Serie Venerable Marta Robin – Sólo Cristo, sólo Dios

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Sólo Cristo, sólo Dios

 

“Jesús sólo, el amigo verdadero, el amigo querido, el bien amado, puede sostenernos eficazmente en todas nuestras penas y dificultades.” (Cuaderno íntimo, 12 de enero de 1930)

 

En ese texto de la Venerable Marta Robin hay un qué, unas circunstancias. Pero también hay un cómo y, sobre todo, hay un Quién. Y todo muestra, primero, que se sabe lo que se cree y, luego, que en verdad se cree.

 

Qué y sus circunstancias

 

Es bien cierto que, a lo largo de nuestra vida, pasamos por buenos momentos pero también lo es que pasamos por malos, muy malos y más allá de malos. Ciertamente, la existencia de un ser humano pasa por lo que llamamos valle de lágrimas porque, en efecto, lo es.

La Venerable Marta Robin, que de eso tuvo mucho en sus años de vida sabe más que bien y por experiencia propia que sí, que tenemos penas y que pasamos por dificultades y que son, por decirlo así, el pan nuestro de cada día. Por eso pone sobre la mesa la verdad de las cosas sin malabarismos espirituales ni delicadezas que sobran en este caso.

Los sufrimientos y todo aquello que pudiera hacernos caer en desesperación abunda en nuestra vida porque las circunstancias por las que pasamos son muchas y diversas y es de esperar que nos acontezca… eso, lo que nos pasa. Y a nadie extraña esto sino que es tenida tal realidad por algo evidente e, incluso, necesario para crecer en el espíritu…

 

Cómo

 

Confiando en Jesucristo. Así de sencillo.

Cuando Marta Robin nos dice que debemos sostenernos en Jesucristo lo dice porque ella tiene experiencia propia. Por eso se, digamos, atreve, a facilitarnos las cosas porque no estamos solos sino que siempre nos acompaña la mano y el corazón amigos de nuestro hermano Jesucristo en quien debemos poner nuestra total confianza.

Hay, pues, esperanza porque hay salvación a través de Quien se entregó, precisamente y no por casualidad, para que la hubiera. Y salvación aquí mismo, en nuestro diario quehacer.

 

Quién

 

El Hijo de Dios.

En efecto, no Otro que Jesucristo. Y al Hijo de Dios la Venerable Marta Robin dedica calificativos que son más que ciertos porque son verdad: verdadero amigo, querido amigo, bien amado.

Estas delicadezas que tienen Jesucristo con nosotros, que se expresan en eso que nos dice Marta Robin, no está puesto ahí sin razón alguna sino con todo el corazón de Dios, Padre de Cristo y Padre nuestro. Y por eso quien goza tanto haciendo suyas tales delicadezas (y nos referimos a nuestra hermana Marta) no puede callarlas por mucho que el mismo Cristo quisiera que las callara como les pasó a los muchos que salvó y no quiso que fueran por ahí difundiendo su curación. Ni era eso posible ni, creemos, Cristo podía esperar eso de nadie…

 

Vemos, por tanto, que sí, que nuestras tribulaciones pueden (son) muchas y diversas porque así con las circunstancias por las que pasamos durante nuestro caminar en este valle de lágrimas. Pero es bien cierto que sabemos también que ni estamos solos ni nunca lo vamos a estar. Palabra de santa.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

La Venerable Marta Robin es buen ejemplo de lo que se puede llegar a ser: hija de Dios.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna. 

 

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.