El texto señala luego que "la Teología de la Liberación, aunque sus tesis y eslóganes han evolucionado, esconden los mismos objetivos de siempre: demoler el ‘pensamiento único romano’ y proponer ‘otra iglesia posible’".

Por este motivo, concluye el mensaje, "la Iglesia Católica presente en esta Diócesis se une al Santo Padre Benedicto XVI y desaprueba firmemente este Congreso que, aunque sus organizadores sostienen lo contrario, sólo será una ocasión para afinar la agenda del ‘progresismo católico’"."
04/10/13 3:49 PM
  
Franco
Nestor, mientras leia tu comentario, se me vinieron a la cabeza Paulo Coelho, y la Teoria de Gaia, y no me equivocaba.
04/10/13 4:05 PM
  
Néstor
Yo qué sé, vuelta a Santo Tomás, digo, no?
04/10/13 4:16 PM
  
Néstor
También escribe libros de cocina...¿Será que le gustan los calamares a la provenzal o a la gallega (me informé en Internet, no sé nada de cocina). A la romana seguramente que no...
04/10/13 4:24 PM
  
Leonardo
A quien invite a Boff a comer, por favor, no le ofrezca rabas de calamar fritas, o rabas a la Romana, etc.
04/10/13 4:30 PM
  
Leonardo
Así que al final, el inocente dibujito de Bob Esponja, es profético?

---------------------------------------

Justamente algo así me acaban de comentar. Ya me dio hambre (con perdón de Gaia).
04/10/13 4:34 PM
  
Néstor
En cristiano se dice distinto, como nos acaba de mostrar el Papa:

"La paz franciscana no es un sentimiento almibarado. Por favor: ¡ese san Francisco no existe! Y ni siquiera es una especie de armonía panteísta con las energías del cosmos… Tampoco esto es franciscano, sino una idea que algunos han construido. La paz de san Francisco es la de Cristo, y la encuentra el que «carga» con su «yugo», es decir su mandamiento: Amaos los unos a los otros como yo os he amado (cf. Jn 13,34; 15,12). Y este yugo no se puede llevar con arrogancia, con presunción, con soberbia, sino sólo con mansedumbre y humildad de corazón."

04/10/13 4:50 PM
  
Juan Carlos
El Cristianismo se toma en serio las privaciones, las tinieblas y la enajenación, las amenazas y las culpas de los hombres.No hace falta que el hombre sea un héroe. El mensaje de Cristo no es una bebida refrescante, ni una huida de la realidad, ni un consuelo vano, ni un parche para una pata de palo.Lo que hay en medio del mensaje es la cruz. Nos vemos confrontados con esa realidad en nuestras propias vidas y en el mundo entero. Se mantienen con todo su peso el dolor y las tinieblas. No se arrincona nada. Se libera en dirección a una vida más profunda, en dirección a la plenitud de sentido, al amor, a la gratitud, a la esperanza. El Cristianismo sabe lo que son las penas,la cruz y el amor. Un amor que no es sentimentalismo, ni emoción espontánea, ni afecto caprichoso.Un amor que ni es débil ni va a ciegas.Presupone cosas que no están de moda. No es un artículo de lujo exclusivo para gente delicada y sin brío. No es como una erupción de verano que a unos les sale y a otros no, y de los que no hay que preocuparse.Es mucho más que la solidaridad de los partidos y las agrupaciones donde todos se ayudan y protegen mutuamente.Ni se reduce a la actitud negativa de no desear mal a nadie ni hacer daño a nadie.No es tolerancia pasiva.Ni es andar haciendo estudios sobre el prójimo a ver si merece que se le quiera. El amor del Cristianismo es extremadamente pesado, porque está marcado por el signo de la cruz.Da una respuesta difícil pero clara a la cuestión sobre el sentido más profundo de la vida, sobre lo que significa ser persona y vivir con los demás.
04/10/13 6:54 PM
  
Ricardo de Argentina
Vista en una perspectiva histórica, la TL sirvió para erradicar de Hispanoamérica a la clase dominadora que había crecido a la sombra y por el influjo del Imperio Británico.
O sea los "conservadores", todos ellos etiquetados "de derechas".
La nueva clase dirigente "izquierdista" surgida tras la caída de los regímenes con reaseguro militar, es mucho menos católica que su antecesora y mucho más acorde a la estrategia yanki que ya no precisa, como los británicos, mantener costosas guardias pretorianas en sus dominios informales.
Quizás a esta nueva realidad política hispanoamericana se refiriese BXVI en relación a la "nueva" TL.
04/10/13 7:12 PM
  
Juan Argento
Quiero comparar esta afirmacion...

"Cada uno tiene su propia idea del Bien y del Mal y debe elegir seguir el Bien y combatir el Mal como él lo concibe."

