¿De dónde sale tanto friki?

Cuando Rouco recordó que nuestra historia, la de España, se une impepinablemente a la fe católica, se olvidó de la otra parte. El odio visceral y babeante hacia la Iglesia lleva tantos siglos inscrito (parcialmente) en nuestro ADN español, que ya atufa a rancio, viejo y casposo. Así que me dan absolutamente igual los “antis”. Que les den. Nada nuevo. No me importa ni su higiene, ni su número, ni sus ganas de llamar la atención. Lo que pasa estos días en Madrid va mucho más allá.

Sí me importan, obviamente, los de la mochila naranja. Y lo diré antes de echarlo, no soy el mejor cristiano, ni siquiera uno bueno. No soy un ejemplo, y sobre todo, no soy quién para juzgar. Pero esto va de sinceridad y de compartir lo que pienso. ¿De dónde co sale tanto friki?. Y dirán, friki tú, cabrón. Y será verdad. Pero esto no va de mí, sino de que estamos alejando la imagen del joven católico de la normalidad, y la estamos envolviendo de un genuino y particular folklore, digamos que peculiar.

Me cuesta, me cuesta, me cuesta, pero tengo que entender esto de los carismas. La gente puede vivir su fe bailando sardanas, el twist o un reaggeton, está perfecto. Pero insisto, me revienta esa imagen que estamos dando al televidente medio, y sobre todo, a los demás jóvenes de mi generación que miran esto desde fuera. Venimos labrando un estereotipo de joven católico coreógrafo, cantor y ridículo. Y no ridículo por casto y meapilas, ridículo al estilo fan de Lady Gaga a la puerta de un concierto.

Mis amigos, por ejemplo, que os aseguro que son gente sana y normal, ven al personal haciendo el gil por la tele, y deben pensar que soy un poco palurdo al venir aquí. Y no son del 15M ni anticlericales, son gente normal, con sus dudas de fe, con sus más y sus menos, y su menos práctica. No me lo dicen porque me quieren, pero no se les antoja bailar la macarena ni versionar los hits del verano con el nombre de un teólogo de 84 años. Normal.

¿Pero porqué gana de calle el carisma bailongo entre los millones de jóvenes católicos?. Los movimientos recientes de la Iglesia son los principales focos de movilización de juventud. Ya saben, Opus, Legionarios, Kikos y alguno más. Si algo tienen en común estos movimientos, es que se procura que sus jóvenes crezcan en círculos de amigos cerrados a su carisma y sus actividades, donde por cierto bailan mucho. Y hay que reconocer que tienen un gran éxito, y proliferan estupendas vocaciones y familias cristianas. Pero guste o no, hay un cierto alejamiento de la sociedad que acaba haciéndoles parecer extraños. Raritos. No normales.

Con todas estas inquietudes, salía hoy a pasear por el centro de Madrid y la realidad es muy positiva. Mientras por la tele da la sensación de que esto es una gran mitin de despistados y cantarines, la verdad es que predomina un gran ambiente. Muy normal. La gente se interrelaciona con los madrileños, y los madrileños con los peregrinos de una forma extraordinaria. La verdad es que la guía rebosa de planes excelentes y verlo de cerca es muy necesario para seguir creyendo que es posible. Que quizás, con un poco de ayuda, las armas para el futuro de los jóvenes católicos irán más allá del “oé, oé, oé…”

¡Hasta luego!

PD: en mi twitter @javiertebas, voy contando lo que veo.

34 comentarios

  
Carlos
Totalmente de acuerdo. El joven católico tiene que vivir en la naturalidad de la fe.
18/08/11 7:02 AM
  
Vult
Sin ir más lejos lo comenté el otro día viendo la televisión, que no me siento nada identificado con lo de la guitarrita y las canciones, pues para mí la fe es algo mucho más serio que semejante estereotipo. Ciertamente estoy muy de acuerdo con su opinión, matizando lo del reggaeton, que no me gusta nada, y me parece inadecuada para un cristiano cierta música cargada de pansexualismo barato.

Saludos y Bendiciones.
18/08/11 8:18 AM
  
Luis Fernando
Me parece penoso que te unas a los que critican a buena parte de la juventud católica y que uses los típicos tópicos que usan ellos.
Absolutamente penoso.

