¿Hay fósiles que contradigan la “teoría de la evolución"?

De acuerdo a la hipótesis evolucionista-darwinista, cuanto más antiguo es un fósil “humano”, tanto más parecido debería ser al mono ancestral. Lógicamente, primero estaría el mono, luego el “mono-hombre” (australopiteco, por ejemplo), más tarde el “hombre-mono” (pitecantropos) y finalmente el Homo Sapiens.

O sea que para ser antepasado del hombre, un fósil debe ser parecido al mono porque de ser parecido al hombre no podría ser antepasado del hombre (¿?). Pero dejemos los trabalenguas y veamos una breve reseña de algunos hallazgos “diferentes”.

El Cráneo de Castenedolo

En 1860 se descubrió en Castenedolo, Italia, y en depósitos del Plioceno (¡terciario!), un cráneo de Homo Sapiens. Sergio Sergi, profesor de Antropología en la Universidad de Roma, confirmó la antigüedad y validez del hallazgo, pero este fue desechado por la comunidad antropológica por claros prejuicios evolucionistas; “no podía ser”, decía…

Al parecer las “creencias aceptadas” del establishment antropológico eran más fuertes que el “sentido de la verdad”. Prácticamente ningún antropólogo en la actualidad menciona este hallazgo.

La Mandíbula de Abbeville

Fue encontrada en 1863 por el famoso Boucher de Perthes en depósitos del pleistoceno temprano, en Francia. Se trata de una mandíbula perfectamente humana. Sin embargo, como en la época del hallazgo estaba vigente la leyenda del “Hombre de Neanderthal”, el fósil fue rechazado por “históricamente incorrecto”; no podía aceptarse que fuese más antigua que el “eslabón intermedio”.

El famosísimo antropólogo británico, Arthur Keith, se preguntaba: “¿estaban nuestros antecesores en lo cierto al rechazar la mandíbula de Abbeville? Pienso que no… Nuestros predecesores estaban influenciados en gran medida por sus prejuicios”[1].

La Mandíbula de Foxhall

Esta otra mandíbula humana –Homo Sapiens– se descubrió también en 1863 en Foxhall, Inglaterra, en depósitos del Plioceno.

Loren Eiseley de la Universidad de Pennsylvania afirmaba: “el interés (sobre la mandíbula) declinó en gran medida porque era de aspecto moderno” (…). Como no había nada respecto de ella que los anatomistas pudiesen considerar como primitivo, el interés rápidamente desapareció. Solo el tiempo dirá cuántos otros restos humanos antiguos han sido desechados simplemente porque no encajaban en el esquema evolucionista preconcebido”[2].

El Cráneo de Bald Hill

En 1866 se descubrió en Bald Hill, California, también en un depósito pliocénico, otro cráneo de Homo Sapiens. El profesor Whitney, geólogo del estado de California examinó escrupulosamente el hallazgo y confirmó su autenticidad. Sin embargo “la comunidad científica”, creyente en la evolución, terminó por rechazarlo diciendo que este cráneo no podía ser antiguo porque era muy parecido a los de los indios modernos, probablemente de esa zona de EE.UU. (¡¡¡demasiado Homo Sapiens para ser Homo Sapiens!!!).

Arthur Keith llegó a decir que “la historia del cráneo Calavera (de Bald Hill) no podía ser pasada por alto. Es un “espectro” que obsesiona al estudioso del hombre primitivo. Ciertamente si estos descubrimientos estuviesen de acuerdo con nuestras expectativas, es decir en armonía con las teorías que hemos establecido relativas a la evolución del hombre, nadie soñaría en dudar de ellos, mucho menos en rechazarlos”[3].

El Esqueleto de Galley Hill

Este esqueleto Homo Sapiens fue encontrado en Galley Hill, Inglaterra, en 1888, en depósitos del Pleistoceno temprano. John Weiner de la Universidad de Oxford dijo lo siguiente: “Este y otros hallazgos fueron entonces inaceptables, en gran medida porque la opinión general en esa época no admitía la aparición del Homo Sapiens más tempranamente que el Hombre de Neanderthal”[4].

Todos “históricamente incorrectos”[5].



Nos valemos en este post de la juiciosa obra del médico argentino Raúl Leguizamón (cfr. Raúl Leguizamón, Fósiles polémicos, Nueva Hispanidad, Buenos Aires 2002, 160 pp.) que resumimos aquí. Tanto las citas utilizadas como el modo de aplicarlas, corresponden a este opúsculo; véanse también del mismo autor La ciencia contra la Fe, Nueva Hispanidad, Buenos Aires 2001; 52 pp. y En torno al origen de la vida, Nueva Hispanidad, Buenos Aires 2001, 140 pp.

