InfoCatólica / A tiempo y a destiempo / Categoría: Virgen-Maria

11.04.14

Stabat Mater - Pergolesi

Stabat Mater, Giovanni Battista Pergolesi

Rachel Harnisch, soprano. Sara Mingargo, contralto.
Orchestra Mozart. Claudio Abbado, director.

Stabat Mater dolorosa
Iuxta crucem lacrimosa,
Dum pendebat filius.
Cuius animam gementem
Contristatam et dolentem
Pertransivit gladius.

O quam tristis et afflicta
Fuit illa benedicta
Mater unigeniti
Quae maerebat et dolebat.
Et tremebat, cum videbat
Nati poenas incliti.

Quis est homo qui non fleret,
Matrem Christi si videret
In tanto supplicio?
Quis non posset contristari,
Piam matrem contemplari
Dolentem cum filio?

Pro peccatis suae gentis
Jesum vidit in tormentis
Et flagellis subditum.
Vidit suum dulcem natum
Morientem desolatum
Dum emisit spiritum.

Eja mater fons amoris,
Me sentire vim doloris
Fac ut tecum lugeam.
Fac ut ardeat cor meum
In amando Christum Deum,
Ut sibi complaceam.

Sancta mater, istud agas,
Crucifixi fige plagas
Cordi meo valide.
Tui nati vulnerati
Tam dignati pro me pati,
Poenas mecum divide!

Fac me vere tecum flere,
Crucifixo condolere,
Donec ego vixero.
Juxta crucem tecum stare
Te libenter sociare
In planctu desidero.

Virgo virginum praeclara,
Mihi jam non sis amara,
Fac me tecum plangere.
Fac ut portem Christi mortem,
Passionis eius sortem
Et plagas recolere.

Fac me plagis vulnerari,
Cruce hac inebriari
Ob amorem filii,
Inflammatus et accensus,
Per te virgo sim defensus
In die judicii.

Fac me cruce custodiri,
Morte Christi praemuniri,
Confoveri gratia.
Quando corpus morietur
Fac ut animae donetur
Paradisi gloria.
Amen.

10.02.14

12.10.13

15.08.12

Vidi Speciosam - Tomás Luis de Victoria


Responsorio para la fiesta de la Asunción de la Virgen María, compuesto por el gran polifonista español Tomás Luis de Victoria (1548-1611).

Se trata de un hermoso ejemplo del estilo musical polifónico que el Concilio de Trento impulsó como el adecuado para la liturgia católica, criterio confirmado —sin perjuicio de las sucesivas aportaciones coherentes con la evolución del estilo— por San Pío X en 1903, por Pío XII en 1955, por el Concilio Vaticano II en 1963 y por Juan Pablo II en 2003.

El texto de este motete, litúrgico, está parcialmente tomado del Cantar de los Cantares (3,6). Literalmente, este libro de la Biblia habla del amor humano entre un hombre y una mujer, pero tanto el pueblo de Israel antes de Cristo como la Iglesia después han entendido también en él una expresión del amor de Dios por el pueblo de Israel, y de Cristo por su Iglesia.

El amado es Dios, y la amada es lo humano: ya sea el alma individual salvada por Cristo, la Iglesia como conjunto de todas las almas redimidas que aman a Dios o, por supuesto, la Virgen María como criatura perfecta y predilecta de Dios, figura y prototipo de la Iglesia.

«Vidi speciosam sicut columbam ascendentem desuper rivos aquarum,
cuius inaestimabilis odor erat nimis in vestimentis eius.
Et sicut dies verni circumdabant eam flores rosarum et lilia convallium.
Quae est ista quae ascendit per desertum sicut virgula fumi ex aromatibus myrrhae et thuris?
Et sicut dies verni circumdabant eam flores rosarum et lilia convallium».


«La vi, hermosa, como una paloma, elevándose sobre las corrientes de agua. Su fragancia era incomparable en sus vestidos.
Y como los días de primavera, la rodeaban las flores de los rosales y los lirios de los valles.
¿Quien es ésta que sube del desierto como columna de humo perfumada de mirra e incienso?
Y como los días de primavera, la rodeaban las flores de los rosales y los lirios de los valles».

14.05.12