¿Cuándo Chile perdió el rumbo?

Conversando acerca de la posición de los chilenos en esta próxima elección, un visitante pregunta:

yo también soy chileno dime por favor, ¿cuándo nuestro país perdió o el rumbo o cuando lo hará si es que no lo ha hecho y cuando no le será posible recuperarlo? ¿Cuándo seremos como Argentina, Uruguay o, Dios nos libre, Bélgica?

Lo que me da pie para dejar para vuestros comentarios algunas reflexiones personales acerca de la situación política y religiosa en Chile, que tal vez poco tienen que ver con el catolicismo. Están advertidos.

¿Cuándo Chile perdió el rumbo? Es imposibe, creo yo, fijar un evento o fecha a partir de la cual uno pudiera decir “si hubiéramos actuado diferente ahí, todo sería mejor ahora". Después de todo, la historia no funciona como una película de “Volver al Futuro", sino que generalmente lo que está en juego son grandes tendencias culturales, y es muy poco lo que un hombre o un grupo puede hacer en el corto plazo. Claro, los cristianos convirtieron al Imperio Romano, pero les tomó 300 años e incontables santos y mártires.

Sobre esta pregunta, mucho se ha escrito. Ya en 1941 San Alberto Hurtado se preguntaba ¿Es Chile un país católico?, y la respuesta no era sólo negativa, sino desoladora. En él, escribió:

Nuestra más grave crisis, es crisis de fe, que se origina en gran parte en la falta de cultivo espiritual y se traduce luego en mayor escasez de sacerdotes que reanimen la vida interior.

Setenta años después, a pesar que el Padre Hurtado es considerado por izquierdas y derechas uno de los grandes chilenos, sus palabras han caído en el vacío. No tenemos más sacerdotes, y no tenemos vida interior.

Resulta curioso leer esas líneas, y compararlas con la realidad actual, porque si no éramos un país católico en 1941, deberíamos decir que actualmente nadamos en puro paganismo. Pero por otro lado, eso no sería justo con las estadísticas que todavía indican que Chile es uno de los países occidentales donde más se afirma la creencia religiosa.

 ¿Qué ocurre aquí?

La cosa es que calificar de más o menos católico a un país (o incluso a una persona) es una cuestión relativa. En medio de las naciones occidentales, Chile conserva muchos rasgos que lo caracterizan como un país católico, pero si comparamos la realidad de este año 2013 con nuestro propio pasado, es igualmente cierto que hemos perdido mucho más de lo que mantenemos.

Por otro lado, sería iluso esperar otra cosa, habida cuenta que Chile forma parte la civilización occidental, y tiende, por lo mismo, a seguir la dirección general de esa cultura. Así, vemos que hay un proceso de descristianización que nos afecta a todos, y si bien en Chile ese fenómeno se ha desarrolldo lentamente (probablemente debido a nuestra geografía, caracterizada por el asilamiento), no deberíamos pensar que hay algo especial en nuestra larga y angosta faja de tierra que nos haya hecho inmunes a él.

Volviendo a la pregunta original, yo diría que, si la cosa sigue así, seremos como Argentina, Uruguay y más tarde Bélgica, dentro de unos 20 años, aunque, a medida que los medios técnicos facilitan el transporte y las telecomunicaciones, es inevitable que nosotros (y especialmente nuestras élites) nos hagamos parte de él.

Pero la clave es “si la cosa sigue así".

Pareciera que la secularización es un fenómeno irreversible, especialmente vinculado al desarrollo de la ciencia que desplaza a la religión en nuestra forma de comprender el mundo. Algo de eso hay, sin dudas, especialmente cuando el ser humano tiende a una visión utiliaria de su religión.

Pero la secularización de ningún modo es un dato inevitable del progreso. Sin ir más lejos, las naciones del ámbito musulmán tenían hasta 1930 una vida religiosa mucho más abierta y tolerante, pero eso cambió cuando el Wahhabismo, una corriente islámica fundamentalista, encontró el favor de la familia gobernante de Arabia Saudita, coincidiendo con el aumento del consumo de petróleo en el mundo. Esta vinculación llevó a una impetuosa propagación de sus ideas conservadoras por todo el mundo islámico, hasta encontrarnos en la situación actual.

Esto demuestra que no es tan importante el “progreso” en la marcha de una cultura, sino quién tenga el poder político y económico, y desmiente el mito que los ricos están de alguna forma influidos por la Iglesia Católica. Lo cierto es que los poderosos, los Gates, los Ford y los Rockefeller están empapados de anti clericalismo y secularismo, y esos son los candidatos que ganan una y otra vez las elecciones.

