October baby, esa película que lo tiene todo

Mis delicias son los hijos de los hombres (Prov. VIII, 31)

Nueve de cada diez películas europeas son, si se trata de españolas, guarras y garrulas; francesas, pesadas e inacabables; alemanas increíbles; italianas medio pornográficas, incluso si tratan de la vida de algún santo/a tiene que aparecer por allí alguna madre joven que para dar a mamar tiene que enseñar las dos tetas, etc.

 

Pero si son americanas, ah, entonces, puede ser que sea buena película, toquen el tema que toquen. Aunque se trate de un boxeador imaginario, brutote e ingenuo como Rocky, que para todos los golpes con la cabeza, se puede ver. De forma que si se emplean bien, sí, ya lo creo que te hacen una buena película.

 

October baby es una de esas películas, la mar de bien, ¡un encanto! Comentaré aquí unas escenas y roles que he percatado con especial empatía, que me impactaron que disfruté un montón y que termine viendo llorando como un crío pequeño (tampoco me tuvo que dar tanta vergüenza, habíamos unos quince en la sala). Fue como una de esas películas románticas de mi juventud que te dejan soñando.

 

Esta me dejó soñando sobre el perdón, sobre Dios, sobre quién es Dios y quién es el hombre. Me gustó tanto.

 

Paso pues a continuación comentar algunos trazos de la película (ya recomendada aquí en La Esfera y la Cruz), a vosotros os dejo verla si no lo habéis hecho.

 

La chica en cuestión, Hanna en la película,

Jessen en la realidad

Es una chica cristiana, protestante – baptista, lo hace constar en el guión, que una vez conociendo que es fruto de un aborto fallido y que ha sido adoptada por sus padres, decide buscar y conocer a su madre biológica. Es llamativa esta necesidad que tienen los hombres de conocer su origen. El hombre tiene que saber de dónde procede y a dónde va, no puede vivir sin atender las preguntas fundamentales de su vida: ¿quién soy?, ¿de dónde provengo?, ¿hacia donde voy, cuál es el sentido y fin de mi vida? El hombre por los cuatro costados manifiesta que es un ser metafísico, y que su corazón es inquieto hasta que no descanse en Aquel que es su Padre. Las búsquedas del hombre en esta vida son la búsqueda del Padre. Diga lo que diga, no puede vivir sin esta búsqueda. Y si no busca, se convierte en un ser animalezco y desgraciado, condenado bajo losas insoportables.

 

La acompaña un amigo de infancia, un chico que construye  el amor hacia la que le gusta y atrae.

¡Era hermoso observar esta construcción limpia, sin que empiecen a restregarse en la cama a partir del minuto dos! La verdad es que ni se dan un beso en toda la película, pero el amor in crescendo ha sido tan educador, tan atrayente. Solidario, sacrificado, atractivo y alegre; el amor con toda su dulzura rebozaba por la pantalla. Tú querías ver que ellos se vieran, que estén juntos, que gocen de su amor y de su amistad. Era una terapia para purgar la memoria de las escenas mugrientas que se nos pegan al tener que ser caminantes en este mundo, para borrar su señal sucia y viscosa.

 

Los padres, cristianos, que esperan la recuperación de los hijos que van a adoptar leyendo y rezando con la Biblia ante la incubadora (el gemelo de Hanna ha sido gravemente lesionado y muere poco tiempo después). Este ningún mal ha hecho…(Lc XXIII, 41)

Era especialmente significativa la figura del padre, más presente en todo el guión. En cierto sentido representaba el amor de Dios que Hanna no comprende al principio (Elí, Elí, lamma sabachtani?), desde una natural rebeldía adolescente que encarna la rebeldía de una criatura ante el amor desinteresado que no sabe acoger. Tiene que crecer para acogerlo.

 

El crecimiento requiere buscar a Dios, hablar con él, estar cerca de él. Hanna va a la catedral indicada por su madre.

