30.03.14

Neil deGrasse Tyson y el propósito del universo

Neil deGrasse Tyson es un astrofísico y divulgador ateo, que tal vez algunos conozcan de cierto meme, pero que últimamente ha alcanzado notoriedad como conductor en el documental Cosmos, reedición de la serie que con el mismo nombre hizo Carl Sagan a mediados de los ‘80:

En una entrada anterior, un comentarista nos dejó el enlace a este video, donde el profesor Tyson se pregunta acerca del propósito que tendría el universo:

Tal como podríamos esperar de un ateo, su respuesta es un muy razonable “¡Vaya! no estoy seguro”, pero lamentablemente, el video va cuesta abajo a partir de tan auspicioso comienzo, y pasa a criticar a cualquiera que ose decir algo más:

quien sea que exprese una respuesta más definitiva a esta pregunta está afirmando tener acceso a un conocimiento sin bases empíricas

Claro, si lo dices en ese tono, parece que confiar en conocimientos sin bases empíricas fuera algo malo.

Leer más... »

27.03.14

Forcano, sobre el aborto

El blog del P. González Guadalix, que leo religiosamente, menciona a uno de los teólogos de rancia progresía, Benjamín Forcano, que ya me cayó mal, al acusar a Juan Pablo II y Benedicto XVI de no haber aceptado el Concilio Vaticano II. Siguiendo el consejo del Padre, voy a ver si tiene algo nuevo que aportar acerca del aborto, y ciertamente que no he salido decepcionado.

Este teólogo dice que en los años 70 él respaldaba la posición más tradicional, pero que ahora ha decidido que el aborto voluntario es legítimo hasta las 10 semanas, y para justificar la destrucción voluntaria de seres humanos inocentes, señala:

Los investigadores, las escuelas y los científicos dicen claramente que en el proceso embrionario, que suele durar dos meses, no todas las fases posteriores están contenidas ya en la primera. No es verdad que todo esté ya en potencia. El cigoto no contiene todo el desarrollo posterior de lo que va a ser el embrión hasta constituirse en feto. Hay unos factores genéticos determinantes y necesarios para que el embrión pueda progresar. Si el embrión no recibiera los llamados factores epigenéticos, no llegaría nunca a ser feto, y por tanto, tampoco ser humano. Esto sucede a las diez semanas más o menos. A los dos meses.

Si este es tu argumento, disculpe don Benjamín, pero no has entendido nada.

Leer más... »

26.03.14

25 de marzo, día del niño por nacer en Chile

Hoy se celebra en Chile el día del niño por nacer. Uniéndome a esta celebración, vuelvo a publicar una entrada antigua de este mismo blog, la transcripción del testimonio de una joven de 17 años, que fue violada a los 13, prestada en el juicio público contra el violador.

Gracias a que en Chile el aborto está prohibido en todos los casos, se salvó la vida de este bebé y a una niña de 13 años de tomar parte en un crimen horrible.

El psicólogo me preguntó qué me pasaba… como un problema de acostumbramiento, que extrañaba mucho a mis papás, pero después de unas consultas… porque él determinó que era necesario que siguiera asistiendo, que no era normal mi comportamiento, que era demasiado extraño. Un día me pilló volando bajo, yo no tenía aceptado mi embarazo, nada. Y me preguntó “¿D. qué te pasa?” y yo le dije “pasa que tengo 6 meses de retraso y estoy embarazada". Tenía 14 años en ese entonces, y fue como ¡Uff!. Me llevó a una farmacia, me compró un test, me explicó su eficacia, como hacerlo. Yo era como muy niña, muy inocente, entonces, cuando me hice el test vi una rayita bien marcada y la otra no tanto, entonces yo me alegré y le dije “me salvé, no estoy embarazada", y él me dijo “D., lo siento, pero esto es positivo".

Ese día fue cuando me di cuenta de mi realidad y la vine a aceptar, porque durante todos los antiguos meses me levantaba en la mañana sintiendo me culpable, pensando que todo era mi culpa, que todo lo había hecho mal y que era una irresponsable, una mala hija, pero ahí fue como “acéptalo". Yo en la mañana me levantaba a bañarme en el internado, y yo estaba muy delgada, y veía como una ligera pancita se iba asomando en mi vientre, chiquitita, y yo decía “estoy embarazada", y después me decía a mí misma “No, no puedes estar embarazada, tú nunca has tomado un bebé en brazos, no tienes idea de lo que significa, no"… y me creía que no estaba embarazada.

