¿Son iguales todas las religiones?

 

No. Solo hay una religión verdadera porque solo hay un Salvador: Jesucristo. No hay salvación fuera de la Iglesia. Confesamos un solo Señor, una sola fe y un solo bautismo.

Quienes predican la teoría perversa de que todas las religiones son iguales son unos impíos.

Los católicos creemos en la Santísima Trinidad y creemos que Jesús es el Verbo Encarnado, el Hijo de Dios, el Mesías. Musulmanes y judíos no creen en Jesucristo ni en la Santísima Trinidad. Luego, ¿creemos en el mismo Dios?

Este párrafo del Documento de Abu Dabi, ¿es aceptable?:

“La libertad es un derecho de toda persona: todos disfrutan de la libertad de credo, de pensamiento, de expresión y de acción. El pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos.”

Esta afirmación atenta contra el primer mandamiento de la ley de Dios.

¿Y este otro párrafo del documento final del Sínodo de la Amazonia?:

14. La vida de las comunidades amazónicas aún no afectadas por el influjo de la civilización occidental se refleja en la creencia y los ritos sobre el actuar de los espíritus de la divinidad, llamados de innumerables maneras, con y en el territorio, con y en relación con la naturaleza (LS 16, 91, 117, 138, 240). Reconozcamos que desde hace miles de años han cuidado su tierra, sus aguas y sus bosques, y han logrado preservarlos hasta hoy para que la humanidad pueda beneficiarse del goce de los dones gratuitos de la creación de Dios. Los nuevos caminos de la evangelización deben construirse en diálogo con estos conocimientos fundamentales en los que se manifiestan como semillas de la Palabra.

¡¿Cómo que los espíritus relacionados con la naturaleza (¿la Pachamama?) han cuidado desde hace miles de años su tierra, sus aguas y sus bosques?! Esto es una especia de aceptación de un cierto animismo pagano. Dice la Declaración de las verdades relacionadas con algunos de los errores más comunes en la vida de la Iglesia de nuestro tiempo:

6. Las religiones y formas de espiritualidad que promueven alguna forma de idolatría o panteísmo no pueden considerarse semillas ni frutos del Verbo puesto que son imposturas que impiden la evangelización y la eterna salvación de sus seguidores, como enseñan las Sagradas Escrituras: «El dios de este siglo ha cegado los entendimientos a fin de que no resplandezca para ellos la luz del Evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios» (2Cor 4,4).

7. El verdadero ecumenismo tiene por objetivo que los no católicos se integren a la unidad que la Iglesia Católica posee de modo inquebrantable en virtud de la oración de Cristo, siempre escuchada por el Padre: «para que sean uno» (Jn 17,11), la unidad, la cual profesa la Iglesia en el Símbolo de la Fe: «Creo en la Iglesia una». Por consiguiente, el ecumenismo no puede tener como finalidad legítima la fundación de una Iglesia que aún no existe.

9. La religión nacida de la fe en Jesucristo, Hijo encarnado de Dios y único Salvador de la humanidad, es la única religión positivamente querida por Dios. Por tanto, es errónea la opinión según la cual del mismo modo que Dios ha querido que haya diversidad de sexos y de naciones, quiere también que haya diversidad de religiones.

Encíclica Ubi Primum de León XII (1824)

14. Es imposible que el Dios verdadero, que es la Verdad misma, el mejor, el más sabio proveedor y el premiador de los buenos, apruebe todas las sectas que profesan enseñanzas falsas que a menudo son inconsistentes y contradictorias entre sí, y otorgue premios eternos a sus miembros […] porque por la fe divina confesamos un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. […] Por eso confesamos que no hay salvación fuera de la Iglesia. 

Encíclica Mirari Vos de Gregorio XVI (1832)

9. Otra causa que ha producido muchos de los males que afligen a la iglesia es el indiferentismo, o sea, aquella perversa teoría extendida por doquier, merced a los engaños de los impíos, y que enseña que puede conseguirse la vida eterna en cualquier religión, con tal que haya rectitud y honradez en las costumbres. Fácilmente en materia tan clara como evidente, podéis extirpar de vuestra grey error tan execrable. Si dice el Apóstol que hay un solo Dios, una sola fe, un solo bautismo, entiendan, por lo tanto, los que piensan que por todas partes se va al puerto de salvación, que, según la sentencia del Salvador, están ellos contra Cristo, pues no están con Cristo y que los que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es indudable que perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin mancha; oigan a San Jerónimo que nos cuenta cómo, estando la Iglesia dividida en tres partes por el cisma, cuando alguno intentaba atraerle a su causa, decía siempre con entereza: Si alguno está unido con la Cátedra de Pedro, yo estoy con él. No se hagan ilusiones porque están bautizados; a esto les responde San Agustín que no pierde su forma el sarmiento cuando está separado de la vid; pero ¿de qué le sirve tal forma, si ya no vive de la raíz?

Encíclica Qui Pluribus de Pío IX (1846)

Igualmente decimos de ese sistema que es repugnante a la misma luz que la razón natural, que es la indiferencia de la Religión, con la cual, eliminaron toda distinción entre virtud y vicio, entre verdad y error, entre honestidad y bajeza, enseñan que cualquier religión es igualmente buena para lograr la salvación eterna, como si entre la justicia y las pasiones, entre la luz y la oscuridad, entre Cristo y Belial pudiera existir un acuerdo o algo en común. Apunta con el mismo propósito a la vil conspiración contra el sagrado celibato de los clérigos, fomentado, ¡oh, qué pena, incluso por algunos hombres de la Iglesia! Olvidando miserablemente su dignidad y cediendo a las tentaciones de la voluptuosidad. La perversa institución de la enseñanza en las disciplinas filosóficas también tiende a esto.

Encíclica Quanta Cura de Pío IX (1864)

Pues sabéis muy bien, Venerables Hermanos, se hallan no pocos que aplicando a la sociedad civil el impío y absurdo principio que llaman del naturalismo, se atreven a enseñar «que el mejor orden de la sociedad pública, y el progreso civil exigen absolutamente, que la sociedad humana se constituya y gobierne sin relación alguna a la Religión, como si ella no existiese o al menos sin hacer alguna diferencia entre la Religión verdadera y las falsas.» 

Encíclica Humanum Genus de León XIII (1884)

 […] el propósito de los Masones es perseguir cuanto puedan a los católicos con una enemistad implacable, y no descansar hasta lograr que sea destruido todo cuanto los Sumos Pontífices han establecido en materia de religión o por causa de ella.
Y si no se obliga a los adeptos a abjurar expresamente la fe católica, tan lejos está esto de oponerse a los intentos masónicos, que antes bien sirve a ellos. Primero, porque éste es el camino de engañar fácilmente a los sencillos e incautos y de atraer a muchos más; y después, porque, abriendo los brazos a cualesquiera y de cualquier religión, consiguen persuadir de hecho el grande error de estos tiempos, a saber, el indiferentismo religioso y la igualdad de todos los cultos; conducta muy a propósito para arruinar toda religión, singularmente la católica, a la que, por ser la única verdadera, no sin suma injuria se la iguala con las demás.

Encíclica Inmortale Dei, León XIII (1885)

14. En materia religiosa, pensar que las formas de culto, distintas y aun contrarias, son todas iguales, equivale a confesar que no se quiere aprobar ni practicar ninguna de ellas. Esta actitud, si nominalmente difiere del ateísmo, en realidad se identifica con él. Los que creen en la existencia de Dios, si quieren ser consecuentes consigo mismos y no caer en un absurdo, han de comprender necesariamente que las formas usuales de culto divino, cuya diferencia, disparidad y contradicción aun en cosas de suma importancia son tan grandes, no pueden ser todas igualmente aceptables ni igualmente buenas o agradables a Dios.

