Un amigo de Lolo – "Lolo, libro a libro"- Lo que no entendemos

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Resultado de imagen de El sillón de ruedas

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “El sillón de ruedas”.

Lo que no entendemos

 

“Para nuestra limitación, el significado de la obra redentora es como el nacimiento de una cuarta dimensión con la que a las potencias se les ofrecen nuevas perspectivas o un sereno y majestuoso orden en el que los hechos articulan con precisión, sentido, armonía y grandeza.”

 

Que no entendamos muchas cosas relacionadas con nuestra fe católica no es de extrañar. Y no lo es porque las mismas proceden de Quien nos ha creado y mantiene en el mundo y no estamos, simplemente, capacitados para entenderlo todo.

El Beato Manuel Lozano Garrido, que de esto sabía más que algo, habla de “nuestra limitación” pues no hablamos, ni habla él, de la que son físicas que pueden soportarse sino de aquellas que, siendo espirituales, no siempre estamos dispuestos a comprender ni, sobre todo, a aceptar.

Nosotros nacemos, nos movemos y existimos, como dice el Apóstol. Y, sin embargo, precisamente porque somos pecadores, necesitamos ser redimidos, perdonados, salvados.

Lo que Dios quiso hacer con el envío de su Hijo al mundo era, precisamente, hacer posible que la salvación eterna estuviera al alcance de su semejanza. Y es que si, hasta entonces, a lo máximo que podía aspirar el alma humana era a llegar al limbo de Abrahám y que dar allí esperando la llegada del Mesías liberador, con el nacimiento  y, sobre todo, muerte y resurrección de Jesucristo, todo lo que antes no había sido posible entonces sí lo iba a ser. Y hablamos, claro, como decimos arriba, de nuestra salvación eterna.

Pues bien, esto de la realidad redentora de Cristo no es fácil de entender. Creemos, sí, que gracias al Mesías hemos sido salvados pero no creemos haya nadie que sea capaz de argumentar y mostrar cómo eso ha sido posible. Y por eso es cuestión de fe, de creer sin ver como dijo el mismísimo Hijo de Dios.

El caso es que somos limitados y para que eso no se nos atragante y nos creemos muros espirituales que no seamos capaces de superar o saltar, el Beato Lolo nos habla de eso, de nuestra propia limitación pero de lo que significa la misma redención.

Todo aquí, como nos dice nuestro Beato de Linares (Jaén, España) está más que previsto por Dios. Y es por su sabia Providencia por lo que todo se nos abre como una flor que, en primavera, nace de la semilla que se plantó o, naturalmente, fructificó. Es decir, es lo más natural (por ser lo original, lo que parte de Dios mismo) que a nosotros nuestro Creador nos lo ponga fácil aunque no totalmente claro. Es decir, que sea preciso en lo que hace, que tenga sentido lo que hace, que lo haga armónicamente y que, de suyo, todo sea tan grande que, sí, es posible no seamos capaces de alcanzar tal grandeza.

De todas formas, a nosotros eso no debe importarnos más de lo necesario que es el saber, el mismo saber y entender, que no podemos saber más, ahora, de lo que podemos saber y que llegará un momento en el que, en el Cielo, se nos abra todo el entendimiento. Pero ahora nos basta, debería bastarnos, con estar agradecidos a Dios por haber hecho posible que, a pesar de nuestras caídas podemos, aún, ser salvador, ser redimidos.

En realidad, lo que no entendemos es lo que es base, raíz, y esencia de nuestra fe; eso es la fe.

   

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: [email protected]

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Saber sufrir, espiritualmente hablando, es un verdadero tesoro.

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.