Me costó mucho aceptarlo, mucho, mucho. Después de que les conté a mis papás que estaba embarazada (se los tuve que contar con la ayuda de mi psicólogo porque sola no hubiese sido capaz) me llevaron al tiro al ginecólogo.

Y esta es la parte bonita, porque yo pensaba que en mi vientre estaba creciendo algo malo, fruto de una maldad, como que parte de uno de ellos se estaba extendiendo por mi cuerpo, se estaba radicando en mí. No me daba cuenta, no lograba ver que eso que yo sentía que era malo era un bebé. Me llevaron al ginecólogo, y no me quería atender ningún doctor porque era muy chica, y eso que fuimos a una clínica privada. Hubo un solo doctor que me quiso atender y me hizo una ecografía, y fue maravilloso porque vi a mi guagüita de perfil, estaba formadita y me hacía así, me abría la boquita y movía las manitos.

Yo les juro que sentí que me decía “Mamita estoy aquí, estoy viva, soy tu hija, no merezco pasar… necesito vivir". Fue como que ahí saqué la fuerza y me di cuenta que iba a ser una mamá, que iba a ser fuerte, y que iba a lograr salir adelante, porque no era… algo malo lo que tenía ahí, era una bebé el que estaba creciendo y era un regalo.

Porque sufrí mucho, mucho, yo creo que nadie se imagina cuánto lloré, cuánto sufrí, cuántas cosas estúpidas se me pasaron por la cabeza, pero ese día cuando vi a mi hija y me di cuenta de que tenía una niñita, fue cuando me di cuenta que tenía mi recompensa, y esa era ella, era la razón que iba a tener para salir adelante.

Gracias a Dios, por salvar la vida de esta niña. Gracias, por la fuerza que le diste a esta madre.

Gracias por la tecnología, que le permitió a esta madre ver el rostro de su hija. Gracias por hacer que en Chile esté prohibido el aborto, pues de otro modo esta niña y su madre habrían sido víctimas de un delito aún más terrible.

21.03.14

5 detalles del relato de la caída que tal vez no habías notado

Al inicio de esta cuaresma, leímos uno de los pasajes más conocidos de la Biblia, el relato del Pecado Original y la Caída; y  tal como es de esperar de las Sagradas Escrituras, aunque hayamos leído un pasaje muchas veces, nunca terminamos de encontrar nuevos sentidos y detalles que no habíamos detectado antes.

Por ejemplo:

#5. La serpiente no era una culebra de jardín

Muchos años de arte popular cristiano nos han acostumbrado a imaginar la tentación de Adán y Eva de una forma bastante común: un hombre y una mujer desnudos, junto a un árbol, mirando a un fruto rojo, y a una serpiente de aspecto inofensivo enroscada en el tronco y las ramas del árbol.

Pero si leemos lo que otros pasajes de la Escritura nos dicen acerca de la serpiente que habló a nuestros primeros padres en el jardín, parece que la imagen que deberíamos tener de la escena debería ser diferente. Así, el libro del Apocalipsis nos entrega una descripción mucho más detallada y temible de esa criatura:

Un enorme Dragón rojo como el fuego, con siete cabezas y diez cuernos, y en cada cabeza tenía una diadema, su cola arrastraba una tercera parte de las estrellas del cielo (Ap 12,3-4)

Sobre la identidad de este Dragón, el propio Apocalipsis nos aclara más abajo “9 Y así fue precipitado el enorme Dragón, la antigua Serpiente, llamada Diablo o Satanás, y el seductor del mundo entero“. Con esto en mente, al revisar la breve conversación de Eva con esta criatura, tal vez nos inclinemos a pensar que la famosa tentación tuvo tanto de engaño como de amedrentamiento.

Leer más... »

Páginas: 1 · 2

18.03.14

Un par de enlaces sobre variaciones textuales en el NT

Ante el interés que ha causado entre los visitantes de este blog la historicidad de los evangelios, quisiera compartir con ustedes algunos enlaces de la wikipedia en inglés.

El primero es Textual variants in the New Testament, que contiene una extensa pero parcial lista de variaciones que se encuentran entre las antiguas fuentes del Nuevo Testamento, mencionando el origen de cada una de ellas, en los diversos papiros, manuscritos y códices. También nos informa que los expertos estiman en 200.000 a 400.000 el número de esas variaciones, en varios millones de páginas del Nuevo Testamento que han llegado hasta nosotros.

