InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: 2019

22.12.19

La Palabra del Domingo - 22 de diciembre de 2019

Resultado de imagen de SAnta Biblia

Mt 1, 18-24

 

“18 La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. 19 Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto. 20 Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: ‘José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. 21 Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él

salvará a su pueblo de sus pecados.’ 22 Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: 23 = Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, = que traducido significa: ‘Dios con nosotros.’ 24 Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer.”

 

COMENTARIO

Todo lo que estaba escrito debía cumplirse

Resultado de imagen de cuarto domingo de adviento 2019

Los profetas, inspirados por Dios, anunciaron lo que ahora estaba pasando. Y, entre ellos, el profeta Isaías. Fue a quien el Todopoderoso inspiró la verdad, aquello que, con el paso del tiempo, iba a suceder.

Seguramente por eso, cuando Jesús, muchos años después, habla a los discípulos de Emaús les habla acerca de lo que los profetas habían escrito sobre la venida del Mesías. Y es que todo, como decimos, debía cumplirse.

Aunque el episodio de la Encarnación está mejor narrado en Lucas, Mateo hace hincapié en algo muy importante. Jesús debía de tener un padre-hombre para que fuese reconocido como tal y evitar, así, los posibles problemas que podía tener María al decir que estaba embarazada. Es seguro que había sido lapidada.

Leer más... »

20.12.19

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Algunos, seguramente buenos, caídos en el Mal

Resultado de imagen de JRR TOLKIEN

Desde mucho más que antiguo, allí donde se pierde la memoria de los que fueron y murieron; allí donde todo es pasado y ha quedado para cuentos o fantasías; allí donde se pudo haber perdido algo bueno… en fin, allí mismo ya hubo quien prefirió lo malo a lo bueno y lo que nunca se debe tener en cuenta a lo que sí.

Es bien cierto que, a lo largo de la obra más conocida de J.R.R. Tolkien (digamos, como podemos imaginar, El Hobbit y El Señor de los Anillos) muchos de los personajes creados por el profesor de Oxford, sencillamente, cambiaron de bando. Y sí, algunos de ellos se pasaron al de los malos porque aquí, como sabe cualquiera, hay buenos y malos… como en la vida misma, la de la Tierra Media y la de aquí, la de ahora mismo.

Sobre esto, al menos de forma muy escueta, ya se ha escrito en este blog. Es decir, sobre algunos de los personajes creados por Tolkien padre que han preferido el lado sombrío de la realidad algo ya se ha dicho. Pero ha sido, eso, algo muy escueto, poca cosa. Y lo ha sido porque donde fue esto escrito bastaba y sobraba mencionar brevemente a los que se perdieron para el bien y se aliaron con lo que creían sería “su” bien que es siempre, claro está, algo demasiado subjetivo y, por tanto, egoísta.

Leer más... »

18.12.19

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro” - Esperanza siempre puesta en Dios

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Resultado de imagen de El sillón de ruedas

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “El sillón de ruedas”.

Esperanza siempre puesta en Dios

 

“Vuelvo al recuerdo y veo al sufrimiento como un sereno que va apagando una por una las luces del camino, y a la Providencia que sale a las encrucijadas, visible, acariciable, tangible, con su lamparilla nueva y su luz inmaculada para las sombras de la noche que se inicia”. (El sillón de ruedas, p. 116)

 

No se puede decir que el Beato Manuel Lozano Garrido no mirara al sufrimiento a la cara sino que, al contrario, le sostenía la mirada hasta resultar vencedor de aquellos duelos espirituales. Y eso lo muestra en el texto que hoy hemos traído y que, en pocas palabras, nos muestra que todo bien es, a pesar de todo, posible.

Aunque es bien cierto que la figura del sereno, como persona que acude a la llamada de quien no puede entrar en su casa porque tal es su labor, ya ha desaparecido de nuestras calles, el sentido que quiere darla Lolo es más que actual.

