Sobre la Búsqueda del Jesús Histórico (parte I)

HistoricoHace más de dos siglos que se inauguró la “Búsqueda del Jesús Histórico” y a pesar que esta empresa ha construido carreras académicas y la publicación de muchísimos libros, sus resultados han sido francamente decepcionantes, por no decir completamente negativos. Todos conocemos los sesudos tomos que se han escrito, intentando separar “el Jesús de la historia del Cristo de la fe” como si este último no fuera más que el producto de un gran engaño religioso multisecular, pero no muchos se dan cuenta de lo débiles que son los fundamentos de toda esta investigación.

La principal fuente de información con que contamos acerca de Jesús son los evangelios canónicos –tan conocidos por todos y respetados por los cristianos como Palabra de Dios–, y en ellos, la figura de Jesús es claramente divina, tal como lo observó el rabino Jacob Neusner. Por eso es natural que, quien busca reducir el cristianismo a una obra meramente humana, comience por minar la confianza en lo que ellos nos cuentan. No nos engañemos: ese, y no otro, es el motor tras los numerosos libros y publicaciones realizados bajo el emblema de la “Búsqueda del Jesús Histórico”.

Por lo tanto, el punto de partida para desacreditar los evangelios es sostener:

  1. Que ni Jesús ni sus apóstoles escribieron nada,
  2. Que, por lo mismo, los evangelios fueron escritos por testigos secundarios, y
  3. Que fueron severamente alterados con posterioridad a los hechos, según intereses particulares.

A continuación revisaremos la primera de estas afirmaciones, dejando las dos restantes para las entradas siguientes.

En primer lugar, es cierto que no contamos con nada escrito por Jesús, ni se le han atribuido textos que hayamos perdido, y puede parecer razonable pensar que, si Jesús era Dios y conocía que iba a morir y la importancia que tendría luego la Biblia para sus seguidores, se hubiera molestado en poner por escrito él mismo su mensaje. En el mismo sentido, sería esperable que al menos sus colaboradores más cercanos y testigos de sus obras, los apóstoles, dedicaran parte importante de su tiempo a esa labor.

Por el contrario, cuando revisamos el Nuevo Testamento, vemos que la mayoría de los libros aparecen escritos por sujetos que no conocieron a Jesús en vida, como Pablo, Lucas y Marcos; y que en cambio las cartas de los apóstoles, Pedro, Santiago, Judas y Juan, tienen una importancia más bien marginal.

Tal expectativa –de contar con libros de testigos más cercanos a los hechos– resulta  más comprensible cuando entendemos la mentalidad protestante, que otorga una importancia sin contrapeso a la Palabra Escrita, a la Biblia, como piedra de tope de la vida cristiana. En ese contexto, y si pensamos que el principal legado de Jesús a sus discípulos sería un libro o una colección de libros, naturalmente que resulta incomprensible y hasta absurdo que los protagonistas y testigos directos de hechos tan importantes callaran, y dejaran la tarea de transmitirnos el Nuevo Testamento a actores secundarios.

La perspectiva católica, sin embargo, es que la Biblia, con toda su importancia litúrgica y doctrina, simplemente no puede entenderse separada de la Iglesia, y que los libros del Nuevto Testamento se escribieron, en un principio, para ayudar en la tarea más importante que Jesús dejó a sus seguidores, la evangelización. Por eso, las últimas palabras de NSJC antes de subir al cielo no fueron “pongan por escrito todo lo que les enseñé, imprímanlo y déjenlo en cada velador de hotel que encuentren”, sino:

Mt28, 19 Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,20 y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo».

Con esto en mente, a nadie debe sorprender que los apóstoles, una vez que recibieron el Espíritu Santo, se dedicaran precisamente a eso: impartir los sacramentos y predicar el mensaje de su maestro.

Por otro lado, tampoco debemos olvidar que el registro de la palabra escrita no siempre fue lo que conocemos hoy. Hasta que el uso del papel se popularizo en Europa, en el S. XIV, las posibilidades de utilizar la escritura como medio de evangelización eran bastante escasas. En efecto, en el S. I. las opciones eran dos: o se escribía en carísimos rollos de pergamino, y por lo mismo reservados para funciones oficiales o litúrgicas; o se utilizaba el papiro, que era más accesible, pero tenía el grave inconveniente que se deterioraba rápidamente, de modo que la principal ventaja de la escritura, la fijación de lo escrito, resultaba más bien ilusoria.

