Breves notas en torno a la instrucción Universae Ecclesiae

A poco más de una semana de la publicación de la instrucción sobre la aplicación del Motu Proprio Summorum Pontificum, los comentarios y escolios en la red se han venido sucediendo a dicho texto. Para unos, el documento se queda demasiado corto, para otros, es un avance, en todo caso, es un motivo de alegría. La Liturgia Usus Antiquior es un tema que suscita el interés, lo que no deja de ser altamente positivo.

Que el Papa haya dedicado un motu proprio a tal asunto y que la comisión Ecclesia Dei haya dedicado una instrucción sobre la aplicación del motu propio, quiere decir que no es un asunto para nostálgicos, sino que está poniendo la Liturgia en el centro de la vida de la Iglesia. Como decía el Papa en la audiencia concedida a los miembros del Instituto Litúrgico San Anselmo, la Liturgia es el «sujeto capaz de renovar la vida cristiana». En este sentido, dicha instrucción está en continuidad con las enseñanzas del Romano Pontifice sobre Liturgia, enseñanzas que se encuentran espigadas tanto en sus catequesis como en sus homilías. En este sentido, el documento es un hito más en el camino iniciado por el Papa reinante.

Lo primero que me ha llamado la atención de la instrucción, es el reconocimiento que se hace del aumento que se está produciendo entre los que piden la forma extraordinaria, con lo que el prejuicio que se arroja sobre los que piden la forma extraordinaria, a los que hace aparecer como nostálgicos de formas pasadas, queda anulado. Estamos hablando de otra cosa, de la Liturgia y de la espiritualidad. Que se reconozca que el número de los que se acercan al Usus Antiquior va en aumento es bueno.

El corazón - por llamarlo de alguna manera – de esta instrucción, se encuentra en el punto octavo. El fin de la instrucción se desglosa en tres apartados:

a) ofrecer a todos los fieles la Liturgia romana en el usus antiquior, considerada como un tesoro precioso que hay que conservar;
b) garantizar y asegurar realmente el uso de la forma extraordinaria a quienes lo pidan, considerando que el uso la Liturgia romana que entró en vigor en 1962 es una facultad concedida para el bien de los fieles y, por lo tanto, debe interpretarse en sentido favorable a los fieles, que son sus principales destinatarios;

c) favorecer la reconciliación en el seno de la Iglesia.

Lo que se dice aquí está claro, pero existe otra parte que está entre líneas, que no se explicita pero que se puede deducir a tenor de lo anterior.

Por una parte, si el Usus Antiquior es un tesoro que se ofrece a los fieles, es para mostrarlo, no para esconderlo en un cajón. Las joyas se llevan puestas, no se guardan en los cajones. Por otra patre, si hay que garantizar y asegurar el uso de la forma extraordinaria a los que la pidan, es porque antes no se hacía. Había dificultades que impedían llevar a la práctica una relevante expresión del magisterio del Romano Pontífice y del munus que le es propio. Lo que en tiempos de Paulo VI fue una oposición activa y estruendosa hoy continúa de forma silenciosa.

Si a esto, unimos lo que se expone al principio del documento:

cada Iglesia particular debe concordar con la Iglesia universal, no solo en cuanto a la doctrina de la fe y a los signos sacramentales, sino también respecto a los usos universalmente aceptados de la ininterrumpida tradición apostólica, que deben observarse no solo para evitar errores, sino también para transmitir la integridad de la fe, para que la ley de la oración de la Iglesia corresponda a su ley de fe

la cosa aquiere tintes dramáticos. Me viene a la memoria el caso de Thiberville, o el de aquellos obispos que han acogido el motu proprio con displicencia en sus diócesis, fijándose en la letra, el punto y la coma del motu proprio, no con un corazón generoso, armonizado con el de la Iglesia universal (con – corde), agradecido, propio de aquél que acoge un tesoro, la Liturgia Antigua, la que siempre se ha usado en la Iglesia

Ahora bien, lo más duro es lo que se apunta en el tercer apartado:

c) Reconciliationi in sinu Ecclesiae favere.

ya que se reconoce la existencia de una herida abierta en la Iglesia a causa de la Liturgia, cuyo origen temporal se encuentra en la promulgación del Novus Ordo - ¿o es el Vaticano II? Hay que notar el desplazamiento temporal que nos encontramos entre el punto 4 y el siguiente. En uno se habla de la reforma litúrgica posterior al Vaticano II, mientras que en el punto 5 se habla de fieles formados en las formas litúrgicas anteriores al Concilio -. Ahora bien, si tenemos en cuenta que el Usus Antiquior es un tesoro a conservar, una forma venerable y antigua – con todas las connotaciones que tiene el adjetivo «venerabilis» -, es lógico que fuese motivo de discordia.

