InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Serie Venerable Marta Robin

22.10.18

Serie Venerable Marta Robin – Aún sin comprender

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Aún sin comprender

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

Aún sin comprender

“Inconcebible, maravilloso Misterio: vivo en Dios; no es que yo viva sino que Jesús, mi Buen Amado Jesús, vive en mí. ¡No comprendo plenamente, pero conozco esta alegría, ese incomparable misterio!… ¡A Él sea toda la Gloria!”

 

No se puede concebir, es maravilloso y, además, es un Misterio, así, con mayúsculas. Es lo que nos dice le Venerable Marta Robin acerca de una relación tan íntima con Jesucristo, su amigo y Dios.

En realidad, nada de lo que nos dice nuestra hermana en la fe nos extraña. Y no nos extraña porque no es fácil y, por tanto, es inconcebible y, a la par, maravilloso, que podamos relacionarnos con Cristo. Pero imposible… imposible no lo es.

Ya sabemos que San Pablo dejó dicho que Cristo vivía en Él. Y eso, a lo largo de los siglos, lo han podido verificar aquellos que, considerándose hermanos suyos, así lo han entendido. Y tal realidad espiritual es sobre la que nos informa Marta Robin.

Lo inconcebible de esto es que no resulta sencillo que nosotros, simples seres humanos, y nada ante Dios, seamos capaces de darnos cuenta de que el Mesías pueda estar en nuestro corazón, estar en nosotros. Sin embargo,    así es porque es el templo del Espíritu Santo y, por tanto, no sólo de Jesucristo sino de Dios mismo (y esto se explica, esto sí, de forma sencilla, por tratarse de un mismo Dios)

Vamos, pues, entendiendo algo lo que nos quiere decir la Venerable francesa.

Leer más... »

8.10.18

Serie Venerable Marta Robin – Compartir con Cristo

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Compartir con Cristo

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

Compartir con Cristo

 

“Admiro el inmenso amor que ha llevado a Jesús a amarme hasta el punto de querer compartir conmigo los sufrimientos de su vida, las torturas de su Pasión de su Cruz.”

 

Es bien cierto que cuando se quiere a alguien es más que probable que se compartan las realidades más íntimas porque no otra cosa se puede esperar de quien se ama y a quien se ama.

Lo mismo, en tal sentido, pasa con la Venerable Marta Robin como bien muestra en este texto cuando, como sabemos, tiene esto que ver con la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo pero, sobre todo, con la forma que tuvo Marta de vivirla.

Admira. Ella nos dice que admira lo que supone que el Hijo de Dios la ame más que mucho. Y es que cuando eso pasa, no es poco lo que se espera, lo que espera nuestra hermana en la fe.

En realidad, lo que hace el Hijo de Dios con su hermana Marta Robin lo hacer porque sabe que ella va a recibir el tal “regalo” con gozo y esperanza.

¿De qué regalo hablamos?

Leer más... »

1.10.18

Serie Venerable Marta Robin – Auxilio de Dios

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – 

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

Auxilio de Dios

 

“Desde lo alto de su trono de gloria donde Él reina soberanamente, pero, sobre todo, como Padre Justo y Bueno, Dios se inclina con una misericordiosa ternura para alentar, sostener, fortificar con su dulce presencia el alma por su amor afligido.” (Diario íntimo, 7 de enero de 1930)

Reinado y bondad.

Estas dos palabras definen muy bien a Dios. Y nuestra hermana, la Venerable Marta Robin, las pone en el lugar justo para que comprendamos que no estamos solos sino que, al contrario, nuestro Creador siempre está a nuestro lado.

Estas palabras están escritas en el Diario íntimo y las pone, el autor del libro “El secreto de Marta Robin” que estamos aquí trayendo, en el apartado correspondiente a la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Y lo hace con razón y con justa causa.

En lo tocante al reinado de Dios, es bien cierto que Quien todo lo ha creado es, sin duda alguna, Rey de todo lo creado, el máximo exponente del poder y, en fin, Quien mantiene lo que ha hecho de la nada. Pues bien, tal realidad nos viene más que bien porque nos indica que podemos dirigirnos a Quien eso es en la seguridad de que siempre estará escuchando.

Dios, claro está, permanece en lo más alto. Y eso ha de querer decir que está por encima de todos y de todo. Por eso puede saber de nosotros y, desde su Reino, el definitivo o Cielo, puede hacer y deshacer sin que nada ni nadie pueda impedir su santísima Voluntad.

Leer más... »

24.09.18

Serie Venerable Marta Robin – Un santo consejo espiritual que debemos tener en cuenta

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Un santo consejo espiritual que debemos tener en cuenta

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

Un santo consejo espiritual que debemos tener en cuenta

 

“¡Sufrir es grande a condición de sufrir santamente! El sufrimiento toma el valor que le da quien sufre (…) no suframos por nada (…) Suframos por Dios y por las almas (…) Suframos en paz y por amor” (Diario íntimo, 7 de enero de 1930)

¿Se puede saber sufrir? Es más, ¿es que podemos saber sufrir?

El tema del sufrimiento es uno que lo es muy recurrente. Es decir, en muchas ocasiones se ha hablado, se habla y se hablará de lo que es sufrir, de si, en todo caso, es posible que, cuando suframos, seamos capaces de ver algo más que dolor y tristeza.

Pues sí, es posible.

Es más que cierto que hay quien no cree en esto y tiene, pues, el sufrimiento, por algo de lo que no se puede sacar más que… sufrimiento. Sin embargo, los creyentes católicos sabemos que eso no es así.

En realidad, se ha dicho que la fe (aquí, católica) no quita el dolor sino que nos ofrece la posibilidad de afrontarlo de una forma distinta y, creemos, mejor y más que provechosa. Y eso bien que lo sabe, entre otros muchos hermanos nuestros, la Venerable francesa Marta Robin.

Vuelve a aparecer aquí la condición. Sí, lo que nos quiere decir nuestra hermana en la fe es que sufrir no siempre, así dicho, es grande, sino que lo es si se cumple el hacerlo santamente.

Sí, claro, sufrir y, además, hacerlo santamente, es, quizá, demasiado para muchos corazones infieles o, simplemente, ateos. Pero es posible, vaya si lo es.

Leer más... »

17.09.18

Serie Venerable Marta Robin – Dejarse conducir por el Espíritu Santo

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Dejarse conducir por el Espíritu Santo

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

Dejarse conducir por el Espíritu Santo

“Si comprendemos la acción de los dones del Espíritu Santo en las almas, maravillas del Amor supremo que orienta las almas dóciles para dejarse conducir, la luz se hará.” (Diario íntimo, Navidad 1930)

 

La Venerable Marta Robin hace uso, en este texto de su Diario íntimo, de una palabra que significa mucho y mucho tiene que ver con la fe que, en realidad, tenemos: “Si”, condicional.

El uso de tal tipo de expresión lingüística tiene, como sabemos, un significado que, en resumidas cuentas, puede llevar, a quien no cumpla lo que la misma quiere decirnos, a una situación no demasiado fácil de defender.

Esto lo decimos porque nuestra hermana francesa pone sobre la mesa una gran verdad que tiene que ver, de forma absoluta, con lo arraigada que está nuestra fe católica en nuestro corazón.

Digamos, para empezar, que aquí se trata de saber si tenemos a nuestro alcance la aplicación de unos principios claros y diáfanos: el Espíritu Santo lo envió Dios para algo y no porque no tuviera nada mejor que hacer…

Leer más... »