Catecismo Mayor de San Pío X (1905)

225.- ¿Quiénes son los que no pertenecen a la comunión de los Santos? - No pertenecen a la comunión de los santos en la otra vida los condenados, y en ésta, los que están fuera de la verdadera Iglesia.
226.- ¿Quiénes están fuera de la verdadera Iglesia? - Están fuera de la verdadera Iglesia los infieles, los judíos, los herejes, los apóstatas, los cismáticos y los excomulgados.
227.- ¿Quiénes son los infieles? - Infieles son los que no tienen el Bautismo ni creen en Jesucristo, o porque creen y adoran falsas divinidades, cómo los idólatras, o porque, aun admitiendo al único verdadero Dios, no creen en Cristo Mesías, ni como venido ya en la persona de Jesucristo ni como que ha de venir: tales son los mahometanos y otros semejantes.
228.- ¿Quiénes son los judíos? - Judíos son los que profesan la ley de Moisés, no han recibido el Bautismo y no creen en Jesucristo.
229.- ¿Quiénes son los herejes? - Herejes son los bautizados que rehúsan con pertinacia creer alguna verdad revelada por Dios y enseñada como de fe por la Iglesia Católica; por ejemplo, los arrianos, los nestorianos y las varias sectas de los protestantes.
230.- ¿Quiénes son los apóstatas? - Apóstatas son los que abjuran, esto es, niegan con acto externo la fe católica que antes profesaban.
231.- ¿Quiénes son los cismáticos? - Cismáticos son los cristianos que, sin negar explícitamente ningún dogma, se separan voluntariamente de la Iglesia de Jesucristo, esto es, de sus legítimos Pastores.
232.- ¿Quiénes son los excomulgados? - Los excomulgados son aquellos que por faltas gravísimas son castigados por el Papa o por el Obispo con la pena de excomunión, en cuya virtud son, como indignos, separados del cuerpo de la Iglesia, que espera y desea su conversión.

358.- ¿Qué nos prohíbe el primer mandamiento? - El primer mandamiento nos prohíbe la idolatría, la superstición, el sacrilegio, la herejía y cualquier otro pecado contra la religión.

359.- ¿Qué es idolatría? - Llámase idolatría dar a una criatura cualquiera; por ejemplo, a una estatua, a una imagen, a un hombre, el culto supremo de adoración debido sólo a Dios.

360.- ¿Cómo se halla expresada esta prohibición en la Sagrada Escritura? - En la Sagrada Escritura se halla expresada esta prohibición con las palabras: No harás para ti escultura ni figura alguna de los que está arriba en el cielo o abajo en la tierra. Y no adorarás tales cosas ni les darás culto.

361.- ¿Prohíben estas palabras toda suerte de imágenes? - No, por cierto, sino sólo las imágenes de las falsas divinidades hechas con fin de ser adoradas, como hacían los idólatras. Es esto tanta verdad, que el mismo Dios mandó a Moisés que hiciera algunas, como las dos estatuas de querubines sobre el arca y la serpiente de metal en le desierto.

362.- ¿Qué es superstición? - Se llama superstición cualquiera devoción contraria a la doctrina y uso de la Iglesia, como también atribuir a alguna acción u objeto cualquiera una virtud sobrenatural que no tiene.

363.- ¿Qué es sacrilegio? Sacrilegio es la profanación de un lugar, de una persona o de una cosa consagrada a Dios y destinada a su culto.

364.- ¿Qué es herejía? - Herejía es un error culpable del entendimiento por el que se niega con pertinacia alguna verdad de fe.

365.- ¿Qué otras cosas prohíbe el primer mandamiento? - El primer mandamiento prohíbe, además, todo linaje de comercio con el demonio y el asociarse a las sectas anticristianas.

Encíclica Pascendi de San Pío X (1907)

Cómo franquean la puerta del ateísmo, una vez admitidas juntamente con los otros errores mencionados, lo diremos más adelante. Desde luego, es bueno advertir que de esta doctrina de la experiencia, unida a la otra del simbolismo, se infiere la verdad de toda religión, sin exceptuar el paganismo. Pues qué, ¿no se encuentran en todas las religiones experiencias de este género? Muchos lo afirman. Luego ¿con qué derecho los modernistas negarán la verdad de la experiencia que afirma el turco, y atribuirán sólo a los católicos las experiencias verdaderas? Aunque, cierto, no las niegan; más aún, los unos veladamente y los otros sin rebozo, tienen por verdaderas todas las religiones. Y es manifiesto que no pueden opinar de otra suerte, pues establecidos sus principios, ¿por qué causa argüirían de falsedad a una religión cualquiera? No por otra, ciertamente, que por la falsedad del sentimiento religioso o de la fórmula brotada del entendimiento. Mas el sentimiento religioso es siempre y en todas partes el mismo, aunque en ocasiones tal vez menos perfecto; en cuanto a la fórmula del entendimiento, lo único que se exige para su verdad es que responda al sentimiento religioso y al hombre creyente, cualquiera que sea la capacidad de su ingenio. Todo lo más que en esta oposición de religiones podrían acaso defender los modernistas es que la católica, por tener más vida, posee más verdad, y que es más digna del nombre cristiano porque responde con mayor plenitud a los orígenes del cristianismo.

Lumen fiedei del Papa Francisco (2013)

1. La luz de la fe: la tradición de la Iglesia ha indicado con esta  expresión el gran don traído por Jesucristo, que en el Evangelio de san Juan se presenta con estas palabras: «Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas» (Jn 12,46). También san Pablo se expresa en los mismos términos: «Pues el Dios que dijo: “Brille la luz del seno de las tinieblas”, ha brillado en nuestros corazones » (2 Co 4,6). En el mundo pagano, hambriento de luz, se había desarrollado el culto al Sol, al Sol invictus, invocado a su salida. Pero, aunque renacía cada día, resultaba claro que no podía irradiar su luz sobre toda la existencia del hombre. Pues el sol no ilumina toda la realidad; sus rayos no pueden llegar hasta las sombras de la muerte, allí donde los ojos humanos se cierran a su luz. «No se ve que nadie estuviera dispuesto a morir por su fe en el sol», decía san Justino mártir. Conscientes del vasto horizonte que la fe les abría, los cristianos llamaron a Cristo el verdadero sol, «cuyos rayos dan la vida». A Marta, que llora la muerte de su hermano Lázaro, le dice Jesús: «¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?» (Jn 11,40). Quien cree ve; ve con una luz que ilumina todo el trayecto del camino, porque llega a nosotros desde Cristo resucitado, estrella de la mañana que no conoce ocaso.


Por la Pachamama tampoco veo a nadie que esté dispuesto a morir.

 

44 comentarios

  
Miguel Hinojosa
No. Todas las religiones No son iguales. La diferencia es que a nosotros Dios se nos ha revelado. A diferencia de las demàs religiones. Pero el tema es màs complejo de lo que parece y deberìamos tratar de abordarlo desde diferentes perspectivas pues un judìo o musulmàn adoran al mismo Dios (Padre) que nosotros. Aunque no reconocen a Jesùs. Lo mismo podrìamos decir de alguien que vive en una tribu y que por ignorancia cree que el sol es Dios. En el fondo aunque esta equivocado tiene un deseo de Dios. De trascendencia. Y si podemos decir alguna caracteristica de Dios es que este es transcendente. Aunque desde luego por mucho que nos refiramos a Dios como Todopoderoso, Dios del cielo etcétera. No dejan de ser categorias que usamos para referirnos a Él. Dios es inabarcable. Si hay un teòlogo destacado en fenomenologìa de las religiones que nos puede ayudar a comprender mejor a Dios ese es Martìn Velasco, o Xavier Zubirì. Nuestra misiòn debe ser la de comunicar al mundo que Dios se nos ha revelado, eje fundamental de nuestra fe catòlica.
11/11/19 11:04 AM
  
Francisco de México
Don Pedro:

de acuerdo en casi todo, solo diferimos en que usted escribe

"Quienes predican la teoría perversa de que todas las religiones son iguales son unos impíos."

Me parece mas exacto intercambiar los adjetivos "Quienes predican la impía teoría de que todas las religiones son iguales son unos perversos".
11/11/19 11:28 AM
  
Luis López
Un matiz. El propio Papa Francisco, a petición del obispo Schneider, aclaró que la "sabia voluntad" de Dios en la pluralidad de religiones debía entenderse como meramente "permisiva".

Pienso que, por motivos que el hombre jamás podrá comprender íntegramente, la religiones falsas conviven con la única verdadera, y eso es -como todo lo existente- una "sabia" decisión del Creador, aunque nos resulte imposible comprender por qué. Por supuesto "permisiva", ya que Dios jamás permitiría el pecado si de él no saliese algún bien.

