InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Ventana a la Tierra Media – La Comarca de Tolkien

4.07.19

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – De Gondolin a Númenor

Resultado de imagen de Tolkien y la Tierra Media

 

Es bien cierto que se puede decir que no existe, en principio, relación alguna entre la Ciudad Escondida de Gondolin y la isla estrellada de Númenor. Y es posible que pueda sostenerse eso. 

Sin embargo, existe una relación más que directa entre ambos lugares si bien, como es sabido, Gondolin fue ciudad de los Elfos mientras que Númenor fue, en esencia, puesta en el lugar donde fue puesta, para los Hombres. 

Ahí, en la relación Elfos-Hombres es donde podemos encontrar la relación. Y, mejor, en una saga familiar que da mucho de qué hablar y, sobre todo, en qué pensar. 

De todas formas, aquí no hablamos de relación temporal en el sentido, por ejemplo, que se hubiera producido relación comercial o, simplemente, personal, entre un lugar y otro. No. Y es que eso no pudo ser posible porque ambos lugares no “coincidieron en el tiempo material de la Tierra Media”. Aquí hablamos de relación familiar. Sí, de eso hablamos. 

Resultado de imagen de Gondolin

Podríamos decir, emulando una vieja serie televisiva en la que un personaje, anciana ella, decía (antes de contar algún sucedido de su vida) algo así como “Sicilia, año 1940…” para, acto seguido contar lo que quisiera contar. Nosotros, pues, decimos, “Gondolin, más o menos, año 496 de la Primera Edad, Tuor, hijo de Huor, entra en la Ciudad Escondida”. Tiempo después se enamora de Idril, hija del Rey Turgon y Elenwë. Y es cuando todo empieza… 

Leer más... »

27.06.19

J.R.R. Tolkien- Ventana a la Tierra Media – Vidas paralelas: Bilbo Bolsón – Frodo Bolsón

Resultado de imagen de Tolkien y la Tierra Media

 

Estamos seguros (aún sin poderlo demostrar) que, en sus tiempos de estudiante, J.R.R. Tolkien tuvo que llevarse a los ojos las llamadas “Vidas paralelas” del escritor romano Plutarco. Y es que, como sabemos, en ellas se desarrolla una, digamos, biografía de dos personajes que, por sus especiales características personales, podían entenderse, por decirlo así, comparables. 

Algo así vamos a procurar hacer en este concreto y especial apartado del blog dedicado al profesor de Oxford. Y aunque, como es de esperar, esto no esté repleto de citas eruditas (cada cual da lo que puede) al menos vamos a tratar de hacerlo lo mejor que posible.

 

EXCURSUS

 

Antes de seguir, debemos decir que tanto aquí como en otros artículos de este especial apartado del blog dedicado a Tolkien podrán verse imágenes de las películas que han llevado al cine tanto El Hobbit como El Señor de los Anillos dirigidas por Peter Jackson. Y eso lo decimos porque no son pocos los que gustan de las obras escritas del profesor de Oxford que tienen a bien manifestar su desacuerdo con las mismas por las más diversas razones muchas de las cuales, eso sí, tienen que ven con gustos particulares y apreciaciones muy personales (como también pasa a quien esto escribe). Sin embargo, siendo la cultura actual como es nada mejor nos parece que hacer uso de tales imágenes por mucha que sea la crítica que se haga a tal saga cinematográfica que, no podemos negarlo, nos gusta más que mucho. Y esto lo decimos para que nadie se lleve a engaño y no nos ponga por los suelos por hacer eso. Además, es bien cierto que muchos pintores y dibujantes hacen sus propias interpretaciones sobre los personajes que aquí citamos y que, creemos, todos los lectores conocen, pero no nos equivocamos si decimos que los actores que han encarnado a los mismos en las citadas películas han quedado como los más representativos. A nuestro humilde entender decimos esto aún sin desconocer que muchas de tales obras son, sencillamente, maravillosas y representan más que bien el espíritu (el físico es otra cosa) de los personajes de J.R.R. Tolkien. 

 

FIN DEL EXCURSUS

 

Podemos decir que, si bien, siempre se le pidió a J.R.R. Tolkien, por parte del editor de El Hobbit, que escribiera la continuación de una obra tan exitosa, bien sabemos que no podía hacer eso, así, digamos, en general. Y no podía porque, en principio, no se le ocurrió que eso pudiera ser así y cuando se dice que un personaje, Bilbo Bolsón, vivió siempre, desde que regresó de su aventura, de una forma o de otra… difícilmente se puede continuar eso que parece terminado. Y es que, para Tolkien había terminado ahí la cosa. Y, entonces, le salió El Señor de los Anillos. 

Dos realidades, sin embargo, sí eran la continuación de la primera gran obra del profesor de Oxford: el Anillo como punto de unión entre una y otra, por un lado y, por otro, dos personajes como son Bilbo y Frodo Bolsón. Y, en realidad, sí hay cierta continuidad entre El Hobbit y El Señor de los Anillos. 

Nosotros nos vamos a referir a los personajes ya citados que son, como es bien sabido, más que importantes en estos cuentos. Y son, ni más ni menos, que Bilbo y Frodo, tío y sobrino, ejemplos, eso sí, de arrojo y valentía, a lo mejor, muy a su pesar.

