Luterándonos: fe y razón; Aristóteles y Santo Tomás de Aquino

La razón, según Lutero, sirve para las cosas prácticas del mundo terreno, pero de ningún modo para iluminar los asuntos de la fe, de allí que sea una abominación pensar que con ella se pueda profundizar la teología y los dogmas ya que la razón es contraria a la fe[1].

Lo mismo diría luego:

 

“La razón se opone directamente a la fe, y deberían dejarla que se vaya; en los creyentes hay que matarla y enterrarla[2] (…).Es imposible poner de acuerdo a la fe con la razón[3] (…). Has de abandonar tu razón, ignorarla, aniquilarla por completo, de lo contrario no entrarás en el Cielo (…)[4].Es menester dejar a la razón en su casa, porque es la enemiga nata de la fe… Nada hay tan contrario a la fe como la ley y la razón, hay que vencerlas si se quiere alcanzar la bienaventuranza”[5].

 

A la inteligencia “Dios nos la ha concedido para que gobierne en el mundo, es decir, a ella corresponde el poder de dictar leyes y de ordenar principalmente lo que respecta a esta vida, como el beber, el comer, el vestir, así como lo referente a la disciplina exterior y a una vida honesta”[6], pero en lo espiritual es “ciega y anda en tinieblas”[7].

“La razón es la puta del diablo. Sólo es capaz de blasfemar y de deshonrar cuanto Dios ha dicho o ha hecho[8] (…) “La más feroz enemiga de Dios”[9] (…). “Es la mayor puta del diablo; por su naturaleza y manera de ser es una puta dañina; una prostituta, la puta titular del diablo, una puta carcomida por la roña y la lepra, a quien habría que pisotear y destruir junto con la sabiduría… Arrójale inmundicia al rostro para afearla… La abominable merecería ser relegada a la más sucia habitación de la casa, a las letrinas”[10].

 

Pero no sólo la razón será despotricada contra el autor de la Ruptura Protestante, sino también aquellos que hubiesen intentado utilizarla a lo largo de la historia, entre otros, Aristóteles y el gran Santo Tomás de Aquino:

 

Aristóteles es el reducto impío de los Papistas. Es para la teología lo que las tinieblas son para la luz. Su ética es la mayor enemiga de la gracia”[11], es un “filósofo rancio”[12], un “pillo digno de ser encerrado en el chiquero o en el establo de los asnos”[13], “un calumniador desvergonzado, un comediante, el más astuto corruptor de los espíritus. Si no hubiera existido en carne y hueso, no sentiría el menor escrúpulo en tenerlo por un verdadero diablo”[14].

Aristóteles no es más que un “ciego gentil”, “una bestia pagana; “un devastador de la pía doctrina”, “un mero diccionario”, “impiísimo”, “sicofante”, “burro ocioso”, “monstruo de tres cabezas”[15].

Tanto era el odio de Lutero que hasta se dedicaba a atacarlo por medio de sus discípulos:

“Estoy preparando a seis o siete doctorandos, entre ellos Adriano (de Amberes), para el futuro examen, que redundará en ignominia de Aristóteles, contra quien desearía que se alzasen pronto muchísimos enemigos”[16].

 

¿Y de Santo Tomás?

 

Refiriéndose a Santo Tomás dice: "nunca comprendió un capítulo del Evangelio o de Aristóteles[17].

“Santo Tomás: me duele que este insigne varón haya intentado probar las cosas de la fe valiéndose de Aristóteles… La razón principal de mi opinión es que las palabras divinas no deben sufrir violencia ni de parte de los hombres ni de parte de los ángeles, sino que en lo posible se han de interpretar en su sentido más sencillo”[18].

 

“En resumen es imposible reformar la Iglesia si la teología y la filosofía escolástica no se arrancan de raíz[19].

 

Y en esto último no se equivocaba…

En fin…; todo un adelantado.

 

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

 

 


[1] Martín Lutero, Disputationes,a cura di Paul Drews, Göttingen 1895, 42 (cfr. Jacques Maritain, Tres reformadores, Excelsa, Buenos Aires 1945, 42).

[2] Weim., XLVII, 328, 23-25 (1537-1540).

[3] Weim., XLVII, 329, 29-30. “Ratio est omnium maximum impedimentum ad fidem”. Tischredem, Weim., III, 62, 28, Nº 2904 a.

[4] Weim., XLVII, 329, 6-7.

[5]  Weim., VI. (N9 6718), 143, 25-26, 32-35. 

