InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: General

18.06.19

Un amigo de Lolo – Volver al principio

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Resultado de imagen de El sillón de ruedas

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “El sillón de ruedas”.

Volver al principio

 

De nuevo, con Cristo, revertíamos a la hora pura y el orden partía de cero, como cuando la Naturaleza estrenó la primera resonancia de una voz. “ (El sillón de ruedas, p. 105)

 

Es bien cierto y está al alcance de cualquiera que tenga interés en conocerlo, que el ser humano, desde que fue creado por Dios Todopoderoso, no hizo, en un principio, más que estropear las cosas.

Es conocido lo triste que pudo ser para el Creador ver como su creación preferida, el ser humano, se desviaba de lo que tenía establecido y hacía caso de un ser rastrero (aunque creemos que, al ser creada, la serpiente podía sostenerse sobre patas luego le fueron quitadas por Dios al condenarla al andar sobre su vientre después de lo que pasó…) porque quería ser igual a Dios. En fin…

Pues bien, aquello supuso la primera caída del hombre. El caso es que, luego, hubo otras muchas y el corazón de Dios no dejó de amar a la criatura que había hecho a su imagen y semejanza.

Perdonó nuestro Creador tantas veces como el hombre miró para otro lado y volvió la cara cuando Dios lo miraba y el corazón lo cerró al Amor del Padre. Pero Dios perdonó, siempre perdonó y echó una mano a quien había creado y entregado el mundo para que lo gobernase.

Leer más... »

16.06.19

Serie Venerable Marta Robin – Oración a María, Virgen

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Oración a María, Virgen

 

“¡Oh Virgen fiel y tan pura,

en todo y por todo apoyo,

mi refugio, mi más puro y perfecto modelo,

que me penetre el respecto, el amor,

el abandono filial a todas las voluntades

del Señor, voluntades a menudo misteriosas,

a veces abrumadoras pero siempre misericordiosas,

siempre adorables, siempre llenas de amor.”

(Cuaderno íntimo,31 de diciembre de 1929)

  

No podemos negar que todas las palabras que la Venerable Marta Robin nos dice en esta, que hemos dado en llamar, oración, las tenemos por una gran verdad y nos apoyamos en ellas para caminar por el mundo hasta que lleguemos al definitivo Reino de Dios, llamado Cielo.

El amor que nuestra hermana en la fe muestra por la Madre de Dios se palpa en cada línea, en cada verso o, en fin, en cada palabra.

En realidad, todo esto es parte de nuestra fe. Y lo es porque:

 

-Nosotros tenemos a la Virgen María no por alguien, así, digamos fiel como dicho de cualquier forma sino como el ser humano más fiel que ha existido sobre la faz de la Tierra.

-Nosotros tenemos a la Virgen María como el ser más puro que ha pisado la faz de la Tierra descontando, claro está, a su propio hijo, Jesucristo.

 

El caso es que sabemos que a la Virgen María podemos dirigirnos en momentos de dificultad y por eso le decimos todo lo que le decimos en las Letanias del Santo Rosario. Ella es, eso, refugio, amparo…

Leer más... »

15.06.19

La Palabra del domingo - 16 de junio de 2019

Resultado de imagen de SAnta Biblia

 

Jn 16, 12-15

“12 Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. 13 Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. 14 El me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros. 15   Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho: Recibirá de lo mío  y os lo anunciará a vosotros.”

COMENTARIO

 

La Promesa del Espíritu Santo

 

Jesús era consciente del tipo de personas que había escogido para que fueran sus apóstoles. Y es que no era personas, precisamente, bien formadas, si hablamos de lo intelectual. Muchos de ellos es hasta posible que fueran analfabetos.

Sin embargo, el Hijo de Dios no buscaba a los sabios de su mundo sino a los que pudieran recibir su mensaje y su doctrina con un corazón tierno y preparado para ser sembrado.

