Almah, parthenos y virgen (Parte II)

Veíamos ayer que el tema de las profecías no era tan sencillo como ir por la calle con un calendario en la mano, y marcando cada hecho vaticinado por un libro del Antiguo Testamento. Al contrario, cuando nos adentramos en los textos lo más común es encontrarnos con muchas ambigüedades, que dejaba un amplio margen a la interpretación.

Es indudable que en la Palestina del S. I de nuestra era existían una serie de expectativas respecto del Mesías, basadas en las profecías más claras y reiteradas del Antiguo Testamento, como que sería un descendiente de David, que reuniría a las tribus israelitas dispersas entre las naciones paganas, que liberaría a los hebreos de dominaciones extranjeras y que sería el Rey de los Judíos. Todos estos anuncios se cumplieron en NSJC, aunque cada uno con cierto matiz inesperado, según lo que esperaban la mayoría de los judíos.

Por otro lado, hay varias características de la misión mesiánica de NSJC, que hoy entendemos como esenciales, pero que en realidad nadie se las esperaba. Por ejemplo, no había ninguna profecía que apuntara claramente a que el Mesías sería Dios mismo (¿poderoso? Seguramente ¿Santo? Sin dudas, pero ¿Dios mismo? De ningún modo), que resucitaría, que aboliera el sábado o las leyes sobre alimentos de Moisés, o que no tuviera por padre a un ser humano.

Ahora bien, el hecho de que nadie lo esperara, no significa que no haya sido profetizado. Como les comentaba, el Antiguo Testamento está plagado de pasajes enigmáticos, cuyo significado sólo se hace evidente a la luz de hechos posteriores. Lo que propongo es que a esta categoría de eventos anunciados pero inesperados, es que pertenece el texto de Isaías:

14 Por eso el Señor mismo les dará un signo. Miren, la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y lo llamará con el nombre de Emanuel.

En la polémica, en la discusión apologética, ciertamente que existe la posibilidad de plantarse diciendo “almah es mujer joven, no virgen, que se dice betulah, Isaías puso almah y no betulah, y no hay nada más que agregar", y encerrarse ahí podría ser una táctica ganadora. Sin embargo, en un examen sincero, limitarse a este enfoque tiene el grave defecto de que no explicacómo San Mateo pudo haber cometido un error tan básico y fácil de descartar. Después de todo, no olvidamos que él mismo era judío, escribió probablemente en arameo y que sus lectores inmediatos eran muy probablemente una comunidad de judíos recientemente conversos, perfectamente capaces de detectar un abuso de sus Escrituras.

En cambio, podemos intentar profundizar un poco más y examinar si este pasaje del profeta razonablemente podría haberse entendido como una profecía cuyo cumplimiento estuviera pendiente en tiempos de Jesús.

En primer lugar, veamos el contexto. Ajaz era el rey de Jerusalén y sucesor de David (de hecho es mencionado en la genealogía de Jesús, en Mateo 1,9) y se encuentra con que un ejército se apresta a invadir su ciudad capital, pero Dios anuncia que no la conquistarán, y en prueba de esta confianza, es que ofrece al rey que le pida un milagro, con estas palabras:

10 Una vez más, el Señor habló a Ajaz en estos términos: 11 «Pide para ti un signo de parte del Señor, en lo profundo del Abismo, o arriba, en las alturas».
12 Pero Ajaz respondió: «No lo pediré ni tentaré al Señor».
13 Isaías dijo: «Escuchen, entonces, casa de David: ¿Acaso no les basta cansar a los hombres, que cansan también a mi Dios? 14 Por eso el Señor mismo les dará un signo. Miren, la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y lo llamará con el nombre de Emanuel.

¡Vaya! Si uno no fuera un cristiano piadoso podría decir “¡Por favor, Señor Dios Todopoderoso y Eterno! Con todo respeto, pero ¿no se merecía un Ajaz un trato mejor? Después de todo, él no quiso tentar al Señor –lo que, según Deut 6,16, es una gran ofensa ¿y lo reprendes por eso? Y ya que estamos ¿Qué clase de signo es que la joven esté embarazada y dé a luz un hijo llamado Emanuel? No parece algo muy significativo o milagroso ¿no?”. Uno podría decir eso, pero no lo haremos, porque es la Palabra de Dios. En todo caso, admitamos que la reacción de Dios a la respuesta de Ajaz es al menos enigmática.