En el mismo sentido, contrasta el deseo de los fieles que « formados en el espíritu de las formas litúrgicas anteriores al concilio Vaticano II han expresado el vivo deseo de conservar la tradición antigua», y a pesar del llamamiento realizado por Juan Pablo II a los obispos pidiéndole generosidad, ha hecho falta la promulgación del motu proprio para favorecer la reconciliación en la Iglesia.

Finalmente me gutaría acabar con una reflexión. La cuestión de la Liturgia descansa ahora en manos de los sacerdotes, fieles y órdenes afectos al Usus Antiquior y la labor que puedan desarrollar en este asunto. Es importante que la Misa se celebre en las parroquias y que el grupo estable de fieles del que habla el documento, sea realmente tal, es decir, imbricado en la vida parroquial. Partiendo de la Liturgia a través de las catequesis, será la manera en la que se recupere no sólo la Liturgia, sino la doctrina. Las iglesias donde actualmente se celebra la Misa tienen que ser centros de irradiación hacia las Parroquias. El objetivo no es que se celebre una misa dominical según la Forma Extraordinaria en cada ciudad, sino de expandir y promover el Usus Antiquior.

21 comentarios

  
Maricruz Tasies
Me has dado más de una brillante idea, gracias.
19/05/11 6:11 AM
  
Francisco
¿Y qué idea es?
19/05/11 8:22 AM
  
Miguel Vinuesa
Eso, Maricruz, no nos dejes en ascuas! jaja...
19/05/11 10:23 AM
  
Hermenegildo
Isaac: ¿qué te parece que se prohíba a los obispos conferir órdenes sagradas conforme al Pontifical tradicional, salvo a los Institutos Ecclesia Dei?
19/05/11 2:58 PM
  
Nelson Medina
Una pregunta (que ya hice a nuestro querido P. Guillermo Juan): en tu opinión, Isaac, ¿porqué se ha juzgado importante insistir siempre en que se trata de "un solo rito romano" aunque sea en dos formas diversas? Yo mismo me lo he preguntado y no termino de llegar a una respuesta que me satisfaga.

Si me permites poner las cosas de este modo: un marciano que entrara a dos templos distintos, uno en el que se celebra la forma ordinaria y otro en que se sigue la extraordinaria, ¿qué razones tendría para decir que se trata de "el mismo" rito? ¿Qué se gana con afirmar tanto ese punto o qué se perdería si se admitiese que son dos ritos distintos, y ambos aprobados, por la autoridad competente en la Iglesia?
19/05/11 5:25 PM
  
Martin Ellingham
Fr. Nelson:

Buen punto. Muy realista la apreciación. Sobre todo si se considera la multiplicidad de plegarias de la forma ordinaria.

Saludos.
19/05/11 5:50 PM
  
Nelson Medina
Yo pienso, Martín, que la deseada "reconciliación" o unidad que busca el Motu Proprio, y que sigue buscando Universae Ecclesiae, está más cerca si se admite que se trata de ritos distintos. Yo pienso que imaginar la unidad de la Iglesia a través de la uniformidad de un solo rito es hacer una apuesta injustificada.

Creo que la hermosura y solemnidad del usus antiquior no riñe con una comprensión dimensionada de las posibilidades litúrgicas y pastorales del novus ordo, y de hecho, Universae Ecclesiae va en esa dirección, pues enseña que si un grupo de fieles pide el usu antiquior por la sola razón del desprecio o rechazo al novus ordo, tal petición no ha de considerarse legítima: "Los fieles que piden la celebración en la forma extraordinaria no deben sostener o pertenecer de ninguna manera a grupos que se manifiesten contrarios a la validez o legitimidad de la santa misa o de los sacramentos celebrados en la forma ordinaria o al Romano Pontífice como Pastor supremo de la Iglesia universal."
19/05/11 6:42 PM
  
Gaby
Pregunta Nelson Medina:

un marciano que entrara a dos templos distintos, ¿qué razones tendría para decir que se trata de "el mismo" rito?

-----------

Si el marciano supiera qué está pasando allí (la presencia real y verdadera de Dios en la Eucaristía) no tendría ninguna razón para pensar que son dos ritos distintos, le parecería exactamente lo mismo.