También hay otro aspecto de la naturaleza humana que aporta a la secularización, y es el que se refiere a que todos nosotros, cuando nos sentimos seguros, nos olvidamos de Dios. Eso está patente en la párabola del rico insensato (Lc 12,16-21), cuando el hombre satisfecho dice:

“Voy a hacer esto: demoleré mis graneros, construiré otros más grandes y amontonaré allí todo mi trigo y mis bienes,19 y diré a mi alma: Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, como, bebe y date buena vida".

Esto mismo funciona a nivel cultural: los que vivimos en la sociedad más opulenta de la historia, todos tendemos a sentirnos más seguros a olvidarnos de Dios y a querer hacer nuestra voluntad sin restricciones. El problema es que la advertencia de NSJC es terrible:

20 Pero Dios le dijo: “Insensato, esta misma noche vas a morir. ¿Y para quién será lo que has amontonado?”

La lección que debemos sacar es que nada asegura que todo va a seguir así. No conocemos el mañana, e incluso ahora hay signos, como el invierno demográfico, que la situación cultural no puede moverse indefinidamente en la misma dirección.

25 comentarios

  
Luis Fernando
Veo la cita que pones de San Alberto Hurtado y me pregunto: ¿Por qué fuimos y somos tan necios como para no hacer caso a nuestros santos cuando nos avisaron u nos avisan de los males que se nos vienen encima y señalan las causas?

No podemos hablar de una nueva evangelización si tenemos las manos atadas por la secularización interna. Cualquiera intento en ese sentido está condenado al más absoluto de los fracasos.

06/11/13 9:11 PM
  
Ramontxu
He empezado a leer preguntándome en qué consistía eso de "perder el rumbo". ¿Qué rumbo, decía yo? He seguido leyendo y he visto que el rumbo equivocado es "la secularización". Entonces, ¿cuál era el rumbo correcto? ¿qué es lo contrario de "secularización"?, decía yo. Pero dos líneas más abajo tenía la respuesta: el wahhabismo. La secularización no es inevitable gracias al wahhabismo. Eso, en términos católicos, ¿a qué equivale? ¿Infocatólica?
06/11/13 9:48 PM
  
Verónica Santa María
yo creo que el P. Hurtado pecó de pesimismo. Hace 50 años, después de muerto el P. Hurtado, alrededor del 80% de la población iba a misa, incluso puede haber sido aun mayor esa cifra. Desde el gobierno de Eduardo Frei que con la "revolución en libertad" aceptó dineros de USA a cambio de introducir la anticoncepción y las esterilizaciones forzosas a la gente pobre SIN QUE EL ARZOBISPO DE LA EPOCA SE REHUSARA,QUIEN CALLA OTORGA. Posteriormente salió la encíclica Humanae Vitae en 1968 que fue rechazada por la mayoría del clero, los mismos curas recomendaban las píldoras y autorizaban a comulgar a los no casados que vivían en adulterio. Al mismo tiempo, esos mismos curas predicaban la lucha de clases. Resultado: la gente pobre cayó rendida ante los evangélicos que hablaban de Dios y la clase alta cayó rendida unos al liberalismo y otros al socialismo. Recuerda las palabras de la Sma. Virgen en Fátima. Desde entonces, los obispos callan. SOMOS OVEJAS SIN PASTOR, OVEJAS PERDIDAS.
06/11/13 10:10 PM
  
Matias
Estimado Pato,

no estoy seguro de si leímos el mismo libro del Padre Hurtado, pero al menos el que yo leí lleva de título "¿Es Chile un país católico?". Sin embargo, decir que el Santo respondió a esa pregunta de manera "negativa" y "desoladora" es falso.

Efectivamente, en dicho libro el santo repasa la situación de la Iglesia católica en Chile y advierte que hay una baja tasa de práctica religiosa general. Sin embargo, agrega que muchas prácticas de piedad popular y ciertas prácticas de piedad litúrgica demuestran (1940) que existe en todo Chile un fondo religioso cristiano-católico que puede y debe ser rescatado. En ese sentido, la respuesta del Padre Hurtado a la pregunta no solo es AFIRMATIVA, sino que, en ese tiempo, ALENTADORA.

Más aún, el Padre Hurtado observaba en su tiempo diversos "movimientos" católicos que llaman a la esperanza. En especial, el movimiento de la acción católica (para todos los efectos prácticos, inexistente hoy día) y el de los curas obreros (en tiempos del santo aún no se veían con claridad las dificultades que esto trajo más adelante).

