(351) El Mito del Constructivismo

—La tesis constructivista

La tesis principal de la pedagogía constructivista afirma que el alumno debe descubrir por sí solo la verdad para que ésta sea significativa en su vida.
Asimismo postula que la manera en que el alumno descubre la verdad, no es recibiéndola del docente, sino buscándola por medio de la experiencia personal. En este proceso de descubrimiento autónomo el docente es solamente un acompañante, un motivador o un guía. Es el profesor, antes bien, el que aprende del alumno, ilustrado y edificado por su inocencia epistemológica, que le sitúa ante el objeto de su experiencia con libertad cognitiva, no coaccionada ni contaminada por tradiciones ni saberes previos.

 

En un contexto constructivista, la búsqueda de la verdad consiste en un trabajo personal o de equipo que parte de los intereses previos del discente, intereses que constituyen la motivación que anima el proceso. Lo importante no es que se alcance un resultado, sino que se produzca un proceso significativo de búsqueda. Porque es la experiencia misma de búsqueda lo que se considera productiva.

Para el constructivismo, el discente no tiene ningún tipo de obligación respecto al acervo de verdades heredadas, ni reconoce la existencia de un deber para con los saberes del pasado, ni cree que exista una deuda de gratitud con el saber de la generaciones precedentes.
Su búsqueda de la verdad sólo es significativa si parte de su propia experiencia, y solamente a ella se debe. Por eso cree un derecho reclamarla y contrarreclamarla al Estado, si éste no se la garantiza.

 

La tesis constructivista es falsa y nociva, irrealista e injusta.

 

Es falsa porque es imposible prescindir de saberes previos. Una sola persona no puede alcanzar por sí sola un grado de conocimiento que requiere siglos. Hay que apoyarse en las verdades que alcanzaron aquellos que nos precedieron, y caminar con ellos como sobre hombros de gigantes.

Es nociva porque abandona al sujeto cognoscente a su suerte, a merced de su razón ofuscada por el pecado, y sin otra brújula de orientación que las solas luces individuales y la propia naturaleza adámica, que fácilmente es persuadida por el error.

 

Es irrealista, porque el aprendizaje no se consigue así. Es un fracaso. Gran parte de cuanto sabemos nos es dado por quien tiene autoridad, porque sabe más, y potestad, porque tiene legitimidad para enseñarla.

Es injusta, porque es ingrata con la propia cultura, con la propia civilización, con el saber de las generaciones anteriores.

En definitiva, la búsqueda constructivista de la verdad no alcanza la verdad, porque no puede, ni quiere.

 

David Glez. Alonso Gracián

 

23 comentarios

  
Juan Andrés
No sólo es falso, nocivo, irrealista e injusto ese constructivismo sino también irracional. Y ha fracasado para quien quiera ver los resultados pero los psicopedagogos que se encolumnan tras este camino fácil -ya que requiere muy poca vocación y esfuerzo del docente como así también descarta un, digamos,control de calidad de su actuación o responsabilidad por mala praxis- dirán una y otra vez que ese fracaso se debe a que los modernos sistemas educativos no llegan a destino por desidia de los docentes anclados en el pasado, por los padres que no colaboran, por los políticos que no implementan a fondo sus postulados (algo así como el CVII que sigue aún sin aplicarse), pero la culpa nunca es de ellos. Tiene base puramente ideológica libertaria para largar meros analfabetos con cierta habilidad para alguna ocupación u oficio específico útil al mercado, aunque esto tampoco lo logran. Hay cierta teología conciencialista que también tiene este sustrato.
30/04/19 10:36 PM
  
Javi
Para mí lo más grave de todo es la ingratitud. "Desprecia cuanto ignora", escribía el poeta satirizando a quienes rehúsan el saber.
En este caso, es el potencial saber heredado el que se ignora y deja de lado. No reconocer como autoridades a los grandes del pasado carece de sentido: sentido común; y del agradecimiento que sigue o ha de seguir al conocer una verdad porque alguien un día supo verla y quiso transmitirla como un preciado bien.
30/04/19 11:16 PM
  