[6] Weim., XLV, 621 5-8 (1538). 

[7] Weim., II, 319, 8; 320, 12. 

[8] Weim., XVIII, 164, 24-27 (1524-1525) 

[9] “Rationem atrocissimum Dei hostem", in Galat. (1531) 1535, Weim., XL. P. 1, 363, 25. 

[10] Erl., 16, 142 a 148 (1546).

[11] Cf. Uberweg, Grundriss der Geschichte der Philosophie, III, 1914, t. 30, 32. 

[12] Weim., IX, 43, 5 (1510-1511). 

[13] Weim., VII, 282, 15-16 (1521).

[14] Carta a Lang, 8 de febrero de 1516, de Wette, I, 15-16. 

[15] Ricardo García-Villoslada, Martín Lutero, t. 1, Bac, Madrid 1973, 72.

[16] Martín Lutero, Briefwechsel (WA 1930-67).I. 100.

[17] Enders, I, 350, 25-30 (14 de enero de 1519); I, 173-174, 50-57 (24 de marzo de 1518).

[18] Weimarer Ausgabe (Weimar 1883 y ss.) 6, 508-509.

[19] De Wette, I, 64, P. 108 (1518).

25 comentarios

  
T_Paz
Muy instructivo y muy divertida la ironía final.

Había que reformar el tomismo pero no extirparlo de raíz. Si hubiera reformado el tomismo habría reformado la Iglesia.

Lastima de Lutero. Estaba llamado a ser un nuevo San Agustín pero no persevero. Con la razón no se llega a Dios, pero sin ella tampoco.
06/11/16 1:57 PM
  
EM
Aunque parezca una paradoja, hay católicos "tradicionales" que dicen cosas parecidas respecto de la naturaleza humana y sus propiedades.
06/11/16 2:07 PM
  
Néstor
Es notable cómo los enemigos del tomismo simpatizan con Lutero. Es inevitable. El monje apóstata es el padre de todos los antitomismos modernos.

Para llegar a ser un nuevo San Agustín, Lutero habría necesitado una infusión sobrenatural de inteligencia en dosis extraordinarias, de modo de poder alcanzar lo que San Agustín poseía naturalmente, y a él, Lutero, no le había sido dado por esa vía.

Y todavía si eso hubiese sido posible, habría sido necesario aún un nuevo Santo Tomás que hiciese la síntesis entre ese nuevo San Agustín y Aristóteles. Porque en ciertos temas, el Estagirita es lo que de él dijo Goethe: el entendimiento en su máxima manifestación.

Y efectivamente, ya en tiempos de Santo Tomás sus principales adversarios no fueron los averroístas u otros herejes declarados, sino los tradicionalistas agustinianos que, a diferencia de su Padre San Agustín, también desconfiaban de la razón, y de los cuales Lutero es la expresión más radical.

Saludos cordiales.
06/11/16 3:23 PM
  
Néstor
En cuanto a que con la razón no se llega a Dios, eso contradice el dogma definido por el Concilio Vaticano I en su constitución "Dei Filius" sobre la fe católica, y además, es contradictorio unirlo a que sin la razón tampoco se llega a Dios. Con o sin, una de las dos cosas tiene que ser, y no pueden ser ambas, ni dejar de ser ambas. Eso indica, justamente, la razón, que Lutero menospreciaba tanto.

Saludos cordiales.
06/11/16 3:26 PM
  
T_Paz
Tenía cierta razón Lutero.

La razón no ilumina la fe pues la fe ya es luz. La razón es una luz natural mientras que la fe es una luz sobrenatural.

La intuición espiritual, la conciencia espiritual y la comunión espiritual no se dan en el alma, sino en el espíritu.

En el alma está la razón, la voluntad y los sentimientos.

Por eso con la razón del alma no se puede llegar a conocer las cosas del espíritu.

Lo que si puede hacer la razón es razonar a partir de las verdades espirituales, pero estas no son alcanzables por la razón. Es Dios quien las da a conocer en el espíritu. Luego viene su comprension en el alma.

Por eso Lutero tenía cierta razón cuando afirmó que con la razón del alma no se puede alcanzar la fe espiritual pues son sustancias diferentes. Pero se equivoco al negar todo valor deductivo a la razón a partir del conocimiento que hace el cristiano en el espíritu de la Sagrada Tradición y la Sagrada Escritura.
06/11/16 3:49 PM
  
T_Paz
Con la razón no se llega al Dios cristiano, sino al Dios de los filósofos.

