InfoCatólica / Santiago de Gobiendes / Archivos para: Julio 2019

6.07.19

No hay salvación fuera de la Iglesia

Muy importante y necesario el artículo que publica Luis Fernando Pérez Bustamante en su blog sobre la, al parecer, próxima canonización del Beato Henry Newman. Según escribe Luis Fernando, el cardenal dejó escrito que tenía la convicción de que si seguía siendo anglicano, se condenaría; o sea, aceptó el dogma “Extra ecclesiam, nulla salus”.

Extra Ecclesiam nulla salus es un dogma de fe; es decir, una verdad incuestionable y que todo católico debe aceptar. No es una verdad opinable, cuestionable o relativa. No. Y este dogma no ha sido derogado ni puede serlo. La verdad es la verdad siempre. Porque algunos aducirán que esto suena a medieval, a inquisición, a fanatismo, a integrismo, a intolerancia… Ya sé que esto en la sociedad liberal apóstata no se entiende. Ya sé que esto no es “políticamente correcto”. Ya sé que al mundo de hoy no le gusta escuchar la verdad. Pero cuando algo es verdad, es verdad. Y la verdad es la misma en el siglo XIII y en el XXI. Los dogmas no evolucionan. Pueden ser profundizados, pero no cambiados. Puede que alguien no los entienda, pero debe aceptarlos por fe. Nuestra obligación es llevar a todas las almas a Cristo para que se salven y tengan vida en abundancia. El cristiano tiene la obligación, por caridad – por puro amor – de curar las heridas del hombre que está tirado en la cuneta de la vida por culpa del pecado. No hay mayor amor que ese. Pero el amor no se impone ni la fe tampoco. Por eso no cabe fanatismo alguno. Pero tampoco podemos ocultar la verdad ni mucho menos, avergonzarnos de anunciar a Cristo. Lo que para el mundo sería un acto de soberbia y de prepotencia (“¡qué se habrán creído estos católicos! ¡Cómo pueden pensar que solo ellos se pueden salvar!”), en realidad es un acto de profunda humildad y de caridad: Extra ecclesiam nula salus significa que nosotros somos de Cristo, que Él es el Señor de nuestra vida y que sólo Él nos puede salvar a todos. La Iglesia no pretende excluir a nadie. Al contrario: a todos acoge con amor de madre. La Iglesia tiene las puertas abiertas para quien quiera entrar y recibe con los brazos abiertos a todos los que quieran acercarse a ella.

Leer más... »

En el Corazón de Jesús a través del Corazón de María

San Juan Pablo II adoptó como lema de su pontificado la expresión “Totus tuus”, que significa “soy todo tuyo”. Ese lema viene de la famosa oración de San Luis María Grignion de Monfort: “Totus tuus ego sum, Maria, et omnia mea tua sum” (Soy totalmente tuyo, María, y todas mis cosas son tuyas), y quiere expresar el deseo de vivir unido a María para cumplir en plenitud el primer mandamiento dado por Dios en el Antiguo Testamento: “Escucha, Israel, amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y todas tus fuerzas” (Deut 6, 4). Ese primer mandamiento no es sólo amar al Señor, sino amarlo “con todo” nuestro ser, como lo amó María. Muchas veces nosotros caemos en la soberbia de creernos más listos y mejores que Dios y pretendemos enmendarle la plana. María, en cambio, acepta con humildad lo que Dios le pide y cumple sus mandamientos, aunque a veces no los entienda, porque sabe que Dios es más grande y sabe más que nosotros.

Leer más... »