Palas Atenea
La tesis constructivista en matemáticas obligaba a contar peras, naranjas o manzanas una y otra vez para llegar al concepto de número ya que no se les podía traspasar el conocimiento del profesor. Lo que miles de matemáticos habían descubierto a lo largo de los siglos tenían que descubrirlo ellos por si solos. Lo mismo pasaba con las lecciones magistrales que se sustituyeron con artículos, fichas, etc...que prolongaban en el tiempo la enseñanza de cualquier asignatura.
La comprensión de lo que era un río o una montaña obligaba a montajes tan elaborados que nunca llegábamos a enseñarles los afluentes del Ebro. Y, realmente, si se trataba de su propia experiencia y vivían en Huelva dichos afluentes solo podían convertirse en tal si viajaban por el Valle del Ebro y, cuando lo hacían, tenían que aprender in situ los nombres de los ríos que iban viendo, mientras que nosotros sabíamos perfectamente sus nombres sin necesidad de haberlos visto nunca.
Desde luego que la tesis constructivista es falsa y nociva, irrealista e injusta. Y lenta, muy lenta, tanto que los niños salían de las aulas ignorantes de todo aquello que, por estar lejos, no habían aprendido por experimentación. De manera que el conocimiento de la comarca llevaba el mismo tiempo que nosotros habíamos utilizado para aprender España entera.


30/04/19 11:16 PM
  
Chico
Esa enseñanza es anticatolica. La verdad no se conquista. Se recibe, primero . Y después, con la Gracia se la conquista la verdad recibida. Y en lo humano sucede igual: el alumno recibe verdades del maestro y luego con estudio y esfuerzo personal se las apropia y sobre esa base luego él sigue aprendiendo más. El constructivismo es un timo inútil.
01/05/19 1:18 AM
  
Adriana
Es falso y le corta las alas a los jóvenes para buscar con sabiduría. El proceso de descristianización de Europa, básicamente ha sido eliminar las virtudes cristianas. Al lograrlo cada vez se encuentran generaciones blanditas, y como los primeros años del ser humano son básicos para modelarlo, entre más blando y todo más suave, son más fáciles de manipular y muy flojos para perseverar en objetivos. Se ve como resultado que quieren anhelar grandes cosas con el menor esfuerzo y al no lograrlo, se deprimen en un sin sentido que los acaba. Es facil sembrarles odio, pues culpan todo lo exterior y no a sí mismos.
01/05/19 1:39 AM
  
Ricardo de Argentina
La tesis "constructivista" es destructivista.
Iniciativas de este tipo marcan el fin de una civilización.
01/05/19 3:00 AM
  
Néstor
Desde ese punto de vista, insistir con que dos más dos son cuatro y no treinta y nueve puede ser visto como una agresión al desarrollo autónomo del educando. Por otra parte, sentarse a esperar que el alumno descubra por sí solo el binomio de Newton o la teoría copernicana puede ser algo lento y frustrante. Posiblemente la solución a todas esas dificultades sea renunciar a que el alumno aprenda algo.

Saludos cordiales.
01/05/19 3:38 AM
  
Eiztarigorri
Todo eso es cierto, pero desgraciadamente es la pedagogía que viene impuesta por las directivas tanto del Consejo de Europa, órgano masónico donde los haya, la Unión Europea, ¿para qué hablar? y las leyes orgánicas en materia educativa tanto del PSOE como del PP porque la LOMCE de Wert que se vendió como la gran restauración en materia educativa no toca ese punto. Sólo hay unos pocos profesores que como francotiradores se oponen con uñas y dientes a este proceso. Porque aunque por ley las "indicaciones" en materia pedagógica se presentan como "recomendaciones" a la hora de la verdad el proceso selectivo de oposiciones prima el odio a la memoria en el aula y la inspección educativa ni digamos. Se trata de la democracia aplicada a la ciencia lo que nos devolverá a la edad de piedra. Pero a lo mejor no resulta tan malo porque a veces los hombres necesitan ver el infierno cara a cara para entender que el infierno es el infierno y no ninguna otra cosa. En fin que el Señor nos asista.
01/05/19 6:14 AM
  