¿Va a ir acaso a un templo bautista, es mucho decir, o sea, a una nave con paredes frías, desnudas e iconoclastas? No, el alma sabe dónde está Dios. ¿Adónde se fue tu Amado, oh la más hermosa de las mujeres? ¿Adónde se marchó el que tú quieres, y le buscaremos contigo? (Cant V, 17)

Efectivamente, se fue a una catedral construida en 1893. No a una catedral de las de ahora, modernas y distantes. En esta el alma fue prendida por el misterio y por la belleza, por el Ser. ¿Puede la mujer olvidarse del fruto de su vientre, no compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ella se olvidara, yo no te olvidaré. (Is XLIX, 15)

Necesita buscar, necesita preguntar, necesita hablar. Pater mi (Mt XXVI, 39), Abba, Patter! (Mc XIV, 36)

El sagrario, con Dios y Señor nuestro, está allí como el imán, en el centro, no escondido. Si no está Él delante, es como si Rocky de verdad te hubiese encajado uno de los golpes suyos en las costillas, provocando hemorragia interior. Suplicamos e imploramos, no hagáis, por favor, que tengamos que gemir: ¡Oh vosotros cuantos pasáis por el camino: mirad y ved si hay dolor comparable a mi dolor! (Lam I, 12), Tengo sed (Ioh XIX, 28).

Aparece en la escena un sacerdote católico, vestido como debe. Tras decirle que tiene que cerrar la iglesia y que mañana hay misa otra vez, Hanna le dice que es bautista.

 

Se entabla un verdadero diálogo, un ecumenismo ejemplar. ¿No habéis leído cómo el Señor se presenta a Moisés como Dios de Abraham, Isaac y Jacob?… le dice el Señor a los saduceos que no aceptaban a los profetas. Desde aquello que ellos aceptaban, el Señor les recuerda que Dios es Dios de los vivos, y no de los muertos. A esta mujer herida, el sacerdote le comenta el pasaje de San Pablo (la catedral lleva su nombre) a los Colosenses (III 13), Del mismo modo que el Señor os perdonó, perdonaos también vosotros. Veía que eso era lo que necesitaba y lo que reclamaba. En cierto sentido, toda la película resalta la idea del perdón con una fuerza que penetra dentro.

 

La enfermera que estuvo en su parto-intento de aborto,

Presenta la maldad del sistema asesino en el cual estaba involucrada, no sin su culpa, que se palpaba y que dolía. “Nos decían que era tejido lo que se eliminaba, pero… ¿qué tejido?” Todo es una exhortación a acabar con esta locura, aunque la película es una invitación constante, una puerta abierta al retorno, a la cara de Dios, a la vida, a volver a empezar.

 

Sin duda, de las escenas más fuertes son las del encuentro con su madre biológica.

Se da la circunstancia que la misma actriz abortó en su juventud y reconoció que en la escena se saltó el guión, era suficiente tener presente su propia realidad. La gente, considerando lo que había hecho, se vuelve dándose golpes de pecho (Lc XXIII, 48). Ojalá terminase ella y ellas también todo el camino: Ciertamente que el día de hoy ha sido de salvación para esta casa, pues que también éste es hijo de Abraham. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que habría perecido (Lc XIX, 40).

 

Una película muy recomendada.

 

 

22 comentarios

  
José María Iraburu
Milenko,
me has puesto con tu precioso artículo en grave peligro de ir a ver la película, rompiendo así una tradición personal de no ir al cine que dura ya unos 40 años (con tres o cuatro excepciones, Gran Silencio, Pasión del Sr., etc.). Pero resisto.

Un abrazo + JMI
21/04/13 7:33 PM
  
kainmarko
La guerra te dejó demasiadas secuelas Milenko.
21/04/13 7:34 PM
  
Ricardo de Argentina
Esta plícula que comentas, Milenko, parece ser un formidable e imbatible argumento contra ese asesinato que llaman eufemísticamente "aborto". Y que otros, en una extrema refinación de la perversidad, se atreven a denominar "interrupción voluntaria del embarazo".
Aunque tengo algunos añitos menos que el P. Iraburu, mi dieta de cine es casi igual a la suya. E igualmente estoy dispuesto a hacer excepción con esta película, que tan bien has descripto.
Creo que vale la pena.
21/04/13 8:21 PM
  
Trabis
Me atrevo a añadir que la película está excelentemente tratada, ya que tratando de un tema tan dramático es suave en la forma. Está realizada con muchísima sensibilidad, pero no ahorra la Verdad.
Yo suelo fallar en las formas.
Una película para aprender.
21/04/13 9:49 PM
  
Ricardo de Argentina
Acabamos de ver en familia "October Baby".
Es como dice Trabis.
Muchas gracias Milenko por la recomendación.
22/04/13 4:24 AM
  
Milenko
voltaire, lamentablemente parece que más de un cristiano comprometido coincide contigo en la calificación de la película For greater glory. "Bella" tampoco que haya provocado demasiado entusiasmo,pero esta es otra cosa.
22/04/13 9:41 AM
  
Javier Palao
+
Pax
Efectivamente, se trata de una excelente película que me ha dejado un gratísimo recuerdo. Muy recomendable.
U.I.O.G.D.
22/04/13 11:32 AM
  
José Manuel Genovés
Acabo de verla.

