J.R.R. Tolkien – Ventana a la Tierra Media – Cumpleaños feliz a los Bolsón de toda la vida

Resultado de imagen de Tolkien y la Tierra Media

Lamentablemente, nosotros no vamos a preparar ninguna fiesta ni vamos a invitar a los hobbits de los alrededorestampoco vamos a hacernos con todas las provisiones en comida que pueda haber desde aquí a varios kilómetros a la redonda; y, por fin, tampoco vamos a dar ningún discurso que muchos ni siquiera quisieran escuchar estando a las viandas como iban a estar… En realidad, ni queremos marchar a ningún sitio ni tenemos Anillo alguno para desaparecer ni para hacer que desaparezca…

En fin. Nosotros, pues, no preparamos fiesta alguna pero no podemos dejar de decir que hace unos cuantos días, dos de nuestros más queridos personajes, Bilbo y Frodo, de los Bolsón de toda la vida de La Comarca, cumplieron años. A más señas, el pasado 22 del presente mes de septiembre. Y eso sí lo vamos a celebrar… ¡faltaría más!

Es bien cierto que entre ellos, tío (padre adoptivo, luego, podemos decir a tenor de las circunstancias) y sobrino había unos decenios de por medio pero no puede ser casualidad (la misma no existe sino, en todo caso, la Voluntad de Eru/Ilúvatar) que nacieran el mismo día del mismo mes. Vamos, no en el mismo año, claro está, pero sí en aquel 22 del mes, para nosotros, de septiembre.

Podemos decir, para felicitar a nuestros buenos amigos medianos, que ambos tienen algo muy importante que celebrar. Los portadores del Anillo (cada uno a tu tiempo, claro está) unen, de tal manera, sus existencias por eso tan sutil que, al fin y al cabo, es el día del nacimiento. ¿Quién no se ha dado cuenta de que, por ejemplo, ha nacido el mismo día que otra persona y eso, en cierta manera, lo ha unido a ella?

Resultado de imagen de Bilbo y Frodo

Bueno. Pues dicho esto, felicitamos a nuestros buenos amigos (al fin y al cabo lo son por mucho que se encuentren incorporados a las letras de un libro) por muchas buenas razones o, al menos, eso a nosotros nos parece:

-Los felicitamos, por ejemplo, por haber sabido llevar una vida acorde con su espíritu rompiendo, para eso, con muchas de sus costumbres y tradiciones.

-Los felicitamos, por ejemplo, por tener un espíritu más aventurero del que ellos creían tener.

-Los felicitamos, por ejemplo, por haber sabido cumplir con una misión tan difícil como era la que tenían que llevar a cabo… cada uno en su tiempo y en su lugar.

-Los felicitamos, por ejemplo, por no haber querido traicionar a sus amigos.

-Los felicitamos por haber sabido compartir con sus amigos en momentos de dificultad.

 

-Los felicitamos, por ejemplo, por no guardarse sus miedos cuando los tenían.

-Los felicitamos, por ejemplo, por llevar, allí donde fueran, el espíritu dulce y amable de su Comarca.

-Los felicitamos, por ejemplo, por querer aprender de lo que les rodeaba en cada ocasión propicia para ello.

-Los felicitamos, por ejemplo, por querer dejarse ayudar cuando la ayuda era necesaria.

-Los felicitamos, por ejemplo, por saber guardar un secreto, ¡Su secreto!, por encima de toda presunción o vanidad.

-Los felicitamos, por ejemplo, por ser más fuertes de lo que sus aparentes fuerzas podían mostrar.

-Los felicitamos, por ejemplo, por no haberse dejado dominar por el Mal cuando el Mal querían cogerlos por el pescuezo para retorcerlo.

-Los felicitamos, por ejemplo, por saber reconocer a sus amigos independientemente de la raza que fueran.

-Los felicitamos, por ejemplo, por saber mirar de cara al peligro por muy peligroso que fuera.

-Los felicitamos, por ejemplo, por ser buenos en el buen sentido de la palabra.

 

Y, por fin,

 

-Los felicitamos, también, por demostrar que, quien quiere, puede y que puede todo aquel que sabe a dónde va y a dónde no debe ir nunca.

Resultado de imagen de El Anillo Único

En fin… Bilbo, Frodo, de los Bolsón de toda la vida, ¡Muchas felicidades en el día, ya pasado, de vuestro cumpleaños! 

De todas formas, por mucho que, para nosotros, haya pasado aquel 22 de septiembre, es más que probable que, en el mundo, haya para quien hoy sea tal fecha. Lo decimos, como posibles lectores, claro está. Y es que, al fin y al cabo, todo es tan presente como queramos que sea. Y, en esto, queremos que lo sea siempre, siempre y siempre… si ustedes nos entienden. 

     

 Eleuterio Fernández GuzmánErkenbrand de Edhellond  

 

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Hay mundos que, sin duda alguna, nos llevan más lejos del que vivimos, nos movemos y existimos.

………………………….
Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

4 comentarios

  
María de los Ángeles
Yo no sé si ha sido la canción que estaba escuchando en éste momento (somewhere only we know de Keane), o ha sido lo magnífico del artículo o unidos ambos factores, se me han salido las lágrimas al leerlo.

Me ha llegado mucho la parte de expresar los miedos. ¡Cuántas veces por querer dármelas de valiente (muchas veces disfrazada de soberbia),he guardado mis miedos por el miedo ahora sí (valga la redundancia) del qué dirán

EFG

Es que el qué dirán es más que peligroso...
27/09/19 3:38 AM
  
Hechos
Gracias por tan alegre y festivo post.

¡Felicidades a los más insignes Bolsón!

El dato del nacimiento en el mismo día se me había escapado.

Y muchas gracias por los panecillos de meditación de Lolo que en Gloria está, son muy edificantes.

Saludos cordiales.

Jesús

EFG

Está más qué bien celebrar este tipo de cumpleaños aunque a alguien pudiera parecerle algo estrafalario por tratarse de una obra literaria.

Y de Lolo...en fin... que decir que no sea bueno y mejor a su favor.
27/09/19 7:47 AM
  
Tulkas
ESDA es una obra literaria, sí.
Pero ha sembrado más esperanza que diez mil homilias.


EFG

Totalmente de acuerdo contigo, gran Tulkas.
27/09/19 2:02 PM
  
José J.
Desde mi punto de vista y en relación con esta web, pienso que la obra de Tolkien trasciende lo que es su obra literaria, o las influencias que ha ejercido en diversos campos, tal como se destaca en el artículo, y no siempre como algo lógico, tal y como se ha señalado en otros comentarios. Y es que la frivolizacion que se ha hecho de su obra ha ocultado cual fue su verdadera intención. Para entender a Tolkien hay que leer sus cartas, ver su profunda religiosidad, su filosofía ante el misterio de Dios, su apasionado amor hacia el Creador, su fervor por Nuestro Señor manifestado en su inmenso respeto por la eucaristía. Su particular interpretación de nuestro destino en este mundo. Toda su obra gira alrededor de la inmortalidad y las huidas, en sus propias palabras. Eso no es lo que muchos ven en él y, sin embargo, es lo más interesante de todo. Paradójicamente, él que afirmaba detestar la alegoría como forma y expresión, acabó por construir una completa alegoría de este mundo.
12/10/19 4:00 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.