Es el inmenso misterio que se oculta detrás de una sencilla parábola como la del trigo y la cizaña.
11/11/19 12:43 PM
  
Vicente
No.
11/11/19 1:35 PM
  
Oscar
Hay también semillitas muy suaves que han aportado lo suyo para llegar hasta aquí: esos que tienen el vicio de llamar religiones naturales a las falsas, contribuyendo a la confusión. Y encima tienen gran prestigio por esta web.
11/11/19 2:32 PM
  
Luis
Veo todas citas preconciliares. Por qué no se cita a Pablo VI, a Juan Pablo II y a Benedicto XVI? ¿Qué me dice de la Reunión que hizo Juan Pablo II en Asís en el año 1986?
11/11/19 2:57 PM
  
claudio
Estimado Pedro, apliquemos los Elementos de Euclides y resulta que:
"Cosas iguales a una misma cosa son iguales entre sí.
Si se añaden iguales a iguales, los todos son iguales.
Si se sustraen iguales a iguales, los restos son iguales.
Las cosas que coinciden una con otra son iguales entre sí.
El todo es mayor que la parte".
Si alguien tiene interés en hacerlo que busque las igualdades y las diferencias entre las religiones midiéndolas con esos principios.

Una pregunta: la siguiente norma de qué Concilio es ?

"En primer lugar, profesa el sagrado Concilio que Dios manifestó al género humano el camino por el que, sirviéndole, pueden los hombres salvarse y ser felices en Cristo. Creemos que esta única y verdadera religión subsiste en la Iglesia Católica y Apostólica, a la cual el Señor Jesús confió la misión de difundirla a todos los hombres, diciendo a los Apóstoles: "Id, pues, y enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a observar todo cuanto yo os he mandado" (Mt., 28, 19-20). Por su parte, todos los hombres están obligados a buscar la verdad, sobre todo en lo que se refiere a Dios y a su Iglesia, y, una vez conocida, a abrazarla y practicarla.

Confiesa asimismo el santo Concilio que estos deberes afectan y ligan la conciencia de los hombres, y que la verdad no se impone de otra manera, sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra suave y fuertemente en las almas. Ahora bien, puesto que la libertad religiosa que exigen los hombres para el cumplimiento de su obligación de rendir culto a Dios, se refiere a la inmunidad de coacción en la sociedad civil, deja íntegra la doctrina tradicional católica acerca del deber moral de los hombres y de las sociedades para con la verdadera religión y la única Iglesia de Cristo. Se propone, además, el sagrado Concilio, al tratar de esta verdad religiosa, desarrollar la doctrina de los últimos Pontífices sobre los derechos inviolables de la persona humana y sobre el ordenamiento jurídico de la sociedad".
11/11/19 4:01 PM
  
Juan Primo
Varias preguntas que tengo a propósito del artículo, Pedro Luis:

1. Cuando citas el documento de Abu Dabi, en la frase "el pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos", ¿es contradictorio con la fe en un Dios Todopoderoso, Grandioso, y que toda la Historia está en su mano, y cuyos designio es "que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad"? Entiendo que el pluralismo y la diversidad de religión no implica que las religiones sean verdaderas en sí mismas o que compartan con la Fe Católica plenitud de conocimiento, sino simplemente un hecho histórico que de hecho, al ser así, es querido o permitido por Dios para un mayor bien, ya que su Omnipotencia todo lo puede. En

2. Citas de la Relatio Sinodal lo siguiente:

"La vida de las comunidades amazónicas aún no afectadas por el influjo de la civilización occidental se refleja en la creencia y los ritos sobre el actuar de los espíritus de la divinidad, llamados de innumerables maneras, con y en el territorio, con y en relación con la naturaleza (LS 16, 91, 117, 138, 240). Reconozcamos que desde hace miles de años han cuidado su tierra, sus aguas y sus bosques, y han logrado preservarlos hasta hoy para que la humanidad pueda beneficiarse del goce de los dones gratuitos de la creación de Dios. Los nuevos caminos de la evangelización deben construirse en diálogo con estos conocimientos fundamentales en los que se manifiestan como semillas de la Palabra"

3. El sujeto de la oración subordinada: "que desde hace miles de años han cuidado su tierra..." es "Las Comunidades Indígenas" o "Los Espíritus". Porque en el primer caso no es intrínsecamente extraño a la fe reconocer el cuidado del Amazonas; y en el segundo caso, sí que "Los Espíritus" pueden irse al infierno desde donde han venido.

Por otra parte creo que habríamos de precisar el significado o matizar los puntos que expresas para contestar a estos documentos criticados por tí. Citas que "Las religiones y formas de espiritualidad que promueven alguna forma de idolatría o panteísmo no pueden considerarse semillas ni frutos del Verbo puesto que son imposturas que impiden la evangelización". También citas que: "la religión nacida de la fe en Jesucristo, Hijo encarnado de Dios y único Salvador de la humanidad, es la única religión positivamente querida por Dios". No existe el error absoluto tal y como Santo Tomas de Aquino y San Agustín demuestran en sus obras. En todas las religiones y formas de espiritualidad hay algo bueno que atrae el ser incompleta del hombre. Por otra parte en todas las religiones hay errores (excluyamos la judía que es un caso especial). Por tanto, Dios no quiere los errores de las religiones y son corrupciones de las semillas del Verbo para los que no han conocido o comprendido la fe. Pero en lo bueno, "y todo lo bueno nos pertenece" tal y como dice San Agustín, hay afirmaciones de estas religiones que nos acercan a Dios y a su Revelación. Por otra parte, sabemos que hay religiones y cultos que se corresponden más y otras que menos a las proposiciones de moral natural de la Ley de Dios. Por lo tanto, hay religiones, que en cuanto proponen conductas buenas a los hombres, son más queridas por Dios en cuanto que proponen en cantidad más conductas positivas que otras. Y hay otras religiones que son menos queridas por Dios en cuanto que proponen menos conductas positivas hacia Dios. Y asimismo podríamos hablar del rechazo De Dios a las diferentes religiones. En cualquier caso, ninguna religión en sí misma considerada existe o es querida por Dios absolutamente porque no existe en sí misma sino como un agregado cultural de proposiciones no reveladas que pueden ayudar o impedir al hombre conseguir su fin natural, la felicidad humana. Cada religión es querida o rechazada por Dios en cuanto a su fin relativo que es ayudar o destruir al hombre. Por tanto, es correcto decir que la Religión Católica es la única querida por Dios positivamente y absolutamente. Pero solo si se sigue, entiendo yo, este razonamiento y se entiende de esta manera la proposición "La Religión Católica es la única querida por Dios positivamente".

A parte de todo esto, mi comentario: entiendo que la ambigüedad es amplia en estos documentos y que hay un sector de la Iglesia que ha renunciado a la Fe de la Iglesia, y que esta ha de ser aceptada completamente o no se tiene en absoluto. Pero cuidado (y no lo digo por el autor de este artículo) con no intentar salvar al Santo Padre en todo lo que dice, hasta en su Magisterio Ordinario.

Dice el Canon 752 que muchos conoceréis que "se ha de prestar un asentimiento religioso del entendimiento y de la voluntad, sin que llegue a ser de fe, a la doctrina que el Sumo Pontífice o el Colegio de los Obispos, en el ejercicio de su magisterio auténtico, enseñan acerca de la fe y de las costumbres, aunque no sea su intención proclamarla con un acto decisorio; por tanto, los fieles cuiden de evitar todo lo que no sea congruente con la misma".

Yo entiendo que este precepto implica también comprender en todo lo que sea humanamente posible, las palabras del Papa, conforme a la Fe de la Iglesia expresada en la Sagrada Escritura, el Magisterio Anterior y la Tradición. Si dudamos y expresamos públicamente esa duda sobre la ortodoxia de las afirmaciones del Papa, aunque el sentido común nos diga que hemos de hacerlo, estamos cortando las alas al Espíritu Santo en nosotros. Entiendo que la postura correcta cuando las afirmaciones papales sean presumiblemente heterodoxas en algún sentido en su Magisterio Ordinario, es afirmar en contra de viento y marea que soy "tonto", que "no se lo que me pasa últimamente pero el Sínodo me es imposible de comprenderlo"... y presumir una sabiduría incomprensible para mí en el Papa. Por otra parte, los obispos tienen otras libertades que los laicos no tenemos, por lo que a ellos se les aplicará diferente este precepto en cuanto que tienen obligación de enseñar. Incluso algún laico o religioso, llamado por la Voluntad De Dios al ministerio profético de denunciar los males de la Iglesia, podría contestar a documentos pontificios presumiblemente heterodoxos.