Leer más... »

20.06.19

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Libros sobre Tolkien y su obra: El poder del Anillo, de Stratford Caldecott

Resultado de imagen de Tolkien y la Tierra Media

 

Resultado de imagen de El poder del anillo

 

Stratford Caldecott escribe y la Editorial Encuentro publica un libro dedicado a J.R.R. Tolkien que tiene un objeto claro que viene determinado en el subtítulo: “Trasfondo espiritual de El Hobbit y el Señor de los Anillos” y se refiere, claro, a eso, a lo que de espiritual tienen estos dos libros fundamentales de la obra del profesor de Oxford. Por eso el título del mismo es “El poder del anillo”. 

Es bien cierto que el mismo Tolkien, al hablar de su Señor de los Anillos dice que no ha hecho uso, digamos que de forma explícita, de aquello que podríamos denominar, “doctrina católica”. Sin embargo, como muy bien se nos dice en este libro por parte de la Editorial, “Pocos saben que Tolkien era un ferviente católico, y que los personajes, acontecimientos y dilemas morales de sus novelas están configurados por los dogmas de su fe”. Y es que tal es, exactamente, la verdad y es que, también, no hay mejor forma de mostrar la fe que uno tiene que no se note que se tiene pero que todo lo impregne. Y tal es el caso del subcreador de la Tierra Media. 

Pues bien, este libro habla, exactamente, de eso. Y el índice  del mismo nos lo muestra con total claridad: 

El libro se divide en dos partes: la primera de ellas con el título “El fuego secreto” hace referencia, por ejemplo, al árbol de los cuentos, a El Hobbit como una historia de una idea y una vuelta o, en fin, a lo que el autor llamada, una “presencia oculta” refiriéndose al catolicismo de Tolkien; la segunda de ellas está constituía por una serie de Apéndices que abarcan muchos temas como, por ejemplo, la relación entre Tolkien y Jung, la filosofía social del autor de las obras que estudia S. Caldecott, la obra del rey Arturo o lo que el profesor puede aportar a los escolares o sobre el paganismo. También, por haber sido escrito antes del estreno de las tres películas sobre “El Hobbit” nos habla, el autor de este texto, de la película de Peter Jackson sobre “El Señor de los Anillos”… 

Leer más... »

13.06.19

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – En general, sobre la obra de Tolkien

Resultado de imagen de Tolkien y la Tierra Media

 

Seguramente, este artículo podría haber sido escrito al principio de esta serie que encabeza la Tierra Media y que va dirigida a J.R.R. Tolkien. Sin embargo, no es poco cierto que la experiencia en la práctica de escribir sobre el profesor de Oxford le permite a uno ver las cosas mucho mejor cuando se ha dicho, aunque sea, algo sobre el autor, entre otros, de El Hobbit y El Señor de los Anillos. Podemos decir, por tanto, que vale la pena no correr más de la cuenta cuando es posible decir de forma más adecuada lo que se piensa sobre esto. Y, claro, no es nada malo, como podemos imaginar. 

No sé si lo hemos dicho antes pero el que esto escribe ha llegado, digamos, tarde (en el tiempo y en la edad) a la lectura de las obras de nuestro autor. Eso, por ejemplo, le produce una, digamos, “sana envidia” (aunque la envidia nunca es sana, creemos que se nos entiende) cuando lee que alguien dice que se leyó alguna de las obras citadas arriba a los 15 años de edad (incluso antes) y que, desde entonces, han pasado algunos decenios… 

La envidia a la que nos referimos arriba tiene mucho que ver con ciertas imposibilidades que lastran mucho el quehacer del que esto escribe. Y es que la obra de Tolkien (padre) afecta más allá de la simple lectura y se mete, digamos, en el corazón del lector de tal forma que ya nada puede ser igual. Y estamos seguros de que esto se entiende a la perfección. Pero hay temas, como por ejemplo, el de las lenguas a las que se les dio una Tierra Media para existir, que, en fin, se nos escapan como las Águilas de Thorondor, su Rey.

Resultado de imagen de Obra de Tolkien

Como sabe cualquiera que sea lector habitual (incluso ocasional) de J.R.R.Tolkien, el universo creado por este bendecido hombre es mucho más que lo que dejó escrito sobre el papel (mucho papel, eso sí) Y es que tanto los personajes como los escenarios, aún sabiendo que no son reales en el sentido que damos a la palabra “realidad”, transcienden más allá de la obra escrita y nos hacen pensar y preguntarnos acerca de la misma existencia de la Tierra Media y si, en verdad, no nos gustaría haber estado en ella, así, realmente. Y ya sabemos cuál es la respuesta… 

Leer más... »

6.06.19

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Microrrelatos (II)

Resultado de imagen de Tolkien y la Tierra Media

Hace unas semanas dimos entrada en este apartado del Blog dedicado a J.R.R. Tolkien a los microrrelatos que son, como su palabra indica, relatos escritos en pocas palabras. 

Después de hacer una de Perogrullo o, lo que es lo mismo, decir una obviedad, digamos que vamos a repetir la experiencia y vamos a traer aquí una segunda parte de los microrrelatos. Esperamos no canse esto que hacemos ahora. No es tal nuestra intención. Y, por favor, rogamos no cuenten los caracteres para ver si nos pasamos del número establecido. Perdónenos si eso hacemos y tengan paciencia, mucha paciencia, con este pobre juntaletras…

  

  • Muchas hubo. Lucharon el Mal contra el Bien. En algunas se lloró mucho; en otras, se cantó la victoria. Bajo las estrellas, llama súbita, la de las muchas lágrimas. En fin, la guerra.

    Leer más... »