Para este viaje no hacían falta estas alforjas.
18/08/11 10:18 AM
  
Raúl
Dos cosas quiero comentar:

1- No es mi intención criticar este tipo de macroeventos, pero respecto a lo de los frikis, Luis Fernando, es cierto que haberlos haylos. Si no, que me expliquen a mí de qué planeta salía el individuo que el martes por la tarde se paseaba por la calle Alcalá atrayendo las miradas de toda la gente. Parecía la misma reencarnación de Jesucristo en persona, con melena y barba, una túnica blanca, y caminando descalzo por la calle. En fin, de pena y vergüenza ajena. Si eso no es un friki que baje Dios y lo vea.

2- Tampoco sé muy bien cómo se organizan y se planifican estos acontecimientos masivos en los que da igual que venga 1 millón que 10 millones de personas de repente. De lo que se trata es de que cuanta más gente venga mejor, que esto también da mucho dinero. Y es cierto. Pero ayer por la mañana, en un café de Recoletos (muy famoso, por cierto) escuché al responsable en ese momento quejarse y protestar porque la tarde noche anterior no habían hecho más que entrar jovenes en su establecimiento sólo para ir al servicio, saturándolo, ante la resignación estoica de los camareros. Y yo fui testigo de ello. Y no sólo allí sino también en todos los bares y cafeterías de la zona, algunos de los cuales cerraron ante la avalancha que se les venía encima.

Todo esto está muy bien, pero estas cosas también deberían mover a la reflexión.
18/08/11 10:35 AM
  
Eleuterio
Supongo yo que es sabido que no todos los jóvenes que han ido a Madrid, o irán, pertenecen a los llamados movimientos. Por eso es más que probable que muchos vayan por la curiosidad y que, de la curiosidad, pueda salir algo bueno pues también es más que probable que descubran lo que, a lo mejor, ni conocían.

Por otra parte, a mí me parece algo absolutamente, simplemente, imposible, que los jóvenes que están en Madrid no hagan lo que hacen y de la forma en la que lo hacen. Eso no es nada malo ni negativo. Probablemente habrá jóvenes que no estén en Madrid sólo por fe pero la mayoría seguramente sí.

Y, ya, por finalizar, no sé qué problema hay en que muchos jóvenes pertenezcan a los llamados movimientos. La rareza de la que escribes es, precisamente, la esencia de la fe: que la tienen. Y eso no puede ser, francamente, criticado.

De todas formas, supongo yo que aún te quedan muchas crónicas que hacer. !Adelante¡
18/08/11 10:36 AM
  
Julia María
A los adultos, bastante adultos, como yo también a veces nos puede chocar la forma de manifestar la fe de algunos de nuestros hermanos porque nuestra sensibilidad, nuestra espiritualidad, es diferente, pero quizá no estás siendo del todo justo en tus valoraciones. Debemos tener en cuenta que los chavales entrevistados por una televisión no van a impartir una clase de teología ni de mística, son hijos de su tiempo, y su alegría (porque sí están alegres) la manifiestan como jóvenes de su tiempo: cantando y bailando. Pero, mira, desde mi atalaya de madre y dentro de no mucho abuela, creo que lo importante es que, manifestaciones diversas al margen, estos chicos tienen fe en Jesucristo, se unen a su Vicario en la tierra, no tienen vergüenza de manifestar su fe y la estan viviendo en estos momentos de una forma católica, es decir universal ¡Qué disfrutes de la JMJ!
18/08/11 10:45 AM
  
Tebas o te quedas
Pareces un viejo prematuro.Dices que te "revienta esa imagen que estamos dando al televidente medio, y sobre todo, a los demás jóvenes de mi generación que miran esto desde fuera"; pues no se cuales son los demás jovenes de tu generación, pero los de la mia se pasan todos los fines de semana absorbiendo alcohol como esponjas, y eso si que es dar una imagen friki y lamentable, y no la de los peregrinos.
18/08/11 11:25 AM
  
Eduardo Jariod
Bueno, quizá hay muchas cuestiones aquí mezcladas, Javier.

¿Son las JMJ la forma más adecuada o eficaz para evangelizar a los jóvenes? Pues no lo sé; pero me fío de Juan Pablo II y de Benedicto XVI. Supongo que no se trata de una ocurrencia personal.