Nuestro hermano en la fe nos informa acerca de algo que, sobre el sufrimiento, debemos saber (seguramente ya lo sabemos pero dicho así, es mucho mejor para ser conscientes…) Y es que, como lo hacía el sereno al que nos hemos referido arriba, siempre está presente en nuestra vida.

El caso es que sufrir, de la manera como se refiere el Beato de Linares (Jaén, España), no es fácil porque supone que, en efecto, el padecer va, algo así, como apagando las luces del camino de nuestra vida. Y con tal apagamiento es verdad que podemos ver mucho peor el tal camino que nos lleva al definitivo Reino de Dios. Y eso no puede ser bueno y es, seguro, malo y más que malo porque no ofrece seguridad sino, al contrario: oscuridad y falta de fuerzas del alma.

Sin embargo, para Lolo no todo está perdido. Bueno, para él y para todo aquel que crea en Dios Todopoderoso y en su santísima Providencia.

Leer más... »

16.12.19

Venerable Marta Robin – Providencia de Dios

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Providencia de Dios

 

“En la historia de las almas no hay hechos al azar, sólo hay grandes diseños de una Providencia; lo que es imprevisto para nosotros siempre ha sido previsto por Dios.” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Esto que hoy hemos traído aquí de las palabras dejadas dichas por la Venerable Marta Robin en su Diario íntimo es, seguramente, lo que más apunta a una fe arraigada en el corazón. Y es que nos habla de confianza en Dios.

Al respecto de lo que nos dice, de la santa Providencia de Dios, no podemos negar que no siempre aceptamos la misma y que, incluso, podemos no llegar a creer que sea posible una intervención tal del Todopoderoso. Y esto lo pensamos porque, en el fondo, a lo mejor no creemos que Dios sea, eso, Todopoderoso y que Quien todo lo ha creado, todo sea capaz de proveer…

Ciertamente, muchas cosas que nos pasan no sabemos ni las razones por las que nos pasan ni, sobre todo, si hay alguien o Alguien detrás de ellas. Y las soportamos, exactamente, porque nos vienen, porque las circunstancias están así y no podemos hacer otra cosa.

Todo esto, como decimos, tiene que ver mucho con la fe que tenemos.

La fe que tenemos, la nuestra, la católica, tiene una serie de, digamos, principios que deben ser respetados. Y es que si no los aceptamos lo que pasa, por decirlo pronto y para que se entienda, es que no somos católicos. Podemos ser otra cosa pero católicos no.

Leer más... »

15.12.19

La Palabra del Domingo - 15 de diciembre de 2019

Resultado de imagen de SAnta Biblia

Mt 11, 2-11

 

“2 Juan, que en la cárcel había oído hablar de las obras de Cristo, envió a sus discípulos a decirle: 3 ‘¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?’ 4 Jesús les respondió: ‘Id y contad a Juan lo que oís y veis: 5 los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena Nueva; 6 ¡y dichoso aquel que no halle escándalo en mí!’ 7 Cuando éstos se marchaban, se puso Jesús a hablar de Juan a la gente: ‘¿Qué salisteis a ver en el desierto? ¿Una caña agitada por el viento? 8 ¿Qué salisteis a ver, si no? ¿Un hombre elegantemente vestido? ¡No! Los que visten con elegancia están en los palacios de los reyes. 9 Entonces ¿a qué salisteis? ¿A ver un profeta? Sí, os digo, y más que un profeta. 10 Este es de quien está escrito: = He aquí que yo envío mi mensajero delante de ti,  que preparará por delante tu camino. = 11 ‘En verdad os digo que no ha surgido entre los nacidos de mujer uno mayor que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el Reino de los Cielos es mayor que él.’”

         

COMENTARIO 

Entre Juan y Jesucristo

Resultado de imagen de tercer domingo de adviento 2019

1. La vida de aquel hombre designado por Dios para introducir en el mundo a su Hijo había sido muy ajetreada. Si desde el seno de su madre, Isabel, recibió la buena noticia de que el Salvador del mundo iba en el vientre de la prima de su Madre, llamada María, no iba a dejar de cumplir la misión para la que, muy especialmente en el seno de una mujer a la que llamaban estéril, iba a nacer.