En cualquier caso, esta modalidad del precepto de venerar el Magisterio Ordinario del Papa y los obispos solo es aplicable en cuanto pensar bien de un documento pontificio con indicios de heterodoxia clara sea "humanamente posible". Y empiezan a desafiar a nuestra inteligencia. El siguiente paso es echarse a temblar y callar, tal y como el cardenal Zen nos repetía hace poco tiempo con el Pacto Vaticano-China. Ah, y rezar, para que Dios ilumine y de la Vida Eterna al actual Pedro y nos envíe pronto otro Sucesor de Pedro. De Dios lo podemos esperar todo. Lo que nunca podemos pensar es en el Cisma. Las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia.
11/11/19 4:08 PM
  
Palas Atenea
"Un matiz. El propio Papa Francisco, a petición del obispo Schneider, aclaró que la "sabia voluntad" de Dios en la pluralidad de religiones debía entenderse como meramente "permisiva".
Esto no es una matiz sino una tontería, si Dios no interviene fulminando algo, es que, de alguna manera, lo permite, cosa peligrosísima porque lo mismo podíamos decir de las guerras o los crímenes contra la humanidad. La consecuencia del libre albedrío humano es la no intervención de Dios pero eso jamás se ha interpretado como aquiescencia.Si lo fuera no habría
mandado a sus discípulos a evangelizar.
Las cosas sin sentido ni deben plantearse ni deben discutirse.
11/11/19 4:44 PM
  
juvenal
En el sentido de que todas son falsas, si
11/11/19 5:07 PM
  
Néstor
"227.- ¿Quiénes son los infieles? - Infieles son los que no tienen el Bautismo ni creen en Jesucristo, o porque creen y adoran falsas divinidades, cómo los idólatras, o porque, aun admitiendo al único verdadero Dios, no creen en Cristo Mesías, ni como venido ya en la persona de Jesucristo ni como que ha de venir: tales son los mahometanos y otros semejantes."

Interesante que ya en el Catecismo de San Pio X se admite que hay una forma aceptable de llamar al Dios en el que creen los musulmanes "el único verdadero Dios".

Saludos cordiales.
11/11/19 6:14 PM
  
anonimo
El cardenal Biffi contaba una anécdota sobre Juan Pablo II, muy significativa y que podría resumirse así" De aquello polvos, estos lodos" . Retomando la anécdota, contaba el cardenal Biffi que a la muerte de Juan Pablo II, una religiosa dijo; "Este papa es increíble, gracias a él , hemos llegado a entender que todas las religiones son iguales. ¡Qué anécdota tan entrañable para los que usan anteojeras ideológicas para denunciar unas cosas sí y otras no!
Todos queríamos a Juan Pablo II, es lo que gritábamos, pero nos engañó.
__________________________
Pedro L. Llera
Hombre, eso de que Juan Pablo II nos engañó... Otra cosa es que algunos entiendan lo que les dé la gana o que el Papa polaco cometiera algún error o algún pecado en su pontificado. Pero es que los papas no son im-pecables: son pecadores como todos nosotros. Y se pueden equivocar.
11/11/19 6:57 PM
  
Teodosio
Precisamente es esos párrafos que cita se dice que los musulmanes admiten "al único verdadero Dios", cosa que ustedes niegan.

Tampoco estaría de más subrayar el siguiente párrafo y reflexionar sobre él:
"Cismáticos son los cristianos que, sin negar explícitamente ningún dogma, se separan voluntariamente de la Iglesia de Jesucristo, esto es, de sus legítimos Pastores".
11/11/19 8:06 PM
  
hornero (Argentina)
Estimado Pedro: usted dice oportunamente "Documento de Abu Dabi, ¿es aceptable?"; digo que es oportuna su pregunta porque tal documento precede casi inmediatamente al Sínodo del Amazonas, el que representa la deriva casi última de un largo trabajo realizado desde siglos, porque el "misterio de iniquidad ya está en acción, sólo falta que el que lo retiene sea apartado. Entonces se manifestará el inicuo…” ( II Tes 2, 7-8 ). En este largo trayecto, el cristianismo abrió una brecha de luz, es decir, de verdad y de bien, en la larga noche del paganismo. No obstante, está reservado a los tiempos finales, que sin duda son los nuestros, una reaparición del paganismo, camuflado bajo la lógica aparente del camino del racionalismo, hasta llegar al nihilismo-materialista-ateo. En un estadio intelectual-espiritual semejante, es natural que todas las religiones aparezcan aceptables como ocurrencias falsas del pensamiento humano, pródigo en fantasear sobre la realidad. Pero, como en tal generalización el espíritu del hombre no encuentra sustento del cual asirse, caerá fácilmente en la idolatría, porque los ídolos le ofrecen una realidad tangible concreta, tras la cual se presiente la fuerza superior del príncipe de este mundo. Llámanlo con nombres y figuras diferentes, pero siempre es el demonio que se esconde detrás de tales objetos. Entonces, no sorprende que haya sido ubicada a la misma entrada del Coliseo, la estatua de Moloc, signo mayor de la idolatría. Porque lo que los idólatras presentes en la Iglesia nos dicen con esta decisión, es que se encaminan a la plena recepción del anti-cristo, que entrará en la Iglesia secundado por la gestión decidida de estos sus secuaces, “hasta sentarse en el templo de Dios, y proclamarse dios a sí mismo” (II Tes 2, 4). Entonces, el Documento de Abu Dabi, seguido por el Sínodo del Amazonas, resultan eslabones de la cadena que conduce al anti-cristo, “manifestación del inicuo, a quien el Señor Jesús matará con el aliento de su boca, destruyéndole con la manifestación de su venida…el inicuo irá acompañado del poder de Satanás, de toda clase de milagros, señales y prodigios engañosos, y de seducciones de iniquidad para los destinados a la perdición” (II Tes 2, 8-10). Estemos preparados para vivir los momentos conclusivos de la batalla que libra la Virgen. Ella Conduce su ejército de milicias celestiales y bienaventurados al triunfo de Su Corazón Inmaculado en el mundo.

11/11/19 8:13 PM
  
Rubén (de Argentina)
@Miguel Hinojosa:

Pero el tema es màs complejo de lo que parece y deberìamos tratar de abordarlo desde diferentes perspectivas pues un judìo o musulmàn adoran al mismo Dios (Padre) que nosotros. Aunque no reconocen a Jesùs.
No, Miguel. Los judíos y los musulmanes no adoran al mismo Dios que adoramos los católicos. El artículo de Don Pedro lo dice. Y tú también lo dices. Los judíos y musulmanes no solo no reconocen a Jesús, tampoco reconocen al Espíritu Santo. Y si para ti Jesús es Dios y el Espíritu Santo es Dios (y no tengo la más mínima duda de que así es), entonces cae de maduro que los católicos no tenemos el mismo Dios (la Santísima Trinidad) que judíos y musulmanes. "TRES PERSONAS DISTINTAS, UNA MISMA ESENCIA VERDADERA", como bien lo explicaba Santo Tomás de Aquino.
11/11/19 8:33 PM
  
Rubén (de Argentina)
@Luis López

Pienso que, por motivos que el hombre jamás podrá comprender íntegramente, la religiones falsas conviven con la única verdadera, y eso es -como todo lo existente- una "sabia" decisión del Creador, aunque nos resulte imposible comprender por qué.
Tal vez tengas una respuesta en el siguiente texto de San Pablo:

Porque conviene que también haya entre vosotros herejías, para que los que son probados se manifiesten entre vosotros.
—1 Corintios 11:19
11/11/19 8:46 PM
  
Rubén (de Argentina)
@ Juan Primo

Dice el Canon 752 que muchos conoceréis que "se ha de prestar un asentimiento religioso del entendimiento y de la voluntad, sin que llegue a ser de fe, a la doctrina que el Sumo Pontífice o el Colegio de los Obispos, en el ejercicio de su magisterio auténtico, enseñan acerca de la fe y de las costumbres, aunque no sea su intención proclamarla con un acto decisorio; por tanto, los fieles cuiden de evitar todo lo que no sea congruente con la misma".

Yo entiendo que este precepto implica también comprender en todo lo que sea humanamente posible, las palabras del Papa, conforme a la Fe de la Iglesia expresada en la Sagrada Escritura, el Magisterio Anterior y la Tradición. Si dudamos y expresamos públicamente esa duda sobre la ortodoxia de las afirmaciones del Papa, aunque el sentido común nos diga que hemos de hacerlo, estamos cortando las alas al Espíritu Santo en nosotros. Entiendo que la postura correcta cuando las afirmaciones papales sean presumiblemente heterodoxas en algún sentido en su Magisterio Ordinario, es afirmar en contra de viento y marea que soy "tonto"
.
Serás verdaderamente tonto (y yo no creo que lo seas para nada) si lo afirmas contra viento y marea ante declaraciones heterodoxas de cualquier Papa, no solo del actual.

