Homeopatía y ocultismo

“Muchos de los que habían usado la magia reunieron los libros y los quemaron delante de todos” (Hechos 19, 19)

 

Adelantaré en primer lugar las conclusiones de mi reflexión respecto a homeopatía, para luego desarrollarlo de forma más completa posible dentro del espacio limitado de internet.

 

1º Materialmente hablando, se trata de una pretendida medicina sin efecto probado alguno, además, no puede tenerlo porque sencillamente no se puede saber ni qué sustancia material o qué proceso químico o físico puede generar mejoras alegadas. En definitiva, la homeopatía no tiene ningún argumento racional que justifique su uso.

 

2º No es que una persona que recurra al tratamiento homeopático realice necesariamente actos de ocultismo o algo parecido, sobre todo porque compra ciertos productos homeopáticos simplemente porque se venden en una farmacia, o incluso su médico se lo recomiende, pero tal persona debe saber:

a)      los principios directores de un método homeopático están basados en que lo similar cura lo similar, un principio presente en así denominada magia blanca –magia al final y al cabo, y agitación mediante la cual no se sabe a qué apunta, en qué se basa.

b)      El iniciador de homeopatía, el médico alemán Hohnemann de principios del siglo XIX, un masón de alto grado, sostenía que mediante la agitación la sustancia en tratamiento se ponía en contacto o se revestía de energía cósmica que era causa de la “eficacia” del tratamiento homeopático.

c)      A su vez, estos tratamientos no pocas veces recurren a conceptos indefinidos y esotéricos como fuerza vital y similares.

 

En definitiva, al no tener claro - más bien existe la claridad en otra dirección:

 

[Citando de una página de medicina alternativa, “Samuel Hahnemann, el fundador de la homeopatía moderna, expresó el concepto de la salud de esta manera: “En el ser humano el estado de salud se constituye por la fuerza vital y espiritual. Es llamado cuerpo material (organismo) y ánima (espíritu). Éste es el cuerpo completo. Éste cuerpo completo conserva todas las partes en admirable armonía y vital funcionamiento, incluyendo los sentimientos y las acciones, de modo que nuestra morada (el cuerpo y la mente de la que estamos dotados) es libre y puede servir al propósito más elevado de nuestra existencia.” (Órganon de la Medicina, & 9)]

 

 

cuál es el principio material del método homeopático, uno se abre lo quiera o no a un principio no material, desconocido  y se puede decir oculto (¿espiritual?) que está detrás de la homeopatía, de forma que como mínimo abre la ventana hacia un mundo con claros tintes esotéricos e irracionales. Como veremos, ni la astrología es ajena a este tratamiento.

 

Por todo lo cual, considero inapropiado este tratamiento para cualquiera, desde la perspectiva material, pero más todavía con vistas desde la fe. No se puede dar aprobación ni asentimiento a unos principios que se basan en ciertas energías de cuño desconocido, esotérico e irracional. En el fondo, afecta con sutileza y a veces abiertamente, al primer mandamiento del Decálogo.

 

Procedemos, pues, a analizar el primer punto de este trabajo.

 

1º ANÁLISIS MATERIAL DE LOS PRODUCTOS HOMEOPÁTICOS

 

Todo empezó con una receta médica para un fármaco homeopático que recomendaron a mi mujer. Lo compramos felizmente, confiando en el consejo médico, notando, eso sí, que el supuesto medicamento era bastante caro, sobre todo teniendo en cuenta que presuponía la continuidad en su uso. Al poco tiempo, vimos un programa en televisión sobre homeopatía, mostrando las fases de elaboración de estos productos y el interés reciente de las autoridades en su comercialización. Un interés que surgió en muy poco tiempo y evidentemente por motivos económico; el gobierno se podía llevar un tanto en los impuestos, a pesar de que el mismo gobierno tenía sobre la mesa un informe de hace dos años que claramente desaconsejaba el uso de productos homeopáticos porque no se podía asegurar su eficacia “en ningún caso”.

 

Pero lo chocante era el método de preparación, ahora lo diré así con toda convicción, de estos auténticos brebajes de insultante pretensión. Voy a describirlo de la forma más sencilla posible, pero resaltando lo esencial en este proceso:

 

Se parte de un compuesto que provoca la dolencia que se pretende curar, por ejemplo con 100 gramos de este compuesto. Se toma una de las cien partes de esta sustancia y se la mezcla con 99 partes alícuotas de agua, agitando fuertemente en un mecanismo para tal fin. Luego, de esa dilución se toma una de las cien partes, y se repite el proceso,… y así treinta o más veces. ¿Sabéis lo que significa eso? Si del primer frasco de 100 gramos se hicieran otros cien diluidos en proporción 1:100 y luego de cada uno de estos otros cien, hasta “nada más” que treinta veces repitiendo este proceso, ¿tendríamos suficiente con agua de todos los océanos para obtener frascos de la última dilución? Aquí entra de lleno la potencia de la función exponencial que produce resultados increíblemente grandes en pocos pasos: no solamente que no sería suficiente el agua de todos los océanos, sino podríamos obtener un gigantesco globo de agua con centro en la Tierra y el radio como cien veces hasta la primera estrella, Alpha Centauri. En efecto, eso es lo que se necesita para albergar los 10^60 gramos resultantes de dilución.

 

Obviamente, en esos frascos no quedará ni una única molécula del compuesto inicial. Tal vez a alguno le quedará más claro teniendo en cuenta el número de Avogadro de moléculas en un mol de sustancia (en 100 g de una sustancia orgánica de ordinario hay solamente una fracción de un mol), que es aproximadamente 6,022·10^23 moléculas, es decir, las moléculas desaparecen mucho antes que consiguiendo diluciones de nivel 10^60. Máxime, teniendo en cuenta que el agua es un disolvente natural que tendería a descomponer las moléculas de otros compuestos contenidos en la disolución. En fin, queda claro, y lo reconocen todos enterados del asunto, sean homeópatas o no, que en los frascos homeopáticos no queda ni el rastro de la sustancia original.

 

¿Con qué principio material pues, “cura” el “medicamento” homeopático? Los homeópatas arguyen mediante razonamientos nada científicos, ni comprobados, sí estrafalarios y estrambóticos: el agua tiene memoria al estar sometida a agitación con las partículas de la sustancia original. Increíble, pero eso es lo que dicen y afirman. Pero eso tendría que ser comprobado de alguna manera, y hoy en día es bastante sencillo hacer tales análisis. Esas diluciones y ese proceso de agitación tendrían que producir alguna propiedad medible en los compuestos. Pues de eso, nada de nada.

 

Investigando sobre este fenómeno, busqué alguna información adicional aparte de mis reflexiones, y encontré mucha y de buena calidad en la página del famoso sacerdote católico indio, James Manjackal MSFS.

El enlace contiene como 60 páginas de texto en A4 el cual me leí con mucho detenimiento, seccionándolo en partes específicas para facilitar su lectura y separar unos temas y planteamientos de otros. Lo dejo indicado en otro blog auxiliar que me sirve de almacén de cierta información que pueda utilizar en algún momento. La recopilación contiene tanto trabajos científicos como teológicos. En este primer punto del tema que nos ocupa, haré reseña de la crítica técnica y medicinal de la homeopatía realizada por expertos competentes.

 

Empezaré señalando en primer lugar que Los médicos españoles se rebelan contra la homeopatía (La Organización Médica Colegial española ha aprobado una declaración en respuesta al borrador de Sanidad para regular los medicamentos homeopáticos. www.libertad.digital.com 2013-12-17). Entre otras cosas su comunicado afirma:

“el ejercicio de la Medicinaes un servicio basado en el conocimiento científico aplicado, en la destreza técnica y en actitudes y comportamientos éticos,…”, recordando que:

“todos los médicos están obligados a emplear preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente”, poniendo énfasis en que:

“no son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida (art. 26.2 del Código Deontológico)”.

A su vez, y con más fuerza, Los médicos ingleses dicen que la homeopatía es brujería (La homeopatía es “brujería” y el Servicio Nacional de Salud (NHS) no debería pagar por ella, ha declarado la British Medical Association (BMA). Publicado en The Daily Telegraph, 15-05-2010) Recuerdan que:

“La medicina alternativa, que comenzó en el siglo XVII, está basada en una teoría que dice que las sustancias que causan los síntomas en una persona sana pueden, cuando están muy diluidos, curar los mismos problemas en una persona enferma.

Los defensores dicen que el remedio resultante contiene una “memoria” del ingrediente original -un concepto desechado por los científicos.

Las últimas cifras muestran que 54.000 pacientes son tratados cada año en cuatro hospitales homeopáticos del NHS en Londres, Glasgow, Bristol y Liverpool, con un coste estimado de 4 millones de libras.”