Quico
Como no hay error que no contenga alguna parte de verdad, pues sin ninguna verdad sería la nada pura, la parte cierta de este constructivismo es que el alumno debe llegar a interiorizar como significativos para sí mismo los conocimientos que adquiere. Pero como la cultura es heredada por definición (no se puede coger un Neanderthal de su caverna y trasladarlo al siglo XXI y pretender que lo entienda todo por si mismo) la tarea de un buen profesor siempre ha sido que el alumno llegue a interiorizar los saberes que adquiere de manera que se conviertan en significativos y a partir de ahí, y solo a partir de ahí, adquiera sus propias perspectivas.

01/05/19 9:40 AM
  
Yolanda
El constructivismo, tras su desprestigio a causa de la evidencia de conducir a la ignorancia, va cambiando los nombres de sus derivaciones por otros que suenen modernos, en inglés: flipped learning, ABP, gamification, etc

Por cierto, sus principales defensores son los liberales y las multiples fundaciones de bancos y grandes medios que están colonizando la educación, como por ejemplo la Fundación de A3media, la del banco de Sabadell, FundCaixa, La de Ana Patricia Botín (cuyo nombre no recuerdo), la siniestra organización internacional del Global Teacher Prize, y el no menos siniestro Andreas Schleicher presidente de la rama destructora de la educación en la OCDE. Así todo.

Esta gente y estas organizaciones tienen por misión instalar velis nolis métodos "innovadores" (aunque viejísimos: algunos con 250 años de fracaso a sus espaldas, pero cambiándoles el nombre confían en que no se note). El aprendizaje por competencias y el desprecio de lo conceptual son la base.

Advertencia: la competitividad en el mercado de los colegios concertados ha conseguido el efecto perverso de vender imagen con el marchamo de la "innovacion". Donde lean "métodos innovadores", deben entender "constructivismo disfrazado". Los padres pican. Vende mucho porque los duelos de los mass media nivel mundial lo promocionan. Los colegios, incluso los que saben que es nocivo, se ven obligados a promocionarse bajo ese marchamo. ¡Es el mercado, amigos!

Disfrútenlo.

Recomiendo un libro de un profesor católico francés, para que vean que no es sospechoso de rojerio: Los Desheredados, François Xabier Bellamy, Ed Encuentro
La Escuela de la Ignorancia, agotado hace décadas, también escrito en Francia lo advertía.

Hay más bibliografia, católica y no católica. Pero claro, molestaría a fieles votantes de partidos liberales.


01/05/19 9:46 AM
  
Percival
Quizás el tema merecería un mayor desarrollo para establecer un juicio más completo. Me parece que aquí se simplifica la tesis constructivista y el valor de sus aportes a la educación.
Pero estoy totalmente de acuerdo acerca de la falsedad de algunos presupuestos del constructivismo, y de que merece globalmente la acusación que se hace al final del artículo.
_________
A.G.:
Simplificar no, sintetizar. He recogido la esencia.
01/05/19 12:16 PM
  
Percival
Gracias Yolanda: ya estoy buscando el libro de Bellamy. No sabía de estas voces que ya se han levantado contra el desastre universal de la educación.
01/05/19 1:03 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Además, si cada uno va construyendo su visión del mundo, se aisla en un individualismo, que para tiene en cuenta la vida familiar, social, para no hablar de la eclesial (Alemania despreciando a la Iglesia africana - Queremos obispos catalanes o vascos, ETC.)...
Ya se vieron los desastres del "libre examen" luterano de la Biblia. En vida misma de Lutero se dividieron a muerte (recordar: "la guerra de los campesinos" y dispararon por un lado Zwinglio,Calvino, Capitón y la atomización de la Reforma).
Ha invadido tanto el hedonismo, el sacarse de encima el menor sacrificio, que así andamos: disminución horrenda de la natalidad, feminazismo, asnos totales al frente de Naciones (-In - Maduro / Venezuela), en fin una civilización (¿ - ?) propiciadora de la ley de la jungla.

