¿Es histórica la matanza de inocentes?

El evangelio de san Mateo cuenta que el rey Herodes, al ver que los magos no volvían con información acerca del Mesías, mandó matar a todos los niños varones menores de dos años en Belén (Mt 2, 16). Este dramático evento es parte esencial de toda narración de la navidad, pero a veces es puesto en duda por tener un supuesto origen mítico. A la sensibilidad moderna le parece inverosímil que un gobernante ordene la muerte de todos los niños en un pueblo, y que un hecho tan extraordinario no quedara registrado en otras fuentes históricas.

Sin embargo, las acciones de Herodes en este episodio se ajustan a lo que ha sido la regla general en la historia de la humanidad. La idea de que todos los humanos tengan derecho vivir es muy reciente. Hasta hace poco, solo se tenía ese derecho si se pertenecía a la familia o a la raza “adecuada", y lo mismo se ha aplicado a los niños y las mujeres en diferentes culturas. En Esparta, por ejemplo, los recién nacidos debían ser considerados aptos para convertirse en guerreros, antes que se les permitiera vivir. El pater familia romano tenía no solo el derecho de matar a los niños obviamente deformes, sino la obligación de hacerlo. En ese contexto, a nadie sorprende que un gobernante semibárbaro y paranoico de una provincia leja del imperio reaccionara con medidas exageradas y monstruosas ante lo que amenazaba su poder.

En particular, Herodes El Grande era reconocido por su crueldad, y adepto a asesinar a sus oponentes políticos y familiares. Flavio Josefo cuenta que, apenas instalado como rey de Jerusalén, ordenó matar a 45 partidarios de su predecesor Antígono. Durante su reinado, se agregaron a esa lista su cuñado Aristóbulo, los dos esposos de su hermana Salomé, su suegra Alejandra, su mujer Marianne, y sus hijos Alejandro y Aristóbulo. Con tales antecedentes, que Herodes además mandara a matar a los niños de un pueblo pobre no resulta nada extraordinario, ni ameritaba mayor mención.

Otro factor a considerar es la magnitud de la masacre. Ante las palabras del evangelio, se suele pensar en cientos de cuerpecitos muertos por las calles, pero población de Belén en tiempos de Jesús no superaba las mil personas. Eso nos permite estimar que los niños varones con menos de dos años en Belén no superarían los 25. Ordenar su asesinato no queda fuera de lo que haría un rey paranoico como Herodes.

Pepe Rodríguez acusa a Mateo de mostrar a un Herodes profundamente estúpido, por haber esperado dos años a que los tres magos volvieran con noticias del niño:

Un «recién nacido» que, según refiere Mateo podía tener hasta dos años, con lo que es obligado preguntarse: ¿pasó Jesús sus dos primeros años en un pesebre esperando a los magos?, ¿estuvo Herodes aguardando a los magos durante dos años y no tomó medidas hasta después de pasado ese plazo?, ¿eran tan idiotas los soldados de Herodes que éste tuvo que mandarles asesinar a todos los nacidos de «dos años para abajo» por si no sabían distinguir a un recién nacido de un niño algo mayor?

Estas palabras se entienden cuando su autor tiene la mente más capturada por las tarjetas y películas de navidad, que por el evangelio y su contexto histórico. Se imagina a los magos viajando por el desierto, siguiendo a una estrella que los lleva hasta el pesebre, pero el evangelio no dice eso. Los magos llegan directamente a Jerusalén, preguntando por el recién nacido “Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo” (Mt 2, 2). Si hubieran estado siguiendo una estrella no habrían llegado a Jerusalén. Lo que dicen es que vieron su estrella en Oriente, seguramente en referencia a un evento astrológico que ellos interpretaron como el anuncio del nacimiento de un nuevo rey judío.

Mateo es explícito en indicar que Herodes ordena matar a los niños hasta de dos años “de acuerdo con la fecha que los magos le habían indicado". También cuenta que Herodes, antes de dejar partir a los magos, averiguó con precisión la fecha en que había aparecido la estrella. En definitiva, los dos años no es una cuestión arbitraria ni se cuenta desde el nacimiento del niño, como para que Jesús estuviera esperando todo ese tiempo en el pesebre.