Aquí esta asociación de médicos británicos apunta a una de las principales causas de la promoción de homeopatía: se trata de un negocio muy lucrativo, del que los gobiernos se pellizcan un tanto. Además, unas disoluciones cuya elaboración es muy sencilla y barata, se venden a precios muy altos para lo que cuesta elaborarlos. Y encima añadiendo esta obsesión de acortar gasto público como sea, se presentan estos brebajes como diciendo, “anda, cúrate con eso, más te vale”, y así pretenden obtener una “cura” a bajo costo. Será que quieren que duremos bien poco y así hagamos menos gasto sanitario. Siendo lo peor de todo esto, la promoción de aceptación generalizada de unos principios irracionales, en realidad esotéricos. Hay que tener en cuenta que uno de cada tres españoles ha recurrido a algún producto homeopático. Y que en España hay tan solamente tres farmacias que se niegan por cuestión de principios vender estos productos.

 

Seguimos: Punto de vista de las compañías médicas profesionales.

El consejo médico permanente dela Comunidad Europea(que reúne a las organizaciones médicas de los países dela UE) clasifica a la hemopatía como un método cuyos principios no están justificados científicamente. En Belgirate (Italia) en 1992, los ejecutivos de las compañías farmacológicas europeas tuvieron sobre la homeopatía puntos de vista negativos. Partiendo de la base del análisis de los principios homeopáticos y de estudios clínicos, muchos profesionales de las compañías médicas no aceptaron la homeopatía por ser un método amateur irracional.

 

Así ha sido hasta hace relativamente poco tiempo, tan solamente unos meses. Sin embargo, en la actualidad homeopatía se abre paso día a día, a pesar de serias objeciones como seguiremos indicando. Por eso, los profesionales competentes no se cansan en repetirlo: La única medicina es la que cura, recuerda José Ramón Azanza / Dtor. de Farmacología Clínica de /la Clínica Universidad de Navarra – en ABC, 15/12/2013. Apunta: “Pues bien, este es el proceso mediante el que se fabrican los llanados productos (¿medicamentos?) homeopáticos, diluyendo casi hasta el infinito sustancias químicas, cuya eficacia ya es incierta cuando se utilizan sin diluir.”

Como señalé antes, no hasta el infinito, es que desaparece toda sustancia de la que se parte, sin saber siquiera para qué ella misma, como bien subraya este experto. Se limita a hacer preguntas benignamente, pero es palpable su indignación:

“¿Creen ustedes que los médicos que nos pasamos la vida estudiando, íbamos a privar a nuestros pacientes de cualquier opción terapéutica que haya mostrado su eficacia para curar o aliviar una enfermedad, llámese como se llame?  Y entonces, ¿por qué la gran mayoría no utilizamos estos productos? ¿Será sólo por ignorancia? ¿O será precisamente por lo contrario?”

Juan Esteva de Sagrera - Catedrático de la Facultadde Farmacia de la Universidadde Barcelona, no se queda corto: “La homeopatía, una reliquia”, se titula un artículo en el que muestra su oposición al método homeopático, dejando clara su incomprensión cuando no indignación por el espacio que se ha abierto homeopatía en la sociedad moderna, y la aceptación que goza entre no pocos médicos, algo que ni comprende ni comparte, más bien critica severamente con pocas y concisas palabras:

“La homeopatía es una reliquia farmacoterapéutica, el último residuo, y el único que sigue vigente, de la terapéutica anterior a la revolución farmacológica realizada por Claude Bernard y Paul Ehrlich, entre otros autores del siglo XIX.

La homeopatía se basa en teorías no demostradas e incluso indemostrables, formuladas por Samuel Hahnemann, un reformador de la medicina del siglo XVIII que formuló unos principios básicos o leyes homeopáticas que regulan la cura por similares mediante grandes diluciones y la potenciación de las diluciones homeopáticas. El resultado es la utilización de soluciones acuosas en las que no hay moléculas, por haberse superado el número de Avogadro, diluciones que los homeópatas suponen más potentes cuanto más diluidas.”

 

“Esta forma de argumentar (de los homeópatas) irrita a quienes consideran a la homeopatía una teoría ajena al pensamiento científico, que debería ser erradicada, pero lo cierto es que la homeopatía es una veterana de la resistencia, que siempre se ha mostrado capaz de soportar las críticas que se le dirigen: que sus leyes no son tales; que sus medicamentos son agua, no contienen moléculas y carecen de eficacia.”

 

[Curso de Homeopatía impartido en Brasil por uno de los famosos homeópatas actuales, Vithoulkas]

Señala un gran peligro de la homeopatía – que termine siendo aceptada sin razón alguna: “Lo curioso de la homeopatía es que, siendo como es una teoría ajena a todos los avances de la biología molecular, de la bioquímica y de la farmacocinética, sigue siendo aplicada por médicos en ejercicio. Su destino lógico serían los libros de historia del medicamento, pero sigue ahí, en el consultorio de los homeópatas y en los estantes de las farmacias. Como profesor de historia, al explicar sus fundamentos no puedo dejar de sentir sorpresa al explicar a los alumnos la teoría homeopática para añadir a continuación que muchos médicos siguen practicándola.”

 

Carlos Zepeda va con más precisión y apunta las 10 razones para no creer en la homeopatía; en Ensayos clínicos y registro de fármacos homeopáticos, la médico eslovaca Emília Vlcková, habiendo pasado por cursos de homeopatía y practicándola ella misma como doctora y madre, sobre cuyo testimonio hablaremos más adelante, trae a colación que “En el prestigioso diario médico Lancet (vol 344 – 1994) El Dr. Reily, un homeópata, presentó un estudio sobre la eficiencia de las drogas homeopáticas en la terapia del catarro alérgico. Afirmaba que los fármacos homeopáticos eran más eficientes que el placebo. Sin embargo, en el siguiente número de esta revista (vol. 345 -1995) se publicó un artículo afirmando que este ensayo tenía errores significativos que podían falsear completamente sus resultados.”

 

Los siguientes artículos ya entran en el análisis más técnico de la ineficacia homeopática, a su vez, desmontan los pretendidos argumentos científicos esgrimidos a su favor.

 

Físico Arturo Quirantes, el 5 de diciembre, 2013 en el artículo “Las bases físicas de la homeopática: el artículo de Louis Rey, analiza un trabajo favorable a homeopatía, publicado en la revista Nature, dejando en evidencia la falta de rigor y conclusiones de este artículo, aireado por los laboratorios Boiron, uno de los principales productores de productos homeopáticos. No faltaría más cuando en el mismo artículo se indica la procedencia de las muestras para el estudio: nosotros preparamos, por cortesía de BOIRON LABORATORIES, diluciones ultra-altas”. Con eso ya se ha dicho mucho, por no decir todo.

 

En un artículo anterior (23/03/12), “Desmontando el informe suizo sobre la homeopatía”, el mismo autor aborda un tema tan interesante como la cuestión de un referéndum suizo en el cual se decidía si incorporar productos homeopáticos en la cobertura de la seguridad social. El referéndum aquí ya es un tema aparte, lo principal es un informe que se presentó al gobierno suizo para tal ocasión. Sobre el particular, Quitantes subraya: “Se trata de esto: el informe del gobierno suizo sobre la homeopatía … no es del gobierno suizo. No es un informe realizado por expertos del gobierno, ni encargado por el gobierno. De hecho, aunque la mayoría de los autores son suizos, los dos editores del estudio son alemanes.

El Informe Bornhöft/Matthiesen (a partir de ahora, “el Informe”) es, sencillamente, un estudio realizado por homeópatas dentro de una evaluación llamada Programa de Evaluación sobre Medicina Complementaria.

 

Es decir, con el dinero vas a todas partes, y consigues los informes que quieras, y produces efectos que te interesan.

 

Ante la falta de argumentos convergentes y convincentes (demasiado fino estoy hablando), Quirantes apunta, analizando los pseudoargumentos del informe que: “Los autores… tienen la desfachatez de afirmar que “la ausencia de pruebas no es prueba de ausencia.”  Es decir, citan a Sagan para convencernos de que, aunque no tengamos prueba de la existencia del dragón homeopático, lo que es haberlo, haylo.  Tamaña osadía casi me tira de espaldas, pero estoy repuesto y subo la apuesta.  Señores de la homeopatía: afirmaciones extraordinarias exigen pruebas extraordinarias. Si ustedes pretenden hacerme tragar que un dragón invisible e incorpóreo existe en su garaje, ya pueden empezar con las pruebas.”

 

Digan lo que digan los defensores de homeopatía, esta se enfrentará a resultados nefastos de su aplicación. Algunos ejemplos: recientemente, La Sociedad Española de Neurología ha revisado la eficacia de los tratamientos no farmacológicos en el tratamiento de las cefaleas, (19/02/2014) diciendo claramente que “La homeopatía no cura el dolor de cabeza”.

 

Por último, señalo algunos casos graves en los que las personas que fueron sometidas al tratamiento homeopático llegaron a perder la vida por no querer seguir un tratamiento tradicional en situaciones con cierta gravedad, pero con el método clásico tendrían una cura fácilmente al alcance de la mano: “Cuando la medicina alternativa mata bebés”,

Muere un niño al que su madre trató con hierbas homeopáticas
(Una mujer canadiense de Calgary afronta cargos criminales por la muerte de su hijo de siete años por supuesta negligencia, ya que en vez de llevarlo al médico le suministró medicina homeopática).

