InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Serie Venerable Marta Robin

22.04.19

Serie Venerable Marta Robin – La dulce doctrina de Cristo

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

De los Consejos para avanzar en la vida de perfección, nos dice la Venerable Marta Robin esto que sigue:

 

La dulce doctrina de Cristo

 

“La doctrina de Jesucristo nos enseña el desapego de toda cosa para ser libres para recibir el Espíritu Santo en nuestras almas.”

 

En materia de fe cristiana y, dentro de ésta, la católica, se suele entender la libertad de una manera muy distinta a cómo se entiende, digamos, en el mundo que no tiene relación con la misma. Y es que tal palabra está más que tergiversada.

Digamos, sobre esto, que hay que conocer muy bien la fe que se tiene y que se profesa para decir lo que aquí nos dice la Venerable Marta Robin.

Decimos que la palabra “libertad” está más que estropeada (por no decir otra palabra que le vendría más que bien pero que es un tanto, digamos, altisonante) Y queremos decir con esto que bajo la misma se esconde toda aberración que el ser humano quiera llevar a cabo. Así, por ejemplo, se hace uso de la libertad para matar al ser inocente que va en el seno de la madre porque, para eso, “la madre es libre”. Pero también se usa de la libertad sin tener en cuenta que, en muchas ocasiones, se puede lesionar un derecho ajeno porque, al fin cabo, “somos libres para hacer lo que queramos”. Y, en el colmo de la aberración, hay hasta quien cree que dispone de su cuerpo porque “es libre” para hacer lo que le dé la gana con él…

Leer más... »

7.04.19

Serie Venerable Marta Robin – Indignos del Amor de Dios a veces somos

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Indignos del Amor de Dios a veces somos

 

“Nosotros nos manifestamos indignos del amor de Dios todas las veces que dejamos que nuestro corazón se encolerice, todas las veces que cerramos la puerta a la caridad y al perdón”. (Consejo 19)

 

Si no somos, del todo, inconscientes de lo que somos en materia de fe, sabremos exactamente de qué pie cojeamos. Y sabemos que a veces lo hacemos de los dos.

La Venerable Marta Robin, que conoció más que bien la naturaleza espiritual de sus hermanos católicos, nos pone sobre la pista de algo que nos puede venir la mar de bien porque nos puede evitar, digamos, malos actuares o pensares.

Sí, es cierto que sabemos que la Voluntad de Dios, nuestro Padre del Cielo, tiene relación directa con cómo somos sus hijos y, en fin, con cómo nos tomamos las cosas del alma. Y quiere lo mejor porque conoce muy bien el fin de todo eso: la vida eterna, habitar las praderas del definitivo Reino que nos ha preparado y ocupar alguna de las estancias que su Hijo, Cristo, nos está preparando. Y no está de más decir, ahora mismo y por cierto, que tales estancias se construyen con lo que nosotros, con nuestra vida ordinaria, enviamos al Cielo, a modo de perdones, de misericordias y de todo lo bueno que seamos capaces de dar. Y, por tanto, según sea nuestro proceder, así será la estancia que luego ocupemos…

Pues bien, Marta Robin nos habla, cierto es que nos habla de lo mejor para nosotros y por eso nunca debemos olvidarlo, de cómo no debemos ser para no manifestarnos como indignos ante Dios Nuestro Señor.

Podríamos decir que sabemos más que bien cómo podemos ser indignos de un merecimiento como es el de ser recibidos en el corazón de nuestro Creador. Pero nuestra hermana Marta Robin se refiere a lo que de propio tiene el Amor de Dios en nosotros si somos capaces de manifestarlo  con nuestro prójimo.

Sí. Nuestro prójimo ha de esperar de nosotros un corazón limpio y un corazón donde, de verdad, el amor se manifieste hacia quien nos acompaña en este valle de lágrimas y a quien Cristo tiene por hermano y, por tanto, también nuestro lo es. El prójimo, pues, ha de preferir de nosotros un comportamiento propio de un hijo de Dios y no de uno de Satanás…

Leer más... »

31.03.19

Serie Venerable Marta Robin – Camino hacia la santidad

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Camino hacia la santidad

“Ninguna ocupación, ningún pretexto nos debe hacer olvidar el examen de conciencia; por cada falta debemos hacer acto de reparación. ‘Esta resolución tiene la ventaja de reafirmar nuestra voluntad de no pecar más’”. (Consejo 17)

 

Todos los consejos vistos hasta ahora de los dichos por la Venerable Marta Robin tienen la validez que supone que los diga alguien como aquella creyente católica que, enferma pero sustentada por la fe, sabía de lo que hablaba.

