InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Serie Venerable Marta Robin

26.11.18

Serie Venerable Marta Robin – Esto es el sufrimiento

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sufrimiento y serenidad en el Diario íntimo de Marta Robin

 

A lo largo de las páginas de su Diario íntimo, la Venerable Marta Robin hace referencia frecuente, como es de esperar, al sufrimiento. Sin embargo, siempre lo hace de una forma que para muchos no deja de ser sorprendente y nueva.

 

Esto es el sufrimiento

 

“El sufrimiento es una verdadera semilla de alegría” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Cualquiera, poco avezado en cosas del alma y del conocer católicos, estaría dispuesto a sostener que quien dice algo como lo aquí traído es que, bien, no ha sufrido nunca o, si lo ha hecho, resulta tener una voluntad masoquista.

También es bien cierto que quien eso diga no conociendo a la Venerable Marta Robin se está ganando el primer premio de la ignorancia supina y, como es lógico, el del prejuicio.

En realidad, quien ha tenido un conocimiento, aunque sea, escaso de la vida de nuestra hermana en la fe y francesa de nacimiento, sabe que lo sostenido en primer lugar no se aviene, para nada, con la realidad y, ciertamente, hay mucho que corregir en tal tipo de pensamiento.

En primer lugar, Marta Robin sufrió mucho a lo largo de su vida. Y hablamos de sufrimientos físicos pero, también, espirituales. Así terminamos, de un plumazo, con el pensamiento según el cual quien eso dice no ha podido sufrir nunca.

Pero también podemos decir que nada tiene nuestra hermana de persona que busque el sufrimiento como si se tratase de algo enfermizo. Masoquista, por tanto, no era, para nada, la Venerable Marta Robin.

Leer más... »

19.11.18

Serie Venerable Marta Robin – Cómo proceder al respecto de nuestra católica fe

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Cómo proceder al respecto de nuestra católica fe

 

“Poner el amor donde está el odio… el bien donde está el mal (…) es poner la paz, la alegría, el cielo en el alma y dentro del alma del prójimo” (Cuaderno íntimo, 4 de marzo de 1930)

 

Esto que dice nuestra hermana, la Venerable Marta Robin, tiene mucho que ver con lo que, de verdad, nosotros, hijos de Dios, debemos tener por bueno y mejor. Además, nos parece que tiene relación directa con lo escrito por un santo tan especial como es San Francisco de Asís porque el buen hermano nuestro ansiada poner paz donde no la había, etc.

Aquí tiene todo que ver aquello que dijo Cristo acerca de que el prójimo era tan importante para los hijos de Dios que lo debíamos amar como a nosotros mismos y, por eso mismo, lo hacía pasar (porque lo era y lo es) por el segundo Mandamiento más importante de la Ley de Dios.

Marta Robin sabe muy bien que nosotros debemos hacer lo que nos dice. Es decir, que así como en el prójimo es nuestra obligación sustituir aquello que hacemos mal (odiar, no amar), por lo que es bueno, lo mismo debemos hacer con nuestro propio corazón.

En estas palabras de nuestra hermana Marta podemos ver que, en efecto, y a diferencia de los que creen que todo el mundo es bueno (¿?), la cosa no es tal que así sino, justamente, lo contrario. Es decir, no es queramos decir que todo el mundo es malo sino que abunda mucho el odio y que la paz no está al cabo de la calle, siempre, en las relaciones entre los hijos de Dios.

La Venerable Marta Robin habla, por eso mismo, de “poner” o, lo que es lo mismo, de actuar positivamente para que el odio se sustituya por amor y eso procurará lo otro, lo que es contrario al odio y que tiene todo que ver con la Voluntad de Dios acerca de lo que sus hijos se tienen entre sí.

Leer más... »

12.11.18

Serie Venerable Marta Robin – Sobrenaturalizar

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobrenaturalizar

  

“Transformar todos mis actos en actos sobrenaturales y divinos; es la verdad más bella, es el más grande y último nombre del amor.”