¿Son banales las conductas de los peregrinos? Depende de lo que las causa. Si es la alegría de compartir la fe en el Señor y de estar cerca del vicario de Cristo, que bailen y que canten lo que su corazón les pide. Si el origen es otro, llevas razón.

Por otra parte, ¿cómo es el (joven) católico "normal"? ¿El asceta?; ¿el misionero?; ¿el voluntario de Cáritas?; ¿el de misa diaria?; ¿el militante de movimientos espirituales recientes?; ¿el que cree o duda en silencio?; ¿el intelectual?; ¿el artista?... Tampoco lo sé. Nadie puede saber lo que hay en cada corazón salvo el Señor mismo.

Personalmente me siento lejos de estas efusiones, pero quizá no sea porque me considere mejor o "más católico" que ellos. Al contrario, muy posiblemente se deba (casi seguro) porque no poseo la fe de estos jóvenes "frikis". Ojalá pudiera sentir esa alegría "vulgar".
18/08/11 1:25 PM
  
Diego
Está claro que algunos estribillos podían ser mas ingeniosos, pero en una fiesta veo mas alegre cantar "a lo friki" que gregoriano. Y tambien mas práctica la guitarra que el órgano de tubos.

Y por cierto, "marchoso" y "kikos" no son sinónimos, tan solo debes escuchar sus cantos (por no llamarlos berridos, uf qué grima).
18/08/11 1:46 PM
  
Vult
Por puntualizar un poco, no creo que criticar una imagen estereotipada sea despreciar a esos jóvenes como hizo Mical, hija de Saúl a David (1 Crónicas 15:29), pues la espiritualidad cada uno la expresa como la siente, pero si es verdad que aunque todo estereotipo es injusto y dentro de la variedad de jóvenes, estos dan una determinada imagen considerada “ ñoña”, no existe una sola imagen del tipo de juventud dentro de la JMJ, y no todos tienen por qué coincidir en estilo y forma de expresarse, demás cuestiones a parte sean todos Benditos del Señor.

Saludos y más Bendiciones.

18/08/11 1:59 PM
  
Pedro L.
Que distinto que es el Opus Dei en Chile, ni bailongos ni guitarras.

Entiendo perfectamente la sensación de Javier. Es lo que me pasa cuando veo a los jóvenes de Schoenstatt. Se quedan en el baile, el canto y la guitarra (que podrán estar bien en algunas ocasiones, pero no todo el año).
18/08/11 3:44 PM
  
Felipe
Totalmente de acuerdo con Luis Fernando. Si al final rezar el Rosario en el metro, en la estación o en cualquier lugar público será cosa de frikis.
18/08/11 3:46 PM
  
Yolanda
A ver una cosa, LF y Javier Tebas:

Javier tiene razón, mucha razón, en que si la imagen que damos de juventud católica es la coreógrafa-cursi-mivimientista... apañados.

Pero esa juventud esiste, es catóica (a su manera, a mi juicio penosa) y habrá que reconocer su derecho a ser así de frikis.

El problema es que los medios enfoquen sólo a esos grupos ridiculines. Pero ni siquiera son mayoría. Sólo son más llamativos.

Hemos visto en las DED previas y ahora mismo en Madrid, miles y miles de jóvenes religiosamente austeros, recogidos, educados en una fe sobria, no por ello menos jóvenes ni menos alegres, pero que saben estar en un templo, que viene en grupos de sus parroquias o de sus centros educativos u otras asociaciones no movimientistas. Pero se ve que, como llaman menos la atención, las cámaras -y nuestros propios ojos- los enfocan menos.

Convendría dar protagonismo en los medios a grupos de miles de jóvenes como los que estuvieron una semana antes en las misas de las que hemos tenido noticia por toda España: ni bailes tontorrones, ni cancioncitas bobitas, ni actitudes amoalaura.

Y a los que sí son como los que critica javier Tebas... pues qué le vamos a hacer, tendrán derecho a ser así... de momento no hacen más daño que el estético, esperemos qaue, de adultos, no sean sectarios a tope; y son muchos, sí, ¿tal vez 300.000 -exagerando- entre 1.500.000? Hombre, pues enfoquen al 1.200.000 restante, fijémonos más en ellos, Javier.