Hoy en día no es posible hacer el cálculo de Herodes, pues desconocemos la fecha en que apareció la estrella. En cualquier caso, dado el tiempo que tomaría a un noble preparar un viaje a una tierra lejana, tal vez con un séquito importante, y realizarlo, es razonable estimar que la estrella apareciera entre 6 meses y un año antes de que Herodes se enterara. Tampoco sabemos cuánto tiempo permanecieron los magos en Jerusalén, pero no debió ser una visita breve, pues toda la ciudad quedó desconcertada ante su presencia. A eso se suma el tiempo que el rey esperó noticias de los magos, hasta que reconoció que no volverían y decidió enviar a sus tropas. Así, el lapso entre la aparición de la estrella y la orden de Herodes supera fácilmente un año y puede llegar incluso hasta un año y medio. En ese escenario, es lógico que un rey tan cruel como él ordenara matar a los niños hasta dos años “solo para estar seguros". Herodes no era estúpido, pero sí extremadamente despiadado.

Jesús tampoco esperó a los magos en el pesebre, a pesar de que las figuras que ponemos al pie del árbol de navidad parezcan decir lo contrario. El evangelio de san Mateo es explícito en decir que la estrella que iba por delante de los magos en su camino a Belén permaneció encima de una casa. Ahí entraron ellos y encontraron al niño.

Como parte de esta teoría mitologizadora, se sostiene que serían comunes los relatos míticos donde un rey persigue y mata al niño que amenazan su trono. Se menciona así la leyenda de Krishna perseguido por el rey Kansa, su tío; y la de Perseo cuyo abuelo Acriso, rey de Argos, encerró a su hija Dánae en una torre, a causa de un oráculo de que uno de sus nietos lo mataría. Lamentablemente, estos episodios tienen poco de mitológico. Durante la historia, ha sido práctica común que los gobernantes asesinen a sus rivales políticos. En las monarquías, las reglas de sucesión al trono ponían a niños recién nacidos en la categoría de “rival político", y los reyes no se iban a detener por un detalle tan menor como que su víctima fuera un niño inocente.

Luego, esos episodios aparecen en los mitos, porque eran parte de la cultura política. Encontrar un relato así en el evangelio no permite concluir su origen mítico, si era parte de la realidad.

Como se ve, el episodio de la matanza de inocentes no tiene nada de extraño y peculiar, y es perfectamente posible que haya sucedido.

14 comentarios

  
Leonardo
Belén era una aldea muy pequeña en ese entonces. Cuántos niños pequeños podría haber allí, para que su infame asesinato tuviese cierta relevancia? Tal vez solo en la crónica menuda, esa que la Historia no registra.
30/11/15 4:58 PM
  
Roberto ibarra
Hoy en el mundo matan 50 millones de niños antes de nacer y lo increíble es que todos se creen mejores que el Rey Herodes. En fin ....
30/11/15 7:25 PM
  
Manuel Morillo
Herodes en el Evangelio de San Mateo

En la narración evangélica Herodes el Grande aparece como protagonista de un pasaje de la Biblia, en el Evangelio de San Mateo cfr. Mt 2, 1-18.

Conociendo por los Magos de Oriente el nacimiento del "Rey de los judíos", al que anuncia una estrella surgida en el cielo, Herodes hace indagar a los escribas y sacerdotes del Templo de Jerusalén dónde indicaban las profecías antiguas que iba a nacer el Mesías; los sabios contestan recordando la profecía de Miqueas Miq 5,2 , que señala a Belén, el pueblo del rey David, como lugar del nacimiento del Mesías.

Después de despedir a los Magos invitándoles a que ellos mismos se cercioraran y le comunicaran luego lo que supieran del niño nacido, Herodes manda matar a todos los niños menores de dos años nacidos en Belén y sus alrededores.

La narración termina contando la huida de María, José y el niño a Egipto, donde permanecieron hasta la muerte de Herodes.




La matanza de los niños que menciona la Biblia, donde Herodes mismo aparece como asesino, según la visión de Guido Reni

La narración se encuadra cronológicamente en fechas poco anteriores a la muerte de Herodes.

Número de bebés asesinados por Herodes

En el Medievo, los escritores cristianos especulaban que fueron asesinados entre 3.000 y 15.000 bebés.

Pero —de acuerdo con el censo ordenado por el gobernador romano Quirino, tal como relatan los Evangelios— el pueblo de Belén no tenía más de 800 habitantes.

Así que cada año no habría más de 20 nacimientos, y morían aproximadamente el 50% antes de cumplir los dos años de edad (lo cual era la mortalidad infantil normal hasta hace un par de siglos), así que cuando Herodes mandó a asesinar niños, no deben de haber sido más de veinte.