Porque resulta paradójico que en tu comentario lo expresaste acertadamente (lo resalté en rojo) pero tus conclusiones se apartan de dicha premisa. Porque lo que dice el Canon 752, no solo vale para las enseñanzas del PAPA ACTUAL, SINO DE TODOS LOS PAPAS. Y por ende, como católicos, no solo debemos prestar oidos al magisterio presente, sino a todo el anterior. Y cuando el magisterio de un Papa, se opone al magisterio de otros Papas, se nos pone a los católicos en la disyuntiva de tener que decidir a quien seguir.

Pongo un ejemplo: Francisco entronizó en el Aula Paulo VI una estatua roja de Lutero (el mayor heresiarca que tuvo el catolicismo) y lo llamó "testigo del Evangelio". Pues bien, el Concilio de Trento, DE MANERA INFALIBLE (magisterio extraordinario), lo declaró hereje, y a quienes siguieran sus doctrinas. Y Lutero no solo fue condenado por Trento, sino también por León X, Adriano VI y Clemente VII —todos Papas. ¿Qué hacemos? Francisco nos dice una cosa y el Concilio de Trento, León X, Adriano VI y Clemente VII nos dicen otra cosa. ¿Es Lutero pues un hereje y su doctrina pura herejía o por el contrario es un testigo del Evangelio, cuya estatua (roja para más inri) merece estar en el Aula Paulo VI del Vaticano? ¿Qué hacemos? ¿Nos declaramos tontos y seguimos a Francisco pero caemos en los anatemas de Trento (quedamos automáticamente excomulgados) y condenas de León X, Adriano VI y Clemente VII, o seguimos a Trento y, aparentemente, nos colocamos contra Francisco? La respuesta es evidente, Francisco erró y el mismo se puso contra Trento. Y eso no lo dices tú ni yo, lo dice el propio Magisterio de la Iglesia. Y no solo el Magisterio, sino también la Escritura:

Todo el que se desvía y no permanece en la enseñanza de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la enseñanza tiene tanto al Padre como al Hijo. Si alguno viene a vosotros y no trae esta enseñanza, no lo recibáis en casa, ni lo saludéis, pues el que lo saluda participa en sus malas obras.
2 Juan 1:9-11
No Juan, ante hechos como el transcripto, no debemos decir que somos tontos, puesto que si un ciego sigue a otro ciego, AMBOS caerán en el hoyo. Lo que debemos hacer es lo que nos dice Santo Tomás de Aquino:

El hombre sólo está obligado a obedecer a Dios interna y externamente, mientras que la obediencia hacia los superiores eclesiásticos y civiles está meramente condicionada por su propia autoridad sobre la comunidad que dirigen y por la que deben responder ante Dios. Esto es por lo que puede ser necesario rechazar en conciencia obedecer una orden concreta, sin poner en duda la institución de los superiores eclesiásticos.
Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica II-II q. 104 a. 5.

Cuando San Pablo se opuso cara a cara a San Pedro - que era claramente su superior en la jerarquía - no fue una «correctio fraterna» en el ámbito privado, sino más bien una defensa pública de la fe en su plenitud y a la luz de sus consecuencias internas y externas. Por lo tanto, en cuanto se refiere a la defensa de la fe, todos apóstoles y obispos, tenemos las mismas responsabilidades, el mismo San Pablo pudo, como apóstol, corregir públicamente al apóstol San Pedro, al mismo nivel, sin poner en duda su cargo, que le fue confiado a él por Cristo en persona.
Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica II-II q. 33 a. 4.

«Creerse en todo mejor que su superior parece presuntuosa soberbia; pensar, en cambio, que es mejor en algo no tiene nada de presunción, ya que en esta vida no hay nadie sin defecto. Pero hay que tener en cuenta también que quien amonesta con caridad a su superior, no por eso se considera mejor, sino que va en auxilio de quien está en un peligro tanto mayor cuanto más alto puesto ocupa».
Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica, II-II, q. 33 a. 4.
Decirle a Francisco que se equivocó es la mayor de las caridades que le podemos hacer al romano pontífice. Decirle que se equivocó no es estar en contra de él, sino a favor de él. Porque al que mucho se le ha dado, mucho se le exigirá.
11/11/19 9:49 PM
  
Francisco IV
Don Pedro Luis Llera, comparto en todo sus argumentos, es cierto que ese documento firmado en los Emiratos Árabes Unidos riñe abiertamente con la Doctrina y la Tradición de la Iglesia, sin embargo, es concordante con el documento del CVII Nostra Aetate. Me gustaría que hiciera un análisis riguroso a dicho documento, el cual lamentablemente también válida el documento laboris y el de conclusión del Sinodo del Amazonas. Podrá usted percatarse que la semilla venenosa no ha sido plantada por los obispos actuales.
11/11/19 10:28 PM
  
Miguel Hinojosa
Tienes razón no creen de la misma manera que nosotros en Dios que lo concebimos como Uno y Trino, ellos sólo creen en parte en Dios en concreto en la figura de Dios Padre. Pero aun así con todo creen en el Dios verdadero aunque parcialmente.
11/11/19 10:38 PM
  
Guillermo PF
Todos los católicos practicantes, sin excepción, confesamos todos los domingos que la (nuestra) Iglesia es una, santa, católica y apostólica, y lo rematamos con que hay UN solo bautismo. Análogamente al pensamiento de Cervantes, que afirma que no existe en el mundo libro tan malo que no contenga algo bueno (él, que de libros buenos algo sabe), ¿nos prohíbe esta profesión de fe que, fuera de misa, podamos considerar que no existe religión tan falsa que no contenga algo verdadero, por tanto apreciado por Dios?

Miguel Hinojosa: "La diferencia es que a nosotros Dios se nos ha revelado".
- A los hebreos también. O vaya y dígales que no. De hecho, compartimos con ellos parte de esa misma revelación. Una misma cosa no puede ser válida para nosotros pero no para ellos.
Y como revelación, o su equivalente, supongo que las demás confesiones religiosas. Por donde sea, "han visto la luz". Cualquiera los "convierte" de ahí.

Luis: "Veo todas citas preconciliares. Por qué no se cita a Pablo VI, a Juan Pablo II y a Benedicto XVI? ¿Qué me dice de la Reunión que hizo Juan Pablo II en Asís en el año 1986?"
- O al arzobispo y al imán de Granada implorando conjuntamente la lluvia. O al de Valencia reunido con los judíos. O al propio Juan Pablo II firmando conjuntamente con el patriarca de Atenas la declaración del Areópago de 2001. Y como esos, demasiados contactos con "religiones falsas", ¿no nos parece? ¿O que no son 100 % falsas, luego son algo verdaderas? ¿O que si no son iguales, tampoco son estrictamente incompatibles?
Desde luego, si no es verdad lo del "cambio de paradigma", desmentirlo les va a costar horrores, si es que lo consiguieren.
11/11/19 10:53 PM
  
Rubén (de Argentina)
@Miguel Hinojosa

Tienes razón no creen de la misma manera que nosotros en Dios que lo concebimos como Uno y Trino, ellos sólo creen en parte en Dios en concreto en la figura de Dios Padre. Pero aun así con todo creen en el Dios verdadero aunque parcialmente.
Creer solo una parte de la verdad no es creer en la verdad. El que cree que Dios es solo Dios Padre, incurre en la herejía unitaria, en el socinianismo y todo eso (terminamos siendo pentecostales, testigos de Jehová, etc.). Ni los judíos ni los musulmanes conocen verdaderamente a Dios; ellos creen que sí, pero no. Por eso es que la Iglesia dice que no hay salvación fuera de ella (dejemos de lado el caso de la ignorancia invencible que no se da en estos casos). Porque sólo dentro de la Iglesia se encuentra TODA la verdad, y porque solo con TODA la verdad se encuentra la verdadera fe, que es uno de los requisitos impuestos por Cristo para ser salvos (el otro es el bautismo).
12/11/19 12:09 AM
  
Luis López
Palas, sinceramente pienso que el mal existe por la voluntad "permisiva"de Dios. No es aquiescencia, sino permisión para que el hombre despliegue fatalmente su albedrío.

