InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Agosto 2018, 13

13.08.18

Serie Venerable Marta Robin – Sobre la pasión en sí misma vivida: Santo anhelo

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Santo anhelo

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

 

“Señor, danos a todos y a cada uno el sentimiento profundo de vuestra pasión de Amor, danos la dulzura de amarla, de penetrarla hasta el fondo, hasta el centro íntimo de vuestro Corazón amante”.

 

Es bien cierto y seguro que la Pasión, en cuanto sufrimiento físico y mortal, no fue un plato grato de digerir. Sostener lo contrario sería algo así como decir que Jesucristo se deleitó en su propia muerte y eso mostraría un desequilibrio inadmisible en el Hijo de Dios. No. Las cosas no fueron así ni pudieron ser así: Cristo sufrió y más que sufrió cuando le estaban zahiriendo, escupiendo, insultando, haciendo de menos su ser y, en fin, clavándolo en aquel instrumento que, por ser de tortura, había sido ideado así.

Hay, sin embargo, mucho que decir al respecto de lo que supone la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo si es entendida como Dios quiere que se entienda. Y, entonces, el Todopoderoso suscita, entre sus hijos, a algunos que, como la Venerable Marta Robin, nos ayuda a esto que, siendo tan difícil, es tan importante para nuestra vida espiritual. Y es que el quicio sobre el que abre la puerta del Cielo.

Leer más... »