9.12.18

6.12.18

A diez años de mi ordenación sacerdotal

A diez años de mi ordenación sacerdotal y dando gracias a Dios por los beneficios recibidos, publico aquí la carta que me enviara el querido Padre Alfredo Sáenz con motivo de mi ordenación y, a continuación, las palabras de acción de gracias mencionadas por este don inmerecido del sacerdocio católico.

Rogando una oración por este pobre cura, los bendigo en el nombre de Dios, 

P. Javier Olivera Ravasi


Regina Martyrum

Compañía de Jesús

Sarandí 65, Bs.As.

 

Buenos Aires, 3 de diciembre de 2008.

Querido Javier:

Acabo de recibir la tarjeta de tu ordenación sacerdotal. Estos tiempos en que te ordenas y ejercerás tus primeros años de sacerdocio, son a la vez dramáticos y gozosos. Dramáticos, porque se desplegarán en una época de defección generalizada dentro de la Iglesia y de agonía política, por otra parte, en buena medida como consecuencia de lo primero.

Leer más... »

3.12.18

Archipiélago vendeano: cuando Soljenitsyne visitó la Vendée

A raíz del reciente y comentado post sobre el Puy du fou publicado hace unas semanas AQUÍ, presentamos ahora la casi desconocida visita que el premio nobel Alexandre Soljenitsyne realizara por la década del ’90.

Como siempre, sus reflexiones no tienen desperdicio.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

3 de diciembre de 2018

 


Archipiélago vendeano: cuando Soljenitsyne visitó la Vendée[1]

Por Soeur Marie de la Sagesse, S.J.M. para Que no te la cuenten

Invitados de honor por Philippe de Villiers para conmemorar los 200 años del levantamiento contrarrevolucionarioen la Vendée (1793-1796), Alexandre Issaïevitch Soljenitsyne y su esposa Natasha, visitaron la región martirial durante cuatro días inolvidables en septiembre de 1993. Aunque poco conocido, el hecho tuvo gran eco en su momento gracias al magistral discurso que el historiador del Gulag ruso dio como broche de oro de su visita.

Leer más... »

29.11.18

Leído para Ud.: "¿Sonarán mañana las campanas?". La islamisación de Francia. Reseña al libro de Philippe de Villiers

(Reseña al libro en francés; por ahora no hay traducción española)

Por la Hna. Marie de la Sagesse Sequeiros, S.J.M.

religiosa en Francia, abogada y autora del libro “Santa Juana de Arco, reina, virgen y mártir”

 

Les cloches sonneront-elles encore demain? Philippe de Villiers, Ed. Albin Michel, 2016. (313 pp.)

 

Con vuestras leyes democráticas nosotros los colonizaremos; con nuestras leyes coránicas los someteremos” (Yousouf al-Quaradawi, dirigente de los Hermanos musulmanes)

 

Buena fuente

Luego de publicar una apasionante serie de novelas históricas sobre el héroe contrarrevolucionario Charette, el rey san Luis y santa Juana de Arco, el conocido político, historiador y novelista, Philippe de Villiers, presentó en Versalles con muchísimo éxito uno de sus últimos libros[1].

Sin embargo, en esta obra no hay nada novelado, más bien pertenece al género apocalíptico pues el autor nos devela nada menos que el proceso de islamización de Francia llevado a cabo por las élites mundialistas con cierto apoyo eclesiástico. “Este libro -nos dice el autor- es un grito de alarma y un canto de amor” ya que en la primera parte describe el via Crucis que su patria está padeciendo y en la segunda propone un camino de luz esperanzador, en caso de reacción.

Leer más... »

25.11.18

Leyenda negra refutada en imágenes: "La edad de la penumbra. Cómo el cristianismo destruyó el mundo clásico", de Catherine Nixey

Intentar desmitificar las leyendas negras de la Iglesia es algo de nunca acabar…

¿Por qué? Porque apenas se desmonta un mito aparecen mil más o, los mismos refritados.

Es así nomás. Quienes nos dedicamos hace ya algunos años al tema lo sabemos (y lo padecemos).

- “¿Padre, es verdad que a Galileo lo mató la inquisición?”.