Dios puede eliminar el mal con un mero acto de su infinito poder, claro, pero para ello tendría que eliminar previamente la libertad humana, y en su inmensa sabiduría ha preferido que exista el mal, para darnos a la vez mejores bienes (su Hijo entregado por nosotros).

Y en cuanto a lo que dices de evangelizar, la base esencial de la predicación -el Kerigma- no es que dejemos de ser malos y seamos buenos, sino que Cristo ha muerto y ha resucitado, y que por tanto ahora todo ha cambiado radicalmente.

Es un misterio asombroso, imposible de ser explicado en su totalidad, pero que podemos intuirlo -como dice Dante en su Comedia- "allí donde luce la llama del amor".
12/11/19 10:38 AM
  
JUAN NADIE
TRANSCRIBO MAJADERÍA DEL SINODO DE LOS PACHO MEMOS.
"Reconozcamos que desde hace miles de años han cuidado su tierra, sus aguas y sus bosques, y han logrado preservarlos hasta hoy para que la humanidad pueda beneficiarse del goce de los dones gratuitos de la creación de Dios."
Sin poner ni quitar ni una coma a sus explicaciones teologicas y religiosas, hay que decir que esto a nivel meramente humano es una estupidez.
Han cuidado de la naturaleza, porque no tenían una buena motosierra. Tu le das un motosierra a los indios, y ya veremos cuanto tardan en pelar la amazonia.
Y han cuidado de la fauna porque no tienen rifles de caza, tu le das una escopeta del 12 de dos cañones y se cargan los bichos a pares.
Es que algunos obispos se empeñan con denuedo en mostrar su estulticia a los cuatro vientos. A los soplagaitas que han escrito semejante chorrada había que mandarlos al amazonas con un taparrabos, y un arco y unas flechas, descalzos para que ellos pudieran tambien cuidar de la naturaleza y así sabrían de que hablan.
12/11/19 11:07 AM
  
Palas Atenea
Guillermo PF: Chesterton decía que en todas las herejías había alguna verdad, por lo general una sola sobre la que giraba toda ella, pero esa verdad ya estaba contenida en la Religión Católica por lo que poco nos podían enseñar. Si en las demás religiones hubiese alguna verdad que no estuviera en la nuestra entonces no tendríamos razones para decir que la nuestra es la Verdadera.
Entre la religión judía y la nuestra se interpone la Trinidad, y el Dios Trinitario con tres Personas Divinas y un solo Dios Verdadero es completamente distinto al Dios de Israel. El hecho de que la Segunda Persona de la Trinidad se encarnara es tan fundamental que vuelve al cristianismo sustancialmente distinto del Judaísmo.
El pasado domingo oímos en la Liturgia de la Palabra la discusión entre los saduceos y Jesús. Los saduceos no creían en la resurrección y eran perfectamente judíos porque la resurrección no está explícita en la Torah por lo que se volvía interpretativa, en cambio toda la religión cristiana gira alrededor de la Resurrección de Cristo, lo que no es baladí. "“VANA SERIA NUESTRA FE SI CRISTO NO HUBIERA RESUCITADO” (1ª Cor 15, 14).
Y de hecho, tanto en el Credo de los Apóstoles como en el de Nicea aparece como dogma la Resurrección de Cristo. Si te parece que eso no es importante, y más que importante fundamental, entonces es que tú fe no gira alrededor de la Resurrección.
12/11/19 11:14 AM
  
Pedro
La idea de la igualdad de las religiones tiene raíces muy antiguas.
El principio "cuius regio eius religio" significó una igualación de la religión verdadera con las herejías protestantes, con el pretexto de alcanzar la paz civil en Europa o, en realidad, el fin de poner en manos de los príncipes las riquezas de la Iglesia y de eliminar un poder molesto.
La herejía modernista se ha traducido en declaraciones de derechos humanos basadas en un credo liberal extremo: la libertad individual lo es todo. Por lo tanto, cada cual tiene derecho a buscara y practicar la religión que prefiera. por lo tanto, ¿Qué diferencias hay entre unas y otras religiones?
La idea de que la paz civil se basa en el respeto a las ideas de los otros (una falsa interpretación de lo que es la tolerancia) ha sido fundamental. no hay líder político que no suscriba esta idea.
Todo esto reduce la religión a una cuestión de opinión y de sentimientos, y por eso, la legislación actual relega cuestiones como la libertad de culto o la objeción de conciencia a ese mismo nivel, y se estrecha el cerco sobre la verdadera religión y se toleran ataques de todo tipo, incluso físicos y blasfemos, contra la religión católica. Curiosamente no contra otras.
Porque la única cuestión es si existe una Verdad o no. en el primer caso, los estados deben favorecer el derecho de las personas a buscar esa Verdad, que no puede estar por igual en el maremágnum de religiones distintas y opuestas que hoy existen.
La degradación de la religión al nivel de opinión se ha visto ayudada por los errores de muchos hombres de Iglesia, por la errónea interpretación de cuestiones como el ecumenismo o el diálogo interreligioso.
Sólo cabe un retorno a la verdad sencilla y la defensa cerrada de los derechos de los católicos. pero con pastores decididos al frente. si no, poco habrá que hacer.
12/11/19 11:25 AM
  
hornero (Argentina)
El largo proceso del racionalismo, mejor llamarlo irracionalismo, aplanó la inteligencia al despojarla de su primera certeza, la de su propio acto de conocer, por el que se reconoce a sí misma como facultad real del hombre. La duda de Descartes cercenó este título eminente de la inteligencia, y lo sustituyó por una ficción de evidencia: la duda. La ficción sólo genera fantasmas, como todas las teorías filosoficas derivadas de aquel acto imbécil de orgullo provocado por el demonio. Sí bien, revestidas de apariencias intelectuales, no dejan de ser lo que Ernesto Hello definio como el error de los tiempos modernos: "una nada compleja" (El Hombre). Así, la inteligencia, vaciada por la nada del error, confunde las religiones, no advierte sus diferencias con la religión verdadera, el cristianismo; las aplana en su mente chata, incapaz de comprender la diversidad de la realidad. La languidez intelectual conduce a la asidia espiritual (pereza), que depone la solícita defensa de la verdad igualándola con el error. Es el falso espíritu del ecumenismo actual, del dialoguismo concesivo y traidor, que busca justificarse bajo el manto de la falsa caridad. El irracionalismo conduce a las herejías, ocultas indefectiblemente tras toda teoría filosofica nacida de él. Las herejías conducen a la idolatría, al culto del demonio. La idolatría conduce al anti-cristo. La estatua de Moloc, puesta a las puertas del Coliseo, lo confirma.
12/11/19 12:24 PM
  
Jenkins
Editado: no insita usted. No le voy a publicar nada. Váyase a trollear a otra parte. Agur.
12/11/19 1:44 PM
  
Ronin
Gran post.
En Roma parece que hay mucho confundido con esto. Entre ellos el timonel de la barca De San Pedro. Así que vamos aviaos, que diría un castizo.
12/11/19 2:47 PM
  
hornero (Argentina)
Pedro: "Por la Pachamama tampoco veo a nadie que esté dispuesto a morir". Argumento irrebatible que muestra lo efímero de la idolatría, nadie juega su vida por los ídolos, pero le ofrecen la de los otros como sacrificio exigidos por aquellos. La pretensión de mezclar las religiones como un guiso en la gran olla de brujas del falso ecumenismo, no puede ofrecernos sino un bocado de ponzoña. Han caído en la miseria mental y anímica, han rechazado las exigencias de la verdad absoluta, por eso han optado por la alquimia de lo imposible: obtener oro de una retorta provista de deshechos. Pero no podemos dedicarles lo mejor de nuestro tiempo, sino sólo para mostrar su error, del que están aún a tiempo de escapar. No es el momento de exclamar con los discípulos de Emaús: "el día ya declina" (Luc 24,29), porque Jesús nos dice: "Ha venido el día. Y no lo ven?" (SanNicolás); y la Virgen nos repite que Ella es la Aurora de los "nuevos tiempos"; que "no estáis en el ocaso, sino en un nuevo Amanecer" (San Nicolás); el Amanecer de Cristo sobre el horizonte de la Iglesia, de la humanidad y del universo todo. Por eso nos manda a ponernos de pie, a saludar y anunciar su Luz que Cristo le participa y la colma, a fin de que nos la irradie. La Iglesia debe salir del pesado sueño del "hombre viejo" que la paraliza, que le impide proclamar la Verdad de Cristo Resucitado y escuchar a Su Madre y Reina que le habla, la convoca, la urge a responder a los desafíos de estos "últimos tiempos". Necesitamos de la sabiduría profética que María nos ofrece, a fin de vislumbrar siquiera y participar en el advenimiento del Mundo Nuevo transfigurado por la Gloria de Cristo que comienza a manifestarse entre relámpagos de luz, como el rayo que estalla oculto por las nubes de la densa tempestad que se avecina.