El segundo, List of major textual variants in the New Testament, es una versión simplificada de la anterior, básicamente comparando el texto mayoritario con el texto crítico, y solo con diferencias mayores.

¿Qué podemos destacar luego de observar estas dos listas? Varias cosas en realidad.

Primero, que la Biblia no cayó del cielo, escrita en láminas de plata con letras de oro,completa de una sola pieza. Al contrario, y tal como lo ha enseñado la Iglesia, las Sagradas Escrituras del cristianismo son un producto de la reflexión de la Iglesia, que refleja aquella parte de la revelación que Dios quiso dejar por escrito por nuestra salvación, y que no niega ni puede separarse de la Tradición Oral, que la misma Iglesia conserva.

Leer más... »

10.03.14

Profundizando en la primera vía de Santo Tomás

Las famosas cinco vías de Santo Tomás para demostrar la existencia de Dios son habitualmente objeto de conversación en internet, pero rara vez son entendidas en su verdadero contexto y valor. En su libro de introducción a la obra de Santo Tomas, Aquinas (Beginner’s Guide), el conocido filósofo aristotélico tomista Edward Feser advierte:

AquinasLa Suma, debe recordarse, pretendía ser un manual para principiantes en teología que ya eran creyentes cristianos, no un trabajo avanzado de apologética, destinado a convencer escépticos. Las mismas “Cinco Vías”, son apenas breves formulaciones de argumentos que ya eran serían bien conocidos por los lectores de la época de Santo Tomás, y presentados con mayor extensión y precisión en otros lugares.[…]

Arrancadas de su rico contexto, como frecuentemente las encontramos, no es de sorprender que las Cinco Vías hayan sido consideradas por algunos lectores como anticlimáticas o algo peor.

¡Cuanta razón tiene Edward Feser en lo mal entendidas que son las cinco vías de Santo Tomás! Abundan en internet los análisis superficiales, que las malentienden y naturalmente acaban por desecharlas. Yo mismo he cometido el error de intentar defenderlas sin comprenderlas realmente.

A medida que he ido leyendo más a Feser, me he convencido que cada una de las Cinco Vías requeriría al menos de un libro para exponerlas de una forma que les hiciera justicia, y a toda la tradición cultural y filosófica que conllevan. Desde luego, ese trabajo es más propio de un filósofo profesional que de un simple aficionado como yo, pero creo puedo arriesgarme con una entrada de blog dedicada exclusivamente a la primera vía, para intentar explicarla en mayor detalle.

Leer más... »

23.02.14

Compaginando los relatos de la resurrección (parte III)

En esta tercera parte concluimos nuestra breve revisión de los eventos que rodearon la resurrección de NSJC, según se encuentran relatados en los cuatros evangelios. Ya hemos visto quién fue al sepulcro, y que pasó cuando lo encontraron vacío. Ahora veamos…

¿Qué ocurrió después?

  • Mateo: Las mujeres, atemorizadas pero llenas de alegría, se alejaron rápidamente del sepulcro y fueron a dar la noticia a los discípulos.
  • Marcos: Ellas salieron corriendo del sepulcro, porque estaban temblando y fuera de sí. Y no dijeron nada a nadie, porque tenían miedo.[María Magdalena] fue a contarlo a los que siempre lo habían acompañado, que estaban afligidos y lloraban
  • Lucas: Cuando regresaron del sepulcro, refirieron esto a los Once y a todos los demás.
  • Juan: [María Magdalena] Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».

Marcos y Lucas agregan que los discípulos no les creyeron; y Lucas y Juan, que Simón Pedro partió a verificar por sí mismo al sepulcro.

Los cuatro relatos que habían empezado tan ordenados y fáciles de compaginar, llegado este punto parecen apuntar todos en diferentes direcciones. Si se quiere, no es difícil apuntar contradicciones en esta etapa de la resurrección: ¿Las mujeres estaban temblando o llenas de alegría? ¿Contaron lo ocurrido o no lo dijeron a nadie? ¿Los discípulos les creyeron o no?

Leer más... »

21.02.14

Compaginando los relatos de la resurrección (parte II)

En esta segunda parte, abordamos algunos de los aspectos que más llaman la atención del del relato de la resurrección: la intervención de los ángeles.

¿Quién quitó la piedra del sepulcro?

