2.11.18

Sermões de São Vicente Ferrer: O Anticristo e o juízo final

Para los lectores de habla portuguesa

(La versión original en castellano puede adquirirse aquí)

Presentación versión portuguesa.

Nestes sermões trata de muitas calamidades e misérias que hão de vir, e que passarão. Por fim fala dos dois Anticristos, um misto (ou misturado), e o outro público: o qual, ao chegar, em poucos dias será o fim do mundo, segundo este santo e exímio Doutor.
É somente Deus quem pode determinar a certeza do aqui declarado; e calará toda má língua ao ouvir a doutrina do amigo de Nosso Senhor Jesus Cristo, São Vicente Ferrer, por cujo intermédio nos faça ganhar as cadeiras do paraíso. Amém.

São Vicente Ferrer pregou diversos sermões sobre o juízo onde destacava três coisas principais.
1) A primeira: a destruição e a perda da vida espiritual.
2) A segunda: a perda e declínio da dignidade eclesiástica.
3) A terceira: a perda da fé católica.

Encargos en Brasil (preço promocional até 11/11/2018):  http://loja.cursoscatolicos.com.br/saovicenteferrer


 

Presentación

 Hace varios años, con la idea de leer lo que los santos habían dicho acerca del fin de los tiempos, comenzamos a buscar, por referencias, la obra de San Vicente Ferrer, “el ángel del Apocalipsis”. Por entonces, nuestras indagaciones fueron inútiles.

Sólo con el tiempo llegó hasta nuestras manos este manuscrito (aún nunca publicado en castellano actual), en el cual, con prolija letra gótica y en un castellano abreviado del siglo XVI, pudimos leer con gran fruición las predicaciones ad populum que el santo valenciano prodigaba a principios del siglo XV.

Leer más... »

1.11.18

Leído para Ud.: La Misteriosa Aparición de los Más Aptos. Reseña a un libro de D. Axe

Reseña de la obra de Douglas Axe, Undeniable: How Biology Confirms Our Intuition That Life Is Designed, New York: HarperOne, 2016, 304 pages,

Por Enrique de Zwart

 

Desde la más tierna niñez todos colijan que la vida ha sido planeada por alguien ‒hasta que son convencidos de lo contrario por una cultura saturada de materialismo. El biólogo molecular Douglas Axe nos muestra porque esa intuición inicial nunca estuvo equivocada.

El fuerte del Dr. Axe es plegamiento de proteínas y teoría de probabilidades. Y con estas dos herramientas como base Axe le da al lector de a pie una guía de uso de su propia capacidad para detectar cuando algo ha sido planeado, o sea cuando algo no pudo haber ocurrido por azar, sin dejarse encandilar por cual sea la moda naturalista en boga.

Esa sana intuición que todos tenemos que nos dice que algo increíblemente complejo no es y nunca puede ser resultado de procesos aleatorios. Nadie acepta esto último en el día a día cotidiano, pero años de propaganda, y de veto a la competencia, han hecho su efecto y muchos han aceptado por defecto lo que no tiene sentido. Pero para su desgracia, los guardianes del discurso darwinista convencional están defendiendo un gigante con pies de barro.

El autor no cree en la evolución neo-darwinista moderna, ya que esta “no puede ser defendida tan clara y convincentemente como puede ser refutada”. El gran defecto del evolucionismo es que

 “asigna poder inventivo solo a la selección natural. Pero la selección puede solamente hacer una diferencia en la aptitud de una invención luego de que dicha invención exista, no puede realmente inventar.” [97]

Y de ahí el sarcasmo en el título de este artículo. Desde el momento en que la selección natural comienza a favorecer una invención, algo que no es la selección es responsable de la invención. Nada evoluciona a menos que ya exista, y la vida existente no pudo meramente evolucionar de lo que no es vivo. [86]

Leer más... »

30.10.18

Comportamientos homo-sexuales y pureza del sacerdote. Otro caso

Soy un enamorado de San Juan Bosco; desde hace años.

Quizás porque la Providencia me llevó a trabajar con jóvenes y niños desde mis épocas de seminarista, con todo el peligro que hoy esto conlleva.

