21.03.15

(68) Sobre La Gran Impostura

I.- COMENZAMOS, RECORDANDO LA IMPOSTURA

No nos engañemos. A partir del siglo XVI el mundo católico parece cabeza a pájaros.

En líneas generales, salvando figuras excepcionales, podemos decir que el hombre medieval, cristocéntrico, adorador y litúrgico, centrado en la gracia, fue substituido por el hombre moderno, antropocéntrico, moralista, menospreciador de la mística y vuelto hacia afuera.

Y comenzó, formalmente, en el Renacimiento, aunque se estaba gestando mucho antes, en la mente de los nominalistas y su mente pensante, Guillermo de Ockham.

Lo diremos con una metáfora:

El Hombre de Vitruvio de Leonardo, proteínico y voluntarista, figura de este nuevo modelo de cristiano, levantó sus brazos, se colocó en el centro, desplazó la gracia de los elegidos, y dijo: -aquí estoy yo. Soy perfecto, soy maravilloso, soy lo máximo. Es verdad que he caído, pero volviendo a la Antigüedad Clásica volveré a resurgir. Que toda la vida cristiana gire entorno a mí.

Leer más... »

5.03.15

(67) Las Dos Calles: I.- Camino Ancho de Perdición

“… Vi dos caminos; un camino ancho, cubierto de arena y flores, lleno de alegría y de música y de otros placeres. La gente iba por ese camino bailando y divirtiéndose, llegaba al final sin advertir que ya era el final. Pero al final del camino había un precipicio espantoso, es decir, el abismo infernal. Aquellas almas caían ciegamente en ese abismo; a medida que llegaban, caían. Y eran tan numerosas que fue imposible contarlas.

Y vi también otro camino, o más bien un sendero, porque era estrecho y cubierto de espinas y de piedras, y las personas que por él caminaban tenían lágrimas en los ojos y sufrían distintos dolores. Algunas caían sobre las piedras, pero en seguida se levantaban y seguían andando. Y al final del camino había un jardín espléndido, lleno de todo tipo de felicidad y allí entraban todas aquellas almas. En seguida, desde el primer momento, olvidaban sus sufrimientos” (Santa Faustina, Diario, 153).

 

Me concedió el Señor lanzar una mirada imaginativa a lo ancho de esta primera mala calle, para edificación mía y vuestra. Y digo a lo ancho, que muy larga no era; que solamente comenzar a caminarla  y ya se vislumbraba el rojo vivo del infierno a su final.

Sorprendióme la tranquilidad pasmosa de sus transeúntes, y pregunteme si aquellas gentes tendrían sangre de rumiante, que ninguno parecía preocupado por su destino, ni aun inquieto por cuanto se entreveía ardiendo al fondo de la calle.

Leer más... »

1.03.15

(66) Que la santidad no caduca, y es cristiano el heroísmo

De la entrevista a Bruno Secondin, en Religión Digital, quisiera fijarme en un párrafo especialmente confuso.

Copio por partes y voy comentando y aclarando algunas cosas. Sumándome a lo dicho certeramente por el P. José María Iraburu y por Luis Fernando Pérez Bustamante, quisiera incidir en algunas ideas de esta entrevista que pueden confundir.

 ”¿Hay una nueva forma de entender la santidad?”

Bruno Secondin.  “Los viejos modelos de santidad siguen teniendo todavía espacio y suscitando atención, sobre todo a través de las numerosas beatificaciones y canonizaciones de personas que vivieron en otro universo cultural y en otro modelo de Iglesia.Pero no suscitan interés en empeñarse por seguir este camino…Hay que repensar profundamente estos modelos, acogiendo nuevos recorridos guiados por el Espíritu, que sigue operando con mucha creatividad. Hay que cambiar incluso el léxico.”

 

Replicamos: en primer lugar, hay que decir que no existen “viejos” modelos de santidad. De hecho, no hay nada tan nuevo como la santidad de ayer, hoy y siempre, porque Cristo es el mismo; y porque es la misma su santidad, participada sobrenaturalmente por la criatura racional, personalizada por gracia según el Plan divino.

Beatificaciones y canonizaciones no presentan viejos modelos de santidad, sino, simplemente, la santidad.

Leer más... »

23.02.15

(65) Retrato del Heterodoxo Maniático

I.- LA MEGALOMANÍA DEL HETERODOXO MANIÁTICO

Los falsos profetas principian a menudo impugnando el orden creatural, con la excusa de humanizarlo, y ponerlo por misericordia en manos del pecador. Lo hemos visto con ocasión del Sínodo 2014-2015.

Pero no todos los voceros del error transitan por tan altos acontecimientos eclesiales. Algunos caminan muy quedo, sin ser notados, de púlpito en púlpito, de aula bíblica en aula bíblica, con los libros de sus viejos ídolos en la mano, fotocopiados, enviados por email y comentados en facebook.

Cada uno a su modo y en su propio ámbito, son cooperadores de la descristianización galopante de Occidente. Oramos respetuosamente por ellos y le deseamos todo bien, sobre todo su conversión, y que cierren la boca, o que al menos la abran cuando estén a solas, o sacando al perro.

A todos ellos se les puede aplicar la tremenda frase de Persio, Sátira I:

scire tuum nihil est, nisi te scire hoc sciat alter? (Hasta tal punto tu saber no vale si no lo sabe otro?)

Leer más... »

12.02.15

(64) Ciervo entre Lobos

1.- Todo lo arrastra la gran riada, excepto la cruz, que prevalece en pie. ¡¡Aférrate a ella y sobrevive!!

2.- No te atreves a abrir tu vida cristiana, porque sabes que hay gracia de cruz dormida por de dentro, y la dejas cerrada, no dé fruto el Calvario y tengas que enfrentarte a Barrabás en el plebiscito del mundo; y es que bien sabes que no se puede principiar en la oración de Jesús sin participar de su sufrimiento.

Leer más... »