No obstante, el padre Hurtado no era un tonto y estaba lejos de considerar la situación como ideal. Efectivamente, habla de "momento crítico" (crisis moral, crisis de fe, cuestión social gravísima y "ceguera" de las élites, etc) y expone en cifras las tendencias de las vocaciones sacerdotales (calcula que se necesita más o menos un cura para la cura de 1000 almas, los cuales en su tiempo no daban a basto. Calcula cómo sería la situación si la tendencia a reducirse los curas se mantiene en el tiempo -logrando un cálculo no tan alejado de nuestra realidad actual para la Iglesia chilena de hoy). Pero, nuevamente, el Padre Hurtado enfatiza en la esperanza por las numerosas vocaciones que estaban saliendo de la entonces floreciente acción católica.

No creo que se pueda decir tampoco que hoy está todo perdido en Chile. No obstante, deben verse con preocupación la falta de curas (Santiago, con más de 4.000.000 de fieles, cuenta con 290 curas diocesanos. Descontando los enfermos y viejos y la cifra no es alentadora), la expansión de los evangélicos y sectas (las cuales el Santo decía que estaban en "bancarrota" al escribir su libro), el liberalismo político, social y económico (con su consecuente relativismo), etc.

Pero no está todo perdido. Y hay signos de esperanza. Partiendo por la Iglesia que, golpeada y todo, sigue existiendo en Chile.
06/11/13 11:26 PM
  
Légolas
Cuando adhirió a la ilustración y al liberalismo....con O·Higgins y Cia...
06/11/13 11:49 PM
  
Nicolás
Pato, recuerdo haber visto una encuesta en que gente que se llamaba de derecha apoyaba mayoritariamente el aborto terapéutico y por violación y el gaymonio, imagínate entre gente de izquierda. Creo que estamos a un año o dos de estar como Uruguay y Argentina, lo de cómo Bélgica te creo que en 20 años.

Ramontxu, dudo que Pato quiera instalar una república teocrática lo cual es muy distinto a una democracia donde se respeta la Ley Natural. En una básicamente el Estado tiene bajo su control el poder religioso pues emanan del mismo sujeto y las funciones y leyes son las mismas, en la otra el poder político es autónomo pero no independiente de la realidad espiritual, la reconoce como una pauta y limite de las leyes que ha de hacer.
07/11/13 1:20 AM
  
Néstor
No hay que echarle la culpa a los demás, claro, pero hay que ver la realidad: la "secularización" no es una ley natural o un proceso sociológico misterioso e inevitable, sino, en parte al menos, el resultado de la acción organizada y consciente de un grupo concreto de personas, de los cuales Pato individualiza algunos en el texto, y que podemos englobar de un modo u otro bajo el rótulo de la "masonería", fuertemente apoyada en el gran poder del dinero y yo agregaría en el gran poder del miedo que produce a la mayoría de las personas cualquiera que grita fuerte. Y que encima nos hace preocuparnos de distinguirnos del fundamentalismo musulmán cuando son ellos mismos los que solamente entienden la palabra "poder", y poder manipulado encima desde las sombras.

Saludos cordiales.
07/11/13 2:34 AM
  
Claudio
Chile recuperó el rumbo cuando votó NO a la perpetuación de la dictadura del asesino Pinochet
07/11/13 4:09 AM
  
Ramontxu
Nicolás,

No te preocupes, yo también estoy convencido de que Pato no quiere instalar una república teocrática, al menos, conscientemente. Pero pensar que la solución contra la secularización de la sociedad está una forma u otra de gobierno, lleva necesariamente a eso: a algún tipo de dictadura o república teocrática.

Una "democracia donde se respeta la Ley Natural" es una democracia en la que, casualmente, los ciudadanos han votado libremente respetar la Ley Natural. Así que, si se quiere evitar la secularización, o la falta de respeto a la Ley Natural en una democracia, lo que hay que hacer es convencer a los ciudadanos para que voten eso, no cambiar el sistema de gobierno. Lo contrario es destruir la democracia para imponer unas leyes que sólo convencen a unos pocos.
07/11/13 11:12 AM
  
M_Argentina
Humildemente creo que la democracia no es ninguna solución. La única solución es la instauración de un Estado Teocrático e Integrista Católico y la restauración de la Santa Inquisición y las hogueras para quemar vivos a los herejes.
07/11/13 12:25 PM
  
Daniel
Ufff, termócefalos por todos lados. Creo que debemos detenernos en dos motivos que han comentado:
1. La escasez de sacerdotes y vocaciones que en Chile ha sido algo crónico y al final nuestros pastores deben trabajar por cuatro o cinco y eso resiente a los "tibios" que necesitan un empujoncito.
2. Usar el catolicismo como una "cuestión" política, tanto en izquierda como en la derecha.