Luego tenemos la pregunta acerca de cómo se cumplió esta profecía. Los detractores de San Mateo interpretan que la joven mencionada en el texto es Abiyah, esposa del rey Ajaz, quien estaría embarazada a la época de pronunciarse esta profecía (de ahí el uso del verbo “está embarazada” en tiempo presente), y que el hijo anunciado es Ezequías, quien sucedió a su padre como rey de Judá. Así el signo profético no tendría que ver con la joven y su preñez, sino con que los invasores serán derrotados antes que el niño alcance la edad del discernimiento y la mención a su nacimiento y su nombre no tiene mayor relevancia.

Pero si ese fuera el caso ¿a qué viene mencionar a la almah y su embarazo? ¿No sería más fácil decir “antes que tu hijo cumpla la edad, sucederá esto y lo otro"? Pero según la forma como fluye el párrafo no parece que este embarazo fuera algo común, pues comienza diciendo “signo. Miren, la joven está embarazada y dará a luz un hijo".

Además, si se quiere defender un cumplió directo y completo del signo, está el problema de que Ezequías no se llama Emmanuel. Se podrá replicar que Jesús tampoco recibió ese nombre y que Ezequías podría reclamar el apelativo de “Dios con nosotros” por la forma en que Dios interviene a favor de Israel durante su reinado, pero no parece que él en particular tenga un mejor derecho a ser llamado por ese nombre, o que en este sentido sea superior a todos los reyes anteriores y posteriores de la dinastía de David, como para que la profecía de que será llamado Emmanuel sea un “signo". Por el contrario, a Jesús se le aplica ese nombre de una forma que no puede ser superada por nadie, ya que Él es Dios mismo que habitó entre nosotros.

Las palabras del profeta, registradas en el capítulo 7 de su libro, no se terminan con el anuncio del nacimiento de un hijo, sino que continúan:

15 El se alimentará de leche cuajada y miel, cuando ya sepa desechar lo malo y elegir lo bueno. 16 Porque antes de que el niño sepa desechar lo malo y elegir lo bueno, quedará abandonada la tierra de esos dos reyes, ante los cuales estás aterrorizado. 17 El Señor hará venir sobre ti, sobre tu pueblo y sobre la casa de tu padre, días como no lo hubo iguales desde que Efraím se separó de Judá».

Y luego sigue así, anunciando desgracias que vendrán sobre el rey de Asiria, hasta el verso 24, con. Lo llamativo es que, a pesar de que la profecía contiene muchas otras menciones que se cumplieron, San Mateo sólo recoge estos dos elementos para aplicarlos a NSJC: que la joven está embarazada y que su hijo será llamado “Dios con nosotros", precisamente aquellos que parecen no haberse cumplido.

Esto me lleva a concluir que efectivamente el texto de Isaías 7,10-17 había llamado la atención de algunos durante la antigüedad, cuyo cumplimiento en Ezequías no era del todo claro, aunque sin que por ello contuviera una referencia mesiánica.

Es en este punto resulta relevante considerar lo que aporta la Septuaginta. Esta es una versión en griego de las Escrituras hebreas, realizada durante el S. III AdC, y que recibe ese nombre por una leyenda según la cual el rey de Egipto Ptolomeo II encargó a 72 sabios la traducción al griego de la Torah, y todos ellos, al cabo de un tiempo trabajando independientemente, entregaron exactamente el mismo texto, sin variaciones.

Más allá de la leyenda, lo cierto es que la Septuaginta era una versión ampliamente difundida entre los judíos que habitaban fuera de Palestina, donde el griego era la lingua franca, y esta obra traduce almah, como parthenos (παρθένος), palabra en griego que no quiere decir otra cosa que “virgen". Si almah sólo significa “la joven” y era opinión común que esa era la única interpretación posible ¿Cómo entender que ese concepto se traspasara al griego como “parthenos"?

La explicación más natural es que efectivamente existía una ambigüedad tanto en el sentido del término hebreo, como en la forma en que se había cumplido efectivamente la profecía, y que ante el hecho extraordinario de la concepción virginal, se hiciera evidente para San Mateo la conexión.