Decimos esto porque cuando dice, en este texto del Evangelio de San Juan, que tiene mucho que decirles pero que no pueden con tales realidades, lo dice porque, al conocerlos, sabe que no ha llegado el momento para que puedan entenderlo todo a la perfección. Y es que Él, que les estaba enseñando desde hacía, al menos, tres años, era consciente de la verdad y la realidad de todo aquello.

Leer más... »

13.06.19

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – En general, sobre la obra de Tolkien

Resultado de imagen de Tolkien y la Tierra Media

 

Seguramente, este artículo podría haber sido escrito al principio de esta serie que encabeza la Tierra Media y que va dirigida a J.R.R. Tolkien. Sin embargo, no es poco cierto que la experiencia en la práctica de escribir sobre el profesor de Oxford le permite a uno ver las cosas mucho mejor cuando se ha dicho, aunque sea, algo sobre el autor, entre otros, de El Hobbit y El Señor de los Anillos. Podemos decir, por tanto, que vale la pena no correr más de la cuenta cuando es posible decir de forma más adecuada lo que se piensa sobre esto. Y, claro, no es nada malo, como podemos imaginar. 

No sé si lo hemos dicho antes pero el que esto escribe ha llegado, digamos, tarde (en el tiempo y en la edad) a la lectura de las obras de nuestro autor. Eso, por ejemplo, le produce una, digamos, “sana envidia” (aunque la envidia nunca es sana, creemos que se nos entiende) cuando lee que alguien dice que se leyó alguna de las obras citadas arriba a los 15 años de edad (incluso antes) y que, desde entonces, han pasado algunos decenios… 

La envidia a la que nos referimos arriba tiene mucho que ver con ciertas imposibilidades que lastran mucho el quehacer del que esto escribe. Y es que la obra de Tolkien (padre) afecta más allá de la simple lectura y se mete, digamos, en el corazón del lector de tal forma que ya nada puede ser igual. Y estamos seguros de que esto se entiende a la perfección. Pero hay temas, como por ejemplo, el de las lenguas a las que se les dio una Tierra Media para existir, que, en fin, se nos escapan como las Águilas de Thorondor, su Rey.

Resultado de imagen de Obra de Tolkien

Como sabe cualquiera que sea lector habitual (incluso ocasional) de J.R.R.Tolkien, el universo creado por este bendecido hombre es mucho más que lo que dejó escrito sobre el papel (mucho papel, eso sí) Y es que tanto los personajes como los escenarios, aún sabiendo que no son reales en el sentido que damos a la palabra “realidad”, transcienden más allá de la obra escrita y nos hacen pensar y preguntarnos acerca de la misma existencia de la Tierra Media y si, en verdad, no nos gustaría haber estado en ella, así, realmente. Y ya sabemos cuál es la respuesta… 

Leer más... »

12.06.19

Hoy hace 9 años de la Beatificación de Lolo

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Resultado de imagen de beatificación de manuel lozano garrido

Era en 2010. Un tal día como hoy, 12 del mes sexto de aquel año, un día lluvioso aunque, por la fecha, pueda parecer extraño, un jienense de Linares (España) subió a los altares porque merecía subir a los altares. Su nombre, más que conocido, es Manuel Lozano Garrido aunque es reconocido como Lolo.

Tengo que reconocer que para hoy tenía previsto escribir sobre unas líneas del libro de Lolo de título “El sillón de ruedas” que desde hace bastantes semanas estoy trayendo a este apartado del Blog. Pero, la verdad, al darme cuenta de la fecha que era el día 12 de junio… no me he podido resistir y he cambiado la cosa.

Como pueden ver, no estoy utilizando términos como “tenemos que reconocer” o “nos hemos dado cuenta” que es lo que se hace cuando se quiere, uno, dar cierta importancia al escribir en tercera persona (la vanidad es un vicio, a lo mejor, muy extendido…). No. Aquí sólo cabe el uso de la primera persona porque yo, el que esto escribe, celebro más que mucho este día. Y es que es muy personal como suele serlo lo de los santos para sus hermanos aún en el mundo.

Leer más... »