12/11/19 2:47 PM
  
claudio
Mencionado el documento Nostra Aetate del Vat II, es un documento que condena la discriminación por raza, color, condición o religión, de la que son víctimas los católicos actuales una vez más.
Menciona también que "Dios, cuya providencia, manifestación de bondad y designios de salvación se extienden a todos, hasta que se unan los elegidos en la ciudad santa".
También que la Iglesia "Anuncia y tiene la obligación de anunciar constantemente a Cristo, que es "el Camino, la Verdad y la Vida" (Jn., 14,6), en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa y en quien Dios reconcilió consigo todas las cosas".

Como se advierte y en una forma "muy sencilla, podría decirse en un acto diplomático" muestra las diferencias con las demás religiones en el sentido de los elegidos, "hasta que se unan los elegidos en la ciudad santa" y que en definitiva es en Cristo,"que es el Camino, la Verdad y la Vida Jn 14,6 en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa".

12/11/19 2:49 PM
  
maru
D. Luis, cita el párrafo del famoso documento de Abu Dabi ''la libertad es un derecho de toda persons: todos disfrutan de la lubertad de credo, pensamienti, expresión y de acción. El pluralusmo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos'' Este documento fué firmado o al menos, el Papa, estuvo de acuerdo con él y vd.dice que quienes predican la teoria perversa de que todas las relugiones son iguales, son unos perversos. A continuación, cita variad encíclicas de Papas anteriores. Con todo éllo y si este Papa, estuvo de acuerdo con el documento citado, me pregunto, no ha sido un gran y grave error haberlo hecho? , sincersmente creo que sí y a las pruebas me remito.
S
12/11/19 2:49 PM
  
Rubén (de Argentina)
@Guillermo PF

Todos los católicos practicantes, sin excepción, confesamos todos los domingos que la (nuestra) Iglesia es una, santa, católica y apostólica, y lo rematamos con que hay UN solo bautismo... ¿nos prohíbe esta profesión de fe que, fuera de misa, podamos considerar que no existe religión tan falsa que no contenga algo verdadero, por tanto apreciado por Dios?
No, ya lo dijo San Pablo: "Examinadlo todo, quedaos con lo bueno". El problema está en no caer en la falacia de tomar la parte por el todo: que una religión contenga algo de verdad, no la convierte en verdadera. Por ende, lo apreciado por Dios no es esa falsa religión como un todo, sino SOLO aquella parte de verdad que contiene. Porque una de las tácticas del maligno es mezclar la mentira con la verdad, de modo que utilizando está última como cebo, los desprevenidos terminen por tragarse todo el veneno de la mentira.

Y Palas lo dijo muy bien, y empleando gran lógica: no hay verdad en otra religión que primero no haya estado (y que no esté) contenida en la religión católica. Porque si así fuera, entonces es mentira que las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella (si en otra religión hay una verdad no reconocida por la Iglesia, entonces la Iglesia está enseñando un error); entonces es mentira que la Iglesia es "columna y sostén de la verdad". Y ni Cristo ni San Pablo mintieron.
12/11/19 3:10 PM
  
Carlos Bockor
Lo que debe quedar claro es que de hecho no podemos decir que cualquier persona que profese una religión distinta a la verdadera con recta intencion y tratando de pasar por la tierra haciendo el bien se ha de condenar. Nosotros somos testigos de la Verdad no jueces. AMGD
12/11/19 4:40 PM
  
Tulkas
Sí: todas son falsas.

“Yo soy el camino, la verdad y la vida” y su Cuerpo Místico la Iglesia católica.

No hay más.
12/11/19 5:00 PM
  
Jaume
Nadie da en el clavo. El demonio es el tentador y adquiere derechos que dios respeta. Con el p. original se ha hecho el dueño del mundo entero,excepto de Israel y aún así, este caía. Y cada demonio es señor de un pueblo, que tiene lengua y territorio exclusivos, Tantas lenguas,tantas religiones, es un número exacto. Vien Jesucristo, se ofrece, muere, vence al diablo y toda la humanidad vuelve al Dios verdadero. Con su muerte ha roto el pacto con el diablo. Estamos en un tramo de la lucha final. Entre la idolatría que quiere volver y la adoración al único Dios. Todas la religiones volverán y conservarán unos rasgos chinos, japoneses, africanos, etc, pero solo rasgos. Del libro REcuperar la fe en dos días.
12/11/19 5:46 PM
  
Palas Atenea
Nostra Aetate del Vat II es al Papa Francisco lo que la Transición a Pedro Sánchez: muy antiguos y muy caducos. Siempre hay que dar un paso hacia adelante y el paso adelante sobre Nostra Aetate es la igualdad de todas las religiones.
12/11/19 6:48 PM
  
Palas Atenea
"Lo que debe quedar claro es que de hecho no podemos decir que cualquier persona que profese una religión distinta a la verdadera con recta intencion y tratando de pasar por la tierra haciendo el bien se ha de condenar. Nosotros somos testigos de la Verdad no jueces".
Ya somos jueces de nosotros mismos al admitir que muchos de nosotros nos condenaremos. ¿O hay alguno de nosotros que tenga segura la salvación?
Hay una persona muy cercana a mi que no tiene fe, es bueno como el pan, según usted, Sr. Bockor, no tengo motivos para llorar y sin embargo lloro.
12/11/19 6:52 PM
  
Néstor
De acuerdo, por supuesto, con lo que sostiene el "post". Pero, repito, me ha llamado la atención lo siguiente:

Catecismo de San Pio X:

227.- ¿Quiénes son los infieles? - Infieles son los que no tienen el Bautismo ni creen en Jesucristo, o porque creen y adoran falsas divinidades, cómo los idólatras, o porque, aun admitiendo al único verdadero Dios, no creen en Cristo Mesías, ni como venido ya en la persona de Jesucristo ni como que ha de venir: tales son los mahometanos y otros semejantes."

Nostra Aetate (Concilio Vaticano II)

"3. La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todo poderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres, a cuyos ocultos designios procuran someterse con toda el alma como se sometió a Dios Abraham, a quien la fe islámica mira con complacencia."

Más allá de la obvia diferencia de acentuación entre ambos textos, lo interesante, repito, es que la referencia de "Nostra Aetate" a "Alá" como el "único Dios" tiene antecedente claro en el Catecismo de San Pio X, donde se lo denomina "único verdadero Dios".

Frente a esto, hay que decir que, sin duda, la adoración a Dios en los musulmanes está llena de errores que no se encuentran en la fe católica.

Pero de algún modo hay que hacer las cuentas con esa frase del Catecismo de San Pio X.

Saludos cordiales.
12/11/19 7:20 PM
  
Parmandil
Carlos Bockor: Aparte de lo dicho por Palas Atenea, le dejo unas citas del Catecismo: "994 Pero hay más: Jesús liga la fe en la resurrección a la fe en su propia persona: "Yo soy la resurrección y la vida" (Jn 11, 25). Es el mismo Jesús el que resucitará en el último día a quienes hayan creído en Él (cf. Jn 5, 24-25; 6, 40) y hayan comido su cuerpo y bebido su sangre (cf. Jn 6, 54)." "1257 El Señor mismo afirma que el Bautismo es necesario para la salvación (cf Jn 3,5). Por ello mandó a sus discípulos a anunciar el Evangelio y bautizar a todas las naciones (cf Mt 28, 19-20; cf DS 1618; LG 14; AG 5). El Bautismo es necesario para la salvación en aquellos a los que el Evangelio ha sido anunciado y han tenido la posibilidad de pedir este sacramento (cf Mc 16,16). La Iglesia no conoce otro medio que el Bautismo para asegurar la entrada en la bienaventuranza eterna; por eso está obligada a no descuidar la misión que ha recibido del Señor de hacer "renacer del agua y del Espíritu" a todos los que pueden ser bautizados. Dios ha vinculado la salvación al sacramento del Bautismo, sin embargo, Él no queda sometido a sus sacramentos.1258 Desde siempre, la Iglesia posee la firme convicción de que quienes padecen la muerte por razón de la fe, sin haber recibido el Bautismo, son bautizados por su muerte con Cristo y por Cristo. Este Bautismo de sangre como el deseo del Bautismo, produce los frutos del Bautismo sin ser sacramento."
12/11/19 9:13 PM
  
Rubén (de Argentina)
@Carlos Bockor:

Lo que debe quedar claro es que de hecho no podemos decir que cualquier persona que profese una religión distinta a la verdadera con recta intencion y tratando de pasar por la tierra haciendo el bien se ha de condenar. Nosotros somos testigos de la Verdad no jueces.
Bueno, no lo decimos nosotros, lo dice la Iglesia Católica. Ella es la que se constituye en juez. Te transcribo la parte pertinente del Catecismo:

"Fuera de la Iglesia no hay salvación"

846 ¿Cómo entender esta afirmación tantas veces repetida por los Padres de la Iglesia? Formulada de modo positivo significa que toda salvación viene de Cristo-Cabeza por la Iglesia que es su Cuerpo:

El santo Sínodo [...] «basado en la sagrada Escritura y en la Tradición, enseña que esta Iglesia peregrina es necesaria para la salvación. Cristo, en efecto, es el único Mediador y camino de salvación que se nos hace presente en su Cuerpo, en la Iglesia. Él, al inculcar con palabras, bien explícitas, la necesidad de la fe y del bautismo, confirmó al mismo tiempo la necesidad de la Iglesia, en la que entran los hombres por el Bautismo como por una puerta. Por eso, no podrían salvarse los que sabiendo que Dios fundó, por medio de Jesucristo, la Iglesia católica como necesaria para la salvación, sin embargo, no hubiesen querido entrar o perseverar en ella» (LG 14).

847 Esta afirmación no se refiere a los que, sin culpa suya, no conocen a Cristo y a su Iglesia:

«Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna. (LG 16; cf DS 3866-3872).

848 «Aunque Dios, por caminos conocidos sólo por Él, puede llevar a la fe, "sin la que es imposible agradarle" (Hb 11, 6), a los hombres que ignoran el Evangelio sin culpa propia, corresponde, sin embargo, a la Iglesia la necesidad y, al mismo tiempo, el derecho sagrado de evangelizar» (AG 7).
El Catecismo es claro; excepto en los casos de ignorancia invencible (arts. 847 y 848) fuera de la Iglesia Católica no hay salvación. Si no estás de acuerdo con esto, lamento decirte que no eres católico. Porque la fe no consiste en aceptar aquello en lo que coincidimos y desechar lo que no nos parece bien. La fe es aceptar todo. El que rechaza a Cristo (dejemos de lado la ignorancia invencible), rechaza a Dios. Y eso lo dijo el mismo Cristo. Y se lo dijo a los judíos.

"Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado".
12/11/19 9:42 PM
  
Guillermo PF
La "solución" no es que si existe alguna verdad en otra religión esa verdad está ya contenida en la religión católica. Y que, consecuentemente, no puede existir "verdad no católica". Y que, más consecuentemente aún, todo lo que no sean verdades "ya católicas" en las demás religiones, pasan a ser automáticamente mentiras. Eso sólo lo dice un católico que voluntariamente quiera tomarse la religión de manera integrista, claro está. El problema está a la hora de tener que hablar con gente de esas religiones. Hace falta algo más que cortesía para decir: bueno, yo es que parto de la base de que estás completamente equivocado, pero no pienses que te estoy llamando mentiroso, ¿eh?
Desde luego, en ese plan, si esa persona goza de idéntica mentalidad, podemos tener por seguro que piensa exactamente lo mismo de nosotros. Conclusión: cada uno en su casa y Dios en la de todos, que es la forma popular del "Cuius regio eius religio", oportunamente citado más arriba.
13/11/19 9:58 PM
  
Rubén (de Argentina)
@Guillermo PF:

La "solución" no es que si existe alguna verdad en otra religión esa verdad está ya contenida en la religión católica. Y que, consecuentemente, no puede existir "verdad no católica". Y que, más consecuentemente aún, todo lo que no sean verdades "ya católicas" en las demás religiones, pasan a ser automáticamente mentiras. Eso sólo lo dice un católico que voluntariamente quiera tomarse la religión de manera integrista, claro está.
Efectivamente, todo lo que en otras religiones no sean verdades ya católicas, NECESARIAMENTE SON FALSEDADES. Y si no, dime una verdad de otra religión que no esté incluida en la doctrina de la Iglesia Católica. No la vas a encontrar. Porque si la encuentras, entonces la que es falsa es nuestra fe, es mentira que las puertas del infierno no prevalecerán sobre la Iglesia, es mentira que la Iglesia es columna y sostén de la verdad y es mentira que Cristo es el Hijo de Dios y Dios mismo.

Si tú piensas que en otras religiones hay verdades que no las tiene la Iglesia Católica, entonces mucho me temo que tu catolicismo flaquea. Y si las personas de otras religiones no pueden escuchar a la verdad, es porque sencillamente no son de Dios. Y no lo digo yo, lo dice Cristo:

El que es de Dios escucha las palabras de Dios; por eso vosotros no escucháis, porque no sois de Dios.
—Juan 8:47
Y si Cristo no convence, si Su palabra no convence, realmente no me quita el sueño el hecho de que no pueda convencer yo. No le voy a colocar un revolver en la sien a alguien para que crea, me basta con anunciar la verdad católica. Si la quieren creer, enhorabuena, sino, yo ya hice lo mío. Los seguiré respetando como personas, pero no honraré sus creencias.
14/11/19 11:05 PM
  
Guillermo PF
Rubén, por eso comencé diciendo que los católicos creemos en Una Iglesia y confesamos que hay Un bautismo. Pero que tampoco seré yo el que vaya a decirle a nadie que la reencarnación me parece una patochada. Entre otras cosas porque si me replica que tampoco los muertos pueden levantarse, lo único que vamos a sacar en claro son las ganas de polemizar.
No hay que descartar tampoco la buena dosis de confianza ciega que tiene toda religión. Razón de más para imposibilitar a sus creyentes mucho acercamiento a las propuestas de otros credos. En una ocasión me discutía un compañero no creyente que cómo me era posible aceptar sin discusión el dogma de la Inmaculada Concepción, dogma por cierto muy reciente e incluso rechazado en su momento por algunos santos. Entre mis argumentos tal vez solo uno era irrebatible: que no me cuesta ningún trabajo creérmelo, así de simple. Para lo cual también tenía él su réplica: entonces es que te daría igual que no existiera como dogma, o incluso que la doctrina fuese justamente la contraria de lo que afirma el dogma. Para su mayor irritación le dije que efectivamente. Que creo sin discusión (lo que puedo creer del todo) y que en algunos casos es la única opción posible, como ocurre con el misterio de la Santísima Trinidad.
Pues en todas las demás religiones me imagino que igual. Dios sabrá por qué. Yo he nacido en la que he nacido. Si no convence a los de otra que sin embargo la han estudiado perfectamente, y mejor que la mayoría de nosotros incluso, eso ya no es cosa mía.
15/11/19 6:24 PM
  
Rubén (de Argentina)
@Guillermo:

Yo he nacido en la que he nacido. Si no convence a los de otra que sin embargo la han estudiado perfectamente, y mejor que la mayoría de nosotros incluso, eso ya no es cosa mía.
Totalmente de acuerdo en eso.

Respecto del dogma de la Inamculada Concepción, es cierto que COMO DOGMA DE FE es reciente, pero ya desde los primeros siglos se creía en esto. Argumentos populares como "si Eva, por la cual entró el pecado al mundo, nació sin la mancha del pecado original, como no iba a nacer sin esa mancha Aquella por la cual la salvación vino al mundo" circulaban desde los primeros tiempos del cristianismo. Es cierto lo que dices, Santo Tomás de Aquino no pensaba así, y esa opinión tuvo mucho peso. Pero Dios quiso que se escucharan más fuertes las argumentaciones de Duns de Scotto. De todos modos en la Escritura aparece el dogma; si buscas en internet la exégesis (católica) de Génesis 3:15 y del saludo de Gabriel a María (Lucas 1:28) es claro que María fue preservada del pecado original desde el mismo instante de su concepción. Pero desde ya que a tu amigo no creyente, no lo convencerás con nada. Porque si no cree en Dios, menos podrá creer en todo aquello que viene o es producido por Dios.
16/11/19 1:46 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.