Desde hace una década comencé a leer sus escritos, a meditarlo, a gozar de sus virtudes y intentar ver lo que había en el corazón de ese gigante.

Leí varios tomos –debo continuarlos– de las “Memorias biográficas” de Don Jean Baptiste Lemoyne: unos diecinueve volúmenes que el metódico secretario del fundador de los salesianos escribió durante décadas.

            - “No permitir siquiera que se dude de la “bella virtù” (la virtud de la pureza) en el sacerdote.

            - “No tener ni apariencia de predilección por ningún joven o niño”.

            - “Ser extremadamente cuidadoso en el trato con ellos, sin ser parco pero tampoco meloso”.

            Y más consejos del gran Don Bosco; porque incluso en su época podían existir casos escandalosos.

            Asimismo, era tremendamente severo con la virtud de la pureza para los futuros candidatos al sacerdocio (no sólo para los salesianos), al punto que, si un seminarista no lograba la virtud de la continencia durante un buen tiempo, desaconsejaba completamente que recibiera las órdenes.

Así le escribía a un seminarista, por ejemplo, allá por 1855, ante la inminente recepción del orden sagrado:

“Queridísimo hijo:

No nos hagamos ilusiones: si no consigue triunfar contra ese inconveniente (actos solitarios contra la pureza) no siga adelante, ni se arriesgue a recibir las Ordenes Sagradas a no ser después de un año, al menos, sin recaídas. Oración, fuga del ocio y de las ocasiones, frecuencia de los santos sacramentos, devoción a María Santísima, (una medalla al cuello), lectura de buenos libros y mucho valor. Omnia possum in eo qui me confortat (Todo lo puedo en aquel que me conforta), dice San Pablo (…). Créame suyo. Turín, 7 diciembre de 1855. Afmo. JUAN BOSCO, Pbro.”

Leer más... »

29.10.18

La música en la Iglesia. Sermón

Para oír el sermón, hacer clic AQUÍ

El canto es expresión de alma, pero del alma humana…; es cierto que algunos animales cantan: el zorzal nos embelesa con sus notas y el canario nos atrae con su trinar, sin embargo nunca un conjunto de animales podrá emitir “notas”; ellos emitirán “sonidos” que, aunque tengan sentido y quieran expresar un movimiento de sus almas sensitivas, jamás lograrán una armonía original, repitiendo siempre el mismo “tema” musical.

Es el hombre el que está hecho para cantar, o mejor dicho, es el canto que está hecho para el hombre.

Canta el hombre porque tiene voz, canta porque desea expresar sus sentimientos del alma; canta porque quiere comunicar algo. Es por esto que, cuando estamos tristes cantamos tendemos a cantar cosas tristes y, cuando alegres, alegres; o al revés, a veces, para motivarnos, enseñaba Martín Fierro:

 

Aquí me pongo a cantar,

al compás de la vigüela,

que al hombre que lo desvela una pena extraordinaria,

como el ave solitaria, con el cantar se consuela…”

Leer más... »

25.10.18

Sínodo de los jóvenes visto desde dentro. Una impresión

Un joven amigo, completamente fiable, que en estos días tuvo la gracia de visitar la Ciudad Eterna pudo también participar del actual Sínodo de los Jóvenes.

Contó lo que sigue.

1) Los “auditores” eran ‘jóvenes’ que habían estado en las sesiones y que participaron del “pre-Sínodo” (algunos eran adultos del ámbito de la educación y de congregaciones religiosas de avanzada…). Debían ser una ‘ayuda especializada’ de los obispos pero…, en realidad, estaban más bien para promover las modificaciones progresistas. 

Es más: ellos mismos proponían “modos”.

2) A lo largo de todo el Sínodo había una “barra” tipo cancha de fútbol con hinchada de auditores en el Aula sinodal, que aplaudía y gritaba en el estadio cuando algún obispo hablaba de aperturas, presencia de jóvenes y la mujer en ‘todos’ los espacios de decisión, acogida e integración de los homosexuales; mientras que hacían silencio cuando los obispos hablaban de Juan Pablo II, claridad en la doctrina, etc.

Leer más... »