 

Es verdad, y es difícil negarlo, que en materia de fe católica son muchas las formas que tenemos de ver lo que tiene relación con la misma, la espiritualidad que encierra creer en Dios Todopoderoso y, en fin, lo que supone ser piedra que da forma y construye la Iglesia de Cristo.

A tal respecto, la Venerable Marta Robin, que tan a gusto estaba en el seno d ella Esposa de Cristo y tanto bien hizo por ella y por muchos de sus miembros, sabe muy bien en qué consiste, por eso de la práctica que llevó a cabo en sus años de vida,  en qué consiste, decimos, lo esencial de nuestro comportamiento al respecto de una tal realidad.

Todo lo resume en una palabra que, digamos, no es sencilla de entender pero que, al fin y al cabo, es la verdad de lo que debemos hacer y llevar a cabo: sobrenaturalizar.

“Sobrenaturalizar” es un término, no lo podemos negar que  dice mucho o, para algunos, nada. De todas formas dice más que mucho para quien cree en Dios, Creador nuestro y Todopoderoso. Y, claro, para Marta Robin tenía mucho de verdad pero, sobre todo, de acto, de hacer, de ser.

¿Qué hay, pues, qué hacer?

Leer más... »

5.11.18

Serie Venerable Marta Robin – Comprender lo que significa la Santa Comunión

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Comprender lo que significa la Santa Comunión

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

Comprender lo que significa la Santa Comunión

 

“Santa Comunión (…) ¡Oh!, que feliz que soy, mi alma lleva en su cáliz a Jesús.”

 

Es bien cierto que, somo suele decirse, hay de todo en la viña del Señor. Y eso muestra bien a las claras que cada cual somos como somos y que eso, en materia de fe católica, tiene validez absoluta.

Ciertamente, hay realidades espirituales de las que no debe dudarse a no ser que queremos demostrar que de católicos tenemos sólo el nombre pero poco más.

Hay una que es esencial, básica, elemental. Y tiene que ver con Aquel que quiso venir al mundo, entregarse en vida por el prójimo y, finalmente, morir para que Dios perdonase al caído ser humano. Y sí, nos referimos a Jesucristo, Hijo de Dios, Dios mismo hecho hombre y, por eso, hermano nuestro.

Sabemos que quiso quedarse entre nosotros. Y no lo hizo, por decirlo así, de forma presencial. Es decir, nosotros no podemos ver a Cristo-hombre cuando queramos o cuando tengamos acceso a Él. Y, seguramente, pudiéndolo hacer no lo hizo. Pero hizo otra cosa que, aunque misteriosa, es lo elemental de nuestra fe católica: se quedó en un trozo de pan que, tras la consiguiente consagración se convierte en su Cuerpo; lo hizo en el vino que, tras la misma consagración se convierte en su Sangre.

Leer más... »

29.10.18

Serie Venerable Marta Robin – Si somos capaces de ver así el sufrimiento

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Si somos capaces de ver así el sufrimiento

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

Si somos capaces de ver así el sufrimiento

 

“Mis sufrimientos me parecen rosas y mis penas grandes dulzuras cuando considero a mi Salvador en la Cruz”.

 

Sabido es que la Venerable Marta Robin sufrió mucho a lo largo de su vida. También es sabido que, dentro del sufrimiento, debemos sufrir lo que debió ser, por decirlo así, la reproducción en su cuerpo de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Y es que, además, no es que la padeciera una vez sino que muchas veces pasó por los mismos sufrimientos por los que pasó el Hijo de Dios.

Cualquiera, ¡A qué negarlo!, podría decir ¡basta! mucho antes de pasar por todo eso porque, no podemos negar, que sufrir de aquella manera no es fácil para nadie. Y menos aún para unos habitantes del mundo que, como el actual, prefiere lo hedonista a otra cosa que no sea eso.

Pero Marta Robin debía estar hecha de otra pasta espiritual. Y lo estaba porque dio muchas muestras de que estaba dotada por una serie de dones y de gracias que Dios le entregó a su buena hija.

Leer más... »