 

Pasamos a continuación al punto segundo:

 

2º RELACIÓN ENTRE HOMEOPATÍA Y OCULTISMO

 

Vamos a ir exponiendo gradualmente esta relación. En primer lugar, debo decir que a los autores del documento muy valioso sobre todas las cuestiones relacionadas con la Nueva Era, “Jesucristo, portador del agua de la vida”, no se les olvida incluir en el apartado 2.2.3 “Salud, una vida dorada”, lo siguiente:

 

“Hay una notable variedad de enfoques que promueven la salud holística, derivados unos de antiguas tradiciones culturales, conectados otros con las teorías psicológicas desarrolladas en Esalen durante los años 1960-1970. La publicidad relacionada con la Nueva Era cubre un amplio espectro de prácticas, tales como la acupuntura, el biofeedback, la quiropráctica, la kinesiología, la homeopatía, la iridología, el masaje y varios tipos de « bodywork » (tales como ergonomía, Feldenkrais, reflexología, Rolfing, masaje de polaridad, tacto terapéutico, etc.), la meditación y la visualización, las terapias nutricionales, sanación psíquica, varios tipos de medicina a base de hierbas, la sanación mediante cristales (cristaloterapia), metales (metaloterapia), música (musicoterapia) o colores (cromoterapia), las terapias de reencarnación y, por último los programas en doce pasos y los grupos de auto-ayuda. Se dice que la fuente de la sanación está dentro de nosotros mismos, que la podemos alcanzar cuando estamos en contacto con nuestra energía interior o con la energía cósmica.

Se enumeran algunas características de estos métodos, homeopatía incluida, sin explicarlo con más detalle. Pero ponen al lector sobre aviso, sobre todo subrayando estos dos conceptos: la fuente de la sanación está en nosotros mismos y la alcanzamos por medio de contacto con la energía cósmica.

Vamos a ir entrando gradualmente en más detalles y sinrazones de esta pretendida disciplina y su relación con lo oculto. En el artículo “¿Homeopáticos u homeomágicos?” el autor (analista técnico de laboratorio químico-biológico, doctor en Biotecnología médica por la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad de Padua (Italia), se especializó en ontogénesis viral humana, tecnologías del ADN recombinante. Tiene estudios de filosofía por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma y es miembro del Grupo de estudio sobre la Neurobioética del mismo Ateneo), después de advertir que “Podríamos citar las muchísimas publicaciones científicas que destruyen en manera definitiva los presuntos “fundamentos” de la homeopatía. Se puede consultar, por ejemplo, todos los estudios de “meta-análisis” comparadas de: Lancet, vol. 350, del 20 de septiembre de 1997, pp. 834-843; Lancet, 341, pp. 1601-06, 1994; Lancet vol. 345, 28 de enero de 1995; British Journal Clinical Pharmacology, n. 27, 1989, pp.329-335; Lancet, 5 de marzo de 1988, pp.528-529; Lancet, 1° de enero de 1983 pp. 97-98; etc.”, va más allá haciendo suyas las palabras de otro experto: “la práctica médica alternativa de la homeopatía representa uno de los máximos problemas de la medicina actual que requiere una discusión racional para aclarar los puntos más equivocados y de tinieblas”, concluyendo: “Por amor a la misma persona humana de cada paciente es importante volver a la unidad del cuerpo y alma (Gaudium et Spes, n. 14), unidad de racionalidad y voluntad, a una visión objetiva de la realidad, sin misticismos dañinos, ni creencias mágicas, peligrosas y destructoras.”

Otros detalles interesantes apunta un documento de Nature llamado “El fraude de homeopatía” y va en caballo entre las dos secciones mencionadas aquí:

Documental de Nature, en el que se entrevista a diferentes personas del mundo científico y no científico, críticos y no, de la homeopatía. Podremos ver varios experimentos siguiendo el metodo científico, con el mayor rigor posible, con el objetivo de demostrar que la homeopatía es un fraude. (Documental dividido en 5 partes de 10 minutos cada una)

 

Es importante conocer datos significativos sobre la vida del iniciador de homeopatía, Samuel Hahnemann. Él ya sienta dos principios básicos que forman base de la homeopatía hasta nuestros días: similia similibus curentur (lo similar cura lo similar) y el principio de la dinamización o de la potenciación (diluciones agitadas hasta no dejar rastro de la sustancia original). Llega a afirmar en su libro fundamental, Organon (2:12), que “la curación proviene del poder cósmico transferido al remedio por medio del ritual de potenciación”.

Iniciado a la masonería a la edad de 22 años, muestra clara aversión y desprecio hacia Jesucristo. Para finales de su vida, en su carta a su discípulo Stapf (Brief an Stapf, Kothen 1830) escribió refiriéndose a Jesucristo:

“Considero el hecho de que hoy leamos a Confucio como un signo importante de nuestra era. Pronto lo abrazaré en el reino de las almas felices. Abrazaré al benefactor de la humanidad quién nos estuvo guiando por la senda correcta hacia la sabiduría y a Dios, seis siglos y medio antes que el soñador”.

Ese hombre del dolor, que le hablaba al ladrón en la cruz, es inaceptable para Hahnemann. Es en realidad un insulto para quién ama la sabiduría esotérica (A. Fritsche, “Hahnemann - Die Idee der Homeopatie")

 

El artículo “Homeopatia - O Medicamento da Nova Era” (en portugués) del Pastor David L. Brown, Ph. D. ahonda en la relación homeopatía-ocultismo y las corrientes esotéricas de Nueva Era. Acentúa el carácter Aude Sapere (quiro ser sabio) masónico de Hahnemann, como de sus mentores e inspiradores:

-Emanuel Swendenborg (1688-1772), quien enseñaba a sus seguidores entrar en el estado alterado de conciencia y comunicarse con espíritus buenos (o sea, diablos); de allí procede Swendenborgianismo, acogido en las últimas décadas por el Parliament of World Religions.

-Paracelso (1493-1541), (Paracelsianismo), médico y filósofo ocultista suizo, que combinaba esoterismo de Cabala con los hechos y fantasías científicas.

-Franz Mesmer (1733-1815) (Mesmerismo), médico suizo que fundó la doctrina de magnetismo animal;

todo ello junto con la inspiración en el animismo, hinduismo, Confucionismo y religiones orientales.

¿Será esto cosa de pasado y esoterismo de Hahnemann solamente? ¿O tal vez ideas similares están presentes en algunos homeópatas famosos en la actualidad? Las siguientes citas lo confirman:

“algunos homeópatas importantes han confesado que la energía que ellos afirman manipular en la cura de las personas es indistinta de energía ocultista en general, la cual ha pasado por una amplia variedad de nombres a través de la historia” (Ankerberg 7 Weldon; p. 324 )

Brown dice que lo que más asusta es el hecho de que un médico homeópata “Vithoulkas”

revele públicamente que el verdadero propósito de homeopatía es “ayudar a abrir los más elevados centros (del cerebro) para el influjo espiritual y celestial” (Jane D. Gumprecht, Holistic Health: A Medical and Biblical Critique of New Age Deception,  Moscow, ID: Random Press, 1986; p. 150). Mejor dicho, espiritual e infernal.

La última cita que dejo de Brown: Otros homeópatas admiten una conexión ocultista. Una autoridad en homeopatía, James Kent,

“http://2.bp.blogspot.com/-X-mjKsGiXII/U2znAh_AzNI/AAAAAAAABpE/22TRfbl3cNo/s1600/kent.jpg” align="” alt="” title="” />

declara que existen dos mundos: el físico y el invisible. Él afirma que toda homeopatía está conectada al mundo invisible, el cual es inseparable del mundo espiritual del reino ocultista.” (James Tyler Kent, Lectures on Homeopathic Philosophy,RichmondCA :North Atlantic Books, 1979; p. 75-76 )

 

Finalmente, es muy interesante como revelador el testimonio de una pediatra y madre, médico católica eslovaca Dr. Emília Vlcková.

Ella misma recibió formación homeopática y llegó a aplicar a sus propios hijos tales productos. Comenta que al principio Estaba muy entusiasmada con este tratamiento. Pensaba que les estaba dando inocentes pastillas hechas con hierbas medicinales.” Pero, No obstante, más tarde, mis hijos comenzaron a tener diversos problemas de salud, los cuales no los podía explicar en absoluto. Los problemas  eran más bien de naturaleza psicológica que de tipo físico.” Fue una llamada de atención para observar con objetividad este fenómeno, al cual abordó desde la perspectiva científica como cristiana.

Al inicio de ese proceso, “Leí incluso el punto de vista sobre la homeopatía de la Conferencia de Obispos Eslovacos (publicado en un periódico católico eslovaco en 1996); lo percibí como si la Iglesia estuviese de acuerdo con mis métodos terapéuticos. No obstante mi conciencia me decía “¡no cures!”. Esto es por lo que yo rehusaba a tratar a desconocidos. Sólo trataba a mis amigos y administraba fármacos homeopáticos exclusivamente a mis hijos. Eran como una especie de conejillos de indias para mí.”