No se resista, don José María, no se resista. Vale la pena. Y llévese con usted al cine a todos los jóvenes que conozca (y que se dejen...)

Hay que ir a verla. Al cine. Para que recauden mucho dinero. Es el tipo de películas que hay que apoyar.

Un saludo.

José Manuel Genovés.
22/04/13 1:50 PM
  
Néstor
Qué cosa, a mí "Cristiada" me gustó bastante. Por lo menos es claro que no la pondría en mi lista de películas malas preferidas.
22/04/13 4:59 PM
  
gringo
Películas europeas buenas:
La vida de los otros, Good bye Lenin!, La cinta blanca, Stalingrado, Habemus papam, La habitación del hijo, La vida es bella, Sweet sixteen, This is England, Café irlandés, La cuadrilla, Viaje a Darjeeling, Intocable, Bienvenidos al Norte, La locura del rey Jorge, El paciente inglés, No habrá paz para los malvados, Grupo siete, Celda 211, Blancanieves, The artist...
22/04/13 7:24 PM
  
Nicolas Salinas
gracias Milenko..no soy cinefilo...pero esta peli...si que toca el alma....y me pone en una perspectiva de mas acercamiento a mi hija...de acompañarla en todas sus desiciones..y proyectos...
22/04/13 11:27 PM
  
¿Loqué?
No sé nada de cine, así que sólo puedo hablar desde mi subjetividad: me gustó mucho mucho esa película, aunque me haya resultado un poquitín sentimental. Y Cristiada (For Greater Glory) me gustó más aún: pura épica cristiana. De sentimental, nada. Ambas totalmente recomendables, según mi criterio.
23/04/13 5:45 AM
  
Felipe de España
La película no la he visto. Creo que no la proyectaron en ningún cine de mi ciudad. Aunque por el artículo tan bien elaborado por Milenko parece que bien merece la pena su visionado. Tendré que esperar a cuando salga en DVD. Creo que el fracaso comercial de estos filmes se debe sobre todo a su retraso de varios años respecto a su estreno internacional. En ese tiempo a la posible gente que pueda interesarle ya la habrá visto por internet o descargado de algún sitio web. Muchos cristianos no se dan cuenta de que este tipo de producciones son las que más necesitan nuestro apoyo económico, porque sin demanda no hay mercado.
23/04/13 6:56 PM
  
Ricardo de Argentina
Juvenal, parece ser que algunos viven en un ambiente tan cerrado que no se dan cuenta de cómo se "cocinan" las promociones de las películas.
Las cuales promociones no necesariamente responden a los gustos de la mayoría, y son las que determinan los llamados "éxitos de taquilla".
23/04/13 11:32 PM
  
Eva
Hola, señor Milenko, me alegro de que vuelva a escribir. Yo vi la película Cristiada y me gustó. Bastante ajustada a los hechos reales (para ser una película), una historia épica con dosis ajustadas de dramatismo y sin ser maniquea.

No sé cómo ni dónde han visto algunos comentaristas tan gran promoción de la película. Mi experiencia fue la siguiente: me enteré de casualidad de que la habían estrenado (primera semana), busqué la sala más cercana a mi domicilio y estaba a ¡35 kilómetros! Así y todo, convencí a un par de amigos y nos hicimos la excursión, porque aquello fue una excursión. La sala estaba a dos tercios de su capacidad. Hicimos propaganda 'boca-oreja' y varias personas nos dijeron que irían a verla pero... a la semana siguiente no estaba en cartelera, ni allí ni en otras salas incluso más alejadas. Como algunos comentaristas dicen que no van al cine habitualmente, señalaré que es normal mantener películas con pocos espectadores por sesión (que no era este caso) durante dos o tres semanas, lo sé porque soy una cinéfila empedernida. Así que sí, una gran promoción y una gran distribución, vaya. Me pasó lo mismo con Katyn, por cierto.