Ante tales inconvenientes, es más natural que Jesús hiciera lo mismo que hacían los maestros de la antigüedad, confiando su enseñanza a una comunidad comprometida en conservarla. Esta comunidad, que hasta hoy subsiste en la Iglesia Católica, resultaba más confiable que un escrito, porque en la antigüedad se adiestraba la memoria de una forma que hoy nos resultaría sorprendente, y además tenía la ventaja que podía huir en caso de calamidad, y no simplemente quemarse como un libro.

Por eso, no debe llamarnos la atención que Jesús no haya escrito nada, ni que sus apóstoles hayan considerado esa tarea como parte esencial de su misión. Jesús nos dejó la Iglesia, y ella cumple fielmente la labor de llevar su mensaje al mundo.

Espero continuar con los dos puntos restantes en las entradas siguientes.

10 comentarios

  
Sergei
Pato. Interesante tema. Pero la historia que han montado los investigadores escépticos que creen en lo del Jesús histórico, de que Jesús no se consideraba Dios, que fue San Pablo quien lo divinizó y la forma en como argumentan todo esto, es tan potente, que me gustaría que pudieras abordarlo también, sobre todo porque tiene mucha relación con el punto 3 que has dado: "Que fueron severamente alterados con posterioridad a los hechos, según intereses particulares", aunque también con el punto 2.

Te escribo estos argumentos que dan algunos investigadores escépticos para ver qué puedes decir sobre ellos en respuestas o futuras entradas. A algunos yo me he hecho mis respuestas y conclusiones, pero aun así sería interesante leer lo que opina otra persona.

1)Según la crítica histórico literaria de los Evangelios, disciplina que comenzó a partir del año 1768, Jesús mismo nunca dijo ser Dios.

2)La cantidad de veces que el Nuevo Testamento, con claridad, llaman Dios a Jesús son entre 6 y 8, de las aproximadamente 1325 veces en las que supuestamente se diría que Jesús es Dios. Y más encima, esos 6-8, son textos tardíos como el Evangelio de San Juan y 2da epístola de Pedro, por lo que su credibilidad es baja.

3)El Evangelio de San Juan, no fue escrito por San Juan Apóstol ni por un seguidor de Jesús. Sino que es un texto tardío, que intenta reescribir y reinterpretar teológicamente la historia de Jesús, poniendo en el personaje de Jesús su teología, del mismo modo en que lo hacían los gnósticos con sus evangelios. Y para hacer esta reescritura y reinterpretación, se basa en los otros 3 evangelios anteriores, no es que el que lo escribió lo haya vivido, sino que simplemente se basa y que finge ser un testigo de los hechos de la misma manera en que el escritor de la Segunda Carta A Timoteo finge ser San Pablo.

4)Parecido con el Evangelio de San Lucas. San Lucas estaría mintiendo cuando dice que basa su Evangelio en los testimonios de testigos de los hechos narrados, ya que su Evangelio está claramente basado en el de San Marcos y en la llamada "fuente Q".

5) Es la fusión de los dos argumentos anteriores. Dado que San Lucas no basó su Evangelio en testigos de los hechos narrados. Mucho menos lo va a hacer San Juan, cuyo Evangelio es mucho posterior.

6)San Marcos se inventó los episodios con los fariseos. Por ejemplo, les hace escandalizarse porque Jesús dice que los pecados de una persona son perdonados cuando realmente no tenían por qué hacerlo porque esa es una fórmula semítica en donde no se usa el "yo" por lo tanto se entiende que Jesús no habla por Él sino que habla por Dios, es Dios quien perdona los pecados, incluso existen otros textos hebreos donde se usa la misma frase de perdonar los pecados y nadie interpreta en esos que sus autores se están haciendo pasar por Dios, clara prueba de que San Marcos está inventando ese episodio influenciado por la divinización que hizo San Pablo de la figura histórica de Jesús. Además, otra prueba es que Marcos pone a los fariseos como enemigos de Jesús que lo quieren matar, cosa históricamente falsa porque los fariseos no eran estrictos al momento de aplicar la Ley, y después al final los que matan a Jesús son los Sumos Sacerdotes, los Saduceos y los Romanos, no los fariseo, así que ahí San Marcos se contradice.