No podemos decir que el de hoy sea poca cosa. No.

Es más que posible que pongamos excusas, muchas veces peregrinas y siempre impresentables, a lo que el darnos cuenta de en qué hemos pecado o, mejor, qué es lo que debemos reconocer como pecado.

Nos referimos, claro está, al examen de conciencia. Y no vale decir aquí, a tono de broma, que es que nosotros no tenemos conciencia y, claro, no podemos examinarla… Eso sobra y más que sobra porque la cosa tiene una importancia tan grande que no podemos tener como no puesta ahí por Dios.

Leer más... »

25.03.19

Serie Venerable Marta Robin – Sufrimiento y vida eterna

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Sufrimiento y vida eterna

 

“Si las almas conocieran el precio del sufrimiento y de la humildad para adquirir las virtudes y trabajar por la salud de las almas, no buscarían ni querrían tener consolaciones en nada más. Mientras que los sufrimientos de la vida no son más que de poca duración, los tesoros que nos hacen acumular son para la vida eterna.” (Consejo 16)

 

Pudiera dar la impresión de que no hay otra cosa de qué hablar, cuando nos referimos a la Venerable Marta Robin, que no sea de sufrimiento. En realidad, cuando de eso lo hacemos es porque ella descubrió la salud espiritual que le reportaba el mismo.

Resulta de importancia espiritual vital darse cuenta de cómo son cierto tipo de realidades, de mucho de aquello que nos pasa que encasillamos dentro de lo desastroso que nos acontece. Y hablamos, claro está, de aquellos momentos en los que, simplemente, sufrimos por causas físicas o espirituales. Y Marta Robin tuvo, sin duda, de las primeras y, seguramente, también de las segundas.

Pues bien, decimos que es importante darse cuenta. Y darse cuenta supone, al fin y al cabo, aceptar aquello que nos pasa porque, a lo mejor, es Dios quien quiere que nos pase.

Leer más... »

18.03.19

Serie Venerable Marta Robin - Saber sufrir

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

    

Saber sufrir

 

De los Consejos para avanzar en la vida de perfección, nos dice la Venerable Marta Robin esto que sigue:

 

“El sufrimiento es el camino más trabajoso pero es el más seguro, el más meritorio también. Es la voz del Señor. Nos ha mostrado él mismo este camino por ser la más alta perfección cuando ha dicho: “Yo heriré a los que amo; todos mis amigos tendrán parte en mis sufrimientos y tendrán una parte de mi Cruz”.

 

No podemos decir que las palabras del Hijo de Dios no puedan sonar difíciles en los oídos de los que no creen en Él pero, no podemos negar que, siendo Quien es son de lo más alentadoras.

Cualquiera sabe que sufrir, por sufrir, no tiene sentido alguno. Es decir, se suele llamar masoquista la actitud de quien busca voluntariamente el sufrimiento porque podemos decir que se trata, tal actitud, de una patología, de una segura enfermedad, casi seguramente, mental.

Pero aquí no se habla de eso. En materia de fe, y ahora hablamos de la católica, no se trata de eso sino de algo muy y más que diferente.

La Venerable Marta Robin, que tanto supo de sufrir y de sufrimiento, no podía equivocarse cuando hablaba de esto. Y, claro, tampoco ahora se equivoca. Y es que es lo que tiene saberse hija de Dios y hermana de alguien que tanto sufrió, también, por ella. Y nos referimos, como puede entenderse fácilmente, a Jesucristo.

No podemos negar que decir que el sufrimiento es el camino más seguro y que el mismo acumula mérito para quien sabe a qué se refiere lo de la seguridad de tal camino no es fácil de entender. Pero nosotros debemos mirar las cosas desde una óptica que va más allá del mismo dolor y de la realidad del sufrimiento porque, de otra forma, no sacaremos nada en claro de todo esto y eso no es lo que queremos al escribir estas palabras, claro está.

Leer más... »