Seguía investigando sobre el particular: “El primer libro con el que me topé me lo compró mi marido; era una carta pastoral  de la Conferencia Toscanade Obispos “Magia, Adivinación e Influencia del Demonio (Enero 2001).“Conferenza Regionale dei Vescovi della Toscana, A proposito di magia e di demonologia, Nota pastorale, 1994″. En la introducción se explica algo muy interesante: existe un tipo de magia imitativa mediante la cual cosas similares engendran a su vez cosas similares. En ese momento recordé el primer principio de la homeopatía –cosas similares se curan a través de una cosa similar (lo similar cura lo similar) – y comprendí que los principios de la homeopatía están basados en la magia. Mi decisión sobre la homeopatía fue clara: nada de homeopatía en absoluto. Ni siquiera la dela Escuela Francesa. Esto es algo  mágico ¡magia blanca! No tiene nada que ver con hierbas o minerales.”

Decidió cortar con toda práctica homeopática, y a pesar de ello, una hija suya llegó a ver a un demonio en el sueño, aún después de dejar de suministrarle productos en cuestión. ¿Qué es lo que estaba pasando? Todavía tenía un “aparato” homeopático (1.600 €), pero que funcionaba en base de astrología, partiendo de la fecha de nacimiento de la persona. Lo destruyó y pidió a Dios liberación del demonio de homeopatía. Cesaron problemas con sus hijos.

Vlcková concluye con unas reflexiones que comparto plenamente: “Cuando tomé parte de los cursos de formación en homeopatía, no se me requirió tener  ningún grado ni licenciatura en medicina. La homeopatía no es una disciplina médica de estudio y por lo tanto no se trata en la universidad. Esta cura no es una cura lege artis (según las recomendaciones de los métodos científicos). Si los médicos desatienden los métodos de curación recomendadas científicamente y prescriben una cura homeopática, podrían ser demandados por ello. La Compañía HomeopáticaEslovaca acepta oficialmente a médicos y a farmacéuticos, pero sólo por el hecho de que quiere establecerse en el negocio médico. Pero hasta ahora no ha logrado su objetivo (debido a su método no científico). 
Aporto esta contribución debido  a que quería señalar la esencia espiritual oculta de la homeopatía. Muchos médicos no tienen ni la menor idea sobre ello. En las clases de los cursos de formación se usan diversas formulaciones pseudocientíficas: energía vital, información, etc. Los médicos que estudien a fondo la homeopatía comienzan practicando el método EAV, la medicina china, etc. pueden llegar a caer en las trampas del ocultismo. Sus puntos de vista comienzan a cambiar gradualmente, y no es nada fácil el liberarse a uno mismo de todo esto…”

Termino con las palabras de la Escritura Santa: “y no participen de las obras estériles de las tinieblas; al contrario, pónganlas en evidencia.” Ef 5, 11

36 comentarios

  
juvenal
Por una vez coincidimos en algo, la homeopatía no es ciencia médica, es simplemente superchería.

--------------

Lo correcto es lo correcto.
09/05/14 8:46 PM
  
Renzo
Milenko, un artículo tuyo con el que estoy de acuerdo, voy a descorchar una botella !!!
Corrige el apellido de Samuel, se te coló una "o" en vez de la "a" .

Saludos.
09/05/14 9:58 PM
  
Enrique G. B. A.
No me cierra.
La homeopatía no es medicina, luego es inocua o es tóxica.
Pero del testimonio de la doctora, ni lo uno ni lo otro, en sus hijos advirtió "problemas de naturaleza psicológica".
Aún así luego de suspender esta falsa medicación una hija "llegó a ver a un demonio en el sueño", y concluyó que era por mantener un "aparato homeopático...pero que funcionaba en base de astrología".
Luego de destruirlo y pedir "a Dios liberación del demonio de homeopatía" cesaron los problemas con sus hijos.
Antes se nos informó que "Los médicos ingleses dicen que la homeopatía es brujería"
Y dos comentaristas no creyentes, celebran que la homeopatía no sea medicina sino superchería o magia, esta si real (¡ !).
Debe ser todo un malentendido.
En realidad es posible que la homeopatía sea inocua. Si es instrumento para maleficios, pueden ser tanto sus glóbulos como, un lápiz o una pelota, lo que no significa que en sí, la homeopatía, la escritura o el deporte sean brujerías.

----------------


Homeopatía no tiene nada que ver con escritura o deporte o un paseo.
Que desde un punto material toman el pelo a la gente, solamente viendo la primera parte del post (falta de elemento activo en los productos, principios no científicos, etc.), y si no lo que digo yo, sino los expertos citados que son bastante moderados en su crítica, se puede ver. Para ver eso no hace falta la fe, yo no sé la vida de los comentaristas, pero aun no teniendo la fe sino solamente pensando deben darse cuenta que cura más una manzanilla que todos estos brebajes. Cuando no hacen lo contrario, y además, gastas un dinero que no veas.
La relación con el ocultismo no es despreciable, y me convence.
10/05/14 1:58 AM
  
Marco
Mucho tardaron las instancias médicas oficiales en hablar.
El problema ya es gordísimo. Aunque, tal y como apunta el blogger, no se trata sólo de un problema de mala praxis médica, sino un síntoma más de la decadencia racional actual. Si en el cuidado de los cuerpos dejamos que se cuele toda esta basura, con tan grandes peligros para nuestra sindéresis y nuestra alma, ¿qué será de nosotros?

10/05/14 9:56 AM
  
Marco
Un profesor que enseñara cosas manifiestamente falsas, no debería seguir enseñándolas. Un vendedor de comida adulterada, debería ser seriamente amonestado, multado y condenado. Un traficante de falsa moneda, reprendido y castigado. ¿Qué hacer con todos los profesionales oficiales que apoyan la homeopatía? Un farmacéutico, un médico, un químico, un biólogo.. que apoya la homeopatía está tirando su título universitario oficial por el retrete. ¿Por qué permitir la venta de esta basura en nuestras farmacias?

-------------

Te copio de la carta de un amigo, salvando los nombres de particulares:

"Desde hace unos cuantos cursos, todos los años dedico algún día a cargar contra homeopatía. Yo también "pequé" allá por el 2005-6, bastante desesperado, para tratar a mi hijo con algo "alternativo" por sus permanentes infecciones desde los 7 u 8 días de vida. Pero me bastó un sólo día de contacto con el "médico" para escarmentar para siempre, don X. ¡Qué vergüenza sentí de haber acudido a semejante fantoche! Mi mujer, prágmática, como tienden a ser, también se dio cuenta del fraude pero aún quiso seguir probando, no fuera que...
Entonces me di cuenta de lo grave que está el asunto. Y, después, cuando hice Enfermería, pues más cuenta me dí. Hay médicos que afirman que han curado quemaduras con pomadas homeopáticas en menos de 24 horas. La universidad de Murcia, facultad de Medicinia, ha organizado másters con la homeopatía. ¡Qué vergüenza! Yo retiraría, ejemplarmente, la concesión a alguna que otra farmacia, apartaría de sus funciones a algún que otro químico, retiraría temporalmente de la práctica médica a algún físico (médico). No se puede seguir engañando así a la gente."
10/05/14 10:16 AM
  
enric
¿Y la homeopatía no será, quizás, un buen remedio contra la "pastillotopatía"? es decir: la ciencia, de no se sabe muy bien por qué, indica: que todo absolutamente todo, se puede solucionar con una pastilla, o con 20 o con 50....

Cuando digo todo son incluidos problemas psicológicos, espirituales etc.

Cuando Jesús imponía las manos o decía:" tu fe te ha salvado" ¿se comportaba bien? ¿O cogía un poco de su saliva..?

Conozco a un médico, que además es homeópata, muy bueno, que no tiene ningún inconveniente en emplear la medicina convencional y la homeopatía.

El "pastilleo" tiene efectos secundarios ¿no se abusa de él? Vas al médico y con unos breves minutos y algunos segundos y 2, 3 o 4 pastillas todo solucionado. ¿Y los efectos secundarios de las pastillas? ¿Puede que todas sean absoluta y vitalmente necesarias?

Este médico trasmite paz, serenidad. Vive humildemente sin ningún tipo de lujo. Su valor no es el dinero. Sin embargo ¿cuántos médicos convencionales vemos que el dinero les mueve, les esclaviza y parece que les atrape de una manera exacerbada? Además podemos observar un ritmo de vida que parezca que no haya límite.

¿Dónde está la verdad?
La Verdad está en Dios y la Fuente de toda curación reside en Dios. Es necesario, en muchas ocasiones, la ayuda de un medicamento o de un antibiótico, pero muchas otras veces, muchísimas, sólo se necesita hacer un poco de ayuno y de oración. Se necesita reflexionar se necesita sentir el Amor de Dios. Desde el Amor de Dios la inmensa mayoría de los problemas se pueden solucionar y si nos acercamos a la santidad, casi prácticamente todos.