Atención: no proponemos que San Mateo sólo conociera el texto griego de las Sagradas Escrituras, y se basara exclusivamente en él para decir que el Mesías sería anunciado por su concepción virginal. Lo que el texto griego demuestra es que aún antes del S. I había entre los judíos cierto estupor ante esa parte de la Escritura, que la aplicación que hace el evangelista de ese texto a NSJC era una de las opciones posibles, y que si bien era una forma inesperada de cumplir la profecía, se hizo evidente en retrospectiva que esa interpretación era la correcta, cuando se cumplieron los hechos.

En resumen, es cierto que nadie esperaba que el Mesías tuviera una concepción virginal, pero ello no implica afirmar absolutamente que no existía una profecía al respecto. Dada la forma en que Dios optó por revelarse, es habitual que los anuncios proféticos tuvieran un cumplimiento parcial en el Antiguo Testamento y otro más pleno en el Mesías. En ese contexto, la profecía de Isaías 7,10 se refiere efectivamente a los eventos ocurridos en los tiempos de los reyes de la dinastía de David, pero al mismo tiempo y de una forma más plena se cumplen en el nacimiento de NSJC, como lo afirma San Mateo.

InfoCatólica necesita vuestra ayuda

Haz click aquí

22 comentarios

  
Alfonso
Maximiliano García Cordero ha estudiado esta cuestión: 2. Carácter Mesiánico del Vaticinio.

http://www.holytrinitymission.org/books/spanish/biblia_comentada_a_colunga_3.htm#_Toc35927013
24/04/13 6:44 PM
  
gringo
Y resulta que Dios inspira una profecía en la que anuncia al Mesías nacido de una virgen y los judíos que son el pueblo de Dios, que son los que escriben el Antiguo Testamento, y que son los que esperan al Mesías, son tan tontos que no se dan cuenta de lo que Dios quiere decirles...
Y aunque es verdad que muchos hombres fueron tomados por el Mesías, porque no hay una profecía clara, de ninguno de ellos se decía que naciera de una virgen, porque nadie esperaba un Mesías nacido de una virgen.
Porque ni los judíos de la diáspora que leían la septuaginta en griego interpretaban Is 7,14 como una profecía sobre el Mesías.
Porque el Mesías iba a ser un hombre enviado por Dios pero no el hijo de Dios, es decir Dios mismo, nacido de una virgen.
Por eso los judíos siguen esperando a su Mesías.
¿Y no es lo más fácil pensar simplemente que en aquella época todas las jóvenes se casaban vírgenes y por eso se escribió "parthenos"?.
¿Y no será que los evangelios se escribieron cuando ya se decía de Jesús que nació de una virgen y se quiso buscar algún versículo del AT que encajara con eso?.
24/04/13 11:28 PM
  
Eva
Don Pato, me han gustado mucho estas dos entradas. El tema de esta profecía nunca surgió en mis discusiones. Igual es porque es bastante trivial una vez analizado, pero me alegro de saberlo porque, si hubiese surgido, me habría sorprendido muchísimo y me habría pillado con el pie cambiado. Así que gracias :-)

La esencia de la cuestión, si lo he entendido bien, es que en la versión hebrea aparece la palabra almah (doncella) y no betulah (virgen), pero ya en la versión de los LXX, los traductores identificaron ambos conceptos (doncella y virgen), algo muy lógico en aquel tiempo y cultura, y lo tradujeron por parthenos (virgen). Mateo reconoció el "pegote" de Isaías como una profecía mesiánica, lo incluyó en su Evangelio y a ninguno de sus oyentes/lectores, muy probablemente judíos, le extrañó esa interpretación.

Señor gringo, con afecto le digo: ¿de verdad no ve que se está empeñando en rascar donde no hay nada que rascar? Los judíos que no reconocieron a Jesús como el Mesías (porque sus Apóstoles y casi todos sus primeros discípulos también eran judíos aunque usted se empeñe en negarlo implícitamente una y otra vez) no eran tontos, simplemente Dios no se dedica a señalar acontecimientos futuros con flechas y neón. Las profecías y prefiguraciones hay que reconocerlas (algunas) e interpretarlas (casi siempre se ven en plenitud a posteriori). Así es como actua Dios, nos guste o no, por nuestro propio bien. Este no es un caso único, en absoluto. Piense, por ejemplo, en otro famoso "pegote" que no pinta nada en la historia principal si no se ve como una prefiguración: Melquisedec.