Todos los evangelios mencionan de una u otra forma la piedra que cubría la entrada del sepulcro, incluso San Marcos señala que las mujeres se preguntaban quién podría quitarla para que ellas pudieran entrar, pero el de San Mateo es el único que registra la intervención de un ángel para removerla. Esta obvia intervención sobrenatural ha generado dudas acerca de que tal evento haya realmente ocurrido, y por eso livianamente se ha atribuido este párrafo a una interpolación posterior.

El segmento en cuestión señala:

2 De pronto, se produjo un gran temblor de tierra: el Angel del Señor bajó del cielo, hizo rodar la piedra del sepulcro y se sentó sobre ella. 3 Su aspecto era como el de un relámpago y sus vestiduras eran blancas como la nieve. Al verlo, los guardias temblaron de espanto y quedaron como muertos.

Ya hemos explicado nuestros cuestionamientos a la teoría de la interpolación y lo difícil que sería ejecutarla, pero en este caso hay otros datos en contra de esa posibilidad.

De partida, este párrafo no está aislado dentro de la narrativa, sino que se encuentra precedido por el énfasis que San Mateo pone en el gran tamaño de la piedra que tapaba la entrada al sepulcro, y una larga explicación que justifica la presencia de los guardias en el lugar. Esto implica que, para introducir este párrafo en una copia temprana de evangelio original, el supuesto falsario habría tenido que intervenir no sólo agregando este párrafo, sino que además la mitad del capítulo anterior, referido a los preparativos de la sepultación, lo que hace mucho más difícil cometer la adulteración, y más improbable que haya ocurrido.

Leer más... »

19.02.14

Compaginando los relatos de la resurrección (Parte I)

Entre los comentaristas de la entrada anterior, acerca de la historicidad de los evangelios, vivo interés han provocado las presuntas incoherencias que creen observar los escépticos entre los relatos de la resurrección de NSJC que nos proporcionan los cuatro evangelios canónicos.

Es un tema por demás interesante y desde luego fundamental para la teología cristiana (ya que “si Cristo no resucitó, vana es nuestra fe” y todo eso), de modo que dedicaremos esta entrada a leer con atención esos relatos, y verificar si existen tales contradicciones.

Un par de “claves” para la interpretación, que nos ayudarán a dilucidar este enigma, son la distinción que debemos hacer entre los evangelios sinópticos y el de San Juan, y el principio de que el silencio no implica contradicción.

La primera clave se refiere a la marcada diferencia que desde un inicio los cristianos notaron entre los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas, por una parte, y el de Juan. En efecto, los evangelios sinópticos siguen una estructura similar en cuanto a la secuencia de los hechos, los milagros e incluso las palabras que emplean para relatar los mismos episodios; mientras que el de San Juan parece esmerarse en relatar hechos no contenidos en los otros tres evangelios, consignar otros milagros –a los que llama “signos”—, y en general entregar una perspectiva diferente, mucho más elevada o teológica, de los eventos de la vida de NSJC. A partir de estas observaciones, en general se entiende que el evangelios según San Juan fue el último en ser escrito y que su autor tuvo a la vista el trabajo previo de los otros tres evangelistas.

Leer más... »

30.01.14

Sobre la historicidad de los evangelios (parte II)

En la primera parte, decíamos que buena parte de los cuestionamientos a los evangelios (cuya historicidad la Iglesia afirma sin vacilar) provienen de un escepticismo irracional y selectivo hacia ellos, producto de su importancia religiosa, y que nadie aplica a ninguna otra fuente histórica.

Pero ¿Es posible que su contenido haya sido alterado por copistas posteriores?

Decíamos que el papiro, el soporte en que se escribieron los primeros textos cristianos, es un material extremadamente frágil, se deteriora rápidamente en un ambiente húmedo y se vuelve quebradizo en uno seco. Esto hacía que, si se quería conservar el contenido de los evangelios, era indispensable copiarlos íntegramente a intervalos de tiempo regulares, y por eso no debe sorprendernos que nadie tenga hoy un papiro ológrafo de San Mateo o San Marcos.

El proceso de copiado y expansión

Si esos textos se hubieran guardado en una bóveda y sacado cada cierto tiempo para copiarlos, sería muy alta la posibilidad de introducir en ellos alteraciones o modificaciones, e incluso los custodios de tan grande tesoro se podrían haber sentido tentados de poner palabras en los labios de NSJC, o agregar episodios para sustentar sus propias opiniones.

Pero no fue eso lo que ocurrió.

Leer más... »