Cuántas veces la solución a muchos problemas podrían venir de la ayuda espiritual de un Sacerdote?. ¿Acaso todos los médicos son conscientes de ello? ¿Tienen suficiente tiempo para tomar conciencia de que no tiene el "paciente" ningún problema físico ni necesita ninguna pastilla (con todas sus consecuencias e incluso dependencias) sino simplemente ayuda espiritual?.

Creo que lo principal es la persona y no el colectivo y que cada persona debe reflexionar creciendo en Amor y Sabiduría. Jesús nos dio un Gran Ejemplo porque estaba unido a Dios. Así, la MEDICINA con mayúsculas, debe, además de tener una titulación por parte del médico, que éste busque la causa que origina la necesidad de una consulta médica y que más que la respuesta que pueda dar el médico, que sea rentable en término económicos para el médico, beneficie en la salud física y ayude a crecer en Sabiduría y Amor al necesitado.

Por ejemplo: pagar a un médico por no requerir sus servicios es una garantía de que el propósito del médico puede ir en la línea de buscar la causa real que necesite la consulta de él.

Así pues, ni pastillopatía ni homeopatía, sino ¡Amor y mucho Amor! por parte del médico y ¡unión con Dios! y si en un momento determinado decide que el remedio es esta pastilla o este medicamento homeopático o hacer ayuno o parar el ritmo de trabajo y tomar un poco de sol o beber más agua, comer más frutas o hacer ejercicio que se note que transmite Amor y no únicamente interés por el dinero. Porque en el Amor que llega al necesitado y que despierta el Amor de su corazón reside la esencia de la curación por parte de Dios.

¡Claro!, eso también es verdad: no todos creen más en el Amor que en el dinero. Pero gracias a Dios los hay que sí que creen sólo en Dios y en el Amor a Él y a todas las personas.

Ánimo y un abrazo.




----------------

"pastillotopatía" tendrá otro remedio, pero no será homeopatía.

No hay que confundir homeopatía con el uso de remedios naturales, que para cosas más leves funcionan perfectamente. Además, en base a sustancias que contienen y que se pueden investigar y analizar.
10/05/14 11:27 AM
  
Marco
La homeopatía es pastillopatía elevada a la enésima potencia, nunca mejor dicho. No cura la pastillopatía, sino que la enquista, afianza y asegura.
10/05/14 11:58 AM
  
enric
Para muchas personas ha sido, es y sigue siendo el remedio. Aunque también es posible que para muchas personas sea suficiente con la oración.

Ello no significa que no se deba tomar una pastilla o un antibiótico en momentos muy puntuales.
En el médico que conozco la medicina convencional, la homeopatía, los remedios naturales y la meditación forman parte del proceso de curación que tiene como fin: la salud física, la armonía mental y la sabiduría espiritual.

Para mí, un buen médico debe transmitir paz y ser un buen ejemplo de serenidad, de calma. Debe mediante la ayuda de Dios captar la necesidad del paciente, bien sea desde la medicina convencional, homeopatía, remedios naturales y meditación y además debe rezar y pedirLe a Dios que si es Su Voluntad Le ayude en la curación en la mayor brevedad.

En la paz interior reside el estado idóneo para que la curación sea más efectiva. Desde la paz interior nos armonizamos con Dios, sentimos Su Voluntad y ,aún, en las mayores adversidades físicas, podemos mantener nuestra armonía mental y sabiduría espiritual.

Un abrazo.

---------------

Nos "armonizamos" con Dios haciendo y aceptando su voluntad, la que nos da la paz.
Saludos.
10/05/14 1:02 PM
  
Alf_3
Hoy SÍ, en absoluto desacuerdo.
Me he tratado con Homeopatía desde 1972, con grandes beneficios, pero eso sí, con médicos homeópatas titulados.
En México existe gran cantidad de Universidades que incluyen Medicina Homeopática entre sus carreras. Así como en Murcia. Ciertamente se basa algo en 'Veneno mata Veneno' y en diluciones.
Yo pienso que no hay que mezclar Fe en Dios y ciencias de la Salud. Tanto la Secretaría de Salud y Asistencia, como el Instituto Mexicano de Seguridad Social, desde hace años han promocionado la Homeopatía y otras escuelas (Acupuntura, Herbolaria, Naturismo, etc), como la Medicina Alternativa. U eso que la Medicina Alopática no acepta más que sus tratamientos de pastilloterapia.
Abundan los charlatanes, pero los graduados, atienden el origen de los trastornos y no los síntomas, como la Alopatía. En México existen muchos casos de Médicos Alópatas experimentados, que después de varios años de ejercer, estudian Homeopatía porque la consideran superior, y modifican sus enfoques a la Homeopatía que va al fondo de los trastornos, no a los síntomas.
Las grandes trasnacionales farmacéuticas, así como los Alópatas, no desean competencia para sus negocios, de ahí que pretendan descalificar a la Homeopatía, a pesar de que SÍ hay resultados comprobados científicamente de ésta, independientemente de quien la haya fundado.
Podría extenderme mucho sobre este tema, pero espero no aburrir. Esta ciencia de la salud, no tiene que ver con nada religioso.
Hoy SÍ, en profundo desacuerdo. Sorry.


---------------

Que los grandes laboratorios sean un lobby, no lo niego. Pero no estamos hablando de esto.
Sobre las pruebas científica en contra de homeopatía, del parecer de los colegios de médicos, etc., he hablado bastante en el artículo.
La conexión ocultista también tiene muchos lazos.

Por cierto, en Murcia relacionado a lo que se ha referido el comentarista Marco, en la facultad de Química están que trinan porque han dado espacio a homeopatía (la que químicamente no se puede evidenciar para nada) en el espacio público, mientras que a ellos recortan en becas, espacios e inversión.
10/05/14 8:36 PM
  
Alf_3
Valga mi testimonio.
En 1972 acudí al primer homeópata, por recomendación de una buena amistad.
Debido probablemente a los 'anti-perspirantes', ya no sudaba yo fácilmente. El médico me dio chochitos para eso y otros achaques y me dijo que en un mes quedaría arreglado. Como 40 días después empecé a sudar un par de horas después de mi baño, con horrible olor, tanto que un par de veces, me volví a bañar. Esto fue decreciendo y en unos 6-8 días, se normalizó. Desde entonces con poco esfuerzo empiezo a sudar.
Hace unos 100 años, existía en Guadalajara, México, un grupo de Jesuitas dedicados a la investigación homeopática. Por 1930 tomaron a un muchachito, Juan Diego Uribe, para lavado de material y limpieza de sus laboratorios. Pasando los años, los Jesuitas fueron muriendo y no hubo reemplazo, hasta que por 1960-70, murió el último, y Juan Diego se quedó con los 'desarrollos' y todos los documentos de tales investigaciones, y aunque no había tenido mayor educación, sí tenía conocimientos de Homeopatía.
Entre 1995 y el 2002 aprox, Juan Diego me atendió unas 10 veces y me curó rápida y fácilmente, además, bastante económicamente:
- de fuerte infección intestinal, en la noche estaba yo comiendo chile sin consecuencias.
- de intensa gripe, en minutos tuve mejoría.
- Saliendo mi hija de su primera consulta muy contenta, habló con una monja que habían traído sus hermanas desde El Salvador, pues siendo muy joven tenía ya, seria enfermedad, pero estaba indecisa de entrar a ver al 'Dr' Juan Diego. Mi hija accedió a convencerla (desconozco el desenlace).
- de ser yo muy aficionado a la 'bebida', después de tres tratamientos desarrollados por el 'Dr' Juan Diego, hoy bebo moderadamente especialmente vino con la comida, esporádicamente (cuando lo puedo comprar).
Podría entrar en detalles asombrosos de la medicina homeopática del 'Dr' Juan Diego (qepd).
Y como él, varios otros con los que he tenido relación médica. Pero eso sí, expertos en su ramo.
Para mi NO es ficción o esoterismo, ni placebo. SÍ funciona la Homeopatía.

---------------

Lo peor es si funciona. ¿A qué se debe?

Aparte, no hay que confundir homeopatía con productos naturales. Venden así llamadas cremas homeopáticas, pero en realidad son sustancias naturales hechas en base a extractos de plantas, eso me ha dicho un farmacéutico. Porque lo homeopático es que no lleva nada, aparte de "fuerza vital".
10/05/14 10:42 PM
  
Alf_3
Y del otro aspecto: el lobby de los grandes laboratorios, los médicos también participan de él. Les dan regalos, les patrocinan convenciones (vacaciones), los mantienen contentos.
Y eso sin entrar a que los mismos médicos tienen su propio lenguaje, ajeno a los neófitos y son algunos de ellos los fundadores de las grandes farmacéuticas. Odian a la medicina alternativa, pies les quita clientes. Son una 'elite' muy selecta y poco humana, muy mercantilizada. Tienen los mismos intereses que los laboratorios farmacéuticos.
10/05/14 10:54 PM
  
Hunter
Alf3,

Al igual que Renzo, yo estoy de acuerdo (aunque probablemente con argumentos diferentes) con Milenko.

Y también te digo, con todo mi respeto, que no puedes decir mas barbaridades con menos palabras.

- La homeopatia no se basa en "veneno mata veneno" sin o en "lo similar cura lo similar", tal y como lo enunció Hahnemann.

