Ventana a la Tierra Media – La Comarca de Tolkien – Presentación

Resultado de imagen de Tolkien y la Tierra Media

  

“No es importante saber cuánto tiempo queda, sino qué hacer con el tiempo que se te concede”.

 

Gandalf, Maiar, de la Orden de los Istari

 

La frase con la que hemos dado comienzo a esta serie dedicada a J.R.R. Tolkien dice mucho de quien la escribe. Y nos dice, por ejemplo, que comprende más que bien el espíritu humano que, tantas veces, está preocupado más por el cuánto sin tener en cuenta, en el fondo, el qué. ¿Y es que qué importa el tiempo que nos queda por vivir si no sabemos bien qué hacer con él? Y si lo perdemos en insensateces y necedades ¿de qué nos ha servido? 

Pues bien, cuando a uno le viene a la cabeza el nombre de Tolkien no puede evitar (¡Es que es inevitable!) que le vengan a la cabeza muchas realidades que, estando lejos de la nuestra, de la que vivimos, están, sin embargo, muy presentes en nuestra vida. Sí. Esto es todo un misterio que sólo cuando nos encontremos con nuestro profesor (en el Cielo, esperamos) podremos comprender.

 A nadie extrañe que este blog, que está inscrito en una página católica, tenga el sentido que tiene que tener atendiendo a su título, Mera defensa de la fe. Y eso lo digo, antes que nada y para que nadie se lleve a engaño, para que se conozca que lo que aquí se escriba del más que conocido autor de “El hobbit” y “El Señor de los Anillos”, tendrá que ver con su religión y la nuestra, la católica, siempre que eso sea posible y necesario; a veces, también, tan sólo con lo propiamente escrito por el profesor o por otras personas que han hecho y hacen lo propio con Tolkien y su aportación al mundo de la literatura. En fin, que habrá de todo un poco pues ya decía San Pablo aquello de “Examínalo todo y quédate con lo bueno”…

De todas formas, no queremos espantar a nadie, así, de antemano. Y, por eso, desde ahora mismo digo que todo aquel que no tenga tal religión, sea agnóstico o, incluso, ateo, tiene aquí abierta la puerta (mejor la ventana por el título que tiene esto). Y no es que se pretenda la conversión de nadie que así piense (aunque no estaría nada mal, por cierto…) sino que comprendemos perfectamente que lectores de J.R.R. Tolkien los hay de toda idea, pelaje y condición porque, si como dice el dicho “de todo hay en la viña del Señor” también podemos decir que “de todo hay en la Tierra Media” (hobbits, elfos, enanos, hombres, dragones, magos, águilas, orcos, trasgos, etc.) 

Bueno. Pues vayamos al grano de la cosa

Resultado de imagen de El Anillo Único

¿A nadie se le ha ocurrido que la Tierra Media debería existir? 

Sí, bien sabemos esta pregunta puede parecer absurda pero, qué quieren que les diga, a quien esto escribe le gustaría muy mucho que eso pasara y que pudiese haber una en donde el honor tuviera su importancia, donde se respetase la palabra dada y donde el amor traspasase la frontera de lo políticamente correcto. Y queremos decir con esto que lo que representa su existencia, aunque sea sobre el papel, es más que mucho y muchos mundos se encierran en el espacio donde nuestro autor inglés supo poner y hacer que fuesen reales (en la ficción, claro está) una serie de personajes que no son sólo personajes sino encarnaciones perfectas de tipos característicamente humanos. 

Desde aquí, por tanto, queremos abrir una ventana a la Tierra Media. 

Las ventanas se abren, claro está, para ver lo que hay delante de ellas. Y, en este caso, es el inconmensurable mundo creado por J.R.R. Tolkien, aquel hombre que nos ha proporcionado muchas razones para confiar en las mociones del Espíritu Santo que, siendo escuchadas, a lo mejor hacen que alguien haga rendir sus talentos de los que habla la parábola de los mismos.. 

Pero, también, cuando abrimos una ventana puede verse lo que hay tras ella, dentro de allí desde donde se mira. Es decir, lo que a nosotros puede tocarnos de cerca la Tierra Media de Tolkien también debe ser tenido en cuenta porque, de otra forma, ¿qué sentido tiene la literatura que no sea mover los corazones, a ser posible, a lo mejor? ¿Quién no se ha sentido inmerso en alguna de las muchas aventuras que hacen transitar a los personajes que tanto recordamos por las páginas de las obras de nuestro profesor? ¿Tenemos, nosotros mismos, un nombre, élfico, de enano o, en fin, de cualquier otra criatura, que sabemos nos viene como anillo (nunca mejor dicho) al dedo? O, también, ¿Quién no querría tener delante a Tolkien para agradecerle tanto bien que le ha hecho con el mundo creado, mejor subcreado, por él, para sus hijos y, luego, para todos nosotros? 

