InfoCatólica / Mater et Magistra / Categoría: Fe y Reino

3.03.11

Conjuras y concilios

En marzo de 631 el duque de Septimania, Sisenando (Sigisananths), llegaba a Toledo para ser proclamado rey por la asamblea de la nobleza rebelde a Suíntila. Contaba con el apoyo de muchos nobles y los principales obispos, particularmente Isidoro de Sevilla, a cuyo discípulo Braulio el rey nombró obispo de Zaragoza (Caesaraugusta) poco después. No obstante, su reinado comenzó de forma tormentosa.

Leer más... »

26.01.11

Un reino católico

Con el ascenso al trono de Liuva II (Leova) en diciembre del año 601, el obispo de Sevilla Isidoro proyectaba ejercer sobre el joven monarca la misma influencia que su hermano mayor y antecesor en la silla hispalense, Leandro, había influido en el padre de aquel. Pero Isidoro era un erudito devoto, y carecía de las dotes de persuasión y gobierno del viejo obispo conspirador.

Leer más... »

19.12.10

Recaredo. El nacimiento de España

Tras la muerte de Leovigildo en abril de 586, su hijo Recaredo (Reikareiks), asociado al trono varios años antes, regresó desde Septimania a Toledo para ser proclamado rey por los nobles en una innovadora ceremonia al estilo bizantino. Se trataba de la segunda sucesión pacífica dentro de la misma familia, un hito de estabilidad no visto en 100 años entre los godos. Heredó de su padre un reino unido, fuerte, con el tesoro público saneado, y con una sociedad dividida en godos dominadores e hispanorromanos dominados en vías de fusionarse, tras la abolición hecha por Leovigildo de la ley que prohibía los matrimonios mixtos. Únicamente persistía la separación religiosa, que ya afectaba a los propios godos, divididos entre los tradicionalistas arrianos y los cada vez más numerosos conversos al catolicismo.

Leer más... »

14.11.10

El mayor de los arrianos

A la muerte del rey Atanagildo en 568, el reino visigodo de Hispania, se hallaba al borde de su desaparición: la hacienda pública estaba arruinada, la moneda devaluada, el tesoro real perdido, grandes trozos de territorio en rebeldía, y los nobles no se ponían de acuerdo para elegir sucesor.

Leer más... »

30.09.10

La primera guerra civil de España

La muerte del rey Amalarico en 531, extinguió la estirpe de Alarico Baltho, el más esclarecido de los visigodos, que no volverían a tener otra dinastía que les uniera tan firmemente. Los nobles eligieron para sucederle al candidato obvio, Teudis (Thiudareiks), cabeza del partido de los ostrogodos y el más poderoso de entre ellos.

Leer más... »