7)El nacimiento virginal de Jesús es un invento porque María, en los 2 Evangelios donde se narra esto, actúa en el resto de las historia como si no tuviera ni idea de que es madre de una persona que nació de forma tan prodigiosa.

8)Cuando Jesús dice "bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" no hace referencia a la Santísima Trinidad porque ni San Pablo ni los textos cristianos más primitivos tienen la menor idea de cómo explicar el Espíritu Santo, que eso lo hace después el Concilio de Nicea. Probablemente esas palabras de Jesús sean una interpolación, ya que el Evangelio de Mateo se conoce por textos del siglo III y IV, y que al igual que los otros evangelios y las epístolas de San Pablo (especialmente 2da de Corintios), fueron manipulados fuertemente. En esta parte me podrías citar ese documental que una vez recomendé en donde hablaban de un fragmento de un Evangelio que se podía datar hasta la fecha de los Testigos de Jesús. Bueno, esa teoría la descartan los investigadores escépticos, pero como ellos no quieren pecar de anticientíficos, no dicen que ese fragmento no sea de los años de Testigos de Jesús así de forma tan tajante, sino que la formulación es que probablemente sea del año 200, ojo con el probablemente. ¿Y el otro texto? ¿El de Qumram? ¿El 7Q5? Ese sí lo niegan tajantemente, ahí dicen que en Qumram no se ha encontrado ningún texto que haga referencia al cristianismo o cristiano, ninguno.

9)San Marcos inventó lo de que el sacerdote se rasgaba las vestiduras cuando Jesús dice que es Hijo de Dios para magnificar ese momento y dar a entender que Jesús se consideraba a sí mismo Dios porque el Antiguo Testamento al referirse al Hijo de Dios hablaba de un Hombre, excepcional, pero Hombre y no Dios. San Marcos inventa estas cosas para indirectamente dar a entender que Jesús es y se consideraba Dios, pero no directamente porque no se atreve ya que todavía está muy cercano al Jesús histórico.

Estoy consciente que mucho de estos argumentos es a lo que se refería Benedicto XVI cuando en uno de sus libros ponía algo como que la crítica a los Evangelios no se hace con nuevos datos, sino que con una nueva mirada. Este nuevo enfoque o nueva mirada de la que hablaba el Papa Emérito, la mirada escéptica, es como una espada con la que nos cortan pero a la vez nos piden no expresar dolor, por una parte nos pide que creamos que nuestros Textos Sagrados son producto de personas poco honestas y por otra parte nos pide que no nos ofendamos por esto porque este tipo de "construcciones literarias" eran común en su época y nosotros vivimos de la fe en ellas ¿¡!? Pero como dije anteriormente, igualmente me gustaría saber qué puedes decir sobre cosas como estas.

Saludos.
14/08/14 12:17 PM
  
Historiador
El Jesús histórico nunca ha existido eso te lo enseñan hasta en las hasta universidades catolicas. También te enseñan que la actual imagen de Jesús que los cristianos adoran corresponde a un retrato de Cesar Borgia, el hijo del Papa.

Otro dato curioso es que la actual biblia escrita y reeditada por el rey Jaime dista mucho del Codex Vaticanus, que es considerada la primera biblia, mucho hechos mágicos atribuidos a Jesús fueron agregados después e incluso la escena de Lázaro esta tomada frase por frase de textos del Rey Salomón (otro dato curioso es que la famosa frase del señor de los anillos también esta tomada de los mismos textos)
Así como los arqueólogos Judíos han llegado a la conclusión que este pueblo jamas vago por el desierto, la historia los enseña que Jesús ha sido un personaje mas mitológico que histórico.
14/08/14 3:12 PM
  
Pato Acevedo
@ Sergei: Te agradezco el comentario, porque son este tipo de cuestionamientos los que espero abordar en las siguientes entradas, sobre todo referida a la hipótesis Q.

Un tema que no espero tocar, por ser más específico, es el relativo a que Jesús no habría dicho ser Dios fuera evangelio de San Juan, y por eso lo respondo aquí. Esa hipótesis proviene de una lectura moderna y eurocentrista de los evangelios, que no está abierta a las sutilezas que son propias del estilo literario del oriente medio.