Y también fijémonos en los despistados, que serán muchos también, esos que se han sumado quizá porque iba su grupo de amiguetes, que vienen a ver qué pasa; esos son de interés prioritario.

Hablemos más y saquemos más en los emdios a los chavales más ejemplares, la mayoría.

Y, por encima de todo, no demos tres cuartos al pregonero. Para criticar con saña ya están los malos molosos intra y extra.
18/08/11 3:56 PM
  
Felipe
Pero guste o no, hay un cierto alejamiento de la sociedad que acaba haciéndoles parecer extraños. Raritos. No normales.
_________________________________________________________

Para raritos todos los santos y santas de la Iglesia Católica. Casi siempre fueron vistos como gente alejada de la realidad mundana. Eran raros, locos de su tiempo, bendita locura, ya quisiéramos más "frikis" de estos. El problema de fondo es este: menos respeto humano y más radicalidad evangélica.
18/08/11 3:59 PM
  
Víctor
¡Totalmente de acuerdo contigo, Javier!
18/08/11 4:28 PM
  
Koko
Javier, soy un sacerdote joven y he podido participar en una JMJ, y la verdad es que la realidad que tu comentas existe, pero creo que en los medios de comunicación exponen parte de la realidad. Si salen jovenes bailando, tocando la guitarra o cantando, será porque están alegres y quieren manifestarla públicamente, pero no me parece que ese hecho sea criticable.

Las personas cuando estamos contentas queremos que se nos note, y cuando el gozo el multitudinario pues más todavía, porque se contagía esa alegría de ver al sucesor de Pedro. Y esto no es papolatría, simplemente es querer al Papa, demostrarle un gesto de cariño y respeto, pero sobre todo, es buscar a Jesucristo a través de la enseñanza del Santo Padre, porque sabemos que es él la cabeza de la Iglesia visible, es él que guía la barca de Pedro en la que todos estamos embarcados.

Veo lógico que los jóvenes quieran expresar la euforia que llevan dentro. ¿Acaso sería mejor verlos bebiendo alcohol y haciendo botellón en el parque del Retiro? Eso sería normal para la sociedad en la que vivimos.

Dejemos que los jóvenes sean jóvenes y se manifiesten como saben hacerlo.

Obviamente a los jóvenes les gusta la música (desde el rock hasta la música clásica... para gustos hay colores), pero no podemos imponer un criterio de como deben reaccionar los jóvenes ante la llegada del Papa. Además, sabiendo que tienen actividades como catequesis, Misa, Confesiones, vigilias, etc... también tienen que tomarse un "respiro" y juntarse para hacer "fiesta", pero no cómo la que vemos en las discotecas, sino de una forma más sana como puede ser el cantar juntos, o animar el ámbiente con música...

A mi me parece normal una reacción efusiva al ver al Santo Padre. Es más, puedo decir que he visto a muchos sacerdotes jóvenes y no tan jóvenes, gritar el ¡viva el Papa! o cosas por el estilo y eso no es algo friki, válgame Dios. Es algo normal.

Mejor fijémonos en el lado positivo de todo este evento, que para echar leña al fuego ya están otros.
18/08/11 5:42 PM
  
Espiral
Enhorabuena, Javier, por tu comentario. Algunos aspectos pueden parecer exagerados pero, si nos metemos en el fondo de la situación y contemplamos ciertas realidades eclesiales, hay que reconocer que tienes toda la razón en tanto en cuanto los Católicos jóvenes no son (o al menos no deberían ser tan solo) representados por algunos cuantos cuya euforía por el encuentro con el Santo Padre les hace botar y botar como si fueran párvulos en la arena...
También tienes mucha razón a la hora de comentar - aunque quizá debería ser más adelante (cuando las JMJ hayan transcurrido ya) - el tema de los jóvenes Católicos "encorsetados" en sus Movimientos, como si hoy en día, tan solo fueren Cristianos aquellos que pertenecen a aquellas Nuevas Espiritualidades.
Ciertamente, se siguen dando la presencia de numerosos Católicos que profesan, viven su fe y experimentan a Jesucristo desde la sobriedad, la sencillez gestual, el recogimiento, y la austeridad recogida en un post excelente de respuesta.
De momento, y - aunque siempre habrá personas amargadas de esta preciosa vida - por mucho que se comente o difame acerca del financiamiento de las JMJ, disfrutémoslas y sobre todo la presencia del "Dulce Cristo en la tierra", Su Santidad el Papa Benedicto XVI.
Enhorabuena por tu artículo, una vez más.
Que sean -ojalá - muchos más.
Y...gracias por el toque de sentido del humor, que nunca nos viene mal, a la hora de hablar de nuestra fe en Cristo.
18/08/11 6:15 PM
  