El Dr. Raúl Leguizamón se doctoró en medicina en la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina). Cursó además estudios en universidades de EE.UU., Alemania y Japón. Durante veintidós años ejerció como anatomopatólogo del Hospital San Roque, de la ciudad de Córdoba, de cuya Comisión de Bioética fue miembro. Ha sido docente de Histología, Embriología y Genética y de Anatomía Patológica en la Universidad Nacional de Córdoba, y desde el año 2003 dirige el Instituto Creacionista de la Universidad Autónoma de Guadalajara (Méjico). Ha dado conferencias y publicado libros sobre temas de su especialidad, destacándose en particular por denunciar los errores del evolucionismo en cualquiera de sus modalidades, incluida la sedicente católica.

[1] Arthur Keith, “The Antiquity of Man”, (1925) p. 274. Citado por Malcom Bowden, “Ape-Men, Fact or Fallacy”, (Sovereign Pub. Kent, 1977) p. 89.

[2] Loren Eiseley, “The Immense Journey”, Random House, 1957, p. 18.

[3] Elliot Smith, Quarterly Journal of the Geological Society of London, Vol. 69 p. 147. Citado por B. Davidheiser, “Evolution and Christian Faith”, p. 471.

[4] John Weiner, “Man’s Ancestry”, New Biology, nº 5 (1948) p. 87.

[5] En una alocución papal del 30 de noviembre de 1941 titulada “Discurso en el Congreso de las Ciencias”, el Papa Pío XII mantenía la necesidad de que el hombre proviniese de otro hombre que fuese su “padre y progenitor”.

Vínculo: http://quenotelacuenten.verboencarnado.net/?p=74

27 comentarios

  
Ricardo de Argentina
Dice usted Padre que estos incómodos hallazgos son "históricamente incorrectos".
Ciertamente, pero yo añadiría que son sobre todo "políticamente incorrectos". Porque la comunidad científica mama de los presupuestos que votan los políticos. Los cuales tienen la potestad de hacer morir de inanición a los "desafinados" que no se acomodan a lo que se ha impuesto como melodía de fondo.

Pero si vamos un poco más allá, es probable que estos huesos impertinentes sean también "teológicamente incorrectos", porque son muchos los indicios que emparentan al Macroevolucionismo con otras ofensivas culturales anticristianas.

Y cuando la Historia, la Política o la (mala) Teología condicionan fuertemente estos asuntos, no queda lugar para la vera Ciencia.
Porque si hay Prejuicio no hay Ciencia. Cuando la búsqueda de la Verdad es reemplazada por el afán de justificar los preconceptos, no hay Ciencia.
08/11/14 3:11 PM
  
gambino
También se podrían haber citado aquí las famosas huellas de Laetoli

Son indistinguibles de las huellas humanas modernas a pesar de que según los análisis tienen 4 millones de años
08/11/14 5:57 PM
  
Francisco de México
Padre,

¡me encantó el dibujo de la evolución!

Si los anticatólicos fueran consistentes, buscarían la verdad de una posible evolución en la genética. Pero siendo tan complicada, prefieren la manipulable Antropología de fósiles.

En el pasado les ha resultado muy exitosa la propaganda, repetir una mentira, lo hacen en forma predatoria y en la actualidad las presas son nuestros jóvenes.

¡Gracias por defenderlos!

08/11/14 7:53 PM
  
Marc
Aunque no tenga nada que ver con el artículo de hoy, por los antecedentes artículos sobre la esclavitud, aquí está otro artículo que habla de la esclavitud de irlandeses católicos por ingleses anglicanos en América:

religionenlibertad.com/cuando-la-mayoria-de-los-esclavos-en-america-del-norte-y-38517.htm
09/11/14 12:33 AM
  
Javier Olivera Ravasi
Marc: muchísimas gracias por ese dato. Conocía sólo de oídas ese caso. Dios lo guarde
09/11/14 1:19 AM
  
Marc
Otro artículo sobre el sentimiento y padecimiento de los animales.

www.elmundo.es/blogs/elmundo/yomono/2014/11/08/animales-que-sienten-y-padecen.html

La existencia de estos descubrimientos sirve para establecer una continuidad entre el hombre y el animal: sólo somos unos animales dotados de una singularidad que la ciencia acabará por descubrir. Dios no creó alma alguna -dicen- pues sólo somos continuidad en saltación -un salto evolutivo complejo. Seríamos dopamina y serotonina, y estructura cerebral altamente evolucionada. (Frans de Waal: Primates y Filósofos, La evolución de la moral, 2006, teórico de la evolución humana de los animales).