Precisamente por eso hay Revelación.

La razon jamás llegará a saber que Dios es uno y trino.

La razón jamás llegará al plano supra-racional.

Jamás llegará la razón a comprender como es que en Dios hay amor de agape y amor de Eros sin contradicción.

Con la razón jamás se llega a conocer el misterio de que es el hombre.
06/11/16 3:55 PM
  
Javier Olivera Ravasi
Estimado T_Paz: a las verdades sobre-naturales, no puede llegarse, sino por aproximación, con la razón; pero tampoco puede llegarse sin ella...; es decir, la gracia siempre supone la naturaleza y, si Dios nos dio un intelecto, es para que lo usásemos, no para que lo enterrásemos. Y a esto se refiere Lutero, no a lo otro. Dios lo guarde. PJOR
06/11/16 4:06 PM
  
T_Paz
No.

A Dios uno y trino no se llega por aproximacion con la razón. No se llega de ninguna manera.

Es imposible llegar con la razón a un Dios que es Eros y Agape, porque sin contradictorias.

Ahí esta el acierto de Lutero. Donde se equivoco fue en negar que el hombre pudiera razonar a partir de esas verdades supra-racionales.

Pienselo un momento. La contradicción sobrenatural no es racional sino supra-racional.

En plano sobrenatural no se puede alcanzar por la razón sino por la gracia de la fe.





--------------------
¡Estamos diciendo lo mismo, hombre!: obviamente que no se llega a la Trinidad por medio de la razón! Por eso dije, "cierta aproximación". A la verdad de un Dios creador, uno, bueno, simple, acto, ser por esencia, etc.,etc.etc., se llega por medio de la razón natural (ahí están las primeras cuestiones de la Suma, parte primera, para que vea); estas verdades, también son de orden sobrenatural (Dios creador, uno, etc.), pero el intelecto llega a ellas por medio de la razón (por "cierta aproximación") y a otras nunca (la Trinidad, la encarnación del Verbo, etc.), SIN EMBARGO, si no tuviésemos intelecto, no habría dónde radicar el don sobrenatural de la Fe. Si no tuviésemos intelecto, la Fe no podría "informar" su subiectum que es la razón, pues la gracia y Dios tendría que habernos hecho des-cerebrados. Lea atentamente y sin pasión; se dará cuenta que estamos diciendo lo mismo.
Lo que Lutero trae a colación con su negación de la razón es que el hombre debe quedar librado a sus sentimientos y afectos (es lo típico de la "devotio moderna" que él mamó y que, como decía un comentarista más arriba, algunos pseudo-tradicionalistas de hoy también dicen).
Dios lo guarde.
PJOR
06/11/16 4:31 PM
  
T_Paz
Es mas.

Con la razón no se puede saber nada de Dios porque la existencia de Dios no en la misma existencia que la nuestra.

En esta vida con la razón solo se sabe por analogía.

Por eso Santo Tomás, tras una revelación sobrenatural en el espíritu, se calló y no termino la Suma. Y eso que la Suma arrancaba de verdades sobrenaturales.

Confiamos demasiado en la razon. Mas importante es la voluntad.

----
Ud. dice. "Con la razón no se puede saber nada de Dios porque la existencia de Dios no en la misma existencia que la nuestra".

Aquí, derrapa; lo lamento. Esto ha sido condenado por la Pascendi de San Pío X, Nº 4. "Los modernistas establecen, como base de su filosofía religiosa, la doctrina comúnmente llamada agnosticismo. La razón humana, encerrada rigurosamente en el círculo de los fenómenos, es decir, de las cosas que aparecen, y tales ni más ni menos como aparecen, no posee facultad ni derecho de franquear los límites de aquéllas. Por lo tanto, es incapaz de elevarse hasta Dios, ni aun para conocer su existencia, de algún modo, por medio de las criaturas: tal es su doctrina. De donde infieren dos cosas: que Dios no puede ser objeto directo de la ciencia; y, por lo que a la historia pertenece, que Dios de ningún modo puede ser sujeto de la historia."
06/11/16 4:38 PM
  
T_Paz

Si ya se que estamos diciendo parecido pero no es lo mismo. Usted no distingue entre alma y espíritu.

El intelecto no llega por medio de la razon a las verdades.

El intelecto esta en el espíritu y por conocimiento inmediato divino conoce una verdad, la que sea. Y es entonces cuando se la pasa a la razón, que esta en el alma para comprenderla argumentativa mente.