Spir
"Opus, Legionarios, Kikos y alguno más. Si algo tienen en común estos movimientos, es que se procura que sus jóvenes crezcan en círculos de amigos cerrados a su carisma y sus actividades".

Del Opus y los Legionarios no puedo hablar, pero de los kikos el que no puede hablar eres tú porque eso que dices es COMPLETAMENTE FALSO. Luego ya habrá quien aproveche siempre para tachar de sectario, penosos católicos, etc. a los que hemos tenido la gran desgracia de encontrarnos con Jesucristo en la Iglesia Católica. Ah no, que algunos tenemos que pedir perdón y luego permiso para poder decir que somos Iglesia, ya...


"hay un cierto alejamiento de la sociedad que acaba haciéndoles parecer extraños. Raritos. No normales."

Definitivamente los católicos no somos normales, pero de raritos nada. Es que es increíble, lo que no consigue la panda de amargados de Sol casi lo consigues tú, será que las cosas duelen más si te las dice un hermano en vez de un vecino.

Mira, ¿es normal que vengan más de 200 jóvenes desde la isla de Guam a Madrid a ver al Papa? No sé, dímelo tú que todo lo sabes acerca de lo que es normal y lo que no. Pero después de contestarme ve y les dices que son unos frikis que dan una imagen al televidente medio de fans de Lady Gaga.

¿Es normal que vengan más de 350 jóvenes cristianos de Tierra Santa (Israel, Palestina, Jordania, Iraq y Chipre) viviendo como si no existieran las fronteras entre estados con una comunión que sólo les puede venir de Dios? Te ahorro la respuesta: NO, no es normal. Pero ahora ve y les dices que son unos frikis (sí, sí, a nuestros hermanos de Iraq y Palestina) y si todavía no se te cae la cara de vergüenza también les sueltas lo de raritos.

Y así puedo seguir dándote cuantos ejemplos quieras, pero no creo que haga falta. Ya has sentado cátedra. Ya has discernido quiénes son normales y quiénes no.

Nosotros somos los sectarios, neomovimientistas, judaizantes, humo de Satanás, papólatras, kikólatras y todas las palabras que os podáis inventar.

Da igual, sabemos con Quién estamos.

Nos vemos en Madrid (ah, por cierto, si no es normal salir de trabajar el viernes y meterse más de 1000 km entre pecho y espalda para estar el fin de semana con el papa y volver el lunes al trabajo dímelo, y así ya me pienso si ir o no, o en cualquier caso intentar no salir en la tele).
18/08/11 7:12 PM
  
Lorca León Cayasso
¿No te alegra la alegría? yo siento emoción con sólo ver los reportajes al otro lado del mundo!! es que el Evangelio ES UNA BUENA NOTICIA ¿no han de estar alegres? vaya, ojalá sigan habiendo raros (frikis) que sigan bailando y gritando a los cuatro vientos que están alegres!!!
18/08/11 11:47 PM
  
Qwerty
Yo estoy de acuerdo con Javier Tebas. En muchas ocasiones la imagen que dan (damos) los jóvenes católicos es de una frivolidad excesiva. Una cosa es estar alegres, y otra muy diferente es hacer el imbécil con bailecitos absurdos y actitudes infantiloides. Yo me pongo en en el lugar de un joven no creyente, y al ver esas cosas huiría espantado sin dudarlo.

Y por otra parte, menos versionar canciones profanas y más enseñarle al personal cánticos como "Salve Regina", que en el acto de hoy con el Papa no se la sabía casi nadie.
19/08/11 1:35 AM
  
Nova
Ya que lo mencionas, Javier, me atrevo a decir que nadie me cogerá a mí haciendo uno de esos bailes a los que te referías. Respeto a quienes los practican, por supuesto, el tema va en gustos, creo yo. Pero, en sí mismos, me parecen totalmente inofensivos.