P.S. La foto que ilustra la entrada me ha encantado. Ad Jesum per Mariam.
25/04/13 4:07 AM
  
Yo2
@Gringo, aparte de la Virgen María, cuantas madres vírgenes conoces?
Si la joven "está" (no dice estará) en cinta, lo "lógico" es que ya no sea virgen. Este argumento tuyo se cae sólo.

Por cierto, el Apocalipsis es cristiano, es un texto profético y que al igual que las profecías del AT se cumple en diversos niveles... eso te hace pensar que lo entendemos plenamente? Y entonces que te hace pensar que los judíos lo hacen con sus escrituras?
El que tenga oidos para oir que oiga, te suena esta frase?
Un saludo en la Fe.
25/04/13 9:19 AM
  
Pato Acevedo
@ gringo: Ya que insistes tanto en la interpretación de los judíos, ¿Te refieres a los judíos de hoy en día o a los del S. I? Porque yo diría que son los del S. I los que están en mejor posición para decir qué profecías se aplicaban al Mesías y cuáles no. Y si eso es cierto, pues yo sé de un judío del S.I que sí interpretó que la profecía de Isaías se aplicaba a NSJC ¿Conoces tú de alguno que haya dicho lo contrario? Puede que alguno no creyera que NSJC había nacido de una virgen (ahí tenemos todo el mito de ben pantera), pero ¿algun judío de la época negó que esta profecía en particular fuera mesiánica?

@ Eva: Muchas gracias. Cuando empecé a escribir estas entradas pensé que el tema sería más técnico, pero al ver el resultado me sorprendió lo sencillo del asunto, tal como tú lo resumes. Excelente también el ejemplo de Melquisedec. Y lo de la foto, pensaba originalmente poner una más tradicional, como la de Isaías en la entrada anterior, pero esa imagen me capturó.
25/04/13 2:13 PM
  
Kairós
Kairós

Me han gustado mucho estos dos artículos, tanto la exposición como los comentarios. Interesante.

Gracias especialmente a "gringo" (por las respuestas que te han dado). No sabes bien cuánto me ayudan tus comentarios en el fortalecimiento de mi fe.

Paz y Bien.
25/04/13 6:44 PM
  
Luis I. Amorós
Cabe subrayar que la Septuaginta fue redactada por estudiosos judíos partiendo de textos hebreos vertidos al griego tres siglos antes que Mateo escribiera su evangelio.

El considerar el texto de Isaias como una profecía mesiánica de nacimiento de una virgen es totalmente judío, y muy anterior al nacimiento de Cristo. Nada hay aquí griego salvo el idioma del texto, para poder ser usado por todas las comunidades de la diáspora, que no conocían ya el idioma original de su pueblo y hablaban la lengua franca.

25/04/13 8:59 PM
  
gringo
Pato Acevedo:
¿Que si conozco a algún judío del s. I que negara que Is 7,14 se refiere a un Mesías nacido de una virgen?.
Pues... el sanedrín al completo, todo Jerusalén que pidió la liberación de Barrabás en lugar de Jesús y los cientos de miles de judíos de todo el mundo que estaban allí por la pascua y no movieron ni un dedo por él.
Porque lo cierto es que los propios judíos en su inmensa mayoría rechazaron a los cristianos, recordemos el martirio de Esteban, o que a Pablo siempre lo echaban de las sinagogas y al final tuvo que convertirse en el apóstol de los gentiles.
Porque para cualquier judío era una blasfemia que alguien pudiera decir que era el hijo de Dios, y por tanto él mismo Dios.
¡Venga ya! ¿es que de verdad a ninguno de vosotros os ha extrañado nunca que después de siglos esperando al Mesías, los judíos no reconocieron al que se supone era el auténtico?.
¿Qué clase de Dios cruel es ese que impone a su pueblo una santa paciencia, y que después de sacrificios como el exilio en Babilonia, o el martirio de los macabeos, no es capaz de señalar claramente a su pueblo quién es el Mesías, y deja que se confundan y dos mil años después sigan condenados a una espera inútil, y se condenen en el infierno por mantener una alianza que ya está caduca?.
Los judíos no esperaban a nadie nacido de una virgen, pregúntenselo a cualquier rabino, que digo yo que serán ellos los encargados d einterpretar el AT. Pero no, para uds. son los católicos los que conocen el judaismo mejor que los propios judíos.
26/04/13 7:47 PM
  
Pato Acevedo
@ gringo: Pues para usar el sanedrín en demostrar que los judíos rechazaron la concepción virginal, tendrías que demostrar que ellos sabían lo que había ocurrido a Jesús y que creían que era verdad. ¿Alguien más?