Cuende usted entiende una dificultad de repente eso no se hace con la razón del alma sino con el intelecto del espíritu. Por eso no se puede enseñar el eureka que se produce en la mente cuando se resuelve una contradicción. Lo único que se puede hacer es argumentar con la esperanza que el intelecto instantáneamente capte por visión intelectual.

Estoy apasionado, pero créame que no decimos lo mismo. Y eso es así porque su intelecto no capto a un que yo distingo alma de espíritu. Solo puedo insistir hasta que vea mi punto de vista.
06/11/16 5:02 PM
  
T_Paz
No derrapo. Lo único que podemos saber de Dios por razón es que su existencia es radicalmente diferente a la nuestra.

No contradigo a la Pascendi. Podemos llegar a saber que Dios existe con la razon pero que no existe del modo que nosotros existimos. Y como solo sabemos como existimos nosotros no podemos saber como existe Dios. Solo que existe de una manera que nuestras potencias del alma ni tan siquieran imaginan.

Es teologia negativa.

Dios es supra-racional. La razón está en un plazo ontologico diferente. Solo puede ir hasta a Dios por analogía.

La analogía es fantástica pero da para lo que da.

Lo siento pero el intelecto Angélico radica en el espíritu, pero por el pecado original, ahora el centro de nuestro yo esta en el alma y en nuestra razon. Somos almas vivientes.

Con la espada de dos filos tiene que separar el alma del espíritu como dice la escritura. Por eso le esta costando tanto. Tómese su tiempo. Mi mail es [email protected]


-------------
Bueno, ya agregó algo nuevo con la distinción de alma-espíritu. Ni el post no era sobre eso ni la discusión; ud. decía que a Dios no se podía llegar por medio de la razón y yo, con la doctrina de la Iglesia, le decía que a la existencia de Dios y a varios de sus atributos, sí. Ud. aceptó eso y me alegra; sobre el otro punto, si quiere, en otro momento la seguimos. Para mí está bien; quizás otro comentador quiera seguirla sobre eso. PJOR
06/11/16 5:16 PM
  
T_Paz
A esos atributos a los que uste llega como a a la definición de Dios como existencia usted o yo los desconocemos.

Usted sabe que Dios existe pero no sabe en que consiste su existencia. Y lo mismo con los atributos se Dios. Usted los conoce pero no sabe en que consisten.

Dios esta en todas partes pero no sabe el modo en como Dios esta. Para Dios solo hay presente pero usted o yo no podemos saber como es posible.

No derrapo, pero usted tiene que captarlo con el intelecto. No tiene que ver con que usted sea inteligente o no, que ya se que esta preparado.

Tiene que ver con el intelecto. Tiene que ver que de la existencia de Dios y de esos atributos solo sabemos por razón que son, y nada mas.


Si creemos saber mas de la cuenta cuando en realidad eso lo sabemos por intelección espiritual nos equivocamos y no avanzamos.

Por eso claro que esto tiene que ver con el alma y el espíritu. Por eso dice la escritura que con espada de dos filos hay que penetrar en la persona para separar los huesos de los tendones, el alma del espíritu.

Esta en la Santísima Virgen, en San Pablo y en el AT.

Lutero tuvo una intuición pero no perseveró.

06/11/16 6:06 PM
  
rastri
T_Paz
Es mas.

Con la razón no se puede saber nada de Dios porque la existencia de Dios no en la misma existencia que la nuestra.
_____________

Solo una pregunta y una respuesta:

-T_ Paz: ¿Cómo define, o entiende usted, este verbo dicho: "la razón".

La respuesta:

La existencia de Dios no es la misma que la del hombre y aquí su razón de definir a Dios, ciertamente no pues el Hombre es limitado y Dios es infinito.

Pero dado que el Hombre, por Dios credo, es imagen y semejanza de lo que Dios es. Me permite entender y aceptar que siendo Yo, el Hombre, la dimensión limitada de un todo infinito; "mitad oscuridad y muerte; y mitad luz y vida". Entiendo Yo ,el Hombre, que mi Dios es el todo infinito Luz y Vida que es.