Por su parte, y de forma diferente al fenómeno anterior del animalismo , el transhumanismo de Kurzweil (director de ingeniería de Google), "La singularidad esta cerca", hablan de una humanidad posthumana que superará las limitaciones de la evolución biológica para llegar a una transhumanidad gracias a la tecnología.


En definitiva, Jesús viene biológicamente del mono, en su tiempo fue muy evolucionado de forma natural, pero será superado artificialmente por la tecnología:

- Jesús es un hombre que procede del mono y fue un homo sapies altamente evolucionado de forma biológica para su época

- Jesús será superado por la posthumanidad y transhumanidad
09/11/14 1:26 AM
  
jr
A la luz de los conocimientos científicos, hoy en día resulta absurdo y torpe negar el proceso evolutivo del ser humano y de las especies. Los datos fósiles lo evidencian a cada momento, y las novícimas y crecientes revelaciones biogenéticas lo corroboran irrefutablemente. ¿Por qué la Iglesia Católica se empecina en recorrer los caminos andados de negar la realidad y el conocimiento científico que la evidencia? ¿No basta con el crimen del cuerpo de Giordano Bruno y la religiosidad del ser humano? ¿Seguirá la Iglesia católica a la saga de la historia y de la evolución, solamente aceptando a trago grueso lo que todos dan por hecho? Es como para pensarlo siquiera ¿o no?
09/11/14 1:37 AM
  
Javier Olivera Ravasi
Giordano Bruno....
"Que todos dan por hecho"... El artículo de Enrique de Zwart que hemos publicado aquí muestra justamente lo contrario. Que se acepte que Dios se haya servido de materia previa para la creación del hombre no significa que vengamos del mono.
09/11/14 2:00 AM
  
Marc
"A la luz de los conocimientos científicos, hoy en día resulta absurdo y torpe negar el proceso evolutivo del ser humano y de las especies."

El cuerpo humano procede de una acción directa de Dios, porque en el momento constitutivo, Dios le dio instatáneamente las imposibles propiedades biológicas y písquicas que jamás dará la evolución darwinista: inmortalidad, sin sufrir dolor, sufrimiento, enfermedad, transtornos, defectos, ignorancias, errores; en plena armonía y amor consigo mismo, su mujer y sus hijos, con la sociedad, la nación, la tierra y el cosmos.

Hoy existe una doble pinza que atenaza a Jesús:

1. EVOLUCIONISMO. Que es un simple mono extraordinariamente evolucionado para su tiempo pero sólo de forma naturalmente biológica por azar (apoyado por primatólogos y etólogos)

2. Que gracias a la tecnología, Jesús será superado con creces por una posthumanidad o transhumanidad (el transhumanismo instalado en, por ejemplo, en Google)
09/11/14 11:30 AM
  
Xaberri
Marc, le planteo una duda:
Interpreto que usted dice que la inmortalidad y todos los demás dones, Dios se los dió al hombre por naturaleza. Entonces, el pecado los afectó y se fueron.
Sin embargo, a mi me han enseñado que los dones mencionados no son de naturaleza, sino de gracia. Esto lo probaría el hecho de que ni María ni Jesús, que no conocieron pecado, sufrieron, se desarrollaron/¿envejecieron? y murieron.
09/11/14 11:58 AM
  
Javier Olivera Ravasi
Xaberri y Marc: El don de inmortalidad forma parte de los dones preternaturales, es decir, de los dones "más allá" ("praeter", en latín) de la naturaleza humana que Dios concedió a nuestros primeros padres, Adán y Eva.
09/11/14 1:05 PM
  
Javier Olivera Ravasi
He borrado un par de comentarios.
Las razones son dos:

1) Ha habido ataques personales al bloguer en los últimos días (cosa que va contra la política de IC.
2) La segunda es porque algunos han comentado contra este AVISO: que ahora repito y que puse en posts anteriores.

"Si una afirmación no tiene al menos una fuente concreta (libro, artículo científico, entrevista a persona destacada, o bien el reconocimiento de que se trata de una idea propia) no será tomado en serio y correrá el riesgo de ser eliminado.
La razón es que se genera una cortina de humo y un ruido de fondo tan grande que confunde al lector desprevenido.