________ __________
A.G.:
Así es, Don Miguel Antonio, la ley de la jungla del subjetivismo, del principio de independencia luterano, de la primacía de la singularidad, la herencia del nominalismo que rompió en Lutero y en el Humanismo autónomo.
01/05/19 1:22 PM
  
Natanael
Todo esto me suena mucho a las nuevas pedagogías y sistemas de enseñanza, que tienen como principio un rechazo al modo de aprender de siempre (una cosa es intentar mejorar algo que sabes que funciona, y otra rechazar lo que ha demostrado su eficacia durante siglos... esto último es pura arrogancia).

Se puede guiar al alumno hasta que caiga el mismo en la lógica de ciertos principios... pero, ¿cómo hacerlo si el que enseña no cree en una verdad previa que otros han descubierto, profundizado, y ha de enseñarse?
01/05/19 2:02 PM
  
Andrés
El constructivismo estuvo vigente, sobre todo, con la llegada de la LOGSE.
En la actualidad se ha producido un viraje: Ahora hay una obsesion porque los alumnos alcancen determinadas competencias.
Según los ideólogos del PSOE estas competencias tienen que ver con un modelo de alumno relativista y sumiso a las ideas gubernamentales.
Para el PP el alumno debía ser un engranaje útil del sistema liberal y capitalista.
El profesor queda reducido a ser un mero evaluador de estas competencias, las cuales son concretadas en decenas y decenas de estándares evaluables que deben ser observados y medidos.
01/05/19 2:28 PM
  
Raul
No hay teoría que resulte infalible, de lo contrario se convertiría en algo dogmático sin posibilidades de revisar...así y todo, al leer los post me doy cuenta que muchos no conocen o hacen una interpretación muy errónea de algunos principios del constructivismo como teoría del aprendizaje por ejemplo es falso que no se tenga en cuenta los saberes previos ya que sin esos saberes es imposible la construcción.
01/05/19 2:34 PM
  
Yolanda
Percival:

Esas voces llevan levantándose décadas pero no se escucha porque las voces que difunden lo contrario son más poderosas.

Somos ya muchos los docentes veteranos que nos movemos en torno a la exigencia de que ningún etodo de enseñanza debería publicitarse y menos aún aplicarse sin evidencia de su funcionamiento. Pero lo que se exige a otras ciencias no parece que valga para la pedagogía.

Si nos cupieran dudas, bastaría con mirar quiénes promueven el constructivismo (palabra que hoy en círculos relacionados connla profesión se evita).
01/05/19 4:10 PM
  
Palas Atenea
"Todo lo que no es tradición es plagio" (E. D´Ors). Hasta hace poco ha estado en otro blog el retrato de Nuestro Señor Jesucristo de un pintor llamado Anatoly Shumkin y, nada más verlo, vi detrás a Iliá Repin que murió en 1930. ¿Es el artista un copista o un falsificador? De ninguna manera, es un artista original pero ha heredado rasgos de su maestro, en este caso el uso del color, como las personas los heredamos de nuestros padres.
No existe originalidad sin tradición, los que quieren darnos a entender esto mienten. En lugar de seguir honradamente los pasos ya dados añadiendo rasgos de la propia personalidad, como hace este pintor o los que dicen que esto o aquello está ya en Aristóteles, fingen "inventar" conceptos nuevos de manera que solamente los que conocen la escuela pictórica o han leído a Aristóteles pueden percibir su falsía.
Aplicado a la Iglesia Católica las viejas herejías vuelven con leves retoques y la gente se las traga como si fueran nuevas.
Está claro que cuanto más retrocedamos en el tiempo encontraremos menos verdad acumulada, para los primeros cristianos el mensaje de Jesús: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida" (Juan, 14-6) era nuevo, para nosotros solo lo es en la medida que lo hagamos nuestro aceptando la Revelación trasmitida muchas generaciones atrás. ¿Impide eso que cada uno de nosotros pueda tener rasgos originales? No lo impide siempre que no intentemos hacer borrón y cuenta nueva, lo que no podemos hacer es reinventar el cristianismo a partir de nuestras experiencias por mor de nosotros mismos.