Lo que yo me pregunto, es si los terrícolas lo saben. O al menos los católicos. Y si lo saben, si lo creen. Porque, juzgando por la controversia y condena mutua que se ha dado por los fanáticos de uno y otro rito, pareciera que no lo saben o no lo creen.
19/05/11 7:54 PM
  
Martin Ellingham
Fr. Nelson:

Es que yo estoy a favor de una pluriformidad de ritos tradicionales. Mucho me gustaría que se difundieran diversas formas extraordinarias occidentales (de las ordenes con rito propio, otros territoriales, etc.)

El n. 19 es justo (bien interpretado-aplicado, claro está).

Saludos.
19/05/11 8:54 PM
  
Martin Ellingham
Gaby:

Yo no he visto que respecto de los ritos orientales exista polémica. (Está el caso de los veterocalendaristas, pero ahí intervino el poder político)Tal vez sea porque suelen evolucionan de manera lenta y homogénea.

Saludos.
19/05/11 8:57 PM
  
Gaby
Martin:

La polémica a la que me refiero, es la surgida de las personas que consideran el modo antiguo como "más hermoso" y el nuevo como "indigno"; así como los que dicen que el nuevo es "comprensible" y el otro "arcaico", amén de otros calificativos que me niego a reproducir.

Si la gente (humanos, no marcianos) supiera y creyera lo que pasa en la Misa, no vería diferencia entre la Misa de mi pueblo y la del Papa en San Pedro, la de este domingo y las que oficiaba San Pablo (porque en realidad no la tienen, todas son exactamente iguales). Pero su falta de fe las hace ver distintas. Tan distintas que se atreven a decir que una es "mejor" que la otra. Y sin duda preferirían una hostia consagrada por el santo de su devoción, que por un sacerdote que aburre en la homilía. Y no saben (o no creen) que ambas sean exactamente iguales.

19/05/11 10:22 PM
  
Isaac García Expósito
Fray Nelson: yo pienso que si el Novus Ordo se hiciera coram Deo, con el canon en silencio y en latín - exceptuando las oraciones que vayan en lenguas vernáculas, como la oración de los fieles -, las diferencias serían menores.

Lo que sí parece es que nos acerquemos a una especie de High Church - Low Church.

Hermenegildo: yo creo que es por el tema de las órdenes menores. Yo pienso que eso cambiaría si en los Seminarios se permitiesen tomar las órdenes menores. No sé si me explico.
19/05/11 10:28 PM
  
R. Sandoval
Isaac García Expósito High Church - Low Church
Esto es increible, pensé lo mismo y me parece increible. Eso es inadmisible, es estúpido, hay que abolir el rito moderno y punto, es una invención humana y ha sido objetado por muchas razones de peso. Fuera el N.O. y volvamos a lo de siempre, es mejor, hermoso, refleja exactamente la Fe de la Iglesia,eleva al pobre de intelecto, como yo, a Dios.
Fuera el N.O. hecho para agradar a protestantes y otros herejes o infieles, fuera, no más.El N.O. es FEO y hace énfasis en la cena y no en el Sacrificio.
19/05/11 10:48 PM
  
Nel
Y de lo mozárabe no se acuerda nadie.

Los españoles no valoramos lo nuestro.

En Tarrasa ha sido un éxito la celebración.

¿donde más?
19/05/11 11:27 PM
  
Martin Ellingham
Nel:

Mozárabe, uso de Braga, uso de York, uso de Sarum, ritos tradicionales de las órdenes religiosas, rito ambrosiano... ¿Por qué no?

Saludos.

---------

Isaac:

Sobrel el n. 19 de la Instrucción hay un comentario que recomiendo:

Para descargarlo:

http://www.mediafire.com/?imenxtgvzxtdcl9

Saludos.
19/05/11 11:39 PM
  
Semper Fidelis
Bueno, es que en el rito Novusordo, se presentan todos los grados de respeto y veneraciòn, desde lo sacro hasta lo blasfemo. Y ya no existe la inquisición, para tener un control. Las denuncias de los abusos tardan años en llegar a Roma, si llegan. Y no puede ir uno a la nueva misa con tranquilidad, se la pasa uno pensando qué novedad tendrán hoy? o las monaguillas están jugando durante la consagración, o será misa válida? Esta uno pensando de todo. El saludo de paz es una distracción y una falta de higiene, porque despúes de saludar gente con manos sucias, va uno a tomar el Cuerpo de Cristo, la inmensa mayoría sin confesar.
Son dos enfoques totalmente en colisión. La nueva misa merece una reforma, para hacerla definitivamente católica, sin lugar a dudas.
19/05/11 11:45 PM
  
