Feminismo

No me gusta el feminismo, porque no es más que machismo a la inversa. El feminismo identifica a dos enemigos: el macho y la feminidad. Al macho intenta destruirlo, derribarlo, ocupar su lugar. Ven al varón gobernando como déspota desde la cima de la colina, y dicen “yo debería estar ahí, yo quiero ser la tirana". También rechaza la feminidad, porque la percibe como debilidad.

Al final del día, las feministas le rinden un homenaje al macho, pues tratan de convertirse en uno. El feminismo valida el machismo, como la mejor forma de ser y de vivir.

“El reformista siempre está en lo correcto sobre lo que está mal. Generalmente está mal sobre lo que es correcto” Chesterton dixit[1], y el feminismo es un caso más de ello. Tiene razón el feminismo en denunciar el mal trato a la mujer, la injusticia en el trato y la discriminación injustificada. El problema es que habitualmente su solución pasa por convertir a las mujeres en una caricatura del hombre.

Es cierto que se felicita al varón por ser promiscuo, mientras la misma conducta se censura en la mujer. El feminismo denuncia esa situación, pero deja al hombre en su promiscuidad, y en cambio propone que la mujer sea más machista, y alardee también de la suya.

Como todo hijo legítimo del marxismo, el feminismo tampoco es muy adepto a usar la razón. Su enrevesado autoengaño llega a proporciones épicas, cuando se denuncia la presencia de mujeres semidesnudas en la TV, al tiempo que se celebra el tener varones semidesnudos en el escenario como la cúspide de la liberación femenina.

También es cómico cómo se quejan de la falta de solidaridad entre las mujeres, cuando en realidad lo que lamentan es la falta de adhesión a sus doctrinas. En esto también se nota su filiación marxista, pues el comunismo, a pesar de que dice defender a las grandes masas, jamás ha logrado que esas mismas masas los respalden. Los feministas no entienden que las mujeres no los sigan, pero es que la mayoría de las mujeres no quieren ser hombres. Tampoco quieren ser más masculinas.

La única respuesta a la injusticia que sufren las mujeres es el cristianismo (sí, ya sé “sorprendente” ¿no?). Feminidad y cristianismo están estrechamente ligados: ambas son fuerzas que tienden a la civilización. El paganismo y el machismo es el barro donde la barbarie se revuelca y crece.


[1] Oct. 28, 1922 - de una columna en The Illustrated London News.

11 comentarios

  
gringo
Claro, si te casas con un hombre y resulta ser un maltratador, la solución a tu injusticia es el cristianismo, es decir que como mucho te permitan vivir separada, pero nunca divorciarte y poder empezar una nueva vida con otro hombre.
O vuelves y aguantas los palos, o vives en abstinencia sexual y esperas a que se muera.
Nunca se me olvidará la respuesta que me dio un cura cuando le pregunté por el divorcio y los malos tratos: "los malos tratos son una cruz que la mujer debe soportar en su matrimonio".
Así de claro. Antes apaleada que divorciada.
Eso fue en 1995.
24/10/15 11:47 PM
  
Francisco de México
Gringo:

la solución es sencilla: abrir bien los ojos antes de casarse y encontrar a un buen marido, para no tener que arrepentirse luego.

En mi patria hay una serie de dichos muy pintorescos al respecto, pero seguramente no pasarían la censura.
25/10/15 12:27 AM
  
Teresa
El feminismo es de filiación libertaria más que marxista.
25/10/15 1:48 AM
  
José de Argentina
Gringo: Si la mujer te traiciona, la solución es bancártela, o abstinencia sexual. Si no existen novias con moralidad católica, la solución también es abstinencia, no solo sexual, sino incluso de compañia. ¿conoces muchas mujeres con vida moral católica? Yo no. Cuando volví a la Iglesia, decidí seguir a Jesús a costa de todo. Mientras ellas se hunden en la promiscuidad, yo me quedé BIEN SOLO (o recontra solo, para ser más claro). Ya tengo 37 años, y nada tiene miras de cambiar. ¿Es justo? como verás, para el hombre es tanto o más duro que para la mujer. Y le aviso, antes de que me venga con el discurso feminista de siempre, que cuando me porté de manera más descarada y promiscua, me fue mucho mejor con las mujeres que cuando volví a la Iglesia. SIIIII, incluso con las mismas que reniegan constantemente del machismo, con ellas también me fue bien. Que ironía. ¿¿¿No debiera haber sido al revés????? Pues no. Es así la realidad del católico. Jerk o nice guy dirían los yankees. Nice guy no soy, pero Jerk tampoco: no voy a ir en contra de Cristo. Y si el costo a pagar será quedarme sin mujer todo el resto de mi vida.....entonces, lamentablemente, lo tendré que pagar.
25/10/15 2:04 AM
  
Opinando
@José de Argentina;

Te creo -porque sé perfectamente de lo que hablas-; te comprendo -aunque te parezca increíble, no estás solo-; y te aplaudo -porque no te rindes a la mentira del mundo buscando una falsa y minúscula felicidad-.