A mí, lo que me ha llamado poderosamente la atención sobre todo esto es el interés de las televisiones en sacar siempre, precisamente, a los católicos "bailarines" y casi sólo a ellos. Ser católico no es, ni conlleva, practicar esos bailes, pero parece como si algunos medios de comunicación quisieran dar a entender que sí. Una cosa es segura, para mí: Las televisiones tienen más culpa en la promoción de cierta imagen estereotipada de los católicos que los propios católicos que sí responden a ella. Al fin y al cabo, esos católicos no saben cómo acabarán montando sus reportajes los periodistas... Es muy curioso todo, en fin.
19/08/11 1:58 AM
  
Luis López
Creo que fue Pablo quien exhortó a los cristianos a estar siempre alegres, y creo que la visita del Papa es un buen momento para exteriorizar la alegría. Ya habrá momento para el llanto. Pero ahora no.

Por otro lado, esos jóvenes que aparecen por la TV no son todos los jóvenes de la JMJ. También hay quienes van a las Misas, a las catequésis, los que se confiesan, los que se postran ante el Santísimo...
19/08/11 8:55 AM
  
Pedro
Puedo entender lo que dices, pero mira tío, el penúltimo párrafo sobra. Así como muchos de los comentarios que he leído.

¿penosos católicos? ¿frikis? ¿alejados de la sociedad? Pero qué sarta de chorradas... Este no es un post católico ni siquiera cristiano. Aquí sólo se trata de meterse con el otro porque no le entendemos, porque no es tal cool ni tan guay como nosotros. ¿pero es que no somos hermanos en la fe? desde luego que decir que estos movimientos son penosos católicos es no tener ni idea de lo que se habla. Como se dice al principio, que esto me lo diga un antipapa pues ni me va ni me viene, pero que lo digan en infocatolica me parece increíble.

Supongo que ser un chico normal en nuestra sociedad es estar cerrado a la vida salvo una como mucho dos veces y si son niño y niña mejor, que lo otro es de frikis que no molan nada. Lo de la castidad antes del matrimonio es de superfrikis porque claro, hay que probar de todo, claro claro. Ir a misa los domingos "a que te coman el coco" es de frikis claro claro. No, si al final estar en la Iglesia es ser un friki. Según para quien claro, para un católico de esos de misa semanal que luego sale y viven como si Dios no existiera está claro que el resto son frikis. Lo dicho, no es una entrada ni católica ni siquiera cristiana. Y muchos de los comentarios menos todavía. Me avergüenza que esto esté en infocatolica, francamente tenía otro concepto mucho más católico, más universal dentro de la Iglesia de lo que veo en este post... Lamentable.
19/08/11 9:53 AM
  
Miki V.
Javier, vente con nosotros esta tarde al via crucis, si puedes. Hablamos.
Un abrazo.

pd. Recuerdos al ojo malvado que nos vigila y photoshopea comentarios, jajaja!
19/08/11 10:23 AM
  
Yolanda
..,o en cualquier caso intentar no salir en la tele

________________________

Pues eso: procurad no salir mucho en la tele los danzadores, los neomovimientistas y los ñoños. A ver si así salen más los normales. Los que viene con su parroquia, su colegio, su asociación deportiva, su grupete de colegas o su familia. Es decir la mayoría menos llamativa. Basta con eso.
19/08/11 12:10 PM
  
Flavia
Javier, caramba qué sorpresa, creía que te referías a los antipapa, pero ya veo que no.

¿ Qué hace un post como este en un portal como este ?
¿ No se oponen ya bastante " los otros " ?

Que los jóvenes bailen ( también lo hizo el " friki " rey David ante el Arca, mira tú, y por cierto, Micol se rió, lo ridiculizó y ya ves lo que le cayó encima a la tonta aquella ), canten, celebren su fe. También saben arrodillarse y rezar frente a quienes les agreden, y confesarse, y pasar horas de intensa oración ante el Santísimo.

