InfoCatólica / Que no te la cuenten / Archivos para: 2019

24.05.19

Independencia americana. El caso de Argentina (25 de mayo de 1810)

Como siempre, cerca del 25 de Mayo, publicamos este pequeño videíto ilustrativo que puede servirnos de mucho.

Para quien desee profundizar un poco más, venga también el texto de la conferencia dictada hace un par de años, en Torun, Polonia, al ser invitados por el “College of Social and Media Culture“.

 Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE

 

Abstract

Contrary to what liberal historiography would have us believe, the argentine branch of the latin american autonomy process did not begin as a repudiation of the hispanic and catholic traditions of the Iberic peninsula, but rather as a movement of fidelity to the Christian roots of the true Spain, which was dominated -both spiritually and politically- by the usurpation of José Bonaparte.

Derribando el mito de la independencia americana

P. Dr. Javier Olivera Ravasi, SE

“¡Vosotros resumís la gloria (…) por el triunfo del Dogma de Mayo” (Esteban Echeverría, El dogma socialista).

 

Poco tiempo atrás, en el 2010, hemos celebrado en la Argentina el Bicentenario: “Mayo de 1810, el primer grito de libertad”, se leía en los carteles mientras que bautizábamos las estaciones, los estadios y las avenidas con sus nuevos nombres; sin embargo, si al peatón común y silvestre le preguntaban qué se festejaba, varios hubiesen respondido con la “historia oficial”, que Mayo fue la Independencia de un pueblo que, asqueado de la dominación española y embebida en las ideas de la Revolución Francesa, a ejemplo de Estados Unidos y con el apoyo inglés, se abalanzó hacia el Cabildo para librarse del yugo tiránico impuesto por la cruz y la espada real. Para ello, grandes patriotas como Mariano Moreno, dieron su vida frente a aquellos intolerantes que no se animaban a transitar el camino de los pueblos libres.

Leer más... »

22.05.19

El caso Fátima. Una aparición políticamente incorrecta (IV-IV). Las vísperas de la tribulación

Autor: P. Víctor Agustín Sequeiros 
Editor: P. Javier Olivera Ravasi, SE

POWER POINT 4

TEXTO COMPLETO DE TODO EL ARTÍCULO: AQUÍ

Padre Víctor Agustín Sequeiros

Jubileo y beatificación

Juan Pablo II aceptó la invitación de la Conferencia Episcopal Portuguesa para ir a Fátima por tercera vez y el 13 de mayo de 2000 beatificó a los pastorcitos.
Al día siguiente, el acreditado mariólogo R.P. René Laurentin declaró que “en el tercer secreto se hablaría también de la crisis y las divisiones que han sacudido a la Iglesia después del Concilio Vaticano II (…) a la dificultad para la fe dentro de la Iglesia (…) de la evidente descristianización de tantas naciones occidentales”.

Antes de publicado …¡ya interpretado!

El mismo 13 de mayo de 2000 el cardenal Angelo Sodano comunica que el Santo Padre ha decidido revelar el tercer secreto de Fátima, pero que EL TEXTO NO SERÍA PUBLICADO SIN COMENTARIOS, a fin de poner “un freno definitivo a las innumerables hipótesis con frecuencia apocalípticas” sobre el secreto.
El 16 el vocero oficial Navarro Valls salió a aclarar que la publicación de la tercera parte del secreto no implicaba «el apoyo papal al tradicionalismo antiecuménico».

Leer más... »

19.05.19

El caso Fátima. Una aparición políticamente incorrecta (III-IV). El secreto y la apostasía

Autor: Víctor Agustín Sequeiros, Pbro.

Editor: Javier Olivera Ravasi, Pbro.

POWER POINT 3

Las palabras de Nuestra Señora

«En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe, etc. Esto no lo digáis a nadie. A Francisco sí podéis decírselo».

Esta declaración, seguida del ‘etc.’, da a entender que las palabras de Nuestra Señora continúan, pero no podían revelarse por el momento.

La referencia a Francisco nos recuerda que dicho pastorcito sólo veía a la Ssma. Virgen, pero no la oía ni le hablaba; Jacinta veía y oía; Lucía era la única que hablaba con Ella.

Lucía, depositaria del secreto

Leer más... »

17.05.19

"Santa Evita" Perón

Hace un par de días que, la Confederación General del Trabajo (CGT) junto con un grupo de sacerdotes pertenecientes al movimiento de “Curas villeros”, ha comenzado a mover el avispero para pedir la apertura del proceso de canonización de Eva Duarte de Perón,  esposa del extinto presidente de la Argentina, el Gral. Juan Domingo Perón. 

De nada sirve ahora ponerse a narrar la vida de “Evita”, como se hacía llamar la ex carismática actriz que llegó a ser una de las mujeres más influyentes de su tiempo; ni de su juventud turbia y un tanto desordenada; ni tampoco –vale decirlo– de su muy probable conversión al final de su vida, luego de conocer a Roncalli y su muerte con todos los sacramentos (como atestiguaba el padre Benítez, su confesor e incondicional defensor).

- “Al final de cuentas, María Magdalena fue prostituta y ahora es santa” – se dirá.

- “Sí, pero no sólo se convirtió, sino que pasó gran parte de su vida como penitente, viviendo en una cueva y purgando sus pecados”.

Ahora bien: ¿Santa Evita? ¿será verdad?

Y…, cosas “veredes Sancho que non crederes” decía Don Quijote.

La verdad que uno a veces no sabe qué pensar o qué decir cuando le preguntan por estos temas.

O es como en tiempos de los Cristeros, cuando los mártires decían que “el cielo está barato” o es que hay una gran confusión y los santos se han devaluado.

Leer más... »

16.05.19

El caso Fátima. Una aparición políticamente incorrecta (II-IV). La historia moderna

Autor: Víctor Agustín Sequeiros, Pbro.

Editor: Javier Olivera Ravasi, Pbro.

POWER POINT 2

Francisco y el dolor de Jesús

«Un día le pregunté:

 – Francisco, ¿tú de que gustas más, de consolar a Nuestro Señor, o de convertir a los pecadores para que no vayan más almas al infierno?

– Me gusta más consolar a Nuestro Señor. ¿No te fijaste cómo Nuestra Señora, en el último mes, se puso tan triste cuando dijo que no se ofendiese más a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido? Yo quiero consolar a Nuestro Señor, y después convertir a los pecadores para que no le ofendan más».

La última confesión

«- Ven deprisa, Francisco está muy mal y dice que te quiere decir una cosa.

  – Es que me voy a confesar para comulgar y morir después. Quería que me dijeses si me viste hacer algún pecado y que fueses a preguntar a Jacinta si ella me vio alguno.

– Desobedeciste alguna vez a tu madre – le respondí- cuando ella te decía que te quedases en casa y tú te escapabas para estar conmigo o para irte a esconder.

Leer más... »