- “¿Es cierto que en la Edad Media se oponían a la cultura?”.

- “¿Mataron a todos los indios en América?”.

Y uno escribe; remite a lo ya publicado; refuta con fuentes (judías, ateas, musulmanas, da igual), pero nada…; mil veces y mil veces se siguen repitiendo las mismas mentiras y se preguntan las mismas cuestiones.

¿Por qué?

Porque el público varía y la verdad sigue conculcándose.

Con el objeto de formar criterio, publicaré aquí una entrevista realizada a una ignota periodista galesa que acaba de publicar un libro donde intenta “desenmascarar” el papel de la Iglesia a lo largo de la historia de Europa. No intentaremos refutar los sofismas que plantea; no hace falta pues ya se han encargado otros aquí. Sólo presentaremos algunas imágenes debajo de algunas respuestas para que el lector saque sus propias conclusiones y se nos vaya formando el criterio que se utiliza “machacando y machacando” por los formadores del “sentido común” de los que hablaba Gramsci.

Que no te la cuenten…

Javier Olivera Ravasi


Fuente: Diario Clarín / La Vanguardia

Catherine Nixey: La historiadora que culpa al cristianismo de romper estatuas, perseguir filósofos y hasta quemar libros. Es la británica Catherine Nixey, quien sostiene que así el cristianismo logró conquistar Europa. Provocativa, asegura que para imponer la “nueva” religión fue clave que les dieran franco los domingos a los soldados.

Catherine Nixey tiene 37 años y es historiadora de la cultura clásica grecolatina. Nació en Gales, vive en Londres, y dice que no tiene creencias religiosas “aunque mi madre fue monja, y monje mi padre”. De hecho, la historia que Nixey desentierra demuestra que el fanatismo es una fuerza muy poderosa. Puede arrasar un mundo de mil años y sobre su ruina fundar otros dos mil años. Su libro La edad de la penumbra. Cómo el cristianismo destruyó el mundo clásico (que publicó la editorial Taurus en España) exhuma episodios que no me explicaron en clase, hechos sepultados por restos de templos derruidos y cascotes de estatuas mutiladas (…).

Entrevista:

-¿Por qué Europa es cristiana?

-Porque los cristianos destruyeron la cultura pagana.

-¿Destruyeron?

-Demolieron templos paganos, derribaron estatuas de dioses, mutilaron relieves, arrancaron frescos y mosaicos, quemaron bibliotecas, talaron arboledas sagradas, rasparon pergaminos con textos grecolatinos… para escribir oraciones.

Panteón de Roma, aún en pie…

-¿Cuándo hicieron todo eso?

-Desde que el emperador Constantino, en el año 312 d.C., se cristianizó.

-¿Se convirtió porque crecían los cristianos en su imperio?

-Apenas el 10 por ciento de la población era cristiana. Se convirtió por superstición… o empirismo.

-¿Cómo fue eso?

-Antes de la batalla de Ponte Milvio tuvo la visión de un crismón –monograma de Cristo–, mandó pintarlo en los escudos de sus soldados… ¡y ganó esa batalla!

-Alguna otra ventaja tendría el cristianismo sobre el paganismo…

-Si trabajabas como soldado o funcionario y eras cristiano… te daban franco los domingos.

-Sí, no es poca ventaja…

-Y el cristianismo era simple, no exigía sacrificios de animales a dioses, rituales… Bastaba con tener fe.

-¿En qué?

-En Dios. Garantizaba el Paraíso eterno.

-Pero el Olimpo grecolatino era más ­entretenido…

-Era demencial, erróneo y pecaminoso… para los cristianos. ¡Y procedieron a destruirlo!

 

Miles de esculturas paganas, con dioses del Olimpo, son alojadas hasta hoy en los museos vaticanos…

-¿Tanto les molestaba?

-El Dios cristiano exigía exclusividad. Y tolerar a otros dioses equivalía a permitir el mal.

-Eso se llama… intolerancia.

-Ser intolerante era ser virtuoso. Forzar a otro a salvarse era bueno. Y era bueno destruir todos los ídolos.