Esto será válido para todos, es decir, para quienes estén o no de acuerdo con lo vertido en este post.
Reitero, ante todo, la hombría de bien al discutir; quien se pase de listo está afuera, aunque invente mil seudónimos.
09/11/14 10:44 PM
  
Pepito
Cierto que se han encontrado restos fósiles de seres humanos que son claramente de sapiens y pertenecientes a épocas más antigüas que aquellos otros restos fósiles de los que según la teoría de la evolución provendríamos por selección natural. Es decir, ya habría homo sapiens antes que los homínidos de los que se supone que procedemos por evolución.

Lo cual permite pensar, aunque sea a modo de hipótesis, en una retroevolución: De ejemplares humanos más perfectos habrían procedido por evolución humanos menos perfectos.

Tal vez, una vez que el hombre cometió el pecado original, ello hizo que el hombre, al perder ciertos dotes preternaturales, quedase indefenso ante las fuerzas de la naturaleza y para mejor adaptarse y sobrevivir en medio de la naturaleza hostil se produjesen en él ciertas modificaciones corporales que son más modernas, aunque menos perfectas, que las que tuvieron los hombres de fechas más cercanas al pecado original.

El ser humano una vez cometido el pecado original,, se fué poco a poco alterando también en su físico merced al efecto de las fuerzas de la naturaleza que le eran hostiles, y ello explicaría que haya restos fósiles humanos de caracteres más modernos que son más antigüos de otros con carácteres menos modernos y perfeccionados.

A medida que el hombre ha ido superando la adversidad de la naturaleza a la que quedó sujeto por el pecado original, ha ido también modificando su cuerpo al ir liberándose gradualmente de las fuerzas naturalezas adversas.

Habría dos evoluciones: Una, la acontecida después del pecado original, consecuencia de la sujección del hombre a las fuerzas inferiores de la naturaleza, y otra, la que poco a poco se ha ido haciendo a medida que el hombre se ha ido liberando de las fuerzas de la naturaleza que se le volvieron adversas a causa del pecado original.
10/11/14 11:26 AM
  
Juan el Bautista
Pepito:

en ciencias, la hipótesis mas simple es la que tiene mayor probabilidad de ser verdadera y en este caso es completamente complementaria con la genética: la evolución es GENETICA y por lo tanto CIENTIFICAMENTE imposible: no conocemos ningún mecanismo que pueda lograr la Macroevolución, como fue ya explicado en artículos anteriores.

Padre Javier:

El Sanedrín condenó a Jesús por blasfemia, aunque solo dijo la verdad.
¿Habrá un moderno Sanedrín que intente juzgarlo por ese pecado cuando comenta "O sea que para ser antepasado del hombre, un fósil debe ser parecido al mono porque de ser parecido al hombre no podría ser antepasado del hombre"?

Que Dios lo bendiga y lo cuide.

10/11/14 5:08 PM
  
Gonzalo
Gracias, padre, por el artículo.
10/11/14 5:41 PM
  
José
Resumiré lo expuesto por Ernest C. Conrad en "Are There Human Fossils in the "Wrong Place" for Evolution?" en la revista Creation Evolution Journal volume 3 number 2 de1982
El craneo de Castenedolo:
En 1899 el profesor Issel observó que los restos fósiles hallados en dicho nivel estaban impregnados de sal, todos menos el famoso cráneo. Su conclusión: el cráneo no llevaba en ese nivel tanto tiempo como el resto de los fósiles encontrados en él.
En 1965 se estudia el colágeno del cráneo. Su porcentaje de conservación es muy superior al de otras muestras.
En 1969 la prueba de radiocarbono lo sitúa en el holoceno (hace unos 25 mil años), no en el plioceno.

Abro un paréntesis en el resumen: No es Segio Sergi quien da por bueno el cráneo, sino su padre Giuseppe en el artículo "L'uomo terciario in Lombardia" en 1884 en el libro de semejante título aparecido en 1886. Desconozco en qué se basó para conceder la autenticidad, pero por los experimentos posteriores a sus publicaciones es evidente qué datos no pudo tener en cuenta.

El Cráneo de Bald Hill:
El profesor J. D. Whitney hace su estudio en 1860 y confirma la validez del hallazgo.
En 1899 El profesor Thomas Wilson somete el cráneo a un análisis de fluor y confirma que tiene exageradamente demasiado fluor en comparación con otras muestras del plioceno. no tiene más de mil años. En 1901 se confirmó que los mineros cogieron la calavera de un cementerio indio cercano para gastar una broma.