Intentaré ver October Baby. La ha descrito muy bellamente. Y, en cualquier caso, una forma de apoyar estas producciones es comprarlas en DVD cuando salen. Ya lo dice Eduardo Verástegui: se vota todos los días :-)
24/04/13 3:11 AM
  
Eva
Señor voltaire, no sé donde ha leído usted que haya sido un éxito, yo no lo veo por ningún sitio. En cuanto a la promoción, me ha convencido, sí: una entrevista en un blog, un trailer y una página de Facebook. Oiga, creo que las 'majors' están movilizando sus departamentos de márquetin para aprender a hacer "despliegues publicitarios" (sic). Y de la distribución ¿qué me dice? ¿Cuántas copias se distribuyeron? Igual tienen algo que aprender también.

Ains, qué ternura, con qué poco se divierten algunos.
24/04/13 1:24 PM
  
Ricardo de Argentina
El público se ha manejado -siempre- como un rebaño, siguiendo a sus pastores.
Antes, muy antes, seguían a los pastores católicos y al rey; ahora siguen a los pastores mediáticos, quienes adulan a las masas convenciéndolas de que no siguen a nadie... de que se mueven por la "voluntad popular"...(en ese mito se fundamente la Democracia) Pero vamos, es lo mismo de siempre, desde la Antigúedad pasando por la Edad Media y llegando a la Modernidad: el público como tal es masa y es llevado aquí y allá por toda una jerarquía de personajes influyentes.

Esos tales personajes son los que deciden qué es lo que deben ver las mayorías, y tienen los medios para conseguirlo. Lo que no pasa por su beneplácito, es como si no existiera.

Es por eso que juzgar una obra de acuerdo a su "éxito de taquilla", es demostrar una incurable mentalidad de rebaño.
24/04/13 1:51 PM
  
Eva
Señor voltaire, yo escribí exactamente: "no sé donde ha leído usted que haya sido un éxito, yo no lo veo por ningún sitio." Así que me da que ambos debemos de tener la misma idea del éxito.

Por otra parte, lo que también me da es que usted no tiene claro lo que es un despliegue publicitario si cree que el de Cristiada ha sido grande. Cualquier película de chicha y nabo tiene esa promoción que me presenta (blogs, entrevistas en prensa, vallas ¡en tres ciudades, vaya, qué extremoso!) a poco que tenga algún aliciente, como entrevistar a un actor famoso. Y, en este caso, el papel protagonista era el de Andy García, sin despreciar en absoluto la popularidad que tiene Eduardo Verástegui. Compruébelo entrando en la página de cualquier película de estas características.

Oiga, señor voltaire, como con usted es la primera vez que hablo y todavía no lo conozco ¿usted siempre debate así? Me refiero: usted dice algo (no ha sido un éxito), yo le doy la razón y usted me contesta como si le hubiese llevado la contraria; usted dice algo (hubo un gran despliegue publicitario), yo le digo lo contrario y usted aporta datos que me dan la razón a mí mientras me lleva la contraria. Es una conversación bastante irracional y, sobre todo, muy, muy cansina.

Por último, repetiré lo que dije en mi comentario anterior: estas producciones independientes de la corriente mayoritaria de pensamiento sólo sobreviven si tienen éxito económico. Así que si están de acuerdo con ellas, compren el DVD, se vota todos los días (no, no tengo ninguna comisión :-).
25/04/13 3:27 AM
  
Ricardo de Argentina
TRanquila Eva, quienes conocemos un poquito más al tal "voltaire" sabemos que de racionalidad nada, de aportes, menos. Sólo viene a provocar, es un revulsivo neto.
Su mismo nombre evoca a un pobre tipo muy famoso en su época -tuvo su gloria popular antes de la Francesada- que llegó a decir "Excretad a la Infame". LA "infame" era la Iglesia. "Excretad" supongo sabes qué significa.
Que alguien se venga a presentar con ese apodo en un blog católico, te da una idea de cuán vale ponerse a discutir con él.
25/04/13 1:41 PM
  
Ricardo de Argentina
Voltaire, te creo.
Que lo dicho sobre el iluminista francés sea para ti un cumplido, no me extraña para nada.
29/04/13 12:28 AM
  
gringo
Damnatio memoriae para Voltaire, por lo que veo.
03/05/13 5:15 PM
  
Ricardo de Argentina
Así parece.
Es un hombre con ideas equivocadas que gustaba deponerlas en el lugar equivocado.
04/05/13 2:35 AM

Esta publicación tiene 5 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.