Y las palabras de San Alberto Hurtado las interpretan a convenenencia de la elite de turno (les recuerdo que por años Karadima y sus seguidores monopolizaron la imagen del P Hurtado) y luego los más "progres" tomaron la posta al ser disuelta la "Pia Unión sacerdotal".

07/11/13 12:51 PM
  
abuelajuana
No , señor claudio. Hemos perdido el rumbo. Es verdad que votamos por el "no". Pero la izquerda que ha gobernado a Chile por muchos años luego de Pinochet, no hizo nada para librarnos del capitalismo salvaje en que fuimos iniciados por la dictadura. Tanto la derecha como la izquerda estan al servicio de los Gates, Rockefellers y otras hierbas que dominan el panorama económico mundial por ahora.
07/11/13 2:09 PM
  
Ramontxu
Pato, las constituciones no están más allá de las votaciones de los ciudadanos. Ni mucho menos.
07/11/13 3:04 PM
  
Kewois
Yo creo que en primer lugar tienen que llegar a un consenso todos los que son católicos. Partiendo de esa base común de creencias que no se cuestionan acordar cómo quieren vivir.

Ya saben que hay autodenominados católicos que usan anticoncepción, que abortan, que no siguen las doctrinas de la iglesia y que tienen mucho más interés en lucrar y disfrutar la vida sin importarle el prójimo.

Luego extender ese tipo de acuerdo a otros creyentes y finalmente a los no creyentes.

De otra manera lo que suena es al pedido de un grupo de gente que mediante la fuerza quiere imponer su estilo de vida. Una dictadura. Una república teocrática.

Y ese no parece ser un camino muy cristiano, verdad?

Que van a hacer con los disidentes? matarlos, ponerlos presos, exiliarlos?

Como es que su modo de vida no es espontáneamente el elegido por la mayorías que comparten las creencias básicas??

Situar a la gran mayoría de la población como unos débiles que se dejan influir por "masones" o "personas de la ilustración" es tener un concepto muy podre del prójimo cercano al autoritarismo. "Vas a vivir como yo diga porque eres muy tonto para darte cuenta por ti mismo."

Y finalmente no hay nada como el ejemplo.
A que venir a pedir que no se festeje Halloween o que se saque a Santa Claus de la Navidad por parte del gobierno?? (por dar ejemplos)

Vivan ustedes como creen que se debe y muestrense?

Ahora si no pueden convencer ni a su propia familia o amigos.... no busquen imponerlo por la fuerza.

Kewois

07/11/13 4:36 PM
  
Pato Acevedo
@ Kewois: Dime una cosa ¿Qué parte de mi post te hace pensar en dictaduras, repúblicas teocráticas o imponer por la fuerza un estilo de vida? Tal vez estoy usando las palabras de una forma que yo mismo no me doy cuenta.
07/11/13 4:42 PM
  
Fran
que metodos se basa el secularismo y la extrema izquierda hoy dia para atraer a gente a sus filas? su supuesto humanismo sin Dios y el disfraz de tolerancia y la caricaturizacion de los cristianos como fanaticos, ridiculos, intolerantes, enfermos mentales, etc. segun ellos el abortismo, el gaymonio, la "identidad de genero", eutanasia, legalizacion de drogas, laicismo, adoctrinamiento de la niñez y otros inventos ultraliberales y marxistas son asunto de derechos humanos y civiles. Como podemos los catolicos contrarrestar esto? no sera mediante estados teocraticos o quemar herejes en la hoguera como dice cierto troll en estos comentarios, es mediante la conversion de las personas, de que los que se dicen catolicos vivan como autenticos catolicos y esta conversion debe de empezar con los mismos sacerdotes, monjas, instituciones catolicas a que se dediquen a predicar el estilo de vida cristiano, no a predicar relativismos, progresismos o rebeldias contra Dios.
07/11/13 5:21 PM
  
Ramontxu
Bueno, Pato, para algo si que sirve. De hecho, en todos los países democráticos hay una constitución susceptible de cambios, enmiendas y derogaciones.