marcos
"Despacio y con gravedad
dí, sacerdote, tu misa,
que lo corrido y de prisa
desdice tu dignidad.
Pues no sabes si será
tu último Sacrificio,
haz como debes tu oficio
que Dios te lo premiará"
Esto escribía un santo español entre los siglos XVI y XVII. ¿Por qué lo tuvo que escribir? ¿Sería porque, aún después de Trento, no "se seguían las rúbricas"? ¿Cómo me lo explica, Sandoval? ¿Era un "usus antiquor" indigno, o lo era más bien la actitud del sacerdote en cuestión? ¡Basta ya de generalizar! Cuando se lleven los mismos siglos desde el CVII que desde Trento, se podrán comparar los frutos. Y para Semper fidelis: "Tú dices, soy rico, nada me falta, y no te das cuenta de que eres un desgraciado...pobre ciego y desnudo"¿Tú vas a Misa o vas a fiscalizar? ¡Lo que te estás perdiendo, pobre! ¿Es que no sabes que existe el maligno, y que acecha aún en Misa, para hacernos perder ese gran tesoro del Cuerpo y la Sangre de Cristo?
20/05/11 10:35 AM
  
marcos
Corrijo: no era un santo, era el Beato Diego josé de Cádiz, en el siglo XVIII. Ya se supone que Trento estaba más que aceptado, pero el modo de seguir la liturgia... algo fallaba.
20/05/11 12:20 PM
  
Diego F. C.
Sin ser un experto ni mucho menos, pero siguiendo el pensamiento del Papa Ratzinger, veo que el asunto es así: el Novus Ordo ha respondido a una demanda requerida de reforma, pero no ha respondido satisfactoriamente, no ha sido una reforma en la continuidad de la Tradición, como todas las anteriores reformas litúrgicas que había tenido la Iglesia. Por otro lado, la supresión y prohibición del Misal anterior al Concilio ha sido una canallada y un disparate sin precedentes.
Es claro que no se puede volver a la situación anterior a la reforma postconciliar y rehacer las cosas como Dios manda. Lo que sí se pudo hacer es levantar esa prohibición del usus antiquior y, de paso, eliminar algunas de las taras que provocaron rupturas (no deja de sorprenderme y alegrarme el nº 28 de UE). De esta forma se abre el camino (que será muy largo y arduo, no tengo dudas) para una posterior reforma y unificación del rito romano que responda a los legítimos requerimientos de adaptación(del Vaticano II y posteriores también) pero en una más óptima continuidad con la tradición litúrgica de la Iglesia. Por lo tanto, el espíritu benedictino (de Benito Papa) se aleja tanto del tradicionalismo unltratridentino como del postconciliarismo rupturista.
Digo, me parece.
Saludos cordiales.
20/05/11 4:36 PM
  
R. Sandoval
Estimado Marcos, voy sólo a la Misa, no al N.O. por lo tanto voy a Misa, por defectos humanos que pueden llegar a ser pecados, a lom ejor ficalizo,pero voy a Misa y coincido con Semper Fidelis.
Mira de algún modo la Misa es como un veloz y eficiente ascensor o elevador que te ayuda a elevarte por sobre tus limitaciones, el N.O. es un elevador tambíen, sólo que de una marca de menos calidad.
No se trata que yo o tú seamos santos ya, sino que la Misa te ayuda a lograr la santidad y el N.O. te ayuda digamos mucho menos.
20/05/11 4:58 PM
  
marcos
Sandoval, creo que el símil del ascensor no es muy afortunado, ya que el fabricante del N.O. ¡es el mismo que el del U.A.! ¿Es que acaso el "fabricante" tiene, como los otros fabricantes, una "marca blanca"?
Respecto a llamar "canallada" a la supresión y prohibición (que no hubo NUNCA, NI UNA NI OTRA) ES PASARSE TRES PUEBLOS. Ahora bien, hay que recordar que la Iglesia no es una democracia, y que lo mismo que ahora se quejan de la "imposición" del Novus, el rito latino se impuso a otros como el mozárabe, y no siempre de "buenos modos" ni preguntando al fiel pueblo si le parecía mejor. Se impuso y basta. Un poco de obediencia nunca ha estado mal, aunque parezca que el superior se equivocaba.
20/05/11 6:26 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.