... con lo que dice San Pablo en Romanos capitulo 14, donde describe una situacion en la cual algunos cristianos, los "débiles en la fe", no tienen una conciencia correctamente formada sobre el tema de la pureza de los alimentos, probablemente por creer erroneamente que seguian vigentes las prescripciones de la ley mosaica al respecto:

"Uno cree poder comer de todo, mientras el débil no come más que verduras." (Rom 14,2)

San Pablo dice claramente cual es la doctrina correcta al respecto:

"Yo sé y estoy persuadido en el Señor Jesús de que nada es impuro en sí mismo;" (Rom 14,14a)

pero inmediatamente agrega este concepto:

"pero para el que piensa que algo es impuro, para él es impuro." (Rom 14,14b)

concepto que reitera al final del capítulo:

"Pero el que duda, si come se condena, porque no obra conforme a la fe. Pues todo lo que no es conforme a la fe es pecado." (Rom 14,23)

Sobre Rom 14,23 el comentario de la Biblia de Navarra dice: "Fe" designa aquí el juicio de la conciencia, que es la norma inmediata de actuación.

Por lo tanto, San Pablo afirma claramente que cada uno debe seguir el juicio de la propia conciencia. Esto obviamente no excluye sino que presupone que cada uno debe formar su conciencia en adecuacion a la voluntad de Dios conocida por la Revelacion. Pero este proceso de formacion es PROGRESIVO, y en cada etapa de ese proceso uno debe seguir el juicio de su conciencia en esa etapa. Que es exactamente lo que San Pablo enseña al principio del capitulo cuando trata otro tema relacionado:

"Este da preferencia a un día sobre todo; aquél los considera todos iguales. Que cada uno siga su propia conciencia." (Rom 14,5)



--------------------------------

En el tema de la conciencia errónea, se ha distinguido tradicionalmente entre la conciencia "venciblemente errónea" y la conciencia "invenciblemente errónea". La primera es aquella que está en el error pudiendo haberlo evitado, por no haberse preocupado, por ejemplo, de conocer la verdad moral objetiva. La segunda es aquella que está en el error sin haberlo podido evitar.

Lo que dicen los moralistas es que la segunda exime de culpa, no así la primera. El que obra con conciencia venciblemente errónea peca tanto si obedece a su conciencia, que le manda o permite hacer algo objetivamente malo, como si la desobedece, pues siempre se debe seguir a la conciencia.

Por eso lo importante es formar la conciencia según la verdad objetiva.

Saludos cordiales.
06/10/13 6:56 PM
  
Eulogio
VAYA! SOLO LA PERSPICACIA DE UN BUEN FILÓSOFO (Y CREYENTE) PODÍA HILAR TAN FINO! ENHORABUENA! GRACIAS MUCHAS NÉSTOR POR ILUSTRARNOS. DIOS LE BENDIGA.
09/10/13 11:15 PM
  
Rolando Escudero Vidal
Su estudio es muy interesante pero éste no es el lugar para que se lo publique.

Saludos cordiales.
14/09/15 3:55 AM
  
Rolando Escudero Vidal
Como dice el Papa, la conciencia es autónoma. Por eso la Fe es sagrada. Intocable, no es analizable..

---------------------------------

En primer, habría que ver si lo dijo y dónde y cómo. En segundo lugar, la conciencia no es autónoma, porque, como dice el Concilio, es la voz de Dios que resuena en el corazón del hombre, y por tanto, no es nuestra voz. En tercer lugar, no se ve qué tendría eso que ver con que la fe no sea analizable, que también habría que explicar qué quiere decir.

Saludos cordiales.
14/10/16 4:39 AM
  
Rolando Escudero Vidal
Digo que la Fe,no es analizable, porque es propiedad de cada cerebro. Y nadie puede penetrar al cerebro de otro.

-------------------------------------

Normalmente, el contenido de los cerebros se hace accesible a los otros cerebros mediante el lenguaje. En la medida en que eso sucede, dicho contenido puede ser juzgado por esos otros cerebros comparándolo con la Verdad revelada por Dios.

Saludos cordiales.
31/10/16 3:53 AM
  
Rolando Escudero Vidal
El lenguaje comunica lo que el cerebro escoge. No todo lo que hay en el cerebro.

--------------------------

No veo bien la relación, pero en todo caso, el que escoge es el ser humano. Y sí, nunca decimos todo lo que tenemos en la cabeza, es imposible incluso si lo referimos a lo que actualmente estamos pensando, percibiendo, sintiendo, etc. Tampoco hace falta, porque es evidente que para pedir que me pasen la sal, por ejemplo, alcanza con mucho menos.

Saludos cordiales.
15/02/17 12:09 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.