InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Defender la fe

31.12.16

A partir de mañana la esperanza no la perdemos

Resultado de imagen de Fin de año

Cuando llega este día, el último del año, se suele hacer balance de lo que ha pasado y, además, se piensa mucho en lo que ha de venir porque mañana todo empieza de nuevo. En realidad, no se trata más de fechas que el ser humano ha convenido que así queden establecidas y a ellas debemos remitirnos para poder, simplemente, vivir.

Los católicos sabemos que cada día que pasa, cada año que dejamos atrás nos acerca al definitivo Reino de Dios porque somos conscientes de que nacimos para morir e ir al Padre. Por eso no debe entristecernos que pase el tiempo como si fuese una losa que cae sobre nosotros con la pérdida de facultades físicas que acarrea el paso del tiempo. No. Nosotros gozamos sabiendo que pasa el tiempo, sabemos que vale la pena que pasa porque conocemos el destino de nuestra vida que es otra, pero eterna; otra, pero mucho mejor que la que vivimos en este valle de lágrimas.

Leer más... »

28.12.16

La inocencia de aquellos santos

Resultado de imagen de SAntos Inocentes

Tengo que reconocer que siempre me ha repateado aquello que, demasiadas veces, se hace en un día tan señalado como el 28 de diciembre. Y me refiero a las bromas que, so capa de un tal día, el de los inocentes, se llevan a cabo. 

En realidad, no debemos decir día de los inocentes sino, así, dicho, con mayúscula, los Inocentes. Y aquí poner las cosas como corresponden ser llamadas tiene mucho que ver con nuestra fe católica. 

Queremos decir que “inocentes” e “Inocentes” no son lo mismo: los primeros son los simplemente mundanos, aquellos que caen en determinadas trampas y bromas en un tal día; los segundos, sin embargo, son aquellos que, con total inocencia por tu parte, fueron los primeros testigos del Hijo de Dios que, apenas un par de años antes, había venido al mundo.

Leer más... »

24.12.16

Nace el Hijo de parte de Dios Padre

Imagen relacionada

Es bien cierto que los cristianos, aquí católicos, tenemos en el 24 de diciembre un recuerdo muy especial porque traemos al hoy mismo el nacimiento del Hijo de Dios y Salvador nuestro. 

Así, confirmamos nuestra fe y hacemos de tal fecha algo tierno y amoroso, llena de buenos recuerdos y pensamientos por los que nos dejaron para irse a la Casa del Padre (al menos queremos que ahí estén). 

Y es que nace el Hijo de parte de Dios Padre. 

Sin embargo, quizá deberíamos traer a colación algo sin lo cual no deberíamos vivir y es el hecho de que, a diferencia de tener la Nochebuena como una que lo es, espiritualmente perfecta para nuestro corazón, el resto de noches del año también deberían ser Nochebuena. 

Con eso no se quiere decir que no tengamos como importante la noche en la que recordamos el nacimiento de Cristo. Eso deber descartarse. Pero sí que deberíamos tener en cuenta, a partir del significado de tal momento que fue histórico qué representa para nosotros, los discípulos de Cristo, que viniera al mundo y que Dios se hiciera carne. 

¿Qué supone al nacimiento de Jesús para los que nos consideramos hijos de Dios? ¿Acaso es una simple rememoración, un simple recuerdo de lo que pasó? 

Leer más... »

8.12.16

En dos palabras: In-Maculada

Resultado de imagen de virgen inmaculada murillo

Hay fechas en el calendario litúrgico que significan mucho. En realidad, no es la fecha en concreto sino, mejor, lo que ella contiene o, simplemente, refiere. 

Hay personas que esto no lo entienden. En realidad, lo que les pasa es que tienen poca fe y prefieren la aplicación de principios, en exceso, demostrativos o mecánicos. Y es que tienen una mentalidad tal que así: si lo veo, lo creo; si no lo veo, no lo creo. 

El caso es que lo que dice el día de hoy, lo que es y representa para el pueblo católico, es algo más que expresión de algo que pasó en su día. Y lo es porque supone, primero, la expresión del poder de Dios y, luego, en segundo lugar, de las consecuencias de la expresión de tal poder. 

Sabemos que Dios podía hacerlo, que quería hacerlo y que lo hizo. Lo hizo, pues, porque quería y porque podía tuvo la feliz y santa idea de hacerlo. Y ante eso, sólo cabe el asentimiento y la acción de gracias. 

¿Qué hay quien no creen en que un ser humano naciera sin la mancha del pecado original y, por lo tanto, sin pecado alguno? ¿Qué hay quien no entienda que tal mujer no tuvo mancha alguna a lo largo de su vida porque no estaba, ya, manchada por la de Adán y Eva? 

En realidad, eso debe importarnos menos que un comino o incluso menos. Lo que sí debe importarnos es lo que significó aquello para la historia de la salvación. Y es que se trata de eso: de qué pasó con la descendencia de Dios cuando una niña fue concebida sin el pecado original y luego dijo sí a la intención del Todopoderoso, expresada a través de su Ángel, de que fuera su Madre. 

Leer más... »

3.11.16

Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo: Dies natalis

Resultado de imagen de Dies Natalis Beato Manuel Lozano Garrido

Conocemos, por nuestra fe, que cuando uno de nuestros hermanos muere y tiene ganada una buena fama de santidad, es más que probable que acabe subiendo a los altares. Es decir, que según lo visto a lo largo de una vida tal hermano nuestro ha merecido y, así ganado, le sean abiertas las puertas del Cielo.

Podemos, según lo hasta aquí dicho, entender que el Beato Manuel Lozano Garrido, conocido como “Lolo”, tenía bien ganada su entrada en la Vida Eterna. Y, así, el día que murió, un 3 de noviembre de 1971, fue su verdadero Dies natalis, nació en tal día para la Bienaventuranza.

Leer más... »