InfoCatólica / Mater et Magistra / Categorías: Historia de las Españas, Fe y Reino, Herejía, Religión y política, Religiosidad popular

23.07.11

21.07.11

El día que se perdió España (II)

El desembarco

El día 28 de abril de 711 comenzó el paso de las naves invasoras por el estrecho, dando comienzo así a la invasión de España. No se sabe si fue el propio Tarik, o Urbano Juliano, quien decidió que el punto de desembarco sería la peña de Calpe, esto es, la columna de Hércules septentrional. Se trataba de un monte empinado confinado en una estrecha península. Un lugar fácilmente defendible, pero de escasas playas practicables. Fue una decisión excesivamente prudente y que causaría serios contratiempos.

Leer más... »

19.07.11

El día que se perdió España (I)

Introducción

Hoy se cumplen trece siglos exactos del comienzo de la batalla más trascendente de la historia de España, la única que cambió de forma duradera su ser. Es muy probable que, pese a su importancia, esta fecha pase desapercibida en los medios de comunicación, en una sociedad como la nuestra, que ha olvidado sus raíces.

Leer más... »

24.06.11

La última dinastía

El 24 de noviembre de 687 el dux et comes scanciorum Egica fue ungido y coronado rey de España por el metropolitano Julián de Toledo en la iglesia de los Santos Apóstoles. Egica, el mayor magnate del reino y cabeza de la familia del depuesto Wamba (de quién afirmaron cronistas posteriores que era sobrino), había pactado su acceso al trono con el anterior rey, sellando la alianza con su matrimonio en segundas nupcias con Cixilo, una de las hijas de Ervigio.

Leer más... »

26.05.11

Dos familias

En la misma cámara de su finca de Gérticos donde moría el rey Recesvinto el 1 de septiembre de 672, los nobles de la Corte (Aula Regia) llevaron a cabo una reducida versión de las disposiciones para elegir al sucesor al trono hispanogodo que había estipulado el canon 75 del IV concilio. No conocemos los entresijos de aquella tensa reunión, pero probablemente los magnates familiares o clientes de la familia chindasvintiana tratarían de conservar la corona y todas sus prerrogativas, mientras el resto de clanes aristocráticos se opondrían, decididos a evitar que aquellos prolongaran la dinastía que se extinguía con la falta de descendencia del difunto monarca.

Leer más... »