InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Muy personal

30.06.19

El Rey de España… ¿Dónde estaba ayer?

Ayer domingo, 30 de junio del año de Nuestro Señor de 2019, el que esto escribe recibió un correo electrónico muy especial.

Se trata, y puede verse en la imagen que aquí ponemos, de la respuesta de la Casa Real (del Rey de España, claro está) al requerimiento a Su Majestad de que fuera su persona la que hiciera la renovación de la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús como hizo el entonces Rey de España, en 1919.

La cosa, contando en mayorías políticas, debía ser de poca importancia porque, al fin y al cabo, sólo firmamos la tal petición 16.813 católicos españoles y eso, claro está y según qué tipo de pensamientos, es poca cosa…

Digamos, en primer lugar, que parece algo de guasa y cachondeo, que la fecha de la firma de la dizque respuesta sea la del 30 de mayo, justamente un mes antes de la citada Consagración había ayer. En fin… hay quien o no da más de sí o es, simplemente, malo de toda maldad…

Leer más... »

21.11.18

55 años es tiempo para agradecer a Dios

Resultado de imagen de 55

 

El artículo de hoy va a ser algo especial porque quiero felicitar a las personas que creo deben ser felicitadas y agradecer a Quien hace que todo sea posible. Y es que nada es mejor, para un creyente católico, que regalar (aunque sean felicitaciones y agradecimientos) cuando es, como es el caso, su cumpleaños. Y es que es más que bueno eso de dar, como sabemos y, aquí, felicitar y agradecer.

 

Felicito, por lo tanto:

 

A las personas que ponen su fe católica por encima de todas las mundanidades que puedan recaer sobre su corazón o sobre su mente.

 

A los creyentes católicos que han descubierto que son amados por Dios y eso les sirve, ya, siempre y siempre.

 

A los creyentes católicos que hacen posible que la fe arraigue en sus corazones con raíces profundas.

 

A los creyentes católicos que no se dejan arrebatar el corazón por lo políticamente correcto y los respetos humanos.

 

A los creyentes católicos que son, en verdad, pobres de espíritu, mansos y humildes.

Leer más... »

18.07.18

Homenaje a los caídos por Dios y por España

 

Es más que seguro que este artículo va a molestar a más de uno. Pero, con franqueza digo, que al que esto escribe le importa un pito, un bledo y, en fin, todo lo que aquí pueda ponerse. Y es que no vamos a callar nada cuando hay tanto rojo que no deja de predicar sus malas ideas y sus maldades por doquier. Y es que, además, pretenden cambiar lo que pasó entonces porque no es de su gusto el resultado de aquella Cruzada. 

¡Sí, aquello es que fue una Cruzada! 

Tenemos que decir, sin embargo, que aquel 18 de julio de 1936 no fue una fecha que no tuviera antecedentes ni nada por el estilo. Y es que el General Franco no dijo aquel día algo así como “¡Hala!, a levantarnos contra la República, que hoy me he levantado farruco!” No. Las cosas tenían muchos y demasiados antecedentes que son más que conocidos por todos pero que la malhadada y mal llamada “memoria histórica” parece no recordar porque bien sabemos que es totalmente selectiva, manipuladora y, en fin, dictatorial, impositiva… vamos, una pura excrecencia humana. 

Leer más... »

21.11.17

Un amigo de Lolo – "Lolo, libro a libro"- Hoy doy gracias a Lolo

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Hoy doy gracias a Lolo

Resultado de imagen de Número 54

Como estoy más que seguro que el Beato Manuel Lozano Garrido perdonará que no traiga en el día de hoy alguna de sus sabias y válidas palabras, voy a dedicar unas líneas (que, seguro, serán pocas aunque muy merecidas) en este día en el que, esto escribe, cumple, 54 años, a agradecer.

Agradecer es, como bien sabemos, de saberse bien nacidos. Y quien se sabe hijo de Dios no puede, ¡qué menos!, que agradecer, primero, al Padre Eterno, la misma vida de la que disfruta y, luego, a algún que otro hermano suyo por haber sido puesto por el Creador en beneficio, también, de sí mismo.

Amar no siempre es fácil. Pero amar a quien se ha entregado al prójimo de la mejor forma que Dios le ha dado a entender facilita mucho el ejercicio de la caridad. Y este es el caso.

Aquí hablo de dar gracias. Y alguien podría pensar que una persona que no ha conocido, personalmente, a otra poco puede agradecer en cuanto a tal conocimiento. Sin embargo, creer eso es sembrar la semilla de la ignorancia, por ejemplo, referida al mismo Jesucristo al que sólo conocieron unas pocas personas y en unos escasos años.

Leer más... »

15.08.17

Y subió a los Cielos

Resultado de imagen de Asunción de María

Seguro que el Beato Manuel Lozano Garrido no se enfada si hoy, martes, día en el que el que esto escribe hace lo propio acerca de Lolo, lo dedico a su Madre y nuestra Madre, María, la que recordamos (para que no se nos olvida nunca) que subió al Cielo en cuerpo y alma porque era una mujer muy especial escogida y elegida por Dios. 

A tal respecto, tenemos por cierto y verdad, y es dogma de nuestra fe católica que la Madre de Dios fue lleva en cuerpo y alma al Cielo. Eso lo dejó dicho el Papa Pío XII, en la bula Munificentessimus DeusLo hizo en el año 1950 y no es que descubriera que eso era así sino que certificaba que era así porque el pueblo católico lo tenía por cierto y verdad desde hacía mucho, pero que mucho tiempo. 

Entonces dijo esto que sigue:

 “Pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celeste”.

 

En este texto leemos cosas que preocupan a más de un desavisado y a más de un hereje. 

Así, por ejemplo, que María era y es Inmaculada;

También, que aquella joven judía era la Madre de Dios y no sólo la Madre de un hombre, de nombre Jesús;

Que siempre fue Virgen: antes del parto, durante el parto y después del parto. Y, por fin, 

Que, a diferencia del resto de seres humanos cuyo cuerpo, al morir, queda en el mundo y su alma, vuela donde la sentencia divina diga que tiene que volar (Cielo, Infierno o Purgatorio-Purificatorio), Ella, la Madre de Dios tuvo el enorme privilegio de ser “llevada”, por así decirlo, a la Casa del Padre.

Leer más... »