____________
A.G.:
Como bien recuerda, Palas Atenea, todo lo que no es tradición es plagio, y contra la tradición sólo se puede plagiar. Porque uno se queda huérfano de acervo, y sin acervo sólo quedan los lugares comunes del Mundo Caído.
01/05/19 4:28 PM
  
Rosa M. Pellerey
El constructivismo es una de las armas de la cultura de la muerte. Sometidos a esa permanente serie de "desafíos", no saben y, en consecuencia, se sienten mal. Llegados a la adolescencia son el campo perfecto para la droga y el suicidio.
Cuando abuelos o padres se dan cuenta de que el chico no sabe, suelen mandarlos a "clases particulares", como se les llama en Uruguay. Allí la enseñanza es la tradicional, puesto que el negocio de estas instituciones es que el chico aprenda.
Muchas familias constatan que el chico no sabe, pero como en Primaria pasan de curso, no toman medidas. Así se pierde la mejor época de aprendizaje de conocimientos básicos, que es la niñez.

Dado que no podemos esperar mucho del sistema formal, como docente recomiendo a padres y abuelos que les enseñen a los niños a hacer cuentas, a redactar, etc. Y como abuela, enseño a mi nieto.

Muchas gracias, Alonso Gracián por este artículo. Muchas gracias, Yolanda, por tu aporte.

01/05/19 11:32 PM
  
hornero (Argentina)
La exposición precisa y pedagógica de Alonso Gracián me permite conocer un tema nuevo para mí; los comentarios son otros tantos textos que facilitan mi conocimiento de esta interesante cuestión. Sintetiza el autor su objeción a la tesis constructivista: falsa, nociva, irrealista, injusta. Por lo tanto esencialmente desordenada respecto al proceso racional del conocimiento, y si atenta contra éste atenta contra el fundamento del orden humano, que es lo propio de la actitud subversiva. El ataque del “racionalismo” irracional a la razón, significó el derrumbe de nuestra civilización occidental greco-romana-cristiana, la privó de su fundamento. Descartes, impelido por el orgullo, buscó un fundamento distinto del recibido naturalmente como ser racional, serruchó la rama que pisaba, se despeñó y no pudo jamás hallar una nueva. “Si la sal pierde su sabor, ¿Quién la salará?”, dijo el Señor. La inteligencia, fatalmente desintegrada, no se interesó por recuperar la salud de la razón herida de muerte. Soltó amarras hacia el mar de las sirenas, incauta y presuntuosa, y pretendió erigir los fantasmas inconsistentes del subjetivismo, se satisfizo con la sustancia del “error, que es una nada compleja” como lo definió E.Hello (El Hombre- La Ciencia). Porque la raíz del racionalismo es el orgullo; el “non serviam” demoníaco, increpa al orden creado gratuito en el que hemos sido concebidos por Dios. J. Maritain, sostenía que “El virus del racionalismo ha introducido la discordia entre la naturaleza y la forma de la razón. Se ha tornado asaz difícil mantenerse delante de lo humano. Es necesario situarse por encima de la razón para defenderla; o debajo de la misma, para combatirla” (Los Grados del Saber – Grandeza y Miseria de la Metafísica). Cuando la física nuclear queda atrapada por la desintegración del átomo, que amenaza aniquilar a la humanidad, ha sufrido un espejismo semejante al de la filosofía racionalista; ha sido víctima de la astucia; se rebeló contra el sentido común que le ofrecía el camino racional y natural del gobierno de las cosas, despreció el misterio sacro que las constituye, y atropelló forzando el orden de la materia, lo desquició seducido por el poder que la materia así perturbada le ofrecía. Logró desatar las energías incontrolables del átomo, tendencia oscura de una inteligencia científica "desintegrada" por el racionalismo que la lleva por instinto hasta lograr la "desintegración" del átomo. Logrado lo cual, espantada del resultado obtenido, queda aprisionada por las consecuencias trágicas de su hallazgo que la hacen postular como única alternativa la tiranía del NOM, “UN MUNDO O NINGUNO”, tal la tesis expuesta por quince físicos atómicos eminentes en 1945 en este documento así titulado. La subversión que hoy celebra la beatificación de sus "mártires" en La Rioja, es un item del proceso general, como lo es el "mito del constructivismo" felizmente cuestionado por Alonso Gracián. Tal la convergencia de las utopías apocalípticas que sólo Dios y Su Madre podrán dispensar a la humanidad de sus consecuencias extremas
02/05/19 2:12 AM
  