- Que en Mejico se promocione mucho no significa nada, salvo que el argumento de autoridad valga en este caso y no en el de la OMS.

- La medicina alopática prescribe mucho mas que pastilloterapia, o si no dime lo que harías con homeopatía ante una apendicitis.

- La homeopatía no va al fondo de los transtornos, porque se basa en que lo similar cura lo similar, sea del origen que sea (lo siento, pero Hahnemann lo estableció así, otra cosa es mentir).

- No hay ningun resultado cientifico que avale la homeopatia (con doble ciego y demás ...). Las revisiones Cochrane (las de mayor prestigio en este campo) concluyeron en 1998 que de la revision de TODOS los estudios cientificos publicados no se apreciaba evidencia empirica que avalara la homeopatia. Si tienes algun estudio que lo desmienta, danos el enlace, por favor.

- Los testimonios no tienen valor en ciencia. Son influenciables. Deberías saberlo.

- Niego rotundamente que tuvieras una "fuerte infección intestinal" (gastroenteritis bacteriana) y a la noche comer chile. La inflamacion de la mucosa gastrica te habría mandado directamente a urgencias.

- "de intensa gripe, en minutos tuve mejoría". Vaya, que curioso. La gripe no tiene tratamiento. El Tamiflu es ineficaz. TODOS los laboratorios del mundo buscandolo como locos, y está ahí delante.

- lo homeopático es que no lleva nada, aparte de "fuerza vital". Vaya, por una vez de acuerdo. O sea nada. Nadie ha podido ver, medir ni intuir esa fuerza vital.

- Y del otro aspecto: la homeopatia funciona, o no, con independencia de que los laboratorios sean mas o menos eticos (que lo son muy poco).
11/05/14 6:02 PM
  
JL
Otros estamos muy agradecidos de los resultados de la homeopatía.

Por cierto, prácticas esotéricas o supersticiosas se pueden hacer incluso con agua bendita.


---------------


Pero agua bendita en sí no es superstición.


Pongo otro comentario de Renzo, que no conseguía colocarlo por algo, a ver si funciona:

" Alf_3, la homeopatía vende agua y azucarillos en distintos formatos a precios desorbitados y encima con la falsa pretensión de que curan, a eso se le llama estafar y engañar a la gente. No es que los productos homeopáticos sean perjudiciales en sí, son totalmente inócuos ya que no llevan ni una sóla molécula del principio activo con el que se supone que han sido elaborados, el peligro reside en que la gente sustituya y deje de tomar medicamentos que sí están probados clínicamente y se sabe que funcionan, por tomar el agua homeopática.
Ni un sólo ensayo clínico sobre los efectos de la homeopátia, me refiero a ensayos serios, con doble o hasta triple ciego, han dado resultados distintos de los que da el efecto placebo y la remisión espontánea ( no hay que olvidar que el organismo dispone de sus propias defensas y se cura a sí mismo siempre y hasta donde puede ).
Si tienes dudas sobre todo lo dicho aquí sobre la homeopatía y su absoluta inutilidad terapéutica, piensa por un momento:

Supongamos que la homeopatía pueda llegar a curar, es decir, vamos a suponer buena fe y que no son más que estafadores en los "profesionales" homeopáticos ( que tengan titulación y que está sea "oficial" o avalada por alguna autoridad universitaria no cambia eso, pero vamos a ser generosos en este ejemplo y supondremos que son homeópatas "buenos y honestos" ).
Si la propia homeopatía reconoce que no hay forma alguna de encontrar el principio activo en sus preparados y que todo se basa en el efecto memoria del agua ( una fantasía no demostrada y desmontanda en numerosis estudios, dicho sea de paso ), ¿ cómo se las arreglan los homeópatas, y sobre todo los grandes fabricantes como Boiron, con sus procesos de fabricación masivos, para establecer controles de calidad ?, ¿ cómo detectarán si hay un fallo en el proceso ?, ¿ cómo pueden diferenciar el preparado homeopático del agua ?, ¿ cómo puede diferenciar entre sí distintos preparados homeopáticos si hay un error en el etiquetado ? , cuando bebemos agua del grifo o de una fuente natural, ¿ donde está el efecto memoria ?, ¿ es que además de tener memoria el agua tiene inteligencia para saber de qué y cuando tiene que acordarse de con qué ha estado en contacto ?.

Si sigues con dudas, te propongo que hagas una prueba más radical: el suicidio homeopático.
Ya sé que sólo el pensarlo va contra tus principio religiosos, pero no temas, confìa en la Ciencia, al menos por una vez, sólo perderás tu dinero, no la vida.
Ve a tu proveedor favorito de agua y azucarillo homeopático y compra tres o cuatro botes de pastillas homeopáticas para dormir. Ve a tu casa, coge una botella de agua para hacer más llevadera la ingesta de las pastillitas y tómatelas todas, sí, todas, las de los tres o cuatro botes de una sola ingesta, y espera a ver que pasa. Te anticipo cual será el resultado: no pasará nada, nada de nada, porque lo que habras tomado no es nada, no hay nada más que almidón y sacarosa ( o similares ), pero ni un solo principio activo.

NOTA: Ni se te ocurra hacer lo mismo con un medicamento alopático, diazepam, por ejemplo, que ahí sí que te la juegas y acabará mal el experimento.

En cuanto a lo de los lobby de las farmaceúticas, ¿crees que Boiron actúa diferente?
11/05/14 8:24 PM
  
María Arratíbel
Y si funciona, ¿qué hacemos?
Se habla mucho del efecto placebo pero éste no tiene lugar cuando funciona en niños. Por otra parte, hay no pocos licenciados en medicina que posteriormente se han especializado en homeopatía y ejercen como homeópatas. ¿Deberían haber suspendido la carrera de medicina? ¿Son todos unos estafadores?
11/05/14 10:56 PM
  
Lupe
Me he quedado sorprendida por lo que dicen de la homeopatía, no es tan mala como dicen, y les diré porque: a mi hermana mayor, hace 19 años, la iban a operar de la vesícula, no pudieron porque se presento un problema muy serio el cual estuvo a punto de costarle la vida a mi hermana, entonces una amiga de ella le recomendó un homeópata muy acreditado por cierto en mi ciudad, fue con le, hizo el tratamiento y,gracias a Dios y a la Sma Virgen de Guadalupe los cálculos de la vesícula se le disolvieron y , hasta la fecha, mi hermana es una mujer muy sana que come de todo, claro que con medida porque hay que cuidarse, es decir, las cosas son buenas o malas según el uso que se les de,el bisturi del cirujano que sirve para curar también sirve para matar
11/05/14 11:24 PM
  
Pamela
Con todo respeto quiero aclarar que para opinar con Autoridad hay que Conocer, no sólo leer y especular. Soy medico cirujano Católica comprometida y por tanto también formada en la Fe. Soy homeópata, por tanto creo humildemente que tengo autoridad para decir varias cosas. Lo que transcribio del organon está tergiversado. Hipócrates ya había conocido q se podía curar con el principio de los similares, lo abandonó por lo difícil q era para su tiempo entenderlo. Jesucristo y los apóstoles curaban con la fe que en definitiva es una fuerza Espiritual. Todo, dice Einstein es energía y esta se transforma. Y una perla: la Madre Teresa deCCalcuta y el Papa San Juan Pablo I I usaban la homeopatía.
No todo aquello q no podemos ver o explicar es falso. Creo q hay una realidad q dice el Señor, y no se debe olvidar: por sus frutos los conoceréis. Las llagas de Jesús sanaron las nuestras. En el antiguo testamento Dios mismo mando a q los que habían sido mordidos por las serpientes a q miraran la serpiente de bronce para q sanaran.
No me queda sino decir que Dios le bendiga, le de sabiduría y humildad para aceptar aquello q no puede conocer.
12/05/14 4:41 AM
  
rosana
Hay una cosa que no señalas, Milenko y es muy importante; muchos de los laboratorios que hacen los productos homeopaticas, al igual que empresas de cultivos orgànicos para alimentos, cremas y otros productos alterntivos, estan baados en pràcticas biodinàmicas y esotericas; plantan y recogen según los ciclos de la luna, hacen ceremonias de consagracion a las fuerzas de la naturaleza, bailan, hacen incluso ayunos, manipulan las cosa segùn ritos supuestmente energèticos... en definitiva, magia. Me costa por que ya en el 93 participè en una feria en Madrid de esoterismo y ecologìa, y los difenretes productores daban charlas sobre todo esto sin ningùn tapujo, presentandolo como algo fantàstico. Yo hable personalmetne con gente que hacia jabones, cremas y demàs.

Entonces, debemos preguntarnos¿ a quien està consagrado todo èsto? por supuesto que al Dios de los cristianos no... ellos, los de los jabones me contaban de sus cultos a la fertilidad de la tierra y se reian diciendo que eran brujos...

