InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Apostolado Laico - Comentarios de Precepto

6.01.11

Comentarios de Precepto - 6 de enero - Epifanía del Señor

Reyes Magos

Esto se ha realizado, lo sabemos, en el hecho de que tres magos, llamados de su lejano país, fueron conducidos por una estrella para conocer y adorar al Rey del cielo y de la tierra. La docilidad de los magos a esta estrella nos indica el modo de nuestra obediencia, para que, en la medida de nuestras posibilidades, seamos servidores de esa gracia que llama a todos los hombres a Cristo

San León Magno
Sermón en la Epifanía del Señor

El texto de San León Magno nos muestra la importancia intrínseca que tiene el día de la Epifanía del Señor y nos pone en el camino hacia el reconocimiento de la voluntad de Dios y de su cumplimiento.

Se manifiesta Jesús como quien es: Mesías de Israel. Además, es hijo de Dios y Salvador del mundo. Así se manifiesta aquel pequeño niño al que habían ido a adorar unos sabios llegados de muy lejanas tierras llevados por una fe, protocristianos, y conducidos por el Espíritu Santo a través de una estrella.

Leer más... »

8.12.10

La sin pecado

Inmaculada

Fue en 1854 cuando Pío IX, mediante la Bula “Inneffabilis Deus” estableció, el 8 de diciembre de aquel año, como dogma, la denominada Inmaculada Concepción de María. Con eso no impuso nada, ni estableció una obligación para que los creyentes asintieran sin más. Aquel Pontífice, mediado el siglo XIX, lo que hizo fue fijar, en una Bula, lo que desde hacía muchos siglos ya se tenía bastante claro por parte de los creyentes, de la jerarquía y por todo aquel que tuviera conocimiento de la realidad de la Madre de Dios. Es ésta la fiesta que celebramos hoy, éste el sentido primero de esta celebración gozosa.

La sin pecado

Los cristianos reconocemos que María, Madre de Dios y Madre nuestra, tiene un lugar muy importante en nuestra vida. Además, los católicos sabemos que tal lugar lo ocupa también por ser intercesora nuestra y porque el Amor de Dios nos la ha entregado dotada de unas virtudes y cualidades que enriquecen su persona.

Y nos induce, el Espíritu, a creer en lo inmaculado de su concepción. Y por eso lo consideramos dogma porque es una realidad espiritual que no queramos sea cambiada porque responde, según entiende la Iglesia católica y, por eso, sus fieles, a la verdad de las cosas.

Sin embargo, lo que en verdad tiene importancia es el hecho mismo de que María fuese concebida sin pecado.

Así, aunque la naturaleza humana de María es esencialmente igual a la nuestra (pues todo ser humano es semejanza de Dios) no es menos cierto que las cualidades que la adornan le conceden una situación espiritual privilegiada.

Por eso dice Pío XI dejó escrito que “era convenientísimo que brillase siempre adornada de los resplandores de la perfectísima santidad y que reportase un total triunfo de la antigua serpiente, enteramente inmune aun de la misma mancha de la culpa original.”

Desde aquel 8 de diciembre de 1854 celebramos, los fieles seguidores de Cristo en el seno de la Iglesia católica, un tal día como el octavo del último mes del año (comenzado, ya, el Adviento) en el que Dios quiso, y así lo transmitió en la Revelación, que Su Madre fuera “toda hermosa y perfecta”.

Leer más... »

1.11.10

Comentarios de precepto . -1 de noviembre, solemnidad de Todos los Santos - De la santificación

Están dedicados los “Comentarios de Precepto” al oportuno y merecido acercamiento a determinados días del año que considera la Iglesia Católica deben ser celebrados aunque no coincida su celebración con el Día del Señor. En concreto este año 2010, el 1 de enero, Santa María, Madre de Dios; el 6 de enero, Epifanía del Señor; el 19 de marzo, San José, Esposo de la Virgen María; el 8 de diciembre, la Inmaculada Concepción de la Virgen María; el 25 de diciembre, la Natividad del Señor y, precisamente, hoy mismo, 1 de noviembre, Todos los Santos.

Toddos los santos

De la santificación

Según una de las acepciones de la palabra “santo”, éste, o éstos, son aquellos que, como personas, muestran una especial virtud y son, por eso, ejemplo para sus semejantes.

Es en este día, primero del mes de noviembre, cuando recordamos, solemnemente, a todos los que, cumpliendo aquellos, digamos, requisitos espirituales cuando no materiales, se encuentran disfrutando de esa eternidad tan justamente donada por Dios.