Soledad
Este sistema de conocimiento para el alumno es como si te dijeran:haz una casa. Sin ladrillos, sin cemento,..... Y sin planos. Todo debe ser construido, desde e subjetivismo y una constante exploración individual
Pero supongo la casa tb se pone en duda.
Como el Sudoku, te equivocas un número y la cosa no sale.

Recuerdo que cuando estudie mis dos licenciaturas la memoria, la adquisición de datos (lógicamente razonados) eran, son, fundamentales para relacionar conceptos y poder tb después sintetizar lo fundamental.
Con este sistema ahora mismo estaría con una sola asignatura, y sentando las bases y SIEMPRE teniendo que utilizar conocimientos previos. Y siempre sobre la duda, no la certeza.
A mi me parece que es llevar el empirismo a la educación. Mi duda es que papel juega el docente, que conocimientos previos se aplican, porque tiene que haberlos,. Nada se construye sobre la nada, salvo que conocimiento sea el contenido elaborado mentalmente por el alumno, sea este cierto o errado.
Deduzco que aquel que no sea creativo estará siempre en la línea de salida, y eso tb será conocimiento.

Hace unos años, tuve la suerte de trabajar en un terreno que no era el mio. Se trataba que el alumno desarrollará un proyecto económico propio que le posibilita se la creación de empleo. Para ello debía hacer un estudio de medio en el que iba a desarrollar dicho proyecto. Ahora bien, tratándose de un trabajo personal de exploración, contaban con protocolos para hacerlo y con clases de soporte. Además eran personas adultas, con diversos grados de formación, y una alta motivación. Construían su propio autoempleo, pero con conocimientos aportados por terceros y asesoramiento. Debo decir que yo tb aprendí con ellos. Cooperación e intercambio.

Esto me parece totalmente reduccionista, en cuanto lo que puedes aprender, con estos postulados, (cantidad y calidad) Un foco de errores y muchas horas para poco rendimiento.
02/05/19 7:23 AM
  
Maribel
El verdadero problema del hombre ,consiste en no ver el problema.
Teoria sobre teoria , intentan entrar en nuestras mentes , que no tienen manera de discernir la verdad,
Es de agradecer , que alguien de nuestra confianza, se moleste en darnos a conocer datos en los que poder afianzar verdades , en las que basar las ideas .
Son expertos y nosotros carecemos de recursos.
02/05/19 2:17 PM
  
Batavus
¿Hay academias para sacar el permiso de conducir que sigan este método? ¿O facultades de medicina?

____
A.G.:
Mejor que no las haya. No ha de confundirse la práctica, lo empírico, con el constructivismo. ¿Imagina un alumno de autoescuela sin el profesor al lado, durante las prácticas?
12/05/19 2:14 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.