La homeopatìa esta desde el inicio vinculada al espiritismo, Habemmnan fue un espìrita. A mi me daba homeopatìa una psicòlogo y el diagnostico lo hacia con pèndulo... cuando conocì al Señor, un exorcista me hizo ver la estupidez de mi error y de còmo me habìa dañado mi alma todas estas pràcticas irracionales. Por supuesto que el debiò hacerme una oraciòn de liberaciòn, era un sacerdote jesuita...y condenaba de frente todo esto por esotèrico, incluso todas las estupideces y errores que hacen sus hermanos de congregaciòn
12/05/14 6:05 AM
  
Renzo
Para los que opinan que el efecto placebo no se da en niños o animales, les animo a que se documenten mejor y les recuerdo el refrán "El ojo del amo engorda al caballo".


Saludos.

------------


No contesté a varios comentarios al respecto, porque he citado bastante trabajos relacionados y me cansé un tanto para escribir esto.
Pero el resumen sería: no hay diferencia significativa con respecto al placebo. Todo lo contrario, hay muertos por fiarse de homeopatía.
Hace dos años el ministerio de salud en España rechazó cubrir productos homeopáticos debido a que no se pudo comprobar efecto positivo alguno.
Ahora la aúpan, dos años más tarde, y los colectivos de médicos protestan con razón. Hay muchas razones económicas detrás, y de otro tipo.
12/05/14 9:25 AM
  
voltaire
La homeopatía es pura superchería. Un cuento para drédulos. Creer que una sustancia diluida infinitesimalmente cura, es tan absurdo como creer en milagros...


------------

Voltaire, los milagros los hace Dios, que sí existe igual que milagros.
Pero vamos a dejar de hablar de milagros tratando de crítica a una pretendida medicina. No mezclemos las cosas.
12/05/14 11:41 AM
  
Voltaire
Es igual de indemostrable. La existencia de Dios (Milenko ha puesto de mayúscula, si no, no lo dejo) carece de base científica. Igual que la homeopatía. Los milagros, desde la perspectiva de la ciencia son exactamente iguales. Incluso cuando un médico declara una curación milagrosa, dice que no hay justificación médica y que al carecer de ésta se infiere que es una curación milagrosa. Con el tiempo, estas curaciones comienzan a justificarse, pero el milagro ya se ha institucionalizado. En fin, homópatas, curanderos, milagreros, videntes de el escorial, o aparecidos por la credulidadad popular... es lo mismo...

-------------


Cierto, la existencia de Dios no se puede demostrar científicamente, pero la ciencia puede predisponer para la fe, la cual se apoya en la razón, a la cual no contradice.
La ciencia se aplica a partir de la materia, no puede decir lo que pasó antes. No es científico afirmar tal cosa.
No se puede demostrar que a una persona le haya crecido una pierna que recibe. Y si eso ocurre, es porque Dios la ha creado.

Pero en este hilo no vamos por allí, aunque lo estés deseando, no era para eso. Habrá ocasión para tal fin.
12/05/14 1:50 PM
  
juvenal
Leyendo los comentarios a esta noticia, me da que la creencia es la homeopatía es mucho mayor entre las personas religiosas, que entre las ateas. Siempre he pensado que Chesterton estaba equivocado y que su famosa frase debería haber sido:

-------------------



Bueno, unos cuantos, pero no será ni mi caso, ni de otros que creen.
Por la fe no debemos aceptar supersticiones.

Nota: He borrado posteriormente la palabra "Dios" en minúscula.
12/05/14 2:24 PM
  
fraterlupus
Varios métodos que dan lugar a varias medicinas arrancan de ciertos postulados de pensamiento o filosóficos.
La Homeopatía, fundada por Samuel Hanemann, se funda en la máxima de que lo similar cura lo similar.
A mí hubo un tiempo que la Homeopatía me pareció una superchería, porque eso de diluir una sustancia, de volverla a diluir, diciendo que lo que queda al final en el preparado consigue curar, tengo que decir que no me convencía demasiado.

Sin embargo, creo que no debemos dejarnos llevar por un materialismo extremo. Todo no es materia.
Si fuera así, no tendrían sentido la medicina de la Doctora de la Iglesia Santa Hildegarda de Bingen, que trata de curación con piedras, entre otros elementos.

Prueba de que todo no es materia, es el experimento de "la hoja fantasma", que se lleva a cabo en una cámara de Kirlian.
Se mete una hoja, por ejemplo, trilobulada en una cámara, y se obtiene un aura alrededor, en la fotografía Kirlian. Si metemos la misma hoja habiéndole quitado un lóbulo, obtenemos la misma aura rodeando la silueta de la hoja inicial.

Otro fenómeno de la química son los catalizadores, que favorecen o inhiben reacciones químicas sin resultar alterados en sus propiedades.

El que no conozcamos los mecanismos de curación de muchos remedios no quiere decir que éstos no curen.

Respecto de la homeopatía, conozco no solamente a médicos que la practican, sino que además tratan a sus propios hijos con ella.
¿Efecto placebo? No sabría decirlo.


---------------


En los experimentos que menciona, algo se ha detectado. En homeopatía nada. Aparte de las conexiones esotéricas, cuando no mágicas.
12/05/14 2:34 PM
  
Renzo
fraterlupus,

Por algún lugar debo tener un par de fotos Polaroid de las yemas de mis dedos tomadas con una cámara Kirlian hace unos 30 años mínimo. Más tarde, formándome e informándome, descubrí que lo que allí se ve no tiene nada que ver con el aura, sino que es puramente una demostración del perfectamente conocido "efecto corona".Es mucho menos mágico que lo del aura, pero es la realidad.

En el caso de la homeopatía no es cuestión de que no se conozca el mecanismo de acción, el mecanismo se conoce,es el que explican los homeópatas, el problema es que dicho mecanismo NO puede funcionar, es así de fácil.

Saludos.

-------------

Y también, ¿por qué fiarse de un procedimiento "medicinal" que no tiene explicación?
En general, lo esotérico está muy presente en la sociedad actual.
12/05/14 5:06 PM
  
gringo
No os hagais ilusiones. Lo que menos le importa a Milenko es la validez científica de la homeopatía.
Si en la Biblia apareciera la homeopatía y los Santos Padres hubieran usado agua caliente para curar el cáncer, Milenko defendería la homeopatía como dogma de fe.
Esto no tiene nada que ver con la verdad científica, es solo que Milenko ve la homeopatía como un rival a sus creencias religiosas.
Por eso la combate como combate la evolución, que el Universo apareciera hace miles de millones de años, o que la Tierra gire alrededor del Sol. Porque no encaja con sus ideas religiosas. Y además intenta demostrar que la ciencia está de su parte, aunque eso sea lo de menos.
Sin embargo y para sorpresa nuestra, por una vez Milenko tacha de estafa científica algo que realmente es una estafa científica. Pero ese no es el núcleo de la cuestión.


---------------


Dejaré este comentario como una muestra más de tu necedad.
La fe y la razón no se contradicen. Estás cegado por tu aversión. No sigas.
13/05/14 10:32 AM
  
gringo
No, si yo no digo que fe y razón se contradigan, digo que tú defiendes como científicas cosas que no lo son, porque para ti son cuestiones de fe y no te basta con eso, que además quieres demostrar que la ciencia te da la razón.
El que se ciega eres tú que quieres ver illluminati y conspiradores hasta en los cantantes pop que hacen gestos que tú quieres interpretar como signos satánicos.
Hasta los Beatles y el código de barras te parecen sospechosos.
Que la religión sea el centro de tu vida no quiere decir que la religión sea el centro del mundo y que todo el mundo moderno no sea más que un invento para destruir la Iglesia, que es tu obsesión.
Y dices que los científicos que te contradicen están pagados por el que manda y ya está, para qué argumentar más.
13/05/14 1:37 PM
  
Daniel Iglesias
Muchas gracias, Milenko. Un post muy interesante. Te hago un pedido: por favor escribe sobre el Reiki.

-----------------------

Gracias Daniel,
Sobre Reiki han escrito abundantemente in Infories :

El lado oculto del reiki y sus peligros

El Ayuntamiento de Ciudad Real cancela una conferencia sobre "reiki druídico"

¿Qué hacemos con un cura que predica el “reiki crístico”?

Etc. Busca categoría Reiki en su blog.

13/05/14 1:54 PM
  
Ricardo de Argentina
La medicina tradicional y la naturista curan empleando medios materiales, tanto sean físico-mecánicos o bien químicos.
La homeopatía en cambio no utiliza medios materiales. Entonces una de dos:
O hay efecto placebo.
O hay curas reales producidas por agentes inmateriales. En cuyo caso estamos ante magia blanca.
13/05/14 11:40 PM
  
Carmen
Pienso que Ricardo de Argentina lo ha explicado perfectamente.
14/05/14 1:01 PM
  
fraterlupus
Renzo:

La singularidad del experimento de la "hoja fantasma", está en que, quitándole un lóbulo a la hoja, sigue apareciendo la misma aura alrededor de toda la hoja, como si ésta estuviese completa.
Hay autores que consideran que lo que el experimento demuestra es la existencia de un campo energético asociado a la hoja (como a muchos otros objetos).
De hecho, también se menciona en textos que no da la misma imagen Kirlian una muestra de ácido ascórbico (vitamina C) natural, que una sintética.