Si pones una ley o una persona, o un grupo por encima de la voluntad de la ciudadanía, eso ya no es democracia. Si no te gusta la palabra teocracia o dictadura, usa otra, pero democracia, no es. Hablar de "una democracia que se ajuste a la Ley Natural" o "a la voluntad de Dios" y cosas así es una contradicción. En democracia lo único que está por encima de todo es la voluntad de la ciudadanía.

Como te ha dicho Kewois, en democracia, si quieres que las leyes se ajusten a la voluntad de Dios, el único método es convencer a la ciudadanía de que vote en ese sentido.
07/11/13 6:47 PM
  
Légolas
la "ciudadanía" no es Dios...

También en política la verdad es la realidad de las cosas...
y no la decisión de uno o de muchos o de todos...
08/11/13 12:01 AM
  
Franco
"En democracia lo único que está por encima de todo es la voluntad de la ciudadanía".

Tiempo hace que no leia una pelotudez tan grande, y, como no podia ser de otra manera, escrita por un ateo.
08/11/13 12:10 AM
  
Pato Acevedo
@ Franco: Pues pregúntales cómo encajan los derechos humanos en su democracia... y míralos convertirse en un embrollo.
08/11/13 2:25 AM
  
Franco
Pato, ni hace falta preguntarles. Lo que me gustaria saber es que, si el pueblo esta por encima de la Constitucion, entonces, ¿Qué regula y/o limita al pueblo?
08/11/13 2:47 AM
  
Ramontxu
Pato, lo de los derechos humanos puedes preguntármelo tu directamente, hay confianza.

La respuesta es muy fácil: los derechos humanos, como la Ley Natural o la Ley Divina, o cualquier ideología o sistema de valores que quieras nombrar, no forman parte, a priori, de un sistema de gobierno democrático. Los sistemas de valores se plasman en las constituciones democráticas y en el resto de las leyes en tanto en cuanto son aceptados y reconocidos por un amplio sector de la ciudadanía. Ya sé que no te gusta pero así, y no de otra manera, funciona la democracia

Por eso, los derechos humanos no corren mucho peligro porque son amplia y generalmente aceptados en las sociedades desarrolladas. La ley divina o lo que vosotros llamáis ley natural, por el contrario, están cada vez más desacreditadas y tienen menos adeptos y defensores y, de ahí, ese fenómeno que tu llamas secularización o "perder el rumbo".

Me parece muy bien que queráis imponer a la sociedad vuestra ideología y vuestros valores, sin que estén sujetos a la cambiante opinión de la mayoría, pero, como te decía desde el principio, eso no es democracia. Lo que queréis instaurar es un sistema en el que uno, o un grupo selecto, manda y los demás obedecen. Ponle el nombre que quieras a ese sistema, pero no lo llames "democracia".

Por otra parte, yo no creo que los diferentes actuales sistemas de gobierno sean perfectos, ni mucho menos. Pero el principal defecto que les veo es que son poco democráticos. Efectivamente, en la mayoría de los casos, el supuesto gobierno "por el pueblo" se convierte, en la práctica en la elección de una especie de dictador interino durante cuatro años. A la democracia todavía le queda mucho camino de recorrer, pero es en la dirección contraria a la que vosotros deseáis.
08/11/13 9:42 AM
  
Franco
Ramontxu, tiempo hace que no decias algo tan sensato:

"A la democracia todavía le queda mucho camino de recorrer, pero es en la dirección contraria a la que vosotros deseáis".

Exactamente, nosotros deseamos que la democracia garantice los minimos derechos que al ser humano le corresponden por ley natural, pero va en sentido opuesto, hacia cumplir los caprichos de mayorias, minorias y grupos de presion. Recordá que la ley natural es anterior al ser humano y sus derechos, por lo que éstos no pueden estar por encima de aquélla.
No importa quién haga caso de la ley natural, ésta no es derogable.
08/11/13 1:31 PM
  
Pato Acevedo
@ Ramontxu: Jamás te haría esa pregunta, porque sería off topic. ;)

Ahora bien, si hipotéticamente hubiera un tema donde se discutiera tal tópico, te diría que esa es precisamente la razón por la cual Chile no es una democracia, sino una república democrática. La república habla de procedimientos y principios, como la legalidad y el respeto a la dignidad del ser humano, que son pre democráticos.

En Chile eso se enseña en los colegios.
08/11/13 1:46 PM
  
Légolas
Una cosa es clara: El rumbo perdido de Chile no se lo devuelve ninguna de las opciones políticas actuales...

Pax Christi in Regnum CHristi....(discúlpenme el latín)

Laus Deo
10/11/13 4:06 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.