Si fue una mayoría o una minoría de los judíos los que acogieron el mensaje cristiano es un punto sobre el cual hay polémica. El sociólogo Rodney Stark, por ejemplo, propone que la gran mayoría de los judíos de la diáspora se hicieron cristianos.

No nos extraña que una parte de los judíos no admitiera a NSJC como su Mesías, porque forma parte del plan de Dios, como lo explica San Pablo en la epístola a los Romanos 11.
29/04/13 5:17 PM
  
gringo
Pato:
¿Quiénes eran el magisterio de los judíos en aquella época? el sanedrín.
¿El sanedrín consideraba una blasfemia que un hombre pudiera ser hijo de Dios? sí.
¿Hay alguna profecía clara en el AT sobre un mesías hijo de Dios nacido de una virgen? no.
El sociólogo Rodney Stark parece que no ha leído el NT. A Pablo lo rechazaban en las sinagogas. El primer apóstol en sufrir martirio fue Santiago, el hermano de Jesús, primer obispo de Jerusalén.
Una parte de los judíos no admitió a Jesús como mesías porque ya hemos visto que mesías había muchos, que no había una definición clara del mesías, y que al mismo mesías unos lo aceptaban y otros lo rechazaban.
30/04/13 5:07 PM
  
Pato Acevedo
@ gringo: De acuerdo en todo, salvo en lo relativo a Rodney Stark. A Pablo lo rechazaban en las sinagogas, pero eso no implica que lo rechazara una mayoría de los judíos que asistían ahí, sólo habría certeza respecto de los dirigentes, así que la cuestión acerca de cuántos judíos se hicieron cristianos no se resuelve por ese lado.

Por otro lado, si no había una definición clara del mesías, tampoco es extraño que una profecía permaneciera oscura acerca de su naturaleza, hasta la llegada del Mesías.
30/04/13 6:28 PM
  
Eva
Sólo por puntualizar: el Sanedrín no era el Magisterio "judaíco" de aquella época porque entre los judíos no existía tal cosa (ni existe) y entre las funciones del Sanedrín no estaba interpretar las profecías magisterialmente. A tal punto esto es cierto que los saduceos no querían matar a Jesús porque se declarase Hijo de Dios sino porque temían un levantamiento popular y sus previsibles consecuencias. Utilizaron el argumento de la blasfemia porque era de lo único que podían acusarle legalmente (y porque convencería a los fariseos reticentes). Luego, ante Poncio Pilato, volvieron al argumento original porque les convenía, prácticos que eran.

En consecuencia, que la profecía de la virgen-madre se pudiese aplicar al esperado Mesías o no, es algo que podría discutirse entre las diferentes escuelas rabínicas sin problemas, aunque yo no conozco ningún texto ni nadie ha aportado uno, lo cual tampoco significa que no se discutiese. Como de muchas otras profecías, por otra parte. Los judíos de todas las épocas y los cristianos de todas las épocas sabemos que las profecías no están señaladas con rotulador fluorescente aunque a algunos, como al señor gringo, parece que les cuesta entenderlo.
02/05/13 4:37 AM
  
Pato Acevedo
@ Eva: Para los que han nacido en países católicos, o incluso en un ámbito cristiano, es difícil imaginar la religión sin un centro claro de autoridad, e intentan imponer esa categoría en otras religiones, atribuyendo dicha función al sanedrín, por ejemplo, o a las reuniones de expertos en el Islam. Pero la realidad es que esas instituciones no se parecen en nada a lo que es la Iglesia para los católicos, o la Biblia para los protestantes.