La energía y la materia son partes constitutivas del universo que nos rodea, y que Einstein relacionó en su fórmula E=m.c².
La materia sería, de esa forma, simplemente una forma condensada de energía, e intercambiable con la misma.

Considero que el hablar de energías no debe llevar automáticamente a pensar que estamos hablando de magia.
Otra cosa es que la energía sea más sutil que la materia y que todavía no hayamos desarrollado la metodología científica para su comprensión.

14/05/14 1:02 PM
  
fraterlupus
Extraído de una reseña de:

El Libro de las Piedras que Curan de Santa Hildegarda

.....
Uno de ellos, "Causas y remedios de las enfermedades", explica la endocrinología del ser humano, y el otro, la "Physica", describe la naturaleza y utilidad para los humanos de las criaturas más corrientes: 230 plantas, 63 árboles y arbustos, 72 aves, 36 peces y 45 animales terrestres, 17 bichos, 8 metales y 26 piedras.

De las 26 piedras que trata, solo 19 son realmente útiles; piedras preciosas o semipreciosas que solo sirven para el bien y la salud del ser humano y, en algunos casos, también del ganado.

El libro describe la naturaleza y formación de las piedras y detalla para qué sirve cada una y cómo ha de emplearse según 400 remedios muy sencillos para otras tantas dolencias y afecciones. En genera, las aplicaciones consisten en ponerse las piedras sobre la piel, o meterlas en vino o agua de beber.

Sorprendentemente, su eficacia es verdaderamente asombrosa y comprobable, porque Santa Hildegarda "funciona".
.....


Según algún planteamiento que aquí se hace, esto o es magia o superchería.

O aceptamos el concepto de energía como parte integrante de lo que nos rodea, y del organismo humano, o no conseguimos explicar ciertos fenómenos curativos, tales como la acupuntura (meridianos), la macrobiótica (yin y yang).

------------------

Primero, no mezcle a Hildegarda con acupuntura o yin y yang. Yo no sé las propiedades que puede tener una piedra, por empezar. Hay que investigarlo, y si las tiene, pues ya está. Pero hay que probarlo.

En cuanto a Santa Hildegarda, no es santa por tener un libro sobre medicina. En ese campo su aportación no es infalible o una prueba por sí sola.
14/05/14 2:49 PM
  
Agradecido
Gracias Milenko por este estudio que servirá para por lo menos reflexionar a la cantidad inmensa de católicos que no ponen objeción alguna en emplear estos métodos .
Lo importante aquí es una declaración clara de nuestros pastores como en tiempos realizo la conferencia norteamericana sobre el reiki, que siempre en declaraciones oficiales vamos muy por detrás en el tiempo y los efectos ya son más que evidentes, sabiendo que para un creyente no todo esta en curarse sino en hacer la voluntad de Dios y muchos en su desconocimiento acuden y recomiendan estos usos médicos sin saber qué consecuencias espirituales tienen.
Gracias por sus desvelos
14/05/14 4:10 PM
  
Renzo
fraterlupus,

no sé que más te puedo decir, si crees más a los vendedores de fantasía homeopáticas, pseudocientíficos cazafantasmas, sanadores psíquicos y resto de embaucadores que pululan por ahí que a la Ciencia, tienes un problema que espero no se agrave si algún día optas por recurrir a esa gente en vez de al médico.

Los meridianos de la acupuntura son un puro cuento chino, y nunca mejor dicho, como los son el yin/yang, los chakras, el chi y resto de "energías" fantásticas (de fantasía).

Sobre la cámara Kirlian:

h t t p://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1mara_Kirlian

Saludos.
14/05/14 5:13 PM
  
fraterlupus
No estoy mezclando en ningún momento a Hildegarda de Bingen con la acupuntura o el yin-yang.
Soy plenamente consciente del ámbito cultural del que procede cada una de las personas o ciencias que cito.

Solamente cito estas "medicinas" en apoyo de mi tesis de que la energía, que no forzosamente tiene que causar fenómenos físico-quimicos, o mecánicos, bien podría ser un aspecto más interviniente en el cuerpo humano y en el balance de la salud, y que la misma no tiene por qué ser tildada de magia, ni deberse a fenómenos paranormales.

Por otra parte, una persona que tenía poca erudición, como Santa Hildegarda, y que escribía "al dictado", me resisto a creer que se dedicara a escribir necedades, incluso cuando escribía sobre Medicina, por más que resulta claro que no hablaba ni escribía "ex cathedra".

Respecto de las pruebas, siento decir que no tengo una clínica a mi disposición para realizar los ensayos oportunos, pero ahí tenemos el caso de la acupuntura, que es una medicina energética.
Lleva miles a años practicándose. ¿Debemos suponer que es un embuste, o que implica la intervención de algún tipo de magia?

Saludos.

--------------

Respecto a acupunctura tengo muchas reservas, pero no entro ahora en ello. La teoría de los "meridianos" no es nada probada. Y ni hablar tiene sobre "yin yang".

En cuanto a Santa Hildegarda, me llaman la atención las "revelaciones privadas", no las rechazo, pero solamente la Biblia es la Palabra de Dios. Personalmente me convence bastante la obra de Valtorta, pero en cuanto me sitúa mejor en la Escritura y me la hace comprende mejor.
Tenemos que tener muy claro que incluso en el caso de mayores santos puede haber un "cortacircuito" en la recepción de gracias especiales o ciertas explicaciones.
No obstante, si los minerales tienen ciertas propiedades que puedan producir algún efecto beneficioso, no tengo nada en contra, con tal de que se pueda evidenciar en cierta forma y no se acude a prácticas esotéricas ni argumentación sospechosas tipo "fuerza vital", "energía cósmica", etc.
14/05/14 6:31 PM
  
Ricardo de Argentina
Los últimos comentarios de Fraterplus vienen bien para desenmascarar el lenguaje tramposo que utilizan los promotores de magias blancas diversas, que últimamente se han divulgado de manera casi universal. Incluso en ambientes católicos.

Le energía, ciertamente, interactúa con la materia física, y eso trató de expresar Einstein con su famosa fórmula. Intuitivamete eso lo percibimos en las reacciones químicas exotérmicas y endotérmicas, por dar algún ejemplo: la energía calórica aparece y desaparece de y en la materia. La madera y el petróleo contienen energía calórica del sol, concentrada allí a lo largo de años.

Ahora bien, es impropio oponer energía a materia física porque la energía, hablando filosóficamente, también es material. Se puede medir y se puede manipular, almacenar y regular como cualquier otro objeto material. Si bien, físicamente hablando, materia y energía son cosas distintas, filosóficamente ambas son materia. Son parte de "este mundo".

Esta diferenciación entre conceptos físicos y filosóficos es utilizada muy hábilmente por los promotores de la magia para hacer creer que sus artes se limitan a favorecer o a redirigir algo así como "exudaciones de energía". Tenemos así un variado menú de "energías": energía "vital", energía "cósmica", energía "mental", energía "trascendente", etc., etc. Pamplinas y más pamplinas. Cuando esas "energías" no son más que puro cuento, entonces se trata de poderes inmateriales invocados mediante las artes mágicas.
14/05/14 7:14 PM
  
FZalacain
Creo que Carmen (la de la camiseta de adidas) no se trata con homeopatía, y ya ves.
15/05/14 11:49 PM
  
Miguel
Soy católico, apostólico y romano, y soy perfectamente consciente de los riesgos espirituales que entraña el movimiento nueva era y las practicas esotéricas. He dedicado algunos años al estudio de las medicinas, tanto alopática como las mal llamadas "alternativas".
1ro Si hay una medicina donde está metido el demonio hasta el tuétano es la medicina alopática, la industria farmacéutica es más perversa que la industria del narcotráfico (y no exagero)
2do Este tipo de artículos se sostienen gracias a un paradigma cientificista, que sostiene que el método científico es el único instrumento de lectura del universo, confundiendo la parte infinitesimal de lo que puede ser conocido por la ciencia con la totalidad de la realidad natural.
3ro El tan cacareado método científico es el argumento favorito de la industria farmacéutica para defender su perverso negocio.
4to Otro paradigma que mucha gente tendría que revisar es el del pensamiento materialista, que en resumidas cuentas supone que la materia, dado que puede ser corroborada por los sentidos es lo único que existe realmente (y lo demás es sobrenatural, de la misma manera que mi abuela pensaba que las hondas invisibles de la TV eran cosa del demonio)
5to La realidad natural no empieza a partir de las moléculas, subyace a las moléculas una realidad atómica y subatómica que vibra a múltiples y diferentes ritmos y frecuencias (y esto también es ciencia, no Newtoniana, pero ciencia).
Si pudieran salir de su miopía materialista-cientificista descubrirían que existe una realidad más allá de sus narices, que la realidad (y no hablo de la realidad sobrenatural) no es sólo moléculas, y que si no las veo en el microscopio no quiere decir que haya nada y que por lo tanto, si cura, es cosa del diablo.

---------------

Así es.
26/07/14 1:31 AM

Esta publicación tiene 21 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.