23.05.17

Acusará al mundo de pecado, de justicia y de juicio

Evangelio del martes de la sexta semana de Pascua:

Ahora voy a quien me envió y ninguno de vosotros me pregunta: «¿Adónde vas?» Pero porque os he dicho esto, vuestro corazón se ha llenado de tristeza; pero yo os digo la verdad: os conviene que me vaya, porque si no me voy, el Paráclito no vendrá a vosotros. En cambio, si yo me voy, os lo enviaré. Y cuando venga Él, acusará al mundo de pecado, de justicia y de juicio: de pecado, porque no creen en mí; de justicia, porque me voy al Padre y ya no me veréis; de juicio, porque el príncipe de este mundo ya está juzgado.
Jn 16,5-11

No creer en Cristo, que es exactamente lo mismo que no creer en Dios, es pecado. Lo dijo Él mismo a sus apóstoles. En la primera lectura de hoy, San Pablo y Silas respondieron al jefe de la prisión de la que fueron liberados por un terremoto cuando les preguntó cómo podía salvarse él mismo:

Leer más... »

22.05.17

Cuando venga el Paráclito dará testimonio de mí

Evangelio del lunes de la sexta semana de Pascua

Jesús dijo a sus discípulos:
Cuando venga el Paráclito, que os enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio, porque desde el principio estáis conmigo. 
Os he hablado de esto, para que no os escandalicéis. Os excomulgarán de la sinagoga; más aún, llegará incluso una hora cuando el que os dé muerte pensará que da culto a Dios. Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí. Os he hablado de esto para que, cuando llegue la hora, os acordéis de que yo os lo había dicho.
Jn 15, 26-27; 16,1-4a

Cristo nos muestra al Padre y el Espíritu Santo nos muestra a Cristo. De hecho, fue el Espíritu Santo quien obró en la Encarnación del Hijo. Así le dijo el arcángel Gabriel a la Virgen María:

Leer más... »

21.05.17

Siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón

Segunda lectura del sexto domingo de Pascua:

Glorificad a Cristo en vuestros corazones, siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza; pero con mansedumbre y respeto, y teniendo limpia la conciencia, para que quienes calumnian vuestra buena conducta en Cristo, queden confundidos en aquello que os critican. Porque es mejor padecer por hacer el bien, si ésa es la voluntad de Dios, que por hacer el mal. Porque también Cristo padeció una vez para siempre por los pecados, el justo por los injustos, para llevaros a Dios. Fue muerto en la carne, pero vivificado en el espíritu.
1 Pe 3,15-18

Hay dos formas, complementarias, de dar testimonio del reinado de Cristo en nuestras vidas. De palabra y de obra. Si nuestro comportamiento no acompaña a nuestras palabras, seremos piedra de tropìezo en vez de ayuda.

Leer más... »

20.05.17

Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya

Evangelio del sábado de la quinta semana de Pascua:

Jesús dijo a sus discípulos: Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya, pero como no sois del mundo, sino que yo os he escogido sacándoos del mundo, por eso el mundo os odia.
Recordad lo que os dije: “No es el siervo más que su amo”. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. Y todo eso lo harán con vosotros a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió.
Jn 15,18-21

Algo no va bien en nuestras vidas cuando no nos diferenciamos gran cosa de como viven los que no están en Cristo. Y algo va muy mal en la Iglesia cada vez que recibe el aplauso del mundo. Pues como dice San Pablo “todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús serán perseguidos” (2 Tim 3,12).

Leer más... »

19.05.17

Esto os mando: que os améis los unos a los otros

Evangelio del viernes de la quinta semana de Pascua:

Jesús dijo a sus discípulos: “Éste es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el de dar uno la vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; a vosotros, en cambio, os he llamado amigos, porque todo lo que oí de mi Padre os lo he hecho conocer. No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca, para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Esto os mando: que os améis los unos a los otros".
Jn 15,12-17

Gracias a Cristo pasamos a ser parte de la familia de Dios. Y como tal debemos comportarnos, considerando hermanos a todos aquellos que han sido redimidos por el Señor.

Leer más... »