Alrededor de 20 niños asesinados, No más de 20 inocentes asesinados. Por este motivo Herodes ha pasado a la Historia como modelo de iniquidad



Cambiando de tema, otro asunto (por su puesto sin relación)

Los frutos del Sistema y de la Constitución, por acción de su clase política, y por omisión por los votantes de los partidos progres de derechas que han consolidado la masacre


9 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1985.
467 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1986.
17.766 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1987
26.069 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1988
30.552 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1989.
37.231 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1990.
41.910 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1991
44.962 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1992
46.503 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1993
47.832 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1994
49.367 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1995
51.002 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1996
49.578 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1997
53.847 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1998
58.399 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 1999
63.756 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2000
69.857 niños asesinados por la actual ley del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2001
77.125 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2002
79.788 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2003
84.985 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2004
91.664 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2005
101.592 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2006
112.138 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2007
115.812 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2008.
111.482 niños asesinados por la ley Ledesma del aborto (la equilibrada y consensuada, Rajoy y Cospedal dixit) en 2009.
113.031 niños asesinados 58.485 en función de la Ley Ledesma, despenalizadora del aborto, y 54.546 con la nueva legislación liberalizadora del aborto en 2010.
118.359 niños asesinados por la actual ley del aborto en 2011.
112.390 niños asesinados por la actual ley del aborto (la que no les gustaba al PP pero que en un año de mayoría absoluta legislativa no ha tocado) en 2012.
r)




( Fuente: Subdirección General de Promoción de la Salud y Epidemiología)

A ellos hay que sumar los cientos de miles, millones ya, de niños asesinados cada año por los diversas tipos de píldoras abortivas y los niños asesinados en las pruebas para experimentación o por sobrar en las fecundaciones para “implantaciones”.

Que son unos pocos más que los 20 responsablidad de Herodes
30/11/15 8:25 PM
  
setir
Es que lo que precisamente hace dudar de la historicidad del suceso es que Flavio Josefo que conocia todas sus crueldades y lo detestaba. No hace mencion a esta matanza de niños.Por que?
01/12/15 12:22 AM
  
Pato Acevedo
@ setir: Si Josefo intentara hacer una descripción exhaustiva de las barbaridades de Herodes, la duda tendría sentido. No es así. En esa época la vida de un noble adulto valía muchísimo más que la de 20 niños anónimo de una aldea pobre, y eso es lo que registra Josefo.
01/12/15 2:08 AM
  
Joaquín
setir: la parte de la historia de Flavio Josefo en la que habla de Herodes es un corta y pega de los historiadores Justo de Tiberíades y Nicolás de Damasco (sobre todo este último). El primero era un nacionalista judío (por lo tanto, nada interesado en hablar de Jesús), que de hecho consideraba un traidor a Josefo y el segundo un historiador cortesano y amigo de Herodes (por lo tanto, nada interesado en narrar un episodio que le deja así de mal). Josefo no tiene acceso a fuentes primarias ni testimonios directos de la época de Herodes sino que en esa parte repite lo que otros han contado. Que no mencione la matanza de los inocentes no quiere decir absolutamente nada, a no ser un afán de sembrar dudas sobre la historicidad de los Evangelios.
01/12/15 7:57 AM
  
gringo
Es muy difícil que un fenómeno como el cristianismo pudiera existir sin una figura fundacional histórica como Jesús.
Cuestionar la historicidad de Jesús es lo mismo que hacerlo con Mahoma, Confucio o Lutero.
Para mí es seguro que hubiera un Jesús, de la casa de David, con aspiraciones al trono de Judea, líder religioso y político en un mundo donde ambos conceptos no se diferenciaban, crucificado por interés de la "paz social" del gobernador romano y el Sanedrín.
También es muy posible que Herodes tras consultar a unos astrólogos (incluso en la Edad Moderna reyes como Felipe II lo hacían) decidiera matarlo cuando era niño, lo cual era común como bien señala Pato : también tras la muerte de Filipo de Macedonia su esposa Olimpia mandó matar a los hijos que tenía con otras mujeres para que subiera al trono su vástago Alejandro.
Este hecho histórico podría hacer reflexionar a los cristianos: que su Dios hecho niño nada más nacer se convirtió en un refugiado político, cuya familia tuvo que huir al extranjero escapando de un tirano.
Dos mil años después cientos de miles de niños siguen corriendo la misma suerte. Y algunos quieren cerrarles las puertas.
01/12/15 1:47 PM
  