Es fácil darse cuenta de lo absurda y tarada que está la sociedad viendo la esquizofrenia que viven las mujeres respecto a su propia identidad sexual y su lugar en el mundo.

Tu fe te salvará y serás infinitamente más feliz -aunque ahora te pueda parecer más o menos improbable debido toda esa basura que nos han metido en la cabeza a los hombres de que debemos ser los machos alfa y seducir a todas las que podamos.

Yo me hundí en la promiscuidad y mientras hacia fuera intentaba vender la imagen que todos me compraban de triunfador, de muy hombre, de tipo que sabe vivir la vida y es un 'golfo simpático'; de puertas para dentro era un alma atormentada, era un hombre vacío, desesperado pues cada vez necesitaba más y me consolaba menos, cada vez mi vida era más triste y sin sentido, el sexo se convirtió en una pesadilla -lo amas y lo odias como el toxicómano a su droga-. Esa promiscuidad es la misma que hace mucho tiempo le llevan vendiendo a las mujeres y que tan feliz hacía ese 'antiguo yo' (pues me ponían a las mujeres en bandeja.... ahora me viene a la mente ese pasaje de:

"Ten presente que en los últimos días sobrevendrán momentos difíciles; los hombres serán egoístas, avaros, fanfarrones, soberbios, difamadores, rebeldes a los padres, ingratos, irreligiosos, desnaturalizados, implacables, calumniadores, disolutos, despiadados, enemigos del bien, traidores, temerarios, infatuados, más amantes de los placeres que de Dios, que tendrán la apariencia de piedad, pero desmentirán su eficacia. Guárdate también de ellos.

A éstos pertenecen esos que se introducen en las casas y conquistan a mujerzuelas cargadas de pecados y agitadas por toda clase de pasiones, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad" 2ª Timoteo 3; 1 al 7).


Llegó el día en que un amigo me dijo: 'Tío, te envidio, vaya vida que te pegas'; y yo le respondí: 'Estás equivocado, eres tú el afortunado; yo quisiera ser tú y llegar a casa y encontrarme una mujer a la que verdaderamente amo y ella me ama a mí; ver una familia y un hogar, ese es 'el descanso del guerrero'; un anticipo, un pedacito de cielo en la tierra. Yo vago buscando algo que no encuentro, entregándome a cambio de tristeza, haciéndome daño yo y dañando a otros, ¡yo estoy en el infierno!'.

Ese día fue un punto de inflexión, decidí cambiar. Me parecía imposible, sin embargo, tiempo después conocí a Jesucristo, y El me da la fuerza para ganar la batalla del día y ahora os digo que es completamente posible y la paz que se alcanza no se compra con dinero ni la pueden imaginar.

¡Bendiciones José, estarás en mis oraciones!
25/10/15 11:29 AM
  
Cristina de San Pedro
Señores, gracias por este artículo y esas manifestaciones tan veraces y profundas.

Con varones que saben rectificar y reconocer sus yerros si cambiaremos el mundo.

Recen por los que todavía no saben respetar a sus esposas, ni a ellos mismos.
¡Que la Virgen nos ayude!
26/10/15 3:59 PM
  
Gabriel B.
Con machismo y feminismo existe la misma relación que entre nazismo y comunismo: mucho más idénticos de lo que ambos están dispuestos a reconocer entre sí.
29/10/15 6:58 PM
  
balabim
"Como todo hijo legítimo del marxismo, el feminismo tampoco es muy adepto a usar la razón"
jajajajaja, y lo dicen unos que son todavía más irracionales que los mismos marxistas.

"La única respuesta a la injusticia que sufren las mujeres es el cristianismo"
Si, podría ser Cristo la respuesta, no ese esputo del demonio llamado "cristiandad" que es que parecen seguir por acá.
03/11/15 12:30 AM
  
balabim
en lo demás no tengo mucha objeción, ami tampoco mw gusta mucho el feminismo (ni el machismo)
03/11/15 12:32 AM
  
jean
"El hombre se hace feminista cuando no sabe ya como agradar a las mujeres.La mujer se hace feminista cuando no sabe ya como agradar a los hombres"-Enrique Jardiel Poncela.
21/12/15 7:40 AM
  
Pato Acevedo
@ jean: Excelente cita. No la había escuchado.
23/12/15 2:32 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.