Ahora, como lo que le pedía a gringo era la opinión de cualquier judío del S. I en contra de la interpretación de San Mateo, la mención al Sanedrín podría eventualmente ser válida... salvo que ellos nada dijeron al respecto.
02/05/13 5:12 PM
  
Rubén Betanzo
El contexto y el lenguaje son lo que se toma en cuenta para una correcta exégesis. Violar el sentido del lenguaje y el sentido del contexto es eiségesis. Aquí no se trata de lo que subjetivamente crean los judíos de hoy o del pasado, sino de lo que dice a la letra el Tanaj. Soy noájida, les digo, este artículo da vergeuenza por la forma en que ustedes tratan con verdaderos malabarismos torcer las Escrituras. El milagro o señal dada por Isaías es claro: Ha sabido para sorpresa del rey lo que le estaba oculto, la noticia del embarazo de la doncella (esposa o hija del rey), esto debió asombrar al rey. No es al rey a quien reprende Isaías, el rey actúa como un tzadik, un justo al negarse a tentar a D-s, pero claramente dice al pueblo que no solo cansan a hombres sino a D-s, pues está presente a los funcionarios como era común en las audiencias, ellos son los que no creen con la manera que Ajaz si cree, por eso es a ellos que se da la señal, se divulga algo que aun era secreto y no podría conocer el profeta: El nacimiento del príncipe Ezequiel. Isaías emplea el artículo determinado al hablar de la doncella que sería su madre, se tratara de una doncella bien conocida, cuya identidad reconocerían todos. Emmanuél es un nombre profético, ni Jesús se llamó así, y no significa en hebreo "D-s con nosotros" sino "D-s está de nuestra parte". Es una locura pretender que en esa época y en un discurso que trata tan claramente de otro asunto, pudiera Isaías decir una aberración como que D-s se haría hombre.

El evangelio de Mateo no fue escrito por Mateo, ni en el siglo I, al contrario, vuestra tradición no es verdadera memoria histórica sino propaganda, el autor del texto es un ignorante que solo se basó en el texto de la LXX. La Septuaginta usa parthenos solo porque esa palabra ¡Tiene el significado primario de "soltera", no de "virgen", y solo por implicancia significa eso, pero también por implicancia significa "hija joven", coincidiendo esto último con almah! Almah también significa mujer soltera por su raíz "cubierto u oculto" (como es el caso de Rebeca en Gén. 24:43) y por implicación doncella o jovencita. Así que en su contexto Isaías se refiere a una mujer joven ¡También en la Septuaginta!

¡¿Como no entienden?! Si isaías delcarara la "deidad" de jesús sería un falso profeta, si jesús declara su deidad es un falso judío y un falso mesías, y si Pablo predica tal abominación, entonces es falso apóstol, y si D-s se contradijera así delcarando tal cosa sería un falso D-s.

Los hijos de Israel prefieren arrancarse los ojos antes que adorar a un ser humano ¡Ustedes han hecho la mayor campaña contra la mesianidad de yeshú!
10/08/13 7:44 AM
  
Pato Acevedo
@ Rubén: Lo úultimo, acerca de adorar a NSJC como Dios, lo trataré en otro post.

Específicamente en cuanto a la profecía, no soy experto en estos temas, así que no me molesta que hables de malabarismos, pero si miras la entrada anterior, verás por qué creo que es válido hablar de un cumplimiento parcial en el hijo de Ajaz y a la vez uno más pleno en la persona de NSJC.

Lo de "Emmanuel" está abordado en la entrada, y no me parece que la traducción "Dios está de nuestro lado" sea esencialmente diferente a "Dios con nosotros".

Si sostienes que el griego Parthenos no significa "Virgen" sino "soltera" me gustaría ver tus fuentes, porque una búsqueda en google y wordreference confirma el significado que he dado aquí.
14/08/13 5:38 AM
  
Osmany Toledo
cada vez que el texto hebreo se refiere a una joven virgen coloca la palabra betulah como en el libro de 1ra de Reyes 1: 2 ... busquén para mi Señor el Rey una joven virgen .... el texto hebreo enfatiza con la palabra betulah , cuando no se refiere a la virginidad no coloca la palabra betulah en hebreo sino otros terminos , como es el caso de almah en Isaias 7:14, no creo que Jesús haya tenido un nacimiento virginal , y mucho menos que sea un semi - Dios , mitad hombre y mitad Dios , eso es blasfemia , paganismo , e Idolatria , es mi opinion muy personal, creo en el Eterno Adonay Eloheinu, shemá Yisrael Adonay Eloheinu Adonay EJAD , ES UNO , INDIVISIBLE
05/05/15 9:50 PM
  