Para los demás casos (mandíbula de abbeville y el esqueleto de Galley Hill) puede consultarse Erik trinkaus and Pat Shipman. "The neandertals: Changing the image of mankind" (1992). Las pruebas en contra de la autenticidad de dichos restos tienen mucho peso, a mi juicio no se hacen por mero capricho.
11/11/14 2:47 AM
  
Pepito
Juan el Bautista:

La hipótesis que dije en mi anterior comentario sería en todo caso microevolutiva. No para explicar el origen del hombre a partir de un ancestro animal irracional, sino para explicar que una vez hecho el hombre directamente por Dios, el ser humano haya experimentado algunas variaciones accidentales en cuanto a su cuerpo, conformándose así distintas razas y tipos o familias de humanos. No sería un salto evolutivo de animal irracional a animal racional u hombre, sino modificaciones dentro de la misma clase de los seres humanos, el primero de los cuales sería hecho directamente por Dios y no a partir de un animal irracional.

Podría ser, siempre en hipótesis, que el pecado original, al desposeer al hombre de ciertas dotes especiales preternaturales, pusiese al hombre a merced de una naturaleza exterior hostil, la cual habría causado cambios accidentales en la naturaleza animal del ser humano, cambios de los que antes de pecar estaba protegido por los dones preternaturales y la misma Gracia original.

El ser humano, al pecar, se rebajó a sí mismo, exponiéndose a los embates que sobre él causase una naturaleza hostil, de los que estaría protegido preternaturalmente antes de pecar. Y ello, en hipótesis, podría explicar una cierta microevolución en espectos accidentales de la naturaleza animal del hombre. Pero es sólo una hipótesis.

Pienso que mientras no se demuestre que la dotación genética humana procede por evolución de la del animal irracional ancestral del que supuestamente procedemos por evolución, no está demostrado nuestro pretendido parentesco con un supuesto animal irracional.

Y aún así, aunque se probase que nuestros genes proceden por evolución de los de un animal irracional, tampoco estaría probado que descendemos parentalmente de él, pues sólo quedaría probada la posibilidad pero no la necesariedad de tal procedencia, ya que para los que tenemos Fe no se podría descartar absolutamente la posibilidad del que el hombre, incluso en cuanto a su naturaleza animal, fuese hecho directamente por Dios.

Además, sobre el origen del hombre no hay que tener en cuenta sólo los que nos digan o puedan decir las ciencias positivas e inferiores, sino que hay que conciliarlo con lo que nos dicen las ciencias superiores de la Filosofía y la Fe.
11/11/14 11:23 AM
  
Leonardo
Estimado José: las pruebas en contra del cráneo de Castenedolo, que según el Museo Británico y su prueba de Carbono 14 tendría unos 25.000 años, si mal no recuerdo, no apuntan a una impostura, sino a que en un estrato muy antiguo se realizó un enterramiento muy posterior. En el momento en el que fue encontrado, con toda lógica le atribuyeron la edad del estrato. Si el enterramiento fue hace 25.000 años, es un tanto difícil considerar que en esa fecha quisieron jugar una chanza.

Por otra parte, el asunto de los "objetos fuera de lugar en el tiempo" contiene varios objetos que "no deberían estar allí". La tentación de suprimir, descalificar, esconder, dejar en un rincón objetos incómodos, sobre todo los que llevan la civilización humana hacia atrás en el tiempo. El aparato de Antikitera, por ejemplo, que es una serie de ruedas dentadas, es sumamente incómodo. Lo mismo la calavera de cristal. Incómodo si uno pretende que la tecnología se desarrolla linealmente a lo largo de milenios, sin retrocesos, catástrofes, "olvidos".
11/11/14 1:51 PM
  
Juan el Bautista
Pepito,

las razas son perfectamente explicables por los mecanismos indicados por Darwin, pero esto es válido no solo para el hombre, sino para otras plantas y animales también. ¿Para que involucrar el pecado original en una discusión científica? Ni plantas ni animales pecan, se complica la explicación teniendo una razón para el hombre y otra para los demás seres vivos. Me parece que no tiene mucho sentido científico, recuerda, generalmente la explicación más simple es la correcta. Es una de las "reglas" de los científicos.
11/11/14 3:35 PM
  