Columna de Trajano. En pleno centro de Roma

-Eso suena muy judaico…

-Sí, quizá los inspiró el Avodah Zarah, tratado judío sobre cómo profanar una estatua y neutralizar a su demonio.

-¿Demonio?

-Toda estatua o imagen tenía poder real, contenía un demonio activo. ¡Lo creían todos!

-¿Y cómo lo desactivaban los cristianos?

-Picaban rostros y manos de frisos, como en el templo de Isis en Filé (Egipto) o en el Partenón. Picaban los ojos de los bustos de deidades, esculpían cruces en sus frentes. Mutilaban estatuas de diosas y dioses y las derribaban, y las pulverizaban.

-¿Como los yihadistas hacen hoy?

-Los yihadistas destruyeron en el año 2015 en Palmira (Siria) una estatua de Atenea… que estaba reconstruida: ¡la habían destruido ya los cristianos en el año 385 d.C.!

Lacoonte y sus hijos, sin daños (Museos vaticanos, Roma)

-Pobre Atenea…

-Y pobre Serapis: su templo en Alejandría, el más hermoso del mundo clásico, con diecinueve salas de biblioteca… fue demolido por el obispo Teófilo y sus fieles cristianos en el año 392 d.C. Y miles de libros ardieron…

-¿Qué contenían aquellos libros?

-Saberes de todos los filósofos que ya eran clásicos. Los sabios que nos han llegado, desde Aristóteles, Platón, Arquímedes o Demócrito hasta Séneca o Cicerón, ¡son sólo el 1% de la literatura y la filosofía grecolatinas!

Santo Tomás de Aquino, entre Platón y Aristóteles (a quien llamaba “El Filósofo") 

-¿Qué temían los cristianos de ellos?

-La sabiduría era necedad. ¿Para qué saber si eso no salva el alma? ¡Con creer basta! Conocer entorpece tu salvación. Eso pensaban.

-Los padres de la Iglesia eran cultos…

-Trocaron la filosofía por la teología. Filósofos helenos como Celso o Porfirio les preguntaban: “¿Por qué vuestro Dios ha esperado tantos siglos en enviar a Jesucristo para salvarnos?”. Y los teólogos cristianos respondían en bucle: Dios sabrá.

“Sobre la consolación de la Filosofía", Boecio, siglo V d.C.

-¿Qué pasó con la vieja filosofía griega?

-A principios del siglo IV, los cristianos habían asesinado a Hipatia en Alejandría, Damascio había huido…

-¿Damascio?

-Hijo de mercaderes de Damasco, filósofo neoplatónico en Alejandría, huyó a Atenas, reflotó la Academia de Platón… hasta que un día no pudo más: fue el último filósofo.

-¿Por qué no pudo más?

-El emperador Justiniano ordenó ejecutar al que adorase estatuas o hiciese sacrificios. Y prohibió enseñar filosofía. Era el 529 d.C.

Comentario a la Metafísica de Aristóteles, por Santo Tomás de Aquino

-Qué barbaridad, eso no pasaría hoy…

-Acosados, Damascio y los suyos se largaron de Atenas tres años después. ¡Fin de mil años de filosofía ateniense, desde Sócrates!

-¿Adónde fue Damascio?

-A Persia, creyendo que su rey era filósofo. Y era otro bruto. De vuelta, perdemos su pista.

-Quizá los cristianos devolvían el mal trato de Nerón y de otros paganos…

-La persecución romana contra cristianos fue episódica, apenas trece años en tres siglos. Muchos cristianos sí buscaban complacidos el martirio: garantizaba el Paraíso.

-Después de Damascio, ¿qué mundo se impuso?

-Antes: todo era válido por igual y todo era discutible por igual. Después: sólo un dogma será válido y el resto será indiscutible error.

-Un fanatismo ya superado, digo yo.

-Hemos rescatado a los filósofos grecolatinos desde el Renacimiento, sí. Aunque, a veces, para verlos sólo como precursores de Cristo.

 


En fin. Hasta acá llega la entrevista. Como habrán visto, un par de imágenes valen más que mil palabras. Para una refutación pormenorizada, entrar aquí

Y de nuevo,

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi