Aún hay esperanza para alguien como yo...

18 de septiembre de 2019

Hoy es mi aniversario de boda. Hace veintiséis años que me casé con mi esposa. Llevamos treinta años juntos, si sumamos los cuatro años de noviazgo. Dios nos regaló tres hijos maravillosos y damos gracias a Dios por todos estos años que hemos compartido, por todo lo vivido juntos y por todos los familiares y amigos que nos quieren y a los que queremos de corazón.

Nosotros somos de Cristo y no renegaremos de Él. Da igual que nos persigan o nos calumnien; que se burlen de nosotros o nos humillen. Cristo es la roca firme en la que se cimenta nuestra familia y queremos que así siga siendo por la gracia de Dios.

Y al margen de nuestra celebración familiar, hoy he descubierto al santo del día: san José de Cupertino. Algo sabía de este santo pero muy poco. Había oído hablar de sus éxtasis que lo hacían, más que levitar, volar. Pero hoy me he enterado de aspectos que desconocía totalmente de este santo. Por ejemplo, que era muy mal estudiante. Dicen algunas biografías de este gran santo que “por mucho que se esforzaba, su capacidad intelectual no le daba más que para leer mal y escribir peor“. Tanto le costaba aprender al pobre san José de Cupertino, que se llamaba a sí mismo “fray Burro“. Por eso es el patrono de los estudiantes que tienen dificultades en los estudios. Ignoraba que los malos estudiantes tuvieran también su santo. De haberlo sabido antes, me habría encomendado a él hace muchos años.

También he descubierto una preciosa oración a san José de Cupertino, que comparto con los lectores de este blog:

San José de Cupertino, modelo de paciencia y humildad, ruega por mí.

San José de Cupertino,
tesoro de gracia, ruega por mí.

San José de Cupertino,
hoguera de amor de Dios, ruega por mí.

Gloriosísimo San José de Cupertino,
benefactor de los estudiantes,
protector de los examinandos,
no desdeñéis las súplicas que os dirijo
implorando vuestro auxilio en los exámenes de mis estudios.

Alcanzadme del Señor que,
como verdadera fuente de luz y sabiduría,
disipe las dos clases de tinieblas de mi entendimiento,
el pecado y la ignorancia,
instruyendo mi lengua
y difundiendo en mis labios la gracia de su bendición.

Dadme agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
y en el momento del examen,
gracia y abundancia para hablar,
acierto al empezar,
dirección al progresar y perfección al acabar,
si así conviene a la mayor gloria de Dios
y provecho de mi alma.

San José de Cupertino,
espejo de fe y esperanza, ruega por mí
y pide para que sea ayudado en:

(pedir lo que se quiere conseguir). 

San José de Cupertino,
fuente de caridad, ruega por mí.

Amén.

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Gloria

Me gusta especialmente la parte que he subrayado en negrita: que el Señor disipe las dos clases de tinieblas de nuestro entendimiento: el pecado y la ignorancia. El Señor es realmente la verdadera fuente de luz y de sabiduría. Es Él quien puede abrir nuestro entendimiento, tantas veces abotargado, embotado, por el pecado y por la ignorancia. ¡Qué importante es que nos reconozcamos pecadores e ignorantes!

San José de Cupertino era un verdadero desastre para los estudios. Pero en un momento determinado, algo pasó. Se produjo un cambio notable. El Señor lo puede todo. Y de aquel chico que era un inútil, Dios fue capaz de sacar un santo impresionante.

Dios hace milagros. Convirtió en santo al pobre José de Cupertino. Y puede hacerte santo a tí y me puede hacer santo incluso a mí.

Yo no valgo para nada, no sirvo para nada, no sé nada, no entiendo nada. Soy un pobre pecador, bueno para nada y capaz de todos los vicios. Pero te amo, Señor. Te amo de todo corazón. Tú lo puedes todo. Tú me conoces bien porque me creaste en el vientre de mi madre y sé que me amas desde antes de que naciera. Tú puedes hacer que incluso yo pueda llegar a ser santo, como san José de Cupertino. Porque te vales de los más débiles, de los más burros, de los más torpes para mostrar al mundo tu grandeza. Toma mis pecados, mis debilidades, mi fragilidad, mi torpeza y mi ignorancia. Tú puedes hacer que germinen brotes de caridad y de sabiduría en el humus de mi nada. Tú puedes hacerme santo incluso a mí, que no valgo para nada. Soy un burro, soy una mierda pero aún así, hay esperanza. Dios lo puede todo: echad un vistazo a la biografía de este santo y veréis.

La sabiduría y el entendimiento son dones del Espíritu Santo. Vivamos en gracia de Dios. Confesémonos para liberarnos de la oscuridad del pecado que abotarga nuestro entendimiento. Y pidamos a Dios la sabiduría y el entendimiento para que podamos ver y entender; para que podamos conocer la Verdad y, conociéndola, ser verdaderamente libres.

Y los padres y los maestros recemos por nuestros hijos y por nuestros alumnos, para que el Espíritu Santo venga a sus corazones y disipe las tinieblas del pecado y la ignorancia de su entendimiento para que puedan madurar y crecer en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.

No hay niños que “no valen para nada". Las notas no son lo más importante. Un niño, por mal estudiante que sea, vale más que todo el universo junto. Cuando sientas que no vales para nada, todavía puedes ser santo por la gracia de Dios.

Bentido sea Nuestro Señor Jesucristo y bendita sea la Santísima Virgen María.

PS. También pueden ver la película…

18 comentarios

  
Alfonso I
El claustro del monasterio y la muralla de la ciudad cierran por abajo la entrada de las fuerzas tenebrosas y están abiertas por arriba a la influencia del cielo. Pero en estos tiempos,se han olvidado de cerrar las puertas de la ciudad de Dios y la tranquilidad del orden se ha roto. Las defensas han sido superadas y los guardianes de la muralla se han relajado y ya no saben cuál es su misión; los cobardes y traidores se multiplican.La confusión y la ambigüedad se han instalado en callejuelas y casas. El Pastor marchó en búsqueda de ovejas perdidas y dejó las puertas abiertas. Hordas salvajes merodean para comerse el corazón de los hijos del cielo.Muchos se sienten huérfanos y desamparados. Vagan sin rumbo, desconociendo el orden natural de las cosas. Otros hacen como si no pasase nada. Y otros ven oportunidades en lo que será la causa de su perdición. Hierbas venenosas crecen por todas partes, y con apetecibles frutos mortales.
Muchos hombres se han perdido; idolatras, fornicadores y viciosos.Mercaderes y mentirosos. Asesinos y homicidas.
Los justos sólo vencerán sufriendo. Necesitan la fuerza de un caballo y el valor del león. Sólo abriendo el corazón hacia lo alto pueden obtener la victoria.Firmes en su posición y fieles al Señor del Cielo, manteniendo la Esperanza
18/09/19 8:19 PM
  
Oscar Alejandro CAMPILLAY PAZ
Gracias por esta gran nota Don Pedro Luis.
Ojalá para mí también haya esperanzas!
18/09/19 9:42 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
¡Qué belleza de artículo! Muchísimas gracias, Pedro Luis Llera, y muy feliz aniversario. Que Dios los bendiga siempre.
18/09/19 10:20 PM
  
Néstor
Impresionante la película, muchas gracias.

Saludos cordiales.
18/09/19 11:29 PM
  
Ecclesiam
«Es cierta y digna de ser aceptada por todos esta afirmación: Cristo Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores; y el primero de ellos soy yo. Y si encontré misericordia fue para que en mí primeramente manifestase Jesucristo toda su paciencia y sirviera de ejemplo a los que habían de creer en Él para obtener vida eterna. Al Rey de los siglos, al Dios inmortal, invisible y único, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén."
I Timoteo 1, 15-16

«El publicano, manteniéndose a distancia, no se atrevía ni a alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: "¡Oh Dios! ¡Ten compasión de mí, que soy pecador!" Os digo que éste bajó a su casa justificado y aquél no. Porque todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado».
Lc 18, 13-14

«¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!»
Lc 18, 38
_____________________________
Pedro L. Llera
Y colocándose detrás de él, se puso a llorar a sus pies y comenzó a bañarlos con sus lágrimas; los secaba con sus cabellos, los cubría de besos y los ungía con perfume.
Lc 7
18/09/19 11:42 PM
  
Pub
Por nada del mundo dejéis de ver el hermoso film que sobre este santo encontraréis en YouTube, con una interpretación genial de Maximiliam Schell. Os emocionará.
_______________________
Pedro L. Llera
Gracias por la recomendación: ese video está al final del post.
19/09/19 1:43 AM
  
Vicente
FELICIDADES.
19/09/19 9:58 AM
  
José Miguel
Pedro Luis, siempre es un placer leer sus escritos. Gracias por compartir sus reflexiones y vivencias. Doy gracias a Dios por usted, y le encomiendo en mis oraciones.

Un abrazo.
19/09/19 3:08 PM
  
Sancho
Para quien este interesado en conocer la vida y milagros de este sorprendente santo, con más exactitud y amplitud de lo que lo hace esa película, le recomiendo un pequeño y ameno libro, de sólo 50 páginas, escrito por el sacerdote Ángel Peña, y que puede leerse o descargarse gratuitamente en la página "LibrosCatólicos.org". No le defraudará.
19/09/19 3:26 PM
  
Residente en Fátima
"Tú puedes hacerme santo incluso a mí, que no valgo para nada. Soy un burro, soy una mierda pero aún así, hay esperanza"

Lo suscribo eso y todo lo demas. Muchas gracias hermano.
19/09/19 6:49 PM
  
Haddock.
¡Qué casualidad!
Yo también me casé un 18 de septiembre ( con una mujer; hoy en día hay que matizar todo)

Y me encomiendo a San José de Cupertino, a ver si intercede por este calzonazos que soy yo.

19/09/19 8:03 PM
  
Antonio Cruces
Enhorabuena de parte de unos que firmaron el pasado 9 de julio 36 de casados. Mantener firme ese nuevo cuerpo que formamos cuando nos unimos con otra persona no siempre es fácil, pero la gracia derramada por el Señor en nuestras vidas ha sido suficiente. Os deseamos lo mejor. Que nuestro Padre os ayude en vuestra trayectoria como pareja y como padres. Su Providencia es nuestra alegría. Que Dios bendiga vuestra unión
19/09/19 8:48 PM
  
Antonio Cruces
Y que el Señor tenga misericordia de todos nosotros. Cada día me siento más en sus providentes manos.
19/09/19 8:50 PM
  
claudio
Cuenta la historia que tenía una enorme devoción por Nuestra Señora (ver Catholic,net) "Lo pusieron a estudiar para presentarse al sacerdocio, pero le sucedía que cuando iba a presentar exámenes se trababa todo y no era capaz de responder. Llegó uno de los exámenes finales y el pobre Fray José la única frase del evangelio que era capaz de explicar completamente bien era aquella que dice: "Bendito el fruto de tu vientre Jesús". Estaba asustadísimo pero al empezar el examen, el jefe de los examinadores dijo: "Voy a abrir el evangelio, y la primera frase que salga, será la que tiene que explicar". Y salió precisamente la única frase que el Cupertino se sabía perfectamente: "Bendito sea el fruto de tu vientre".-
19/09/19 10:55 PM
  
Miguel García Cinto
Según leía este precioso artículo, sonreí al ver que en algo me parecía a San José de Cupertino y al Santo Cura de Ars en el sentido de que en mi juventud fui mal estudiante, al seguir leyendo comprobé mi error, ya que ambos sí estudiaban, pero les costaba mucho aprender, al primero los estudios en general y al segundo se le atravesaba el latín, yo en cambio desde niño fui mal estudiente porque no me gustaba estudiar.
Muchas felicidades por tu aniversario de boda.
El Señor te bendiga y te guarde.
20/09/19 10:25 AM
  
SGM
Muchas felicidades, le deseo que la Santísima Trinidad continúe guardando a su matrimonio y familia en la gracia de su amor.
21/09/19 6:22 PM
  
hornero (Argentina)
Don Pedro: Tarde, pero de todo corazón, me uno a las Felcidades deseadas en su aniversario de boda
27/09/19 4:26 PM
  
javidaba
Como Hornero, aunque tarde, FELICIDADES, D. Pedro y familia, y puestos a felicitar, también a Mr. Haddok y la suya.
28/09/19 2:26 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.