06/11/16 7:00 PM
  
Ricardo de Argentina
La sarta de desatinos irracionales que vomita este exaltado, deja en claro que la Ruptura Protestante no fue un acto religioso sino esencialmente político.
Si no hubiese habido políticos de entonces (léase príncipes codiciosos) deseosos de encontrar una excusa que les permitiera ejercer la tiranía sin cortapisas, este monje petardista y descentrado hubiese terminado muy mal sus días.
Pero no, terminó siendo consejero de ellos. E incluso otro tirano disoluto a más no poder, Enrique VIII, le pidió consejos y recibió lo que esperaba: la aprobación incondicional de todas sus bajezas.
Eso es política y de la barata, ya que como religión representa su prostitución más absoluta.
06/11/16 8:22 PM
  
Tulkas
Habría que probar que en esta vida (es decir, exceptuando la visión beatífica) la contemplación oscura (infusa) es, en función de su Objeto, superior a la analogía.

No podemos acostarnos leyendo el Evangelio y despertarnos bergsonianos, sobredimendionando la mística y la intuición...
Aniquilar la razón no es arrobamiento, sino abobamiento.

06/11/16 11:41 PM
  
T_Paz
Quien ha aniquilado la razón?

Simplemente la situó donde le corresponde a diferencia de Luteto que la aniquilo totalmente.

La razón es argumentativa. La intelección no. Usted argumentando puede muy precisamente definir una contradicción pero razonando no la resolverá. Por eso dice la escritura que hay que pedir por la renovación de la mente al Espíritu Santo, es decir, el cambio de perspectiva que te permite romper con la contradicción.

Ese cambio de perspectiva se da en el espíritu de las persona intuitivamente porque el Espiritu Santo te lo sugiere a tu espiritu. Son las mociones o intuiciones espirituales, la comunion espiritual y la conciencia espiritual por la que te habla Dios cada vez mas fuerte a medida que creces espiritualmente.

No son cosas raras. Las mociones y la comunión solo se suelen dar en cristianos creciditos, pero la voz de la conciencia la oye todo el mundo, al menos hasta que la mente del alma humana la ahoga para no escuchar a su espíritu porque le acusa. Lea las cartas de San Pablo y lo entendera mucho mejor. Dios va subiendo el nivel de la persona afinando la conciencia para mostrarle el pecado oculto.

La contemplación en el espíritu ya es para personas que hayan obedecido a la conciencia, a las intuiciones y a la comunión con Dios con santidad. Yo me refería hasta ahora a lo basico.

Y evidentemente en estas cosas hay que tener cuidado pues es San Pablo quien dice a los cristianos que pidan el don de discernimiento de espíritus pues no todo viene de Dios obviamente. Puede venir también del demonio o de tu propia mente. Es fácil extraviarse. Por eso luego hay que razonar en la mente si lo conceptualizado es correcto. Si no se nos ha concedido el don de discernimiento hay un trabajo muy arduo con la mente para tamizar y cribar la intelección.

Los dones son en el espíritu. Las virtudes en el alma.

Lutero se paso de frenada pero acertó con que la razón humana no sabe a ciencia cierta quien es Dios. Pero por analogía con la razón se saben cosas. Pero con la intelección mas. Aquíno tuvo una experiencia total en el espíritu y dejo de escribir el libro humano mas importante que jamas se haya escrito. Esto último debería bastarle.

Muchos de los requiebros de Aquino están todos dilucidados en su espíritu. En cambio también hay en la suma mucho argumentación con la mente. Pero Aquino es especialmente importante por esos cambios de perspectiva, aunque también razonaba muy bien.

Estas cosas son difíciles.


07/11/16 1:22 AM
  
Ricardo de Argentina
"Usted argumentando puede muy precisamente definir una contradicción pero razonando no la resolverá. Por eso dice la escritura que hay que pedir por la renovación de la mente al Espíritu Santo, es decir, el cambio de perspectiva que te permite romper con la contradicción."
---

Tpaz, las contradicciones que señala la filosofía realista son objetivas, esto es, no se pueden romper ni con la intervención del Espíritu Santo, quien por lo demás no está por la labor... El Principio de No Contradicción está en la raíz del sano pensamiento, del razonar cuerdo.