La ventana, pues, que abrimos, nosotros querríamos que enmarcase, en primer lugar, la Comarca donde viven esos seres tan cercanos, que tan bien saben vivir, como son los Hobbits. Y queremos que eso sea así porque, aún a sabiendas que tal espacio es uno muy pequeño con relación a la dimensión espacial y espiritual de la Tierra Media, no es poco cierto que Tolkien debió creer que era la mejor para vivir. Y lo debió pensar porque, ¡qué diantre!, es una buena tierra y un buen lugar para envejecer. Y, por eso, nuestros protagonistas medianos acaban siempre volviendo como volvió Don Quijote a su tierra y a su casa, si ustedes me entienden. 

Por cierto, no se nos puede olvidar decir que en este apartado del Blog dedicado a Tolkien se admiten las aportaciones que se quieran hacer al mismo. Y queremos decir con esto que si hay algún lector que tenga interés en que se publique un artículo suyo, un estudio, una narración tipo cuento o tenga el formato que tenga, letras de canciones terramedianas (si se puede decir así), etc, sólo tiene que hacerlo llegar al humilde conductor de esto. Eso sí, tienen que estar relacionadas con el Bien y nunca con el Mal encarnado por Melkor/Morgoth donde el mismo sea el protagonista activo (sí, pues, si se trata de un estudio sobre tal personaje) pues, para eso, ya tiene bastantes medios el Enemigo. 

Ni qué decir tiene que sí, que esperamos esto. Es más, pedimos a Dios y a Eru, el Único (1), que así sea.

El-poney-pisador-cartel

Pedimos, de todas formas, perdón de antemano, por los errores que podamos cometer en esta labor que ahora empezamos pues, al ser un recién llegado a la Tierra Media es posible que nos podamos encontrar con alguna que otra criatura malcarada o con exceso de celo personal. Y si quieren, para pasar este trago, vayan al Póney Pisador y pídanle a Cebadilla Mantecona una buena jarra de cerveza o de té (que de todo hay). Seguro que encuentran con quién pasar un buen rato y seguros estamos que esto sí lo entienden muchos lectores… 

 

(1) Para quien no sepa quien es Eru, es, según el autor de estas maravillosas obras, J.R.R. Tolkien, el Creador de la Tierra Media,  también llamado Ilúvatar.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: [email protected]

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Hay mundos que, sin duda alguna, nos llevan más lejos del que vivimos, nos movemos y existimos.

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.
…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

 

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

4 comentarios

  
Jackino
Siempre he pensado que Tolkien se inspiraba en la historia y en la mitología occidentales para crear su mundo de fantasía. Los hobbits serían un reflejo de la sociedad rural inglesa. El reino de Numenor sería reflejo de la Atlántida. Y así sucesivamente con el resto de pueblos de la Tierra Media.
12/01/19 1:32 AM
  
Tulkas
Tolkien será santo, pero no es doctor de la Iglesia.
Querer ver en sus obras más allá del valor literario y lingüístico es perderse el verdadero valor de las mismas.

No creo q Tolkien hubiese aprobado bodrios sobre su obra como “Un camino inesperado” y otros por el estilo.


---
EFG

Es evidente que Tolkien era católico y, aunque él mismo dice que no ha escrito intentando hacer apología, lo bien cierto es que sí, se puede ver mucho más allá del valor literario y lingüístico porque lo que escribe lo hace desde una óptica católica.
12/01/19 1:38 PM
  
Jackino
Los hobbits me recuerdan la política de espléndido aislamiento de la Inglaterra victoriana: nada de aventuras que retrasan la cena.
12/01/19 6:47 PM
  
Jackino
@ Tulkas, si quiere decir que la trilogía de El Hobbit no es fiel al guión original de Tolkien estoy de acuerdo. Por ejemplo, en el libro no aparece ninguna heroína elfa que el guionista de la película se ha tomado la libertad de añadir. Pero es mas verosímil que Bardo matase a Smaug con una balista grande que lo hiciese con un arco de tamaño humanoide: que es otra libertad narrativa que se ha tomado Peter Jackson. A pesar de todos, las innovaciones de la película mantienen la sorpresa para los que ya nos hemos leído el libro con anterioridad.
12/01/19 7:01 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.