José
Leonardo, buenas tardes:
La broma la gastaron en Bald Hill, no en Castenedolo. No mezcles datos. Lo que hay en Castenedolo un simple enterramiento que ocurrió hace 25000 años, algo nada sorprendente ni incómodo (la humanidad lleva enterrando a sus muertos muchos más años).
A juzgar por los hechos, nadie suprime, descalifica, esconde, ni deja en un rincón estos restos. Muy al contrario, se investiga y se somete a pruebas y análisis. Exactamente igual al resto de los fósiles.
Era irrelevante para el post y por eso no lo mencioné, pero ya que Leonardo ha introducido el tema y éste ha sido admitido a debate por el administrador del blog, Ernest C. Conrad, en artículo citado viene a decir también que cómo es posible que exista gente que acepte los anális que se hicieron al hombre de Piltdown, y desprecie los que se hacen a los restos de la lista aquí descrita. Critíca que se sea tan selectivo a la hora de admitir los resultados de las mismas pruebas dependiendo del caso al que nos situemos. Eso, a mi juicio, sí es verdaderamente incómodo y difícil de justificar. A mí no me queda otra, que concederle la razón.
11/11/14 4:15 PM
  
Xaberri
Leonardo, usted dice: ".. si mal no recuerdo, no apuntan a una impostura, sino a que en un estrato muy antiguo se realizó un enterramiento muy posterior.." ¿Podría usted hacer por buscar alguna fuente bibliográfica de las que se piden en las condiciones para postear afirmaciones, y así no tenga que esforzarse en recordar?
11/11/14 10:13 PM
  
Xaberri
A Juan el Bautista le diré que la creación queda afectada porque queda afectado el hombre. Digamos que el hombrte arrastra a la creación o la dignifica. Como decía una Santa medieval -no recuerdo quién pero qalguien sabrá- la naturaleza sigue al hombre en su destino. Cuando el hombre peca, la creación se desequilibra.

Y acabo de ver que José ha respondido a Leonardo lo que yo he preguntado en mi anterior post.
Saludos.
11/11/14 10:21 PM
  
Javier Olivera Ravasi
José: no sea ansioso que esto no es opinología, al menos de mi lado; he hecho una interconsulta a un especialista.
13/11/14 10:17 AM
  
Catholicus
Eso Marc, y la Segunda Persona de la Santísima Trinidad es la unión hipostática de la divinidad con el mono evolucionado.

Santa María concibió por el Espíritu Santo a la divinidad encarnada en un mono evolucionado. Que grandes son Sus obras! :-)

Y así los católicos "formados" en la "ciencia verdadera" siguen encantados de haberse conocido en esta modernísima metafísica.
13/11/14 11:44 AM
  
TooMach
Ningun fosil contradice la teoria de la evolucion humana a priori. Pero hay que reconocer que algunos fosiles son fraudulentos al servicio de los intereses de un impostor o qud no se ajustan a la evolucion humana conduciendo, por el contrario, a la extincion. Tal es el caso reciente del homo floresiensis o del homo erectus asiatico.
14/11/14 6:09 AM
  
TooMach
Marc, Jesucristo es verdader Dios y verdadero Hombre. Si el homo sapiens siguiese evolucionando seguiria siendo solamente humano. Por mucho que evolucionase no llegaria a superar a Dios hecho Hombre.

De todas maneras, es practicamente imposible que evolucionemos hacia una nueva especie porque si surgiese una nueva sub-especie terminaria involucionando al relacionarse con los demas. Lo mas probable es que la evolucion humana haya terminado por la superpoblacion del planeta. Un saludo en la fe.
14/11/14 6:20 AM
  
Carlos
Hay un libro que cambió completamente mi idea del evolucionismo: "El engaño del evolucionismo", del musulmán Haruna Yahya. Pero, ¿yo tenia alguna idea del evolucionismo?. No. Yo jamás habia pensado en ello, simplemente daba por hecho que veníamos del mono, que se trataba de una evolución de "millones de siglos", y que no habia una opinión contraria a ello. Cuando leí este libro se me rompieron todos los esquemas. Luego vinieron otros, el de Michael J. Behe, científico católico. Hoy, tras leer bastante sobre el tema y aplicar un mínimo sentido común, he llegado a la convicción de que el evolucionismo es un engaño tremendo. ¿Es cierto el Génesis?. Yo lo creo firmemente, porque no poseo ni el más mínimo dato que lo pueda contradecir.
14/11/14 3:21 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.