Pues bien, aquella misión la cumplió tan bien Juan el Bautista que, por eso mismo, fue encarcelado pues no pudo el Mal hacer otra cosa que utilizar a ciertas mujeres y a cierto hombre poderoso para que la cabeza de aquel buen hombre de Dios rodara por el suelo y fuese servida, ante indignos comensales, en una bandeja.

2. Pero aquí, en este texto del evangelista Mateo, Juan aún no ha subido a la Casa del Padre. Sus discípulos, aún en la cárcel estando su maestro, se ven enviados por el mismo a preguntar a Jesús si es que era Él quien debía venir para salvar al mundo.

Es más que probable que Juan supiera, lo sabía de hecho antes del bautismo de Jesús, que su primo era, en efecto, el Mesías. Sin embargo, necesitaba la confirmación del hijo de María y de José para que todo el mundo supiera, ya para siempre que había llegado el Esperado, el Ungido de Dios.

3. Y Jesús no puede aportar nada más, y nada menos, que lo que ha hecho. Las Sagradas Escrituras hasta entonces conocidas por el pueblo elegido por Dios, decían que el paso por el mundo del Mesías se vería acompañado de una serie de hechos que, por extraordinarios determinarían que el mismo era, en efecto, el Enviado de Dios. Y no por casualidad todo aquello se estaba cumpliendo a la perfección: Jesús cura a ciegos, cura a sordos, resucita a muertos y, como consecuencia de todo eso, anuncia que el Reino de Dios ha llegado.

Todo, pues, se estaba cumpliendo.

4.  Pero Jesús sabe que ha de decir algo importante sobre Juan.

Al igual que le pasaba a Él mismo, que muchos esperaban un Mesías vengador contra el pueblo opresor romano, lo bien cierto es que muchos también esperaban que quien debía anunciar al Mesías debía ser un hombre más bien rico, muy bien vestido… Y, sin embargo, como a Él mismo le pasa, Juan también es pobre y viste pobremente aunque Él cumple la voluntad de Dios, igual que hace Jesús.

Como todo lo que estaba sucediendo ya había sido escrito por los profetas de Dios en los textos sagrados hasta entonces conocidos, lo que estaba pasando con Juan también se había escrito. Dice Jesús, por eso mismo, que aquel hombre era quien enviaba Dios para que preparar el camino y, como diría Él mismo, anunciase que los caminos del Señor debían ser enderezados (señal de que se habían torcido bastante). Era, de aquí su importancia intrínseca, el más importante de los nacidos sin contarlo a Él mismo, claro.

5. Y algo muy importante dice Jesús al final de este texto. Juan el Bautista es un hombre muy importante pero incluso así quien ha alcanzado el Reino de los Cielos, el definitivo Reino de Dios y allí es el más pequeño es más grande que quien bautizó a Cristo.

¡Gran misterio es éste!, y, sin embargo, nos muestra la importancia que tiene no olvidar cuál es nuestro destino eterno y cómo debemos enfocar nuestra vida: enderezando nuestro camino…

PRECES

Pidamos a Dios por todos aquellos que no tienen en cuenta las recomendaciones de Juan el Bautista en su predicación.

Roguemos al Señor.

Pidamos a Dios por todos aquellos que no se dan cuenta de que la importancia espiritual es mucho más importancia que la material.

Roguemos al Señor.

ORACIÓN

Padre Dios; ayúdanos a encontrarte en lo bueno y mejor del mundo. 

Gracias, Señor, por poder transmitir esto.

El texto bíblico ha sido tomado de la Biblia de Jerusalén.

 

Eleuterio Fernández Guzmán 

   

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos. 

Panecillo de hoy: 

Palabra de Dios; la Palabra. 

Para leer Fe y Obras.

 

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.