Jerson Campo
Si Parthenos significa virgen, ¿entonces por que en genesis 34:2-3 la septuaginta usa esa misma palabra para referise a Dina despues de su violación? con solo ese argumento derribo todo su articulo mentiroso. El término hebreo almah y el término griego parthenos en la biblia significan ambos lo mismo: mujer joven. No tiene nada que ver con virginidad sino con edad. Es facil enseñarle a ingorantes que no saben leer griego ni saben donde buscar una septuaginta. Pero vaya con su cuento a los eruditos a ver como queda. Y si usted es serio lo reto a no borrar mi comentario y responderlo publicamente.
20/10/15 6:11 AM
  
Jerson Campo
Gen 34:2-3: "Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró. Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven [parthenos], y habló al corazón de ella"
¿si parthenos significa virgen, por que en este versiculo la septuaginta lo usa para referirse a Dina despues de haber sido violada?
20/10/15 6:13 AM
  
Pato Acevedo
@ Jerson: Creo que te confundes. Nadie discute que "parthenos" en griego significa "virgen". La polémica estriba en si "almah" en hebreo significa joven o virgen.
23/10/15 4:24 AM
  
Juan G. C.
Estimado Pato Acevedo:

Antes de nada disculpe que escriba en una entrada de hace seis años, pero quería plantearte una cuestión. Independientemente de lo que signifique almah, no veo qué sentido tiene una profecía mesiánica o referida al mesías en ese contexto. El nacimiento de este niño debía ser una señal para el rey Acaz, y no veo el sentido de darle comk señal algo que sucedería ocho siglls después. Además, poco después, al principio del capítulo 8, se habla de una profetisa que concibe y da a luz un hijo que también sirve de señal. ¿No se referirá a esta profetisa la anteror profecía? Le ruego de nuevo que me disculpe, solo busco una solución a esta duda que tengo como católico y que desearía sobre todo resolver para poder proclamar con la Iglesia que esta profecía se refiere a Cristo.

Reciba un cordial saludo:

Juan G. C.
15/04/19 11:45 AM
  
Pato Acevedo
@ Juan: No te preocupes. Estos temas suelen salir una y otra vez en diferentes debates a lo largo y ancho de internet, y si alguien llega por acá buscando respuestas, me alegra mucho.

La objeción que planteas es seria y por eso la abordo precisamente en la entrada anterior a esta. En todo caso te lo resumo así:
Hay 3 tipo de profecía, la primera es profecía explícita, como cuando DIos dice "Esto se cumplirá cuando venga el Mesías: nacerá en Belén." En el otro extremo está la tipología, por ejemplo, cuando Moisés ordena que no se quiebre ningún hueso del cordero que se sacrifica, y luego los cristianos ven que eso se cumple cuando no le quiebran las piernas a Jesús en la cruz.

Entre medio de estos dos extremos (lo claro y explícitamente profético, y lo que solo después de cumplido se ve como profecía) hay otro tipo de profecía: una que se entiende como profecía, pero que cuando se cumple,como que te decepciona. Por ejemplo, cuando Moisés muere profetiza que vendrá otro profeta como él, y resulta que lo sucede Josué, que también es el líder del pueblo elegido, pero no alcanza para nada a acercarse o eclipsar la importancia histórica de Moisés. Esa profecía se cumplió parcialmente en Josué, y plenamente en Jesús.

Eso es lo que ocurre con la profecía a Acaz. Cuando Dios dice "la doncella dará a luz" apenas cuenta como profecía, porque la mujer de Acaz ya estaba embarazada, pero se cumple. Está bien pero como que no impresiona mucho. Solo con Jesús se dan cuenta que había algo más que ese texto cumplió.
15/04/19 6:14 PM
  
Juan G. C.
Estimado Pato:

Muchas gracias por su respuesta. Entiendo entonces que la profecía se referiría a dos eventos: uno tendría lugar poco después y serviría de señal para Acaz pero se quedaría corto (aunque más que la mujer de Acaz yo diría que debe ser la profetisa del capítulo 8, pues no he encontrado por ninguna parte de la Biblia que la mujer de Acaz estuviera embarazada) y el otro sería la concepción y el nacimiento de Cristo.

Reciba un cordial saludo:

Juan G. C.
17/04/19 6:06 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.