El terremoto en una parroquia en Chile

Hace un par de semanas ya que se produjo un terremoto 8,4 en Chile. En ese tiempo hemos seguido con réplicas regulares, pero nada comparable con la fuerza del primer movimiento.

Quiero compartir con los lectores de InfoCatólica el mensaje que me envió el mismo día del terremoto en la noche un amigo que fue ordenado sacerdote hace un par de años, y que construye el reino de Dios en Huintil, una localidad ubicada en la cordillera de Illapel, muy cerca del epicentro.

Estoy vivo y bien. Fue un terremoto con epicentro en Illapel. Fue muy fuerte!!!
Estaba diciendo la misa en la Iglesia de Santa Virginia, una iglesia muy antigua, de adobe y en muy mal estado. Era una misa de difuntos.
Iba en el rezo del Padrenuestro cuando comenzó el movimiento muy fuerte! Sólo alcancé a arrancar con el cáliz y la patena que contenían el Santísimo Sacramento!!!
Rápidamente evacuamos la Iglesia, la cual quedó inutilizable… muchos escombros.
Terminamos todos la Santa Misa fuera de la Iglesia, de rodillas rezando las oraciones del misal de memoria, y luego comulgó mucha gente con mucho fervor, repitiendo la jaculatoria “¡Misericordia, misericordia!”
Fue terrible, pero muy edificante.
La Iglesia quedó inutilizable y el convento de las monjas dañado.
La Iglesia de Huintil con muchos daños, pero resistió mejor. La Casa Parroquial fue la más afectada. No pude sacar nada. Me quedé con lo puesto, sólo los ornamentos sacerdotales.
Recen mucho. Ahora bajé al pueblo y veo que Illapel está muy afectado. Estamos sin luz ni agua.
Ahora estoy en el Hospital, visitando enfermos y aprovechando de cargar el celular.
Siguen réplicas muy fuertes.

No sé Uds., pero sus palabras me dan esperanza. En medio de las noticias que nos agreden día a día, ocurren este tipo de cosas. Hay miles de misas a cada momento, amor por la eucaristía, sacrificio por los demás. Es como dice 1 Reyes 19, 13: El Señor no estaba en el viento, ni en el terremoto, ni en el fuego, sino en la brisa.

Si queremos más vocaciones al sacerdocio, debemos poner estos aspectos de la vida del sacerdote en los titulares.

5 comentarios

  
Roberto Ibarra
Gran testimonio. Bendito sea Dios.

Estos son los Presbíteros de los que hablaba San Policarpo en el oficio hace unos días. Estos son los presbíteros que no dan entrevistas en CNN o en radio Cooperativa y que están dando la vida todos los días sin publicidad y escándalo. La Paz.
30/09/15 9:22 PM
  
Paco
Doy gracias a Dios por este sacerdote y su comunidad. Que el Señor los bendiga.
30/09/15 9:27 PM
  
Gabriel B.
Dentro de la polémica por cardenales que contradicen el Magisterio Católico e incluso hacen alarde de tráfico de influencias, hace falta destacar el anónimo día a día de los que trabajan con fidelidad.
Como decía otro blog de esta página, "bendita rutina", la que nos acompaña discretamente y a diario, a pesar de la mala costumbre de prestar siempre atención a lo excepcional.
30/09/15 9:39 PM
  
Palas Atenea
Admirable sacerdote. Tenemos a Chile en el corazón, rezamos por los afectados y pedimos misericordia al Altísimo junto a ellos, hermanos nuestros en Jesucristo.
30/09/15 9:54 PM
  
Nicolás
Un testimonio muy bonito de fe, que el Señor los guarde, fuerza y esperanza en la reconstrucción.
30/09/15 11:38 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.