Serie Venerable Marta Robin – Oración a María, Virgen

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Oración a María, Virgen

 

“¡Oh Virgen fiel y tan pura,

en todo y por todo apoyo,

mi refugio, mi más puro y perfecto modelo,

que me penetre el respecto, el amor,

el abandono filial a todas las voluntades

del Señor, voluntades a menudo misteriosas,

a veces abrumadoras pero siempre misericordiosas,

siempre adorables, siempre llenas de amor.”

(Cuaderno íntimo,31 de diciembre de 1929)

  

No podemos negar que todas las palabras que la Venerable Marta Robin nos dice en esta, que hemos dado en llamar, oración, las tenemos por una gran verdad y nos apoyamos en ellas para caminar por el mundo hasta que lleguemos al definitivo Reino de Dios, llamado Cielo.

El amor que nuestra hermana en la fe muestra por la Madre de Dios se palpa en cada línea, en cada verso o, en fin, en cada palabra.

En realidad, todo esto es parte de nuestra fe. Y lo es porque:

 

-Nosotros tenemos a la Virgen María no por alguien, así, digamos fiel como dicho de cualquier forma sino como el ser humano más fiel que ha existido sobre la faz de la Tierra.

-Nosotros tenemos a la Virgen María como el ser más puro que ha pisado la faz de la Tierra descontando, claro está, a su propio hijo, Jesucristo.

 

El caso es que sabemos que a la Virgen María podemos dirigirnos en momentos de dificultad y por eso le decimos todo lo que le decimos en las Letanias del Santo Rosario. Ella es, eso, refugio, amparo…

También sabemos que si alguien en quien podemos fijarnos, a modo de ejemplo a seguir para cumplir la Voluntad de Dios, tal persona es la Virgen María. Y es que ella, a lo largo de su vida, mostró (ya desde que diera a luz a su hijo y Dios hecho hombre) que no era imposible hacer lo que Dios quería que hiciera. Y eso es lo que hace ella, la Inmaculada, a lo largo de los años que el Todopoderoso la tuvo entre los hombres.

No nos extraña, para nada, que nuestra hermana en la fe, la Venerable Marta Robin, quiera y anhele que todo lo que pudo pasar en la existencia de la Virgen María, en cuento a la fe nos referimos, le pase a ella también. Y por eso, a continuación de establecer lo que podríamos denominar “las generales de la ley de la existencia de María”, insiste en algo que es más que importante y que siempre deberíamos tener en cuenta:

-Marta Robin quiere que todo aquello que hay de bueno al respecto de nuestro hermano Jesucristo, le afecte (bien, queremos decir) a su corazón: tener muy en cuenta en su vida lo que supone la Voluntad del Señor, tener Su amor por algo crucial en su existencia de hija de Dios o, en fin, el dejarlo todo en manos del Señor, a la sazón a su santa Voluntad.

Sin embargo, ella no deja de reconocer que lo que es la santísima Voluntad de Dios no es siempre fácil de comprender ni de entender. Por eso le atribuye misterio la tilde de abrumadora. Y no es nada raro esto porque cualquiera sabe que, en su particular vida, no siempre acaba ni de entender ni de comprender la Voluntad de Dios, cuál es la razón de que quiera que hagamos esto o lo otro cuando nosotros, eso ni entendemos ni comprendemos…

De todas formas, sabe Marta Robin que la Voluntad del Señor, muy a pesar de que muchas veces no lleguemos a comprenderla ni a entenderla es, en sí misma, adorable. Es más, que está llena de Amor que es el que tiene el Padre para con sus hijos, para con su criatura que creó a su imagen y semejanza.

Y a esto lo podemos llamar, con toda justicia, fe.

Eleuterio Fernández Guzmán

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

La Venerable Marta Robin es buen ejemplo de lo que se puede llegar a ser: hija de Dios.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.