Respuesta del bailón-friki rey David a la mema de Micol: " Ante el Señor, que me eligió [...] yo bailaré y me humillaré todavía más. "

¡¡ Viva el Santo rey David !! Seguro que hoy bailaría y tocaría el arpa encantadísimo junto a estos jóvenes.
19/08/11 1:02 PM
  
Yago
Javier: Despues del comentario de Luis Fernando te veo escribiendo en el blog de un tal De la Cigoña. ¡Vivir para ver!
19/08/11 1:46 PM
  
Yo mismo
Filolefebvriano, que eres un filolefebvriano!! Si fuera por ti se celebraria una Misa de las de toda la vida, con organo y en latin, y no permitirias a estos pobres jovenzuelos tocar la bubuzela (o como se escriba) al ver salir al Papa. Les pondrias a todos a rezar el Rosario como personas normales, so dictador.
19/08/11 6:13 PM
  
Egoitz
Totalmente conforme. Lo suscribo todo. Hay momentos en los que uno pasa hasta vergüenza.
19/08/11 6:33 PM
  
Ricardo de Argentina
Tengo una hija religiosa en Madrid, en Carabanchel, y tuve la gracia de vérmela en uno de los videos en el Escorial. Tranquila y serena, como sus acompañantes y como siempre fue ella. Pero la cámara no la enfocaba a ellas, sino a una bullangueras que estaban en primer plano. Y la mayoría de las tomas y de las fotos se fijaban en las más estruendosas, las más exteriorizadas. Y eran cámaras católicas, incluso oficiales de la JMJ. Pero si uno miraba el segundo plano, la mayoría no era así.

Parecería que hay que venderle al mundo que los católicos, para no ser tristes, tenemos que ser exteriorizados, hiperactivos y con la sonrisa de oreja a oreja. Siempre. Pero eso es una doble mentira. Primero, porque los católicos no somos así. Segundo, porque para ser vedaderamente alegres no es necesario ser así.


20/08/11 3:10 PM
  
Lola
por lo que se (y me muevo en ese ambiente a menudo por circunstancias personales), estos jovenes se crian en circulos cerrados, se les adoctrina para ver en la television solo los programas que no generan discordia en sus convicciones,asi como amistades y de ese modo no generar un espiritu critico si no sumiso y pasota hacia otros puntos de vista, no tengo nada en contra de la visita del papa, pero si es cierto que sus seguidores muestran una apariencia anormal, friky, conservadora y en ocasiones elitista
20/08/11 11:58 PM
  
Nova
Pedro, vuelva a leerse el artículo porque, por lo visto, no se ha enterado usted de nada. Javier Tebas no ha criticado la coherencia católica, ha criticado unos bailecitos que no le gustan. No le gusta esa imagen de católico, sin más. Pero no ha dicho más. Cálmese usted un poco, caramba y haga el favor de no atribuir a Javier Tebas lo que no ha dicho.
21/08/11 11:18 PM
  
Spir
Yolanda, tranquila, la tele ni pasó por donde estábamos los muchísimos que nos quedamos sin entrar en el recinto. Se te ve muy contenta con la visita del Papa, descubriendo la grandeza de la Iglesia :)
22/08/11 4:43 PM
  
Alejo
Spir,

el hecho de que hayan venido 200 jóvenes de Guam o 300 de Chipre -o de donde sea-, a la JMJ de Madrid no quita para que el autor pueda hacerse esa pregunta, que me parece muy sensata y yo comparto su inquietud.

Porque independiente de movimientos de cualquier tipo, en estos tiempos de "globalización", de "diversidad", asistimos a una tónica de "picoteo" de muchas influencias, aunque sea picoteo de influencias antiguas, para que algo resulte atractivo a la gente. Eso se observa también en las corrientes Nueva Era y eso es "friki"; porque, en definitiva, fácilmente puede terminar por no atender a lo Verdadero de siempre. No hacen falta intermediarios especiales ni métodos novedosos para llegar a la Verdad, a la Luz, a Dios. La pólvora ya está descubierta.

El hecho de que en nuestra sociedad la gente, estragada de todo, parezca dar más importancia al envoltorio que al contenido, me parece preocupante.

¿Quién pudiendo comprar la fruta directa y cómodamente al hortelano prefiere comprársela a un intermediario?
30/08/11 6:08 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.