Por ejemplo, en el famoso episodio de la curación del paralítico que relata san Mateo, se dice claramente que solo Dios tiene el poder de perdonar pecados, cuando Jesús perdona los pecados, y ratifica esa autoridad haciendo el milagro. Decir que aquí Jesús no afirma nada respecto a su divinidad, es apegarse a una lectura totalmente obtusa.

Otro caso de esta interpretación es entender que cada vez que NSJC se refiere a sí mismo como "el hijo del hombre" estaría negando su divinidad, cuando es evidente que esa expresión se vincula con el libro de Daniel y la figura llamada "uno como hijo de hombre", que tiene evidentes ribetes divinos.

@ Historiador: En un comentario anterior en otra entrada, hiciste afirmaciones tan absurdas como estas, y cuando te pidieron fuentes, lo dejaste sin responder. Eso no es buen antecedente. Nuevamente te pedimos que tus ridículas afirmaciones, al menos las respaldes con alguna fuente.

14/08/14 5:11 PM
  
Horacio Castro
Estimado Pato Acevedo. Como no es suficiente negar que los evangelios corresponden a la verdad, se niega directamente la existencia de Jesús en la historia. Y como tampoco es suficiente, contradictoriamente se atribuye a Jesús haber plagiado religiones. Y como nunca es suficiente cada tanto se habla de alguna ‘evidencia’ arqueológica como sería el osario con los restos de Jesús. Y así cantidad de falsedades ‘históricas’ ya refutadas sin lugar a dudas. Veremos si aparece algo novedoso en los comentarios a tus excelentes posts. Sobre la Biblia y la divinidad de Jesús leí hace varios años los comentarios contundentes de Daniel Iglesias Grézes en un debate sobre el dogma trinitario. Se puede conseguir un nuevo libro del P. José María Iraburu "Los Evangelios son verdaderos e históricos". Te saludo.
14/08/14 5:36 PM
  
Daniel Riquelme
Iba a comentar algo parecido a lo de Horacio Castro, así que ya no digo nada.

Solamente agregar que, también la burla es un arma habitual de los incrédulos. Como muestra basta ver la imagen que acompaña a este post. Esa imagen es fruto de un estudio financiado, no recuerdo si por History o por NatGeo. No es raro que el resultado sea esa imagen de Jesús, sea, como mínimo, repulsivo.

Saludos.
14/08/14 6:12 PM
  
gringo
Para los comentaristas no españoles, en su momento esa imagen hizo mucha gracia en España porque es igual al rostro del político Jaime Mayor-Oreja.
Podeis compararlas.
14/08/14 9:12 PM
  
Yo2
@Sergei.
Te recomendaría que leyeras una serie de artículos de Daniel Iglesias en este mismo portal sobre la datación de los Evangelios Sinópticos.
Creo que es de gran precisión y pone las fechas bastante más en su sitio (la tontería de que los evangelios de Juan son tardíos y por eso menos fiables... en fín), lo que deja sin argumentos ni soporte buena parte de estos cuestionamientos.
Un saludo en la Fe
14/08/14 10:12 PM
  
Sergei
Yo2. Gracias por la recomendación.

Saludos.
15/08/14 12:18 AM
  
gringo
Hombre, la hipótesis de Daniel Iglesias suele ser que todo el NT fue escrito antes de la destrucción del Templo en el año 70.
Es decir que entre la muerte de Jesús y la redacción del Apocalipsis, en apenas 40 años todos los libros habrían pasado por las fases de transmisión oral, redacción de tradiciones por escrito y separado y la recopilación final.
Y eso es aventurar bastante.
Es decir primero se predicaba sobre la vida de Jesús, luego se pondrían por escrito colecciones sobre la pasión, sobre los milagros, sobre las parábolas , y luego se unirían todas en una redacción definitiva. Además es posible que hubiera un primer evangelio o un núcleo de los evangelios en arameo hasta que los evangelios que conocemos se escribieran en griego.
15/08/14 1:50 PM
  
Joaquín
Gringo, la reconstrucción que haces de la génesis de los Evangelios es pura especulación. No hay ni la menor sombra de prueba de que fuera así. De modo que me quedo con la hipótesis de Daniel Iglesias (que no es suya, es la de J.A.T. Robinson y otros muchos exégetas) de que los Evangelios estaban ya escritos antes del año 70.
16/08/14 4:08 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.