Palas Atenea
Que Jesús tuviera aspiraciones al trono de Judea no se sostiene por ningún testimonio escrito, que Herodes lo pensara es otra cosa.
01/12/15 10:18 PM
  
gringo
Bien, maticemos. Más que "con aspiraciones" Jesús tenía posibilidad de aspirar al trono como descendiente de David.
Que realmente aspirara, eso es para otro post.
02/12/15 6:36 PM
  
Franco
Gringo

Desde mucho antes de Cristo que la Casa de David ya no tenía poder político ni influencia alguna. A menos que José se haya dedicado a la carpintería por puro capricho, lo que dudo bastante.
[snip... Off topic]

Y si leyeras la Biblia más seguido, te darías cuenta de que "líder político" y "líder religioso" se diferenciaban bastante más de lo que creés.
03/12/15 3:46 AM
  
gringo
Franco, creo que estás bastante equivocado.
Lee algo sobre la figura del Mesías y sabrás que para los judíos era una figura religiosa y política.
Simplemente los judíos no separaban ambos conceptos. Como por otra parte tampoco los cristianos hasta que llegaron los tiempos liberales y se acabaron los reyes consagrados y coronados por obispos.
Cuando Jesús entra en Jerusalén montado en un burro blanco, y la gente le precede con palmas y le aclama como rey, en qué crees que estaban pensando?.(Jn 12,13-15).
03/12/15 12:06 PM
  
Palas Atenea
La no separación de lo político-religioso fue, probablemente, una de las causas de que Jesús no tuviera más seguidores. Había que hacer una profunda transformación interior para darse cuenta de que Jesús no pretendía ser rey en este mundo, ni había venido a liberar a Israel del poder romano. Tal cosa era un concepto nuevo que rompía con las aspiraciones del Mesías esperado y separaba el Reino de Dios del Reino de Este Mundo. Para los zelotas era incomprensible y para otros muchos también. Creo que los mismos apóstoles no sabían de qué iba la cosa hasta la muerte de Jesús. Fue el hecho de la Resurrección, y sobre todo Pentecostés, lo que les abrió el corazón. Hasta entonces la misma petición de la madre de los Zebedeos puede indicar que esperaban algo quizás en este mundo y no en el otro, porque pedir un "puesto" a la izquierda o a la derecha de Dios no tiene sentido tal como los cristianos actuales entendemos la idea del Reino de Dios, en el que sabemos que no hay tiempo ni espacio, ni derecha ni izquierda, y ya nos damos por muy satisfechos con estar ante la presencia del Altísimo como para hacer peticiones de este tipo.
Los Hechos de los Apóstoles demuestran-aunque de los apóstoles se habla poco- excepto de la temprana muerte de Santiago, alguna que otra intervención de éste o el otro, y sobre todo de San Pedro-que ya entendían qué clase de Rey era Jesucristo. Si San Pedro entró en la casa del centurión Cornelio y se avino con Pablo a bautizar gentiles es porque hacía tiempo que habían desechado la idea de que Jesús viniera a sentarse en el trono de David, literalmente hablando. Se sentó en el Trono de David, sí, pero no en la forma y manera que esperaban la mayoría de los judíos.
¿Cristo es Rey? Lo es. Y porque es Rey yo no votaré estas elecciones, o lo haré a algún pequeño partido que prometa ilegalizar el aborto. El poder sobre la vida y la muerte es de Dios, no del estado, y está claro que Jesucristo jamás estaría de acuerdo con la muerte de los inocentes: "Dad a Dios lo que es Dios y al César lo que es del César". La vida humana no es del César.

04/12/15 9:49 AM
  
gringo
Es que Pablo era un genio.
Judas era Lenin y quería conquistar el poder por la fuerza, con fe ciega en que Yavé mandaría a sus ángeles para exterminar a los romanos.
Saulo/Pablo era más pragmático: paciencia que a la larga venceremos y no solo tendremos la independencia sino que nos haremos con Roma toda, ganando sus almas. Les convertiremos pacíficamente.
Pablo era Gramsci.
04/12/15 11:51 AM
  
Palas Atenea
gringo: Te habrás quedado admirado de tus propias conclusiones pero te recuerdo que el que conquistó el poder fue Lenin, no Gramsci, por lo que dichas conclusiones son, como mínimo, disparatadas. Ni Lenin esperaba ayuda celestial ni Gramsci pasó de ser un teórico que no llevó al comunismo más que a los que ya eran comunistas. Y aquí no hablamos de Pablo sino de Jesucristo, si lo que pretendes decir es que Pablo se inventó la Divinidad de Cristo, otros lo han dicho ya pero nadie lo ha probado. Los Evangelios no los escribió Pablo.
04/12/15 10:58 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.