Eso de romper las contradicciones a fuerza de "cambios de perspectivas" y "renovaciones mentales" apesta a relativismo New Age.
07/11/16 3:00 AM
  
Palas Atenea
Me parece que a T_Paz habría que recomendarle el Libro de Dante A. Urbina del que habló L.F. Que la fe y la razón van juntas es enseñanza de la Iglesia Católica. La afirmación de que el intelecto está en el espíritu y que la razón está... ¿dónde? ¿en el alma? ¿en la carne?
Tanto la mística como la teología son actividades del espíritu, ¿de dónde si no?
07/11/16 9:04 AM
  
pasabaporaquí
Palabras, confusión de términos, humo. O sea, fenomenología. No es New Age, no: es renovación carismática. Católica, espero, pero renovación carismática. No pueden anatematizar del todo a Lutero, como hizo el concilio de Trento, porque vienen a decir lo mismo que él. Que sí, que la gracia en Lutero es extrínseca y en el catolicismo intrínseca, ya. Al final, en resumidas cuentas, llegan a parecidas conclusiones. Por otro lado, Lutero sostiene que el hombre, por el pecado original, queda incapacitado para conocer la verdad, al menos en el plano teológico, y que la fe es un acto de la voluntad que no obedece a razones. Y ahí está el meollo de la cuestión. Hay que crecer en el espíritu para llegar al don y esas cosas. Y eso no se consigue con la razón, sino por gracia del Espíritu Santo. De eso va toda esta discusión. No se puede dialogar porque no se puede razonar un sentimiento, una vivencia, que es íntima y personal.
Por cierto, eso de que el amor de Dios es eros y agapé al mismo tiempo, eh, ahí sí que igual hay una gota de New Age.

07/11/16 10:10 AM
  
T_Paz

Claro, y las contradicciones que hay en la Biblia sobre revelaciones sobrenaturales son objetivas también.

Por ejemplo, Jesús decía que era Hijo de Dios e Hijo de hombre.

Para los judíos de sus tiempo eso era contradictorio y les parecía una blasfemia.

Para algunos judíos, una minoría, si se renovó su mente gracias al Espíritu Santo, y lo vieron como verdadero hombre y verdadero Dios. Y POSTERIORMENTE, se razonó cómo eso era posible. Como un humano pecador podía ser simultáneamente el Dios vivo.

¿Y con la Inmaculada? ¿Y otras dogmas? Sus dificultades siempre están en que los vemos bajo un punto de vista contradictorio.

Exactamente igual. Si no hubiera contradicción en algo se aceptaría fácilmente.

Como hay contradicción, la razón se resiste, pero por la intelección, si se dan unos requisitos en el creyente y el Espíritu Santo quiere, se llega a otro resultado, que obliga a la razón a ver el asunto sobre otro punto de vista y así llegar a las conclusiones correctas.

Si el beato Duns Scoto no tiene la intuición divina de la Virgen como redimida preventivamente, algo que está conectada con su Virginidad y Maternidad divina, María no habría sido proclamada como Inmaculada, porque la Sagrada Escritura aparentemente contradecía que María estuviera libre del pecado original, pues "todos los hombres pecaron en Adán".

Si no fuera por Duns Scoto seguiríamos en este punto en Santo Tomás de Aquino que negó la Inmaculada Concepción de María.

Por eso dijo Cristo que era principio de contradicción. Que veríamos contradictoriamente la realidad a menos que el Espíritu Santo renovara nuestra mente. Que cambiáramos el punto de vista.

Es decir, el pueblo cristiano, POR INTELECCIÓN, sabía que María era Inmaculada pero los RAZONADORES teólogos se resistían a aceptar esa verdad, porque no eran capaces de encontrar las razones.

¿Hay New Age? Claro que hay New Age en lo que digo. Porque el NEW AGE, como el Luteranismo, o cualquier herejía tienen un FONDO de verdad.

¿Y cuál es el fondo de verdad del New Age? El espíritu.

Esa realidad olvidada en la Iglesia Católica que confunde aún espíritu con alma. Olvidada porque está en la Tradición y en la Escritura por todos lados. Pero claro, los griegos no tenían revelación y eran dualistas o monistas. Y eso se ha pegado en la filosofía cristiana.

Por eso lo que digo sobre Lutero sí viene a cuento. Lutero no creía que con la razón se pudiera llegar a saber sobre Dios. Tenía razón porque con la razón no podemos saber nada absolutamente de Dios. Solo su existencia y sus atributos, pero de una manera que no podemos entenderlos, porque solo sabemos por analogía con la razón.

Por eso es necesaria la Revelación. Porque ahí Dios da explicaciones sobre sí mismo que están fuera del plano ontológico de la razón, como que es Uno y Trino. Como que es Ágape y Eros. Como que ama libremente como un ángel e irremediablemente como un animal. Porque libremente Jesús dice sí al Padre en Getsemaní , pero el camino del Calvario lo hacer por el amor irremediable que nos tiene. Incondicional. Como un madre. Como una esposa. Como un hijo. Como uno hermano. Como un perro. Como un DIOS.

