InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Serie Venerable Marta Robin

13.08.18

Serie Venerable Marta Robin – Sobre la pasión en sí misma vivida: Santo anhelo

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Santo anhelo

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

“Señor, danos a todos y a cada uno el sentimiento profundo de vuestra pasión de Amor, danos la dulzura de amarla, de penetrarla hasta el fondo, hasta el centro íntimo de vuestro Corazón amante”.

 

Es bien cierto y seguro que la Pasión, en cuanto sufrimiento físico y mortal, no fue un plato grato de digerir. Sostener lo contrario sería algo así como decir que Jesucristo se deleitó en su propia muerte y eso mostraría un desequilibrio inadmisible en el Hijo de Dios. No. Las cosas no fueron así ni pudieron ser así: Cristo sufrió y más que sufrió cuando le estaban zahiriendo, escupiendo, insultando, haciendo de menos su ser y, en fin, clavándolo en aquel instrumento que, por ser de tortura, había sido ideado así.

Hay, sin embargo, mucho que decir al respecto de lo que supone la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo si es entendida como Dios quiere que se entienda. Y, entonces, el Todopoderoso suscita, entre sus hijos, a algunos que, como la Venerable Marta Robin, nos ayuda a esto que, siendo tan difícil, es tan importante para nuestra vida espiritual. Y es que el quicio sobre el que abre la puerta del Cielo.

Leer más... »

6.08.18

Serie Venerable Marta Robin – Saber qué se es

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Saber qué se es

 

(Reproducimos, a continuación, un artículo publicado en esta casa hace unos años. Y es que es bueno darse cuenta de qué somos y no está mal recordarlo de vez en cuando).

Se trata, el texto traído aquí, de unas palabras de la Venerable francesa Marta Robin muy dichas o, en realidad, como sólo pueden decirlas los escogidos por Dios para que cumplan una tal misión.

 

“’Yo os suplico aceptéis toda mi ofrenda y seré feliz y confiada. Por desgracia es bien poco, lo sé, pero no tengo nada más; amo mi extrema bajeza porque me obtiene  toda Vuestra Misericordia y todas Vuestras paternales solicitudes’.

 

Así, dicho en general, reconocer lo que somos nos viene la mar de bien porque es la única manera, primero, de ver en qué fallamos y, en segundo lugar, podremos corregir tales fallos… si queremos, claro está.

Si esto lo trasladamos a nuestro ser espiritual, a nuestra alma, pasa exactamente lo mismo porque en este campo aun nos conviene más que en el ordinario de la vida mundana saber qué somos y a qué atenernos.

Quien es cristiano cabal, creyente de criterio, tiene constancia de que no es nada. Queremos decir que no somos nada ante nuestro Creador. Y para eso no hace falta explicación alguna: tan sólo basta con ver nuestra realidad y la de Dios Todopoderoso.

Entonces, ante tal saber lo que somos podemos adoptar dos actitudes: mirar para otro lado y actuar con soberbia o mostrarnos ante Dios Quien sabe, más que de sobra, de los pies de los que cojeamos o la gloria que le damos con nuestra forma de actuar y de ser.

Nuestra Venerable Marta Robin sabe, perfectamente, qué es y, sobre todo, qué hacer con lo que es.

Nosotros la tenemos por mujer virtuosa y santa. El caso es que, como suele pasar, la vemos con ojos creyentes que han conocido su vida, sufrimiento y fidelidad a Dios.

Ella, sin embargo, se dirige a Dios siendo consciente de su poquedad.

Leer más... »

30.07.18

Serie Venerable Marta Robin – Cordero de Dios

 

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Cordero de Dios

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

“El dulce Cordero de Dios (…) venido al mundo (…) para perdonar nuestros pecados y abrir el Cielo por sus sufrimientos y por su muerte en la Cruz. Este gran misterio, escándalo para los Judíos, locura para los gentiles; pero el consuelo y la alegría de los fieles (…) Es gracias a Él que nosotros podemos entrar en la intimidad de la vida divina.”

 

Es bien cierto que cuando Dios promete algo acaba cumpliéndolo. Claro está que lo cumple cuando cree conveniente porque conoce al ser humano y la historia de su creatura.

Cuando Dios envía a su Hijo, que sería llamado Jesús y, por su misión, el Cristo y Mesías, todo había sido hecho según la santísima voluntad del Todopoderoso.

La Venerable Marta Robin, tan cercana al Enviado de Dios, no duda lo más mínimo acerca de la misión que le había sido encomendada:

-  Perdonar los pecados.

-  Abrir las puertas del Cielo.

No es poco decir, sino mucho, que el Mesías iba a poder perdonar los pecados. Y es que, como bien sabemos, sólo el Todopoderoso puede hacer eso y, por tanto, era el mismo Dios quien, encarnándose, iba a hacer posible que los pecados del mundo y, en concreto, de cada ser humano que creyese en el Hijo del Padre, iban a ser perdonados.

Leer más... »

23.07.18

Serie Venerable Marta Robin – Gracias a Cristo

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Gracias a Cristo

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

“Jesús nos enseña a ver más alto, más lejos, con más Amor sobre todo, es lo que el lenguaje humano llama dolor y sufrimiento; pero que no es, sino, la condición suprema de una Eternidad de alegría y de Amor en el Cielo.” (Cuaderno 11, p. 25)

 

El ser humano común, el ordinario (por así decirlo) cuando sufre sabe que no está pasando por un bueno momento sino que, al contrario, puede ser malo, peor o insoportable. Es propio, pues, de cada uno de nosotros, pensar así de lo que nos pasa.

Hay, sin embargo, creyentes católicos que saben encarar las cosas de distinta manera porque pareciera que ven más allá de sus circunstancias y, en general, de las circunstancias de todos. Y una de tales personas es nuestra Venerable Marta Robin  cuya vida no fue, físicamente, un paseo o un jardín todo de rosas sino, seguramente, un muy duro existir.

Pues bien, sabemos que Marta Robin se apoya en Jesucristo. Y es que el Hijo de Dios fue un compañero tan cercano de vida que, incluso, compartió con Él los dolores físicos de su Pasión. Y eso, se diga lo que se diga, procura un a forma distinta de ver las cosas.

Leer más... »

16.07.18

Serie Venerable Marta Robin – Lo que es el sufrimiento

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Lo que es el sufrimiento

 

“Pero el sufrimiento no es sólo una prueba, es, antes que eso y sobre todo, una gran prueba de Amor, una renovación de la Vida interior, de la Vida, de la Fe y de la Santa Esperanza.”

 

Es algo más que sabido, real y demostrable con facilidad que, hoy día, el sufrimiento es algo a lo que se le tiene bastante asco. Está claro que sufrir por sufrir, buscando tal tipo de realidad física o espiritual, no está nada bien. Sin embargo, la Venerable Marta Robin sabe que las cosas no son así sino que, contempladas de la forma correcta, cambian mucho su propia esencia.

Como decimos arriba, que a nadie le guste sufrir no es como para echárselo en cara. Pero que al sufrimiento se le tenga como un apestado público sin procurar, digamos, beneficiarse espiritualmente a través del mismo, es algo a hacerse ver…

Pues bien, nuestra hermana Marta Robin, en las palabras aquí traídas, demuestra algo muy importante: que sí, que sufrir  es algo más que sufrir.

Leer más... »