Pero la santificación y, así, la santidad, es un, digamos, estado al que podemos acogernos aquí mismo como aquí mismo, traído por Jesucristo, ya disfrutamos del reino de Dios.

Dice S. Josemaría en “Es Cristo que Pasa” (9) que “No miramos al mundo con gesto triste. Involuntariamente quizá, han hecho un flaco servicio a la catequesis esos biógrafos de santos que querían, a toda costa, encontrar cosas extraordinarias en los siervos de Dios, aun desde sus primeros vagidos. Y cuentan, de algunos de ellos, que en su infancia no lloraban, por mortificación no mamaban los viernes… Tú y yo nacimos llorando como Dios manda; y asíamos el pecho de nuestra madre sin preocuparnos de Cuaresmas y de Témporas…

Leer más... »

5.09.10

La Palabra del Domingo - 5 de septiembre de 2010 - No es fácil ser discípulo de Cristo

Lucas 14, 25-33: El que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío.

biblia

25 Caminaba con él mucha gente, y volviéndose les dijo:
26 «Si alguno viene donde mí y no odia a su padre, a su madre, a su mujer, a sus hijos, a sus hermanos, a sus hermanas y hasta su propia vida, no puede ser discípulo mío.
27 El que no lleve su cruz y venga en pos de mí, no puede ser discípulo mío.
28 «Porque ¿quién de vosotros, que quiere edificar una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, y ver si tiene para acabarla?
29 No sea que, habiendo puesto los cimientos y no pudiendo terminar, todos los que lo vean se pongan a burlarse de él, diciendo:
30 “Este comenzó a edificar y no pudo terminar.”
31 O ¿qué rey, que sale a enfrentarse contra otro rey, no se sienta antes y delibera si con 10.000 puede salir al paso del que viene contra él con 20.000?
32 Y si no, cuando está todavía lejos, envía una embajada para pedir condiciones de paz.
33 Pues, de igual manera, cualquiera de vosotros que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser discípulo mío.


COMENTARIO

No es fácil ser discípulo de Cristo

(Antes de nada: todo lo que aquí se dice de aquellos primeros discípulos tiene que ser convenientemente aplicado a los de hoy)

Alguno de los que seguían a Jesús, en un principio, debían pensar que su reino sería uno humano y que, por eso mismo, hasta era posible que mejoraran su vida si se le seguían.

Jesús, sin embargo, tenía la respuesta a tal situación. Era, no hay que decirlo, algo que muchos no querían oír y, ni siquiera, pensar.

¿Qué debería suponer seguir al Maestro? ¿Qué debían dejar atrás aquellas personas?

Sin duda alguna Jesucristo no se calla nada de la verdad para ser políticamente correcto ni por quedar bien con aquellos que le seguían. Así, bien podía haber dicho, para congraciarse a sus discípulos, que tendrían una vida opulenta y que serían los mejor considerados en la sociedad judía.

No fue, sin embargo, así. Todo lo contrario.

Leer más... »

6.12.09

La Palabra del Domingo - 6 de diciembre de 2009- Ver la salvación de Dios

biblia

Lc 3,1-6. Todos verán la salvación de Dios.

1 En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato procurador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano, tetrarca de Iturea y de Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene; 2 en el pontificado de Anás y Caifás, fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. 3 Y se fue por toda la región del Jordán proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, 4 como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas; 5 todo barranco será rellenado, todo monte y colina será rebajado, lo tortuoso se hará recto y las asperezas serán caminos llanos. 6 Y todos verán la salvación de Dios.

COMENTARIO

El Bautista, Juan

1.- Este texto de Lucas está, claramente, dividido en dos partes: en una nos presenta a Juan, hizo de Zacarías e Isabel, la prima de María, Madre de Jesús y Madre nuestra. Pero no nos presenta a Juan diciendo muchos datos biográficos de él sino que lo hace de una forma clarificadora: al hijo de Zacarías le habló Dios y allí, en el desierto, lugar muy propicio para la contemplación y el silencio, conoce cuál es su destino, cuál su misión.

2.- Ya sabemos todos cómo el ángel se le apareció al sacerdote Zacarías y cómo éste, con el pensar de la Antigua Alianza, manifestó cierta duda, a lo cual el ángel, yo creo que Gabriel, le comunicó que se quedaría sin vista hasta que naciera su hijo. Al nacer este, Zacarías no sólo recuperó la vista sino que, además, dijo cual sería el nombre del nacido: Juan, el mismo que había saltado en el vientre de la madre cuando María, de Nazaret, la visitó con Jesús en el vientre.

Leer más... »