Porque es fiel a la humanidad, como un perro es fiel . Por eso llamamos a su sacrificio la PASIÓN de Nuestro Señor Jesucristo, y el Apocalipsis lo llama el siempre FIEL. Y el Cantar de los cantares nos lo muestra eróticamente como esposo. Porque nos ama apasionadamente. Porque nos ama como ningún ángel nos puede amar. Porque nos ama como ninguna criatura racional nos puede amar. Porque Dios no es libre aunque el ángel sí lo es. Dios no es libre porque no puede dejar de amar. Y Dios es libre, porque libremente se entregó por nosotros.

Es el LIBRE y el NO LIBRE.

El ÁGAPE Y EL EROS.

EL QUE ES Y EL QUE NO ES.

No hay analogía del ente en esta vida, no hay razón en este mundo, no hay argumentos en esta Galaxia ni en este Cosmos racional, para conocer a Mi Señor Jesús. Vemos en sombras.

¿New Age? El diablo siempre ataca por nuestra debilidad en el conocimiento. Es espíritu y también habla a nuestro espíritu. Por eso hay que pedir el don de discernimiento en el espíritu, pues no todos tienen la formación, el interés, el apasionamiento, la objetividad o el tiempo para utilizando la razón filtrar o cribar las intelecciones espirituales.

Alabado sea Dios por sus tomistas que criban y filtran.

Y alabado sea Dios por sus gentes sencillas que intuyen sus verdades.

Alabado sea Dios por los herejes con sus fondos de verdad.

Alabados sean los censores porque hacen brotar con más fuerza la verdad.

Es más, toda esta discusión lo prueba. He tenido que invertir un montón de comentarios para razonadamente explicar que lo que digo es cristiano, aunque lícitamente se puede rechazar pues la Iglesia católica no se ha definido sobre estas cuestiones, aunque esta visión antropológica del hombre está en la Iglesia Ortodoxa, pues es la que defendieron algunos padres orientales.

Usted tiene que renovar la mente. Hacer un esfuerzo y decirse: Ok, voy a creerme que como dice la escritura el hombre tiene además de alma un espíritu. Voy a concederle la venia a este sujeto tan raro que ha venido con este cuento. Voy a investigarlo.

Esa investigación en la Sagrada Escritura usted la hace con la razón, y si insiste, en algún momento a empezar a ver que tiene sentido. Y si insiste más cada vez va a tenerlo más. Y si insiste más llegará a una contradicción. Y si insiste más, por inspiración del Espíritu Santo, renovará la mente y romperá la contradicción, como Duns Scoto lo hizo.

Y no tenga cuidado, porque cuando digo inspiración no digo que vaya a escuchar una voz. No, lo que oirá es lo mismo que la conciencia ,de manera intuitiva e inmediata, le dice a la mente sobre algo. A la mente no le gusta y empezamos a negociar con nosotros mismos, pero la conciencia no cede. Queremos ahogarla, pero cuesta muchísimo si Dios está presente en tu vida. El espíritu no cede fácilmente ante las potencias del alma si el Espíritu mora en èl.

Feliz culpa.










07/11/16 11:32 AM
  
Néstor
Una cosa es la contradicción y otra la apariencia de contradicción. La primera es imposible, por el principio de no contradicción, que es ley del ser antes de ser ley del pensamiento. La segunda es la que pone en marcha el pensamiento, la ciencia, la filosofía, la teología misma, precisamente por la necesidad que tiene la inteligencia de resolver las contradicciones, ya que la verdad no puede ser contradictoria, porque la realidad no puede serlo.

Si la contradicción fuese posible en la realidad no habría necesidad alguna de resolverla, pues no plantearía problema alguno.

La misión del Espíritu Santo no consiste en hacer que lo que es contradictorio deje de serlo, porque eso es imposible y además no se puede.

En cuanto a la necesidad que tenemos del Espíritu Santo para poder comprender cómo no es en realidad contradictorio lo que parece serlo, hay que distinguir.

Puede tratarse del concurso divino natural con toda operación de la creatura, o de un concurso divino sobrenatural, y éste, a su vez, se puede tomar en cuanto al modo de la operación o en cuanto a la sustancia de la misma.

Lo primero sin duda que es necesario, el mismo Aristóteles estaba bajo el concurso que la Causa Primera presta a toda creatura para sus operaciones naturales cuando elaboraba la teoría del acto y la potencia resolviendo así la aparente contradicción que creyó ver Parménides.

