InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Enero 2018

1.01.18

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra

 

María

Dejó dicho Tertuliano que “Es necesario creer en un Dios único, todopoderoso, creador del mundo, y en su Hijo Jesucristo, nacido de la Virgen María” (De virg. vel., 1, 3). 

Por otra parte, el Catecismo de la Iglesia católica dice (No. 495) que “Llamada en los Evangelios ‘la Madre de Jesús’ (Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como ‘la madre de mi Señor’ desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios "Theotokos". 

“Nacido de la Virgen María” porque siendo Jesucristo Dios hecho hombre, su Madre es, por eso mismo, también de Dios y siéndolo del Creador también lo es nuestra. Por eso la Iglesia católica confiesa que María es verdaderamente la Theotokos o Madre de Dios. 

Todo, tiene, sin embargo, un origen… 

Cuando Jesús, en su cruz colgado, encomendó a Juan, el discípulo amado, que cuidara de Su Madre hizo algo más: nos la entregó para que fuera, también, Madre nuestra. 

Así, las palabras “He ahí a tu madre”, que dijera Cristo al Zebedeo, en aquel momento de entrega suprema a la voluntad de Dios, están dirigidas a cada uno de nosotros. “Nos invitan a amar a María como Cristo la amó, a recibirla como Madre en nuestra vida, a dejarnos guiar por ella en los caminos del Espíritu Santo” (San Juan Pablo II, en la Audiencia General del 29 de abril de 1998). 

Leer más... »