Del mismo modo que Euclides cuando escribía los "Elementos" o cualquier científico cuando descubre alguna verdad.

Lo segundo parece que hay que admitirlo en el caso de San Agustín y Santo Tomás, por ejemplo, que es posible que hayan sido ayudados en muchas ocasiones sobrenaturalmente por Dios para el descubrimiento de verdades naturales pero difíciles, y que tienen alguna relación con la Revelación divina sobrenatural.

En cuanto a lo tercero, y tratándose de verdades sobrenaturales, hay que distinguir otra vez, entre la actividad de la Iglesia que define un dogma, por ejemplo, el de Calcedonia, y la actividad del teólogo que busca dar razón del mismo.

La primera entiendo que sí, es una actividad sobrenatural en cuanto a la sustancia.

La segunda, por el contrario, en su sustancia es una actividad natural, aunque supone radicalmente el hábito sobrenatural de la fe. Pues partiendo de las verdades de fe como de sus principios, deduce racionalmente sus conclusiones. Así al menos entiendo, salvo juicio mejor, la enseñanza de Garrigou - Lagrange en "La Síntesis Tomista".

Saludos cordiales.
07/11/16 1:45 PM
  
pasabaporaquí
Me equivoqué. T Paz sí que es de la New Age. Los carismáticos católicos pueden protestantizar un poco, pero son gente seria. No dicen disparates.
Son tantos los dislates de T paz en su larga exposición (¡menuda perorata!) que no merece la pena "intelectualizar" nada. Mejor que Cervantes ni Santo Tomás: "La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece que con razón me quejo de la vuestra escasa cordura”.
Impagable don Miguel.
07/11/16 5:08 PM
  
Néstor
En otros tiempos se veía las cosas más sencillamente, y en vez de "intelectualizar" se decía simplemente "pensar". Los errores interesantes lo son se encuentren donde se encuentren y además tienden a repetirse, por eso vale la pena analizarlos.

Saludos cordiales.
07/11/16 6:42 PM
  
T_Paz
Padre, no consienta que me difamen.

Usted bien sabe que en lo que digo no hay herejía.

Yo he sido respetuoso y se niegan a debatir. Uno me llama de la New Age y el otro es incapaz por mala fe de no distinguir entre un razonamiento y una intelección.


------------
Difamar es hablar mal de otro pero con verdades, cosa que se da siempre en un debate. Si lo están calumniando, es otra cosa.
Yo ya dije más arriba que no me metería en este tema y ud. insistió. Si no quieren debatir, entonces, dejen las cosas como están y listo; en este caso, yo simplemente me limito a dejar pasar los comentarios que no tengan insultos o cosas notoriamente contrarias a la verdad. PJOR
07/11/16 7:29 PM
  
pasabaporaquí
Precisando: el Sanedrín condena formalmente a Jesús por hacerse Hijo de Dios, es decir, Dios mismo. Esa es la blasfemia, no la supuesta contradicción de presentarse al mismo tiempo como Hijo del Hombre. Cuando Pedro anuncia el kerygma dice, sin esperar a elaboraciones posteriores, que el tal Jesús es el Cristo de Dios. Y antes de Pentecostés, Tomás, cuando ve al Señor resucitado, exclama Señor mío y Dios mío. Verdadero Dios y verdadero hombre, menos en el pecado. Y eso ya lo sabían antes de anunciar nada. No se plantearon "cómo un humano pecador (¡?) podía ser el Dios Vivo ".
Que Dios ama como una madre (rajamín), bueno, pase; que es ágape (caritas), vale; que es eros, mire, no; el amor pasional y sexual, (que esto es el eros) no cabe ni en la humanidad de Cristo. Dios no es Eros. Y no es así como la tradición ve el Cantar de los Cantares. Que ame como un perro, ¿qué quiere que le diga?
Alma y espíritu, pues como el yo y el super yo: artificios.
Lo de la New Age, lo ha escrito usted: "hay New Age en lo que digo porque, como el luteranismo y otras herejías, tiene un fondo de verdad: el espíritu". ¿Eso es doctrina de la Iglesia? Ni de la Ortodoxa.
Juan Duns Escoto, ¿acaso no razona como Santo Tomás? Éste dejó de escribir la Summa, sí. Más mística fue Santa Teresa y no paró un momento a descansar en su tarea hasta el final de su vida. Cuestión de temperamentos.
No era mi intención difamarle. Ironía, sí; un poco. Le pido sinceras disculpas por ello. Quede con Dios.
08/11/16 1:44 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.